01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


28/01 Estimados habitantes del submundo. La limpieza se hará el día 31 de madrugada.


01/01 ¡El Staff de Facilis Descensus Averni quiere desearos un muy feliz año 2018!


30/12 - Estimados habitantes del submundo. La limpieza se hará el día 31 de madrugada. ¡Detalles aquí!


03/12 - Estimados habitantes del submundo. ¡Los nefilims vuelven a estar disponibles!


32 # 42
18
NEFILIMS
7
CONSEJO
11
HUMANOS
5
LICÁNTRO.
11
VAMPIROS
13
BRUJOS
6
HADAS
2
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas

Two McFlurryettes for the road [Privado]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuerdo del primer mensaje :

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado → Por la tarde → Entrada del Instituto  

Mac irradiaba felicidad ese día mientras cerraba tras de sí las puertas del Instituto de Nueva York, con un bolso al hombro, impecable sonrisa en sus labios y su espíritu aventurero a flor de piel. Aiden le había "dado el día libre" luego de entrenar juntos y explicarle el funcionamiento del instituto toda la mañana, y la chica se disponía a gastar su bien merecido descanso explorando la ciudad.
Hubiera preferido que su primo la acompañase, pero él rechazó la invitación porque tenía aún trabajo que hacer allí, algo así como hacer unos reportes de actividad y otras cosas que a Mac no se le habían pedido aún en ninguna ocasión.
No obstante, ir sola tampoco le causaba una gran tristeza; por el contrario, se había acostumbrado a explorar en solitario, y la idea de volver a su nuevo hogar sabiendo que encontraría allí a su Parabatai, que no estaban separados por más que unos inocentes minutos de caminata, la llenaba de vigor y certeza de que disfrutaría el paseo como no había sido capaz de disfrutar ninguno de los anteriores que había efectuado en diferentes ciudades.

Mac dio un par de pasos mientras esperaba por el sonido que le indicaría que las puertas habían cerrado a sus espaldas gracias al envión y no tendría que tomarse el trabajo de hacerlo ella manualmente, pero ese sonido no llegó a sus oídos. Ligeramente confundida, volteó para ver qué había sucedido, y observó a una chica que tendría más o menos su edad saliendo por el pórtico tras ella.
Era alguien a quien Mackenzie no había visto antes, lo que de todas formas no era de extrañar ya que era relativamente nueva en el lugar, pero dado que todo el mundo se había mostrado amable con ella desde el momento de su arribada, no veía por qué ésta fuera una excepción, y decidió saludarla con una amigable sonrisa.  
-¡Hola! ¿Vas en aquella dirección?- señaló hacia la ciudad, dispuesta a compartir la travesía aunque fuera con una desconocida. ¡Estaba tan entusiasmada que podría incluso dejar que la acompañase en ese viaje la nefilim exasperante de la que tanto le había hablado Aiden! (A la cual, por supuesto, no había conocido aún, lo que le parecía extraño. El Instituto no albergaba a tantas personas, deberían haberse cruzado en alguna ocasión... o Aiden se la tendría que haber presentado).


Tell me how we're not alike But we work so well and we don't even know why:
avatar
Mensajes : 48

Reliquias : 435

Temas : 1/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9260-that-s-just-the-way-of-the-world-it-never-ends-till-the-end-then-you-start-again-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9266-life-is-crazy-but-i-know-i-can-work-it-out-cause-i-got-you-to-live-it-with-me-relacioneshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9272-back-to-the-beginning-gonna-hit-rewind-chance-to-do-it-over-get-it-right-this-time-cronologia
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo


Re: Two McFlurryettes for the road [Privado]

Mensaje— por Aiden E. Blake el Jue Feb 01, 2018 10:20 pm

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado→ tarde → entrada del instituto
El silencio sepulcral dentro de la biblioteca le habría resultado de lo más agradable si no hubiera estado tan concentrado en leer. Hacía mucho tiempo que no se toma un momento para leer algo que le resultara más entretenido que informativo. Algo que no tuviera que ver con archivos viejos llenos de polvo e información del tipo que no necesitaba pero completamente vacíos de la que realmente le podría resultar importante. Hacía un par de semanas le había llamado la atención un pequeño libro, de pocas páginas, en la vidriera de una librería. Casi de forma impulsiva había parado exclusivamente para entrar y comprarlo, prometiéndose a sí mismo que era suficientemente corto como para poder ponerse a leerlo en cualquier momento y quizás acabarlo rápidamente. Y ahora mismo agradecía aquel impulso, porque apenas había comenzado a leer, la historia le había atrapado tanto que se había asilado de la realidad y callado aquella voz en su cabeza, su voz, reprochándole lo que debía hacer y seguía postergando.

Desde que había visitado a Winter, sus palabras no habían dejado de dar vueltas en su cabeza, convenciéndose de que la rubia tenía razón y debía hacer algo respecto a lo que creía sentir por Julyette. Los últimos acontecimientos con la cazadora lo habían dejado de lo más confuso, siquiera la había vuelto a ver desde entonces, suponiendo que tal vez ambos estuvieran demasiado avergonzados como para poder verse la cara y pretender que nada había ocurrido. Él mismo sabía lo malo que podía ser para ocultar ese tipo de cosas, por más entrenamiento que tuviera y la parte de él, a la que le estaba haciendo caso, le decía que esperara al momento oportuno, es decir, en algún momento en algún futuro cercano. Pero no ese día ni el siguiente, ni el siguiente, por supuesto que no. Pues la verdad era, que no se sentía listo ni siquiera para formular las palabras que querría decirle.

