28/01 Estimados habitantes del submundo. La limpieza se hará el día 31 de madrugada.


01/01 ¡El Staff de Facilis Descensus Averni quiere desearos un muy feliz año 2018!


30/12 - Estimados habitantes del submundo. La limpieza se hará el día 31 de madrugada. ¡Detalles aquí!


03/12 - Estimados habitantes del submundo. ¡Los nefilims vuelven a estar disponibles!


07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


40 # 41
22
NEFILIMS
5
CONSEJO
13
HUMANOS
11
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
11
BRUJOS
6
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Wolf in sheep's clothing (Privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wolf in sheep's clothing (Privado)

Mensaje— por Allen Relish el Lun Feb 12, 2018 1:53 am

Wolf in sheep's clothing
→ Martes → 22:35 Hrs → PANDEMONIUM  → Frío  


Hay quienes dicen que la paciencia es una virtud, claro que aquellos que lo hacen suelen ser simples mortales, seres que se aferran al tiempo como lo mas preciado en sus existencias. Para aquellos que somos inmortales el tiempo no es mas que algo de poca importancia, un concepto que sabemos existe pero al que no le prestamos gran atención así que, para nosotros, la paciencia no es mas que un simple tramite para obtener lo deseado ¿Y que deseaba yo? Un poco de karma.

Y lo deseaba lo mas pronto posible.

Conocía la forma en la que tomaría venganza así como la identidad de aquella mundana que me "ayudaría" a tomarla, el plan estaba hecho, solo faltaba rellenar los huecos con información importante, sabia que el pequeño capricho de mi padre se encontraba en esta ciudad pero desconocía exactamente donde vivía y los lugares que solía frecuentar ¿La buena noticia? La pequeña mundanita, no conforme con haber liberado de forma estúpida a un poderoso demonio también habia decidido que era buena idea meterse en el submundo. Eso si era de utilidad, si algún subterráneo la conocía entonces le obligaría a decírmelo.

Pero no, no era esa la razón de mi visita al Pandemonium, tenia otros intereses. Había llegado a la ciudad semanas antes y, aunque no pensaba dejar mi departamento en Londres, no sabia exactamente cuanto tiempo tendría que estar en Nueva York y por ello necesitaba conseguir contactos, empleadores que necesiten de mis servicios y al mismo tiempo pudieran servirme de informantes; Por suerte para mi, en los tiempos que corrían, los servicios de un brujo eran bastante requeridos.

Mientras esperaba a mi empleador miraba a la multitud que bailaba sin descanso en la pista, las pieles sudorosas brillaban a multicolor gracias a las luces neón que reinaban el lugar y la neblina daba un toque irreal a la escena, podías sentir la energía vibrando en el ambiente, la presión tan peculiar del lugar. De donde venia también habían lugares así, sitios en los que el mundo de las sombras chocaba con el mundano creando una frágil sensación de seguridad en la que aquellas almas ignorantes se dejaban llevar.

Hablando de almas ignorantes.

No la estaba buscando, no hoy. Tampoco la encontré a la primera, de hecho tuve que mirarla un par de veces mas para darme cuenta de que aquella cabellera rubia era la que estaba cazando ¿Acaso solía frecuentar este lugar? No la culpaba después de todo el Pandemonium parecía llamar con fuerza la atención de los mundanos pero no parecía la clase de establecimientos que frecuentara una mundana como ella. Podría ser eso una simple coincidencia, pero seria una que usaría a mi favor.

Tras un par de minutos en los que envié un mensaje a mi empleador, avisando que seria mejor reunirnos otro día comencé a acercarme a la rubia, lamentablemente no estaba sola y eso podía ser un problema, no quería testigos que me vieran a su lado, por el momento quería mantener un perfil bajo y por ello debía de llamar su atención, hacer que se alejara de quienes le acompañaban. La respuesta fue obvia, pero no por ello agradable.

Con solo usar la alteración de apariencia podía adoptar, por tiempo limitado, la piel de alguien que llamara la atención de la rubia y no hablaba de algo banal como un joven apuesto, no; Hablaba de alguien que habia tenido cierta relevancia tanto para ella como para mi, un rostro que conocíamos bien. Hice el cambio en el baño de hombres, esperando a que estuviera vació, en el espejo miraba el odiado rostro prestado buscando cualquier error que pudiera haber, una vez seguro de que era la apariencia correcta salí de nuevo al antro.

