01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


28/01 Estimados habitantes del submundo. La limpieza se hará el día 31 de madrugada.


01/01 ¡El Staff de Facilis Descensus Averni quiere desearos un muy feliz año 2018!


30/12 - Estimados habitantes del submundo. La limpieza se hará el día 31 de madrugada. ¡Detalles aquí!


03/12 - Estimados habitantes del submundo. ¡Los nefilims vuelven a estar disponibles!


37 # 40
19
NEFILIMS
7
CONSEJO
12
HUMANOS
5
LICÁNTRO.
12
VAMPIROS
15
BRUJOS
7
HADAS
2
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas
» ¿SABÍAS QUÉ...?
Hoy a las 12:25 pm por Arcángel Raziel

» LA PRIMERA ORDEN [TRAMA GLOBAL]
Hoy a las 10:59 am por Arcángel Raziel

» Venganza (y dolor de cabeza) para la Condesa
Ayer a las 10:52 pm por Elisabeth Bathory

» Delta Tau: Night 2 [Priv]
Ayer a las 10:30 pm por Bianca Salvatore

» Sisters even in death // Priv.
Ayer a las 12:38 am por Alisson Quamara

» En busca y captura [Winterfú]
Lun Mayo 21, 2018 11:33 pm por Winter J. White

» Caza forzosa (Derek F. Wilcox)
Lun Mayo 21, 2018 6:31 pm por Jace C. Wayland

» Encuentros desafortunados // Priv.
Lun Mayo 21, 2018 10:08 am por Lucille Levallois

» El Reencuentro || Alisson Q.
Lun Mayo 21, 2018 12:58 am por Charles Fields

» Party in the Woods {LIBRE - Para todos}
Dom Mayo 20, 2018 11:45 pm por Elhaia Dubhóir

» Registro de avatar
Dom Mayo 20, 2018 11:36 pm por Winter J. White

» No one will ever see this side reflected || Winter White
Dom Mayo 20, 2018 10:15 pm por Winter J. White

» [FB] Long time no see you |Ivory Khanstein| [+18]
Dom Mayo 20, 2018 8:06 pm por Erik Vanhanen

» Promise me. | [Priv.]
Dom Mayo 20, 2018 7:57 pm por Alam Rousseau

» Cita bajo las estrellas || Zack C.
Dom Mayo 20, 2018 7:41 pm por Nicholas Mills


When life gives you bloodthirstiness, add some vodka (or glitter). || Magnus

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

When life gives you bloodthirstiness, add some vodka (or glitter).
→ Miércoles → 21:00 → Casa unifamiliar White  → Frío
Una fina capa de blanca nieve decoraba las calles de Nueva York, dejándole claro a los habitantes de la ciudad que nunca duerme de que faltaba todavía algunos meses para que el duro frío acabara. A Winter no podían importarle menos las bajas temperaturas, ya no le molestaban. En las tres semana que llevaba siendo hija de la noche, la inspectora había descubierto varias particularidades de su nueva condición: la primera, que su cuerpo era inmune al frío, sin embargo, era terriblemente sensible al calor. Nada que no pudiera manejar. Dos, que tenía una fuerza sobrehumana que le iba genial para cuando quería barrer debajo de los muebles. Eso era útil. Tres, que la sed de sangre era terrible y si no la controlaba podría hacerla cometer actos atroces. Eso ya no le gustaba tanto... de hecho, no le gustaba nada. Y cuarta, pero no menos importante, sus emociones parecían haberse intensificado, daba igual que fuera felicidad, ira, tristeza, euforia... era como estar en una montaña rusa de sentimientos. Volvía a sentirse adolescente. Mal, mal, mal.

Winter apretó el paso, siempre procurando no superar la velocidad adecuada para una "humana" (se negaba en rotundo a usar la palabra mundana), no quería llamar la atención. No obstante, tampoco quería dejar esperando al Gran Brujo de Brooklyn en la puerta de su anterior vivienda, ahora habitada por su hermana menor. Exacto, había contratado los servicios del reconocido Magnus Bane y quería dar una buena impresión. Su reputación le precedía y hasta Winter sabía que él tenía un papel sustancial en el submundo, por ende, iba a tratar con alguien importante.

