29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


37 # 34
15
NEFILIMS
7
CONSEJO
10
HUMANOS
7
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
12
BRUJOS
3
HADAS
7
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas

End game. || C, C, B & W ♕

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Winter J. White el Sáb Abr 07, 2018 12:26 am

END GAME.
→ Sábado, 10 de Febrero de 2018.→ 01:00 a.m.→ Frío.
Hay quien le gusta creer que el destino es tejido con cada uno de los hilos que desencadenan nuestras acciones. Así como las arañas, cada persona hila su propia red y ésta será la que, o bien le ayude a conseguir su presa, o por el contrario será la encargada de cortar su cabeza. Winter Juliet White, inspectora de homicidios en la policía de Nueva York y la última White viva, se encontraba completamente a favor de esta teoría. Se le hacía absurda la posibilidad de que el destino estuviera escrito antes de incluso haber nacido ella, que la baraja de cartas ya estuviera echada para relatar su sino así como Homero narraba la Ilíada.

Hacía varias horas que el astro rey había abandonado la ciudad de Nueva York, dejando el reinado a su bella y misteriosa camarada. Alrededor de la brillante y pálida reina de la noche se encontraban sus más fieles confidentes, las estrellas, esas que comparadas con el esplendor y la magnificencia de la luna no eran más que diminutas luces sin importancia. El imponente astro observaba altivo a todos aquellos desdichados que no compartían cielo con ella, aquellos que estaban atados a los constantes cambios que ella misma creaba. ¡Pobres de mortales e inmortales! Siempre tan terrenales comparados con su sublime divinidad.

Los labios de la inspectora White se posaron en la gran copa, acabándose la coca cola de un solo trago. Había decidido que esa noche no iba a probar ni una gota de alcohol, todavía recordaba las consecuencias de la magnífica velada con Miss Salvatore. Muchas gracias, pero prefería declinar la oferta de volver a verse con la cabeza metida en el inodoro. - Entonces...- La música amortiguaba sus palabras, sin embargo, sabía que ella era capaz de oír su voz.- ¿Me estás diciendo que los vampiros no podéis comer nada que no sea sangre? ¿Qué clase de broma macabra del destino es esa?- Preguntó indignada, aún no siendo creyente del destino en sí. Abrió la boca para volver a protestar sobre lo injusto que le parecía que su amiga no pudiera probar uno de sus donuts o su famoso pavo con ciruelas, cuando su móvil vibró en el bolso. Sacó el aparato y vio el nombre de KIBO parpadeando en la pantalla. - Dame un segundo, B.- Le dedicó una sonrisa dulce, alzando la diestra en señal de disculpa.

Abrió la puerta trasera del local mientras descolgaba, la voz de Kibo sonó cansada al otro lado y la rubia supo que era porque llevaba demasiadas horas delante de su escritorio tratando de encontrar más pistas que allanasen el camino de encontrar al maldito asesino que acabó con la vida del menor de los Miller. Winter le pidió a su amigo encarecidamente que dejara de beber café y que fuera directo a la cama, que ella se pasaría mañana por su casa para ayudarle con el caso. Presionó "colgar" con la culpabilidad anidando en su pecho, ella estaba pasándoselo bien mientras que su amigo estaba a punto de morir por un ataque cardíaco debido al exceso de café y bebidas energéticas. Un ruido despegó su atención del teléfono, parecía provenir del callejón que había delimitando la esquina. Por unos segundos temiendo que fuera un licántropo, pensó en llamar a Bianca por si dicho animal decidía que jugar con sus entrañas podía ser un buen pasatiempo. No obstante, desechó la idea cuando recordó que en Nueva York también habían mundanos con maldad corriéndole por las venas. Caminó de puntillas, tratando de ser lo más silenciosa posible.

- Déjame en paz, ya te he dicho que no estoy haciendo nada malo.- Titubeó una voz masculina y terriblemente joven, la rubia adivinó que tendría unos quince o dieciséis años. - Los engendros demoníacos no merecéis vivir. La Clave necesita una reforma.- A diferencia de la anterior, este hombre parecía más maduro y mucho más osada. Estaba hablando de la Clave como si fuera la encarnación del mal así que White vislumbró cual era el bando al que pertenecía. A su memoria llegaron las imágenes de la masacre de Times Square y en un acto de ira salió de su escondite para encarar al hombre.

- ¡Tú!- Lo acusó como si lo conociera personalmente. - Traidor asqueroso. Criticas a la Clave como si los tuyos fueran mejores. - Adquirió una pose de defensa, interponiéndose entre él y el subterráneo. - Exmiembros del Círculo aliados con aquellos a los que por años dieron caza. Sois repulsivos a la par de patéticos. - El shadowhunter la miró con desprecio, ¿quién se creía que era para hablarle de esa forma? Ella, una de los tantos seres inútiles que debían ser protegidos por él y sus congéneres, pensaba que tenía el derecho de juzgarlo. - Modera tu lengua, mundana.


Última edición por Winter J. White el Dom Ago 05, 2018 4:03 pm, editado 9 veces



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 980

Reliquias : 858

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Bianca Salvatore el Miér Abr 18, 2018 11:45 pm

END GAME.
→ Sábado→ 01:00→ Frío
Bianca no podría decir en qué momento exacto, las que en un principio parecían ser solamente reuniones de negocios terminaron transformándose en un pretexto para salir a divertirse en compañía de Inspectora como dos jovencitas comunes y corrientes. Lo cierto era que de todas formas esa coartada para cubrir sus verdaderos motivos era bastante útil como para desaprovecharla, pero a fin de cuentas, el intercambio de la lista había dejado de ser necesario para que acordaran lanzarse a las calles de Nueva York y explorar su actividad nocturna, con el simple propósito de pasar un buen rato. Así había sido desde aquella vez que habían quedado en el Caelus Pub, donde para su sorpresa, la vampiresa había descubierto que la Inspectora de Policía era una compañera divertida y bastante interesante para salir de fiesta, a pesar de que esa noche el alcohol les jugó tal mala pasada al estomago que Bianca se prometió no volver a repetirlo. En lo posible. Desde entonces había estado controlando con más cuidado cada vez que bebía, por más habitual que fuera para ella el hecho de beber bourbon cada tanto, tanto como también el hecho de intentar no pasarse de copas. Por todo ello, esta vez se limito directamente a evitar la bebida. Y lo estaba llevando bien, pues prudentemente había bebido un par de bolsitas de sangre antes de salir para asegurarse de que no le diera hambre.

-Nada de nada. De hecho tuve que entrenarme para poder soportar el alcohol. Igual con el tiempo te vas olvidando- Contestó, encogiéndose de hombros momentáneamente. Bianca ya no recordaba el sabor de la comida y tampoco le pasaba que ver un platiillo de la sociedad moderna le abriera el apetito. Todo lo contrario de hecho, pues sabía que le sentaría mal incluso antes de poder tragarla. Evidentemente eso le quitaba las ganas de comer a cualquiera. A sus oídos llegó el sonido de un teléfono celular sonando, tan claro como si el murmullo y la música a su alrededor fuera inexistente. Bianca bajó la mirada hacia el bolso de Winter, de donde intuía provenía el sonido y lo confirmo en cuanto la otra rubia se hizo con su teléfono móvil para responder una llamada. La vampiresa sonrió como toda respuesta y se quedó sentada donde estaba, mientras la inspectora se levantaba y salía por la puerta trasera del local, a pocos metros de la mesa donde ambas se habían acomodado. Y allí se quedó, simplemente esperando a que Winter regresara, mientras observaba a su alrededor con cierto desinterés. Miraba a la gente bailar en la pista de baile del centro, a los camareros moverse entre las mesas, llevando y trayendo pedidos. El vaso de Winter había quedado sobre la mesa lo que en parte salvaba a la vampiresa de tener que ordenar una bebida para cumplir con las normas del local. Bebida que de todas formas no hubiera bebido, pero en si hubiera sido un desperdicio.

Perdió la cuenta de los minutos que pasaron. Se fijó en un reloj que se encontraba colgado en una de las paredes cercanas, pero no pudo recordar en qué momento se había ido la Inspectora como para comparar. Aún así tenía la fea sensación de que se estaba tardando, aunque prefirió pensar que estaba teniendo una charla bastante larga e importante. Así que cruzó una pierna sobre la otra y se quedó allí, con sus delicados dedos golpeteando sobre la mesa. Sin embargo, poco después, casi instantáneamente, se fijó en como varias personas miraban detenidamente hacia afuera. Enseguida, varias personas más volvieron a entrar al local con caras horrorizadas y los murmullos propios de un ajetreo se escucharon en cuando la puerta se abrió para que pasaran. Y fue entonces cuando bastó que distinguiera una sola frase para que Bianca sintiera que se le caía el alma a los pies. –Hirieron a una mundi–. La vampiresa se levantó como un resorte y se abrió paso a toda prisa hacia la puerta trasera. La puerta por la que había salido Winter.

avatar
Mensajes : 118

Reliquias : 435


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8691-bianca-salvatorehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8715-if-you-mess-with-them-you-mess-with-me#75583http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8719-from-here-to-eternity#75592
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Winter J. White el Vie Abr 20, 2018 10:32 pm

END GAME.
→ Sábado→ 01:00→ Frío
Una ráfaga de aire tan fría como el hielo  impactó contra el rostro de la inspectora, sin embargo, ella ni siquiera la sintió. Quizás era la adrenalina que se había disparado sabiamente por todo su cuerpo como reacción a la inminente lucha, o quizás era porque estaba demasiado ocupada observando y tratando de predecir los posibles movimientos de su adversario. - ¿La Clave se alía ahora con mundanas escualidas?- Preguntó divertido el sujeto preparando su arma y adoptando una posición de ataque. La mano de la inspectora se movió raudamente para sacar su cuhillo de oro porque era la único que tenía a mano, había dejado su glock en la mesita de noche de su dormitorio. ¿Quién en su sano juicio iría a un club con una pistola?

