29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


38 # 37
18
NEFILIMS
7
CONSEJO
11
HUMANOS
5
LICÁNTRO.
12
VAMPIROS
13
BRUJOS
6
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas

Tigres que ansían sangre || Elisabeth B.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tigres que ansían sangre || Elisabeth B.

Mensaje— por Charles Fields el Sáb Ene 27, 2018 4:38 pm


Tigres que ansían sangre

✧ Edificio abandonado (afueras de NY) ✧
✧ Entre semana, pasada la medianoche ✧
✧ Cielo encapotado, temperatura baja ✧
Vestimenta

La sala está medio en ruinas, la oscuridad y la humedad reinan en ella, al igual que en mi interior. Permanezco en posición de buda, sentado sobre un gran charco de agua que cubre el suelo de toda la estancia, con mis ojos cerrados y mis manos alzadas sobre mis rodillas, uniendo la punta de los dedos corazón y pulgar de cada una. El silencio sepulcral se rompe de vez en cuando por algún que otro rugido de las inmundas criaturas que aquí habitan, esos demonios alejados de la vista que se alimentan de todo aquello que aquí se acerque. Y entonces podría preguntarme, ¿qué hago yo aquí? Fácil, entrenar esas habilidades que Charles parecía tener olvidadas.

- Tic, tac. Tic, tac. El tiempo pasa y nadie me viene a visitar -murmuro con los ojos todavía cerrados-. Tic, tac. Tic, tac. Esto tan solo me da más tiempo para pensar…

Y me adentro en mi interior, buscando esa esencia de poder que me permite ver el futuro. Nada más llegar a esa pequeña luz y entrar en contacto con ella, soy capaz de visionar una escena: una veintena de seres repugnantes lanzándose contra una de sus presas en mitad de una sala encharcada. Está bien saber que todavía me quedan unos minutos para que semejante situación se desate, así que, buscando con más profundidad en la luz anterior, busco esa línea del tiempo tan frágil, ese presente que separa lo pasado de lo futuro. Necesito atravesarla, necesito poner un pie en ese otro lado para conseguir desarrollar algo que llevo tiempo deseando, pero de lo cual mi otro Yo no se ha preocupado.
Sin embargo, lo chillidos estridentes producidos por los organismos que acaban de detectarme me despiertan de mi trance. No saben lo que acaban de desatar. Como si de una fuerte ola se tratase, veo a unos diez pasar de largo por la entrada que tengo justo en frente, derrapando al pasarse de largo y adentrándose de forma tosca y rápida en la sala, buscando lanzarse contra mí. Debo suponer, por los sonidos que proceden de mi espalda, que otra oleada acecha también por ahí, así que, en el momento en que el primero de ellos está a punto de rozarme con su mandíbula impregnada en esa viscosa y asquerosa sustancia semi-transparente, toco el suelo con la punta de mis dedos y, concentrándome en toda la extensión de agua, termino por apoyar toda la superficie de ambas manos, logrando que puntiagudas estacas de hielo se formen de manera inmediata, atravesando por la mitad a todos y cada uno de los débiles seres infernales que se encontraban en la sala, haciéndoles explotar en mi cachitos.

- Ups, parece que me he manchado -limpio la gota de sangre demoníaca que recorre mi mejilla con mi dedo índice, aumentando la temperatura de éste después para evaporar tan asquerosa sustancia-. Se acabó la diversión por hoy.

Es entonces cuando siento la presencia de alguien en el piso inferior, así que rápidamente me levanto y me dirijo al lugar del cual procedía tal energía. En el vestíbulo, ahora completamente vacío de energía demoníaca, se encuentra el cuerpo de una joven, con ropa desgarrada y piel seca. Me acerco y agacho junto a ella, para comprobar su pulso.

- Muerta… y, ¿seca? -su piel no tiene esa humedad impregnada típica de una humana, además de estar completamente helada.

