06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


28/01 Estimados habitantes del submundo. La limpieza se hará el día 31 de madrugada.


01/01 ¡El Staff de Facilis Descensus Averni quiere desearos un muy feliz año 2018!


37 # 40
19
NEFILIMS
7
CONSEJO
12
HUMANOS
6
LICÁNTRO.
11
VAMPIROS
15
BRUJOS
7
HADAS
2
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Noche de F1(Arlissa)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noche de F1(Arlissa)

Mensaje— por Arabelle O. Roxburghe el Dom Mar 18, 2018 3:40 pm

Noche de F1
→ 21:00 → The Victoria Pub Irlandes  → Frio y una fina lluvia intermitente

   Aún no conocía nada de esta enorme ciudad pero me encantaba su bullicio y el ir y venir de sus gentes a todas horas. Habia salido a dar una vuelta con mi coche cuando pase por delante de un pub irlandes que capto mi atención. "The Victoria"
Aunque hacia muchos años que no bebía me gustaba el bullicio de esos sitios por las noches. Aparque bastante cerca para mi suerte y fuí para mezclarme con el ambiente.

No habia demasiado gente aún. Apenas tres mesas con gente que estaba dando cuenta de sus cenas y un grupito de amigos, cuatro chicos y cuatro chicas que hablaban animadamente de deportes, concretamente de hockey, eso me parecio entender.
La verdad es que no desentonaba con la clientela. Yo vestía un pantalón vaquero desgastado una camiseta negra con un dibujo de un diablillo bebé guiñando un ojo y haciendo el gesto de okey con el pulgar y mi inseparable cazadora de cuero juento con las botas militares completaban mi estilo.

Me senté en la barra y pedí una cerveza. Habia comprobado que era fácil disimular que no me la bebia con el vidrio oscuro de las botellas, asi que siempre pedía lo mismo.
Mientras observaba la decoración del pub un conocído ruido llamo mi atención. Sin duda era el rugido de los formulas 1 saliendo de la parrilla. Me gire inmediatamente hacia la pantalla y me quedé totalmente enganchada.

-Vaya que suerte dije en bajito sin poder, ni querer, reprimir una sonrisa mientras distraidamente comenzaba a jugar despegando la etiqueta de la botella con mis uñas de manicura perfecta.

   



Móvil
Hablo /// Pienso
Acento mezcla Ruso+Frances
Una pasión:

avatar
Mensajes : 54

Reliquias : 66

Temas : 3/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9505-arabelle-o-roxburghe-construccion#82915http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9510-di-amigo-y-entra#82982http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9512-las-nornas#83001http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9348-la-vie-et-la-mort-1-2
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de F1(Arlissa)

Mensaje— por Arlissa R. NIghtgale el Lun Mar 19, 2018 2:34 am

Había tenido una tarde movida por así decirlo. Todo empezó bien, bastante bien y rutinario. Me desperté, me bañé y bajé a desayunar, no sin antes buscar a mi parabatai en su dormitorio. Al no encontrarlo pensé que ya había bajado, pero sentí un nudo en el estómago inmediatamente. Me ponía nerviosa no saber donde estaba, pero intenté controlarlo con todas mis fuerzas y ese malestar empeoró a medida que la mañana avanzaba. Desayuné poco, como siempre un cacao caliente, con la vista pegada al móvil. Fui hasta la sala de entrenamiento, ahí tampoco estaba, la biblioteca, la sala de música, el invernadero, la armería, no estaba en ninguno de esos sitios. Tecleé un mensaje a velocidad de la luz al mismo tiempo que me encaminaba hacia la salida para buscarlo. Me lo encontré entrando al instituto cuando iba saliendo. Primero lo analicé de arriba abajo, cada movimiento, cada palabra que su boca estaba diciendo comprendiendo que me estaba diciendo una verdad a medias. Es cierto que había hecho ejercicio, lo veía, pero sabía que también que no había dormido durante toda la noche y había salido en busca a algún demonio para poder matar. Discutimos y yo me fui de allí, escuchando los gritos del chico a mi espalda.

Estuve vagando por toda la ciudad sin ningún tipo de rumbo. Dejé el móvil en silencio, para no enterarme de nada, no quería saber nada aquel día. Mi enfado me había llevado a lo que pasó en la entrada del instituto. No me di cuenta que anocheció hasta que miré al cielo al sentir unas gotas lluvia caer sobre mí. Alcé la mirada antes de colocarme la capucha de la chaqueta sobre la cabeza y seguir avanzando hasta encontrar un local llamado The Victoria. Por suerte ahí dentro no llamaba la atención, por lo menos no por mi ropa. Llevaba un pantalón vaquero negro, con agujeros en las rodillas, unas botas negras de suelo gruesa, una camisa corta blanca que dejaba a la vista mi vientre y por último un chaquetón grueso parecido al cuero. En el interior del local hacía el suficiente calor para quitarme la chaqueta y estar perfectamente. Mi cabello caía suelto por mi espalda, como si fuera una cascada castaña. Pedí una copa de licor de chocolate, no me solía gustar las bebidas alcohólicas, solo unas pocas y el de chocolate era una de ellas a parte del de mora. Medio abandoné el vaso, hasta que rápidamente se hicieron las nueve de la noche.

La lluvia golpeaba débilmente los cristales del local y de manera intermitente. Era esta típica lluvia que no parecía nada pero que terminaba por empaparte por completo. Miré de nuevo el móvil, observando las quince llamadas y los cincuenta mensajes de mi parabatai. No le contestaba a ninguno de estos, todavía tenía ganas de hablar con él, sin contar que de vez en cuando debería sentir lo que yo sentía cada vez que se marchaba sin decirme nada. Era consciente que muchas de las veces, por no decir la mayoría, evitaba decirme esas cosas para no preocuparme y de ese modo poder desahogarse. No era estúpida, él prefería cazar solo porque podía llegar a ser muy imprudente y si estaba yo, solo se centraría en mi seguridad como yo lo hacía cuando íbamos a cazar. Mi parabatai era así, me molestaba pero lo aceptaba al mismo tiempo. Solo podía enfadarme y hacer esta clase de huelga de vez en cuando. Una parte de mí se había acostumbrado a irme a dormir en su habitación cuando él no podía hacerlo, en un intento de tranquilizarlo o lo que fuera que estuviera en mi mano.