- Digamos que la Clave valora otras cualidades como la lealtad.- ¿Se podía saber de qué estaba hablando? Sabía que esa guerra no le concernía y que debía mantenerse al margen, mas no podía permitir que otro inocente cayera. Aquellos asesinos secundaron la masacre sucedida en Times Square, así que seguramente no le sería difícil arrebatarle la vida a un brujo por más niño que fuera. Ellos apoyaban a Sebastian... o Jonathan (¡o como quiera que se llamara!), por ende apoyaban su forma de proceder.

Las palabras de Winter parecieron no hacerle gracia al cazador y de un movimiento que ella ni si quiera fue capaz de ver, enterró su cuchillo serafín en el vientre de la inspectora. Un dolor atroz nació en la base de su estómago y recorrió todo su cuerpo, de repente ya no le era posible sostenerse en pie. Las orbes zafiro descendieron del rostro del hombre para contemplar como el  color carmín devoraba el blanco tejido de su blusa.

¿Era eso lo que sentían los subterráneos que perecían a manos de los hijos del ángel?

En un acto desesperado de mitigar el dolor y de detener el flujo de sangre, llevó ambas manos a la herida. La daga de oro cayó estrepitosamente al suelo pero a sus oídos solo llegó el eco lejano del metal golpeando la piedra. Unos brazos la rodearon, evitando que se desplomase.  - Tranquila, tranquila.- El brujo, un joven de dieciséis años, estaba al borde de la histeria. - Te pondrás bien.- Con cuidado levantó la prenda empapada en sangre, revelando la nívea piel carente de runas. -¡Ayuda!- Gritó. Era consciente de que la situación había tomado un giro inesperado, ya no se trataba de uno de los muchos altercados entre los shadowhunters sino que habían herido a un mundano. Como era de esperar, el causante de todo el desastre había desaparecido entre la oscuridad de la noche dejando a su paso un rastro de sangre y angustia.

La inspectora White trató de hablar, percatándose en ese preciso instante que tenía la boca seca. ¿Era eso lo que llamaban karma? ¿Acaso estaría pagando el tiro que le había propinado al bueno de Aiden? Trató de levantarse, no obstante, el agudo dolor se lo impidió. - Bianca.- Susurró con la esperanza de que ella de alguna forma pudiera oírla. Se repitió a sí misma que todo iba a salir bien, por más que pareciese que su cuerpo estaba perdiendo la batalla. - No hables, descansa.- Lágrimas cubrían las mejillas del castaño mientras colocaba su diestra a pocos centímetros de la terrible herida, una luz azulada con cientos de destellos brotaron de su mano. La muchacha no iba a salir de aquella pero al menos debía intentarlo.


Última edición por Winter J. White el Dom Ago 05, 2018 4:10 pm, editado 2 veces



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 980

Reliquias : 858

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Bianca Salvatore el Sáb Abr 21, 2018 12:16 am

END GAME
→ Sábado→ 01:00→ Frío

Con agilidad envidiable, la vampiresa acortó el espacio que la separaba de la salida en cuestión de un pestañeo. Pocas veces sus nervios se habían disparado de forma tan repentina, al punto de hasta dificultarle diferenciar con claridad los sonidos que llegaban a ella en el tiempo que atravesaba la puerta de salida, evidentemente con la desesperación de quien teme lo peor. Sintió un golpe de aire gélido en cuanto estuvo en contacto con el exterior, deteniéndose junto a la puerta. Sus ojos del color del cielo comenzaron a buscar con urgencia entre el movimiento de una multitud dispuesta a abandonar la escena cuanto antes, entre los colores y los brillos de la ropa de fiesta que no hacían más que dificultarle la tarea. En medio de ese momento inicial de pánico para la rubia, fue cuando una brisa trajo a sus oídos su propio nombre, proveniente de una voz que reconoció al instante. Eso fue todo lo que necesito para girarse en dirección al sonido como un depredador y dar con la figura de la Inspectora, unos cuantos metros por delante. Tan rápido como un suspiro, la vampiresa se hizo presente en la escena, apareciendo junto a Winter y observando, irónicamente horrorizada, la sangre que emanaba de su cuerpo. De haber sido posible que empalideciera aún más, probablemente Bianca lo hubiera hecho. Reparó entonces en el joven que sostenía a la policía, intentando mantenerla en pie mientras su mano brillaba sobre la herida. Tenía que ser un brujo. -¡¿Qué ha pasado?! ¡¿Qué demonios le han hecho?!-. Le gritó la vampiresa al muchacho, con una furia repentina brillando en sus ojos. De pronto Bianca ya no parecía una muñequita de porcelana inocente. –L-La ha herido un nefilim, un seguidor de Sebastian. Le ha clavado un cuchillo serafín y se ha ido. L-Lo siento mucho-.

Bianca se quedó sin habla, con la mirada fija en los ojos de la Inspectora. Aquella era la primera vez, en mucho mucho tiempo, que sentía miedo genuino.  Aquello sencillamente no podía estar pasando. En todos sus años de vida, las veces que había visto morir a un ser querido podía contarlas con los dedos de una mano y eso se limitaba principalmente al mismo vampiro que la había convertido a ella. Desde entonces, había tenido la prudencia de no encariñarse con nadie más por años, a excepción de su mejor amigo, que para su suerte era tan inmortal como ella. Resultó que había terminado por dejar atrás esa idea antes de lo que pudo darse cuenta.  

La sangre color carmesí teñía gradualmente la prenda de la Inspectora y a esas alturas de su vida, la vampiresa no necesitaba tener un doctorado en medicina para saber que esa herida le iba a resultar mortal. Y justo antes de que la rubia cediera el completo pánico, una llave se disparó dentro de sí. La misma que se disparaba cada vez que necesitaba ayuda urgente. Rápidamente, la vampiresa apartó a Winter de los brazos del brujo, sosteniéndola ella misma con una fuerza desproporcionada a su tamaño. -¡Ábreme un portal! ¡¡Ábreme un maldito portal ahora, brujo!!-. Las palabras de la vampiresa resultaron más afiladas de lo que hubiera pretendido, pues la reacción del muchacho fue tan rápida como la de quien es impulsado por una amenaza, pero Bianca no tenía tiempo para pararse a dar más especificaciones. –Winter, escúchame, aguanta y hagas lo que hagas no cierres los ojos– Alcanzó a decirle, haciendo un esfuerzo para que su voz no se quebrara,  en lo que el brujo terminara de abrir un portal frente a ellas. Sosteniendo a Winter en sus brazos, Bianca se adentró en el portal sin pensarlo dos veces, concentrándose en una única imagen de lo que sería su destino.

78 de Lafayette Street, Manhattan.

Los pies de la vampiresa tocaron tierra, más precisamente, la alfombra de la sala de la casa de Calem. Las luces se encontraban apagadas y el silencio había sido sepulcral hasta el momento de su llegada. En alguna parte de la casa, escuchó a Suga maullar, probablemente extrañado por la repentina presencia de las dos chicas aparecidas de la mismísima nada dentro de la casa. Bianca depositó a una herida Winter sobre el sofá más cercano, dejándola tendida  sobre la superficie acolchonada.  –Voy a por Calem ¡No cierres los ojos!– Le avisó a la Inspectora y la vampiresa salió disparada como una ráfaga.

–¡Calem! ¡Calem! – Los gritos, llenos de desesperación de Bianca, comenzaron a escucharse desde el pasillo, incluso antes de que esta arremetiera contra la puerta de la habitación del brujo y entrara sin más, encendiendo la luz a su paso y moviéndose más rápido de lo que cualquier ojo humano podría captar, hacia la cama donde el brujo se encontraba durmiendo. –¡Calem han apuñalado a Winter! ¡Despierta! ¡Es urgente Calem! ¡Se va a morir! Calem, porfavor, tenemos que hacer algo. Esta abajo en el sillón ¡¡Calem!!– Entonces no pudo retenerlo más y su voz se quebró, mientras sacudía al brujo en el intento de ponerlo en pie lo más pronto posible.
avatar
Mensajes : 118

Reliquias : 435


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8691-bianca-salvatorehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8715-if-you-mess-with-them-you-mess-with-me#75583http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8719-from-here-to-eternity#75592
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Calem McLean el Sáb Abr 21, 2018 2:19 am

END GAME
→ Sábado→ 01:00→ Frío

Calem estaba seguro de que Bianca no le había despertado con gritos tan desesperados desde sus épocas de neófita, en las cuales era más común que metiera la pata y necesitara su ayuda; y aún así, no recordaba tanta angustia brotando de sus labios jamás. Fue precisamente por ello que tuvo un muy mal presentimiento, incluso en sueños, antes de abrir los ojos, de lo que estaba a punto de suceder, y cuando su amiga lo zamarreó para despabilarlo por la fuerza y finalmente (tras unos cuantos segundos de estar más dormido que despierto) comprendió el significado de aquellos gritos, Bianca no fue la única presa del pánico.
—¡Bianca! ¡Tranquila!— chilló en un tono de voz para nada tranquilo, que sonó media octava más alto de lo usual. Sin siquiera detenerse a pensar por un segundo (no podían perder siquiera un segundo) tomó a la vampiresa del brazo, la arrastró fuera de su habitación y bajó corriendo las escaleras a tanta velocidad que parecía estar saltándolas de tres en tres en lugar de descender por ellas.

