02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


27 # 30
7
NEFILIMS
7
CONSEJO
6
HUMANOS
4
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
8
BRUJOS
4
HADAS
4
DEMONIOS
1
FANTASMAS

'Cause you are the piece of me I wish I didn't need {S.L.}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

'Cause you are the piece of me I wish I didn't need
→ Viernes → 19:00 → Piso de Simon y Kyle  → Frío y seco

El viento frío de finales de septiembre iba cargado con hojas que se enredaban en las gruesas hebras de cabello negro de Isabelle Lightwood. La joven, ataviada con su habitual look compuesto por un vestido elegante y unos tacones de altura vertiginiosa, caminaba con decisión por las calles de Nueva York, oculta bajo un glamour para no tener que preocuparse por los mundanos. Sólo se detuvo un momento, el tiempo justo para enviar un mensaje con su teléfono y volver a guardarlo en el bolsillo del abrigo.

"Estoy cerca de tu casa, subiré un momento. Últimamente hay muchos incidentes relacionados con vampiros, necesito hablar contigo."

El destinatario no era otro que un vampiro, alguien mucho más cercano a ella de lo que le gustaría. Isabelle Lightwood no era de las que pedían permiso y en parte era su manera de no darle demasiada importancia al hecho de que se había pasado todo el día pensando en qué excusa poner. Pero prefería atribuirlo al hecho que necsitaba estar fuera del Instituto constantemente y cualquier pretexto era bueno para escaparse.

Cuando llegó al bloque de pisos prefirió no tener que esperar en la calle a que le abrieran la puerta así que subió hasta el piso dónde vivian Simon y Kyle. Una vez frente a la puerta se arregló un poco el cabello, quitándose cualquier hoja que pudiera haberse colado, y tocó al timbre. A Izzy le gustaba tener siempre una apariencia impecable pero también tenía especial interés en que el vampiro opinara positivamente de su aspecto.

   


Última edición por Isabelle S. Lightwood el Jue Nov 23, 2017 11:07 pm, editado 1 vez




Spoiler:
avatar
Mensajes : 42

Reliquias : 11

Temas : 0/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9330-isabelle-s-lightwood-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9333-i-am-pure-at-heart-it-repels-the-dirt-izzy-s-relationships#81232http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9334-izzy-s-crono#81235
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Cause you are that part of me that I wish I didn't need
→ Viernes → Por la tarde → Apartamento de Simon y Jordan  → Enfriando
El frío estaba llegando a la ciudad de forma paulatina, y se percibía únicamente en que por las tardes las temperaturas empezaban a decrecer muy lentamente, aunque Simon, como tal, no era capaz de percibirlo. Sentado al lado de la ventana de su dormitorio, sentía la llamada de la noche en sus carnes mientras el cielo se coloreaba de la calidez que precede al ocaso; daba igual que llevase años siendo diurno y habitando por las mañanas, al final sólo la oscuridad que traía la caída del sol le hacía sentirse con ganas de vivir, a pesar de que estaba muerto. O no muerto, más bien.

Sumido en sus pensamientos, se sobresaltó cuando el teléfono móvil vibró por haber recibido un mensaje nuevo. Se estiró como pudo desde donde estaba para cogerlo, pues le daba pereza levantarse, y terminó tirado sobre el colchón que le hacía de cama mientras abría el icono de notificación que acababa de llegarle. Leer que la remitente era Izzy habría hecho que su corazón palpitase en otros días, pero igualmente en ese momento sintió un cierto nervio en la boca del estómago, e incuso sonrió. Estaba seguro de que en otras circunstancias se habría sonrojado, también, pero esos habían sido otros días, cuando la sangre había corrido viva por sus venas, y no había necesitado alimentarse de la sabia vital de nadie.

Miró alrededor para cerciorarse de que su habitación seguía… en el mismo estado deplorable de siempre. ¿Serviría de algo ponerse a arreglarlo ahora? Probablemente no. Conociendo a Izzy como la conocía, le habría mandado el mensaje a menos de dos manzanas de allí, así que como mucho podía recoger los calzoncillos sucios que tenía en una esquina y arreglar un poco las sábanas que cubrían su cama. La única ventaja de no tener que comer es que no había restos de ganchitos ni de patatas que sacudir, así que… Bueno, al menos, algo positivo.

El timbre, por supuesto, sonó cuando aún estaba terminando de adecentar lo más mínimo su guarida. Abrió la ventana para que entrase algo de aire y corrió hacia la entrada al grito de ‘ya voy yo, ya voy yo’, aunque no recordaba si Jordan estaba en casa o no. Pasó por el baño para dejar en el bombo la ropa sucia y se colocó delante de la puerta mientras carraspeaba; debía de ofrecer un aspecto lamentable, en realidad, con la camiseta de estar por casa y los pantalones vaqueros arrugados, pero esperaba que Izzy no se metiese demasiado con su apariencia, al menos.

Tomó aire -costumbre, maldita costumbre-, quitó los cerrojos y abrió la puerta, encontrándose con la imponente figura de la nefilim que le observaba como si tuviese que darle las gracias por verla. Nunca podría reconocer en voz alta lo mucho que le gustaba la seguridad apabullante que manaba de ella, pero sonrió con algo de suavidad; estaba tan preciosa como siempre, con ese pelo que parecía tener vida propia y… bueno… Toda ella.

Hola, Izzy. Pasa, anda. Como siempre, no te asustes por el estado de la casa. Todo muy… deplorable y propio de mí. —La dejó entrar, cerrando tras de sí—. Podemos ir al salón o a mi habitación, si prefieres. —Echó un ojo rápido por la sala de estar, comprobando que Jordan, en efecto, no se encontraba allí—. Donde vayas a sentirte más cómoda, vamos...


Última edición por Simon Lewis el Mar Nov 28, 2017 6:32 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 956

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8182-simon-lewis-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8183-simon-lewis-relationships#70633http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8185-una-serie-de-catastroficas-desdichas-simon-lewis#70672
Líder de los vampiros

Volver arriba Ir abajo

'Cause you are the piece of me I wish I didn't need
→ Viernes → 19:00 → Piso de Simon y Kyle  → Frío y seco


Izzy no pudo evitar sonreír un poco al ver a Simon de pie junto a la puerta con su cabello castaño revuelto y ropa cómoda. Ese era el Simon que le hacía sentir en casa nada más verle. Esos pensamientos la incomodaron así que entró en el apartamento, echando una ojeada por pura rutina puesto que todo seguía en el mismo sitio. -No te preocupes, si me asustara habría dejado de visitarte mucho tiempo atrás. -Contestó, con una media sonrisa burlona en los labios, quitándose el abrigo dejando a la vista el vestido que llevaba debajo. Elegante y perfecta como siempre, contrarestando la imagen más relajada de el vampiro.