Llegó diez minutos antes de lo acordado, algo inaudito en la inspectora White. Todavía no había llegado Magnus, aunque... no sabía como era físicamente Magnus. Miró a su alrededor, captando algunas de las figuras de los que antes eran sus vecinos. Ni rastro del brujo de ojos de gato. Con el alivio instalado en su pecho (no había hecho esperar a una eminencia brujística), se giró para sentarse en el banco que ella misma había puesto en la entrada de su jardín un año antes y lo que vio la dejó de piedra. Una fina capa de energía azulada cubría la totalidad de su vivienda, ¿eso había estado siempre ahí? ¿Por qué no lo había visto antes? ¡Ah, cierto! Había carecido de la Visión. Con sumo cuidado sumergió su mano tras la barrera azul, comprobando que le permitía el paso. ¡Ah, esa era la barrera anti-demonios que había hecho Calem el primer día que se vieron! Bueno, menos mal que había contratado los servicios de un gran brujo porque esta vez quería que ningún subterráneo pudiera entrar. Ni siquiera ella misma.


Última edición por Winter J. White el Sáb Mayo 12, 2018 1:28 am, editado 2 veces



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 869

Reliquias : 377

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Había recibido una propuesta de trabajo la mar de interesante. Se trataba de una joven hermosa, de buen ver, a pesar de no ser la combinación que me gustaba. La muchacha era agradable a la vista, la conocía por un motivo bastante diferente. Sabía quien era debido a que era nueva en el submundo, no todos los días se unía una inspectora de la policía de Nueva York. Los mundanos habían perdido a una profesional, por lo que tenía entendido. Me solía mantener alejado de las cosas mundanas, tan solo me mezclaba cuando me pedían un trabajo bien pagado. Algunos encargos eran tan absurdos y otros eran tan retorcidos, pero claro se mantenía siempre en su mundo y no tenían nada que ver con mi mundo. Muchas grandes empresas me contrataban para sabotear su empresa rival o cosas así.

Se estaba haciendo la hora y el clima en el exterior era frío, así que me puse unos pantalones largos de color negro de polipiel, una camisa verde brillante y una gabardina de color negro con botones brocados que me lo até un par de ellos para mantener el abrigo cerrado. Mis uñas estaban pintadas de color verde oscuro, con un delineado negro en los ojos, un par de pendientes en las orejas y anillos en mis dedos de gemas verdes y azules. Como siempre, use la gomina para colocar cada mechón de mi cabello en cualquier dirección. Salí de mi departamento cerrándolo con magia.

La ciudad estaba iluminada, al fin y al cabo nunca dormía y con los años era una realidad. Siempre había algo en la calle, a cualquier hora. Observé el cielo, dejando soltar un el vaho observando como el vapor se desaparecía entre giros. Por suerte era una noche despejada, por el momento. No sería raro que de pronto cambiara el tiempo, y de pronto todo se pusiera todo nublado y comenzara a nevar. Decidí caminar por las calles de Brooklyn hasta llegar a mi destino después de unos minutos y gracias al metro. Llevaba un glamour en los ojos, en cualquier otro momento usaría un portal para llegar al punto de encuentro. Sin embargo, no tenía ganas de nada de eso. De vez en cuando me gustaba disfrutar de la noche de la ciudad, con tranquilidad aunque podría tener ese efecto con un libro entre mis manos.

