06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


28/01 Estimados habitantes del submundo. La limpieza se hará el día 31 de madrugada.


01/01 ¡El Staff de Facilis Descensus Averni quiere desearos un muy feliz año 2018!


37 # 40
19
NEFILIMS
7
CONSEJO
12
HUMANOS
6
LICÁNTRO.
11
VAMPIROS
15
BRUJOS
7
HADAS
2
DEMONIOS
1
FANTASMAS

El Reencuentro || Alisson Q.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Reencuentro || Alisson Q.

Mensaje— por Charles Fields el Lun Mayo 21, 2018 12:58 am


El reencuentro
◅ Consultorio de E. Rainier  ||  Loft de Alisson Quamara ▻
◅ Entre semana, al atardecer ▻
◅ Tarde lluviosa, temperatura fresca ▻
Vestimenta
Mi querido amigo, cuánto tiempo ha pasado…”, pues cualquiera diría que ha pasado un lustro, una década o incluso un siglo. Ni siquiera me he detenido a contar el tiempo en el que la bruja ha estado “apagada o fuera de cobertura”, tampoco me ha importado, aunque ahora que ha regresado creo que podría llegar a sacar provecho de ello. No sé qué tendrá por explicarle a mi otro Yo, pero cualquier secreto que comparta es bien recibido, siempre puede ser útil disponer de semejante gesto de confianza para una posterior manipulación. Además, ella estuvo al tanto de lo que le estaba ocurriendo a Charles, así que es toda una ayuda el poder chantajearla en el caso de que pueda abrir el pico cuando no toque.

Jueves al atardecer, día lluvioso y apenas nadie por la calle, tan solo automóviles que se desplazan por toda la ciudad, salpicando a aquellos que más en el borde de la acera se encuentran. Algún que otro grito, “mother fu***r”, los menos respetuosos incluso les lanzan insultos a aquellos vehículos que a más velocidad pasan. Por suerte, yo me encuentro en la parte más interior, así que los salpicones no llegan hasta aquí o, de lo contrario, más de una víctima tendría que lamentarlo.
Sin embargo, Alisson tendría que esperar, primero he tenido que pasar por cierto lugar para recoger un pedido que hice. Corría el rumor de que en el barrio de Manhattan se ocultaba una misteriosa tienda regida por una bruja que se dedicaba a la clarividencia. En más de una ocasión la he estado buscando, intentando descubrir de quién se trataba, ya que probablemente dominaría los poderes del tiempo. Sin embargo, con el regreso de la amiga de Charles, y tras explorar más a fondo mis propias capacidades, he descubierto que el camino que estaba siguiendo no era el más adecuado. Quizá haya llegado la hora de dejar el control del tiempo para otros, y dedicarme a explotar aquello que domino con más experiencia.

- Disculpe, ¿puedo pasar? -con una sudadera negra y encapuchado, me abría paso a través de la antigua y pequeña puerta para entrar al antiguo local. Cierto misticismo podía respirarse en el ambiente, además de las pequeñas motas de polvo que se encontraban en suspensión-. ¿Señora Rainier, está usted por aquí?
- Le ruego que deje todos sus objetos metálicos y mágicos en la taquilla de la entrada, por mera precaución -algo dudoso, seguí sus indicaciones, teniendo como único objeto mágico mis amuletos-. Ahora sí, adelante, venga hacia aquí, no tenga miedo.

Pasé unas cortinas que daban a una pequeña salita, con una mesa de madera redonda, cubierta por un tapete rojo, además de un par de taburetes: el más cercano para mí, y en el otro se encontraba sentada una delgada figura encapuchada. Con la mano me dio paso a sentarme, y todavía dudoso sobre si fiarme de todo esto o no, volvía a seguir sus indicaciones.

- Y dígame, señor Deimos, ¿en qué puedo ayudarle? -la voz dulce y serena de la mujer me arrancó una expresión de extrañeza y sorpresa.
- ¡¿Cómo es posible que sepa mi nombre?! -por unos segundos estuve a punto de seguir mi impulso de levantarme y marcharme de aquel lugar. Sin embargo, la necesidad y la intriga pesaban más, por lo que termino quedándome.
- La clarividencia es un don, y como todo don no puedo revelar sus secretos. Pero no estamos aquí para hablar de mí, ¿verdad? -con un suave gesto de mano cerró la cortina que quedaba a mi espalda, la que había dejado entreabierta sin querer al entrar-. Dígame, ¿qué es lo que ha venido a buscar?

