01/01 ¡El Staff de Facilis Descensus Averni quiere desearos un muy feliz año 2018!


30/12 - Estimados habitantes del submundo. La limpieza se hará el día 31 de madrugada. ¡Detalles aquí!


03/12 - Estimados habitantes del submundo. ¡Los nefilims vuelven a estar disponibles!


07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


40 # 41
22
NEFILIMS
5
CONSEJO
13
HUMANOS
11
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
11
BRUJOS
6
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas
» Two McFlurryettes for the road [Privado]
Hoy a las 4:47 am por Julyette Lutegui

» Bajo la lluvia de Otoño |Ulises|
Ayer a las 9:23 pm por Ary Nasser

» get up on the wrong side of the bed || Priv
Vie Ene 19, 2018 11:57 pm por Julyette Lutegui

» Delta Tau : Night 1 [Priv]
Vie Ene 19, 2018 3:37 am por Sugar Beth Gwendoline

» Registro de nombre
Jue Ene 18, 2018 4:57 pm por Kaisaki Satori

» Registro de avatar
Jue Ene 18, 2018 4:56 pm por Kaisaki Satori

» Registro de apellido
Jue Ene 18, 2018 4:54 pm por Kaisaki Satori

» Whosoever be worthy [0/7]
Jue Ene 18, 2018 2:58 am por Arthur Edgeworth

» Sr. y Sra. Grey [Privado]
Jue Ene 18, 2018 2:38 am por Bianca Salvatore

» Jaque Mate [Priv. Blake] FLASHBACK
Jue Ene 18, 2018 2:34 am por Aiden E. Blake

» ¡Sé mi 'compi' de piso! [Charles Fields]
Miér Ene 17, 2018 9:47 pm por Charles Fields

» Smile at a stranger and see what happens [Priv]
Mar Ene 16, 2018 11:34 pm por Gustave N. Grey

» ¿Why? || Elisabeth
Mar Ene 16, 2018 8:38 pm por Elisabeth Bathory

» Petición de afiliación normal
Mar Ene 16, 2018 6:08 pm por Arcángel Raziel

» Sugar Rush! [FB] [Nesquik]| Sugar & Winter ☾
Mar Ene 16, 2018 4:18 pm por Sugar Beth Gwendoline


Una noche más, un antro más [Rainer Gulbrandsen]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuerdo del primer mensaje :



-Otro de vodka - el camarero se acercó y me lo sirvió sin rechistar, poniendo una de esas sonrisas que esperan ser pícaras pero que a mí personalmente me dejan igual. Sonreí de medio lado devolviéndole aquel gesto y desvié la mirada hacia el espejo que tenía justo frente a mí, ese que estaba a la espalda de la multitud de botellas que habían tras la barra.

Ahí estaba, le había seguido durante un par de horas y seguía buscando su presa. Mi posición desde la barra del bar era estratégica y podía tenerlo controlado en todo momento. El camarero colocó el chupito frente a mí con un seductor "invita la casa, nena", y si no fuese porque en aquellos momentos había algo que me importaba más que cualquier otra cosa, le habría estampado el chupito en la cara y le habría dicho que le dijese nena si acaso a su madre. Llevé el chupito hasta mis labios y antes de beberlo me percaté de un nuevo movimiento del demonio que estaba vigilando; había encontrado su presa. Al compás de la canción que en ese momento sonaba por los altavoces del antro, me levanté del taburete y bebí el chupito de un sólo golpe dejando con un sonido seco el cristal sobre la barra de madera del local.

Aparté el cabello hacia un lado y seguí los pasos de aquel que había estado siguiendo y de su nueva presa, una jovencita de unos 18 años que andaba demasiado borracha como para darse cuenta de sus verdaderas intenciones, eso y que era mundana pero seamos sinceros, las intenciones de aquel demonio eran claras hasta para mí viéndolo a distancia.

Salimos del local por la puerta trasera, no sin mirar hacia los lados antes de abandonar el antro por completo. Cerré la puerta a mis espaldas y lo que ya me imaginaba comenzó.

El demonio aprisionó a la mundana contra la pared y comenzó a acosarla de manera lujuriosa y tan descarada que hasta se me removieron las tripas.

