29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


38 # 37
18
NEFILIMS
7
CONSEJO
11
HUMANOS
5
LICÁNTRO.
12
VAMPIROS
13
BRUJOS
6
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

So we finally meet [priv]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

So we finally meet [priv]

Mensaje— por Aiden E. Blake el Jue Jun 14, 2018 4:44 am

So we finally meet...
→ Instituto de NY → Anochecer

Oficina, director, ya fue todo lo que pudo escuchar -o mas bien procesar- cuando escuchó una voz femenina detrás de si y no logro girarse a tiempo antes de que le tomaran fuertemente de un brazo y le hicieran entrar dentro de una oficina en contra de su voluntad. No fue hasta que terminó de entrar, que una vez recuperado el equilibrio y tras haberse parado sobre la alfombra en medio de la sala, pudo diferenciar quien practicamente acababa de secuestrarle. Una chica rubia, joven, pero mayor que él. Y Aiden no tenia ni la más pálida idea quien era, la expresión en su rostro lo delataba. -¿Qué está pasando?-. Preguntó con la inocencia de quien no sabe qué era lo que realmente le esperaba.

Pero su día no había comenzado tan mal, para su suerte. De hecho, le había resultado más trabquilo de lo usual. Julyette no se había aparecido por el Instituto en todo el día con la vaga excusa de tener cosas para hacer. Mac por otro lado, ahora que ya no vivía allí no la veía tan seguido como antes. Aún así sabía que había salido temprano de su apartamento y tampoco había vuelto, lo que significo que, en vistas de la reducida cantidad de amigos que tenia el castaño dentro del Instituto, se pasó un buen rato entrenando con Zack antes de quedar con Seth para ir a comer algo a Taki's. Conversaciones de chicos -si es que la palabra conversación podía usarse para alguien como Aiden- había sido todo lo productivo que había hecho durante el día, despues de haber patrullado la noche anterior. Se había merecido un descanso, se había dicho, y en el peor de los casos si ocurría una emergencia siempre podia presentarse al deber. Pero de por mientras, un par de hamburguesas para almorzar a la mitad de la tarde parecía un buen plan.

Para cuando regresó al Instituto, el sol ya se estaba ocultando. Decidió entonces aprovechar el tiempo hasta su siguiente patrulla, ademas de la calma de estar solo de nuevo que hacía tiempo creia haber perdido, para leer en su habitación. Curiosamente y para sorpresa de él mismo, terminó dejando el libro de lado y viendose hablando por telefono con la Inspectora White, poniéndose al día con algunas de sus aventuras conviviendo con Calem. Calem, se recordó. Hacia mucho tiempo que no sabía nada del brujo, exactamente desde que habían ido a Paris a buscar información sobre la madre de Julyette. Había pasado demasiado tiempo y esa investigación sin duda alguna no era un asunto zanjado. El muchacho se anoto mentalmente mencionarle al respecto a Julyette cuando la viera.

Para cuando su conversación telefónica terminó, el muchacho emprendió camino hacia la cocina con el único propósito de ir a por un vaso de agua. Cerró la puerta de su habitación detrás de sí y se interno en los extensos pasillos laberinticos, hasta que, por supuesto, alguien le tomó completamente por sorpresa y volvemos al inicio de este relato.



Meet the squad:
avatar
Mensajes : 381

Reliquias : 866

Temas : Perdi la cuenta ya :)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8783-aiden-blakehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8833-relaciones-de-aiden#76504http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8825-cronologia-de-aiden
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: So we finally meet [priv]

Mensaje— por Victorie C. Wintercloud el Jue Jun 14, 2018 7:00 am

So we finally meet...
→ Instituto de NY → Anochecer
Pese a que no debería encontrar divertido el usar su imponencia y porte para tomarle el pelo a alguien que no conocía, lo encuentra más divertido de lo que debería. Todo había empezado con una conversación que había tenido con Amelia sobre sus dos "aprendices". A Julyette la conocía desde hacía mucho tiempo, la joven era energética y tenía un estilo de combate parecido al suyo, lo cual la hacía sentirse orgullosa cuando practicaba con la joven. Victorie tenía más experiencia y rapidez que la castaña, pero siempre era entretenido. Al que tenía aquí en Nueva York no lo conocía; se llamaba Aiden y es todo lo que sabía. Excepto que se odiaban. Con énfasis en el pretérito de la oración. Porque al parecer ahora estaban liados.

Y no podía dejar pasar la situación.

Además no era totalmente broma al castaño. Realmente se preocupaba por Julyette así que aprovecharía la situación para psicoanalizar al puro estilo Wintercloud al otro aprendiz de su mejor amiga. Tenía el cabello recogido en un intrigado moño que no dejaba un solo rizo fuera de su lugar, el uniforme negro de los nefilims y la serenidad fría que podía adoptar cuando era "miembro del Consejo" y no Victorie. Avanza por los pasillos buscando al joven. Había visto su foto en un expediente y con eso había tenido para reconocerlo en los pasillos. Veloz y sigilosa como gato lo toma del brazo con más fuerza de la usual (¿Qué? Que fuera mujer no la hacía débil.) —Vamos a la oficina del director. Ya— y sin más se dirigió hacia la misma, cerrando la puerta detrás de ella con calma y soltando al joven. No tenía buenos recuerdos de aquel lugar, pero tras aquello seguro que se borraría la última experiencia amarga que había tenido en aquel lugar.