No prestaba mucha atención a lo que tenía a mi alrededor, tenía un glamour para ocultar las runas de aquellos mundanos que no tenían la visión. Después esos seres del submundo si que podían ver todo lo que yo era. Todas las runas que marcaban mi pie y las cicatrices que adoraban mi cuerpo, incluida esa gran cicatriz que me adornaba el costado izquierdo y espalda. Debido a mi apresurada huída a modo de castigo, salí con lo puesto, y todos sabrían que era una nefilim casi desarmada. No tenía ni un solo cuchillo serafín y tampoco mi guadaña. Solo disponía de un par de cuchillos arrojadizos en la chaqueta y después una daga en cada bota. También podía decir que podía hacer milagros con un tenedor y un vaso. En ese momento, un sonido de motores se escuchó de una televisión, me giré para ver como comenzaba las carreras. Los coches casi planos se movían con rapidez, no conocía a ninguno de esos mundanos que conducían, tampoco me interesaba, solo me interesaba la emoción de las carreras. Di un par de golpecitos en la mesa con el vaso poniéndome algo nerviosa.
-Solo es suerte si hacen lo que deben. -contesté al comentario de una joven sentada cerca de mí, casi automática, sin pensar que pudiera escucharme. -Idiota… -solté. -Frena. -en ese momento el coche blanco con letras azules acabó por salirse de la pista, dando incluso un par de vueltas de campana. -Por no frenar. - En ese momento la pantalla de mi móvil se iluminó y comenzó a vibrar sobre la barra, moviendo todas las copas cercanas. En la pantalla brillaba el nombre de Aisak, hice una mueca con los labios antes de tomarme de un solo sorbo el chupito de chocolate. -Ponme otro. -le dije al camarero.
avatar
Mensajes : 40

Reliquias : 152


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9498-arlissa-r-nightgale
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de F1(Arlissa)

Mensaje— por Olivier A. Roxburghe el Miér Mar 21, 2018 11:57 am

Noche de F1
→ 21:00 → Calle  → Lluvia intermitente

Aquella noche se sentía hambriento. Dejó el fuego de la chimenea encendido, se colocó la gabardina y le dio un mimo a Monet antes de salir por la puerta. Lluvia. Por alguna razón que no terminaba de entender le gustaba caminar bajo ella. Quizás, porque el algún momento de su condenada vida alguien habría dicho que podía limpiar los pecado, y Dios sabe que él cargaba con un saco lleno. Olivier decidió ir a pie hacia el banco de sangre más cercano.

La gente parecía correr por sus vidas en cuanto la mínima gota comenzaba a caer del cielo, no lo entendía. En realidad sí, pero en ocasiones se le olvidaba que los humanos sienten frío y no les suele gustar tener la ropa húmeda. En cambio, a él le daba completamente igual. Lo único que no le agradaba de aquel tiempo era el no poder fumarse un cigarrillo mientras caminaba. Sí, era total y completamente consciente de lo estúpido que era. Y no, no era capaz siquiera de matizar su sabor, pero era algo que no sabía controlar. Al parecer fumar también podía ser una droga para los no-muertos.

Cierto coche llamó su atención desde la otra calle. Se había acostumbrado a ver buenos vehículos, pero no por aquella zona. Fue entonces cuando vio a la rubia de nuevo. Era la misma que había visto salir de aquel otro coche durante la exposición de arte. Aquel extraordinario parecido con su hermana era absurdo. Quizás fuera parte de su descendencia, ¿tatara-tatara-tatara-tatara-tatara nieta tal vez? Un lucecita roja se iluminó en su cabeza rubia, pero se negaba a creer que pudiera ser ella, le reconocido, ¿no? Quizás ya ni siquiera se acordaba bien de cómo era su hermana. Quizás, tantos quizás.

El vampiro, que se había quedado inmóvil al otro lado de la calle observando a la joven entrar en aquel pub, metió las manos en los bolsillos de su gabardina y siguió su rumbo. Tenía hambre.

avatar
Mensajes : 28

Reliquias : 407

Temas : 1/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8880-olivier-a-roxburghe-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8972-dans-la-vie-et-la-mort-o-a-r-rs#77703http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8973-la-route-jusqu-a-present-o-a-r#77704http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9348-la-vie-et-la-mort-0-2
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de F1(Arlissa)

Mensaje— por Arabelle O. Roxburghe el Miér Mar 21, 2018 1:59 pm

La tenué lluvía que golpeaba los cristales pasaba desapercibida entre las conversaciones de los pocos clientes que en esos momentos tenía el bar. Parecía que el frio de la noche y la lluvia desamimaban a la gente a reunirse con sus amigos en torno a unas cervezas aunque fuera en un lugar cálido, y a mi parecer, agradable como los pubs ingleses.

Me quedé mirando a la chica que habia respondido a mi comentario y le sonreí.
Hice un gesto, arrugando la nariz, cuando el coche blanco con letras azules acabó por salirse de la pista. -Debería haberlo visto venir, creo que exprimió demasiado su tiempo esta vez no era un comentario en bajito, era uno para ella.
Me giré a mirarla sonriendole y le extendí la mano -Me llamo Arabelle habia un extraño acento en mi ingles -es un placer conocer a otra mujer que le gustan las carreras de coches por el deporte en si y no por el dinero que se mueve a su alrededor

Por su indumentaria, que era genial, no era de las tias que siguen un deporte por el dinero que flota a su alrededor o por ver que famoso pueden o no cazar. Diria que ella si estaba viendo la carrera era porque le atraía ese deporte.

