02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


27 # 30
7
NEFILIMS
7
CONSEJO
6
HUMANOS
4
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
8
BRUJOS
4
HADAS
4
DEMONIOS
1
FANTASMAS

I am not a child who needs protection! [Arthur Edgeworth]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I am not a child who needs protection!
→ MIÉRCOLES → 19:00 HRS → Salones de entrenamiento | El Instituto  → Fresco Húmedo (20°c)
Una mañana muy distinta de otras pasadas para el pequeño y poco aventurado Bastian. Similar quizás en la rutina desde que despertaba hasta el desinteresado entrenamiento matutino impartido por su abuelo que a sólo 15 minutos de empezar se había tenido que ausentar para atender una "llamada telefónica urgente". Y desde entonces el menor estaba a la espera del anciano, escuchando a veces sus exclamaciones apagadas tras las puertas de su estudio privado, y alguna que otra maldición que vociferaba lo suficiente alto para poner de nervios a un niño medianamente aburrido en su silencioso hogar.
Hasta que salió el anciano de su habitación pudo asegurarse que la furia controlada en sus ojos era una señal inequivoca de que no podría comunicarle otra vez su encuentro con Emily. Otra oportunidad perdida para explicar que había encontrado a su hermana y tenía una relación muy cálida en su compañía. Sin embargo, Apollo Fairscale tenía sus propias definiciones de percibir momentos indicados así que antes de que el niño pudiera replicarle algo por su sepulcral silencio... el anciano lo abandonó en el Loft con todas las puertas cerradas bajo una amenaza que sí no estaba ahí al volver entonces habría severas consecuencias como sí de verdad no se diera cuenta de que Bastian salía a sus anchas las últimas veces que hizo esa misma "amenaza".

Desamparado del hombre que tenía su custodia, y frustrado sobre todo, Bastian ciñó la frente con esa actitud obstinada de un infante que no obedecería más las palabras del viejo cascarrabias a menos que existiera otra sospecha donde N.Y no fuera el campo de batalla más grande para demonios y pirómanos. ¿Pero que ya no era eso en lo que se había convertido la triste ciudad?; un peor lugar que los dibujos abstractos de Arkham y los bándalos queriendo ser los reyes de la mafia. Para entonces el pequeño niño no se preguntaba -o siquiera interesara- en qué tendría que convertirse su propio futuro para ayudar a crear un cambio a favor de los heróes como Bruce Wayne. Él, Bastian, podría convertirse en un Batman todas las noches sin la vigilancia de un adulto aunque... necesitaba antes el entrenamiento adecuado. Y obviamente un entrenador mejor que Apollo.

Mientras se empacaba la mochila con 5 cambios de ropa limpios, cepillo y pasta dental, una docena de cómics, dulces y chocolates regalados por Emily, cuaderno y lápices de dibujo así como sus figuras de acción que había ido comprando en sus visitas semanales al Forbidden Planet; lo último que añadió a su "arsenal" fue la Estela que en su momento le regaló el anciano como un seguro de que cuando volviera su abuelo no pensara que se había escapado así porque sí para vivir debajo del puente de Brooklyn. Además como otra prueba de su desobediencia estaba garabateando una nota simple que dejaría puesta bajo un imán de la nevera donde sólo indicó su paradero.

"Iré al Instituto. Quiero estar ahí y aprender para volver sin ser una carga".

Así que tras su escandalosa salida de su hogar tomando la escalera de incendios como vía más rápida de escape, y su atrevido camino por la acera que lo tenían con el corazón en la boca, fue fácil hallar un taxi que tuviera la descencia de aproximarlo a el Instituto sin cobrarle lo que un neoyorquino considerara "pagar el precio de tu ojo" en el viaje. Afortunadamente para el pequeño, aquel hombre de ascendencia árabe resultó amable y comprensivo de que un niño no llevaría tanto dinero -cuando en realidad Bastian se deshizo del señor Hamm y tomó sus 120 Dolares en billetes de 10- por lo que pidió la mitad de la tarifa que indicaban los números rojos en el cobrador.
Y frente a la imponenete edificación, de la que sólo había estado una vez en su vida hacía pocos meses, atravesó el primer par de puertas que dividían los jardines principales con un empujón que volvió a repetir frente a las formidables vigilantes de madera que cedieron a su débil fuerza como sí le dieran la bienvenida en lugar de tener que usar un tipo de llave específica.