Una pequeña sonrisa volvió a aflorar en sus labios mientras enarcaba una ceja, escéptica y divertida. -¿Esa es tu forma de intentar llevarme a la cama, Lewis? -Le preguntó en un tono decadente pero divertida, no iba del todo enserio. Dejó el abrigo en una silla mientras avanzaba por la casa, haciendo repiquetear sus tacones en el suelo. No se decidió por ningún sitio, quedándose entre la sala y la habitación de Simon. Cuando se descubrió pensando que el aroma de Simon llegaba hasta ella desde esa posición decidió poner un poco de distancia, de repente preocupada por sentirse tan apegada al lugar. -He venido porque ayer encontré un vampiro asesinado, por otro vampiro a juzgar por la forma de la muerte, y no es el primero. Hace dos semanas encontré otro, y aunque sé que no es asunto de la Clave ni de los Nefilim, creo que tiene relación con lo que está pasando en el submundo... ¿Sabes algo que puedas contarme? -Le preguntó, paseándose por la estancia, leyendo títulos de juegos de la Play y algunas partituras desperdigadas por cualquier rincón. Ella era directa, acostumbrada a no tener que pedir dos veces las cosas porque siempre conseguía lo que quería.

Finalmente entró en la habitación de Simon, suponiendo que la iba a seguir, y se asomó por la ventana abierta antes de girarse hacia él, apoyada en el marco de la ventana. -Sé que no es asunto nuestro, -repitió- pero creo que todo esto que está pasando está relacionado y... Ya sabemos lo que se avecina. Es más, cada vez es más inminente. -Dijo, cruzándose de brazos mientras le miraba fijamente a los ojos, buscando su mirada, queriendo ver su reacción.

   




Spoiler:
avatar
Mensajes : 42

Reliquias : 11

Temas : 0/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9330-isabelle-s-lightwood-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9333-i-am-pure-at-heart-it-repels-the-dirt-izzy-s-relationships#81232http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9334-izzy-s-crono#81235
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Cause you are that part of me that I wish I didn't need
→ Viernes → Por la tarde → Apartamento de Simon y Jordan  → Enfriando
Bueno, está bien saberlo… —susurró mientras la observaba caminar con seguridad hacia el interior de la casa.

Intentó perderse demasiado en la figura de Izzy debajo del abrigo, porque estarían a medio camino entre ser amigos y… algo, pero tampoco era un salido que no era capaz de despegar la vista de una chica, por muy espectacular que fuese, como era el caso de la joven nefilim. Se preguntó si ella se habría reído de él por sonrojarse cuando era humano, o si le hubiese hecho caso siquiera de no haberse transformado en un vampiro. Izzy parecía querer ir siempre a la contra, y probablemente un no-muerto era mucho más interesante que un mundano.

¿Qué…? —preguntó por lo repentino de la cuestión, que atajó sus divagaciones de cuajo, sintiéndose de pronto algo cohibido—. No, bueno, yo… Ah… —bufó, al darse cuenta de que se estaba quedando con él—. Como si una técnica tan burda pudiese funcionar contigo —continuó, aunque una parte de sí se sintió inquieto ante la idea. Irse a la cama… Vaya, ¿los vampiros podían hacer esas cosas…?

Intentó no distraerse demasiado en esas ideas mientras la observaba dar vueltas por el apartamento, probablemente intentando decidirse hacia dónde dirigirse mientras comenzaba a expresarle sus inquietudes. Simon se llevó las manos a los bolsillos después de haber intentado cruzarlas sobre su pecho, no demasiado seguro de qué hacer con esa parte de su cuerpo, y enarcó una ceja, extrañado, ante el comentario de la nefilim. El que hubiese encontrado a dos vampiros muertos en tan poco tiempo le hizo pensar en el ataque que había sufrido, y los nervios se le agolparon en el estómago por otra razón completamente diferente. Agradeció mucho que no estuviese centrando la mirada en él, porque no haría sabido qué decirle al respecto.

Izzy…

¿Izzy qué? La siguió mientras se dirigía hacia su habitación, pensándose la respuesta. En realidad poco podía comentarle al respecto; hasta donde él sabía, ninguno de su aquelarre había muerto por culpa de misteriosos ataques, pero sí que había una cierta agitación por el submundo porque las cosas no estaban precisamente seguras desde hacía un año, desde lo de Times Square. Frunció los labios ante la mención de lo que se les echaba encima y asintió con la cabeza, quedándose apoyado en el marco de la puerta, con la mirada perdida en el suelo y un escalofrío, más instintivo que real, le recorrió el cuerpo.

Otra guerra. Otro conflicto. Otro problema. ¿Por qué no podían dejarles en paz, simplemente? Simon tuvo ganas de cerrar los ojos y dejarse mecer por el viento fresco que entraba por su ventana hasta quedarse dormido, pero la noche le llamaba desde el otro lado, así como la sed que siempre estaba presente en sus labios. ¿Nunca acabarían los problemas? Entendía que ahora estaba metido en una vorágine de interminables sucesos que ya le arrastrarían hasta el final de los tiempos, porque no podía morir de ninguna manera y porque ahora estaba involucrado con los hijos de Raziel hasta el fondo. Pero añoraba la paz. Añoraba la quietud. Alzó los ojos hacia Izzy lentamente, añorando una relación con ella que nunca tendrían porque nunca vivirían una vida normal.