Es al revisar su cuerpo que encuentro marcas un tanto extrañas, mordeduras. Sonrío de medio lado con malicia, al suponer lo que le ha ocurrido, pero continúo explorando para ver si encuentro alguna otra evidencia. Y es al llegar a su rostro, completamente escuálido, pálido y con los labios amoratados, que me percato de la presencia de un pendiente de oro en una de sus orejas, pero de la ausencia de su pareja en la otra. Así que lo arranco con fuerza, sorprendiéndome al ver que la muchacha apenas sangra, tan solo expulsa un par de gotas de sangre coagulada.

- Veamos dónde estás… -aprieto la joya en mi mano, sintiendo el leve ardor que semejante material me genera, por culpa de mi parte de sangre demoníaca. Cierro de nuevo los ojos y me concentro en encontrar el otro pendiente que irradie la misma energía, esperando no llegar demasiado tarde antes de que ésta se haya desvanecido por completo-. ¡Bingo!

Me pongo en pie y me acerco a la salida, dejando el cuerpo inerte en el mismo lugar en el cual lo encontré, y guardando el pendiente en uno de mis bolsillos. “Descansa en paz”, pienso, justo antes de cerrar el portón tras mi salida. Es entonces cuando escucho un gran alboroto a mis espaldas, supongo que los demonios estaban esperando mi marcha para lanzarse a devorar la comida que les acaban de servir en bandeja. Así que, por mi parte, me dirijo al punto en el que supuestamente se encuentra el par perdido de la joya, siguiendo el rastro que ha dejado hasta llegar al edificio abandonado.


✧ Bathory's club (callejones de NY) ✧


Encapuchado con mi sudadera negra y oculto ante los ojos de los mundanos que a estas altas horas de la noche deambulan por las calles, consigo llegar hasta un local con un luminoso cartel parpadeante justo sobre la entrada, una discoteca. Por suerte no hay nada de cola, supongo que siendo las horas que son todo el mundo debe estar ya en su interior, así que no tengo problemas para adentrarme. El segurata debe ser un mundano simplón sin la capacidad de la Visión, o bien está tan ciego que ni siquiera se percata de mi paso.
El local está llenísimo de gente que se mueve al ritmo de una estridente música de fondo, como poseídos por ella, pero mi objetivo no está en esta sala, así que no me interesa permanecer mucho rato aquí, no vaya a ser que alguien pueda verme y se extrañe por llevar puesta la capucha. Aunque, siendo sincero, creo que tienen demasiado alcohol u otras drogas en su organismo como para detenerse a analizar mi aspecto, así que, sin ninguna preocupación, me desplazo entre la multitud, intentando ser lo más escurridizo posible para que nadie interrumpa mi paso, hasta que, al fin, llego al otro lado de la sala. Unas escaleras que llevan hacia un piso superior o uno inferior quedan ante mí, aunque la intensidad de la señal del pendiente aumenta cuando tomo las ascendentes, llevándome hasta una puerta cerrada, con un par de armarios vigilándola. Tenía la esperanza de que también fuesen humanos sin Visión, pero supongo que no puedo tener dos golpes de suerte en un mismo día.

- ¿Adónde vas, enano? -sonrío con malicia en las sombras generadas por mi capucha.
- ¿Seríais tan amables de dejarme pasar? -comento con tono seductor y alargando las palabras para incrementar semejante sensación, además de poner morritos fingiendo el querer dar lástima.
- Sin invitación, nadie pasa, así que largo de aquí -siguen reticentes a permitir mi entrada, así que supongo que tendré que arriesgarme con algo, porque quien no arriesga, no gana.
- No creo que queráis que, en vez de dejarme entrar a mí, tengáis que recibir a La Clave… -le susurro a uno de ellos, transmitiéndole placer con cada una de las letras que deposito en su oído y con el tacto de las insinuantes caricias que ejerzo lentamente sobre su brazo, viendo cómo su rostro se descompone de gozo por los efectos de mi poder, mientras el otro se queda sorprendido por lo que está sucediendo.