Llegué justo a tiempo a la cita, pude ver a la rubia sentada enfrente de la casa, la cual estaba protegida por un hechizo. Este brillaba de color azul, podía darme cuenta con una sola mirada que se trataba de una que impedía el paso de los demonios que rondaban por la ciudad. Crucé la calle hasta colocarme al frente de ella.
-Buenas noches. -saludé con una sonrisa divertida. Observando como la chica traspasaba la barrera sin problemas. -Es un buen hechizo de protección. -le dije observando las protecciones. -Podrían ser más duras, pero son bastantes buenas. -miré a la muchacha, tuve que bajar la mirada para hacerlo. -¿Qué quieres exactamente? -le pregunté. Solo me había dicho que quería unas protecciones, y ahí estaba, bajo la promesa de una buena cantidad de dinero.
avatar
Mensajes : 21

Reliquias : 108

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9543-magnus-bane
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

When life gives you bloodthirstiness, add some vodka (or glitter).
→ Miércoles → 21:00 → Casa unifamiliar White  → Frío
La urbanización permanecía en un silencio sepulcral, y la inspectora aprovechó esa calma observar el cielo. La luna de alzaba como la reina que era, rodeada de miles de estrellas que parpadeaban como pequeñas llamas en el firmamento. Desde que tenía uso de razón, Winter recordaba haber sentido esa inmensa atracción por el cosmos, sin embargo, era esa misma admiración por la grandeza infinita del firmamento la que la hacía sentirse minúscula entre tanta inmensidad. Pero como todo en su vida, no dejaba que el miedo limitase sus sueños y sus sed de conocimientos... quizás eso explicaba el porqué era una hija de la noche.

Su agudo sistema auditivo registró unos pasos acercándose, de un rápido movimiento su mirada se posó en la alta silueta que a medida que avanzaba se hacía cada más y más grande. Magnus Bane. Esperó a que el brujo estuviera cerca para levantarse de un salto, esbozando una sonrisa cálida. -Buenas noches.- Respondió acortando la distancia entre ellos. El gran brujo de Brooklyn era más alto que ella, al menos veinte centímetros, cosa que hacía que la rubia tuviera que mirar hacia arriba. - Me lo hizo un... amigo de mi madrina.- ¿Cómo se suponía que debía describir a Calem? No estaba muy segura ni siquiera si el brujo deseaba tenerla pululando por su casa junto a Bianca. -Pues...- Comenzó a hablar, percatándose entonces de la sombra de ojos que adornaba las orbes rasgadas del moreno. Definitivamente, cuando B le habló del Gran Brujo de Brooklyn no se lo imaginó como un atractivo hombre de rasgos orientales con una carisma demoledora, sino más bien como un tipo retrogrado, muy serio, con barba blanca y un bastón de madera. Sí, era era la descripción de Merlín el mago pero ella había sido mundana hasta hace apenas un mes, no debían tomárselo en cuenta.

-Verá, un brujo me hizo está barrera para evitar que los demonios entrasen. - Se le hacía raro hablarle con tanto respeto a alguien que parecía un par de años más mayor que ella, mas sabía que en realidad se llevaban muchos más. - Yo ya no vivo aquí sino que lo hace mi hermana pequeña. He visto cómo está la situación en el submundo y temo por su vida. Me gustaría que tuviera un lugar donde pueda estar a salvo de todos, incluso de los subterráneos.- Le echó un rápido vistazo a la casa, sintiendo como los recuerdos la abrumaban. - Pero necesito que me deje entrar o a mí o a otro subterráneo que cuida de mi hermana. He traído una corbata suya, por si necesita algo de él.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 869

Reliquias : 377

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

La muchacha correspondió mi saludo y rápidamente se dispuso a contarme que un amigo de su madrina había puesto las protecciones. Eran buenas, como bien le había dicho, pero el daño que causaba no era tan duro. Realizaban su misión, no dejar pasar a los demonios pero estos solo eran malheridos, puede que sobrevivieran o puede que no. Depende de como los imbéciles fueran contra el escudo. Creedme cuando os digo que existían demonios totalmente estúpidos, yo mismo me había encontrando con un par de ellos.