Lo cierto es que no sé mucho al respecto. Se han comentado cosas entre mi gente, porque nada está quieto desde hace un año, pero nada en concreto de la muerte de esos dos que comentas, salvo que el cuerpo de hace dos semanas no era de los nuestros, y creo que tampoco de los de Raphael. —Una parte de sí se negaba a llamarle ‘el aquelarre de Maureen’; le dolía demasiado—. La aparición de Sebastian removió muchas cosas entre los clanes de vampiros, como entre todos, y eso que ya nadie se sentía seguro después de los asesinatos de Camille y Scott… —Suspiró con fuerza, adentrándose en la habitación y dejándose caer sobre la cama—. Salvo eso, poco más puedo decirte. —Se quedó con la mirada prendida en ella, cayendo en la cuenta, de pronto, de que si sólo había buscado esa información, podría habérselo contactado por teléfono, y un miedo angustioso se instaló en su corazón. Tragó despacio, intentando que no se le notase nervioso, antes de volver a hablar—. ¿Ha pasado algo más?
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 956

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8182-simon-lewis-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8183-simon-lewis-relationships#70633http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8185-una-serie-de-catastroficas-desdichas-simon-lewis#70672
Líder de los vampiros

Volver arriba Ir abajo

'Cause you are the piece of me I wish I didn't need
→ Viernes → 19:00 → Piso de Simon y Kyle  → Frío y seco


El apartamento no estaba precisamente cálido, más bien podría decir que tenía frío de no ser por lo calurosa que había sido siempre ella. Localizó la razón con facilidad: la ventana de la habitación del moreno estaba abierta. Se imaginó al chico saliendo por ahí de un salto, huyendo hacia la noche, dónde los de su especie pertenecían. Solo salió de su ensimismamiento cuando oyó su voz, primero titubeante y després tan segura. Izzy sonrió para si misma, de espaldas al joven vampiro, tenía que admitir que había sido una buena respuesta. El ingenio de Simon había ido creciendo con el tiempo y a Isabelle le resultaba atractiva esa faceta suya, aunque no fuera a decirlo.

A nadie le gustaba admitir que las cosas iban a ponerse feas más temprano que tarde, pero a Izzy no le gustaba dilatar las situaciones y esa tensión de no saber qué iba a pasar la tenía en un sin vivir. Aunque fuera malo, prefería que empezara ya para terminar cuanto antes con ello. El dulce rostro de Max se le vino a la mente y una punzada de dolor y rencor la apuñaló en el pecho. Esta vez no iban a salirse con la suya, le costara lo que le costara. Observó la reacción de Simon con algo de preocupación, estaba convencida de que a pesar de no ser ningún cobarde, la idea de otra guerra no le hacía ninguna gracia. Sintió un poco de lástima por él porque él nunca tendría porque haberse visto involucrado en todo eso. Podría haber seguido siendo un adolescente mundano normal. Quiso acercarse y darle la mano pero le pareció un gesto demasiado íntimo así queen lugar de eso se giró para mirar la noche sobre la ciudad.

Asintió ante sus palabras, entendiendo en las palabras que no decía que el vampiro era del aquelarre de Maureen, la pequeña niña que siempre pesaría en la consciencia de Simon a pesar de que ella no creía que fuera su culpa de la manera en la que él se culpaba. -De acuerdo, muchas gracias, creo que con eso puedo empezar a investigar. Quería tenerlo seguro, no puedo meterme en la boca del lobo sin saber qué me voy a encontrar. -Ella ya sabía de alguna forma que los vampiros estaban inquietos, lo notaba en las miradas de odio de algunos con los que había tropezado, pero una confirmación nunca estaba de más.

Miró al chico tirado sobre la cama, dejándose llevar un momento por la idea de tumbarse a su lado. Últimamente se sentía muy sola, sus hermanos ya no estaban por casa nunca y de sus padres ni hablar. Lleno de desconocidos, el instituto había dejado de sentirse como un hogar para ella. Era difícil sentirse tan sola y aunque nunca lo diría en voz alta, dónde más cómoda se sentía era en aquel apartamento. Pestañeó confusa por su pregunta, le había tomado desprevenida, se lo quedó mirando algunos segundos antes de negar suavemente con la cabeza, haciendo bailar sus largos cabellos, negros como el carbón. -No, nada nuevo. Clary y los demás están bien, no te preocupes. -Aseguró, casi sucumbiendo a la idea de sentarse en la cama pero en lugar de eso se levantó, dando algunas vueltas por la habitación, mirando sus cosas. Pronunciar el nombre de Clary no siempre le resultaba fácil cuando se trataba de hablar con Simon, el fantasma de los sentimientos del vampiro por la pelirroja le dificultaba sentirse cómoda.
   




Spoiler:
avatar
Mensajes : 42

Reliquias : 11

Temas : 0/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9330-isabelle-s-lightwood-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9333-i-am-pure-at-heart-it-repels-the-dirt-izzy-s-relationships#81232http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9334-izzy-s-crono#81235
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Cause you are that part of me that I wish I didn't need
→ Viernes → Por la tarde → Apartamento de Simon y Jordan  → Enfriando
Simon frunció los labios ante la respuesta de Izzy, que le pareció más una evasiva que otra cosa, y realmente estuvo tentado de no hacer nada al respecto, de no responderle, porque la conocía lo suficiente, y la nefilim nunca había sido dada a las cercanías ni a las confesiones de media noche que no implicasen algo sustancioso de por medio. La conocía desde hacía ya casi ocho años, y en realidad no estaba del todo seguro de haber ahondado en todas las capas que recubrían el corazón de la mediana de los Lightwood. Permaneció observando su silueta en contraste con la luz de la luna que entraba por la ventana, y de haber tenido, habría perdido la respiración. Isabelle era tan preciosa como salvaje, igual que la noche de los vampiros, y se sentía tan atraído por ella como las polillas a la luz.

Resultaba curioso pensar que al principio, aunque había sido consciente de su hermosura, sólo se había acercado a ella para poner celosa a Clary, por la que había sentido algo de verdad. Luego se había cruzado con Maia y todo había sido muy raro, hasta que al final había terminado envuelto en la vorágine caótica, apabullante y reluciente de Isabelle. Y ahora no pasaba un sólo día en que al menos una vez pensase en ella, o cuando la tuviese delante no tuviese el impulso de rozarse con su cuerpo caliente, aspirar el aroma de su melena o incluso hincharle los dientes en el cuello... Ese pensamiento le avergonzó y le hizo apartar la mirada de ella. Su olor siempre le embriagaba, así como el pulso de su sangre. El deseo que despertaba en él era tan grande como el ansia con la que le llamaba su sangre, y eso le hacía recular en sus acercamientos a ella. No quería morderle o hacerle daño, mucho menos después de lo de Maureen.