Aiden. Lo lamento. Mi nombre es Victorie Wintercloud. Soy miembro del Consejo— aclara con seriedad mientras se recarga en contra de la puerta intentando no reírse. Desvía un poco la vista porque por un segundo parece que soltará una carcajada pero logra recobrar la compostura antes de volverse hacia el nefilim con tranquilidad. Cuando quiere el bello azul de sus ojos se puede ver tan helado como un océano congelado. Y es una de esas miradas la que se atraviesa al castaño con seriedad.

Te explicaré como funciona esto. Voy a hacerte preguntas. Quiero respuestas concretas a las mismas, no quiero comentarios tontos o payasadas o excusas. ¿Entendido?— tiene que usar todo su autocontrol para mantener su voz tan neutral como le es posible mientras sus ojos analizan cada pequeña reacción que el nefilim pueda proporcionarle —Sé que has estado tonteando con Julyette. Es mi protegida, y la protegida de Amelia. Sólo es un comentario. ¿Algo que decir en tu defensa? ¿Te parece divertido tontear con una nefilim? ¿Y luego que harás, buscar algo más con lo que tontear?— mantiene aquel tono de voz serio y frío que usó con Theodore cuando el cazador de sombras la logró hacer rabiar. Sólo que con él estaba verdaderamente enojada, y con Aiden solo estaba jugándole la broma más pesada del siglo.

Casi puede ver la sonrisa de Julyette. No le sorprendería que se las hubiera arreglado para estar escuchando a escondidas o algo. Amelia seguramente lo desaprobaría o lo encontraría divertido, no estaba segura de cual. ¿Y Aiden? Bueno por su expresión y por su lenguaje corporal no creía que fuese una broma en lo absoluto. Se veía más aturdido que un pajarito al que han atontado con un flash y no tiene ni idea de como llegó ahí o donde se encuentra. La verdad no estaba segura de porqué había decidido hacer aquello. No era tan impropio de ella (cuando quería podía molestar de mil maneras diferentes a su parabatai y a Michael le había jugado una broma pesada de otro tipo que igual le había salido a su favor) pero no lo había hecho jamás con alguien a quien no conocía. Pese a que sabía que el joven no acabaría traumatizado de la experiencia o algo similar.

¿Has roto la ley alguna vez? Porque soy terriblemente buena investigando. Y si descubro que podrías estar mal influenciando a una de las cazadoras de sombras más prometedoras de toda Francia te la cobraré a ti cariño— sentencia sonriendo con cierta malicia en su bello rostro. Cuando Victorie quería daba miedo. Lo sabía. Con su estatura, el hecho de ser mujer, el atractivo suave que poseía y su cuerpo menudo; había aprendido a utilizar su tono de voz y su expresión y lenguaje corporal para lograr imponerse sobre los demás. Y era exactamente lo que estaba haciendo con aquel joven, pese a que posiblemente le sacaba varios centímetros y se veía mucho más musculoso que la suave y estilizada figura de la rubia.




- If I break the glass, then I'll have to fly -:

we don't get to choose whom we love:
avatar
Mensajes : 155

Reliquias : 529

Temas : 3/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8381-love-is-a-beautiful-fear-victorie-c-wintercloud-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8423-nothing-but-i-m-damn-sure-it-s-more-than-you-victorie-c-wintercloud-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8441-lights-will-guide-you-home-victorie-c-wintercloud-chronology
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: So we finally meet [priv]

Mensaje— por Aiden E. Blake el Jue Jun 14, 2018 3:30 pm

So we finally meet...
→ Instituto de NY → Anochecer

Observó desde su lugar como la contraria cerraba la puerta de la oficina. Le sorprendió notar lo tranquila que se encontraba, a pesar de que prácticamente acababa de arrastrarle dentro de aquella oficina usando una sola mano. Aiden se llevó una mano al brazo opuesto con cierto nerviosismo y se quedo en silencio. El mismo silencio tenso y sepulcral que durante un pequeño instante invadió la sala. Hasta que ella volvió a tomar la palabra.

Antes siquiera de que pudiera darse cuenta de donde le sonaba su nombre, el detalle que le siguió después hizo que el muchacho casi se atragantara con su propia saliva. Se mordió los labios, reteniendo una tos nerviosa que cosquilleaba en su garganta y se mantuvo lo más calmo que pudo. ¿Porqué un miembro del Consejo quería hablar con él? ¿Había metido la pata en algo?. Aiden no emitió palabra alguna, pues sentía que no podía darse el lujo de responder como se le diera la gana en lo que pensaba una manera formal y respetable de preguntar qué demonios estabas pasando, de nuevo. Pero eso no era lo único que le traía confundido, pues estaba seguro de que había escuchado el nombre Victorie alguna vez, solo que no podía recordar quién lo había dicho. Y entonces ella comenzó a hablar de nuevo y Aiden se dio cuenta de que había estado mirando la alfombra todo ese tiempo. Subió la mirada hacia la rubia y se quedó completamente helado.