-*Silbido* Ey tú - el dominio detuvo sus movimientos y se giró para verme - Si tú. - saludé moviendo los dedos de mi mano derecha alzando una ceja - Hola cariño, ¿me echabas de menos? - comencé a acercarme lentamente hasta la posición en la que estaban ambos. Soltó a la muchacha, la miré y le hice un gesto para que se fuera de allí y sin pensarlo salió corriendo callejón arriba desapareciendo a los segundos hasta el eco de sus pisadas. - *Chasqueo de lengua* Vaya ¿te he jodido la cacería de hoy? oooh lo siento de verdad - terminé de acercarme a él y cuando estuve a la distancia justa saqué mis dos barras de titanio que llevaba cruzadas en la espalda y le asesté un golpe fuerte con ellas a la vez a ambos lados de la cara.

El demonio se lanzó hacia mí sin darme tregua y de una voltereta hacia atrás me alejé de su posición cayendo al suelo con las rodillas semiflexionadas y con gesto de guardia derecha. Sonreí de medio lado, saqué una de mis dagas y la lancé hasta clavarla en su pecho. El sonido de su grito llegó a mis oídos como la mejor de las melodías.
avatar
Mensajes : 65

Reliquias : 499

Temas : 6/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9390-tanya-hudson-ficha#81796http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9394-tanya-hudson-relaciones#81810http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9395-tanya-hudson-cronologia#81813
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo


Una noche más, un antro más
SÁBADO → 3:15 → CALLEJÓN → FRÍO
Escuchó su respuesta con un fruncido de nariz y de ceño porque no le dio ninguna credibilidad. Según él, quien hablaba era La Clave y no ella. Ese “Hay que respetar los acuerdos para que todo marche bien” le pareció la contestación más pobre que le habían dado en toda su vida, y mira que en los últimos diez años había torturado a muchos subterráneos para obtener información. Chasqueó la lengua negando con la cabeza en manifiesto de su gran decepción.

No te he preguntado qué te parecen Los Acuerdos. Te he preguntado qué opinas de los subterráneos y me respondes con algo que está relacionado. Y hablas como si te lo hubiesen implementado en tu cabeza, como si de un deber se tratara repetir esa frase. A lo mejor así te la crees— Tampoco le quitaba el ojo de encima. La miraba con un semblante lleno de tensión y de molestia porque le fastidiaba que Tanya se desviara así del tema. Entonces, ¿les gustaba? ¿Le resultaban indiferentes? ¿Los odiaba? Lo que le dijo no respondía a esas cuestiones.

No se preocupó en lo más mínimo del estado de Tanya porque él lo tenía todo bajo control. Sabía que su falta de aire no provocaría nada grave, solo debilidad y aquellas bocanadas de desesperación cuando él la soltó porque ni siquiera llegó a la inconsciencia. — ¿Que me he pasado? ¿Cómo entrenas allá en La Clave, Tanya? ¿A cachetadas? — Para él eso que le hizo era completamente ‘ligero’. Durante sus entrenamientos llegaba a causar graves daños a sus compañeros y a él también, hasta el punto de necesitar de la runa para sanar sus heridas. Eso que le hizo a Tanya, no tenía importancia en comparación.

Lo que no previó fue que aquello la mosqueara hasta el punto de devolvérsela con un puñetazo en la cara. Y vaya puñetazo. Le volvió la cara a un lado y cuando quiso volverla a mirar, necesitó de unos segundos para recomponerse entre pestañeo y pestañeo. — No te conformas con tener la última palabra, también el último golpe. — se masajeó la mejilla con su diestra. — No vas a obtener ahora tu revancha —. Se acercó a ella pero solo lo hizo para recoger sus armas, las hachas que volvió a colocar a su espalda, cruzadas entre ellas. — No has jugado limpio en este juego con tus evasivas y medias respuestas. Así que ya pelearemos en otro momento si es lo que quieres. — se cruzó de brazos quedándose ahí parado delante de ella, a solo dos pasos de distancia pero manteniéndose atento a cualquier movimiento hostil que la nefilim hiciera contra él.



avatar
Mensajes : 39

Reliquias : 320

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9392-rainer-gulbrandsen-en-construccion#81800http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9408-y-tu-que-quieres#81886http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9409-el-tiempo-es-una-ilusion#81887
Seguidor/a, de Valentine

Volver arriba Ir abajo

Porque su cara no era de metal, si no el puñetazo hubiese resonado en toda la manzana. Agité disimuladamente la mano aprovechando que aún estaba con la cabeza hacia el lado contrario para relajar mis huesos, desde luego podía asegurar que tenía la cara bastante dura literalmente hablando. Coloqué después las manos en mis caderas aguantando todo lo que Rainer me estaba soltando, y no fue hasta que terminó que tomé la palabra.