Comenzó a explicarme que quería cuando le pregunté, al fin y al cabo estaba hay para hacer un trabajo. Me había llamado para eso, no para otra cosa. Aunque bien era cierto que mis experiencias con los subterráneos era normalmente abrirles las puertas de mi casa cuando no tenían otro sitio al que ir. Me pregunté que si algún día cambiaría esa parte de mí, porque estaba claro que los años no me hacían aprender con ese tipo de cosas. Por suerte, por el momento ninguno me habían traicionado. Raphael, por ejemplo, sencillamente se alió con Ragnor para cotillear sobre mi vida en general. Al vampiro nunca le había agradado mis gustos sobre los chicos, pero no se podía cambiar, al fin y al cabo creció en una familia mundana muy católica. Ese muchacho se quedó en mi casa hasta que fue capaz de controlarse y volver a casa sin peligro. Desde entonces siempre le tuve cariño. Sin duda, nunca aprendería pero lo prefería así. Los seres inmortales acaban por marchitarse por dentro, hasta un punto que nadie podía salvarlos. Era como su muerte, un muerto en vida.
-La corbata servirá. -le comuniqué. -Funcionaría mejor si fuera su favorita o le tuviera un especial cariño. -le informé. -O bien, -levanté mi mano y le arranqué un pelo a la chica. -algo suyo. -giré el rubio cabello entre mis dedos. Tendí la mano para que me diera la corbata. Funcionaría bien aunque solo fuera una de las que solía usar, pero la realidad era la realidad. Cuando más marcada tuviera la esencia de la persona en concreto mejor, pero no era el Gran Brujo de Brooklyn por nada. -Me preguntó que clase de enemigos se consigue una inspectora mundana para que los arrastre a su vida inmortal. -comenté en voz alta y sin ningún tipo de tapujos. -El odio de los subterráneos se suele ganar con el tiempo, a no ser que seas nefilims. -dije enrollando el cabello que le arranqué en la corbata que me había dado.
avatar
Mensajes : 21

Reliquias : 108

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9543-magnus-bane
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

When life gives you bloodthirstiness, add some vodka (or glitter).
→ Miércoles → 21:00 → Casa unifamiliar White  → Frío
Winter observó presa de la curiosidad como el brujo alzaba la mano, esperando que de un momento a otro el moreno comenzase a emitir cientos de brillos. No obstante, sus dedos rozaron una de las hebras doradas de su cabello y se hizo una idea de lo que podía querer. Una prueba física que le permitiese poder vincular su cuerpo con la barrera y de esa forma permitirle el paso. - La verdad es que no sé cuál es su preferida, por eso traje la que más utiliza. - Dejando de lado el hecho de que casi había tenido que pelearse con él para que se la diera. Le dio la corbata a Magnus con una sonrisa.

Por unos segundos, una expresión indescifrable cruzó el rostro de la inspectora y pareció que iba a decir algo trascendental, pero en lugar de eso, optó por encogerse de hombros. - Digamos que tengo algún que otro enemigo. - Comentó casualmente, como si hablara del tiempo. - Como un demonio mayor y un brujo con muy mala leche. - Ante la afirmación que hizo el Gran Brujo sobre ganarse el odio de los subterráneos, la eterna joven White negó con la cabeza repetidamente.

- ¡Oh! ¡No, no, no!- Alzó ambas manos al aire. - Los subterráneos no me odian. No les he hecho nada. Pero hay un demonio al que le hice gracia y se ve que fue algo "malillo" con su propio hijo... - Menudo eufemismo que había utilizado para describir el hecho de que Reeve descuartizara a la novia de su hijo. - Y el brujo se quería vengar. No obstante, no por eso estoy poniendo las protecciones. Es que ahora que soy parte del submundo soy consciente del peligro que acecha a los humanos.

Magnus se encontraba realizando lo que parecía ser el hechizo y Winter lo contemplaba como un niño observa el espectáculo de un ilusionista. Sin embargo, este era real. - ¿Es duro ser brujo?- Preguntó la inspectora White con suavidad, había hablado lo suficiente con varios  hijos de Lilith para saber que casi siempre eran rechazados por su propia madre y que a menudo debían luchar con uñas y dientes para salir adelante. - Yo era mundana hasta hace unas semanas... pero morí.- Lejos de parecer afectada o triste, Winter parecía despreocupada.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 869