Preguntas. ¿Preguntas de qué?. ¿Qué había hecho que no recordara?. Aiden comenzó asintiendo con la cabeza, en lo que cruzaba los brazos detrás de su espalda. Por supuesto, no se arriesgaría a responder una payasada, pues se hacia evidente que la muchacha realmente intimidaba. Se sorprendió a si mismo teniendo que cambiar de gesto tan rápido como si su vida dependiera de ello. De asentir con la cabeza pasó instantáneamente a negar con más rapidez. ¡No estaba tonteando con Julyette!. Espera ¿Qué tiene que ver Julyette con todo esto? Pensó, dejando de mover la cabeza, frunciendo el ceño pensativo. Fue entonces cuando comprendió, por palabras de ella misma, quién era exactamente y porqué su nombre lo había escuchado antes. Rápidamente volvió a negar con la cabeza, con más insistencia, bajando la mirada hacia los zapatos de la contraria, por más que en realidad no estaba prestando atención a los zapatos en sí. -No me parece divertido tontear, por supuesto que no- Fue todo lo que pudo decir, a duras penas sin entreverarse con sus propias palabras a pesar de que sus pensamientos estaban hechos un lio. Se dio cuenta entonces de que cualquier cosa que respondiera mal o que pudiera interpretarse mal, perfectamente podría ser usada en su contra. Carraspeó, poniéndose más nervioso. -No es como crees, no estoy jugando con ella.

Se trataba de un interrogatorio. Lo estaban interrogando como si fuera el pretendiente de moral dudosa de su hermana menor y de cierto modo tenía sentido, pero dentro de todo el muchacho jamás había imaginado que se encontraría en una situación similar, básicamente porque había catalogado esa escena como demasiado mundana para pasarle a él. Se había equivocado, evidentemente.

Se vio en la encrucijada de no saber qué responder. ¿Y como él no sabía que Julyette era una de las cazadoras mas prometedoras de toda Francia? Ahora entendía de donde venía tanto alardeo de su parte. Y de dónde posiblemente había aprendido el carácter fuerte… Recordó la vez que había robado una motocicleta de unos licántropos. Pero había sido necesario, eso no podía ser tan grave ¿Verdad? Pero tampoco podía decirle que no había hecho nada, porque mentirle a un miembro del Consejo era como ponerse a uno mismo bajo la guillotina. Se aclaró la voz y respiro hondo. Tal vez podía decirle una verdad menos mala. Se preguntó si de casualidad él no sería mitad hada. -… una vez me pasé un semáforo en rojo… bueno igual talvez fueron dos veces- Murmuró, aunque era consciente que era difícil saber si le estaba tomando el pelo a la rubia o si decía la verdad. Y lo cierto era, que dentro de todo era una completa verdad.



Meet the squad:
avatar
Mensajes : 381

Reliquias : 866

Temas : Perdi la cuenta ya :)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8783-aiden-blakehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8833-relaciones-de-aiden#76504http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8825-cronologia-de-aiden
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: So we finally meet [priv]

Mensaje— por Victorie C. Wintercloud el Jue Jun 14, 2018 6:04 pm

So we finally meet...
→ Instituto de NY → Anochecer
Camina alrededor de la habitación con aquel andar elegante y grácil que poseía, al inicio pretende bloquearle la puerta pero cuando ve que no planea huir le indica con un suave movimiento las sillas y ella misma toma asiento en la silla del director del instituto. Respira y cierra los ojos por un segundo mientras en su mente se ríe a viva voz. Nunca había comprendido del todo el poder que tenía sobre los demás. Theodore en ningún momento se había mostrado temeroso, si no más bien aburrido. Como si aquella mirada la hubiera recibido mil veces, Michael siempre había sido un capullo, su hermano había sido el frío con ella y en general, Victorie odiaba poner esa cara. Ella se caracterizaba por una seriedad suave y amable, no por la dureza que ahora portaba.

Por un segundo en su cabeza pasó la imagen de Christopher intentando hacer aquello con Michael lo cual claramente no le ayudaba en lo absoluto a mantener la compostura. Empezó a contar hasta diez en lo que el pobre individuo ponía en orden sus ideas e intentaba formar algo coherente con palabras porque al parecer la joven rubia era tan efectiva que el nefilim frente a ella había olvidado el inglés. Cuando lo escucha hablar enarca una ceja, ¿Qué no le parecía divertido tontear? Bueno, a Victorie se le hubieran ocurrido respuestas mejores. Pone las manos sobre la mesa con delicadeza, con una fina daga en la palma de su mano. Un aegis. El arma reluce traslúcida y hermosa, como si estuviera empapada en magia. Había sido sangre de ángel para ser más precisos. Juega con ella con movimientos precisos, algo que resulta un tanto amenazante dada la situación actual pero que al mismo tiempo la relaja para no perder el papel en el que se ha metido —"Tontear no me parece divertido" ¿Esa es tu respuesta final? Porque es una respuesta algo pobre si quieres mi opinión— lo mira a los ojos mientras aguarda. Cuando la última frase llega ella lo mira escrutándolo, pero no encuentra señal alguna de que pueda estar mintiendo así que asiente medianamente satisfecha.

La verdad no esperaba otra cosa. Julyette era bastante inteligente. No era como Victorie, una experta en leer el lenguaje ajeno y manipular a sus enemigos usando la psicología en su contra. Ese tipo de "combate" y estrategia era prácticamente exclusiva de su familia. Y de su madre. Pero consideraba a la joven francesa lo suficientemente inteligente para darse cuenta si le estaban tomando el pelo o no.  Y dudaba que Amelia hubiera elegido como aprendiz a un idiota y capullo total. Había conocido y luchado con la mayoría de ellos (a excepción tal vez del chico frente a ella) y todos le habían dejado una buena impresión.