-Madre mia ¿que bebes? huele dulce desde aquí -mi sonrisa dejaba claro que no era una critica, solo un comentario -espero que no te pienses emborrachar con eso o mañana no seras persona.
No me había pasado desaparcibida la mueca que habia echo al mirar su móvil pero habria sido muy descortes y atrevido preguntarle por su desagrado, era mejor hacer un comentario inocuo pero en tono de broma sobre su bebida y si pensaba emborracharse. Eso le dejaba via libre para decidir si quería comentar algo al respecto de la desagradable llamada que habia recibido pero sin meterme donde no me llaman.
Yo era una persona abierta y dicharachera pero no todo el mundo era asi y además, no siempre se tiene un buen dia o buena noche mejor dicho en esta ocasión.

Mientras me quedé esperando su reacción no pude evitar fijarme en que en algunos lugares de su descubierta piel asomaban unos "curiosos tatuajes" no es que llevase escrito en la frente cazadora pero era una posibilidad enorme.
Una de las primeras personas con las que me topo en Nueva York y resulta que es una cazadora. Espero que no sea de esos racistas.
Aún así no borré mi sonrisa de la cara, no todos los cazadores nos odiaban. Habia conocido de muchos tipos realmente. A los que les gustamos porque eramos "los chicos malos de la peli" sin llegar a ser unos sádicos, locos como los demonios. Los que realmente nos consideraban iguales, no hace falta decir que estos eran algo tan raro como un vampiro a tomando el sol. Los que nos despreciaban pero nos evitaban. Los que nos despreciaban y nos cazaban por deporte. En fin, habia tantos que necesitaría medio siglo para enumerarlos a todos.
¿De que tipo sería ella? Tendría que esperar para verlo.



Móvil
Hablo /// Pienso
Acento mezcla Ruso+Frances
Una pasión:

avatar
Mensajes : 54

Reliquias : 66

Temas : 3/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9505-arabelle-o-roxburghe-construccion#82915http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9510-di-amigo-y-entra#82982http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9512-las-nornas#83001http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9348-la-vie-et-la-mort-1-2
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de F1(Arlissa)

Mensaje— por Arlissa R. NIghtgale el Jue Abr 05, 2018 1:45 am

Miraba la pantalla de la televisión, atenta tanto a ese aparato, a la pantalla del móvil y mi copa. Era toda una combinación de acciones que me mantenían ocupada. Nunca podría olvidar del todo el móvil por si me necesitaban rápidamente, si me necesitaba Aisak. Ahora me daba igual en parte, podía seguir llamando y mandado mensajes, no iba a volver hasta bien entrada la noche y seguramente me estaría esperando como de costumbre. Era lo que pasaba cuando tenía mal genio más insomnio. Pedí otra copa, viendo la F1 mundana, era una de las pocas cosas que veía y tan solo cuando me encontraba en los bares. Escuché el comentario de una mujer, le contesté de manera neutra por lo que acaba de pasar en la carrera. No se podía esperar otra cosa.
-Si has perdido el tiempo tanto acelerar en curva no te va ayudar a no ser que sepas controlar el coche. -miré como los coches de urgencia se acercaban para atender al piloto. Al girarme para pedir otra copa la mujer que había hablado se giró a su vez en mi dirección, extendiendo la mano presentándose. -Arlissa. -dije aceptando su mano con un apretón firme. El contraste de sus manos era suaves comparadas con la aspereza de las mías. Los vampiros siempre tenían esa clase de perfección después de morir, excepto por una cosa, no tenían olor natural. Podían oler por las cosas que se echaban pero no olían a nada, conveniente para cazar. -Me gusta más conducir que verlo. -le aclaré. -Pero está bien de vez en cuando verlo, sirve para distraer… -el móvil vibró de nuevo. El nombre de Aisak de nuevo en la pantalla. Lo ignoré.

Me encantaría ser capaz de apagarlo y mandarlo todo a la mierda, pero el sentido de la responsabilidad podía conmigo y tenía que mantenerlo encendido. También estuve tentada a ir a casa de Pierre y quedarme allí, sabía que no le iba a molestar pero no quería ser una carga. Por lo tanto, mi mejor opción era quedarme esta noche por ahí, ya recuperaría las horas de sueño de alguna forma.
-Es licor de chocolate. -le contesté cogiendo la copa y darle vueltas al líquido marrón que me acababan de traer. Sonreí a medio lado al escuchar su comentario. -Tal vez debería hacer eso, emborracharme no ponerme un iratze. -esta vez si que colgué el móvil cuando volvió a sonar. Lo puse en no molestar, supongo que durante cinco minutos no pasaría nada o diez minutos con esa opción puesta. -¿Qué te trae por aquí? -pregunté sin más. No como una cazadora de sombras, sencillamente por curiosidad. Nueva York era muy grande pero después de todos los años a una le acaban sonando muchos rostros y más en el submundo. Tampoco se me pasaba por alto que era una hija de la noche. No era delito ir a donde te saliera del mismísimo, pero si que era bastante extraño encontrarme a alguien de su naturaleza mezclándose con los mundanos.