Cuando llegaron a donde la inspectora se encontraba tendida, a Calem se le fue el alma a los pies y por un momento vio todo negro, pues aquello le recordó a otra escena peligrosamente similar que no quería rememorar en aquellos momentos.
—No de nuevo...— murmuró por lo bajo, con la voz amenazando con fallarle. No era solo porque Winter fuera oficialmente su protegida, simplemente el brujo no quería que nadie más muriera frente a él, no quería mancharse las manos con sangre de nadie más... Y entonces recordó que Bianca estaba con él; Bianca, que probablemente había cargado a la mundana en sus brazos mientras ésta se desangraba. Bianca, que estaba viendo la sangre de su amiga escaparsele del cuerpo a borbotones, que había perdido toda su compostura y parecía a punto de colapsar. Calem simplemente no soportaba verla así, de modo que utilizó toda su fuerza de voluntad para recomponerse a duras penas y parecer fuerte por su bien.

Se acercó a Winter para poder evaluar mejor la situación, y lágrimas salvajes amenazaron con brotar de sus ojos, pero se esforzó por contenerlas. Aquello no pintaba nada bien. Era evidente para cualquiera que la inspectora estaba muriendo, y poco podrían hacer ellos dos solos para salvarle.
Por más calmado que pareciera en el exterior, Calem estaba hecho un manojo de nervios, pánico, culpabilidad y desesperación en su interior. ¡Esto no podía estar pasando, se suponía que él debía cuidar de Winter! ¿No podía siquiera hacer bien el único trabajo que Elle le había encargado? ¿Ahora tendría que soportar ver a la muchacha morir en su sofá, y dejar que aquel recuerdo le atormentara día y noche junto al de Aria por el resto de su inmortal vida?
—Pase lo que pase, ésto no es tu culpa— dijo en una voz lo suficientemente alta como para que Bianca lo escuchara, mientras, en la desesperación, intentaba detener la hemorragia con una toalla y toda la magia curativa que fue capaz de aplicar —Yo tendría que haberla tenido más vigilada, era mi maldito trabajo. Es mí culpa, no tuya, ¿me oyes?— continuó hablándole a la vampiresa, pues si había algo que no quería para ella, ese algo era que cargase con las culpas de la muerte de alguien más. Él ya había pasado por ello, podía soportarlo de nuevo; pero no dejaría que Bianca sufriera del mismo mal por nada del mundo.  

—Mierda— murmuró al notar que las heridas no parecían estar cerrándose. ¿Tal vez quien le había apuñalado utilizó algún producto mágico para evitar la sanación mediante la magia? ¿O simplemente habían llegado demasiado tarde?
El brujo no sabía cómo sería capaz de ver a Bianca nuevamente a los ojos cuando Winter expirara su último aliento. Le habría fallado a ambas, como amigo, como protector y como aquel que siempre estaba ahí para solucionar todos los problemas. Habría dejado de ser una figura paterna, un lugar seguro al que acudir. Ni siquiera tenía la confianza suficiente como para intentar convencerse de que Winter podía ser salvada; en el estado de sus heridas aquel milagro parecía completamente imposible. Sin decir absolutamente nada, extendió el brazo derecho, sin dejar de conjurar hechizos con el izquierdo, y le sujetó en un fuerte apretón la mano a su amiga, sin importarle que ambos estuvieran cubiertos de sangre.


Cronología || Móvil || Relaciones


Caught in a lie... Take me out of his hell, I can’t free myself from this pain. Save the me who’s being punished
avatar
Mensajes : 168

Reliquias : 1284

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8684-calem-mclean-id#75304http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8717-when-a-friend-is-in-pain-it-hurts-more-than-when-im-in-pain-relaciones-calem-mcleanhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8696-my-heart-makes-time-run-cronologia-de-calem
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Winter J. White el Sáb Abr 21, 2018 2:54 am

END GAME.
→ Sábado→ 01:00→ Frío
Winter podía jurar que sus párpados pesaban más de lo usual, nublando parcialmente su sentido de la vista. La masiva pérdida de sangre estaba provocando que algo tan básico como era el simple hecho de poder observar su entorno le resultase tan arduo como uno de los trabajos de Hércules. Su alrededor era una composición de formas con contornos dudosos y colores apagados. Obviamente, la inspectora White se sabía la teoría a la perfección, de hecho, podía contar con los dedos de ambas manos las veces en las que ella había sido la que había sostenido en brazos y susurrado las palabras mágicas: “No cierres los ojos”. Sin embargo, la práctica era mucho más difícil de llevar a cabo cuando se estaba en el otro extremo, y más si tenía en cuenta el cómo su cabeza daba vueltas, o como el latido de su corazón retumbaba en sus oídos, dificultando el sentido del oído.

Gritos.

Bianca. Esa era la voz de su amiga, aunque no entendía nada de lo que estaba diciendo. ¿Estaría enfadada porque se había metido en un lío? De forma repentina, sintió como el calor que la había estado rodeando desaparecía siendo reemplazado por el frío y la humedad del callejón. El cuerpo de la mortal tembló ligeramente, pues él mismo sabía que no podía permitirse el lujo de gastar la última energía que le quedaba. ¿Así iba a acabar su historia? ¿Por qué no estaba viendo su vida pasar delante de sus ojos como en las películas de Hollywood? Uno a uno se propuso rememorar los buenos momentos que había vivido, no quería morir sufriendo. A su memoria llegó la imagen de su hermana Catherine cuando no era más que una niña, con el pelo revuelto y ojos brillantes. También recordó a su abuela Marjorie y sus cálidos abrazos. A su madre y los besos que siempre depositaba en su frente. Los ojos verde hoja de Aiden. El cabello amatista de Sugar reluciendo bajo la rojiza luz del atardecer. La expresión cómplice de Bianca.

Bianca.

Un portal.

Esa era la primera vez que cruzaba un portal y si podía ser, la última. Tan solo habían hecho falta unos segundos para que su estómago se revolviera y sintiera la náusea golpearle la garganta. La vampiresa de cabello dorado tumbó a la inspectora en el cómodo sofá, alegando algo que ella no fue capaz de entender del todo. Con mucho esfuerzo alzó su ensangrentada mano, tomando el móvil y marcando el número de teléfono que tan bien se sabía. La voz de su hermana no tardó en sonar a través del aparato, demasiado fresca como para encontrarse durmiendo. A lo mejor estaba con alguna amiga. - Cath,- Su voz sonó rasposa y áspera, seguramente por la falta de saliva. - Me han apuñalado y he perdido demasiada sangre. Me temo que no saldré de esta.- La exclamación de Catherine se pudo oír hasta sin estar cerca del teléfono.- Te quiero muchísimo. Recuérdalo siempre. - Colgó antes de que sus dedos terminaran de entumecerse del todo, haciendo que el aparato electrónico cayera al suelo.- This is the last time I'll ever call you, babe.

Unos apresurados pasos hicieron acto de presencia, pero la joven se encontraba demasiado cansada como para saber qué era lo que estaba sucediendo. Escuchó una voz familiar como un murmullo lejano y se preguntó si sería real. Abrió los ojos ligeramente, sorprendiéndose porque no recordaba haberlos cerrado, para encontrarse de lleno con Calem. - Cale-- Se aclaró la garganta, tosiendo secamente.- Calem, te hemos despertado.- Volvió a intentar evocar el alegre recuerdo de su décimo cumpleaños cuando Eleonora le regaló aquel vestido azul de princesa, no obstante, su cabeza recordó algo mucho más desagradable. Casi podía recrear a cámara lenta cómo aquel shadowhunter le había clavado el cuchillo aún sabiendo que pertenecía a la raza que debía proteger. - No, no puedo acabar así.- Trató de moverse, clavando los codos en el sofá para incorporarse. ¡Al cuerno la pérdida de sangre! Esto no podía acabar así. Esto no iba a acabar así.- Bianca, debes hacerme un favor. No puedo morir sin haberle pateado el trasero al tipo que me ha hecho esto. - Se levantó, aún sintiendo que su vientre ardía y que sus músculos temblaban del esfuerzo. - Conviérteme en vampiro.



Última edición por Winter J. White el Dom Ago 05, 2018 4:14 pm, editado 1 vez



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 980

Reliquias : 858

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Bianca Salvatore el Sáb Abr 21, 2018 6:14 am

END GAME
→ Sábado→ 01:00→ Frío

Bianca había presenciado posiblemente más muertes de las que cualquier persona normal hubiera podido soportar. La diferencia estaba en que todas y cada una de ellas, además de haber recaído en sus manos, no las había sufrido realmente, al menos no pensando en la otra persona. Durante los primeros años después de su transformación, había sido una chica realmente problemática. Y lo seguía siendo de cierta manera, pero no era comparable a los acontecimientos de años atrás, donde su único soporte para no perder la cordura cada vez que sus instintos se apoderaban completamente de ella y todo terminaba en un baño de sangre, había sido Calem. Por supuesto, había tenido sus momentos de crisis en cuanto se veía a si misma habiendo hecho algo que en realidad no había podido controlar, pero jamás había sentido, o vuelto a sentir, lo que era perder a alguien que le importaba. Porque todas aquellas personas que habían tenido la mala suerte de cruzarse con una Bianca hambrienta y descontrolada, sencillamente no les importaba como tal.

Por más fria, por más dura y por más despiadada que quisiera mostrarse la vampiresa, plantandose frente al mundo como si nada realmente le afectara, se había dado cuenta que dentro de todo, ella si era capaz de sufrir la muerte de alguien más, por el hecho de pensar en que esa persona se iría para siempre y ya no estaría más en su vida.

Agradeció internamente que Calem hiciera un gesto tan simple como llevarla del brazo hacia el piso de abajo, porque enfrentarse a la situacion de llevar a Winter en brazos, desangrandose, muriendo y dejarla sola para correr a pedir ayuda desesperada de Calem, era el limite que su compostura podía soportar antes de que le atacara un estado de nervios paralizante. De no haber sido por ese gesto, la vampiresa sentía que podría haberse quedado completamente congelada, parada junto a la cama de Calem presa del más puro terror.