La respuesta a su última pregunta la hace reír. ¿Así que el chico estaba más limpio que ella? Victorie posiblemente perdería la cuenta de las veces que había roto los acuerdos. Aún que realmente era más bien un pecado perpetuado por meses ¿O acaso contaba cada día como una infracción desde que se había enamorado de un mundano? Técnicamente no estaba permitido que se casara con él. Y técnicamente no era un mundano. Y.... Y ahorita no tenía que defenderse por ello. No era ella la que estaba siendo interrogada —Me refería a nuestra ley, no a la ley mundana. Los acuerdos. La alianza. ¿Alguna de esas? ¿Algo como entrar en una guarida de vampiros sin permiso? ¿Poseer objetos que no deberías? ¿Mentirle a la Clave? ¿Ocultar información relevante? No te recomiendo que intentes tomarme el pelo— suspira un poco como si estuviera algo decepcionada de su forma de pensar. Revisa los papeles frente a ella con detenimiento por un segundo como si tuviera información vital que pudiera desmentir lo que el joven decía.

Veamos. Si no estás tonteando con Julyette ¿Qué si estás haciendo? Porque hemos recibido informes bastante curiosos... Sobre sus aventuras. Y tu quieres que piense que simplemente tienes una suerte muy mala y no tienes nada que ver con aquello ¿Cierto? Mira. A Julyette la cuidaría con mi vida. Si la metes en problemas te haré pedazos. Y si le haces daño... Bueno, mejor no entremos en detalles. Así que si estabas jugando o si solo era para pasar el rato, mejor te retiras ahora. Así que habla. Digamos que este es el momento en que permito que te defiendas de los cargos— habla algo aburrida como si no esperase que él tuviese nada que decir. La verdad esperaba mucho. Sólo de leer sus reacciones y la forma sincera en la que parecía tomarse con seriedad aquello, como algo que estaba dispuesto a soportar por la pequeña castaña, le parecía tierno. Casi tenía ganas de saltar y abrazarlo. Casi. Se contiene porque si no echaría a perder todo el papel y también porque quería escuchar lo que tenía que decir.




- If I break the glass, then I'll have to fly -:

we don't get to choose whom we love:
avatar
Mensajes : 155

Reliquias : 529

Temas : 3/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8381-love-is-a-beautiful-fear-victorie-c-wintercloud-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8423-nothing-but-i-m-damn-sure-it-s-more-than-you-victorie-c-wintercloud-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8441-lights-will-guide-you-home-victorie-c-wintercloud-chronology
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: So we finally meet [priv]

Mensaje— por Aiden E. Blake el Vie Jun 15, 2018 12:35 am

So we finally meet...
→ Instituto de NY → Anochecer

Aiden no estaba seguro si estaba llevando del todo bien la situación. No sabía exactamente qué esperaba de él ni de que manera se suponía que debía reaccionar. Demás estaba decir que todo le había tomado con demasiada sorpresa. Podía asegurar que mentalmente no se encontraba preparado. Se limitó a mantener su calma incondicional y no hablar más de lo necesario -algo que podía resultarle bastante sencillo- con una expresión neutral en el rostro que le hacía parecer completamente impasible. Pero en su interior las cosas no podrían haber estado más caóticas.

En un principio, nunca se había planteado si le gustaba o no tontear, porque directamente no sabía como hacerlo ni tenía recuerdo de haberlo hecho alguna vez, al menos de manera intencionada. Pero sabía que esa no era una respuesta que deba dar, así que se conformó con valerse de lo último que había dicho, en vistas de que Victorie decidió no volver a tocar el tema y talvez, directamente dejarlo pasar. Un alivio para el muchacho, que después de todo el famoso arte de coquetear no podría resultarle más incómodo.  

Se dio cuenta entonces de que se había quedado parado en su exacto mismo lugar. Intentando no apresurarse demás, Aiden se acercó a la silla libre y tomó asiento del otro lado del escritorio. Se había percatado antes del cuchillo que bailaba en las manos de la mayor, como si se tratara solamente de un juguete inocente pero mortalmente afilado. El mensaje fue bastante claro para el cazador. Y no le pareció mal, en realidad, si con el simple hecho de manioborar distraídamente con un cuchillo en la mano podía lograr el respeto que ahora sentía el muchacho, el también lo hubiera usado a su favor.