Pasó una nueva hoja de su libro. No estaba seguro cuanto tiempo había pasado desde que había comenzado a leerlo, allí mismo sentado en un sillon en la biblioteca del instituto, pero en ese pequeño lapsus donde la escena que se estaba imaginando quedaba en pausa en lo que retomaba la lectura en la siguiente hoja, se dio cuenta de que ya había avanzado casi hasta la mitad. Entonces, antes de que pudiera continuar, su teléfono celular comenzó a vibrar en su bolsillo. En la pantalla salía una llamada de Mac. Aiden se apresuró a levantarse de su asiento, con el libro en la mano y las gafas aún puestas, para salir al pasillo y poder atender a su parabatai -¿Qué ocurre Mac?...-

Para cuando la llamada terminó, el cazador ya se encontraba caminando por los pasillos en dirección a su habitación. En una visita fugaz a su dormitorio, dejó el libro sobre su cama y tomó las llaves del Jeep de arriba de su escritorio, para luego dirigirse a la salida del Instituto y buscar su Jeep aparcado en la acera de enfrente.


Not to brag, but I think we're really cute together:


Obra de Sugarbé

¡Gracias  Orchidaceae!
avatar
Mensajes : 345

Reliquias : 55

Temas : Perdi la cuenta ya :)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8783-aiden-blakehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8833-relaciones-de-aiden#76504http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8825-cronologia-de-aiden
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado→ tarde → entrada del instituto
La platica había surgido con tal espontaneidad que July se dejo llevar como una hoja arrastrada por el viento, centrando toda su atención en Mac sin a penas ser consciente de a donde se dirigía, esquivando cuerpos que se amontonaban por las aceras totalmente movida por la inercia. Se había encerrado a si misma en una burbuja donde Nueva York no existía, solamente aquellos mágicos destinos que esperaba tener la fortuna de ver cuando la guerra por fin terminara –Pierde cuidado, la parte mas divertida para mi es encontrar yo misma las postales. Me gusta decorar la pared con ellas, ni siquiera recuerdo cuando comencé a hacerlo…– le contestó con un amago de sonrisa, acomodándose  la chaqueta que le resguardaba del frío. No podia estar menos de acuerdo; los libros podían hacer que se transportara pero no había nada mejor que la experiencia, incluso para ella que era una soñador, tanto que no tenia problemas en caminar estando en las nubes en medio de una cosmopolis mayormente desconocida…

La cazadora de sombras se volvió con expresión preocupada y se quedo mirando a su compañera, cruzando las manos sobre su pecho –¡De verdad que lo siento! a veces se me va la cabeza cuando hablo– Se apresuró a disculparse pese a que Mac no se había mostrado trastornada con la situación <<¿A veces solamente, Julyette?>> se reprendió para sus adentros, encogiéndose de hombros porque no cabía en si misma de la pena. Aquello solía sucederle con poca frecuencia, tenia un buen sentido de la orientación  agudizado por su entrenamiento nefilim, sin embargo se sentía especialmente densa en los últimos días y aquella tarde no era la excepción.

Asintió con efusividad cuando Mac propuso llamar a su primo para que fuese a recogerles, con un brillo esperanzado en la mirada. Odiaba tener que recurrir al transporte publico de Nueva York, lo evitaba todo lo que podia y muchas veces tenia la sensación de que valía mas la pena hacer los recorridos a pie. Esperó a que la rubia finalizara la llamada y se acercó con una sonrisa –Tu primo es un santo, ahora le debo un…– Lo que sea que estaba a punto de decir murió en sus labios cuando la cazadora se percató de una presencia muy cerca de ellas, aunque no había ninguna sensación sobrenatural proviniendo del individuo. Julyette movió ligeramente la cabeza hacia un lado y se dio cuenta, un tanto impresionada, de que un señor vestido en harapos y arrastrando un coche de supermercado les miraba a ambas con mala cara. Aquello solo le confirmó que se habían alejado mas del centro de lo que ella creía…



Les griffes du félin:
don't freak out but i think i really like you:

avatar
Mensajes : 189

Reliquias : 378

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9145-les-griffes-du-felin-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9182-relaciones-de-lutegui#79685http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9180-cronologia-de-lutegui#79683
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado→ tarde → entrada del instituto
-Oh, me parece perfecto. Siempre da más satisfacción conseguir las cosas por medios propios que sentarse a esperar que alguien más haga el trabajo sucio por ti, ¿no crees?- filosofó con una sonrisa en el rostro, pensando que, aunque en ese momento se estaba refiriendo a unas simples postales, la frase que acababa de decir podía aplicarse a prácticamente cualquier cosa en la vida, en mayor o menor medida.
-Todos tenemos un hobby extraño; el mío es comprar discos de vinilo. Ni siquiera tengo cómo escucharlos, pero me gusta mirarlos- confesó riéndose de sí misma por lo bajo. Esa afición había nacido mucho tiempo atrás, gracias a su padre, que estaba terriblemente orgulloso de su propia colección de discos de vinilo y había inculcado en la pequeña Mac su amor y respeto por ellos. Se había propuesto éste año comprar un dispositivo para poder reproducirlos, dándose una excusa para poder seguir comprándolos sin culpas, y de paso poder oír los que su padre le había dejado, a la mayoría de los cuales nunca había tenido la oportunidad de escuchar y desconocía sus contenidos porque el tocadiscos de Lucas se había roto un par de años después del nacimiento de Mac y nunca lograron repararlo.

Una vez que hubo hablado con Aiden y éste le asegurara que estaba en camino, Mackenzie se sintió aún más relajada que antes (¿Y por qué no habría de estarlo? Aiden estaba cerca), por lo que le quitó importancia al hecho de estar perdidas con un despreocupado gesto de las manos.
-No te preocupes, si hubiera estado sola habría sido mucho peor. No es la primera vez que me pierdo, y tampoco será la última. Le puede pasar a cualquiera- la tranquilizó con tono amable, asintiendo con vehemencia para mostrar su acuerdo ante la afirmación de la chica de que su primo era un santo. No obstante, no llegó a enterarse de lo que la otra Nefilim le debía, porque en ese momento su conversación se vio interrumpida por un hombre desaliñado que las observaba con el ceño muy fruncido no muy lejos.
-July... ¿Conoces a ese señor?- preguntó al verlo acercarse a ellas con determinación. No pretendía cuestionar la elección de amistades de su compañera, pero incluso en éstas circunstancias no estaba muy segura de querer recibir una respuesta afirmativa, aún cuando la otra opción era estar a punto de ser abordadas por un tipo con aspecto de loco.