Desde luego, toda la interacción con esa misteriosa bruja ha sido de lo más inquietante, por más que quisiera no podía mirar bajo su capucha. Pero algo en ella me resultaba familiar, como si ya la hubiese visto, o mejor dicho, oído en alguna otra ocasión de un pasado lejano, aunque por mucho que intentase recordarlo, se me hizo imposible.
Lo importante es que conseguí lo que iba buscando, algo que espero no tener que estrenar ya en el día de hoy, ha sido una poción cara y quiero poder reservarla para la ocasión más idónea. Es por eso mismo que, para no sucumbir a la tentación de utilizarla, la he guardado bien al fondo de mi bolsillo. Además, me he deshecho de mi sudadera teletransportándola a mi loft, así que Alisson no debería tener ningún tipo de problema en reconocer a su amigo brujo. Una sonrisa amable, una falsa emoción positiva y ganas de volver a verla, y un pequeño detallito en una bolsa que cuelga de mi mano izquierda, mientras que la diestra se dirige hacia el interfono.

- ¿Alisson? *Ehem*, soy yo, Charles -digo tras pulsar el interruptor y escuchar el típico sonido de timbre-. He traído algunas pastas para el té, ¿supongo que sigue en pie la oferta, no?


Última edición por Charles Fields el Jue Jun 07, 2018 2:22 pm, editado 23 veces


Charles: #10657c || Deimos: #4b677c


     
: Yin-Yang :
avatar
Mensajes : 418

Reliquias : 2035

Temas : 5 abiertos


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8705-ficha-de-charles-fields#75510http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8713-relaciones-de-charles-fields#75559http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8714-cronologia-de-charles-fields#75560
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Re: El Reencuentro || Alisson Q.

Mensaje— por Alisson Quamara el Vie Mayo 25, 2018 8:39 pm

El Reencuentro
Siempre hay tiempo para un café
Los días de lluvia eran los favoritos de la bruja, las nubes oscuras lo colapsaban todo y si se esforzaba un poco incluso podía discernir entre ellas los fugaces rayos que amenazaban con una fuerte tormenta. Si hubiese querido podría haber usado parte de su poder para alimentar aquellos rayos y no hubiese sido la primera vez que lo hubiese hecho... ni sería la última. Qué iba a hacerle si le encantaba esa clase de "teatro".
El olor de la tierra mojada llegaba hasta el último piso de aquel viejo edificio y traspasaba la fuerte cristalera de la puerta corrediza que daba a la pequeña terracita elevada en el interior del loft. La bruja sostenía con cuidado una taza caliente de té que aun humeaba y sus ojos iban y venían entre los fogonazos que conseguía distinguir en lo más alto del cielo. Le encantaban las tormentas pero hacía bastantes años que no veía una con tanta fuerza y violencia como la última noche que compartió con Anika, cuando el cielo desapareció en aquella masa de oscuridad, densa y caprichosa que arrasó con prácticamente todo lo que encontró a su paso.
Podría decirse que la vida que tuvo en Rusia fue placentera, muy intensa al principio y llena de altibajos, como una atracción de feria que recorre las vías del carril ascendiendo y descendiendo constantemente. La lluvia siempre la trasportaba a aquellos momentos vividos, como la madrugada que Anika le pidió que se quedase, el primero beso, el primer "te quiero"... siempre había llovido entre ellas o quizá Alisson recordaba con más cariño esos momentos por haber sido siempre más intensos, aunque en realidad una parte de ella también creía que la tormenta constante que había supuesto su relación era un aviso de las catástrofes que vendrían si seguían adelante... avisos que ignoró uno tras otro sin darles importancia y al final, ni si quiera su poder de ver las cosas venideras le sirvió de mucho.

El timbre del telefonillo emitió un sonido corto y simple sacando a la bruja de sus retorcidos pensamientos. Desvió la mirada hacia la puerta y se acercó para responder. Al escuchar la voz de su amigo sonrió con cariño, llevaba bastante tiempo sin hablar con Charles, la búsqueda de Dakota la había absorbido por completo y la falta de tiempo había acabado incluso por sucumbirla. Sin embargo ahroa sabía que su hermana estaba en la ciudad, tras lo sucedido en su pequeña casita destartalada en Iowa y todos los presentimientos que había estado teniendo desde que había vuelto a pisar Nueva York, todas las pistas que había encontrado y su nombre repetido en bocas distintas le habían temrinado por corroborar lo que se temía. Ahora el problema ya no era dar con el paradero de su hermana, sino qué decirle cuando la viese... porque tenía claro que ese momento llegaría tarde o temprano y la bruja no quería bajar la guardia.

Dejó la puerta abierta, cogió a Pirata entre sus brazos para que no se escapase y chasqueó los dedos dejando lista la mesita de la sala de estar con una tetera, dos tazas nuevas sin usar y una cestita con varios tipos de azúcar y sacarina. En cuanto Charles traspasó el umbral se acercó a él y le dio un fugaz abrazo para luego cerrar la puerta y dejar al gato en el suelo.
  - Perdona, a Pirata le gusta escabullirse y mendigar a los vecinos, tengo que estar atenta siempre que viene alguien para que no se escape. Ven, pasa pasa, está la mesa preparada. Ah! Gracias por las pastas, no tenías por qué. Dime, cómo ha ido todo en este tiempo? De veras siento no haberte llamado, no tengo excusa, supongo que cuando una tiene tantos años el paso del tiempo parece algo efímero.