Sin embargo, y a pesar de todo, en ese momento fue capaz de ponerse de pie y no sólo colocarse a su lado, sino de cogerle suavemente por los brazos para poder mirarle a los ojos mientras volvía a preguntarle, porque había habido algo en su respuesta que le había dejado inquieto el corazón.

No preguntaba por Clary ni por los demás, ¿sabes? —de haber estado vivo, sabía perfectamente que se le habrían puesto las orejas como dos tomates. De haber estado vivo, habría tenido el pulso acelerado mientras deslizaba los dedos hasta tomar las manos de Izzy, ásperas por la vida que llevaba, pero increíblemente cálidas—. Estás... No sé. Llámalo instinto vampiril, o un efecto secundario del mojo del vampiro —intentó bromear con una sonrisa tensa y nerviosa en el rostro—, pero lo cierto es que ahora mismo me preocupas un poco. ¿Seguro que no pasa nada más?

La contempló, expectante, preguntándose por centésima vez qué hacía una chica como ella con un idiota como él, tan desastre, tan atolondrado y tan imbécil. Alguien que no era capaz de convencer a su propia madre de que no tenía intención alguna de llevársela al infierno; alguien que no se sentía capaz de proteger a su mejor amiga, ni siquiera de ayudarla; alguien que no era capaz de controlar su sed y por cuya culpa una niña había terminado convertida en una despiadada máquina de matar. ¿Qué había traído Simon a su vida, si no eran preocupaciones, preocupaciones y más preocupaciones? Y sin embargo allí estaba ella, buscando su ayuda, ¿quizás su compañía? Suspiró de forma apagada, suave, como temiendo espantarla si se le ocurría alzar la voz o el aliento más de lo contrario, como si no fuese más que otro de sus sueños, o una ilusión perfectamente formada. ¿Se estaría volviendo demente del todo? Tal vez... Pero el latido del corazón de Izzy, perfectamente perceptible para él a través de las palmas de sus manos, le llegaba con regularidad, recordándole la sed eterna que le azotaba, y el deseo que le golpeaba dentro del pecho, en la boca y en la lengua.


Última edición por Simon Lewis el Lun Ene 15, 2018 9:11 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 956

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8182-simon-lewis-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8183-simon-lewis-relationships#70633http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8185-una-serie-de-catastroficas-desdichas-simon-lewis#70672
Líder de los vampiros

Volver arriba Ir abajo

'Cause you are the piece of me I wish I didn't need
→ Viernes → 19:00 → Piso de Simon y Kyle  → Frío y seco


Simon estaba tan frío como de costumbre, su piel increíblemente tersa y suave tenía una falta de calor que siempre sorprendía a Isabelle, a pesar de que el chico llevara siendo un vampiro mucho tiempo. De alguien con una mirada tan clara y abierta, tan dulce, como Simon te esperabas que irradiara calor. Le recordaba a la noche, incluso su olor había cambiado ligeramente desde que no era humano y tenía un matiz curioso que siempre le hacía pensar en cielos estrellados. Sacudió esos pensamientos de su mente, fijando su mirada en la de él.

Sus palabras removieron algo que había estado dormido en el pecho de Izzy, algo que le hacía querer ser más abierta en cuanto a sus sentimientos, que le gustaría ser de otra manera para poder confesarle a Simon todo lo que la atormentaba. Pero ella no era así, y sus cargas se las guardaba para ella. Desvió la mirada, girando la cabeza pero sin apartarse de él. -No, todo está bien. -Mintió, en un susurro, porque no quería hablar de Max, ni de sus padres, ni de sus hermanos, ni de ella... O de él, incluso tenía ganas de hablar sobre sus sentimentos por él porque llevaban mucho tiempo indefinidos, simplemente siendo a medias, y no terminaba de satisfacerla. Pero a él parecía bastarle, así que no era capaz de rebajarse a parecer tan vulnerble.

Sin pensarlo Isabelle soltó las manos de Simon para abrirse paso entre sus brazos y refugiarse en su cuerpo. Los brazos cálidos de la nefilim envolvieron el cuello del chico mientras ella escondía su rostro en este, abrazándose a él como si de un salvavidas se tratara. Su larga cabellera negra le caía a Simon por el hombro y la otra mitad escondía el rostro de la chica, enterrado junto a la aorta que ya no latía del joven. Tal vez si hubiera seguido siendo un mundano le habría hecho daño puesto que tenía mucha fuerza pero tratándose de un vampiro era imposible que le hubiera dolido. No quería preguntas, aunque suponía que en algún momento tendría que responder a alguna, simplemente quería quedarse así, sintiéndose segura.

Algunos minutos después se apartó de él, ligeramente sonrojada, colocándose el cabello para seguir pareciendo estupenda. -Lo siento. -Dijo, escondiendo sus manos detrás de la espalda. Ella nunca se disculpaba puesto que estaba acostumbrada a obtener lo que quería cuando quería, pero con él, era todo distinto.

   




Spoiler:
avatar
Mensajes : 42

Reliquias : 11

Temas : 0/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9330-isabelle-s-lightwood-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9333-i-am-pure-at-heart-it-repels-the-dirt-izzy-s-relationships#81232http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9334-izzy-s-crono#81235
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Cause you are that part of me that I wish I didn't need
→ Viernes → Por la tarde → Apartamento de Simon y Jordan  → Enfriando
Evidentemente no la creyó. Izzy siempre desprendía esa ansia, esa necesidad de hacer creer a los demás que era de hielo, que nada le afectaba ni le preocupaba más allá de sus deberes como nefilim, y aunque era verdad que aún quedaban muchos matices de ella que le resultaban desconocidos, Simon había aprendido lo suficiente de ella como para saber cuándo estaba mintiendo. Y también que si lo estaba haciendo era porque le costaba la vida hablar de sentimientos, de dolores y de padecimientos; Izzy era de las que se llevaba sus males a la tumba, y eso a Simon  le destrozaba por dentro, porque tampoco se sentía lo suficientemente hábil o inteligente como para convencerla de que lo mejor que podía hacer era abrirse a los demás, o siquiera a él, con quien se suponía que tenía algo parecido a una relación. Así que lo único que podía hacer por ella, como siempre, era mantener el silencio que detestaba y no presionarla, con la esperanza de que en algún momento encontraría la forma de abrirse a él.