-¿Quién dice que no he jugado limpio?, ¿el mismo que me ha dicho a una pregunta simplemente un "no" y ha evitado contestar. Vaya, creo que no hemos jugado limpio ninguno de los dos y el que ha empezado a no hacerlo has sido tú. - directa y al grano, sin evasivas que por lo visto al señor carca parecían no gustarles - Si tanto interés tienes en que especifique te diré que yo no opino de todos ellos en general sino en particular. Para mí cada uno de ellos tiene personalidad y se tiene que tomar en cuenta por individual, por lo tanto lo que haga uno sea bueno o sea malo no se aplica al resto sino sólo al que lo haga. Vamos, que lo que opino de ellos es depende por quién en concreto me preguntes, no me gusta que generalicen conmigo así que procuro no hacerlo con los demás. ¿A qué viene este interrogatorio tan intenso sobre el tema? - pregunté frunciendo el semblante.

Por supuesto que no me iba a quedar con las ganas de pegarle un puñetazo, y mucho menos después de aquello. Volví a toser ya habiendo recuperado por completo la frecuencia de mi respiración; aún podía sentir ligeramente la quemazón en la garganta, pero era simplemente una pequeña incomodidad.

-No te la he pedido ahora. Ahora lo que quiero es tener el resto de la noche tranquila que ya he peleado con enemigos y con amigos. He tenido suficiente por esta noche, pero mañana no te digo yo que no la quiera. - me permití entonces relajar mi rostro y medio sonreír - A ver si te piensas que ibas a quedar tú con el último golpe - di un paso hacia él y golpeé dos veces su hombro - parece que no me conozcas. Por cierto, ¿tienes pensado quedarte mucho tiempo por aquí? - con un poquito de suerte se quedaría al menos por unos días y nos daría opción a la revancha y también a charlas que nos lleven a recuperar algo de tiempo perdido.


avatar
Mensajes : 65

Reliquias : 499

Temas : 6/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9390-tanya-hudson-ficha#81796http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9394-tanya-hudson-relaciones#81810http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9395-tanya-hudson-cronologia#81813
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Una noche más, un antro más
SÁBADO → 3:15 → CALLEJÓN → FRÍO
Entonces le tocó a ella responder. Rainer rodó los ojos hacia un lado y resopló de solo oírla, ¿siempre había sido así de pesada? Porque no la recordaba así. A lo mejor ella había cambiado, había evolucionado a una versión más cansina de la Tanya que conoció, pero no podía descartar que fuese cosa de su propia percepción. A fin de cuentas, estuvo muy enamorado de ella, tanto que no habría visto las imperfecciones que veía en aquellos momentos.

Ahora vas a ser tú la que se lleve una hostia figurada en la cara porque he respondido a cada una de tus preguntas con la verdad. Corto y conciso, pero no me he ido por las ramas ni las he evadido—. No lo pensaba y era mejor así pero… Rainer se estaba igualando a ella en cuanto a nivel de madurez porque le estaba replicando. Se estaba picando de una manera absurda pero el nefilim no lo podía evitar. También tenía su orgullo y además le repateaba las entrañas que le dijese que no había cumplido con ese estúpido juego. — Me preguntaste si me había divorciado, y te respondí que no. Suficiente. ¿Qué más quería que te dijera? — Se encogió de hombros y mostró sus palmas en un gesto de incredulidad —  ¿No podías deducirlo sola? ¿O eres tan morbosa que querías que dijera que la runa borrada se debía a la muerte de mi esposa? Me sorprendes — Había cosas que le costaba decir en voz alta porque le recordaba la razón por la que escogió el camino oscuro y tenebroso por el que surcaban sus pasos.