Última edición por Charles Fields el Dom Abr 29, 2018 11:56 am, editado 7 veces


Charles: #10657c || Deimos: #4b677c


     
: Yin-Yang :
avatar
Mensajes : 447

Reliquias : 2235

Temas : 5 en curso + 1 pausado


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8705-ficha-de-charles-fields#75510http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8713-relaciones-de-charles-fields#75559http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8714-cronologia-de-charles-fields#75560http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9711-stories-to-be-told-0-3#84640
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Tigres que ansían sangre
→ Entre semana → Pasada la medianoche → Mi club (sin nombre por ahora) → Cielo encapotado, temperatura baja → Atuendo
Una discoteca. ¿Por qué iba a querer dirigir una vampira antigua como la Condesa Sangrienta una discoteca? ¿No resulta obvio? Tan solo es una tapadera. Por fuera se ve como un club moderno y con estilo, lleno de vida y música, un lugar donde ir a divertirse y conocer gente de lo más interesante. En el interior se puede encontrar el sueño hecho realidad de cualquier alma fiestera y gente de lo más variopinta. Cualquiera con la visión puede ver que no es solo un lugar para mundanos sino subterráneos de todos los tipos. Se pueden tomar bebidas para todos los gustos y escuchar música pinchada por un DJ en directo todas las noches con las canciones más destacadas del momento. De día es un lounge club en el que tomarte una copa tranquilo con una agradable música ambiente. Lo que pocos conocen es lo que aguarda en la muy exclusiva sala VIP localizada al subir las escaleras que se encuentran al fondo del local y guardadas por un par de corpulentos vigilantes vampiros vestidos de negro. Quien intente colarse sin invitación será bloqueado por ellos y escoltado fuera del local por otro par de gorilas dedicados exclusivamente a la seguridad de la discoteca.

Ahora, después de toda esta explicación, la pregunta es: ¿de qué actúa como tapadera el club? A esto se contestará con otra pregunta. ¿Qué necesitan los vampiros para sobrevivir? ¡Bingo! Lo has acertado. Sangre. Por ahora esa es la única respuesta que se dará. No quieres que se desvele todo el misterio desde el principio, ¿verdad?

Elisabeth se encuentra en la planta VIP, caminando hacia su despacho después de haber solventado un problema con uno de sus clientes, cuando escucha una amenaza sobre la Clave hecha por un jovenzuelo a uno de sus guardas. Cualquiera no podría haber escuchado esa amenaza en forma de susurro, pero las habilidades vampíricas de la Condesa le han permitido hacerlo y no está nada contenta con lo que ha oído. ¿Quién se cree que es ese niñato para amenazar a su club con la presencia de la Clave? La dama baja las escaleras con presteza y chasquea los dedos. Este acto hace que los guardas se aparten para dejar paso a que su señora pueda confrontar al encapuchado. -¿Qué sucede aquí? ¿Algo con lo que pueda ayudarte, querido?- Su voz suena intimidante al igual que su presencia. Uno de los vigilantes le susurra al oído lo sucedido y vuelve a su lugar. No le queda otra que repetirle lo que le ha dicho su secuaz. -Sin invitación no hay entrada. Si vuelvo a escuchar algo sobre la Clave, dudo que puedas ir a decirles nada sin lengua.- Eso último lo dice en un tono bajo para que solamente lo pueda escuchar el encapuchado y sus esbirros.


Última edición por Elisabeth Bathory el Jue Abr 19, 2018 12:13 am, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 37

Reliquias : 368

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9206-elisabeth-bathory-ficha-de-la-condesa-sangrienta-finalizada#79952http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9210-venganza-para-la-condesa#79991
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tigres que ansían sangre || Elisabeth B.