Ante la gran preocupación de Mac, el hombre señaló los brazos de las chicas en los lugares exactos en los que ambas tenían alguna runa marcada en la piel.
-¡Las marcas del demonio!- exclamó con voz acusatoria. A continuación se persignó y comenzó a perseguirlas recitando fragmentos de la biblia en latín a los gritos.
Su dicción era tan desastrosa que Mac no tuvo mejor idea que intentar corregirle.
-Se pronuncia nunquam- dijo. Un trozo de algo que en otro momento debió ser comestible pero que ahora estaba irreconocible pasó zumbando junto a su oído, y la chica vio al hombre preparando otro proyectil al tiempo que continuaba despotricando contra ellas.
-¡Está absolutamente loco! ¡Corramos, July, corramos!- la sujetó por la manga al tiempo que se agachaba para evitar que un plátano pasado le golpeara en el cabello. No pudo evitar hacer una mueca de asco al ver la fruta estamparse contra el suelo haciendo un ruido desagradable.


Tell me how we're not alike But we work so well and we don't even know why:
avatar
Mensajes : 48

Reliquias : 435

Temas : 1/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9260-that-s-just-the-way-of-the-world-it-never-ends-till-the-end-then-you-start-again-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9266-life-is-crazy-but-i-know-i-can-work-it-out-cause-i-got-you-to-live-it-with-me-relacioneshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9272-back-to-the-beginning-gonna-hit-rewind-chance-to-do-it-over-get-it-right-this-time-cronologia
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Two McFlurryettes for the road [Privado]

Mensaje— por Aiden E. Blake el Vie Feb 09, 2018 8:22 pm

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado→ tarde → entrada del instituto

Una vez la puerta del Jeep se cerró a su lado, Aiden puso las llaves en el contacto y lo primero que hizo fue encender la radio. No quería pensar y sabía que teniendo adelante unos varios minutos de viaje en solitario, sin la música de por medio su cabeza comenzaría a dar vueltas de nuevo. Así que solo se concentró en la música y en las indicaciones que le había dado Mac por teléfono. El Jeep se puso en marcha y el muchacho se dio cuenta de lo agradable que le resultaba conducir en aquella hora en particular, cuando faltaba poco para el atardecer y de alguna manera hacía parecer todo más calmo de lo usual. El cazador no era precisamente un conocer experto de la ciudad, pero sin dudas tenía mucha mayor ventaja por sobre su prima, que no hacia mucho había llegado a Nueva York. Era entendible que pudiera perderse y a Aiden le extrañó que no hubiera sucedido antes ya.  Le había pedido a Mac que leyera algún cartel donde pusiera la intersección de las calles donde estaba o al menos una sola de ellas. Mac le había indicado una de las calles y descrito uno de los escasos comercios en esa calle, lo que hizo sospechar al muchacho que se había alejado lo suyo del centro de la ciudad. Aún creía reconocer el lugar, si su buena memoria no le fallaba. De haberse equivocado probablemente pararía a preguntar o buscar en algún mapa, pero prefirió intentarlo primero por sus propios métodos.

Para cuando llegó al lugar, se estacionó en la esquina opuesta, pues ahí le había resultado más sencillo considerando el camino por el que había venido. Sin embargo a pesar de que no vio a su prima allí en un principio, se quedó esperando dentro del Jeep un par de minutos, por si habían decidido ir a algún lugar rápidamente antes de que Aiden llegara y hubieran calculado mal el tiempo. Llegó a pensar incluso que se había equivocado de calle, pero el cartel y la descripción de un pequeño café coincidían con lo que Mac le había dicho antes. Pasados los quince minutos, se decidió a llamar a su prima por teléfono. No obtuvo respuesta. Suspiró y tras mirar a su alrededor, asegurándose de que de verdad no estaba allí por ningún lado, se le ocurrió usar un método más efectivo. Sacó su estela y utilizó una runa de seguimiento, usando un brazalete que le había dado y llevaba puesto en ese momento. Dentro de la seguridad de su Jeep, su visión hacia la calle fue suplantada por unos segundos, por lo que debía ser lo que Mac estaba viendo. A pesar de que Mac parecía esta en movimiento, Aiden pudo reconocer una nueva intersección de calles y eso le fue suficiente. Una vez la runa dejó de hacer efecto, arrancó el Jeep una vez más y se dirigió a la nueva localización, temiendo que su prima pudiera haberse metido en problemas.

La encontró un par de calles después. No le fue difícil reconocer su melena rubia y su baja estatura, además de que según le había dicho, iba acompañada por otra chica, que también vió a su lado, solo que se encontraba de espaldas. Tuvo una corazonada bastante mala al distinguir el color de cabello de la otra chica, pero se dijo a si mismo que no podría tener tanta mala suerte. No sería nada justo. Se estacionó junto al borde de la acera y se bajó del Jeep cerrando la puerta detrás de él. A grandes zancadas rodeó el vehículo e hizo acto de presencia en lo que sea que estuviera pasando allí -¡Mac! ¿Por qué te moviste? Tuve que rast- Sus palabras se cortaron en seco al fijarse más detenidamente en la acompañante de su prima y se quedó congelado en su lugar -¿Pero qué demonios? ¿Julyette? Bien ¿Qué está pasando aquí?-.


