28/01 Estimados habitantes del submundo. La limpieza se hará el día 31 de madrugada.


01/01 ¡El Staff de Facilis Descensus Averni quiere desearos un muy feliz año 2018!


30/12 - Estimados habitantes del submundo. La limpieza se hará el día 31 de madrugada. ¡Detalles aquí!


03/12 - Estimados habitantes del submundo. ¡Los nefilims vuelven a estar disponibles!


07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


40 # 41
22
NEFILIMS
5
CONSEJO
13
HUMANOS
11
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
11
BRUJOS
6
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Olor a café [Christopher O´Dare]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Olor a café [Christopher O´Dare]

Mensaje— por Tanya Hudson el Mar Ene 02, 2018 6:29 pm

La noche anterior había tenido cacería. Como dato curioso podría decir que a pesar de que últimamente parecía estar todo bastante más agitado de lo normal, la noche había pasado sin pena ni gloria. No había tenido ningún demonio frente a mí y los mundanos habían tenido una noche bastante tranquila al menos en la zona de fiesta donde había sido destinada. Quizá la impresión de que el submundo se estaba agitando cada vez más era sólo eso, una sensación, y puede que esas noches de tranquilidad se fuesen dando cada vez con más frecuencia. De todas formas y aunque fuese una noche tranquila, eso no quitaba que yo me hubiese acostado a las tantas y también me hubiese levantando a las tantas a la mañana siguiente, y era por ese motivo por el cual me había dejado a sabiendas la mañana libre de trabajo. Los alumnos se ocupaban de otras cosas, quizá de mejorar en cuanto a conocimientos generales o de historia de quienes éramos, pero desde luego los entrenamientos ese día serían bastante más tarde de lo que eran habitualmente.

Me permití entonces el disfrute personal de una buena taza de café caliente en la sala de descanso. Miré el reloj; los profesores debían de estar bastante ocupados porque apenas había dos alumnos repasando en el sofá pero nada más. Abracé mi cuerpo con la mano libre y subí mis piernas sobre el sofá individual en el que me encontraba. Coockie se había quedado ladrando en casa pero para su sorpresa le había dejado un hueso de esos que se adquieren en una tienda de mascotas y que los perros parecen adorar como si fuese el mismísimo Dios del pienso, así que estaría entretenido durante todo el día y puede que al siguiente también.

Escuché unos pasos detrás mía y levanté la vista para observar a quien pertenecían. Sonreí al darme cuenta de que era Chris y le hice una inclinación al sillón de al lado para que tomase asiento si quería.

-¿Tú también tuviste patrulla anoche?.


avatar
Mensajes : 68

Reliquias : 502

Temas : 6/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9390-tanya-hudson-ficha#81796http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9394-tanya-hudson-relaciones#81810http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9395-tanya-hudson-cronologia#81813
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: Olor a café [Christopher O´Dare]

Mensaje— por Christopher O'Dare el Miér Ene 10, 2018 9:35 am

Olor a café...
DOMINGO → 11:30 HRS→ SALA DE ESTAR | EL INSTITUTO  → FRÍO (15°c)
No había noches tranquilas ni actividad desapercibida.
El enfoque personal variaba dependiendo la situación que se cubría con fachadas de fortaleza cuando la unión era cada vez más débil como dubitativa, y bajo mi punto de vista había incluso entre los mismos subterráneos quienes nos culpaban -y a  la Clave en sí- de toda la masacre en Times Square pero no al verdadero monstruo que causó decenas de perdidas a no sólo a una raza. Estábamos contra la espada y la pared. Dignos o no de demostrar que seguíamos teniendo la situación bajo control o cederíamos ante la histeria que el maldito de Morgenstern provocó. Lo único que nos quedaba para éste entonces eran un puñado de valientes Nefilim que aún seguían aceptado las misiones de patrullaje y -mientras tanto- los miembros del Consejo nos destinaban a organizar como apagar la llama de un complot a gran escala.

Lo que me llevaba ése día de vuelta al Instituto después de terminar mi jornada no fue un agotamiento físico sino mental; el estrés de Times Square seguía despertándome a mitad de la noche con desagradables pesadillas y un intenso insomnio tras ellas que no calmaban ni siquiera el aplicar de runas para el descanso. Sé que comenzaba a preocupar a Adeline pero al menos yo no tenía una respuesta o solución de cómo parar las incontables nauseas al rememorar toda esa sangre y ser testigo de la aparición de un hombre que creíamos muerto. Ahora estoy casi al límite de mis capacidades con dormir poco, hacer mucho y descansar nada. Cuando me veo en el espejo ya no encuentro esa energía efusiva de proteger y dar todo a mi deber. Todo problema, discusión e inconveniente lo he ido guardando para no incordiar a aquellos que me rodean y estimo; siempre he sido el tonto que piensa en los demás antes de sí mismo...