Reliquias : 377

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

La chica cedió la corbata indicándome que sabía de ella.
-Servirá. -le informé al saber que era la corbata que más usaba. Algo era algo, sin duda. -Mientras que quede la esencia de la persona en el objeto, servirá. Pero como te he dicho, funciona mejor cuando es un pelo o una gota de sangre de la excepción. -le informé arrancándole uno de sus pelos dorados. Ya con los dos objetos comencé a enrollar el cabello en la corbata, ¿por qué? Para que fuera más cómodo, no todo tenía un motivo mágico o místico. De ese modo me aseguraba que no perdía el fino hilo dorado. Le comenté mi extrañeza ante su petición de trabajo, no era difícil buscarse enemigos en el submundo, pero sí para una mundana. 

Los mundanos no sabían nada de nuestro mundo, tan solo aquellos que tenían la visión y era un porcentaje reducido de ellos. Incluso dentro de ese porcentaje era difícil para ellos, si contaban lo que veían lo tacharían de loco y pasaría toda su vida con medicación por una enfermedad inexistente. Otros ignoraban a gran medida lo que sus ojos captaban para sobrevivir y el tercer grupo, el más loco de todos para mi gusto, eran los que se integraban en el submundo. Los mundanos no tenían ninguna habilidad, ni capacidad para defenderse por sus propios medios de las criaturas que circulaban por ahí. Cuánto más sabía, mejor, sin embargo al mismo tiempo te obligaban a tomar más protecciones. Se me hacía difícil creer que una simple inspectora humana hubieran jugueteado con el submundo de tal manera para tener enemigos. Matar a los mundanos estaba prohibido por los acuerdos, pero existían seres más antiguos que los acuerdos y nunca era difícil eliminar un cuerpo en particular. Miré a la chica con una ceja enarcada. 
-¿Te has ganado la enemistad de un demonio mayor? -le pregunté casi incrédulo. -¿Siendo mundana? Que te ganaras el odio de un brujo no es tan difícil, tenemos muchos años por delante y siempre podemos ser más… dramáticos. -busqué una palabra que más o menos correspondiera con lo que quería decir.  -Pero el de un demonio mayor es muy diferente, incluso perteneciendo al submundo. Muy pocos se podían enfrentar a uno, incluso los brujos dependemos del poder de nuestra magia. -y por desgracia eso venía dado, la mayoría de las veces, por la identidad de nuestro progenitor demonio. Tessa, su padre no era un demonio especialmente poderoso, pero con la condición de su madre las tornas se volvieron, convirtiendo a la chica en única entre nosotros. La chica negó mis palabras con énfasis, y yo moví el rostro para un lado para otro. -Limoncito, -le dije mientras que en mi mano izquierda comenzó a arder la corbata y su pelo entre fuego azul. Los mundanos no verían nada, así que no me preocupaba. -te explico, y más ahora que vas a estar de lleno en nuestros asuntos. Es muy sencillo ganarse enemigos en este mundo, hay muchos seres muy viejos y que suelen estar pegados a un poder ya sea merecido o no. Solo tienes que pinchar el orgullo a alguno para que te ganes un enemigo más. Pero para ello, tienes que tratar con ellos. Por eso es difícil que una mundana, una sencilla mundana por muy policía que sea, tenga enemigos subterráneos. No se trata que todos los subterráneos te odien, pero si me estás diciendo que un demonio mayor y un brujo pueden estar detrás de ti, sin duda no has estado perdiendo el tiempo. Aparte de que has aprendido la primera lección de aquí. -dije con un tono de burla bastante oscuro. -Todos pagan las consecuencias de una sola persona. -le informé. -¿Tuviste algo que ver con que ese demonio mayor fuera “malillo” con su hijo o solo pasabas por ahí? -por desgracia había de todo en la senda del submundo. También conocía esa capacidad de ser “malillo” con los hijos de parte de los demonios. Todo el mundo era consciente de lo que eran capaces de hacer, al fin y al cabo eran criaturas que consumían mundos. Yo sabia mejor que nadie que podían hacer los demonios, sobre todo los demonios mayores, ya que no sé trataban de simples bichos avariciosos. Eran inteligentes, y eso era peor que solo ser destructivo. -Deberías estar poniendo las barreras precisamente por eso. -la miré a los ojos. La corbata y su cabello ya era un polvo morado que flotaba sobre mí mano. -La manera más sencilla de hacerte daño a ti es ir a por aquello que amas, quieres proteger o esconder. -sí, le estaba aconsejando y gratis, no podía hacer otra cosa y más cuando era una recién llegada. Era una polluela y por el momento solo había demostrado ser una muchacha inocente, supongo que tendría un poco más de mala idea por el trabajo que había desempeñado. Pero como bien dije antes, había de todo en el sendero del submundo. 