Not to brag, but I think we're really cute together:


Obra de Sugarbé

¡Gracias  Orchidaceae!
avatar
Mensajes : 345

Reliquias : 55

Temas : Perdi la cuenta ya :)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8783-aiden-blakehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8833-relaciones-de-aiden#76504http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8825-cronologia-de-aiden
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Two McFlurryettes for the road [Privado]

Mensaje— por Julyette Lutegui el Lun Feb 12, 2018 12:30 am

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado→ tarde → entrada del instituto
Ademas de ayudar para exterminar seres del averno resultaba ser que las runas de velocidad también eran muy convenientes a la hora de escapar de un vagabundo fanático y enojado. Seguramente el pobre hombre tenia  algo de la visión y aquello le permitía ver mas de lo que debería, aunque Julyette no mostró motivación alguna de quedarse para averiguarlo; Se echó a correr justo detrás de Mac, pese a que ninguna de las dos tenia la mas mínima idea de donde se encontraban, presas del momento y evadiendo tanto los proyectiles improvisados sacados de su carrito que el sujeto les lanzaba, como de los insultos que no dejaba de soltar sobre ambas chicas –¡Santo Cristo! ¿Como corre tan rapido?– Gritó conmocionada al comprobar que el hombre ya se encontraba girando la esquina por la que ellas habían doblado, para ser un simple mundano, aquel sujeto podia fácilmente apuntarse a los juegos olímpicos y lo absurdo de todo aquello hizo que Julyette no pudiese evitar reír.

Estuvieron huyendo lo que a ella le pareció una eternidad y temió que a Mackenzie pudiese estropearsele la bonita guitarra que recién había comprado. Pero la persistencia de aquel hombre en darles caza era tal que July no se quiso detener en ningún momento –¡Por aquí, por aquí!– Exclamó, esa vez siendo ella quien tomaba a la rubia para atravesar bruscamente la calle cuando el semáforo  les dio via libre a los peatones. Un mar de gente también atravesó la calle en ese preciso momento, lo que les permitió mezclarse entre la multitud y evitar que el vagabundo enloquecido les atrapase –¿Pero que ha sido eso?– Preguntó a nadie en especifico, mientras hacia un esfuerzo para respirar y reír al mismo tiempo. No importaba su excelente condición física en ese momento, aquel hombre les había tomado completamente desprevenidas –En esta ciudad pasa cada cosa...–

Miró a su alrededor como para intentar orientarse, pero lo único que fue capaz de ver fue a mas y mas gente avanzando apuradamente Aquello le hizo soltar un suspiro de impaciencia y se cuadró de hombros, exasperada. A donde sea que volteaba a ver no había nada que le resultara familiar, y no pudo hacer mas que mirar a Mac con apuro –Bueno, ahora si que no tengo ni idea de donde estamos– argumentó, pasándose las manos por el despropósito de pelo que le había dejado aquella carrera repentina –¿Estas bien, no te ha pegado con uno de sus proyectiles? Hay que reconocer que ese hombre es persistente, mira que deberíamos hacer que pelee el contra los demonios...– Estaba por agregar algo mas cuando escuchó una voz tan terriblemente familiar que le hizo tensarse de pronto, tanto para lograr que se olvidase del la marea de transeúntes, del vagabundo enfurecido y de la mismísima Mac. Se giró bruscamente y comprobó lo que se temía –¿¡Aiden!? Pero...– gritó, mirandole conmocionada. Habia estado evitando topárselo por el instituto con tanta insistencia que le resultaba imposible creer que le tuviese delante –Esa es mi linea ¿Que esta pasando? ¿Que haces tu aquí? ¿Porque...?– A medida que iba hablando, iba cayendo en cuenta de lo que sucedía y los hilos comenzaron rápidamente a conectar en su cabeza –¿¡Tu eres Ethan!?– Esa vez se encargó de gritar con tanta fuerza que una pobre señora que avanzaba por uno de sus costados se le quedo mirando con expresión furibunda antes de apurar el paso, y a July no le hacia falta verse en un espejo para saber que de repente estaba metamorfosearse a un tomate –Estábamos... yo, nosotras...¡Agh!– ni siquiera podia lidiar con su propia conmoción y aquello le hizo exasperarse aun mas, volviéndose nuevamente hacia Mac –¿En serio, Aiden? ¿De todas las personas del instituto? ¿¡Aiden!?–



Les griffes du félin:
don't freak out but i think i really like you:

avatar
Mensajes : 189

Reliquias : 378

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9145-les-griffes-du-felin-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9182-relaciones-de-lutegui#79685http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9180-cronologia-de-lutegui#79683
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado→ tarde → entrada del instituto

-Mi teoría es- masculló Mac entre jadeos, luchando por hablar con coherencia en plena carrera -Que la locura agudiza las habilidades de la gente: cuanto más loco, más rápido. ¡Nunca había visto a un mundano correr así!- protestó, esforzándose por mantener el ritmo de July. Su cuerpo aún se resentía de los años que había pasado separada de Aiden, a pesar de estar nuevamente reunidos; era como si se estuviera acostumbrando de a poco a tener a su otra mitad cerca una vez más. Era lógico, se decía la chica, que dos años de separación (y, por ende, sufrimiento) no desaparecieran de un día para el otro, por mucho que a ella le hubiera gustado eso.

Cuando finalmente pudieron perder al vagabundo loco entre un mar de gente, Mackenzie se permitió soltar la risa que había estado conteniendo desde que comenzara aquel asunto con el mundano desquiciado.
-Mira que he visto cosas extrañas en mis viajes, pero ésto... Ésto las supera a todas- le dio otro esporádico ataque de risa que le impidió contestar a su amiga cuando le preguntó si estaba bien, pero se las arregló para asentir.
Se estaba aún secando las lágrimas de risa cuando su primo apareció en escena, y el alivio de ver a Aiden hizo que no prestase atención inmediatamente a lo que sucedía entre su primo y July.