Le quedó más claro su opinión acerca de los subterráneos. A su modo de ver las cosas, era un pensamiento común de aquellos que rechazaron ser precavidos. Aquellos que se abrazaron a la ingenuidad y que aceptaron el riesgo de que hicieran daño a gente inocente. Solo entonces intervenian. Craso error… Rainer cayó también en él y por eso perdió a su familia. — Solo quería conocer tu postura para saber si coincidimos. Y lo hacemos. — Se encogió de hombros y notó que la garganta le quemaba de la bilis que de pronto se le había subido por ella. Asco. Asco sintió después de soltar tal mentira pero no podía decir lo contrario, ni siquiera un punto medio. No quería arriesgarse.

No ignoró el modo en el que Tanya le había dado con su dedo índice en su hombro. Era imposible hacerlo. Era todo un torbellino nervioso y respondón. Resopló y como ella hizo un esfuerzo para relajar ese gesto tan serio. — Te conocía, pero antes no eras tan pesada. O quizás siempre fuiste así y lo que pasaba es que te tenía demasiado idealizada —. El nefilim metió su siniestra en el bolsillo trasero de su pantalón para sacar su teléfono móvil— Sí. De momento me quedo en Nueva York, hay mucho que hacer por aquí. — Lo desbloqueó, fue directo a la agenda de contactos y pulsó a añadir un nuevo contacto. Escribió su nombre y le dio el teléfono sin preguntar siquiera —. Escribe tu número de teléfono y ahora te doy un toque. Llámame o escríbeme cuando quieras para la revancha o para patrullar, que veo que lo andas deseando. Me has echado de menos —. Pretendió ser gracioso con ese último comentario y precisamente por ello esbozó una ligera sonrisa, con suerte la picaba.



avatar
Mensajes : 39

Reliquias : 320

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9392-rainer-gulbrandsen-en-construccion#81800http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9408-y-tu-que-quieres#81886http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9409-el-tiempo-es-una-ilusion#81887
Seguidor/a, de Valentine

Volver arriba Ir abajo

Su reacción fue bastante brusca de nuevo, y ya no hacía falta que me dijese nada más. Aquello era la clara muestra de que la pérdida de su esposa no había sido del todo agradable, y además tenía toda la pinta de haber sido de manera repentina e incluso violenta. Una persona que sabe que un ser querido va a morir porque le persigue una enfermedad o la avanzada edad, se toma de manera diferente la pérdida de los mismos. Digamos que poco a poco se va haciendo a la idea de disfrutar del tiempo que puedan tener juntos y de que llegará un día en el que de manera irremediable tendrá que partir. Su manera brusca al hablar del tema mostraban un dolor enorme por esa pérdida, y una sensación clara de que no debía de haber acabado de esa manera.

Compadecí entonces al que había sido mi compañero durante tantos años, nadie se merecía perder a un ser querido tan pronto, nadie. Relajé entonces mi postura y obvié definitivamente el tema porque no, no necesitaba saber nada más. Cuando le pregunté esperaba que me dijera algo que detallase más, nada morboso pero por ejemplo el tiempo que hacía que se había roto o incluso el nombre de ella, más que nada por curiosidad. De todas formas aquella curiosidad se había desvanecido completamente al ver su reacción.

-Al menos en algo no hemos cambiado después de tantos años - amplié la sonrisa refiriéndome al mismo pensamiento sobre los subterráneos. Claro, por ese motivo él había vuelto a New York tras la llamada del Consejo, porque quería aportar su grano de arena para restablecer todo y evitar que la estabilidad se terminara de ir al traste con los seguidores de Valentine. - Siempre fui así de pesada, tú eres el que te has vuelto muy serio - contesté alzando las cejas en modo sabiendo. Cogí su teléfono y anoté mi número en él, no sin antes añadir en el campo del nombre una carita de guiño - ;) - tras lo que él había anotado. Cuando terminé le di a guardar y se lo volví a entregar sin borrar la sonrisa ladeada de mis labios - Eres un creído ¿eh?, a ver si vas a ser tú el que me ha echado de menos después de tanto tiempo. - esperé a que me diese el toque o me mandase el mensaje para poder guardar su teléfono como contacto, solo que en vez de poner "Rainer" como nombre de contacto, coloqué "Señor Carca". - Y ya que vas a pasar tiempo aquí, ¿has pillado un piso?, ¿tienes donde quedarte?. Mi apartamento no es muy grande pero tengo un sofá cama bastante cómodo por si lo necesitas.