SALÓN DE ENTRENAMIENTO

Había dejado su mochila arrumbada en alguna esquina del lugar, el gran salón estaba tan abastecido de armas y variedad de herramientas para entrenar el cuerpo y mente, que Bastian era un ignorante de todo lo que le rodeaba y preguntándose mientras se acercaba a diferentes armas cómo es que Apollo lo tenía lejos de toda la disciplina que un verdadero Cazador de Sombras debía superar. En su propia expectativa, el niño no tenía el entrenamiento que uno de su edad y criado en Idris tendría. ¿Qué lo hacía diferente?. Ninguna idea buena se le ocurría mientras tomaba de un estante una pesada espada corta del tipo griego que era juego de otra ahí; visiblemente desgastada el arma por su uso en la práctica pero un arma verdadera, a final de cuentas, y no una imitación de madera como las que le obligaba a usar su abuelo.

Mas furioso de lo que alguna vez admitiría, frunció sus pequeñas cejas arrugando la nariz, avanzó con la espada arrastrando su punta en el suelo de madera y fue a uno de los pilares de madera que supuso servían de entrenamiento para lanzarles cuchillos por todas esas marcas repititivas. Y en una descarga de adrenalina para liberar su enojo, lanzó la primer estocada que clavó a la mitad de la figura aquella espada que vibró con toda su fuerza en el brazo de Bastian quien profirió un gemidito ahogando su dolor.
¡Auch!— Ocultando la mueca en su hombro pero sin soltar la espada, tomó del pomo con ambas manos y tiró hacia atrás pero el arma no cedió sino él mismo para caer de bruces con un sonido seco. Había resbalado por la suela de sus tenis y se preguntaba sí era por ellos o quizás la ROPA que no era la indicada para moverse ágilmente.

Entonces escuchó pasos dirigirse a él.



IF I WAS YOU...:
avatar
Mensajes : 29

Reliquias : 123

Temas : 3/3 (Sorry guys!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8328-bastian-fairscale-id#72013http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8341-bastian-s-relationship#72090http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8342-bastian-s-chronology#72091
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: I am not a child who needs protection! [Arthur Edgeworth]

Mensaje— por Invitado el Miér Ene 24, 2018 8:25 pm

Los últimos días había estado pensando bastante en sus padres. Un aniversario más de su muerte había ido y venido poco antes de la Navidad, lo que hacía que como siempre desde aquel entonces aquellas fechas no fuesen tan luminosas como podían serlo para otras personas, sin contar por supuesto con la constante amenaza que presentaban los demonios y los subterráneos que rompían los Acuerdos y que claramente no se tomaban ningún tipo de descanso e incluso estaban más activos durante esas celebraciones. No descartaba que esos "detalles" fuesen buenos, después de todo, para poder distraerse un poco de lo de lo contrario ocuparía su cabeza sin pedir mucho permiso. Por otra parte, en contra tenía la única navidad que había pasado con Lorelei, que ahora hacía que toda esa temporada se mostrase en un vacío mayor que resultaba más difícil de sobrellevar.

Así y todo, podía decirse que había sobrevivido a las festividades, lo cual era bueno en sí mismo, a partir de mantenerme ocupado con todo lo que podía, pero la actividad había ido disminuyendo hasta el punto en que mi cabeza tenía más tiempo para pensar. Demasiado. Incluso las películas y series con las que intentaba distraerme eran de poca ayuda, por lo que poco quedaba más que ir al área de entrenamiento a perderme en lo físico de los movimientos que bien podían ayudar a despejar mi mente por un rato más.

El lugar estaba básicamente desierto, de manera que se puso a realizar un poco de elongación antes de empezar, viendo pocos momentos después que alguien más se hacía presente ahí, un niño que parecía bastante ensimismado, hasta el punto de no darse cuenta de su presencia. Lo vio coger una espada corta que apenas se podía, presionando sus mandíbulas por el chirrido que la hoja hacía contra el suelo, y conteniendo la respiración por eso mismo, manteniéndose en ese estado mientras el chico empezaba a atacar uno de los postes de entrenamiento, dejando el arma incrustada en éste y aparentemente haciéndose daño, más cuando terminó en el suelo por querer retirarla.

Negó un par de veces con la cabeza y se dirigió paso a paso hacia él. -Estás distribuyendo mal tu peso. ¿Has entrenado con una espada antes?- le preguntó al muchacho, aunque la respuesta le era bastante obvia.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

I am not a child who needs protection!
→ MIÉRCOLES → 19:00 HRS → Salones de entrenamiento | El Instituto  → Fresco Húmedo (20°c)
Aquella frase había sonado exactamente con el tono de reprimenda que su abuelo optaba para evitar los sermones pero sí llamar la atención por el pequeño que era necio en seguir las indicaciones; avergonzado y con las orejas enrojecidas por no haber visto que antes ya se encontraba alguien ahí. Se mojó los labios en seguida de ponerse en pie mientras se sacudía los pantalones con palpadas presurosas. Abrió la boca con la intención de decir una frase épica como las de Demian cuando contradecía al gran Bruce W. para levantar su orgullo pero... además de quedarse con la garganta seca sólo pudo clavar la mirada en la punta de sus tenis.