-¡Eeethieeee!- tomando impulso, se arrojó sobre él y lo abrazó cual koala, una práctica para la cual tenía tanto entrenamiento que le salía de forma automática; sólo una vez allí pudo evaluar la situación desde un punto de vista diferente.
-Siempre que iba a mencionarlo algo nos distraía y acabé olvidándolo- le dijo a July en tono de disculpa, y se dirigió luego a su primo -Lo siento, nos persiguió un vagabundo loco y tuvimos que huir. ¿Asumo por tu reacción que ya conoces a July...?- entonces reparó en la cara que su primo había puesto, y aquello le bastó para comprender algunas cosas.

-Oh. OH. Ella es...- volvió a mirar a la otra chica, ésta vez recordando todo lo que Aiden le había contado sobre aquella Nefilim con la que siempre discutía, pero le parecían personas completamente diferentes. Notó también que había allí algo más, distinto a una simple rivalidad entre camaradas, pero no se dio cuenta en un principio de qué se trataba; estaba demasiado impactada con la revelación de que July era la rival de su primo como para prestarle atención a nada más.
-Escucha, Aiden, podemos dejar las explicaciones para más adelante, pero estaría bien irnos ahora antes de que nos metamos en problemas...Parece que es un don natural que tenemos- dijo ésto último con una pequeña sonrisa -Mira, ¡te compré un llavero de Superman para tu auto!- añadió sacando el objeto del bolsillo y haciéndolo tintinear frente al rostro de Aiden para llamar su atención.
Acto seguido se soltó de su primo con cuidado para no caer bruscamente al suelo y observó alrededor en busca del automóvil, que seguramente el chico había estacionado cerca y al cual no tardó en identificar. Caminó hacia él y esperó de pie junto a la puerta del acompañante, ya que el vehículo era bastante alto y le era difícil subir sin sostenerse de algo (preferentemente el brazo de Aiden, era su culpa haber escogido un auto alto).


Tell me how we're not alike But we work so well and we don't even know why:
avatar
Mensajes : 48

Reliquias : 435

Temas : 1/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9260-that-s-just-the-way-of-the-world-it-never-ends-till-the-end-then-you-start-again-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9266-life-is-crazy-but-i-know-i-can-work-it-out-cause-i-got-you-to-live-it-with-me-relacioneshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9272-back-to-the-beginning-gonna-hit-rewind-chance-to-do-it-over-get-it-right-this-time-cronologia
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Two McFlurryettes for the road [Privado]

Mensaje— por Aiden E. Blake el Mar Feb 13, 2018 11:41 pm

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado→ tarde → entrada del instituto
No se sentía preparado. Sin duda alguna, Aiden no estaba preparado de ninguna manera posible para ver cara a cara a Julyette tan pronto. Y mucho menos lo estaba para haberse topado con ella cuando menos lo esperaba. Concluyó que aquello debía ser obra del karma, diciéndole o que debió haber hablado con ella antes o que la jugada en el apartamento de Amelia había sido una idea terrible. Aiden se quedó completamente pasmado, parado allí mismo sin siquiera pestañear, observando la explosiva reacción de Julyette. Le dio la sensación de que parecía enojada ¿Tanto le disgustaba verlo? ¿Se había enojado con él? Mentiría si dijera que aquello no le cayó como una plomada. Él había querido hablar con ella desde el momento en que se había marchado del apartamento de Amelia, pero evidentemente no lo había hecho, pues ni siquiera hasta el momento había encontrado las palabras que quería y hubiera querido decirle. Sabía que no era algo que podían ignorar para siempre, pero reconocía haberlo estado postergando, por el simple hecho de no saber qué hacer sin meter la pata. De igual manera, le quedó bastante claro que Julyette no estaba muy contenta de verle y eso le fue suficiente para darse cuenta de que las cosas parecían volver a estar como antes. Como si nada hubiera pasado.

El abrazo de su prima hizo que volviera a tierra, atrapándole para que no cayera, aunque sabía que ella podía sostenerse por si sola. Aiden estuvo a punto de preguntar acerca del vagabundo, pues no le había quedado del todo clara esa parte, pero en lugar de eso, solo guardó silencio. Mientras Mac le hablaba, la mirada del cazador alternaba entre ella y Julyette, a esta última mirándola de reojo como si tuviera la esperanza de ver algún cambio en su actitud, que dudaba mucho que pasara. Finalmente se resignó y centró su atención en Mac, al tiempo que esta sacudía un llavero delante de su cara. Levantó una de sus manos para tomar el llavero y lo miró con más atención, sonriendo de lado por el gesto que había tenido su prima. –Gracias Gen, me encanta–. Le respondió y aprovechó el momento en que ella puso sus pies de nuevo en el suelo para sacar las llaves del Jeep y colocar el llavero. –Muy bien, todos al Jeep– Dijo antes de comenzar a caminar hacia allí y por más que no miró directamente a Julyette, estaba más que claro que iba a llevarla a ella también. Se acercó a la puerta del copiloto y la abrió, ayudando a Mac a subir. Después de dejar cerrada la puerta del acompañante, abrió la puerta trasera y se quedó sosteniéndola así hasta que Julyette se subiera.


Not to brag, but I think we're really cute together:


Obra de Sugarbé

¡Gracias  Orchidaceae!
avatar
Mensajes : 345

Reliquias : 55

Temas : Perdi la cuenta ya :)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8783-aiden-blakehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8833-relaciones-de-aiden#76504http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8825-cronologia-de-aiden
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Two McFlurryettes for the road [Privado]

Mensaje— por Julyette Lutegui el Miér Feb 14, 2018 3:49 am

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado→ tarde → entrada del instituto
A Julyette se le caía la cara de la vergüenza, literalmente, porque no sabia ni siquiera a donde mirar para que no se le notara lo terriblemente incomoda que se sentía en aquella situación. Había estado postergando aquel momento desde hacia días, sencillamente no se había mentalizado para afrontar lo que había sucedido unas cuantas noches atrás... ¿Y como iba a estarlo? Si ni siquiera entendía  que era lo que había sucedido.