avatar
Mensajes : 65

Reliquias : 499

Temas : 6/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9390-tanya-hudson-ficha#81796http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9394-tanya-hudson-relaciones#81810http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9395-tanya-hudson-cronologia#81813
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Una noche más, un antro más
SÁBADO → 3:15 → CALLEJÓN → FRÍO
Estuvo atento a la manera en la que le miró luego de dejarle mascadito el significado de la marca rosada en su mano. Entrecerró la manera en busca de lástima en su mirada y le pareció encontrar una pizca de esos sentimientos. Eso le molestó, le hizo chasquear la lengua y desviar la mirada a un lado con el ceño bien fruncido.

Tanya se creyó sus palabras. Qué equivocada estaba, claro que habían cambiado y en todos los sentidos. Parecía que ya no quedase nada de compartieran como antaño. A lo mejor si rebuscaba bien hallaría algo, pero para eso tendría que forzar de nuevo una especie de amistad con ella y no tenía muy claro si le convenía. Sería muy arriesgado no solo porque le descubriera, también por lo que podría volver a sentir. Era muy consciente de eso a pesar de creer que no le volvería a pasar después de todo lo que había sufrido. Su corazón estaba cerrado herméticamente pero nunca se sabe. Se trata de Tanya.

Luego estaba el lado positivo, el de obtener de ella información valiosa sobre los subterráneos que podría estar protegiendo. Direcciones de residencia, localizaciones exactas donde frecuenten grupos de vampiros, etc… Si lo hacía, y los eliminaba, tarde o temprano Tanya se daría cuenta y sobre sus propios hombros recaería sus muertes. ¿Era eso lo que quería hacerle? ¿Compensaría todas esas matanzas a costa de la conciencia de la nefilim que una vez fue su amiga?

Puede ser — le dio la razón. Todo había cambiado para él, la percepción que tenía sobre las personas incluyéndola a ella. La miró mientras ella tecleaba su número de teléfono en el móvil de Rainer respondiendo a su comentario con un encogimiento de hombros. La echó de menos durante los primeros años de separación pero luego de rehízo su vida y se olvidó de su pasado. Curiosamente el destino quiso abofetearlo con él.

Recuperó su teléfono y la llamó para colgar tras el primer tono. — Tengo donde quedarme, no te preocupes. No soy ningún perro abandonado. — Guardó de nuevo su teléfono en el bolsillo trasero de su pantalón.— ¿Así de fácil me abres la puerta de tu casa?— sus labios se estiraron en una sonrisa cargada de incredulidad aunque fingida. Si lo hacía era porque era él, porque era Rainer, su amigo, ex-amigo o como le quisiera considerar. — Pensaba que siendo parte del consejo vivirías en el Instituto pero ya veo que no. No me quedaré en tu casa pero tal vez sí que te visite. Eso será otro día, es mejor que nos despidamos por ahora. Trata de no mencionar que me has visto a quienes nos conozcan ¿quieres? Paso de que quieran verme para darme la chapa para que vuelva a La Clave. — Comentó arrugando la nariz y el labio con desagrado. Evidentemente lo que no quería es que se alarmaran porque algunos sí que conocían el rumbo que había tomado.



avatar
Mensajes : 39

Reliquias : 320

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9392-rainer-gulbrandsen-en-construccion#81800http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9408-y-tu-que-quieres#81886http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9409-el-tiempo-es-una-ilusion#81887
Seguidor/a, de Valentine

Volver arriba Ir abajo

Mientras terminaba de escribir el nombre de su contacto en mi móvil, asentí a sus palabras de manera sincera. Las puertas de mi casa estaban abiertas a aquellos que lo necesitasen y fuesen de mi entera confianza, y aunque habían pasado años desde que decidiese dejarme sin explicación alguna, el tiempo nos había dado oportunidad de volver a retomar el contacto y esta vez de una manera mucho más madura. Ya no éramos niños ni adolescentes, ahora éramos totalmente adultos con todo lo bueno y malo que eso conlleva. Guardé mi teléfono en el bolsillo trasero de mis pantalones ajustados y lo aseguré de tal manera que no se pudiera caer del mismo.