Para cuando regresaron con Winter, la mirada de la vampiresa no se tardo en ubicar un teléfono móvil tirado en el suelo. Lo más probable era que Winter había intentado llamar a alguien, pero realmente no habia tiempo para pensar en eso. Siguiendo a Calem y tras haber aprovechado la carrera por las escaleras para poner su cuerpo y mente en movimiento de nuevo, la vampiresa se situó rapidamente junto a Winter, cuya piel estaba aún más pálida de lo que estaba cuando la dejó tan solo hace unos segundos para subir al piso de arriba. La vida estaba abandonando su cuerpo lentamente, en un proceso tan tortuoso que Bianca no pudo evitar recordar cómo había sido para ella. Bianca también había muerto desangrada. Sabía que no había nada para hacer, sabía que era el final para la Inspectora, pero no quería aceptarlo. Tomó una de las manos de Winter, al tiempo que usaba la otra para ayudar al brujo a intentar detener la hemorragia.

Entonces escuchó las palabras de Calem. No pudo atreverse a mirarlo, la mirada de la vampiresa seguía sobre Winter, pero de haberse visto capaz de hablar, hubiera negado lo que el brujo le había dicho. Calem no tenia la culpa de nada y mucho menos debía adjudicarsela para que la vampiresa no se sintiera mal. Después de todo. ¿Quien había llevado a Winter a un bar con subterraneos?. Tanto espiritu temerario finalmente le había pasado factura. La única respuesta de la vampiresa fue romper a llorar silenciosamente en ese mismo instante. No pudo retenerlo más. Las lagrimas corrían por sus mejillas al igual que la sangre en sus manos. Lo único que pensaba era en que no podían hacer nada y eso no solo la llenaba de amargura y angustia, sino también de impotencia. Cuando creyo que ya todo estaba perdido, se vió sujetando la mano de Calem y sosteniendo la de Winter con la otra, en el gesto mas compasivo que tanto ella misma como Calem habían hecho jamás.

Bianca había bajado la mirada, en el intento de tragarse las lagrimas que querían seguir saliendo mientras Calem continuaba intentando usar su magia, pero en cuanto volvió a escuchar la voz de Winter, elevó la mirada hacia ella con la misma expresión que una niña asustada.

Las palabras de Winter la dejaron completamente sin aliento y de no saber que tenían los minutos contados, talvez no hubiera pensado tantas cosas y tan rápido a la vez. ¿Realmente estaba segura de querer transformarse en un vampiro?. ¿Vivir eternamente evitando la luz del sol?. ¿Alimentarse a base de sangre?. En el fondo, de haber podido elegir, Bianca sabía que ella jamás hubiera pedido transformarse por voluntad propia, no sabiendo lo que realmente era ser un vampiro. Pero por mas moribunda que se encontrara la Inspectora, la seguridad en sus palabras fue tan fuerte como para ahorrarse hacerle todas esas preguntas. Por otro lado, Bianca nunca había transformado a nadie y en ese mismo momento tuvo que hacer un esfuerzo de memoria para recordar paso a paso cómo debía hacerse una transformación. Sabía que había riezgo de que no funcionara, no sabia si la Inspectora estaba al tanto de ello, pero viendo que moriría de todas formas... La diferencia estaba en que si la transformación no funcionaba, la muerte de la Inspectora terminaría por estar completamente en las manos de la vampiresa y no sabía si podría soportarlo.

Debatiendose internamente en cómo proceder, Bianca volvió la mirada hacia Calem. No dijo nada, busco silenciosamente un atisbo de aprobación en sus ojos, aunque sabía que seguir el pedido de Winter era lo que debía hacer si quería tener al menos una oportunidad más de mantenerla en este mundo. Se dijo entonces que el riezgo valdría la pena y se convenció que de lo contrario, moriría de todas formas.

Volvió la mirada hacia Winter y asintió un par de veces con la cabeza. Para la transformación, primero Winter debía beber sangre de vampiro, por lo que en un abrir y cerrar de ojos, Bianca se movió para traer un vaso y llenarlo con su propia sangre, mordiendose la muñeca. Le acerco el vaso a la Inspectora, ayudándole a beber y una vez que lo hizo dejo el vaso a un lado. Se tuvo que recordar a si misma que a continuación debía morderla. Su mirada se volvió de nuevo hacia Calem, una ultima vez y luego regreso hacia la humana. Tomó el brazo ajeno, lo sostuvo por un corto instante y antes de que volviera a invadirla el arrepentimiento, haciendo acopio de todo su valor, sus colmillos ya habian atravesado la piel de Winter. Para cuando se aparto, la sangre de la Inspectora ahora tambien corria por sus labios y la vampiresa simplemente se limitó a observar con ojos vidriosos lo que acababa de hacer. Ahora solo había que esperar. Winter debía morir.
avatar
Mensajes : 118

Reliquias : 435


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8691-bianca-salvatorehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8715-if-you-mess-with-them-you-mess-with-me#75583http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8719-from-here-to-eternity#75592
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Catherine I. Rosewood el Dom Abr 22, 2018 4:34 pm

END GAME.
→ Sábado→ 01:00→ Frío
Era por la noche de un sábado cualquiera y Catherine había descartado la opción de quedarse en casa viendo una película en compañía de su perro. Unas amigas de la universidad la habían llamado a última hora para invitarla a salir con ellas. A Cath no le gustaban mucho las discotecas de música típica “reguetonera”. Aunque que disfrutase mucho bailando el ambiente solía ser asfixiante y aquella música no le decía nada. Pero el plan era distinto, se trataba de ir a una discoteca donde ponían grandes éxitos de los ochenta, y la gente era de todo tipo, desde el típico friki que hasta iba medio disfrazado de su personaje favorito, al típico guaperas que probaba suerte en aguas nuevas a ver qué recogían sus redes.

Salió a cenar con sus amigas y luego se tomaron algo antes de entrar en el local, donde hicieron más el payasete que otra cosa. Las canciones les recordaban a todas esas películas y anuncios graciosos que les abrían la imaginación, y el baile estaba incluido con las risas. Catherine estaba en los baños del local lavándose las manos después de usar el servicio cuando le sonó el móvil. Pensó en la coincidencia que aquello suponía, porque unos minutos después de vuelta a la sala donde estaban pinchando Stayin Alive no habría escuchado el móvil. La música llegaba hasta ella amortiguada por las paredes que la separaban de la pista y sin poder evitarlo todo su cuerpo empezaba a moverse siguiendo el ritmo. Descolgó sonriente al ver el nombre de su hermana en la pantalla. —¡Hola hermanita!—se quedó congelada al notar que la voz de Winter sonaba muy rara, y que sus palabras que esta dijo empezaban con una afirmación que jamás habría querido escuchar de labios de su hermana: “Me han apuñalado”. Mientras escuchaba a todo volumen el coro de “Stayin alive” la ironía más recalcitrante se hacía con la situación. Winter acaba de decirle que no iba a sobrevivir al ataque que había sufrido. —¿¡CÓMO QUE TE HAN APUÑALADO!? ¿Quién ha sido? ¿Dónde estás?—decía a toda prisa. Los ojos se le anegaron de golpe y se apoyó en el lavamanos del servicio, como si no pudiera soportar el peso de su propio cuerpo. Winter le dijo que la quería mucho y colgó. ¡COLGÓ! La dejó a media frase mientras Catherine insistía en que le dijera dónde estaba, que iba para allí, que aguantase.

Catherine nunca había sido famosa por su discreción y menos ante situaciones de alarma. Tampoco era conocida por su pasividad. Sabía que no estaba bien, pero le había instalado en el móvil a su madre y a su hermana una aplicación que parecía ser un juego de gatitos pero funcionaba en realidad como un localizador. Era una de esas aplicaciones tan útiles para el control parental que los hijos toleraban entre resoplidos o directamente ni sabían de qué se trataba. Y aunque su madre y Winter no fueran precisamente niñas, Catherine había decidido intervenir sus móviles tras oír que la cantidad de secuestros a mujeres en Nueva York había crecido en un 5% aquel año. Corió a donde sus amigas la esperaban, cogió el bolso y salió pitando de allí sin apenas decir algo más que un: tENFO QUE Irme. Paró un taxi, y suerte que paró el primero en pasar por delante, porqu eno le habría importado plantarse en mitad de la carretera para obligar a cualquier coche a frenar. Ya tenía la aplicación abierta y pidió al taxista que corriera todo lo posible, que si podía saltarse algún semáforo lo hiciera, y le dio varios billetes de cien que tenía en un dobladillo del monedero, para que supiera que iba en serio lo de que no le importaba pagar.

Ya tendí la aplicación abierta y la precisión del objetivo era sorprendente, quizás por ser una aplicación de pago que tenía que seguir fiel. Cath se bajó del taxi y corrió hasta el punto que indicaba un edificio sin darse cuenta de que estaba temblando, de ira, de miedo, de impotencia. Paró a un venido que bajaba por las escaleras y lo agarró del brazo. —¿Has visto pasar por aquí a esta chica? Iba herida.—preguntó desesperada enseñándole una foto, pero por supuesto no la había visto. Picó a todos los interfonos y empezó a gritarles que como no dijeran pero ya quién tenía a Winter Juliet White iba a echar abajo todas las puertas. —O puedo llamar a la policía. Winter es inspectora ¿os hacéis idea d elo que tardarán en llegar para ayudar a uno de los suyos?—añadió a gritos hasta que alguien que sabía de qué se trataba respondió.



avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 524

Temas : 3/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9580-catherine-i-rosewoodhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9597-relas-catherine#83744http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9626-cath-s-crono#83956
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Calem McLean el Dom Abr 22, 2018 8:46 pm

END GAME
→ Sábado→ 01:00→ Frío

Calem no podría estar preparado para algo como aquello ni aunque hubiera tenido una decena de siglos para hacerlo. Seguía culpándose por lo que estaba sucediendo. ¿Cómo podía haber dejado que esto pasara? ¡Si Winter le había dicho que su vida peligraba, tendría que al menos haber hecho algo para prevenir un ataque de ésta índole!
—No hables, White— le reprendió a Winter, intentando inútilmente formar alguna clase de barrera de frialdad llamándola por su apellido y no por su nombre —Ahorra tus fuerzas. Las necesitarás. Además, ya estaba despierto— mintió descaradamente. Lo último que quería era que Winter se muriera preocupada por haberle despertado. Se concentró en continuar con su tarea, a pesar de que le dolía muchísimo ver a Bianca llorando; si al menos no intentaba salvar a Winter hasta el final, se lo reprocharía por el resto de su vida. Por mucho que le doliera, tendría que consolar a la vampiresa una vez que todo hubiera acabado, y no antes.  