Por supuesto, el abrazo fue absolutamente inesperado. Estuvo a punto de perder el equilibrio por el peso de su cuerpo, pero era un vampiro y consiguió mantener los pies fuertemente adheridos al suelo, así como la carga que ella suponía, y se quedó literalmente anclado, sin sabe qué hacer o qué decir al respecto. Lo único que atinó fue a rodearla con los brazos y apretarla contar sí, más espantado que otra cosa por no saber qué decir o qué más hacer... y por tener su cuello tan a mano en esos momentos, con su embriagador aroma rodeándole por los cuatro costados.

Apretó los párpados fuertemente, intentando apartar de sus oídos el rítmico latido del corazón de la nefilim, y centrándose en que ella necesitaba su consuelo en esos momentos para intentar apagar la sed. Pero era tan intensa. Y ella olía tan bien... Así que se centró en acariciarle suavemente la espalda con las manos, dibujando el contorno de su espalda con la mente y plasmando con todo detalle cada arruga de la ropa que llevaba. Así consiguió distraerse, más o menos, en la necesidad que ella tenía de él y no en la que él tenía de ella. Ese hambre.

Cuando se separó de él se llevó su respiración con su cuerpo, casi su aliento, así como su calor, pero el hambre permaneció, como siempre. Tenía que asegurarse de beber algo en cuanto ella se marchase, porque aquello había sido demasiado para su propio ser. Sin embargo disfrutó de la expresión ruborizada de su rostro, de su gesto, casi tímido, avergonzado por haber tenido un momento de debilidad con él, y Simon sonrió de forma inconsciente, suave, anhelando la caricia cálida de su piel en sus brazos, en su nariz y en sus labios.

No tienes nada que lamentar, Izzy. Ya ves, soy la estatua más abrazable en millas a la redonda  —bromeó estúpidamente, abriendo y cerrando las manos en un intento por decidirse si acercarse a ella de nuevo o no—. ¿Te encuentras mejor? ¿Quieres... comer o beber algo? No es que tengamos mucha variedad en el piso pero seguro que puedo prepararte algo... —Pero no era eso de lo que quería hablar; quería saber qué le pasaba, qué le atormentaba, por qué había ido a verle a esas horas de forma tan repentina, pero no encontraba las palabras en su torpe lengua. Sólo quería consolarla, ayudarla, y ni siquiera sabía de qué—. Si puedo hacer algo más por ti, lo que sea —dijo con anhelo en la voz— sólo dímelo.

«Sólo quiero que estés bien...»
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 956

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8182-simon-lewis-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8183-simon-lewis-relationships#70633http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8185-una-serie-de-catastroficas-desdichas-simon-lewis#70672
Líder de los vampiros

Volver arriba Ir abajo

'Cause you are the piece of me I wish I didn't need
→ Viernes → 19:00 → Piso de Simon y Kyle  → Frío y seco

Isabelle no era una persona estúpida, pero muchas veces pecaba de pasional y hacía cosas sin pensar. Abrazar de aquella manera a Simon fue una de ellas y se dio cuenta de que no había sido tan buena idea cuando se separó de él. El hambre todavía brillaba detrás de sus grandes ojos y ella se sintió terriblemente culpable. Sabía como afectaba a Simon sentir esa necesidad de sangre, como le afectaba que una parte de él quisiera convertirla en su cena... Y aún así había sido tan egoísta como siempre, sólo pensando en sus necesidades.

-Lo siento, yo no debería... -Suspiró, cortando la frase y retirándose un mechón de cabello detrás de la oreja. No sabía como disculparse porque sabía que él se sentiría fatal en el instante en el que ella le hiciera saber que se había dado cuenta. Pero es que no le importaba, no le molestaba que Simon fuera un vampiro ni nada de lo que tenía que ver con ello. Era más por él, porque en el fondo sabía que detestaba esa parte de él. Volvió en si cuando escuchó de nuevo su voz y sacudió ligeramente la cabeza. -No... Estoy bien. Esto... -Se pasó una mano por la larga cabellera, de pronto nerviosa. No sabía muy bien qué hacer puesto que no quería ponerle en una situación incómoda pero tampoco era capaz de irse. Quería quedarse. Eso lo sabía, pero claro, tal vez no era algo que él pudiera soportar. Se alejó de él de nuevo, vagando por la habitación sin ningún destino en concreto, centrando su mirada en cualquier sitio menos en él.

Finalmente se decidió y sus ojos volvieron a posarse sobre él, suavemente y con tranquilidad. Decidida. -Sí puedes hacer algo por mi. -Se acercó a él y aunque se quedó a algunos pasos de él, bajó la voz para que el espacio entre ellos pareciera más íntimo. -Quiero que seas capaz de decirme cuando necesitas algo. No me importa, Simon, no hay nada de ti que me incomode. -Murmuró, incapaz de detener la mano que subió a retirarle un rizo rebelde de la frente. Porque quería que se aceptara, que aceptara la parte de él que tanto odiaba porque a ella, todo él, le parecía simplemente extraordinario.

Le encantaba la fragilidad y la fuerza de Simon, seguramente por eso se sentía tan apegada a él. Porque le recordaba a ella misma. No eran seres débiles, eran extremadamente fuertes, pero los dos tenían sus debilidades, sus inseguridades... E irónicamente le hacía sentir más humana que cualquier otra cosa.

   




Spoiler:
avatar
Mensajes : 42

Reliquias : 11

Temas : 0/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9330-isabelle-s-lightwood-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9333-i-am-pure-at-heart-it-repels-the-dirt-izzy-s-relationships#81232http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9334-izzy-s-crono#81235
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Cause you are that part of me that I wish I didn't need
→ Viernes → Por la tarde → Apartamento de Simon y Jordan  → Enfriando
Al contemplar su rostro vacilante, Simon se lamentó internamente, sintiéndose un inútil de nuevo. Seguro que había hecho algo que la había incomodado enormemente, y por eso se apartó de él con tanta rapidez, vagando por la habitación como si no supiese muy bien dónde meterse. El joven suspiró, maldiciéndose internamente; seguro que la había presionado o algo parecido. No podía ni imaginar que el verdadero motivo de la inquietud de Izzy era el hambre que le apretaba la tráquea y que probablemente le habría asfixiado, de haber necesitado que el aire le recorriese los pulmones. Se pasó la mano por el pelo, preguntándose de nuevo qué hacer para tranquilizarla, y sobre todo, para que se quedase. Le sorprendió mucho la intensidad con la que quería que ella pasase la noche allí, en su casa, y al mismo tiempo le habría hecho ruborizarse, de haber podido. A veces soñaba con que se despertaba al lado de ella en el mismo colchón, oliendo su pelo y acariciando la piel de sus hombros, plagada de las finas cicatrices de las runas, y se reprendía que era un ñoño y que Izzy no era el tipo de mujer que se dejaba llevar por esas cosas.