-Si tienes donde quedarte entonces genial. Mi conciencia no me dejaría tranquila sabiendo que duermes debajo de algún puente o en un callejón tapado con el periódico del día anterior. - añadí con sorna y media risa dramatizando la situación - Claro, cuando quieras. En cuanto llegue a casa te paso mi dirección y cuando quieras te pasas por allí, eres bienvenido. - miré el reloj que llevaba en mi muñeca mientras Rainer continuaba hablando - Sí, será mejor despedirnos ya. Mañana tengo clase a las diez y es bastante tarde. - me giré hacia la izquierda para ver en la calle casi en la puerta del bar donde estábamos, mi moto aparcada - Cuando llegue a casa te daré un toque para que sepas que he llegado bien y no me ha capturado ningún seguidor de Valentine por el camino ni nada de eso - solté entonces una carcajada ampliando la sonrisa de mis labios y caminé los tres metros que me separaban de mi transporte. Pasé la pierna derecha por encima y me acomodé sobre el asiento poniendo el casco en mi cabeza y ajustándolo en mi barbilla. Levanté la visera y le miré - Y por cierto, si decides irte antes de tiempo de New York esta vez, al menos avisa capullo - sonreí a través del casco y pudo verse en el guiño familiar de mis ojos. Arranqué la moto y, tras bajar la visera, salí de allí armando gran revuelo con su motor.


avatar
Mensajes : 65

Reliquias : 499

Temas : 6/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9390-tanya-hudson-ficha#81796http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9394-tanya-hudson-relaciones#81810http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9395-tanya-hudson-cronologia#81813
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Una noche más, un antro más
SÁBADO → 3:15 → CALLEJÓN → FRÍO
El tiempo causa ciertos efectos en las personalidades de la gente, mucho más cuando trae consigo alguna vivencia traumática. En esas circunstancias las personas no vuelven a ser las mismas que antes; se transforman en seres diferentes a pesar de que su apariencia sea la misma con ligeros cambios debidos a la edad. Tanya debió sopesar esa posibilidad al encontrarse a Rainer, pero confió él, porque todo el tiempo en que estuvieron alejados, a pesar de haber sido abandonada por él, no mermó la confianza que sentía hacia quien fue su mejor amigo. Craso error. Un error del que el nefilim se aprovecharía a la larga.

De acuerdo, ya lo veré. No soy de los que se enganchan a los mensajitos del teléfono móvil. — Como otros que vivían enganchados a los grupos creados por la aplicación de chat y se pegaban horas escribiendo en ellos, o en privado. Las nuevas tecnologías resultaban útiles para el nefilims, pero creía fielmente que había que marcar ciertos límites si no querías convertirte en esclavo de ellas.

La miró fijamente mientras se iba hacia lo que parecía ser su moto. Se quedó algo prendado pensando en lo que acababa de decir. “Tengo clase”. Le había suplido completamente. Él estaba destinado a convertirse en instructor en combate antes de que le sucediera su desgracia, bueno, de hecho lo fue durante unos años y mira por donde, Tanya también.

Desvió la mirada hacia el suelo y esbozó una sonrisa ladeada ante su ocurrencia, pensando en lo irónico que era que dijera aquello teniendo en cuenta que Rainer era un seguidor de Valentine. De su legado, más bien, porque quien gobernaba su grupo ahora era Jonathan. El nefilim no dijo nada, solo dejó ver aquella sutil sonrisilla sin moverse del sitio. — Lo haré — Esa vez sí que se movió para elevar su diestra y despedirse de la nefilim motorizada. Cuando se marchó, volvió a su semblante gélido y serio, frunciendo el ceño que añadía preocupación en su mirada. Las cosas se le complicaban.



avatar
Mensajes : 39

Reliquias : 320

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9392-rainer-gulbrandsen-en-construccion#81800http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9408-y-tu-que-quieres#81886http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9409-el-tiempo-es-una-ilusion#81887
Seguidor/a, de Valentine

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.