Mensaje— por Charles Fields el Sáb Mar 24, 2018 12:32 pm


Tigres que ansían sangre

✧ Bathory's club (callejones de NY) ✧
✧ Entre semana, pasada la medianoche ✧
✧ Cielo encapotado, temperatura baja ✧
Vestimenta

Mi mano va descendiendo lentamente por el costado del guardia, sin apartar mi mirada de su rostro que cada vez demuestra estar más y más extasiado, permitiéndome sentir cómo todos sus músculos van relajándose y perdiendo así esa posición firma que mantenía hace tan solo unos segundos. El otro está a punto de intervenir, cuando la voz de una mujer se hace presente entre ellos. Al momento, aparto mi mano del hombre, que muy confuso, agita su cabeza para recuperar su cordura e intentar buscar una explicación a lo sucedido. Pero ese ya no es mi problema, porque ahora toda mi atención se dirige hacia la esbelta mujer de rubios cabellos y ojos azules que ha delante de mí, con porte sumamente elegante. Su presencia me resultaría intimidante si no fuera porque no le temo a nada, así que me limito a mirarla fijamente a los ojos mientras uno de los pálidos gorilas se acerca a ella para susurrarle algo al oído, manteniendo de manera firme mi posición, sin dar ni un paso hacia atrás.

- En ese caso, me gustaría disponer de una de esas invitaciones, ¿cómo podría conseguirla? -intento mostrar inocencia, desconocimiento acerca de lo que es probable que se encuentre detrás de estas puertas-. La Clave no tiene por qué saber nada acerca de todo esto, nada me vincula a ellos. Es tan sencillo como dejarme entrar para que pueda encontrar algo que se le perdió a… -pienso rápidamente en un posible nombre, o una relación que podría tener con la víctima que perdió el pendiente-. Mi novia. Estuvo aquí, pero cuando nos encontramos después de su salida, nos dimos cuenta de que le faltaba la pareja del pendiente que llevaba puesto -saco el pendiente que llevo en el bolsillo y se lo muestro sobre la palma de mi mano-. Le dije que ya vendría yo mismo a buscarlo, ella estaba demasiado cansada para volver. Así que, si es tan amable, ¿me dejaría pasar? Tan solo entraré a buscar eso, luego me iré -mi voz no tiembla en ningún momento, logrando que toda esta sarta de mentiras suene bastante creíble, mientras una maliciosa sonrisa se esconde bajo las sombras de mi capucha.

A su vez, intento conectar mentalmente con la mujer, buscar una rendija entre sus pensamientos para poder colarme en ellos y manipularlos a mi antojo. Pero, al contrario que con el guardia al que seduje, ella parece tener un muro mucho más resistente, sin ninguna grieta aparente por la que abrirme paso. Eso me lleva a pensar que quizá ellos son dos simples torres de vigía, fáciles de derrocar con tan solo cargarse la base que las mantiene en pie. Sin embargo, ella debe ser el bastión central, ese castillo tan fortificado cuyas murallas tan solo ceden ante los múltiples golpes de unos arietes que, por el momento, no estoy dispuesto a usar. Si con la diplomacia puedo lograr mis objetivos, ¿para qué voy a gastar energía en poner en juego mis ases ocultos?




Última edición por Charles Fields el Dom Abr 29, 2018 11:56 am, editado 2 veces


Charles: #10657c || Deimos: #4b677c


     
: Yin-Yang :
avatar
Mensajes : 447

Reliquias : 2235

Temas : 5 en curso + 1 pausado


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8705-ficha-de-charles-fields#75510http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8713-relaciones-de-charles-fields#75559http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8714-cronologia-de-charles-fields#75560http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9711-stories-to-be-told-0-3#84640
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Tigres que ansían sangre
→ Entre semana → Pasada la medianoche → Mi club (sin nombre por ahora) → Cielo encapotado, temperatura baja → Atuendo
El vigilante al que estaba susurrando el encapuchado parece afectado de alguna manera cuando se separan, algo que le resulta sospechoso a la Condesa. Este jovencito esconde algo más que su rostro. Al comentar que hace falta invitación para entrar en la zona VIP, éste pidió una. -Me da que no tienes lo que hay que tener para recibir una.- Si de verdad supiese lo que hay ahí arriba, cosa que resulta improbable, ahora sería el momento de mostrar la necesidad de pasaje.