Se sentó en uno de los sofás, sirvió las dos tazas con el té y luego abrió dos sobrecitos de azúcar que vertió en su té dejando que la cucharilla removiese sola mientras ella cogía a Musha de la esquina del sofá y se la ponía en el regazo, acariciándola. La gata, dormida, se dejó hacer y ni se inmutó por el cambio.



avatar
Mensajes : 151

Reliquias : 76

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8726-alisson-quamara-en-construccion#75627http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8739-siempre-es-bueno-conocer-gentehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8770-cronologia-quamara
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Re: El Reencuentro || Alisson Q.

Mensaje— por Charles Fields el Dom Mayo 27, 2018 2:32 pm


El reencuentro
◅ Loft de Alisson Quamara ▻
◅ Entre semana, al atardecer ▻
◅ Tarde lluviosa, temperatura fresca ▻
Vestimenta
La puerta de entrada al edificio se abre tras escuchar la voz de Alisson al otro lado del telefonillo, dándome así paso a su interior. Al fondo del pasillo unas escaleras que suben en caracol, con un ascensor justo en el medio. Tratándose de un sexto piso, creo que lo mejor será utilizarlo, me acerco y tras esperar cortos minutos a que baje el ascensor, tras pulsar el interruptor, la típica campanita suena. Mientras estoy subiendo en el cubículo cavilo acerca de cómo reaccionar ante las posibles salutaciones de la bruja, llegando a la conclusión de que lo mejor será esperar a que ella actúe para repetir sus movimientos. Las puertas se abren a la vez que la campanita vuelve a sonar, sacándome de mis pensamientos y dándome el valor y la fuerza para comenzar con mi actuación. Su vivienda está abierta, así que no dudo en acercarme y escabullirme cuidadosamente hasta su interior. Resulta ser un loft bastante similar al mío, con una decoración bastante acogedora y una iluminación bastante agradable a través de sus enormes ventanales. Pero apenas me da tiempo a inspeccionar más cuando la muchacha hace acto de presencia y me ofrece un corto pero cariñoso abrazo, algo que de por sí ya me repugna bastante, pero no me queda otra que aguantar y devolvérselo con una amable sonrisa fingida.

- Dichosos los ojos -ella cierra y me da paso al salón, dejando a esa bola de pelo llamada “Pirata” libre, la cual no duda en arrimarse a mis pies en busca de mimos o, en su defecto, algo de comida.

Sin que la bruja se dé cuenta, doy un leve empujón al gato con la pierna, indicándole quien es el que manda aquí y esperando que le quede claro que no pretendo establecer ningún tipo de contacto con él. Mi fugaz expresión intimidante acompaña a semejantes acciones, convirtiéndose de nuevo en una sonrisa en el momento en que Alisson vuelve a dedicarme su atención.

- Pensé que no podía haber un té sin pastas, así que me pasé por una pastelería de camino aquí. Cada día me sorprenden más las delicias que pueden llegar a hacer -refiriéndome a la gran cantidad de muffins y tartas de distintos tipos que pueden llegar a elaborar con sus propias manos, de forma artesanal-. Me he asegurado de que sean bajas en grasas, la mayoría de ellas están hechas con avena y leche de soja.

Un par de cortos sofás y un butacón alrededor de una mesita decoran el salón, convirtiéndolo en un lugar ciertamente acogedor. Puedo reprochar muchos aspectos de la bruja, pero si hay algo que debo reconocer es que tiene una capacidad singular para resultar bastante familiar, al menos con aquellas personas más cercanas a ella, como podría ser Charles. Él, sin duda, no se lo pensaría dos veces antes de explicarle todo lo ocurrido durante su ausencia, la relación de confianza que han establecido le permite abrirse a ella. Sin embargo, yo soy completamente distinto, y no puedo permitir que Alisson descubra que ahora soy yo quien está al mando.

- He dejado mi puesto del cuerpo de perfilación criminal, demasiado trabajo y demasiados asuntos personales que atender -finjo cierto pesar con mis palabras, intentando mostrarle que no fue una decisión fácil-. Ahora ejerzo como psicólogo clínico privado, atiendo casos de clientes que ya contactaron conmigo en un pasado, antes de dedicarme a la psicología jurídica, y contactos de estos mismos clientes que también necesitan de atención psicológica -intento mantener alejado el tema de las extrañas vivencias de Charles, justo antes de su marcha. No pienso tocarlo a menos que sea ella quien lo saque-. Y tú, ¿has encontrado algún rastro o pista de tu hermana Dakota o de aquel vampiro que estaba relacionado con ella… Gustave?


Charles: #10657c || Deimos: #4b677c


     
: Yin-Yang :
avatar
Mensajes : 418

Reliquias : 2035

Temas : 5 abiertos


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8705-ficha-de-charles-fields#75510http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8713-relaciones-de-charles-fields#75559http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8714-cronologia-de-charles-fields#75560
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Re: El Reencuentro || Alisson Q.

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.