O mas bien, que era lo que le había sucedido a ella.
En cuanto se vio en la reconfortante soledad del piso de su compañera después de que Aiden se marchara, su mente comenzó a trabajar a la velocidad de la luz y un sudor frío se deslizó por su espalda, llenando sus pensamientos de miles de preguntas que no podían ser respondidas ¿Había mal interpretado el gesto del cazador? ¿Acaso había estado haciéndose ideas erradas sobre las intenciones de su repentino acercamiento? y la peor de todas ¿En que momento la moneda se había dado la vuelta, como era que habían terminado así? Ella ni siquiera podia imaginar el momento preciso en que había comenzado a sentir otra cosa que no fuese irritación por el, y aquello le impresionó casi tanto como la idea de que le gustaba, le gustaba mas de lo que ella si quiera había imaginado.

El hecho era, que mientras mas pensaba en eso, mas evidente le resultaban sus propios sentimientos. Por supuesto eso le hacia sentirse como una completa idiota; nadie con dos dedos de frente mostraba una insistencia tan grande como la suya por pasar tiempo con alguien que, se supone, odia y mientras mas pensaba en ese hecho mas se daba cuenta de que no tenia fundamentos reales para su odio ¡Lo que también le hacia sentir aun mas idiota!

Su mirada recayó finalmente en el cazador de sombras cuando su prima se dio a la tarea de explicar la situación y Julyette tuvo la impresión de que al muchacho le estaba por dar una parálisis. Ni siquiera quiso suponer las cosas que este debía de haberle contado a la rubia sobre ella, y decidió que de momento no necesitaba incluir a Mac en sus líos mentales. Se dijo a si misma que la única manera de sobrellevar la situación era actuando con normalidad, por mucho que no estuviera segura de como se suponía que debía actuar con el pelinegro luego de lo sucedido.

–¿Que?– Preguntó distraidamente, cuando el aludido sacó las llaves del vehículo y les instó a ponerse en marcha. Por un segundo, July se planteó inventarse una excusa mas o menos creíble para no tener que subirse al auto, sin embargo aquello significaba que tendría que quedarse sola en aquel reconvengo desconocido de la ciudad y no tenia ganas de descubrir que pensaba hacer el vagabundo una vez diera con ella. Tan pronto como se dio cuenta de que solamente esperaban por ella para marcharse, correteó a velocidad luz en dirección al Jeep y se detuvo bruscamente frente a la puerta abierta del vehículo, reparando en un detalle que anteriormente no había notado. Sus ojos se abrieron desmesuradamente y miró a Aiden, realmente le miró, tan impresionada que comenzó a hablar antes de pensar dos veces lo que estaba por decir –¿Desde cuando usas gafas, Blake?– cuestionó, y de repente se vió incapaz de contener una sonrisa burlona –Perdón... Ethan– apretó los labios para no reírse y dicho aquello, se metió rápidamente en la seguridad del vehículo.

No, ni en un millón de años -ni por mas incomoda y extraña que fuera la situación- hubiese dejado escapar la oportunidad de burlarse de el ¡Aquello hubiese ido en contra del orden natural de las cosas!



Les griffes du félin:
don't freak out but i think i really like you:

avatar
Mensajes : 189

Reliquias : 378

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9145-les-griffes-du-felin-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9182-relaciones-de-lutegui#79685http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9180-cronologia-de-lutegui#79683
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado→ tarde → entrada del instituto

Mackenzie no terminaba de comprender qué estaba sucediendo entre Aiden y July, de modo que pasó varios segundos desviando la mirada del uno al otro repetidas veces en un intento de descubrirlo, ya que aquel comportamiento no parecía digno de ninguno de los dos (aunque acabara de conocer a July, le parecía extraño que reaccionara de aquella manera, aún sabiendo que era la supuesta rival acérrima de su primo). Primero a Aiden, luego a July, de vuelta a Aiden, y así por un rato, sin pronunciar palabra alguna. Hasta que...
Oh. Oh, oh, OH. En el momento en el que la joven se dio cuenta de qué era lo que estaba sucediendo (o, al menos, creía haberlo descubierto: el rostro de su primo lo delataba, y aunque fuera muy bueno escondiendo sus emociones, a ella no podía engañarla), no pudo evitar que se le escapara una pequeña risa que intentó esconder rápidamente. ¡Por el Ángel, eran tan simples que la enternecían! ¡Y tan obvios! Rivalidad, claro que sí…

Sintiéndose la guardiana de uno de los mayores secretos del universo, Mac se subió al automóvil con la ayuda de Aiden como si de la reina de Inglaterra se tratase: la barbilla erguida, dedicándole una muy significativa mirada de superioridad y con ademanes elegantes, acomodándose en su asiento de manera teatra,l y guiñándole un ojo a su primo inmediatamente después, rompiendo así su actuación con una sonrisa. Conociéndolo tanto como lo hacía, sabía que le bastaría solo aquello para darse cuenta de que ella sabía su secreto y, aunque se sentía “poderosa” al hacerlo, podía confiar en ella porque no se lo diría a absolutamente nadie.

Al meterse en el automóvil antes que los otros dos, no fue capaz de escuchar qué fue lo que July le dijo al otro cazador, aunque sí pudo ver, a través del cristal de la ventana, que su rostro había adoptado un gesto burlesco, por lo que imaginó que estaría haciendo alusión a alguna cosa que ella le hubiera dicho sobre él. Se sintió algo culpable por eso, pero no tuvo demasiado tiempo para reprochar o justificar su comportamiento y palabras, porque pronto Aiden y July le hicieron compañía en el Jeep y prefirió dedicarse a observarlos para analizar todas y cada una de sus reacciones ante las palabras o la presencia del otro.