Elisabeth escucha la sarta de sandeces que suelta el encapuchado. ¿De verdad cree que será tan sencillo? Primero que no tiene sentido alguno lo que dice. ¿Amenaza con la Clave solamente por encontrar el pendiente de su supuesta novia? Y segundo, ninguno de sus clientes VIP enviarían a cualquiera sin invitación así como así. Esto huele a chamusquina por todos lados, pero la dama no rechaza una batalla de intelectos cuando se le presenta. -¿Quién es tu "novia"? Conozco a todos mis clientes VIP. Si lo que dices es cierto no tendrás problema en darme su nombre.- La vampiresa arquea una ceja de forma expectante, prestando atención a los signos vitales del chico por si puede denotar alguna señal de mentira.

A la vez que habla, la Condesa percibe algo extraño, como un roce de alguien cuando sabes que no hay nadie lo suficientemente cerca como para tocarte. Eso la hacer ponerse alerta y prestar más atención a su entorno. Echa una mirada a su alrededor, por encima de los hombros del encapuchado, buscando lo que sea que pueda haber causado esa sensación. Por desgracia no ve nada sospechoso, nadie que les esté prestando más atención de la habitual en un lugar así. Por ello descarta el sentimiento como si no hubiese sucedido nada, volviendo su atención a la persona con la que está tratando, pero el resquemor sigue ahí. Sus sospechas no se apaciguan tan fácilmente después de tantos años sobre la tierra.
avatar
Mensajes : 37

Reliquias : 368

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9206-elisabeth-bathory-ficha-de-la-condesa-sangrienta-finalizada#79952http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9210-venganza-para-la-condesa#79991
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo


Tigres que ansían sangre

✧ Bathory's club (callejones de NY) ✧
✧ Entre semana, pasada la medianoche ✧
✧ Cielo encapotado, temperatura baja ✧
Vestimenta

- ¿Qué hay que tener para recibir una entrada, entonces? -pregunto manteniendo la falsa inocencia, aunque con una chispa desafiante generada en mi interior-. ¿Algo como una piel fría y pálida como la de una serpiente albina? -obviamente, haciendo referencia a las características de vampiro, bastante notorias en los seguratas, aunque un poco menos claras en ella.

Lo que me lleva a pensar en dos opciones: o bien utiliza una gran cantidad de maquillaje, o bien el tiempo le ha enseñado a cómo mantener bien ocultos sus rasgos. Sin embargo, son sus ansias por batallar con argumentos lo que me lleva a decantarme por la segunda opción. Con su pregunta acerca de mi novia me deja un poco desprevenido, aunque creo saber cómo puedo salir de la situación. Por suerte, la mente de los “gorilas” es accesible, así que procuro acceder a un nombre de mujer correspondiente a hace una hora aproximadamente.

- Sarah, mi novia se llama Sarah -afirmo seguro de mí mismo, manteniendo mi mirada sobre la rubia mujer, que me observa expectante en busca de cualquier error que pueda cometer y a través del cual atacarme-. No me dijo nada de una invitación, tan solo que algo un poco extraño le había ocurrido al otro lado de esas puertas -señalo con un gesto de cabeza hacia la entrada vigilada por los seguratas-. Por eso mismo he venido yo, para encontrar el pendiente perdido, porque ella no se sentía demasiado bien y estaba demasiado nerviosa como para volver -un último argumento más y mi intervención habrá terminado, para darle de nuevo paso a ella-. Conozco bien el submundo, y sé que no está hecho para cualquier mundano.

Esa última frase cae como una losa de piedra en mitad de una gran sala silenciosa y con capacidad de reverberación, con ésta he dejado claro que, aunque mi supuesta novia sí que lo fuera, yo no soy cualquier mundano. No se trata tan solo de una aclaración sin más, sino de un aviso para la mujer del vestido carmesí, porque he podido sentir cierta sospecha y soberbia en ella, y no pienso permitir que suba por encima de mí ni que me subestime.