Las siguientes palabras de la inspectora le dejaron helado. ¿Convertirla...? El brujo estaba seguro aque aquella no había sido una opción en las cabezas de Bianca y él en ningún momento. No era algo que quisieran hacerle a nadie, especialmente su amiga, que no tenía una historia feliz de transformación y, Calem estaba seguro, no quería condenar a nadie a algo similar.
Sabía que en ese momento, muchos sentimientos encontrados estaban teniendo lugar al mismo tiempo en la cabeza de su amiga, y la comprendía. Si él tuviera el poder de convertir a alguien más en brujo, jamás lo haría. No pensaba condenar a nadie a aquella vida... y ser un brujo no era ni de lejos tan terrible como ser vampiro, de modo que se hacía una idea aproximada de con lo que Bianca estaba lidiando.

Calem se dio cuenta enseguida de que Bianca estaba, de algún modo, buscando su aprobación. Que necesitaba saber que él estaría apoyándola en su decisión. Ambos sabían que Winter iba a morir de todas formas, y que intentar convertirla sería, al menos, tener la posibilidad de salvarla, por pequeña que fuera. Y aunque no lo expresó en voz alta, Calem pensó también, no sin cierta amargura, que si Winter se arrepentía más adelante de su decisión, la muerte definitiva siempre seguía siendo una opción.
El brujo apretó con más fuerza la mano de su amiga, transmitiéndole así todo el apoyo que era capaz.
—Pase lo que pase, estoy contigo— le susurró.

Dejó que Bianca hiciera su trabajo atento a si necesitaba ayuda, pero dejandole espacio. Menudo trabajo me dejaste, Elle suspiró para sus adentros Lamento no haberla cuidado mejor, espero que no estés muy enfadada conmigo. Sé que debí hacerlo mejor... entonces percibió un gran alboroto fuera, y haciendo un pequeño esfuerzo para indagar en la mente de quien fuera que estuviera allí, logró captar las palabras "Winter White" con una "voz mental" que se le hizo familiar...
Genial, y ahora su hermana está en mi puerta. Lo único que me faltaba, que vea a Winter desangrándose en mi sofá y nos eche la culpa de haberla matado se encaminó a la puerta con la intención de echar de allí a la joven con alguna elaborada excusa; ya tenía suficiente con mantenerse fuera de las miradas escrupulosas de los vecinos como para que una jovencita llamara la atención de todos ellos gritando en el umbral de su casa.
Se secó como pudo la sangre de las manos en una toalla que de alguna manera había sobrevivido al sanguinolento suceso y abrió la puerta.

—Catherine Rosewood— saludó con un serio asentimiento de cabeza, recomponiéndose rápidamente de todos sus sentimientos anteriores para aparentar normalidad. Había coincidido con la hermana de la inspectora en una ocasión anterior, aunque no había sido en la mejor de las circunstancias —¿Puedo preguntar qué estás haciendo aquí? Estás disturbando la tranquilidad de todo el vecindario— aunque la chica parecía estar bastante segura de que Winter se encontraba por allí, Calem no quería dejarle pasar y que viera el espectáculo que estaba dando lugar en su living. Tenía que fingir que nada extraño estaba sucediendo.


Cronología || Móvil || Relaciones


Caught in a lie... Take me out of his hell, I can’t free myself from this pain. Save the me who’s being punished
avatar
Mensajes : 168

Reliquias : 1284

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8684-calem-mclean-id#75304http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8717-when-a-friend-is-in-pain-it-hurts-more-than-when-im-in-pain-relaciones-calem-mcleanhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8696-my-heart-makes-time-run-cronologia-de-calem
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Catherine I. Rosewood el Dom Abr 22, 2018 11:00 pm

END GAME.
→ Sábado→ 01:00→ Frío
El cerebro de Catherine funcionaba bastante bien, aunque no fuera una mente brillante tenía bastante capacidad para comprender conceptos nuevos, solía tener facilidad para hablar y expresarse por escrito y su memoria era bastante buena. Pero con las caras… con las caras era excepcional. Te veía una sola vez en movimiento en una calle y dos años después recordaba tu cara, e incluso de qué color era tu ropa. Y si a eso sumamos una situación extraña no digamos. Había un tiesto en el rellano del piso al que había llegado mientras iba aporreando puertas al azar.

Si bien nadie había respondido al interfono más que alguien que gritó "¡LA PASMA NO!" con una especie de gallo en la voz. Pero Catherine no sabía si se trataba de un narcotraficante o de quien le había hecho daño a su hermana. Cuando la puerta de una de las casa se abrió y vio aquel rostro lo reconoció al momento. Recordó que aquel joven había ido a casa de sus padres y había preguntado precisamente por Winter, pero no por el apellido que tenía por ahora sino por el otro. SOSPECHOSO. Ya en su día aquel encuentro no le causó ninguna gracia, y menos ahora. —¡TÚ! ¿Dónde coño tienes a mi hermana? ¡Winter!—la llamó con la esperanza de que pudiera oírla. Movió la cabeza para intentar  ver todo lo posible el interior de la casa allí donde la cabeza del chico moreno de ojos claros no lo tapaba todo.

No parecía por la labor de dejarla pasar y se hacía el tonto, como si allí no estuviera pasando nada. —La maldita tranquilidad me importa un bledo.—se agachó para coger de la planta un puñado de tierra que intentó tirarle a los ojos. Lo empujó con todas sus fuerzas, que aunque no eran muchas con la sorpresa del ataque y la adrenalina del momento lograron su cometido. Era un plan suicida, pero le daba lo mismo. Se coló en la casa y corrió por un pasillo hasta llegar a una estancia iluminada que resultó ser un comedor. Catherine no se fijó en nada que no fuera ella. Winter estaba allí. Tumbada en un sofá con la ropa llena de sangre y esa pinta blanda y débil que tiene la gente cuando le queda poco. Los ojos se le llenaron de lágrimas mientras corría hasta ella y agarraba su mano. Miró a su Winnie. Verla sin fuerzas le partió el corazón. —Win… ¿Qué le habéis hecho?—estaba vez si reparó en la otra joven que se encontraba allí mismo. Estaba allí plantada, empapadas las manos y la ropa de sangre. ¡La sangre de su hermana! Espera, ¿tenía su sangre en los labios? ¿Qué clase de psicópata asesina era aquella? —¿Y TÚ QUIÉN TE HAS PENSADO QUE ERES, UNA VAMPIRESA?—preguntó llevándose las manos a los ojos para secárselos, no fuera que los nervios y las lágrimas la hicieran ver mal. Miró de nuevo a Winter y los ojos bajaron hasta la herida. La del vientre parecía más un grifo abierto que otra cosa y… y la del brazo tenía una pinta demasiado sospechosa.


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 524

Temas : 3/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9580-catherine-i-rosewoodhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9597-relas-catherine#83744http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9626-cath-s-crono#83956
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Calem McLean el Dom Abr 22, 2018 11:44 pm

END GAME
→ Sábado→ 01:00→ Frío

Aunque el brujo sabía que Winter y Catherine eran hermanas, aunque sospechaba que posiblemente tenían la misma sangre de loca impulsiva temeraria estúpida en las venas, lo cierto es que no se vio venir aquel ataque sorpresa de parte de la rubia. Se quedó anonadado unos cuantos segundos, los suficientes como para que la chica pudiera pasar hacia el interior de la casa sin que él pudiera hacer nada para detenerla. En parte era una suerte, ya que Calem no quería llamar la atención de los vecinos con los gritos de la joven Rosewood, aunque tampoco es que le agradara mucho la idea de tenerla gritando dentro de la casa, y mucho menos mirando acusatoriamente a Bianca como si ella tuviera la culpa de todo.

Bastante molesto con la jovencita y todo su griterío, y quitándose tierra de la cara y especialmente los ojos, Calem echó mano a lo primero que encontró (que, por supuesto, resultó ser un libro) y golpeó a Catherine en la cabeza, no tanto con la intención de hacerle daño, sino más bien como quien reprende a un niño travieso.
—Si te atreves a hablarle así una vez más a mi hermana dentro de mi hogar, será la última vez que puedas utilizar la lengua en tu vida— amenazó sin poder controlarse. ¿Por qué toleraría que se le hable así a Bianca, cuando toda la situación ya era lo suficientemente difícil para ella sin necesidad de añadirle leña al fuego?
—Y ahora, mantén la calma. Estamos intentando salvarla— añadió en un tono considerablemente más amable, pensando que si él hubiera estado en su lugar se sentiría horrible viendo el cuerpo de Winter. De hecho, se sentía horrible viendo el cuerpo de Winter. No podía dejar de repetirse que eso era culpa suya.