El tema de conversación giró hacia mí, eran dudas bastante comunes. Con el tiempo esas cosas se acababan comprendiendo mejor. 
-Depende por la época por la que preguntes. -le contesté con suavidad. -Cuando consigues estabilidad te acostumbras, o eso se suele hacer. Pero claro, no es por eso por lo que estás preguntando. -levanté mi mano libre, cuando todos los objetos fueron de un polvo fino, susurrando unas palabras en otro idioma. Era uno de los tantos idiomas que conocía, a oídos de cualquiera sonaría a poder y misterio, y cuando por fin comenzaron a brillar lancé los polvos al aire y estos llegaron hasta la punta de arriba del edificio, desde ahí se creó una especie de cúpula que comenzó a caer como una tela alrededor de la casa. -¿Tienes algo de tu hermana aquí? -le pregunté interrumpiendo por un momento el hilo de nuestra conversación. -Para ser una hija de la noche conlleva que hayas muerto primero, hasta has tenido suerte. Algunos polluelos que cambian en invierno no pueden salir de su tumba por el suelo congelado. Respecto a lo anterior, siempre tendremos una  mitad demonio, nos guste o no. Así que, si quieres saber algo en concreto será mejor que preguntes directamente.
avatar
Mensajes : 21

Reliquias : 108

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9543-magnus-bane
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

When life gives you bloodthirstiness, add some vodka (or glitter).
→ Miércoles → 21:00 → Casa unifamiliar White  → Frío
Las orbes zafiro de la inspectora se abrieron desmesuradamente antes de mover la cabeza de un lado para otro, indicando negación. - No es enemistad.- Declaró solemne, colocando detrás de su oreja una de las hebras doradas que la fría brisa había despeinado. Meditó por unos segundos una manera delicada de describir la relación que la unía con Reeve, concluyendo que aunque era demasiado difícil de comprender para su todavía raciocinio humano seguramente para un brujo como Magnus debía ser algo de lo más común. Entreabrió los labios dispuesta a sacar al Gran Brujo de Brooklyn de la pequeña mal interpretación de sus palabras, pero cambió de parecer en cuanto vio como la corbata desaparecía mágicamente entre llamas azuladas. - Woow.- Susurró maravillada, presa de la fascinación.

El apodó la tomó por sorpresa, abandonando el espectáculo de luces para centrarse en el rostro del moreno. ¿La había llamado Limoncito? Sus labios se curvaron en una pequeña sonrisa dulce, en respuesta al repentino apodo. Nunca la habían llamado así, sin embargo, era ciertamente algo adorable. No osó a emitir palabra alguna que distrajera al brujo en su tarea y prefirió mantenerse callada, por una parte porque sentía un profundo respeto por el hombre como para interrumpirlo, y por otra porque realmente sabía que esos consejos le iban a servir para su futuro. - Yo...- Comenzó a hablar, con dificultad debido al pinchazo de angustia que le provocaba la culpabilidad. - Yo fui la culpable.- Inspiró con fuerza tratando de serenarse, más por costumbre que por necesidad (de hecho no lo necesitaba porque estaba muerta). - Liberé a un demonio del pacto que tenía con mi familia y... ¿Cómo me iba a imaginar que iría a fastidiar a por su propio hijo? - Alzó las manos, indignada. - No lo hubiese hecho si hubiera sabido que le iba a destrozar la vida a dos personas. Yo le creí... ni siquiera tenía la Visión como para saber dónde me estaba metiendo. Me creí todas sus mentiras.