Sus brazos descansaban a lo largo de los apoyabrazos de la silla, pero a pesar de que parecía encontrarse completamente quieto en su lugar, uno de sus pies se movía nerviosamente golpeteando contra la alfombra. Era plenamente consciente de ese gesto y no solamente no podía controlarlo sino que tampoco podía pararlo, pues de intentarlo no pasaba ni un minuto antes de comenzar otravez antes de que siquiera pudiera darse cuenta. Estaba nervioso. Estaba demasiado nervioso y aún así se esforzaba para mantener su expresión indiferente. Debía mantenerse tranquilo y la mayor parte de su concentración estaba ocupada en ello, hasta que las preguntas de Victorie rsepecto a las leyes fueron tan directas. Sabía perfectamente que de responder sinceramente algunas de ellas, las cosas no podrían salir bien de ninguna manera. Lo que menos quería era mentirle a la cara, pero no podía hablar de como había ocultado información a la Clave desde el momento en que había conocido a Winter siendo una mundana. Siempre supo que lo correcto debió haber sido reportar lo mucho que la joven conocía sobre el mundo de las sombras. Por por algún motivo Aiden nunca lo hizo. Prefirió mantenerlo en secreto y ahorrarle problemas a ella. Pero no podía confesarle eso a una miembro del Consejo. Denuevo, contar una verdad diferente fue la mejor solución que encontró para evadir ese tema tan delicado. -A lo mejor he pecado de relativa negligencia en alguna ocasión, pero me consta que la Clave ya se ha ocupado de ese asunto y por ese motivo Amelia es mi tutora. Supongo que todos alguna vez hemos hecho más caso a nuestra propia moral-. Se refería al incidente de las Ruinas. No sabía si Victorie había estado al tanto de lo que había ocurrido, pero sabiendo que era muy amiga de Amelia, el muchacho no hizo más aclaraciones. Se acomodó en su asiento, sentándose más erguido y su pie dejó de moverse, apoyado firmemente en el suelo, al tiempo que coincidió la mirada con la otra cazadora. -No tengo nada de qué defenderme, porque no he hecho nada malo. Ni le haría nada malo a ella tampoco. Puedes estar segura de que yo también la cuidaría con mi vida.



Última edición por Aiden E. Blake el Mar Jun 19, 2018 6:55 pm, editado 3 veces


Meet the squad:
avatar
Mensajes : 381

Reliquias : 866

Temas : Perdi la cuenta ya :)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8783-aiden-blakehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8833-relaciones-de-aiden#76504http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8825-cronologia-de-aiden
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: So we finally meet [priv]

Mensaje— por Victorie C. Wintercloud el Mar Jun 19, 2018 4:47 am

So we finally meet...
→ Instituto de NY → Anochecer
Aquella última frase hizo que su corazón hiciera crack. Victorie era muchas cosas, pero algo que nunca había ocultado era lo romántica que era. Vivía enamorada de la idea de que el amor podía con todo. Tal vez por eso había cerrado los ojos aquella noche que había pasado junto con Michael, ignorando a la voz de la razón en su cabeza; sabiendo que se iba a enamorar. Tal vez no lo tenía tan claro como ahora, donde negar que estaba enamorada sería absurdo y casi esperaba con tranquilidad el día que la Clave le pusiera aquella pesada espada en las manos. Algo que soportaría feliz. Sabía que incluso podría dejar las runas por él. Michael nunca la dejaría, pero eso no quitaba que una parte de la rubia estuviese dispuesta.

Hasta ahora Aiden tenía toda su aprobación. Cualquiera podía decir las palabras, bueno, cualquiera menos Michael. Él lo podía demostrar perfectamente pero las palabras no escapaban de su boca. Pero regresando al punto, hablar era sencillo. ¿Demostrar con acciones tus palabras? Un cuento completamente diferente. Y sus palabras diciendo que estaba dispuesto a dar la vida por ella junto con el hecho de que estuviera aquí decían mucho. Baja un poco la vista, algo anonadada mientras toma aire para mantener aquella seriedad que había perdido su inicial dureza. La suavidad regresa a su rostro y sus ojos azules, claros como el cielo, lo miran fijamente.

Lo sé— responde ella con más suavidad de la que le gustaría. Mientras deja el Aegis sobre el escritorio, quieto por fin. Intenta hacer de lado su lado romántico, mientras se dedica por unos segundos a una segunda rápida lectura corporal. Cada gesto, cada palabra, es analizada en su mente mientras intenta decidir si hay algo malo en aquel chico o no. Se inclina a pensar que no. Casi estaría dispuesta a jurarlo con una espada en mano, porque no le ha demostrado lo contrario; pero entonces ¿Qué era lo que había pasado en Idris? la joven castaña les había comentado a Amelia y a ella que aquel cazador de sombras se había negado de una forma rotunda a llevarla frente a su padre. Lo cual era extraño. Digo, no era como en su caso que si su madre conocía a Michael cometería un homicidio.

O por lo menos no pienso que quieras hacerle daño. No realmente. Y te creería de no ser por algo que Julyette nos comentó— pasea los dedos por el Aegis sin poder evitarlo. No era como en un inicio una amenaza, era algo para mantener la cabeza fría porque pese a que todo lo anterior había sido en su mayoría un teatro aquí si requería toda su concentración para leer al chico. No solo como alguien que quería a Julyette si no como miembro del Consejo y por lo tanto alguien que estaba encargada de investigar cualquier cosa, por más sospechosa que fuese —No te estoy juzgando por la espada, ni estás obligado a responder. Técnicamente no puedo obligarte, no en este preciso momento. Pero lo hago como alguien que haría todo porque la gente que ama esté bien. Así que, no le quieres hacer daño, no estás tonteando con ella— recapitula con seriedad sus anteriores afirmaciones, manteniendo la vista fija en él sin titubear. Ella era una nefilim, una de las más reconocidas pese a su juventud. Victorie no titubeaba nunca —Pero no quieres que conozca a tu familia. Cosa que no me preocuparía si ella fuese una subterránea, porque conozco el pensamiento de las familias más antiguas de los nuestros. Pero no lo es. Lo que me hace dudar de tus palabras, pese a lo convincente que suenas y pese a que no me has dado otros motivos para dudarlo, pero pareciera que no quieres que la conozcan. No sé porqué.