Se acercó a Bianca y la moribunda inspectora sin añadir palabra alguna.
—¿Estás bien, B?— le preguntó a la vampiresa palmeándole el hombro—Creo que le debemos una explicación...— agregó señalando a Catherine con la cabeza. Aunque no fuera más que una excusa, tenían que decirle algo respecto a por qué su hermana se estaba muriendo en el sofá.
—Nosotros no hicimos ésto— le explicó a la mundana —Sé que te parezco sospechoso, pero en realidad mi trabajo era proteger a tu hermana. Mucho gusto, soy Calem McLean— ahora que ya sabía que la muerte de Winter era completamente inevitable pero había posibilidades de salvarla (o condenarla... depende el punto de vista), se encontraba un poco, un poco, más relajado que antes. No obstante, le echaba miradas cada unos cuantos segundos a Bianca para asegurarse de que su amiga no colapsara. Debía estar pasándola fatal.


Cronología || Móvil || Relaciones


Caught in a lie... Take me out of his hell, I can’t free myself from this pain. Save the me who’s being punished
avatar
Mensajes : 168

Reliquias : 1284

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8684-calem-mclean-id#75304http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8717-when-a-friend-is-in-pain-it-hurts-more-than-when-im-in-pain-relaciones-calem-mcleanhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8696-my-heart-makes-time-run-cronologia-de-calem
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Winter J. White el Lun Abr 23, 2018 2:24 pm

END GAME.
→ Sábado→ 01:00→ Frío
Quizás si Winter hubiera estado en pleno usos de sus facultades, habría apreciado la encrucijada en la que había sumergido a su amiga. Si no hacía nada, Winter moriría sin siquiera haber tenido otra oportunidad y si la transformación salía mal... bueno, entonces sería la vampiresa la que tendría que cargar con la culpa por el resto de su eternidad. Un castigo muy duro, a parecer de la última White. Winter era consciente de que que el ritual vampírico no siempre salía bien y que era poco probable que renaciese como hija de la noche, mas no podía dejarlo estar. No, ese hombre debía pagar. No podía pulular por Nueva York apuñalando personas al azahar, ¡mundanos además! ¡¿Es que el mundo se había vuelto loco?!

Cuando Bianca asintió quedamente, la policía le dedicó una sonrisa dulce con las pocas fuerzas que le quedaban. Debía prepararse para Le Grand Finale, ese que determinaría si ella era merecedora de la eternidad o en cambio, debía yacer en una fría tumba hasta que su cuerpo no fuera más que polvo. Trató de beber todo el líquido escarlata que Bianca le ofrecía, sorprendiéndose de cómo algo que antes le había resultado tan fácil ahora parecía una tortura. Pero todo lo malo tiene algo bueno, la sangre de vampiro y su efecto narcótico mitigaron el dolor considerablemente, de hecho, ni siquiera sintió cómo colmillos de la joven Salvatore traspasaban la fina piel de su muñeca.

Unos gritos la obligaron a abrir los ojos de nuevo, tratando de enfocar la mirada en la figura de cabello platino que se acercaba a ella rápidamente. Todo su alrededor parecía cubierto por una espesa niebla que no la permitía reconocer rostros tan sólo vagos colores y algunas siluetas, sin embargo, solo hizo falta que ella le tomara la mano para saber de quién se trataba. - ¿Cath?- Preguntó mirando en dirección a la calor que había atrapado su mano. La aterciopelada voz de su hermana resonó en sus oídos y sonrió. - No ha sido ella.- Murmuró cuando Catherine acusó a la vampiresa. - Calem no amenaces a mi hermana o me obligarás a patearte culo. - Claramente eso era una forma cómica de pedirle al brujo que rebajara el nivel de amenaza, por ella en ese estado no podía matar ni a una mosca... lo único que podía hacer era morirse ella misma.

Se estaba muriendo, le quedaban un par de minutos a lo sumo y lo peor de todo, es que ella lo sabía. Busco a tientas la camiseta de la más joven, aferrándose en ella para llamar su atención.- Dime que me recordarás...- Respiró forzosamente.- pero no así.- Un par de lágrimas surcaron sus mejillas. - Sino como cuando cabalgábamos con Paris... con una de esas coronas de flores que me hacías...- Por unos segundos la niebla se dispersó, revelando los grandes ojos mar de Catherine clavados en ella. Sonrió. - Ha sido un placer teneros en mi vida.- Y junto a la última lágrima, la vida abandonó los ojos de Winter. Murió con los ojos abiertos y sonriente, recordando a la pequeña Cath de pelo despeinado y dientes de leche, observándola con ilusión.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 980

Reliquias : 858

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Bianca Salvatore el Lun Abr 23, 2018 7:01 pm

END GAME
→ Sábado→ 01:00→ Frío

Se convenció a si misma de que todo saldría bien. Intentó no pensar en nada más mientras observaba a Winter en silencio, sosteniendo su mano para hacerle saber que seguía a su lado. La Inspectora no tenía mucho tiempo más, el color se estaba yendo de su rostro y la vampiresa podía notar como su respiración era cada vez más débil. Para su propio sorpresa, haciendo uso de toda su fortaleza, los sollozos que se esforzaba por retener fueron desapareciendo poco a poco a medida que pasaban los minutos hasta que el silencio total terminó de hacerse dentro de la sala. Al menos sabía, por experiencia propia, que no sufriría cuando se fuera de este mundo, pues tanto la sangre que había bebido como la mordida le ahorrarían cualquier tipo de dolor, no sentiría nada. Podría irse en tranquilidad y con suerte, luego regresar.

Si bien la vampiresa se encontraba atenta a los latidos del corazón de la Inspectora, inevitablemente el escándalo que se armó en la calle solapó completamente a las únicas señales que indicaban que Winter aún seguía viva.  Observó a Calem salir de la habitación y dirigirse hacia la entrada. Mientras tanto, Bianca permaneció en su mismo lugar junto a la otra rubia. Y luego, escuchó a Calem pronunciar el mismo nombre que ella ya había escuchado antes. ¿Cómo era posible que la hermana menor de Winter les hubiera encontrado, justo en ese preciso momento?.  Entonces recordó el teléfono celular de la Inspectora, aún tirado sobre la alfombra y todo cobró sentido. Y si bien tener a una mundana rondando durante el proceso de transformación no era precisamente lo ideal, no pudo evitar empatizar al respecto, recordando a su propia hermana, que a diferencia de Catherine, no estuvo presente cuando ella murió, principalmente porque no se enteró de ello.  Los pasos apurados de la menor de los Rosewood se escucharon acercándose por el pasillo y no se tardó en hacer acto de presencia en la sala. En cuanto ella se acercó al cuerpo de su hermana, la vampiresa se apartó, incorporándose y dejándole su lugar a la otra rubia. Bianca nunca había conocido a la hermana de Winter personalmente, pero reparó al instante que efectivamente eran bastante parecidas. Sin contar la increíble determinación que evidentemente corría en las venas de ambas.

Las palabras de Catherine, más afiladas de lo que a la vampiresa le hubiera gustado, la dejaron completamente desconcertada. Incluso la miraba como si fuera un monstruo. Evidentemente Bianca no estaba dando una buena imagen, cubierta de sangre como estaba, pero a pesar de que de cierta manera estaba acostumbrada a ese tipo de miradas, hizo sus esfuerzos para contener cualquier tipo de respuesta que quisiera amenazar con salir. No sabía si aquel había sido un chiste bastante acertado o si la menor conocía el mundo de las sombras tanto como su hermana. Sin embargo, siendo Bianca, poco habría aguantado a soltar algo de no haber sido por la interrupción de Calem. En cualquier otro momento, se le habría plantado una sonrisa triunfal en el rostro, pero se limito a quedarse parada junto al brujo, con los brazos cruzados y una mirada fría y a asentir con la cabeza a sus palabras. Dentro de sí, se encontraba bastante nerviosa ya como para tener que lidiar con la locura mundana. –Resulta que sí soy y tu hermana está en proceso de transformación. No hemos tenido otra opción. Así que yo diría que te ahorres más preguntas por el momento y por ahora solo la acompañes mientras termina de irse. Y no va a sufrir, puedes quedarte tranquila– Agregó justo después de Winter, hablándole a su hermana menor y con un tono sorprendentemente calmo.  Que Calem estuviera a su lado, tan aparentemente tranquilo, le ayudaba más de lo que estaba dispuesta a admitir. Así que solo se quedó esperando, mientras se limpiaba la sangre de las manos.

Cuando el momento llegó, la vampiresa se mantuvo al margen, aún parada junto al brujo. Dejó de escuchar los latidos de Winter y antes de que pudiera darse cuenta, ya estaba sosteniéndose del brazo de Calem y apoyando la mejilla en su hombro, observando con tristeza el cuerpo sin vida de la Inspectora White. Aún así, su compostura también se mantuvo en pie. Era crucial que mantuvieran la calma, pues el proceso aún no había terminado. Se quedó en silencio el tiempo que creyó suficiente como para no abrumar a la menor de los Rosewood y luego finalmente se apartó de Calem para cerrar los ojos de Winter con una mano. –Catherine, tu hermana me ha pedido que la transforme. Iba a morir de todas formas, ahora tiene otra posibilidad de seguir viva. Pero para terminar el proceso tenemos que ir a enterrarla en algún sitio–.

avatar
Mensajes : 118

Reliquias : 435


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8691-bianca-salvatorehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8715-if-you-mess-with-them-you-mess-with-me#75583http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8719-from-here-to-eternity#75592
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Catherine I. Rosewood el Mar Abr 24, 2018 12:17 am

END GAME.
→ Sábado→ 01:00→ Frío
Seguramente si Catherine se hubiera visto desde fuera habría pensado que estaba actuando como una loca. Nisiquiera era consciente de en qué se estaba metiendo, como poco implicaba el que su hermana que era inspectora estuviera muriendo. Y si Winter había perecido en alguna especie de lucha ella lo haría también. No sabía pelear más allá de tirarte algo a la cabeza o estirarte del pelo, que es la clase de peleas más fuertes que se daban en el instituto privado de increíble renombre al que había acudido. Tampoco tenía armas, y de haberlas tenido no habría sabido usarlas correctamente.