- Lo sé, lo sé... - Aclaró haciendo un mohín con los labios. -Por eso quiero las barreras, no quiero que le pase nada a mi hermana.- Sería mejor cambiar de tema, antes de que quisiera pegarse cabezazos por idiota y haber dado pie a semejante situación caótica, así que preguntó lo primero que le vino a la mente. Esperó a que el brujo recitara el hechizo, aprovechando el momento para admirar como las cenizas volaban hasta los límites de la casa y la cubrían como si fueran pequeños fuegos artificiales de purpurina. Era una de las cosas más increíbles que había tenido el placer de presenciar. - ¿Te vale su pintalabios?- Dijo sacando dicho objeto de su bolso y tendiéndoselo.

- Eres demasiado perspicaz. - Rió. - No es nada en concreto, de verdad, es sólo que la mayoría de los brujos con los que he hablado han sufrido el rechazo desde pequeños. Aquel demonio, no quería hacerme daño... sólo quería que tuviera un brujito suyo.- Se encogió de hombros, restándole importancia. - Y no me malinterpretes, no me sentía asqueada ante la idea de que mi hijo tuviera cuernos, piel verde o escamas; sino que no pudiera protegerlo del monstruo de su padre.- Rebuscó en su bolso, sacando un gran sobre blanco. - Pero igualmente, los shadowhunters del instituto de Nueva York lo mataron hará cosa de dos años. Espero que no vuelva de ¿Edom? - Le ofreció el sobre. - La barrera es una medida de precaución. Aunque sería muy estúpido que viniera a por mí, ya no puedo tener brujos.- El dedo índice de la mano que le quedaba libre recorrió su propio cuello, haciendo el típico gesto que indicaba que estaba muerta. - Aquí está el dinero acordado, peeero deberías contarlo porque soy un desastre con las matemáticas.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 869

Reliquias : 377

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

La muchacha ahora me estaba asegurando de que no era enemistad, cuando me acababa de decir que había tenido problemas con uno de ellos y después con un brujo. Al final, los mundanos iban a tener una vida bastante emocionante comparada con la nuestra, sumándole el hecho de que no podían defenderse correctamente de ninguno de nosotros. No sabía si admirarlos a estas altura o considerar seriamente lo estúpidos que eran, a lo largo de mi vida siempre he creído lo segundo, pero también era verdad que en su momento un mundano puso patas arriba todo Londres. Envolví los objetos que me había dado para después comenzar a quemarlo, la chica se sorprendió por algo tan sencillo como eso y esbocé una media sonrisa ante ello. Era como una niña pequeña, una inocencia que se sorprendía por todo y por nada, con el tiempo eso se acabaría. Tarde o temprano, eso se acabaría.

Le dediqué un apodo, a partir de ahora la conocería de ese modo. Era mucho más fácil recordarlo de ese modo que recordar todos los nombres. Me ahorraba tiempo y esfuerzo, conocía demasiada gente, y con el tiempo se me iban olvidando las personas. Sus rostros se hacían más difíciles de recordar, había tenido amantes que ya ni recordaba su rostro. Le pregunté por su intervención en el asunto del demonio y del brujo, sabiendo que el primero fue malo con el segundo. La miré de reojo cuando comenzó a hablar, pero rápidamente se soltó. Solté un suspiro.
-Si el demonio estaba sometido de alguna manera a tu familia, sin que pudiera haceros daño, era la mejor opción. -le comenté. -Aunque me sorprende que una familia mundana tuviera un trato de tal magnitud que sometía a un demonio mayor. -la verdad es que estaba comenzando a sentir curiosidad por la chica y su peculiar familia. -¿Cómo llegaron a ese pacto y cuál era exactamente? -le pregunté pasándome la mano libre por la barbilla pensativo, debatiéndome en todas las opciones que se me ocurrían. -Los demonios son demonios, si es para su propio beneficio, como conseguir su libertad te mentirán sin dudarlo. Y si te quieren hacer daño, bien pueden mentir o decirte la verdad, lo que sea más doloroso para tus oídos. Un pacto con ellos siempre suele ser de doble filo, conseguirás lo que quieres sin duda pero el precio a pagar siempre será demasiado grande. Lamento lo que le pasó al otro brujo, sin embargo tú has tenido suerte, bien podría haberte matado a ti y a toda tu familia y después ir a por el brujo que mencionas. -le aseguré. Sabía de lo que hablaba, tratar con demonios era bastante habitual en mi trabajo. Hablamos sobre el tema de como hacerle daño y ella coincidió conmigo.

