06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


28/01 Estimados habitantes del submundo. La limpieza se hará el día 31 de madrugada.


01/01 ¡El Staff de Facilis Descensus Averni quiere desearos un muy feliz año 2018!


37 # 40
19
NEFILIMS
7
CONSEJO
12
HUMANOS
6
LICÁNTRO.
11
VAMPIROS
15
BRUJOS
7
HADAS
2
DEMONIOS
1
FANTASMAS

La luz de la luna ahoga todo // Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La luz de la luna ahoga todo // Libre

Mensaje— por Lucille Levallois el Miér Mayo 30, 2018 9:55 pm

La luz de la luna ahoga todo
→ VIERNES NOCHE, CENTRAL PARK
Dio un paso al frente, sonrió como un loco y volvió a avanzar un paso más. En realidad no había absolutamente nada interesante que hacer en aquél preciso instante, pero, más allá de ser un brujo, cierto era también que necesitaba una forma para lograr sobrevivir y abrir un portal para hacerse con dinero de un banco no era algo que lo atrajese mucho. Pero el problema había sido llegar a aquella ciudad.

En Francia, tenía sus conocidos, sus formas de sobrevivir, de salir con algo más o menos... Pero allí... Lo único que podía hacer era trabajar y tampoco podían echarle la culpa si su mala suerte no le hacía elegir de manera correcta. En aquella ocasión, un par de hombres lobos le habían propuesto un pequeño trabajo: colarse en el enorme parque y dar de un grupo enemigo de los hombres lobos que lo habían contratado para enterarse de sus "crueles planes" en contra de la Clave.

No lo mal entiendan... Nada quería que tener que ver con los Nefilims ya, aquellos pequeños seres le habían traicionado ya más que suficiente... Pero siempre terminaba, de alguna extraña forma, relacionado con ellos, como si su mala suerte solo los juntara cada vez más y más sin sentido aparente. Fue allí que se ilusionó con la idea de tratar con solo hombres lobos y poder salirse con la suya más rápido de lo planeado.

Y así, simplemente comenzó a avanzar por Central Park, como un mundano cualquiera, sabiendo que los licántropos harían lo mismo. Pues a pesar de las horas que se traía la noche, y siendo un viernes por la tarde, el parque estaría lleno de aquellos débiles seres. Y aun así, su torpeza quiso que no prestara atención a lo que estuviese ante él y de repente, sin poder impedirlo, notó como chocaba contra alguien. Dio un paso atrás, balanceando su rojizo y lacio cabello... Quizás era momento de cortarlo un poco—  Oh, vaya. Lo siento, no estaba viendo... —Cerró sus ojos, esbozando una apenada sonrisa en el proceso.

La luna, en lo alto, pareció sonreír.

avatar
Mensajes : 33

Reliquias : 186

Temas : 1/5

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9034-lucille-levallois-id#78635http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9076-mon-histoire-lucille-cr#78665
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Era viernes por la noche. La gente normal, incluso alguno de nosotros decidían estos días para despejarse e irse a bailar o cosas así. Sin embargo yo estaba ahí en el parque, perdida desde temprano en las calles de Nueva York. Mi primera intención era desayunar fuera del instituto, algo tranquilo sin tener que pelarme por el paquete que tuviera mi nombre o colocar uno nuevo. Desistía, por lo que, me puse unos pantalones vaqueros negros pitillos, una camisa de tirantes negra y encima una camiseta de cuadros rojos abrochada en su mayoría, ambas las metí dentro del pantalón. Por último, me abrigué con una chupa de cuero forrada por dentro y unas botas negras. En mi cinturón llevaba mi serie de dagas, en las botas un par más y ocultó en el interior de mi chaqueta, fuera de la vista de todos, llevaba una vara del tamaño de mi antebrazo y mano. Tras prepararme salí a desayunar, sin ningún tipo de glamour, solo a mi cinturón de armas. Entré en una cafetería que solían visitar todos los habitantes del submundo y fue entonces cuando escuché algo que no me gustó.

Cierto que tan solo eran rumores, aun así no podía arriesgarme de que llevaran razón. Decidí ir detrás de esa pista. Las palabras que escuché, es que se pensaba llevar a cabo cierto ritual que violaba la ley. Por lo que me puse manos a la obra y claro, ser una cazadora de sombras no ayudaba a obtener información. Primero le pregunté a un ifrits, que se resultó ser más agradable la visión de sus uñas amarillentas que su maldito carácter. Desde él todo empezó, desde ifrits hasta una vampiresa, que nada más verme me quiso sacar los ojos. De la vampiresa a un hombre hada, el cual me recibió en Central Park, como era de esperar lo que a mí me pareció unos pocos minutos resultó ser horas. Me pellizqué el puente de la nariz, casi huyendo de las palabras de aquel ser, que solo daban vueltas sin dejar nada claro. Aunque por suerte, de su conversación saqué que lo que querían hacer iba a ser en ese mismo parque. Miré al cielo, observando como la luz de la luna llena se abría paso entre la copa de los árboles. No era una buena noche para enfrentarse a hombres lobos, eran más fuertes en esta clase de noches.

Saqué el móvil, tenía bastante mensajes por parte de mi parabatai entrando en pequeña histeria por mi falta de respuesta. Me negué a sacar mi teléfono delante de feerico. Tecleé con rapidez para que no le diera un ataque de pánico o algo así, él sabría si me pasaba algo. Por algo estábamos conectados, pero él era así. Después estaba los mensajes para molestarme de Byron, que solo me dedicaba un par de bobadas. Lo que arrancó mi atención, no sabía muy bien por qué, tal vez actuó el instinto, fue las palabras de disculpas de un joven con un fuerte acento francés. Resultó ser un joven de agradable sonrisa, de largos cabellos rojos como el fuego y en cuerpo tenía repartido varias plumas. Actué con rapidez.

La chica con la que había chocado el brujo había cuadrado los hombros, conocía ese movimiento más de la cuenta. Reduje la distancia justo a tiempo de empujar ligeramente al muchacho y detener la cachetada que iba a lanzar la chica.
-Ya te pidió disculpas. -le recordé con voz dura con mi fuerte acento. El chico si podía ver mi cinturón llena de dagas, a diferencia de la chica. Era más o menos de mi edad, de cabello negro y su maquillaje le daba un aspecto felino. Escuché un par de barbaridades y estupideces por parte de la chica, diciendo que el chico lo había hecho apropósito. -Cállate de una vez, si no quieres que llame a la policía. -al decir esto la chica se quedó paralizada antes de comenzar alejarse gritando insultos, pero esta vez dirigida a mí y el feo “tatuaje” que tenía en el dorso de la mano. Cuando se fue, miré mi mano izquierda donde tenía mi primera runa. -No es tan fea. -comenté más para mí que para el muchacho. Lo miré, quedando cara a cara con él. -¿Estás bien? -le pregunte al muchacho de cabellos de fuego. -Deberías tener más cuidado, no todo el mundo es tan amable para pedir disculpas o aceptarlas.
avatar
Mensajes : 40

Reliquias : 152


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9498-arlissa-r-nightgale
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.