Pese a la cantidad de información que poseía como miembro del Consejo no se le podía ocurrir una razón. ¿O la estaba protegiendo de algo? Pero si ese fuese el caso, ¿Qué podría ocultar que fuese peligroso para una neflim? No dudaba de las intenciones de Aiden, cosa que había quedado algo claro porque su "frialdad" inicial ahora era simple seriedad. Aiden no estaba tratando con el lado amable, dulce y cariñoso de la francesa. Aquella era su faceta de miembro del Consejo, que podía repetirse mil veces que la ley era dura pero es la ley, pese a que últimamente sentía, era demasiado dura.




- If I break the glass, then I'll have to fly -:

we don't get to choose whom we love:
avatar
Mensajes : 155

Reliquias : 529

Temas : 3/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8381-love-is-a-beautiful-fear-victorie-c-wintercloud-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8423-nothing-but-i-m-damn-sure-it-s-more-than-you-victorie-c-wintercloud-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8441-lights-will-guide-you-home-victorie-c-wintercloud-chronology
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: So we finally meet [priv]

Mensaje— por Aiden E. Blake el Mar Jun 19, 2018 7:36 pm

So we finally meet...
→ Instituto de NY → Anochecer

La seguridad con la que había hablado había sido tan firme que sus palabras parecían algo indiscutible. No había hecho más que decir la verdad y era muy consciente que las palabras sinceras tenían un peso intangible muy superior a cualquier otra. De cierta manera, pensándolo mejor, incluso le había resultado un poco gracioso que él pudiera ser causante de los problemas, cuando tenía una muy consistente teoría acerca de las muchas veces en que de alguna manera u otra, era la compañía de Julyette que le hacía vivir situaciones de lo más anormales y particulares. Al menos para él.

Respiró hondo en un intento de contener los nervios, en lo que esperaba una respuesta de la superior que se estaba tomando su tiempo en llegar. Su mirada inquieta recorrió el salón durante un breve instante, sin mirar nada en particular, en lo que juntaba las manos apoyándolas casi sobre su estómago. Entonces Victorie volvió a hablar y el muchacho soltó el aire que no sabía había estado conteniendo. Alcanzó a notar que el gesto en su rostro se había ablandado, mas estaba igual de seria que todo el rato en el que habían estado hablando. Le dijo que lo sabía y Aiden no pudo sentir más que alivio. El muchacho permaneció en un silencio incomodo en la espera de que ella agregara algo más o que al menos le dejara irse de allí. Sin embargo lo que le dijo después no podría haber estado más alejado de lo que él hubiera esperado escuchar. Intentó permanecer calmado y no demostrar lo muy sorpresivo que le había resultado ese nuevo tema de conversación.

Lo tienes controlado. Lo tienes controlado. Se repetía mentalmente una y otra vez al punto de que, irónicamente, ya no era su propia voz la que escuchaba sino la de su padre. Se vió a si mismo, en una versión mucho más pequeña, totalmente exhausto y al borde de desplomarse, bloqueando un ataque con varas de madera. Volvió a sentir la mirada de su padre sobre él, tal y como lo había sentido en ese momento, en que Dante sostenía el otro juego de varas y hacía presión para intentar atravesar la defensa del menor. Era tan solo un entrenamiento, pero cuando Dante veía que Aiden creía haber llegado a su limite, no hacía otra cosa que hacerle saber que lo tenía controlado, que aún podía más y que continuara. Siempre era igual. Y para su propia sorpresa, el muchacho había demostrado más de una vez que Dante tenía razón. Aún así, siempre había pensado que eso era más de lo que un niño debería soportar.

Se cuestionó si el hecho de que él no quisiera presentar a Julyette a su padre la había hecho sentir mal en algún momento. Recordaba las veces que habían tocado el tema, por más que habían tenido que ver más con preguntarle acerca de su madre y no tanto de introducirla como su pareja. Aiden tenía muchas cosas que reprocharle a su padre, desde su infancia incluso, pero no podía negar que había sido un buen padre y que también tenía cosas que agradecerle. Volvió la mirada hacia Victorie y acercó su silla a la mesa, apoyando las manos juntas sobre el escritorio. -Mi padre y yo no estamos en buenos términos en este momento. Hace un tiempo, en realidad. No es que no quiera que él conozca a Julyette, sino que soy yo quien no quiere verle- Supuso que no tenía que entrar en detalles sobre el porqué exacto, o al menos esperaba no tener que hablar de ello con más personas. De por si nunca lo hacía, pues solamente Calem, Julyette y Mac sabían al respecto. -Pero estoy trabajando en eso. Cuando arregle las cosas con él, voy a llevarla a que se conozcan, no tengo ningún problema con eso. ¿Hay algo más que quieras preguntarme?- Agregó al final, en un tono que no tenia intención de ser insistente, pero los nervios iban a comenzar a jugarle malas pasadas en cualquier momento y ese tema en particular tampoco le traía muy tranquilo.