Caminaba entre la gente esquivándolos con gracia, mirando a mi presa fijamente mientras me acercaba, mis movimiento describían un medio circulo que rodeaba a la rubia, siempre manteniendo una distancia cautelosa, fue hasta que estuve seguro de tener su atención que regrese sobre mis pasos, atrayendo la, haciendo que me siguiera hasta uno de los cuartos de servicio, aquella clase de cuarto en los que nadie prestaba atención, un poco de privacidad nos vendría de maravilla. Dentro de la habitación el sonido de la música sonaba amortiguada y la luz de la luna se colaba por una pequeña ventana polvorienta.

Solo tuve que esperar a que la puerta detrás mio se abriera y la espera no fue muy larga.

avatar
Mensajes : 3

Reliquias : 3

Ver perfil de usuario
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Re: Wolf in sheep's clothing (Privado)

Mensaje— por Winter J. White el Mar Feb 13, 2018 1:32 pm

Wolf in sheep's clothing
→ Martes → 22:35 Hrs → PANDEMONIUM  → Frío  
No le gustaba el Pandemonium y seguramente si sus amigos hubieran sabido lo que se cocía allí, no hubieran insistido tanto en ir. Sin embargo, Winter era consciente de que no podía soltarles la verdad del mundo de las sombras sin quedar como una completa chiflada y exponerlos a una muerte segura. Si ella seguía viva era sencillamente porque tenía amigos subterráneos y nephilims. Un inmenso letrero con luces de neón parpadeantes les dio la bienvenida. La inspectora frunció el ceño con la vista fija en la palabra DEMON, ¿en serio se fiaban de un local en que ya en la entrada te avisaba de lo que te ibas a encontrar dentro?

Al entrar, una oleada de calor y olores mezclados la asaltó. - Hay buen ambiente. - Apuntó Catherine, quien parecía encantada con el local. No le extrañaba en absoluto, la rubia parecía tener cierta debilidad por los hijos de la noche. ¿La habrían mordido alguna vez? Frunció el ceño ante la molesta idea de que su hermana acabara siendo adicta al veneno de vampiro. La inspectora White se acercó al oído de la más joven para que la pudiera escucharla por encima de la estridente música. - Vodka. Necesito vodka.- Catherine rió sin tapujos. - No soportas este sitio, ¿verdad?- Winter le dedicó una mirada mordaz a modo de respuesta, esperaba que con eso estuviera satisfecha.

Y a pesar de que sabía que debía mantenerse alerta para prevenir cualquier desgracia (como que a su hermana se la cenara un vampiro, o que Kibo fuera seducido por una ondina...), aceptó un maravilloso cóctel rosa decorado con una graciosa sombrillita. ¿Qué podía pasar por aceptar una copa? Total, ella era mundana su misión no era proteger a la humanidad, ella tenía derecho a meterse en líos y a errar.  Continuamente.

Se encontraba en la pista de baile, copa en mano. Era la... ¿tercera? ¿Cuarta? La verdad es que no lo sabía y le daba igual. Las luces rosadas bañaban los cuerpos sudorosos, otorgándoles cierto aire idílico. Las orbes zafiro de Winter se cerraron mientras contoneaba las caderas al ritmo de la desconocida canción que los grandes altavoces emitían, dejando que el alcohol embriagara por completo sus sentidos. Como un rayo que ilumina el oscuro cielo en media tormenta, una mirada la atravesó despertándola de su ensueño. Unos familiares ojos grises aparecieron entre la multitud, sin llegar jamás a acercarse. Al igual que la polilla acude inconscientemente a la luz, la rubia se acabó su bebida de un trago y caminó detrás de la alta figura de cabello tan negro como una noche sin luna. Sin miramientos, entró en un cuarto lleno de cajas. - ¿Reeve?- Preguntó con voz temblorosa, admirando los rasgos que jamás pensó volver a ver.

Su corazón martilleaba con fuerza y sentía un hormigueo en las yemas de los dedos. La luz de la luna se colaba por la pequeña ventana, bañando el rostro del que creía que era Reeve.- Pensé que jamás te volvería a ver.- Caminó hacia él, permitiendo que la luz la alcanzase también. Bajo los blanquecinos y fantasmagóricos rayos lunares, las hebras doradas se veían casi argénteas y la nívea piel que el encaje dejaba entrever, parecía ser de la más fina porcelana. El único color que permanecía imperturbable en aquella ilusión espectral, era el azul zafiro que centelleaba en sus orbes.


avatar
Mensajes : 776

Reliquias : 2371

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8288-tempus-fugit-winter-s-chrono?highlight=winter
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.