Cuando los ojos oscuros de ella volvieron a buscar los suyos, Simon se quedó paralizado en el sitio, pues había un velo extraño que les cubría, como mezcla de comprensión, de suavidad, como incitándole a contarle su mayor secreto del que ella, a pesar de todo, también era partícipe, y eso le hizo sentirse tremendamente desconcertado. ¿Acaso no era ella quien había ido buscando consuelo de su parte? O quizás había supuesto demasiado y el abrazo era algo que había salido de la nada, completamente desconectado de cualquier evento que pudiese haberla llevado allí. ¿Por qué parecía ahora que él era el cachorro desvalido y ella la que le tendía la mano sanadora que prometía curarle? Y sus palabras... Simon enarcó una ceja, incapaz de comprender tampoco, al principio. ¿De qué hablaba? Bueno, le alegraba que no le incomodase nada de él, aunque aún no comprendía del todo cómo podía gustarle siendo tan... Simon, pero no entendía exactamente qué pretendía con decirle aquello. Él no necesitaba nada en ese momento, ¿no? Y generalmente tampoco, salvo que le dejasen en paz, generalmente, si bien era cierto que no solía quejarse por temor a preocuparles demasiado...

Intentó no sentirse frustrado por aquel galimatías, y estuvo a punto de responderle que no tenía que preocuparse por él, que estaba bien, que no necesitaba nada. Hasta que le vino el aroma de Izzy, tan tentador, desde donde estaba, y se estremeció al sentir la calidez de su piel humana, y Simon se horrorizó al darse cuenta de lo que estaba pretendiendo decirle. Cosa que se reflejó en su rostro visiblemente, a pesar de que ya no podía palidecer como antes -¿se podía estar más pálido que un vampiro?, ¿era normal que pensase esas imbecilidades incluso en esas circunstancias?-. El joven retrocedió un par de pasos, agachando la mirada, inquieto, moviendo los dedos de las manos y de los pies descalzos, con la sensación de que una bola de acero se le había deslizado por la garganta hacia el estómago. ¿Izzy se había dado cuenta? ¿Cómo podía ser tan torpe? Tantos años ya siendo vampiro y aún no era capaz de ponerse una máscara cuando el hambre le atacaba.

No, bueno, yo... Ah... No-no te preocupes, Izzy. —¿Por qué le salía mentirle? Era estúpido y eso sólo haría que la chica se enfadase, así que bufó antes de alzar los ojos para encontrarlos con los de ella—. Estoy bien, de verdad. Tengo sangre en la nevera que conseguí hace poco —¿había pasado una semana o menos?, ni se acordaba—. Pero aún no me siento muy cómodo bebiéndola delante de nadie por eso... ¡Pero no te preocupes, de verdad! —Se encontró sonriendo, sin embargo, y estirando los dedos para atrapar la mano que le había acariciado el pelo, disfrutando de su calidez—. Aunque... gracias... por lo que me has dicho. Tienes una habilidad para ponerme nervioso y para tranquilizarme casi al mismo tiempo que no entiendo —rió—, pero... está bien. Gracias —repitió. De algún modo supo que no hacía falta que le explicase el motivo; Izzy seguramente sabía por qué se lo estaba diciendo, y no necesitaban nada más. Frunció la nariz un segundo antes de aventurarse a hacerlo, echando de menos el sentir cómo el corazón se le aceleraba en el pecho o cómo las mejillas se le calentaban, pero intentó no pensar demasiado en eso mientras salvaba la distancia que les separaba y la besaba, suave, despacio, en los labios.
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 956

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8182-simon-lewis-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8183-simon-lewis-relationships#70633http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8185-una-serie-de-catastroficas-desdichas-simon-lewis#70672
Líder de los vampiros

Volver arriba Ir abajo

'Cause you are the piece of me I wish I didn't need
→ Viernes → 19:00 → Piso de Simon y Kyle  → Frío y seco
Los ojos oscuros de la nefilim escudriñaron el rostro preocupado de Simon en silencio. Una brisa pasó entre ellos, agitando los cabellos de ella pero nada le distrajo de su expresión. No entendía porque estaba tan acongojado, sabía que nunca había querido ser un vampiro y se preguntaba qué habría decidido si le hubieran preguntado: la muerte o el vampirismo. No le quería insistir pero después de dos años, no le parecía manera de vivir su condición. Siempre a la sombra, avergonzado de lo que era y preocupado por lo que pensarían los demás. Ella, tal vez cegada por sus sentimientos, era incapaz de verle como un monstruo. Como a los monstruos que ella mataba. No era lo mismo. Él era Simon, el dulce chico que conocía de hacía tanto. No una bestia despiadada de la noche. Y si se alimentaba de sangre, a ella le daba igual.

El beso no le tomó por sorpresa puesto que era una técnica que ella usaba mucho. Cuando algo le incomodaba, cuando sus sentimientos empezaban a salir a la superfície, lo distraía como podía. Así que le correspondió con calma, disfrutando de la suavidad de sus labios y de la extraña frescor de su piel. No le daba miedo a pesar de que estuviera hambriento puesto que no dudaba de que era perfectamente capaz de contener sus impulsos, de obviar el latido de su corazón, la calidez de su piel o el sonido de la sangre corriendo por sus venas.