A mí me daba igual, mientras que no se saltara la ley de los acuerdos podía moverse por donde quisiera. Observé de de nuevo la pantalla del móvil, vi que me habían acumulado cinco llamadas. Acaba de sacar de quicio a mi parabatai, que se le iba hacer. Por un momento me perdí en mis pensamientos sobre Gales, y como tenía que notarse mi acento de allí. En estos momentos lo echaba de menos, podía perfectamente perderme en el bosque y a ver quien me encontraría. Mis padres bien podían hacerlo, pero sabían que era mejor dejarme tranquila cuando me encontraba de este modo. Aquí, sin embargo, solo podía irme en bar en bar en busca de algo divertido o sencillamente a tomar licor de chocolate. En ese momento me bebí el chupito de un trago.
-¿Cómo evitas que te llenen el buzón de voz de mensajes? -le pregunté vagamente. Ahora vibraba por los mensajes, lo prefería antes que las llamadas. En ese momento entró alguien en el bar, que mejor no hubiera entrado. Una parte de mí rezó al Ángel que no me viera o me ignorara, no tenía ganas pero por otro lado que me prestara atención, una buena pelea ayudaba a descargar. Sin duda tendría que ser fuera de aquí, no era bueno que los mundanos se enteraran accidentalmente de la existencia del submundo.
avatar
Mensajes : 40

Reliquias : 152


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9498-arlissa-r-nightgale
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de F1(Arlissa)

Mensaje— por Arabelle O. Roxburghe el Lun Abr 09, 2018 4:36 pm

-Encantada respondí sonriente cuando aceptó mi mano y mi presentación.
-Yo tambien soy de las que prefiere la acción al banquillo pero aún no conozco la ciudad asi que no se donde hay circuitos. De momento, me conformo con esto -dije señalando a la tele con mi cerveza que aún estaba casi llena.
Acaba de fijarme que el tio que Arlissa tenía detrás bebía la misma cerveza que yo y la tenía a medias, era la opción perfecta para darle el cambiazo, aunque no siempre lo hacia porque desde que me iba del bar el camarero recogería la cerveza sin darle vueltas al porque alguien había dejado la cerveza llena.

-Vaya no sabía que había licor de eso la verdad -sonreí mirando el chupito -tiene que dejar una resaca espantosa ¿no? dicen que las bebidas dulces son las peores para eso. Bueno claro -sonreí nuevamente un instante -a ti eso no te preocupa por mucho tiempo. No sabia como funcionaba pero si había oido hablar de esas runas Iratze que les curaban.

-Pues al bar me trae la costumbre de reunirme con los amigos para ver las carreras, aunque aquí no tengo pandilla para eso aún. A Nueva York me trae el trabajo -levante el dedo indice de la mano derecha, como si le diera a la pausa, mientras metia la mano izquierda en el interior de la cazadora de cuero que ahora se encontraba colocada en la banqueta, debajo de mi culo. Tan bien colocada que parecía un mantel para banquetas. Era simplemente por cuestión práctica de no dejar al chupa en la barra para que pudieran quemartela o robartela.
Le ofrecí una tarjeta de visita donde sobre fondo crema se leían la letras en negro con una tipografía muy elegante:
Arabelle O.Roxburghe
Ejecutiva de cuentas
Sberbank

Un email y un teléfono completaban los datos de la elegante tarjeta.
-No te voy a aburrir con técnicismos. Pero si alguna vez quieres invertir ven a verme o mejor aún, si quieres ver una carrera de formula uno

No pude evitar fijarme en su móvil porque Aisak parecía ser un tio muy insistente. ¿Quizás el novio con el que se habia peleado? o ¿su hermano cazador? Su Parabatí o algo así era la palabra que ellos usaban.
No parecía comoda evitando coger el telefono pero tampoco parecía en absoluto que le apeteciese hacerlo -Puedes poner el modo avión del móvil eso su tu buzón rebentara con ese ritmo señalé su móvil cuando la pantalla volvió a encenderse.
-No bebo, eso imagino que ya lo sabes pero, me gusta la fiesta como a la que más, asi que si quieres una noche de chicas me apunto sin dudarlo. Podemos terminar la carrera y luego ir a alguna discoteca o algo así.
Si,vale, no era normal ser tan sociable pero Arabelle es espontanea. Además si quieres conocer gente no puedes quedarte encerrada en tu cueva o en este caso en tu loft.

Para empezar a conocer gente, en especial subterraneos, tienes que salir a buscarlos -¿Quizás tu puedas llevarme a algún sitio más de nuestro estilo? Esperaba que me comprendiese porque la verdad, no quería decir "menos mundano" en voz alta.
Aunque nos oyese no sabrían a que nos referiamos realmente pero sonaría ofensivo. Como si este local fuese unamierda y la verdad, no era mi favorito pero no estaba nada mal para ser un pub.
-¿Que me dices? ¿te apetece una noche de fiesta? y así desconectas un poco de tu...tu -señalé su móvil -lo que sea.
No quise darle importancia pero, no me paso desapercibido el echo de que algo, más bien alguien capto su atención por un instante y, ¿era cosa mía? o ¿realmente se había puesto tensa? Es decir, tensa de mala leche porque tensa de nerviosa lo estaba desde que había entrado en el bar. Cada vez que sonaba o bibraba su móvil se recolocaba en la banqueta. probablemente ni se había dado cuenta de que lo hacía pero, así era.  

Off rol: Como has visto yo tampoco soy Rayo Mcqueen respondiendo :)



Móvil
Hablo /// Pienso
Acento mezcla Ruso+Frances
Una pasión:

avatar
Mensajes : 54

Reliquias : 66

Temas : 3/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9505-arabelle-o-roxburghe-construccion#82915http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9510-di-amigo-y-entra#82982http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9512-las-nornas#83001http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9348-la-vie-et-la-mort-1-2
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de F1(Arlissa)