Meet the squad:
avatar
Mensajes : 381

Reliquias : 866

Temas : Perdi la cuenta ya :)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8783-aiden-blakehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8833-relaciones-de-aiden#76504http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8825-cronologia-de-aiden
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: So we finally meet [priv]

Mensaje— por Victorie C. Wintercloud el Vie Jun 29, 2018 12:54 am

So we finally meet...
→ Instituto de NY → Anochecer
Pese a que no era su intención, una risa cálida salió de sus labios. Apretó los mismos y desvió la mirada, sin poder seguir con aquella seriedad por más tiempo. No se burlaba de él. Se sentía incluso un poco avergonzada porque suponía que el tema con su padre era algo delicado, ella sabía lo que era tener problemas con la familia. Seguro que si. Suspira un poco mientras se acomoda el cabello y mira a Aiden tratando de decidir cual era su opinión del chico. Había leído su expediente por supuesto; era su deber cada vez que un nuevo cazador de sombras llegaba a la ciudad y también lo hacía para conocer cada cosa que se supiese de los miembros del instituto de memoria. Y estaba limpio.

Se veía incluso adorable, como si estuviera intentando no salir corriendo por los nervios. Le recordaba un poco a un antiguo novio, Crowley; que siempre tenía los ojos perdidos en sus pensamientos y tenía esa aura de tranquilidad que era imposible de ignorar.

Me agradas— dice ella finalmente guardando el Aegis en su cinturón mientras la luz vuelve a su rostro. Odia ir por la vida con la seriedad que se le exige como miembro del Consejo. A Alam le sale natural, pero ella no tiene esa facilidad, siempre ha odiado la forma en que no puede ser ella misma del todo en las reuniones. Y su hermano parece tener un problema similar pero multiplicado por mucho; Christopher se ve demasiado relajado y joven para ser un miembro del Consejo —Lamento todo esto, me imagino no ha sido precisamente una experiencia muy divertida para ti. Mi familia se especializa en analizar a la gente psicológicamente y tenía que darme una idea de como eras para saber que siento sobre Julyette y tú. Nunca me metería en su vida, pero le tengo el suficiente cariño como para preocuparme por ella.

Una parte de ella, esa pequeña parte oscura le susurra que no tiene derecho a medir si una relación es buena o no para sus allegados teniendo en cuenta que está enamorada del hijo de unos nefilims exiliados. A estas alturas es estúpido negarlo. Y no ha hecho oídos sordos a los reclamos de la gente que la ama, pero ¿Qué esperan que haga? ¿Qué lo deje? Podría hacerlo. A un gran costo personal y duda volver a ser la misma de antes —Tienes madera para ser un nefilim extraordinario. Amelia es una tutora excelente así que no la desperdicies. Si alguna vez te sientes más interesado en aprender cuerpo a cuerpo que combate a distancia no dudes en buscarme— sus labios se curvan en una sonrisa —Te aseguro que te daré una que otra sorpresa. El combate cuerpo a cuerpo es mi especialidad.

Sus responsabilidades en el Consejo nunca le habían permitido dedicarse a entrenar a los más jóvenes como hacía Amelia, Victorie se había aparecido de vez en cuando en las salas de entrenamientos cuando había niños o adolescentes practicando con el tutor que su madre tenía en el Instituto de Cannes; siempre intentaba ayudar y si la necesitaban para combatir contra alguno de ellos lo hacía. Se había batido en duelo varias veces con Julyette que era extraordinaria y esperaba algo hubiese aprendido de esos encuentros. Le gustaba poder aportar un poco de su conocimiento en combate a los nefilims o a aquellos que lo necesitasen... —Deberíamos irnos, no es como que le pedí permiso al señor Lightwood para usar su oficina de sala de interrogación.




- If I break the glass, then I'll have to fly -:

we don't get to choose whom we love:
avatar
Mensajes : 155

Reliquias : 529

Temas : 3/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8381-love-is-a-beautiful-fear-victorie-c-wintercloud-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8423-nothing-but-i-m-damn-sure-it-s-more-than-you-victorie-c-wintercloud-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8441-lights-will-guide-you-home-victorie-c-wintercloud-chronology
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: So we finally meet [priv]

Mensaje— por Aiden E. Blake el Sáb Jul 14, 2018 6:50 pm

So we finally meet...
→ Instituto de NY → Anochecer

Pestañeo un par de veces, con los ojos más abiertos de lo normal, como si no terminara de caer en cuenta de lo que acababa de escuchar. A esas alturas de la pequeña reunión improvisada que estaban teniendo y en vistas de que la mayor no había mostrado intenciones de hacérsela más fácil al cazador a pesar de su evidente incomodidad, no hubiera creído que finalmente, de alguna manera, la rubia cedería. O al menos así lo interpretó el muchacho. Si le agradaba, lo que de por si le sorprendió pues había escuchado esas palabras de pocas personas que no sean familiares, quería creer que había aprobado lo que se suponía fuera eso que estaban haciendo. A fin de cuentas, no parecía ser otra cosa que una prueba para ver si el joven era lo suficientemente digno para estar con Julyette.