Charles: #10657c || Deimos: #4b677c


     
: Yin-Yang :
avatar
Mensajes : 447

Reliquias : 2235

Temas : 5 en curso + 1 pausado


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8705-ficha-de-charles-fields#75510http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8713-relaciones-de-charles-fields#75559http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8714-cronologia-de-charles-fields#75560http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9711-stories-to-be-told-0-3#84640
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Tigres que ansían sangre
→ Entre semana → Pasada la medianoche → Mi club (sin nombre por ahora) → Cielo encapotado, temperatura baja → Atuendo
El simple hecho de hacer esa pregunta denota que el chico no debería entrar en la sala VIP, pues todos los que quieren entrar conocen lo que sucede ahí y sabrían explicar su necesidad. Aunque la siguiente pregunta hace a la Condesa enarcar una ceja. Vaya vaya, así que algo sabe sobre el mundo de las sombras. -Es una de las posibilidades, pero no la única.-

Después de sus últimas palabras, la dama de cabellera rubia se queda pensativa un instante antes de hacer una leve señal con la mano a los guardias para que le dejen pasar. -Sígueme.- No se va a dar por vencido tan fácilmente, pero quiere averiguar lo que el encapuchado cree saber. Sube las escaleras, con los sentidos pendientes de que el joven la siga sin desviarse. Las paredes y el suelo son oscuros, de manera que si no hubiese luz no se podría distinguir nada en absoluto, especialmente diseñado para crear confusión en los "invitados" mundanos. Conforme ascienden la música se hace menos audible, solamente pudiendo notarse la vibración de la misma. Al llegar arriba no se ve más que un pasillo que gira a la derecha y puertas a ambos lados, todo absolutamente en silencio. No hay señales visibles en las puertas por lo que solamente quien deba estar ahí es quien sabe donde debe entrar y donde no. La Condesa sigue caminando hasta llegar a una puerta al fondo del pasillo, el cual continúa hacia la derecha. La puerta en la que se detiene se ve un tanto diferente, más detallada e imponente. Ocultando sus movimientos, la mujer levanta un pequeño panel al principio imperceptible en el que solamente se ve un agujero. Se realiza un pequeño corte en el dedo y lo inserta en el mismo, abriéndose al poco la puerta. Esta da a un despacho de estilo nobiliario. Todo en el interior tiene aspecto caro y antiguo, recuerdos de una vida pasada pero no olvidada. Espera en el rellano de la puerta a que entre el chico y ella pasa después, cerrando la hoja detrás de ellos para más privacidad. -Siéntate.- Le ordena señalando a una silla de madera acolchada con terciopelo de color vino situada delante de un escritorio enorme. Ella toma asiento en el sillón de detrás del escritorio y se queda observando al encapuchado durante unos instantes. -¿Cómo te llamas misterioso joven? Y no quiero mentiras, estamos en un lugar privado.-
avatar
Mensajes : 37

Reliquias : 368

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9206-elisabeth-bathory-ficha-de-la-condesa-sangrienta-finalizada#79952http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9210-venganza-para-la-condesa#79991
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo


Tigres que ansían sangre

✧ Bathory's club (callejones de NY) ✧
✧ Entre semana, pasada la medianoche ✧
✧ Cielo encapotado, temperatura baja ✧
Vestimenta

Por unos momentos me quedo pensando en las diversas alternativas que pueden generarse a través de mi última intervención: un desafío abierto, más preguntas que busquen destruir mis argumentos, una patada en el culo para echarme del local -lo cual no sería un muy buena idea por su parte-, dejarme pasar sin más impedimentos… Pero de todas ellas, termina resultando la que menos me esperaba, y es que con un suave gesto con la mano indica a los guardias que se aparten para dejarnos pasar, ¡a ambos! Parece ser que he conseguido lo que quería, inmiscuirme entre estas misteriosas paredes que estoy seguro de que esconden más de un acto criminal a ojos de la Clave, pero aun así, será mejor que me ande con ojo, está claro que esta mujer es peligrosa y cualquier señal de rebeldía podría provocar que cambiase completamente su comportamiento hacia mí, por lo que será mejor que, de momento, siga todas sus instrucciones.