Mensaje— por Arlissa R. NIghtgale el Mar Abr 10, 2018 1:33 am

-Igualmente. -contesté. La chica confirmó de que se trataba también alguien de acción, me pregunté hasta que punto era de acción. Los pocos vampiros que conocía solo se movían por su propio interés, no los juzgaba, tenía todo su derecho. Su única responsabilidad tras renacer es cumplir la ley y seguir existiendo, fin. Nadie podía culparles por no participar activamente en cosas del submundo. Sin embargo, aunque no lo quisiera, la chica había ganado un punto a su favor para que me cayera bien por el simple hecho de gustarle los coches y la velocidad. En realidad, yo sabía bien poco de coches, solo lo justo para pilotarlos. De resto no sabía ni las marcas, ni la historia de estas ni nada de eso. Lo único que me interesaba era eso, conducirlos. También me gustaba las motos, pero prefería los coches a diferencia de mi parabatai. Me quedé por un momento sumida en mis pensamientos, pero la vampiresa tenía tema de conversación. No me molestaba, yo por naturaleza podía ser algo seca, pero no significaba que me disgustara conocer gente. De hecho, en parte me gustaba y por otra me daba igual. Conocer gente siempre era bueno, tanto para nuestro trabajo como para conocer parte del mundo. Mis padres me lo habían enseñado de esa manera, yo estaba al servicio de todos y de la ley. Mi deber era proteger, no creer que yo era la ley. No era nadie para juzgar a otros, ni si quiera cuando la ley era rota. Siempre tenían un motivo, aunque lo que estuvieran haciendo estuviera mal. La vida era así, ninguno era el malo de su propia historia leí una vez en un libro de unos guerreros. Sonreí al escuchar su comentario sobre las bebidas dulces. -Nunca he tenido una resaca. -le confesé. -Así que, desconozco si es verdad o no lo de las bebidas dulces. En realidad no suelo beber, pero parece que aguanto bastante el alcohol… Será genética. -cuando alguien iba de visita a mis padres podía ver como mi madre se le subía las copas enseguida, mientras que mi padre bebía y bebía, sin emborracharse nunca. Me preguntaba si era algo de sus raíces galesas, como las mías. -Sin contar que con esa ayuda no me preocupa demasiado. Son de gran ayuda. -sabía a que me refería , o eso esperaba, sin tener que decirle nada. Las runas fueron uno de los mejores regalos que Raziel nos había dejado.

Arabelle me contó que solía salir con sus amistades para ver las carreras y ese tipo de cosas. Por un momento me imaginé tener una amiga, una chica. También me imaginé tener a una parabatai, seguramente las cosas serían mucho más sencillas, era la sensación que tenía. Y cada vez que lo pensaba creía que estaba traicionando a Aisak, le había elegido a él como parabatai y él a mí. Ya no se podía dar marcha atrás y realmente no quería hacerlo, en parte. Dar marcha atrás significaría que hubiera enviado a Aisak a la academia de cazadores hasta que tuviera la mayoría de edad. Me preguntaba como hubiera reaccionado si de pronto me encontraba un Aisak como el de ahora sin haber visto sus cambios por la adolescencia. Que no hubiera visto al chico en todo ese tiempo, que hubiera encontrado a otra persona para ser mi parabatai. Esa posibilidad muchas veces rondaban mi cabeza, pero veía tan improbable que aceptara a cualquier otra persona para ser mi parabatai que esa posibilidad era como una historia de fantasía. La rubia me informó que estaba en Nueva York por negocios, me pregunté cuales eran pero como de costumbre no tuve necesidad de preguntar. Siempre tenía preguntar que hacer pero me las guardaba, ya lo sabría con el tiempo si eso. Ese tiempo no tardó en llegar. Sacó una tarjeta que yo acepté, era de color crema con una letra elegante, donde ponía su nombre, su puesto en la empresa, la empresa, un correo electrónico y un número de teléfono. -Dudo mucho que yo pueda invertir. -dije agitando la tarjeta. -Toda mi herencia serán cosas demasiado peculiares como para ponerles precio. -guardé la tarjeta mientras que escuchaba su proposición. -Eso último si suena más tentador. -dije sin dudarlo ni un segundo. Salir a ver las carreras con alguien, sería una experiencia nueva y si encima era mujer el doble. No sabía si las chicas que conocía se podía considerar amigas. Tenía a Pierre, que era más mi hermano mayor que amigo, era ese tipo de relación.

En esto, Arabelle me dio una idea con el móvil y negué con la cabeza suavemente.
-El modo avión es ese que no te llega nada ¿cierto? -le pregunté para confirmarlo. A veces se me escapaban algunas cosas de estos móviles mundanos. Los necesitaba solo para llamar y mensajes. -No puedo quedarme del todo incomunicada. -le expliqué. -Podemos recibir algún aviso a cualquier hora, no me sentiría cómoda sin estar localizable. -me encogí de hombros ante mi propio sentido de la responsabilidad. -Además, soporto los mensajes más que las llamadas. Sin contar que si revienta no será culpa mía. -aseguré con total seguridad, como si estuviera diciendo la verdad más absoluta. Cosa que en cierta medida, era verdad. Las únicas veces que salía sin él era porque la situación lo requería, cualquier situación que considerara. Si estaba por fin durmiendo no pensaba despertarlo para una simple patrulla, bien podría ir sola. O misiones que nos encarguen por separado por el motivo que fuera. Las cosas eran diferentes, aunque claramente todos sabían que éramos mejores luchadores estando juntos. -Creo que alguien diría que no bebes porque no has probado un buen Bloody Mary. -lo hubiera dicho mi padre, conociéndolo demasiado. La miré a los ojos cuando me dijo aquel plan, no tardé ni un segundo en darle una respuesta. -De acuerdo, vámonos de fiesta. Tal vez es lo que necesito esta noche… -dije más para mí que para ella. -Sería mi primera salida de chicas. -le dije claramente. Muchos dirían que me estuviera apresurando en decir aquello, pero era una salida y solo dos chicas, ¿no? Bastaba con eso me suponía, sin meter el factor de confianza y amistad, etc. La chica me había caído bien, y fin de la historia. Reí al escuchar lo de “nuestro estilo”. -Sí, sí que puedo. Los clubs nocturnos suelen ser visitados más por nosotros que por ellos. -le dije tranquilamente. Si alguien escuchaba no se enteraría de nada por sencillamente el desconocimiento de su estilo de vida. -Donde va más gente es al Zapphire’s NightClub, pero no es una discoteca. La que está de moda ahora mismo es la Lotus. Pero aviso, mi presencia suele apagar las fiestas. -sí para ser alguien que no salía de fiesta sabía donde buscar. Suspiré cuando habló de Aisak. -Es mi… -me quedé en tensión, moviendo rápidamente mi vista al recién llegado. Me giré hacia la barra, tomé de un trago el último chupito de licor de chocolate. -Cóbrate. -le dijo cuando estuvo dispuesto ya a servirme otra al percatar mi mirada. Me giré hacia ella. -¿Te importa mucho que nos vayamos ahora? -le pregunté a la chica a un volumen moderado, sabía que podía escucharme. En esto que esperaba su respuesta sentí un escalofrío. -Mierda. -dije en galés.