-No hay nada de lo que avergonzarse, Simon. -Murmuró en su oído, con una voz suave, llena de tranquilidad, lejos de su habitual voz demandante. -A mi me gustas con todo lo que eres. Todo lo que supones. -Seguramente no era la primera vez que le había dicho que le gustaba, pero nunca esperaba una respuesta. Le atemorizaba la posibilidad de que ella no fuera más que un parche. Una sustituta para llenar el vacío de alguien que no lo quería de la misma forma. Volvió a besarlo, sin darle tiempo ni a procesar lo que acababa de decirle, pero no un beso calmado como el anterior sino lleno de ganas contenidas, casi furioso. El delgado pero fuerte cuerpo de la joven nefilim se enzarzó con el robusto cuerpo frío del vampiro y ella caminando de espaldas y sin soltarlo, se sentó en la cama, llevándolo con ella. Sabía perfectamente cuales eran los límites de su naturaleza, pero ella solo quería sentirle cerca. Tan cerca como pudiera.
   




Spoiler:
avatar
Mensajes : 42

Reliquias : 11

Temas : 0/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9330-isabelle-s-lightwood-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9333-i-am-pure-at-heart-it-repels-the-dirt-izzy-s-relationships#81232http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9334-izzy-s-crono#81235
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Cause you are that part of me that I wish I didn't need
→ Viernes → Por la tarde → Apartamento de Simon y Jordan  → Enfriando
La voz de la joven su oído le hizo estremecerse de pies a cabeza de tal manera, tan cálida, tan tranquila, tan diferente a como solía comunicarse, que incluso jadeó por la impresión. Se soltó de los dedos de la joven para colocar las manos primero en la cintura, y luego los ascendió por la espalda con parsimonia, casi, completamente embrujado con la presencia de la nefilim, que le habría quitado la respiración con sus palabras, como siempre que le decía algo así. Quiso hablarle, quiso responderle, pero chocó contra él de nuevo en un beso mucho más intenso, mucho más urgente, y Simon se enredó con ella, siendo todo piel, todo carne, todo huesos y el aroma de ella inundándole el cuerpo por completo. La apretó contra sí, demandante, y la siguió hasta la cama. La habría seguido hasta el infierno si se lo hubiese pedido. Se sentó junto a ella, apretándose todo lo que podía y más contra la figura de la joven, buscando tenerla tan cerca como fuese posible.  

Izzy... —gimió contra sus labios, sintiendo una especie de urgencia que le llenó el cuerpo casi tanto como el ansia de beber sangre.

Ahondó el beso, contagiado de la furia de Isabelle, de la demanda que había en su boca, y quiso quedarse allí para siempre, sin que nadie la apartase de él ni les molestase nunca, encerrados en aquella habitación. Apretó los dedos sobre la cintura, delgada y fuerte de la nefilim, y deslizó la otra mano hacia su rostro, que acunó con delicadeza mientras le acariciaba la lengua con la suya, cuidándose mucho de morderla por temor a lo que eso pudiese despertar dentro de él. Había algo tan intrínsecamente sexual en alimentarse de la sangre de una persona que la idea de clavarle los colmillos a Izzy le excitaba tanto como le aterraba, por eso se cuidaba muy mucho de hacer algo semejante, por temor a no ser capaz de controlarse. Le acarició distraídamente el cabello que le rozaba la punta de los dedos, antes de dirigirlos hacia su nuca, por la que los deslizó con cariño, casi, disfrutando de la suavidad de su melena y de esa parte de su piel no marcada.

Si dijo que podría decirle muchas cosas. Que la adoraba. Que le quería. Que quería quedarse con ella, incluso con la amenaza eterna de las malas miradas de su hermano y teniendo que aguantar a Jace el resto de su vida. Que no recordaba haber sentido algo así, ni siquiera por Clary en su momento, y que ahora entendía que aquello había sido un primer amor, infantil, juvenil, alejado de lo que suponía para él el hechizo que Isabelle había dejado caer sobre su propio cuerpo. La forma que tenía de mirarle, de sonreírle, de moverse a su alrededor casi como si flotase sobre los tacones que siempre llevaba. No había nada de ella que no le gustase, incluso aunque pudiese irritarle, como ese escudo en el que solía introducirse para no contar nada, porque no era sino parte de su carácter. Tan fuerte y tan vulnerable al mismo tiempo. Tan... humana. Se había preguntado a sí mismo muchas veces si el Simon mundano habría sido capaz de amar a Isabelle como lo hacía el Simon vampiro, y por primera vez en muchísimo tiempo, había conseguido alegrarse de haber sido transformado. Porque si no, no podría estar con ella como lo estaba en esos momentos.

Se separó de ella un segundo y la besó en los párpados, en la punta de la nariz, y de nuevo en los labios, suave, dulce, lento, antes de mirarle directamente a los ojos. Se sentía nervioso, a pesar de que sabía que no podía estarlo, porque el cuerpo ya no tenía ese tipo de emociones humanas. Pero la inquietud que le recorría era tan grande que no podía describirla de otra forma; ¿de verdad se estaba planteando decirle algo al respecto de sus sentimientos? Era algo que siempre había intentado evitar por temor a que Izzy le despachase, por temor a ser dañado de nuevo. Pero ella se había abierto a él ligeramente y de alguna forma supo que podía aprovechar esa oportunidad.

Nadie... nadie... —Ojalá no farfullase todo el tiempo. Ojalá fuese más valiente, se dijo mientras rehuía de los ojos oscuros de la joven, hasta que encontró el valor suficiente para hablar de corrido—. Nadie me ha hecho sentir como tú, Izzy. Nadie. Nunca. —Le sonrió, suave, antes de unir su frente a la de ella en un caricia gentil y tierna—. Eres... Te quiero, le ardía en los labios, pero le aterraba decirlo— eres increíble, y no hay nada de ti que cambiaría por nada del mundo. No hay nada de ti que no me guste o que no quiera.
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 956

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8182-simon-lewis-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8183-simon-lewis-relationships#70633http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8185-una-serie-de-catastroficas-desdichas-simon-lewis#70672
Líder de los vampiros

Volver arriba Ir abajo

'Cause you are the piece of me I wish I didn't need
→ Viernes → 19:00 → Piso de Simon y Kyle  → Frío y seco

Si creía que los besos apasionados e intensos que despertaban su hambre por él era lo más intenso que podía hacerle sentir aquel chico de alborotado cabello oscuro, se equivocaba. Y mucho. Los besos dulces que precedieron a los primeros, le sobrecogieron el alma, despertaron todas las células de su cuerpo. La llenaron de calidez y calma. Se sintió en casa como nunca lo había hecho y no pudo evitar que una sonrisa dulce se instalara en su rostro. Desprovista de cualquier otro pensamiento o sensación que no fuera aquella suavidad, aquella ternura.