Las espadas de madera no se quedan clavadas— Admitiendo con la pequeña nariz arrugada, elevó la vista tanto como pudo para seguir la altura de la imponente figura acercarse a su posición. Tenía que echar un poco la cabeza hacia atrás para ver el rostro del hombre rubio y silenciosamente se preguntó sí todos los Nefilim varones poseían el don de crecer tan altos como un roble pues él se sentía diminuto ser en tierra de gigantes. Entonces señaló la espada con el índice como sí acusara al arma y no la falta de técnica. —¡Pesa más que mi propio brazo!— Remilgó frustrado. Su primer intento de entrenamiento estaba por completo fallido —Mi...— Titubeo jugueteando con el final de su camiseta y los últimos botones —Mi abuelo se niega a enseñarme con las armas reales. ¡He recibido mi primera runa hace ya un año y no aprendo nada!.

De acuerdo, quizás estaba siendo demasiado escandaloso para ser su primera vez entablando una... ¿conversación? con los cazadores de El Instituto -y no contaba exactamente el parisino Eastwood como primer contacto- así que muy seguramente tenía la apariencia de cualquier niño necio en no abandonar la sala de Entrenamiento hasta que le enseñaran algo de provecho. —Perdona— Se disculpó nuevamente rojo por la vergüenza y estiró el delgado brazo con la mano extendida hacia el mayor —Soy Bastian Fairscale; he vivido en N.Y toda mi corta vida y... no tengo mucha experiencia con las presentaciones... ¿me ayudarías a entrenar?.



OffRol: ¡Lamento mucho la espera!, he tenido jornadas con el trabajo agotadoras y no sabía cómo organizar mis tiempos. ¡Espero compensar la espera con respuestas más veloces y cortas! :D. Saludos.


IF I WAS YOU...:
avatar
Mensajes : 29

Reliquias : 123

Temas : 3/3 (Sorry guys!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8328-bastian-fairscale-id#72013http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8341-bastian-s-relationship#72090http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8342-bastian-s-chronology#72091
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: I am not a child who needs protection! [Arthur Edgeworth]

Mensaje— por Invitado el Lun Mar 12, 2018 10:54 pm

Si es que Arthur había llegado a sonar antipático o con cualquier dejo de superioridad, no había sido para nada su intención o siquiera el lugar desde el que había pretendido hablarle al chico, sino simplemente no sabía cómo dirigirse a la mayor parte de las personas, mucho menos a alguien más joven, teniendo como único ejemplo y base para ello la manera en que sus propios padres habían tenido para enseñarle y guiarlo. No podía decir que no hubiese existido amor de parte de ellos, ni mucho menos, pero en lo que se refería a entrenamiento el tono adquirido siempre variaba diametralmente del que se podía llegar a usar en otras ocasiones. Así y todo, lo que tenía de empatía le alcanzaba para darse cuenta del impacto que había resultado en su acompañante a partir de las pocas palabras que le había dirigido y, claro, sentirse algo culpable por ello.

-Depende de qué tan fuerte sea el impacto, la velocidad y el lugar donde deban clavarse-
intervino una vez más antes de negar con la cabeza. -De todas maneras, una vez que tienes una espada clavada, hay que saber desde qué ángulo ejercer fuerza para poder sacarla con más facilidad... y en medio de una batalla eso puede ser la diferencia entre la vida y la muerte- señaló acercándose un poco más, poniendo su mano sobre el pomo del arma y calibrándola ligeramente pero sin hacer nada para sacarla de donde se había trabado.

-Bastian, mi nombre es Arthur Edgeworth- se presentó a su vez, dándole la mano para completar la fórmula social, que al menos de ésa sí que tenía conocimiento. -¿Cuántos años tienes, Bastian?- consultó brevemente antes de señalarle con el mentón la espada. -Apuntaste demasiado alto con tu golpe, pero tiene sentido por tu altura, considerando que hasta que crezcas más es posible que te enfrentes a contrincantes más altos que tú. Puedo darte algunos consejos- señaló, aceptando indirectamente su petición.

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.