El que me miró se trata de alguien que se había peleado con mi parabatai. Que por cierto, ahora se encontraba a mi espalda, con una mano justo a mi lado, sentía su calor corporal en mi espalda y su respiración en mi nuca. Inmediatamente aparté mi cabello a un lado, como si de esa manera estuviera más sujeto.
-Buenas noches Ethan. -saludé con mi tono de nefilim. Uno neutro, lejano y duro. Era un soldado en aquel momento porque su presencia me ponía nerviosa. Miré de reojo a la chica, para que se quedara tranquila. A la par que echaba un breve vistazo al lugar, recordando absolutamente todo en aquel momento, creando varios planes de salida.
-¿No os da vergüenza aparecer? -preguntó destilando odio.
-He venido sola. -le informé.
Noté que  la tensión baja un par de puntos, pero no lo suficiente para que el momento incomodo desapareciera.
-Eso no quita lo que pasó.
Me giré para quedar cara a cara a él. El chico era un hombre atractivo, un par de años mayor que yo. De cabello castaño oscuro, ojos azules como el océano y de cuerpo corpulento. Sin embargo, lo que llamaba la atención era una cicatriz que cortaba su ceja, hasta la mejilla. Era una cicatriz ya curaba, pero se notaba que era nueva.
-No estoy de humor. -le informé. -Tampoco es el sitio adecuado para hablar nada de esto, ¿no te parece?
-Vamos fuera. -dijo inmediatamente.
-Tengo compañía, en otro momento.
De pronto me agarró del brazo y moví mi mano con rapidez, pero me detuve a mitad de camino. Clavando mis ojos en los suyos, el licántropo uso algo más de fuerza de lo que debería.
-No pasa nada. -dijo el chico pasando rápidamente su brazo sobre mis hombros. -Mi novia tiene algo de carácter y encima que he interrumpido una conversación de chicas. -dije en tono amable y avergonzado. -¿Verdad que sí, cielo? -preguntó mirándome. -Será mejor que nos vayamos. -esto lo dijo mirando a Arabelle.
-Es lo más sensato. -susurré, sabiendo que podía escucharme. No sabía como podía reaccionar la muchacha, de hecho parecía tener un carácter bastante suave, bastante amable. Un tipo de personalidad a la que se antojaba cuidar y no dejar que le pasara nada.
off: No tranquila, pero te digo que esa semana me pillo por banda jajaja. Pd: creo que es el momento de montar jaleo...
avatar
Mensajes : 40

Reliquias : 152


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9498-arlissa-r-nightgale
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de F1(Arlissa)

Mensaje— por Arabelle O. Roxburghe el Dom Abr 15, 2018 9:27 pm

-La verdad es que supongo que esos dibujitos son una ventaja dije sonriendo mientras pasaba el dedo un instante por un trazo de una de sus runas.
No había dicho dibujitos de formas despectiva ni mucho menos esperaba que no se ofendiese por la broma pero, era mi manera de ser y de hablar. Normalmente siempre estaba de broma con un cierto toque de vacilé, eso era porque me habia caido bien la chicha, independientemente de que fuera una cazadora o no.
Hacia mucho tiempo que me habian ecnseñado a no juzgar a un libro por la cubierta, aunque mi primer impulso siempre habia sido alejarme de los cazadores y los lobos, yo era dueña de mis actos y decisiones y el no cerrarme en banda me habia granjeado algunas buenas amistades entre los lobos y algún buen conocido entre los cazadores.
Cuando llegue a Nueva York decidí que seguiría la misma política que en Moscú. Si ellos no son los que se emten conmigo no seré yo la que empiezé.
-Bueno nunca se sabe. Quizás más delante, al fin y al cabo contigo no tendre que ahcerme pasar por mi hija o sobrina Sonreí porque era cierto, era una de las comodidades de trabajar con subterraneos.

Solté una pequeña carcajada cuando dijo lo del Bloddy Mary, era un bonito juego de palabras usado para hacer una gracia -Quizás -sonreí de nuevo -Si, seguro que será por eso.
Bueno esto era todo un logro. Una cazadora que me hablaba a pesar de lo que era, aún en este siglo los suyos seguían teniendo demasiado prejuicios contras los subterraneos, le gustaban los coches y no había dicho que no a la fiesta y ademas, tenía sentido del humor. Vaya eso se podía considerar un pleno.

Estaba lenvantadome de la banqueta cuando dijo que nos fueramos ahora pero al parecer era tarde.
No intervine en la conversación que él lobo y ella estaban teniendo y cuando dijeron lo de salir fuera simplemente sonreí y le asentí como una niña tonta que no se entera de lo que pasa, bueno al menos esa era la impresión que pretendía darle al chucho sarnoso que pretendía estropearnos la fiesta.