Terminé de quemar lo que me había dado, convirtiéndolos en fina arena. Rápidamente las lancé al aire, estas conocían el camino. Subieron inmediatamente a la parte más alta de la casa, donde comenzaron a expandirse y formar una cúpula alrededor de la casa. En medio de esa situación, tuve una idea y fíjate, no le iba a cobrar por este plus, me sentía generoso y porque las almas descarriadas podían con mi compasión. A pesar de todos estos años seguía siendo el mismo sentimental de siempre.
-Sí, mientras que sea de ella. -acepté el pintalabios. -Este es de la temporada pasada… -reconocí al abrir de inmediato el pintalabios solo para observarlo. Lo recordaba a la perfección porque me había enamorado el traje que llevaba el hombre que acompañaba a la modelo en el anuncio mundano. El cual vi de casualidad paseando por Nueva York, la verdad, es que ahora ese traje estaba en mi armario en buen recaudo. Hice flotar el pintalabios, dejándolo flotando entre mis dos manos haciendo aparecer rayos de color azul hielo, casi blancos, creando una forma de pasta casi transparente. Lo moldeé con ambas manos, estirándolo y dándole forma mientras que volvía a hablar en otro idioma. La pasta se volvió de una textura como la pared de un chicle, me acerqué a la nueva protección e incrusté el nuevo integrante de la protección que rápidamente se extendió. -Esto hará que las protecciones se vayan de manera natural cuando tu hermana fallezca. -le informé. -Y no te voy a cobrar por este plus. -le informé.

Me preguntó sobre los brujos, le dije que si quería preguntar algo directamente era mejor que lo hiciera. Contestar a cosas tan ambiguas no era lo mío, sin contar que ella ya sabía la verdad. Era regar sobre mojado, una estupidez. Ella intentó explicarse, pero ya en mi rostro había cara de asco pero por las intenciones del demonio.
-No me malinterpretes tú ahora, -le aclaré. -pero la mayoría de los brujos somos concebidos por violaciones o por engaños a nuestras madres. Que sus intenciones hayan sido tan claras me repugna. -negué con la cabeza. -Era poco probable que pudieras protegerlo de su padre, si por alguna extraña razón se interesaba por él. Los demonios suelen dejar… su semilla y después desaparecer y no volver. -la miré cuando comentó de donde había venido. -¿De Edom? -mi cara se tensó de manera involuntaria, pasándome los dedos por el puente de la nariz. -Hay múltiples universos paralelos al nuestro, de ellos provienen los demonios. No vale la pena saber de cual de ellos era exactamente. -a no ser que se refiriera a él mismo como Príncipe, pero dudaba mucho que uno de ellos pisara mis territorios sin que yo me enterara. Aunque claro, para eso eran los más poderosos. -Da igual, si tienen que vengarse de ti irán a por lo que puedan destruir. -le informé cogiendo el sobre que me tendía. El sobre era blanco y al recibirlo, lo abrí para contar rápidamente. -Está todo. -le informé. -La protección es de 360 grados, pasara por debajo de los cimientos de la casa hasta cerrar el círculo. Nadie podrá entrar bajo tierra, ni por aire, excepto tú y el de la corbata. -guardé el sobre en el bolsillo de la chaqueta. -Tardara un par de minutos más y todo estará listo. Ahora mismo está destruyendo cualquier intruso, si es que hubiera, que por lo que parece que no es así.
avatar
Mensajes : 21

Reliquias : 108

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9543-magnus-bane
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.