Los pasillos destacan por su oscuridad, paredes y suelo negros, con alguna que otra tenue luz en el techo, lo único que genera un poco de visibilidad. Procuro no desviarme del camino que la esbelta mujer va determinando, tampoco es que encuentre nada interesante que capte mi atención, ya que el núcleo del lugar está claramente en las plantas que ahora quedan bajo nuestros pies. Por la reducción de la música que ahora tan solo es perceptible a través de las leves vibraciones y el cambio en la iluminación, puedo deducir que nos estamos dirigiendo al despacho o a la habitación personal de la rubia.
Efectivamente, tras recorrer algunos pasillos nos detenemos frente a una puerta ornamentada, con un pequeño panel y un agujero en el mismo, en el cual mete su dedo para abrir la puerta, ¿una cerradura de sangre? No imaginaba que un lugar de apariencia tan clásica como este pudiese tener semejante pieza de tecnología, y es que la nueva estancia en la cual me abro paso no congenia para nada con ello. El estilo del despacho es incluso más clásico que el local en general, con caro mobiliario bien cuidado. Tras dar un par de pasos en el interior oigo la puerta cerrarse, lo cual me indica que ahora estoy completamente acorralado por la mujer y que, por lo tanto, tendré que proceder con muchísima más precaución que anteriormente.

- Pues si tan privado es este lugar, creo que ha llegado el momento de que me deje de jueguecitos y mentiras, y ambos seamos sinceros -me acerco a la silla en la que me ordena que me siente, y lo hago, no sin antes asegurarme de que no se trate de ninguna trampa. No detecto ningún tipo de energía sospechosa a su alrededor ni tampoco observo ningún mecanismo extraño que pudiese apresar mis manos al apoyar mis brazos, así que procedo con seguridad-. Mi nombre es Deimos y, como podrás imaginar, no soy un mundano cualquiera ni he venido aquí buscando el pendiente de mi supuesta novia que, por cierto, está muerta -todas estas palabras las digo con seriedad, pero completa normalidad, como si fuesen aclaraciones que o bien ella ya esperaba, o bien me suponen de poca importancia con respecto a lo que está por venir, a la misma vez que retiro mi capucha para mostrar mi rostro y así transmitirle algo más de confianza-. Si bien es cierto que la pareja del pendiente que llevo conmigo se encuentra en este local, yo estoy aquí por motivos un tanto distintos. De hecho, aquí tienes, puedes quedártelo si quieres -le lanzo el pendiente de oro para que se lo quede ella misma, porque a mí ya de poca utilidad me resulta-. No sé qué tipo de negocio tienes aquí montado, aunque puedo intuirlo. Soy conocedor de los bares de sangre mundana en la que se ofrecen individuos a sedientos vampiros que no tienen suficiente con alimentarse a base de animales salvajes o de bolsas de sangre hospitalarias. Así que dime, ¿qué tipo de servicios ofrecéis aquí?

Así comenzaría lo que terminaría siendo una más que interesante conversación con la que descubrí era una leyenda de carne y hueso, estaba negociando una alianza que llegaría a buen puerto, para sorpresa de ambos, con la mismísima condesa sangrienta, Elisabeth Bathory.




Charles: #10657c || Deimos: #4b677c


     
: Yin-Yang :
avatar
Mensajes : 447

Reliquias : 2235

Temas : 5 en curso + 1 pausado


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8705-ficha-de-charles-fields#75510http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8713-relaciones-de-charles-fields#75559http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8714-cronologia-de-charles-fields#75560http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9711-stories-to-be-told-0-3#84640
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Re: Tigres que ansían sangre || Elisabeth B.

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.