Guardó silencio y aun dentro de su sorpresa, se permitió relajarse por primera vez en los últimos minutos. A medida que escuchaba, el muchacho volvió a recostarse en su asiento y mantuvo la mirada sobre la mesa entre ambos. Podía entender que la rubia se preocupara por Julyette, pues él mismo reconocía que talvez no era el tipo de chico que inspiraba confianza al menos en un principio. Apenas hablaba y siempre tenía cara de pocos amigos. Supuso que él hubiera hecho lo mismo si se hubiera tratado de Mac. Suspiró, prolongadamente y cerró los ojos momentáneamente como si así se estuviera terminando de deshacer de todos los nervios que había estado pasando. Volvió a mirar a Victorie en el momento en que ella habló de nuevo. La rubia le terminó por resultar una caja de sorpresas. Aiden no se tardó en salir de su asombro y asentir con la cabeza repetidas veces. -Muchas gracias. Seguramente lo haga, me vendría bien aprender algo de ti, he oído que eres muy buena-. Le contestó, intentando mantener una seriedad diplomática, pero dentro de si podía sentir el entusiasmo que le suponía la posibilidad de aprender otro estilo de combate diferente al que estaba acostumbrado o a los que ya había entrenado. Además, sabía que Julyette no había logrado vencerla y eso le tenía muy intrigado.

-Oh-. Una vez más, intento que no se notara su sorpresa. No iba a negar que el último comentario de Victorie le hizo cierta gracia que se esforzó por disimular, al tiempo que se levantaba rápidamente de su asiento y colaba la silla tal y como estaba antes de que él se sentara. -Si, si, vamos-. Dijo finalmente, pues no tenía ninguna intención de seguir dentro de aquella oficina por más tiempo del necesario. Se sentía casi como si hubieran cometido un delito. Caminó rápidamente hacia la puerta y la abrió, sin mirar hacia afuera. Esperó sosteniendo la puerta hasta que Victorie pasara y luego terminó saliendo detrás de ella, con el alivio de por fin ser libre de más preguntas incómodas. Sin embargo, apenas salir, alguien más les aguardaba afuera.



Meet the squad:
avatar
Mensajes : 381

Reliquias : 866

Temas : Perdi la cuenta ya :)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8783-aiden-blakehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8833-relaciones-de-aiden#76504http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8825-cronologia-de-aiden
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: So we finally meet [priv]

Mensaje— por Julyette Lutegui el Jue Jul 19, 2018 2:24 am

So we finally meet...
→ Instituto de NY → Anochecer
–Me caes bien, deberíamos hacer esto mas seguido– Comentó distraídamente Julyette, que avanzaba por el instituto bajo la severa oscuridad que a penas era interrumpida por la vaga iluminación mágica de los corredores. En respuesta obtuvo un rapido lametazo por parte de su compañera en la barbilla, el cual fue incapaz de evitar pero del que tampoco hizo amago de resistirse –Me caerías mejor si no hicieras eso con tanta frecuencia, la verdad. Pero en vista de que nos estamos conociendo y todo eso, no me voy a poner muy exigente– La inofensiva criatura peluda que llevaba entre brazos giró ligeramente la cabeza y si no fuera porque sabia que era imposible, Julyette hubiese estado totalmente convencida de que Kimara entendía lo que le estaba diciendo.

Como buena amante empedernida de las cosas adorables, July se había mostrado mas que encantada de cuidar a la pequeña perrita de Victorie, especialmente porque se había pasado toda la mañana en la misión de rastreo mas tediosa y agotadora de toda su existencia como cazadora de sombras -Probablemente con aquello ultimo lo estaba exagerando a niveles titánicos, pero en su momento eso era lo que le había parecido- en compañía de otro nefilim que no le hacia mucha gracia su habito de exteriorizar todo lo que se le pasaba por la cabeza. Les llevó toda la mañana dar con el demonio, lo que implicó una mañana completa de Julyette mordiéndose la lengua con mucha desilusión.

Encima el demonio había sido pan comido, nada que una estocada en el esternón no pudiese solucionar…

La presencia de Kimara resultó mucho mas agradable que un congénere excesivamente serio, y aunque tuvieron una pequeña disputa sobre los lugares en donde podia o no el pequeño querubín hacer sus necesidades, cuidar de la mascota de su compañera parisina resultó mas fácil de lo esperado. Le llevó al central Park para pasearla, le tomó una cantidad alarmante de fotografías con el móvil y le vigiló con ojo de halcón para que no se escapara mientras ella entrenaba al caer la tarde en uno de los salones de entrenamiento del instituto o fuese a tener una confrontación con el malhumorado de Iglesia, lo que dio como resultado una agotada Kimara y una Julyette enérgica que parecía olvidarse por ratos que el animal no le entendía ni media palabra –¿Donde estará tu madre? Creo que se ha olvidado de que cobro por hora y ya es bastante tarde– Se burló al darse cuenta de lo difícil que estaba siendo dar con la cazadora, sosteniendo a la cachorra en brazos mientras se decantaba por otro pasillo.

Casi dio un traspiés al ver como la puerta de la direccion del instituto se abría y de ella surgía la familiar y esbelta figura de la rubia. Kimara también advirtió su presencia, y pronto se encontraba removiéndose con alegría –¡Ah, te invoque con mi…! Oh, demonios– le tomó varios segundos percatarse, pero descubrió que Vic no se encontraba sola si no que detrás de ella iba Aiden, con la expresión de alguien que se acababa de despertar de una pesadilla –Espero que esta sea alguna especie de reunión para organizarme un regalo sorpresa, porque si no, me voy a quedar bastante decepcionada–



Les griffes du félin:
don't freak out but i think i really like you:
They've never faced us before... Not us united:

avatar
Mensajes : 209

Reliquias : 392

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9145-les-griffes-du-felin-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9182-relaciones-de-lutegui#79685http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9180-cronologia-de-lutegui#79683
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: So we finally meet [priv]

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.