02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


27 # 30
7
NEFILIMS
7
CONSEJO
6
HUMANOS
4
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
8
BRUJOS
4
HADAS
4
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Empezar de 0//Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Empezar de 0//Privado

Mensaje— por Invitado el Jue Jun 07, 2018 11:47 pm

Empezar de 0
→ Lunes → Noche → Casa de Narfi  


La recuperación había sido rápida, casi milagrosa según algunos médicos del hospital. Lo extraño es que no hubiese logrado recuperar la memoria. Había una enorme laguna en mi cabeza, y en el fondo de dicha laguna estaban todos y cada uno de los recuerdos que una vez había tenido. El problema era que no podía llegar hasta ellos de ninguna forma, cada vez que lo intentaba...me ahogaba, por decirlo de alguna manera. Es como si una barrera oculta en algún lugar me impidiese pasar y recuperarlos.
Los primeros días que estuve ingresado lo intenté, pero con el paso del tiempo vi que era un esfuerzo en vano y lo dejé. Solo recordaba mi nombre, pero nada mas. Según los médicos no debía desesperar, ya que los recuerdos vendrían en algún momento, solo era cuestión de tiempo.

Por lo visto tenía una casa cerca del centro de la ciudad, antes de darme el alta se encargaron de indicarme donde estaba junto con un mapa de una ciudad que no reconocía. Par ami todo aquello era exasperantemente nuevo. Y el hecho de que nadie hubiese venido a verme durante mi recuperación hacia mas extraño todo, según los médicos. En mi caso...en cierto modo, me daba igual, aunque me hubiese gustado tener a alguien cerca que me conociese y me dijese quien o que era.

Salí del hospital con lo puesto y eso era algo de ropa que me habían conseguido, puesto que la mía había sido tirada debido a su precario estado cuando llegué allí. También tenía una cartera con algo de dinero y las llaves de lo que se suponía que era mi hogar. No era mucho la verdad, pero al menos tenía algo con lo que empezar, tal vez en aquella casa encontrase respuestas a algunas de las preguntas que aun rondaban mi mente.

Pedí un taxi y le dí la dirección de mi hogar. Mentiría si dijese que me fije en el camino que habíamos tomado para llegar hasta allí. No podía evitar ir metido en mis pensamientos intentando buscar alguna clase de respuesta. De hecho el trayecto se me hizo extrañamente corto. Pague al conductor y salí a la calle donde me tope con la puerta de "mi" piso. Al igual que muchas otras cosas, no lo recordaba ni tampoco lo reconocía...pero tenía la llave ¿no?. El ambiente en la calle era fresco y hacía rato que había anochecido. La calle en si estaba desierta y solo se veía la luz que provenía de las otras cosas. No recordaba nada de aquello...

Subí las escaleras hasta el portal e introduje la llave en la cerradura. Al ver que la puerta se abría casi me sorprendió. Me quede unos segundos plantado allí hasta que al final reaccione y termine de abrir la puerta. Mi piso se encontraba en la ultima planta de aquella casa. Por suerte para mi, no era un rascacielos, pero aun así tenía un precario ascensor que me llevó hasta la puerta del apartamento.

La casa en si se veía vieja y deteriorada. Lo que estaba claro es que no era un tipo con dinero para gastar a espuertas, al menos si vivía en un lugar como aquel, donde el papel pintado de las paredes parecía que quería salir corriendo en cuanto que tuviese oportunidad.

Cuando entré en el piso, el olor a cerrado me invadió rápidamente. Se notaba que hacia tiempo que nadie iba por allí y los pocos muebles que tenía casa (que eran realmente pocos) estaba sucios y llenos de polvo.

-Madre mía...-dije para mi mientras dejaba las llaves sobre un cuenco que había en la mesa de entrada-vaya mierda de casa. -pero era mi casa...¿que esperaba, una mansión cuando me dieron las llaves?. Tal vez...si.

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.