Hice que no me percataba de que la había agrrado del brazo y salí delante de ellos hasta la esquina del bar.
Allí había un conveniente callejón y llegue hasta la esquina de la calle y el callejón -Vaya, no sabia que habias quedado con una amigo ¿el tambien vendra a la fiesta? Mi tono era alegre y desenfadado. Hasta alegre podría decir cualquier que me escuchase hablarle al grandullón.
Me detuve a esperarles, justo dejando un pequeño hueco para que entrase al callejón, si pretendía seguir por la calle tendría que pasar por de delante de mi y si la metía al callejon, bueno ¿porque no empezar la noche de chicas estirando los musculos?
No pensaba dejarla sola, no sé que problema tendría con ella y quizás me metía donde no me llamaba pero ¿quien coño era el perro sarnoso ese para estropearme mi primera noche de chicas?
Venga ya, si algo no toleraba era a los machotes prepotentes. Seguro que nos llevariamos un par de buenas ostias cualquiera de las dos pero él no iba a salir indemne si pretendía pasarse con ella.



Móvil
Hablo /// Pienso
Acento mezcla Ruso+Frances
Una pasión:

avatar
Mensajes : 54

Reliquias : 66

Temas : 3/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9505-arabelle-o-roxburghe-construccion#82915http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9510-di-amigo-y-entra#82982http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9512-las-nornas#83001http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9348-la-vie-et-la-mort-1-2
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de F1(Arlissa)

Mensaje— por Arlissa R. NIghtgale el Mar Abr 17, 2018 1:23 am

-Sí, la verdad es que son una ventaja. -miré la runa de la visión, la primera runa que me pusieron en la piel. Nunca tuve mucha dificultad a la hora de ver a través de los glamour de los subterráneos, sin embargo, con ayuda de la runa era mucho más fácil, menos esfuerzo para explotar una habilidad innata que ya tenía. No me molestó que rozara una de las marcas, no eran como los tatuajes que tenían un cierto relieve sobre la piel de su propietario. Las runas se hacían una con nuestra piel, no era nada más que eso. -Aunque algunas… Que deben pensarse bien antes de ponerse, después otras sencillamente no tienen ningún tipo de poder y están solo de manera simbólica. -pensé en la que tenía en el pecho, justo en sobre el corazón. No me importó quedarme casi en cueros delante de Aisak para que pusiera la runa de parabatai. Nunca llegué a pensar que me podría arrepentir de alguna manera, era cierto que prefería mil veces esto antes de haberle perdido la pista. A saber que hubiera pasado si lo hubieran mandado a la academia de cazadores de sombras, en Idris. Teniendo en cuenta como cambió el chico, nadie hubiera sido capaz de meterlo bajo vereda. A lo mejor estaba pecando de ególatra, pensando que pudo seguir adelante medianamente con decencia por mi causa. Solté una carcajada al escuchar lo que dijo. -¿Has tenido que hacerte pasar muchas veces por sobrina o hija de alguien? -esa idea ma resultaba divertida. Dudaba mucho que tuviera que mentir de esa manera. -Conmigo lo único que puedes decir es que eres mi hermana o mi prima, seguro que es un gran cambio de rol de sobrina o hija.

Le comenté el Bloody Mary, sabía que los vampiros se podían emborrachar. Que después se convertían en polvo o en murciélagos o cosas a así, incluso en ratas. Había visto un par de fiestas que se habían desfasado. Gales bien podría ser mucho más tranquilo que Nueva York, pero de vez en cuando ellos mismos se montaban las fiestas a lo grande. Al fin y al cabo, Gales era la tierra del dragón rojo.
-Un día te haré un Bloody Mary. -a estas altura de la carrera, tener asco a un poco de sangre mezclada con alcohol sería estúpido. Prefería eso mil veces antes que el ícor volviera a tocarme. Era puñetero de quitar, algunos no pasaba nada pero otro eran ácidos. Bien podría deshacer el traje de combate y llegar a la piel, lavar la zona y una runa curativa era suficiente, pero seguía siendo molesto y olía demasiado mal.