Pero cuando entró en la estancia y vio a Winter todo lo demás dejó de tener sentido. Los ojos se le anegaron mientras se agachaba y cogía la mano de Winter. —Sí, soy yo…—murmuró al ver que su hermana preguntaba y también hacía algún esfuerzo por devolverle el gesto. Tenía la mirada vidriosa, como si ya estuviera mirando hacia lo que hay más allá de este plano. Catherine no pudo evitar buscar un culpable, y el que la otra chica rubia que estaba al lado tuviera el cuerpo y la ropa cubiertos de sangre no dejó muchas dudas, al menos desde su punto de vista. La acusó. El chico al que Catherine había lanzado tierra en los ojos entró detrás de ella y le dio una golpe no demasiado fuerte en la cabeza con un libro ordenándole que se calmase, que no se metiese con su hermana. ¿Esto es una reunión trasnochada de hermanos o qué?—pensó sin soltar la mano de Winter para frotarse la cabeza ahí donde había recibido el golpe. No se frotó porque aquella podría ser la última vez que sostuviera la mano de su hermana. Nada más importaba.

Le contaron que no solo no eran los que le habían hecho aquello, sino que intentaban salvarla. Catherine pensó en una palabra que había poblado sus sueños y su imaginación día y noche desde la más tierna infancia. Esa palabra que se había chocado contra tantos muros. “Los vampiros no existen, debes dejar esas tonterías”. La voz de su padre regañándola por quedarse leyendo hasta altas horas historias de no muertos venían a su cabeza, pero también la imagen de la piel de Liam achicharrándose cuando ella descorrió la cortina solo unas semanas antes. Así que no era el único, ni un brillante unicornio de colmillos blancos. Daba miedo pensar cuántos habría por ahí, a cuánta gente estarían matando. Demasiadas ideas, demasiadas posibilidades… pero lo único que ella quería era tener a Winter a su lado, ahora y siempre. No respondió a la presentación del chico, se limitó a mirarlo interrogativamente. ¿Un chavalín el protector de su hermana? Quizás su aspecto ocultaba más. Todo parecía abrirse a nuevas posibilidades.

Se quedó de rodillas frente a su hermana y se acercó un poco más al sofá para decirle, sin palabras, que no la dejaría hasta que se fuera. Winter confirmó lo que decían los allí presentes. A Catherine se le escapaban las lágrimas de los ojos sin control, pero hacía esfuerzos por reprimir esa respiración entrecortada que acompaña semejantes emociones. No quería hacer ruido. No se perdonaría perderse ni una sola palabra de lo que su hermana mayor dijese. Aunque decían que la iban a transformar lo que veía era que cada palabra parecía costarle un esfuerzo titánico. Se moría. Asintió una y otra vez mientras acariciaba su mano y le peinaba el pelo. —Te recordaré con tu corona de flores.—prometió. El hecho de que Winter se despidiera con tanto cariño del chico y la chica que estaban allí hizo ver a Catherine que aquellas personas también eran importantes para ella. Aunque nunca las hubiera mencionado, quizás por querer ahorrarle los disgustos de saber que había todo un mundo lleno de sombras a su alrededor.

En un instante, la vida abandonó la mirada azul, clara y limpia, que siempre había caracterizado a Winter Juliet White. De un momento a otro, ya no estaba allí. Catherine tomó aire muy despacio. Había una sonrisa en los labios de la que había sido Winter, a modo de consuelo estaba el que se hubiera ido pensando en los momentos felices de cuando eran niñas. Era un detalle bonito que quizás en el futuro, se dijo la más joven de los Rosewood, le gustaría recordar. Pero en ese momento la impotencia y el dolor lo abarcaban todo. Lo manchaban todo. Catherine soltó su mano muy despacio. Le secó con mucho cuidado las lágrimas de las mejillas a Winter. Pero fue incapaz de cerrarle los ojos. Bianca, la vampiresa cuyo nombre todavía desconocía, lo hizo. La rubia agradeció silencio no tener que ser ella quien lo hiciese. Se giró para mirarlos a los dos. Liam apenas le había contada nada sobre su naturaleza, y mucho menos sobre la conversión. —Enterrémosla.—dijo poniéndose en pie y secando, ahora sí, las propias lágrimas que le emborronaban la vista. Era consciente de todos esos condicionales en las palabras que había dicho la mujer que tenía delante. Eso debía significar que Winter tenía una posibilidad de volver como vampiro, pero que quizás este había sido su último instante en la Tierra. —¿Cómo funciona esto, se supone que ella sale sola de la tumba… si lo consigue?—preguntó con la voz temblando, como toda ella.


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 524

Temas : 3/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9580-catherine-i-rosewoodhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9597-relas-catherine#83744http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9626-cath-s-crono#83956
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Calem McLean el Mar Abr 24, 2018 8:37 pm

END GAME
→ Sábado→ 01:00→ Frío

Incluso para su propia sorpresa, Calem se las arregló para no derramar ni una sola lágrima ante las palabras de despedida de Winter. Tal vez el hecho de no haberla conocido demasiado hubiera influenciado en ello, pero aún así había sido un discurso bastante emotivo, y aún sentía responsabilidad por lo que le había pasado, de modo que no podía sino felicitarse a sí mismo por no perder la compostura. Sabía que en ese momento era esencial que alguien mantuviera la calma y pensara con claridad, y no estaba muy seguro de que las otras dos jovencitas que estaban con él en la habitación pudieran desempeñar ese papel.

—Bien...— se sacudió el polvo que aún le quedaba en la ropa y se aclaró la garganta para atraer la atención de Bianca y Catherine una vez que la primera hubo acabado con su explicación y la segunda formulara una pregunta relacionada a la conversión
—Lamentablemente no podemos darte los detalles. Ni siquiera deberíamos estar discutiendo contigo para empezar. No te lo tomes personal, pero no podemos revelar ese tipo de información— miró significativamente a la vampiresa y proyectó en su mente las siguientes palabras: No digamos nada más por ahora, podría ser peligroso para todos. Ya veremos luego qué hacemos con ella.

Buscó un abrigo que ponerse entre su numerosa colección y se dirigió a la cocina para erradicar por completo los restos de sangre de sus manos. No pudo evitar preguntarse qué hubiera pasado si Bianca hubiera estado en casa la noche en que Aria murió. ¿Podrían haberla salvado a ella también? ¿Se hubiera atrevido a condenar de aquella manera a la mujer que amaba, a formar una barrera entre ella y su familia, solo para no perderla?
—Rosewood, imagino que tu familia tendrá un sitio en donde enterrar a sus muertos... ¿Eres capaz de visualizarlo en tu cabeza?— inquirió intentando quitarse a Aria de la cabeza —Bianca, prepárate. Iremos con un Portal— anunció volviendo a donde estaban las jóvenes; hizo aparecer un portal con un elegante movimiento del brazo, y apoyó a regañadientes la mano sobre el hombro de la hermana menor de la Inspectora.
—Es muy simple: solo piensa en el sitio al que queremos llegar y atraviesa eso. Solo piensa en eso, ¿me oyes? tenemos que actuar rápido, no hay tiempo para equivocarse. Cuando estés lista, B indicó, esperando a que su amiga alzara el cuerpo sin vida de Winter y se acercara a él para buscar el contacto físico requerido para travesar un portal de aquella manera.


Cronología || Móvil || Relaciones


Caught in a lie... Take me out of his hell, I can’t free myself from this pain. Save the me who’s being punished
avatar
Mensajes : 168

Reliquias : 1284

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8684-calem-mclean-id#75304http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8717-when-a-friend-is-in-pain-it-hurts-more-than-when-im-in-pain-relaciones-calem-mcleanhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8696-my-heart-makes-time-run-cronologia-de-calem
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Bianca Salvatore el Mar Abr 24, 2018 10:57 pm

END GAME
→ Sábado→ 01:00→ Frío

La vampiresa frunció los labios, en un gesto desconforme que de cierta manera confirmaba las palabras de la menor de los Rosewood. Sin embargo cualquier otra respuesta más precisa que podría haber dado la rubia se vio interrumpida rápidamente por el brujo. Bianca apenas había reparado en ese detalle, pues a decir verdad tenía bastantes cosas en la cabeza ya para recordar que debía mantener la discreción frente a la mundana. Calem tenía razón, aún así, y lo mejor sería revelar la menor cantidad de información posible por el momento. Finalmente la vampiresa se limitó a encogerse de hombros, mirando a Catherine y dándole a entender que apoyaría las palabras del brujo. Por lo que, dicho lo dicho, había que ponerse manos a la obra. Recordó entonces que necesitaría llevar un par de bolsas de sangre si no quería que Winter se cenara a su propia hermana nada más salir de la tumba, además de que también era necesario, pues era el paso final de la transición. Cayó en la cuenta de que ese ritual era exageradamente largo y preciso.

Acompañó a Calem hacia la cocina, sin embargo, a diferencia de él, ella se movió directamente hacia la nevera que usaban para mantener las bolsas de sangre frescas. La vampiresa se tomó un instante para elegir de entre los diferentes tipos de sangre y guardó las bolsitas dentro de una pequeña heladera portable que perfectamente podía ser para un picnic. Lo cierto era que no sabía qué tanto tiempo debía pasar, así que lo mejor sería prevenir.