-¡Me compré una guitarra nueva!- le anunció a su primo en cuanto fue evidente que el silencio que reinaba en la cabina era, definitivamente, un silencio incómodo -Y se parece mucho a la de mi padre. Es preciosa, ya verás. ¡Y suena de maravillas! Ahora podré enseñarte las canciones nuevas que escribí. Permiso, voy a encender la radio- se estiró para alcanzar el botón de encendido. En cuanto lo pulsó, una canción que Mac no reconoció comenzó a sonar. ”…to make bright and clear your path, and to walk, like Christ, in grace and love, and guide you into my arms…” fue todo lo que la chica necesitó oír para convencerse de que no conocía aquella canción y, por ende, no le interesaba oírla, mucho menos si ya estaba empezada. Comenzó a cambiar canales hasta encontrar uno cuya música le satisficiera; una vez que lo hizo, se puso a cantar a la par que el músico con bastante entusiasmo.  


Tell me how we're not alike But we work so well and we don't even know why:
avatar
Mensajes : 48

Reliquias : 435

Temas : 1/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9260-that-s-just-the-way-of-the-world-it-never-ends-till-the-end-then-you-start-again-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9266-life-is-crazy-but-i-know-i-can-work-it-out-cause-i-got-you-to-live-it-with-me-relacioneshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9272-back-to-the-beginning-gonna-hit-rewind-chance-to-do-it-over-get-it-right-this-time-cronologia
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Two McFlurryettes for the road [Privado]

Mensaje— por Aiden E. Blake el Miér Feb 21, 2018 5:00 pm

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado→ tarde → entrada del instituto

Mientras esperaba, apoyado contra la puerta abierta del vehículo, martilleaba con los dedos contra su pierna con la mano libre. Su mirada iba en cualquier dirección que no estuviera la cazadora, inclusive al suelo. Y allí se encontraba cuando los zapatos de Julyette aparecieron en su campo de visión y antes de que pudiera darse cuenta ya había levantado la mirada hacia ella. Instante en el que una parte de él sintió que había perdido un especie de juego. Sus cejas se dispararon hacia arriba con la pregunta de la cazadora y parpadeo un par de veces evidentemente confundido, hasta que cayó en la cuenta de que había olvidado por completo que se había dejado los lentes para leer puestos. Se los sacó rápidamente sin responder a la muchacha y los mantuvo ya plegados en su mano. Frunció el ceño y entrecerró los ojos ante la broma de Julyette, sin embargo su gesto no tardó en ablandarse en cuanto la vio sonreír, por más que era plenamente consciente de que se estaba burlando de él. Suspiró, negando con la cabeza y cerró la puerta una vez que Julyette estuvo dentro del Jeep. Rodeó el coche y entró por la puerta del conductor, acomodándose en el asiento y poniendo rápidamente las llaves en el contacto. Sin decir palabra alguna, simplemente arrancó el coche y se introdujo en el tráfico para tomar el camino de regreso al Instituto.

El silencio que había dentro del coche no era algo que le molestara precisamente al cazador, de hecho le ayudaba a olvidar que Julyette estaba en el asiento trasero y le sorprendió enormemente que ella no se hubiera puesto a hablar sin parar desde ahí atrás. Pero eso no quitaba que sintiera un ambiente terriblemente incomodo. Seguía sin estar seguro de qué hacer. Se temía que Mac comenzaría a sospechar algo, si es que no sospechaba ya y lo cierto era que no tenía muchas ganas de dar explicaciones sobre todo de algo que fue un completo fracaso y seguía doliéndole en el orgullo. Llegó a la conclusión de que lo mejor, al menos durante el viaje, sería actuar como si nada. Pero contrariamente no perdía la oportunidad para mirar a Julyette a través del espejo retrovisor cuando ella no lo notaba. Se lo reprochaba a si mismo cada vez que se daba cuenta de lo que estaba haciendo e intentaba disimularlo ajustando el espejo o fingiendo que lo necesitaba para mirar el trafico detrás de él.

Y entonces Mac rompió el silencio y Aiden agradeció que fuera para hablar de algo que no le resultara incomodo. -¿Si? Me alegro, no puedo esperar a escucharla y a que me enseñes en qué estas trabajando- Respondió con la mirada en el camino delante y poco después torció en una esquina y se detuvo en un semáforo. Aiden aprovecho que estaban parados para observar como Mac encendía la radio, en caso de que no recordara como se hacía, pero no fue necesario que le ayudara. Pero apenas comenzó a sonar la música dentro del Jeep, el rostro de Aiden se drenó de todo color en un primer instante al reconocer lo que estaban pasando. Se dijo, una vez más, que no podía ser posible que le estuviera pasando eso a él. Entonces soltó una tos fingida mientras volvía a mirar hacia adelante y recuperó el color en el rostro de un segundo para el otro, inclusive tomando un tono rojo casi bordó. Para su suerte, Mac cambio de estación rápidamente y Aiden disimuló simplemente limitándose a conducir y esquivar las miradas ajenas.


Not to brag, but I think we're really cute together:


Obra de Sugarbé

¡Gracias  Orchidaceae!
avatar
Mensajes : 345

Reliquias : 55

Temas : Perdi la cuenta ya :)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8783-aiden-blakehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8833-relaciones-de-aiden#76504http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8825-cronologia-de-aiden
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado→ tarde → entrada del instituto
Tras la tomada de pelo, se refugió en el interior del vehículo sin mas que agregar y sus labios se sellaron en un silencio muy poco natural en Julyette ¿Pero de que otro modo iba a reaccionar? Si aun no superaba el impacto que le suponía aquella situación, era una coincidencia ridículamente cruel que la muchacha con la que había estado paseando inocentemente por la ciudad resultara ser familia de Aiden. Aquello parecía un chiste, uno muy malo desde la perspectiva de la cazadora de sombras, pero lo único que le quedaba era simular que nada estaba pasando y que no se sentía completamente nerviosa dentro de aquel vehículo.