Mientras avanzaba por el pasillo luego de dejar al ascensor metros atrás, por el rabillo del ojo vi las puertas de "la Sala de Estar" abiertas de par a par como si dieran la cálida bienvenida a quien no quisiera llegar inmediatamente a su habitación y/o a cualquier otro sitio. Desde luego no me llamaba la atención entrar ahí, tenía en mente gastar otro intento para conciliar el sueño pero... aquella melena castaña y porte elegante de espaldas al pasillo me resultaron más que familiares. Admito que sentí una extraña curiosidad que despabiló mi cansancio lo suficiente para volver mis pasos y atravesar la estancia hacia ella con la rara esperanza infantil de que no hubiese sido un espejismo la persona que quería ver. Claro que sí se trataba de una mala jugada por mi mente entonces ya estaba tan mal como para pedir asistencia mental de los Hermanos Silenciosos.

El detalle que me dejó un poco helado fue identificar su aterciopelada voz; aún orgullosa para dirigirse a mi pero con la suficiente estima de quien no ha olvidado aquel que alguna vez entrenó a su sombra y se guió de cierta manera por sus enseñanzas. Era ella. Definitivamente se trataba de Tanya. Y heme ahí, tan sorprendido que no pude pronunciar palabra alguna mientras un vacío en el estómago similar a la vergüenza me hacía caer en cuenta que tenía cara de espanto y querer vomitar al mismo tiempo. ¿Cuántos años habían pasado?.

Es una forma de decirlo— Respondo a su pregunta con el timbre de voz ronco y el acento francés atenuado por mis años viviendo en N.Y desde que abandoné París —Nadie me avisó que estabas aquí. Necesito ser consciente de todo miembro del Consejo que llega para la coordinación de nuestras...— fui apagando mi frase notando que no era ni el mejor saludo, tampoco la manera de dar la bienvenida, y estaba muy lejos de decir cuán agradecido estaba de verla otra vez. ¿Pero qué estás pensando, O'Dare?. Tragando saliva, clavo la mirada en mis zapatos, emito un largo suspiro silencioso y tomo asiento al lugar del sillón donde me indicó. Parece que he vuelto al pasado cuando debía de escuchar atentamente a lo que mi mentora más cercana -después de Brenand- tuvieran que enseñarme como una nueva experiencia más —Lo siento.

No sabía de qué me disculpaba, acomodé las solapas de mi abrigo mientras que de pronto me sentía con la apariencia más seria y de ámbitos profesionales sí teníamos en cuenta mi aspecto . Hasta pasó por mi cabeza sí éste nuevo yo -después de más de 10 años sin vernos- era lo que ella esperaba ver de su pupilo.

Admito que no ha sido la mejor época para mi— Niego con la cabeza haciendo énfasis en tal declaración, retiro las gafas oscuras de mi rostro y las guardo en el interior del abrigo dentro de un doble forro especial para los accesorios extras. Entorno la mirada a la suya, me lastima un poco la luz que entra por los ventanales de la estancia y ruego a Raziel porque las oscuras ojeras bajo mis párpados sean sutiles. Apenado y expuesto, vuelvo a desviar la mirada a sus manos rodeando la taza de café y a la postura en la que está sentada.



¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 832

Reliquias : 775

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: Olor a café [Christopher O´Dare]

Mensaje— por Tanya Hudson el Miér Ene 24, 2018 12:42 pm

Sonreí cómplice cuando finalmente tomó asiento en el sofá de al lado, llevando la taza a mis labios para saborear el amargo gusto del café. En realidad no era muy quisquillosa con cómo debía de tomarse, y de hecho depende del día lo tomaba sólo, con leche, con azúcar o incluso con cacao, pero sin duda el café en sí era algo que me encantaba y no perdía ocasión para disfrutarlo.

Sin duda me llamó la atención lo cansado que parecía estar. Pertenecer al consejo no era tarea fácil ni mucho menos, y para alguien joven como él podía ser inclusive peor. Había que tener muchas cosas en la cabeza, intentar ir siempre un pie por delante del resto, tener en cuenta siempre los problemas que pueden surgir, no olvidarte de ninguna reunión y poner en práctica lo que en ellas se acuerda. No, no era fácil ni para mí misma. En ocasiones había terminado algo agobiada, la suerte era que mi propio trabajo de entrenadora me servía para soltar carga de vez en cuando, digamos que tenía un punto de fuga para no volverme rematadamente loca.

Chris era alguien al que tenía gran aprecio. Aún recordaba el tiempo pasado en el que le di clase y entrené junto al resto de nefilims, y hasta en ese momento pude saber que estaba destinado a ser alguien grande. Su capacidad de aguante era cuanto menos curiosa, y su entereza y empeño eran asombrosos; eso le llevó a ser uno de los mejores de la clase, eso y algunas clases particulares que pude darle cuando vi que algunas tareas le costaban más que otras.

-No pasa nada - contesté a su disculpa con un ademán - Siempre fuiste alguien muy organizado. - asentí con lentitud dando un nuevo trago a mi café humeante - te entiendo, no ha sido una buena época para nadie. ¿Ahora estás mejor? hacía mucho tiempo que no te veía.


avatar
Mensajes : 68

Reliquias : 502

Temas : 6/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9390-tanya-hudson-ficha#81796http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9394-tanya-hudson-relaciones#81810http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9395-tanya-hudson-cronologia#81813
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: Olor a café [Christopher O´Dare]

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.