Cuando vi entrar al licántropo le pedí que se levantara, íbamos a empezar esa fiesta que me había dicho. Era la mejor oportunidad, en un intento de salir sin que se dieran cuenta pero claro, licántropo tenía que ser. Cuando pagué y fui a levantarme, pero él ya estaba a mi espalda, sentí la presencia de su cuerpo sobre el mío. Hablándome, intenté quitármelo de encima pero aun así no sirvió de nada, ni que estuviéramos en un bar mundano, ni que estuviera en compañía. Su agarré hizo que todo el vello de mi brazo y nuca se ponía de punta, totalmente alerta. Lo miré como una advertencia, pero todo se acabó cuando salimos del pub. Me pasó el brazo por encima de los hombros, diciendo que era mi novio. Mi nueva amiga sonrió de oreja a oreja, siguiéndonos, como si todo era lo más normal del mundo. El frío se hizo presente nada más salir, ahora no estaba lloviendo pero era cuestión de tiempo que volviera a caer esa fina lluvia molesta. Fuimos a la esquina del bar, el callejón venía de perlas por lo que entré sin mediar palabra.
-¿Qué demonios quieres? -le pregunté alzando el rostro para poder verle a los ojos directamente. Era más alto que yo, no tanto como Aisak, pero si lo suficiente para que tuviera que hacer ese gesto.
-Eso es lo que pregunto yo. -dijo molesto Ethan. -¿Qué haces aquí? Después de lo que pasó…
-Cállate. -le ordené. -Y como me vuelvas a agarrar del brazo te rompo la cara. -tenía el ceño fruncido. -Te lo dije la otra vez, lo único que vi cuando llegué fue a ti y el resto de tus amigos. -dije mirando a un lado para comprobar que estaban otros tres licántropos con él. -Rodeando a mi parabatai, de la misma manera que tú hubieras intervenido para proteger a alguno de ellos, yo lo hice con él. -se lo había explicado al día siguiente después de lo sucedido. -No puedes culparme de algo que tú también hubieras hecho.
-Casi me dejas sin ojo.
-Ya te dije que no tenía intención de dejarte tuerto, si hubiera querido lo hubiera hecho. -le recordé. -Ya vine a disculparme por lo sucedido. Sin contar que te deja un aire misterioso, de nada por darte un as en la manga para ligar.
-¿Crees que con eso se arregla? -di un paso más hacia a mí, cuadrándose y medio gruñendo.
-¿Qué quieres hacer? -siseé. -¿Que volvamos a pelearnos? Ya no se puede arreglar ni una cosa ni la otra. -en ese momento sonó un teléfono móvil, eso nos llamó la atención de todos y yo aproveché para separarme del chico, colocándome al lado de Arabelle. La miré pidiendo disculpas con la mirada, con un suspiro silencioso en el pecho. Atendí brevemente a la conversación y al parecer estaban hablando de carreras ilegales. Enarqué una ceja divertida, me relamí los labios mirando a la chica, esperando que captara lo que quería hacer. Estaba acostumbrada a esa clase de conversación, pero claro, no era lo mismo hacerlo con una desconocida a con Aisak. -Queremos participar. -dije sin más. -Es participar en la carrera o partirnos la cara aquí y ahora. -me encogí de hombros. -Sabiendo como acabamos la otra vez, no creo que ninguno quiera repetirlo. -pasé la mirada por el resto. La pelea que pasó fue rápida, rápidamente me encargué a apartar a todos con golpes secas y salir corriendo con Aisak, dejándole la cicatriz en el rostro para siempre al chico. En esa situación a penas pensé, actué. Vi a mi parabatai contra la pared, sangrando y actué. Cuando llegamos al instituto y alterada como estaba me contó toda la verdad, él no podía mentirme y me dijo lo que pasó. Como de costumbre Aisak inició la pelea, yo al día siguiente me estaba gastando ligeramente un riñón por una medicina, me reuní con Ethan, le pedí disculpas y le di una ese ungüento de un brujo. -Si ganamos, nos dejarás en paz. -le ofrecí. Miré a la vampiresa. -No creo que te moleste mucho participar ¿o me equivoco?
avatar
Mensajes : 40

Reliquias : 152


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9498-arlissa-r-nightgale
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de F1(Arlissa)

Mensaje— por Arabelle O. Roxburghe el Vie Jun 08, 2018 5:56 pm

-Pues si unas cuantas la verdad. Pero bueno es como hacer un papel de teatro, por suerte no cambio cada mes asi que me da tiempo a aprenderme el trasnfondo de mi personaje sonreí mientras le explicaba el hecho de los cambios de papel para no despertar las inquietudes de los mortales. -Ah no, simplemente lo hago cuando tengo vinculo con alguien para que no quede rara o levante sospechas la relación. Contigo simplemente seriamos amigas, si es que llegamos a eso  No todo el mundo llevaba bien el tener a una vampiro de amiga, ni siquiera aunque supiesen de nuestra existencia. De hecho, entre los que sabian de nuestra existencia lo cazadores y los lobos eran los que peor lo llevaban sin duda alguna. Pero bueno, ella parecía más tolerante de lo normal, al menos de momento.
-Vaya, te tomo la palabra -dije sonriendo cuando comentó lo del cocktel y aproveche para disimular haciendo que bebia de mi cerveza. Solo teatrillo como tantas otras cosas.

Permanecía sin meterme en la conversación , al fin y al cabo no conocía la historia y prefería no tormar parte. Ella aprecía que se las arreglaba bastante bien.
"¿Queremos participar?" ¿Carreras? oh si. Una sonris acomenzó a dibujarse en elo labios y dejé de prestarle atención al lobo, no de tnerele en cuenta, por si acaso pero si pasé de él como si fuera una columna. Si la columna se movia de su sitio captaría mi aención.

Me levanté del asiento y di un paso a él. Me sacaba una cabeza y medio cuerpo a lo ancho pero no iba a intimidarme asi como asi solo por ser grande. Torres más altas han caido -No, si ganamos, no solo nos dejaras en paz. Tendremos tú respeto esperé a ver su reacción y ese pequeño movimiento de hombros que hizo hacia atrás dejo muy claro que le había sorprendido. Seguro que no esperaba que una cazadora quisiera zanjar las cosas con una carrera y probablemente menos aún que una vampiro entrase al trapo y además pidiese respeto.
Pero a pesar de ser unac hupa sangre tenía mis normas y mis reglas y esos prejuicios que solía tener todos los que pertenecían al mundo de las sombras hacia mucho que los habia abandonado. No iban conmigo a pesar de que mi creadora me los había inculcado, por suerte, mi mentor, esposo y verdadero amor de mi vida me enseño a ser más aberta de miras y que todos esos estereotipos no son más que eso, esterotipos.
Cada individuo tiene una historia detrás que le hace ser como es independientemente de la raza o condición social que se tenga.
Yo, entre otras cosas, valoraba el respeto.
-Bueno no se como haceis las carreras aquí, tendreis que explicarmelo pero ¿Tenemos un trato? dije extendiendole la mano al lobo


Off rol: Perdón por los miles de años de retraso :( Estoy teneindo la vida mortal un poco complicada. No abandono pero si voy lenta



Móvil
Hablo /// Pienso
Acento mezcla Ruso+Frances
Una pasión:

avatar
Mensajes : 54

Reliquias : 66

Temas : 3/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9505-arabelle-o-roxburghe-construccion#82915http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9510-di-amigo-y-entra#82982http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9512-las-nornas#83001http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9348-la-vie-et-la-mort-1-2
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de F1(Arlissa)

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.