Regresó a la sala casi al mismo tiempo que Calem, coincidiendo con el momento en que recibió sus instrucciones. Se hacía evidente que ella sería la única allí que podría cargarla sin complicaciones. Así que, sin más preámbulos, le tendió a la menor de los Rosewood la pequeña heladera portable, dejándosela prácticamente en las manos y sin más remedio que tomarla. –No preguntes qué hay adentro–. Una vez que tuvo las manos libres, caminó hacia el sofá donde se encontraba el cuerpo de la Inspectora y volvió a tomarla en brazos, con cuidado, sin esfuerzo alguno. Caminó de regreso hasta situarse junto a Calem. El portal ya estaba abierto delante de ellos y dentro no podía diferenciarse más que luces y colores difusos. No quería ni imaginarse lo extraño que iba a ser todo aquello para Catherine. Tan solo esperaba que lograran llegar a destino. –Lista.
avatar
Mensajes : 118

Reliquias : 435


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8691-bianca-salvatorehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8715-if-you-mess-with-them-you-mess-with-me#75583http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8719-from-here-to-eternity#75592
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Catherine I. Rosewood el Miér Abr 25, 2018 7:45 pm

END GAME.
→ Sábado→ 01:00→ Frío
Se agolpaban la spreguntas, aunque en realidad un único pensamiento ocupaba su cabeza, uno que se propagaba rodeándolo todo por mucho que ella quisiera pensar que no era así, que había una posibilidad. Winter estaba muerta. No importaba lo que intentase decirse a sí misma para maquillar ese hecho, tampoco que la baza de lo sobrenatural aún podría traer a su hermana de vuelta. Si lo hacía su corazón jamás volvería a latir, y puede que no fuera la misma. O, quizás, ni siquiera volvería. Catherine se quedó paralizada obsesionándose con aquella idea, luchando por no echarse a llorar abrazada al cuerpo sin vida. No. Había tenido que hacer esfuerzos para soltar su mano y ponerse de pie. Eran demasiadas cosas, demasiadas ideas , emociones y descubrimientos. No solo existían los vampiros, sino que se encontraba ante uno de ellos, su hermana podría ser otro y… el chico, Calem, algo raro sería también pensó Catherine sin tener ni idea de que había aún más especies sobrenaturales esperando a que las descubriese.

Calem parecía muy serio, muy cuerdo, y fue el primero en pensar que no había que contarle a la humanita de turno nada sobre aquel mundo de las sombras que la rubia acababa de empezar a atisbar. En otras circunstancias Catherine habría sido como una de esas moscas pesadas que no dejan de zumbar revoloteando a tu alrededor hasta que les abres la ventana o te irritan al punto de querer aplastarlas. Desde luego la información sobre cosas como aquella no era algo que quisiera dejar escapar, pero por encima de esa insana curiosidad que le venía de familia estaba la preocupación por su hermana. No haría ni una sola pregunta más que pudiera retrasar o poner en peligro la posible conversión que la traería de vuelta. Confiaba en Bianca y en Calem al menos en eso. —Le haré a Winter esas preguntas.—no lo dijo en condicional, porque quería convencerse a sí misma de que tendrían oportunidad de tener aquella y cualquier otra conversación. Deseaba con todo su ser volver a verla hablar y reír.

Se quedó allí planta sintiéndose una verdadera inútil mientras que el brujo y la vampiresa preparaban el viaje que tenían por delante. Bianca le puso una neverita portátil en la mano que Catherine no tuvo más remedio que coger. ¿Acaso nos vamos de pic nic?-se preguntó con amargura. Calem le ordenó pensar en el lugar de entierro de su familia. Catherine visualizó en seguida el mausoleo familiar, allí donde los restos de su abuela y otros antepasados que no había conocido descansaban. Iban la noche antes de Halloween a visitarlos, y también en el aniversario de Marjorie.  —Tenemos un mausoleo familiar en el cementerio.

Y entonces sucedió: más muestras de lo que siempre había creído imposible ante sus ojos. Se quedó mirando al chico con los ojos abiertos como platos. ¿Acababa de abrir un portal así, de la nada, ante ellos? Magia. Wow. Catherine asió con fuerza la nevera portátil y miró hacia aquella cosa que flotaba en medio del salón. Un círculo brillante dentro del cual no se distinguía nada. Solo faltaba que alguien le confirmase que había algún bosque al que acudir en busca de unicornios. Pero se dejó de tonterías al notar que la mujer cogía entre sus brazos el cuerpo de Winter. El cuerpo. Solo quería que aquel par hiciera lo que tuviese que hacer. Cerró los ojos y visualizó única y exclusivamente la fachada del mausoleo. En su cabeza recreó cada detalle, los árboles cuidados que crecían a los lados, la textura y el color de la piedra natural, las flores que crecían enterradas en perfecta sintonía alrededor del pequeño edificio… e incluso el rostro de la estatua que presidía el lugar.

Cruzaron el portal y aparecieron frente al mausoleo. La sensación fue como lo que Catherine siempre había pensado que se sentiría si te metieran en una lavadora. La cabeza le daba vueltas y apenas se mantenía en pie. El mareo le había revuelto el estómago. Las arcadas acudían sin cesar. Dejó la nevera portátil en el suelo y se agachó para apoyarse en ella. Pero no lograba convencer a su cuerpo de que debía calmarse. Se alejó un poco para vomitar detrás de un arbusto. Mejor allí que en medio de la entrada al lugar de descanso de su familia.



avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 524

Temas : 3/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9580-catherine-i-rosewoodhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9597-relas-catherine#83744http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9626-cath-s-crono#83956
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Bianca Salvatore el Dom Abr 29, 2018 3:49 am

END GAME
→ Sábado→ 01:00→ Frío


El cementerio.

A pesar de su condición de muerta en vida, habían pasado años desde la última vez que la vampiresa había puesto un pie en un cementerio.  La pequeña vocecilla en el fondo de sus pensamientos que no podía resistirse a bromear aún a pesar de la situación le hizo pensar por un instante que debería sentirse como en casa en ese lugar. Por supuesto no fue más que un chiste interno a de mal gusto y tampoco logró darle la gracia que debería. Comenzó a caminar, aún llevando a la Inspectora White con ella e ignorando el hecho de que evidentemente el viaje en portal le había sentado fatal a la menor de los Rosewood. Pensó para si misma que debieron habérselo advertido, pero al menos ahorrándole las malas noticias la joven Catherine atravesó el portal sin el miedo de saber que iba a terminar por expulsar su cena como acto seguido.

Bianca no tuvo que hacer demasiado esfuerzo para identificar el mausoleo. El apellido de la familia de Winter se veía tallado sobre la piedra en lo alto de la construcción y a pesar de la poca iluminación le fue sencillo leerlo. Se detuvo frente a sus puertas, pero no entró sino que cambió su rumbo, rodeando la construcción hasta encontrar un espacio suficientemente grande para improvisar una tumba. La experiencia de la vampiresa en el asunto de la transformación era puramente teórica y no estaba segura si poner a la inspectora dentro de un sarcófago y dejarla dentro del mausoleo funcionaría, por lo que ante la duda, decidió que lo mejor sería seguir las instrucciones al pie de la letra. Winter debía ser enterrada, literalmente. Halló entonces un sitio junto al mausoleo familiar donde la tierra parecía fácilmente removible.  Le indicó al brujo con un gesto el lugar y esperó a que Calem usara su magia para retirar la tierra. Bianca no tenía ni que preguntar, sabía que la tarea sería pan comido para él. Finalmente, depositó a Winter cuidadosamente dentro de la tumba y se limitó a observar como por arte de magia la tierra volvía a ocupar su espacio poco a poco, despidiendo así oficialmente a la Inspectora White, al menos lo que alguna vez fue su forma mundana. La vampiresa elevó la mirada al cielo nocturno. La luna brillaba y todo parecía demasiado tranquilo, sin embargo, la rubia no podía estar mas preocupada. Tantos años de vida evitando el día le hicieron aprender a estimar cuando tiempo tenía hasta el amanecer con tan solo mirar la luna. Aún tenían un par de horas, pero no tenían la noche completa. Su anillo diurno emitía pequeños destellos en su dedo, sabía que ella estaría a salvo si el día los alcanzaba allí. Pero no podía decir lo mismo de Winter.

En un silencio sepulcral comenzaron a pasar los segundos, los minutos y las horas. La luna avanzaba en el cielo y las estrellas iban haciéndose gradualmente menos visibles. Bianca no se iría de allí hasta el último minuto y a medida que ese momento se acercaba, la vampiresa no podía evitar que sus esperanzas se fueran destrozando poco a poco. Durante todo ese tiempo, la rubia había permanecido en el exacto mismo lugar, con su vestido carísimo cubierto de sangre y tierra y la mirada clavada en la tumba.

Entonces llegó ese último minuto. Ese último momento en que para los tres quedó claro que la inspectora no saldría, que no regresaría a este mundo y que definitvamente había muerto. No podían hacer más que retirarse y talvez ir a conseguir un sarcófago decente para darle sepulcro dentro del mausoleo como debía ser. Dejar que la menor de los Rosewood llevara la noticia a sus familiares no sin antes inventarse entre los tres una explicación coherente que no revelara el mundo de las sombras, o sencillamente usar un control mental vampirico para borrarle toda la información que fuera necesaria. Realmente Bianca no había pensado en qué hacer exactamente si no funcionaba.

Tragándose el nudo que se le había formado en la garganta, la vampiresa se giró con la intención de tomar la pequeña nevera portátil. Sin embargo, en cuanto quiso inclinarse para tomarla, lo escuchó. Un sonido casi imperceptible incluso para ella, peor allí estaba. Fue en ese momento que se giró sobre si misma, para ver los extremos de los dedos de Winter Juliet White saliendo de entre la tierra. Saliendo de entre los muertos.

avatar
Mensajes : 118

Reliquias : 435


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8691-bianca-salvatorehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8715-if-you-mess-with-them-you-mess-with-me#75583http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8719-from-here-to-eternity#75592
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: End game. || C, C, B & W ♕

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.