Las palabras de Simon llegaron a sus incrédulos oídos y poco a poco iban haciendo mella en ella. La vulnerabilidad de su expresión le recordaron dolorosamente al dulce y vulnerable Simon humano. El que con una mala caída, o un mal golpe, podía morir. Aquel a quién le resultaría tan difícil proteger. No al vampiro con la marca de Caín que realmente tenía delante. Y aquella fragilidad le congeló la sangre. Llevó la mano a su mejilla y la acarició con la punta de los dedos, aún notando sus frentes unidas, su aliento sobre sus labios y la confianza que había depositado sobre sus hombros.

-No... -La voz se le quebró al final, no podía contestar, no sabía qué decir. El pánico se reflejó en sus ojos oscuros y como si una fuerza superior a ella estuviera empujándola se levantó de la cama. Lejos de su alcance. -Yo... No... -Murmuró, pasándose una mano por el pelo y negando con la cabeza. De pronto, todo aquello resultaba demasiado para ella. ¿Qué estaba haciendo? ¿Porqué había ido hasta ahí? Se había buscado una excusa para verlo, para tenerle cerca, para estar con él... Y ahora le parecía la peor idea del mundo. -No, Simon, no... Lo siento. -Terminó, casi sin que se la entendiera y sin mirarlo ni una sola vez más, llevó su taconeo apresurado hasta la puerta del apartamento.

Sin ponerse el abrigo, que quedó olvidado en el apartamento de Simon, salió a la calle casi corriendo. A pesar del frío que empezaba a calar sus huesos no volvió atrás. No miró atrás. Simplemente corrió por las concurridas calles de Nueva York, evitando mundanos incapaz de verla y a su vez, huyendo de la única persona que podía quererla más allá de un vínculo familiar.

La última persona que había depositado tanta responsabilidad en ella había muerto.

Y no estaba preparada.

   




Spoiler:
avatar
Mensajes : 42

Reliquias : 11

Temas : 0/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9330-isabelle-s-lightwood-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9333-i-am-pure-at-heart-it-repels-the-dirt-izzy-s-relationships#81232http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9334-izzy-s-crono#81235
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Cause you are that part of me that I wish I didn't need
→ Viernes → Por la tarde → Apartamento de Simon y Jordan  → Enfriando
Debió haber supuesto que cruzaría una línea que no debía de haber traspasado. Debió haberlo supuesto, porque Izzy no era de esas personas que se dejaban llevar por los sentimientos y hablaban de ellos en ninguna parte, ni en público ni en privado, porque Izzy era fría como el hielo aunque apasionada, distante aunque cercana, y porque, siendo serios, ¿cómo iba a amarle? ¿Cómo una mujer como ella, fuerte, decidida, hermosa, valiente e inteligente iba a fijarse en alguien como él, por mucho que hubiese cambiado, por mucho que hubiese demostrado? Vampiro o humano, él era sólo Simon, Simon y nada más.

Y sin embargo no se había sentido capaz de preverlo.

La curva de sus labios, la intensidad de sus besos, el calor que le recorría el cuerpo que absorbía de ella, el roce de sus dedos sobre su mejilla, sobre su frente de la propia frente de Izzy,  la suave caricia de su aliento contra su boca... No había esperado ni mucho menos que ella le hubiese devuelto lo que le había dicho; ¡siquiera había esperado que ella dijese nada! Sólo que se dejase acunar por sus brazos, que se hubiesen terminado tumbando en la cama y que hubiese podido pasar toda la noche acariciándole el pelo, el rostro, besándola y sintiéndola dormida junto a él. No había pedido más a Dios, pero estaba claro que tampoco aquello pensaba concedérselo.

Porque de pronto la sombra de un pánico que no supo explicar brilló en los ojos de la nefilim, y Simon notó que un vacío se le aposentaba en lo más profundo del estómago, contagiado, de pronto, por el ánimo de ella. «No, no, no, no, nononononono. Izzy, no, no. ¿¿Qué he hecho??» Estaba claro, había hablado demasiado, la había asustado con sus palabras. O seguro que se había pensado que él esperaba que ella le respondiese, o algo parecido. Pero, ¿cómo iba a esperarlo? Podía aguardar muchas cosas de Izzy, pero no una respuesta. Nunca una respuesta. ¿Acaso tenía algo que decirle? La contempló absolutamente petrificado mientras se ponía de pie, negando una y otra vez, pidiéndole disculpas con la voz entrecortada, confundida y asustada. «¡Joder, Simon, muévete!» Tendría que haber sido capaz de levantarse a su lado, de hablarle con palabras suaves asegurándole que no tenía que temer nada, que no esperaba nada de ella que ella no quisiese darle, que no tenía por qué reaccionar así. Tendría que haber sido capaz, pero no lo fue. Sólo se quedó ahí, congelado donde estaba, sintiendo que el corazón se le hacía pedazos mientras no era capaz de controlar el balbuceo que amenazaba con salirle de dentro.

«No es eso, Izzy. No es eso...»  quiso decirle, pero las intenciones se las llevó el fresco viento que entraba por la ventana abierta mientras el ruido de sus tacones hacía vibrar las paredes del apartamento vacío, que se aisló del tiempo con el sonoro portazo que dio la nefilim al salir de allí.

Y aunque desolado, Simon no hizo nada, ni profirió nada. Ni un quejido, un lamento, siquiera un gemido ahogado. Sólo se quedó sentado donde estaba, con la mirada perdida al fondo de la habitación, sintiéndose terriblemente estúpido, perdido y solo. Había hecho huir a Izzy con sus pamplinas sensiblonas y ahora no sabía qué hacer para que ella quisiese estar cerca de él, porque daba igual que no le correspondiese, que no le amase ni nada de esas cosas. Había vivido toda su adolescencia con un amor no correspondido y se había resignado a llevar otro encima. Pero ahora... ¿ahora qué podía hacer?

Aunque se suponía que él no podía llorar, por dentro se deshacía en lágrimas que nunca verían la luz de la luna.
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 956

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8182-simon-lewis-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8183-simon-lewis-relationships#70633http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8185-una-serie-de-catastroficas-desdichas-simon-lewis#70672
Líder de los vampiros

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.