Y es que con cada segundo que transcurría, sentía que una especie de burbuja de tensión crecía dentro del pequeño espacio y le asfixiaba. Buscaba de todas las maneras posibles no mirar hacia la parte delantera del Jeep y fijarse en el, ajena a los ojos del color de la brizna que le observaban cada tanto por el espejo del retrovisor. Julyette oía sin escuchar la conversación que los otros dos estaban sosteniendo tan animadamente, imaginando que Mackenzie se mantenía ajena a los sucesos de anteriores noches. Eso de algún modo le reconfortó, pero al mismo tiempo solo acrecentaba su preocupación por lo que el nefilim estaría pensando sobre ella en ese momento.

Dejó escapar un suspiro y se apoyó contra la ventana empañada por el frío, fijándose en las congestionadas calles de las cosmopolis por donde habían eludido a su perseguidor de proyectiles improvisados. Comenzaba a pensar en que podia haber motivado al vagabundo para atacarles cuando, de repente, se volteó bruscamente en dirección a la radio para escuchar una canción extremadamente familiar. Sintió como el rostro se le llenaba de color de forma violenta al rememorar los eventos ligados a la balada romántica y se removió nerviosamente en el asiento, percatándose del extraño y repentino ataque de tos que había sufrido Aiden –¡Vaya, está terrible el trafico hoy! ¿No? pfff, esto es inaudito– exclamó, como desesperada por llenar de palabras aquel momento incomodo con algo totalmente distinto a lo que pensaba. Se pasó nerviosamente las manos por el cabello y se posicionó entre el espacio que dividía los asientos de piloto y copiloto, inclinando ligeramente la cabeza hacia adelante –Tal vez deberíamos ir al instituto directamente, seguro que nos podrían necesitar para algo ¡Tal vez ha pasado algo y estén muy atareados! O no se, la verdad, ni se donde estamos ahora mismo... ¿Tardaremos mucho en llegar?– se apuró a agregar. En su vida había tenido una conversación tan incomoda e insustancial como aquella...



Les griffes du félin:
don't freak out but i think i really like you:

avatar
Mensajes : 189

Reliquias : 378

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9145-les-griffes-du-felin-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9182-relaciones-de-lutegui#79685http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9180-cronologia-de-lutegui#79683
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Two McFlurryettes for the road
→ Sábado→ tarde → entrada del instituto

-Sí, tengo muchas cosas que mostrarte. Incluso te escribí una canción, ¡muero de ganas de que la escuches y me des tu opinión! Me esforcé mucho para explayar los sentimientos del lazo Parabatai en la letra- explicó con orgullo, llevándose inconscientemente la mano al cuello, donde su runa Parabatai quedaba casi perfectamente escondida por su cabello.
Agradeció enormemente el hecho de que Julyette intentase remontar la conversación porque aquel silencio le estaba comenzando a resultar insoportable incluso a ella, y eso que no se encontraba directamente involucrada en lo que fuera que les había hecho sentirse tan incómodos entre ellos a los otros dos.

-No lo sé, no estoy acostumbrada al tráfico de Nueva York, ¿dices que es siempre así? Vaya locura- comentó realmente impactada ante semejante noticia, ya que estaba demasiado acostumbrada a la relativa tranquilidad de Idris, e incluso a ser llevada por pequeñas callejuelas que parecían sacadas de cuentos en ciudades como París o Londres. Sin mucho más que añadir, pues no tenía ni la menor idea de cuánto faltaba para llegar al Instituto, qué tan lejos estaban del mismo o si podían o no necesitarles allí, se acomodó en su asiento a sufrir nuevamente el silencio, que era tan denso que podía haberse cortado con un Cuchillo Serafín.
Para no prestarle demasiada atención a aquella incómoda sensación, se dedicó a observar fija pero sutilmente tanto a su primo como a July, esperando encontrar más información en sus gestos y miradas (o, en su defecto, en la falta de ellos). Verlos actuar de manera tan patéticamente adorable logró sacarle una sonrisa traviesa, y aunque no solía burlarse de Aiden muy seguido, no pudo dejar pasar la oportunidad de hacer una sutil broma, eso sí, al estilo Nightstorm.

-But I don't think I ever planned for this helpless circumstance with you... You're scared, I'm nervous, but I guess that we did it on purpose, on purpose...- canturreó divertida, sin dirigirse a nadie en particular y moviendo la cabeza al ritmo de la canción, pero claramente con la intención de que se sintieran identificados. Para justificarse a sí misma, Mac se dijo que quería averiguar qué tanto era lo que esos dos sentían el uno por el otro.
Lo cierto era que tenía aquella melodía en la cabeza desde hacía mucho tiempo atrás, pero nunca logró encontrar una letra que encajara con ella hasta ese día, cuando, ¡oh, milagro!, Aiden y July le habían proporcionado la inspiración necesaria para escribir los párrafos que necesitaba para sacar adelante la canción completa.
Entusiasmada, sacó una pequeñísima y maltratada libreta del bolsillo y comenzó a escribir a toda velocidad, enajenándose del resto del mundo durante el resto del viaje.


Tell me how we're not alike But we work so well and we don't even know why:
avatar
Mensajes : 48

Reliquias : 435

Temas : 1/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9260-that-s-just-the-way-of-the-world-it-never-ends-till-the-end-then-you-start-again-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9266-life-is-crazy-but-i-know-i-can-work-it-out-cause-i-got-you-to-live-it-with-me-relacioneshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9272-back-to-the-beginning-gonna-hit-rewind-chance-to-do-it-over-get-it-right-this-time-cronologia
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Two McFlurryettes for the road [Privado]

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.