29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


37 # 34
15
NEFILIMS
7
CONSEJO
10
HUMANOS
7
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
12
BRUJOS
3
HADAS
7
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco


El sonido de unos críos gritando mientras corren unos detrás de otros hace me despierta de golpe, haciendo que abra los ojos para descubrir que ya ha oscurecido y que la luna, esa hermosura que me sonríe cada noche desde las alturas de eterno firmamento, ya se eleva majestuosa por encima de todos nosotros. Con pereza, estiro mis brazos y mi espalda, moviendo el cuello para desentumecerlo después de estar un buen rato tumbado sobre el suelo del parque. La verdad es que el sueñecito me había ido de puta madre, pues ahora mismo me encontraba tranquilo y relajado.

Hay días en los que te levantas sin ganas de nada, días de esos en los que el reloj parece emperrado en ir hacia atrás, que el tiempo no avanza, que todo se te hace largo y tedioso. Y hoy había sido uno de esos días en los que los recuerdos de mi difunta esposa y mi hija, aquella que no tuvo casi tiempo de disfrutar de la vida, no dejan de acosarme, manteniendo vivo el recuerdo de lo que puedo llegar a hacer si vuelvo a perder el control. La verdad es que es un dolor al que nunca acabas de acostumbrarte, algo que te acompaña el resto de tus días y te hace desear estar muerto. Algo que, en mi caso particularmente, me obliga a lanzarme de cabeza a peleas sin sentido, por el hecho de sentir el dolor físico o quizás por el deseo oculto de reunirme con ellas gracias a que alguien termine con mi vida, pues no soy lo suficientemente fuerte como para acabar con ella yo mismo. Pero es curioso como esta jodida vida es tan irónica pues, a pesar de no tener ganas de absolutamente nada, había decidido pasar a busca a Damian a la escuela y había sido ver la cara de alegría que había puesto nada más verme en la puerta de su colegio que, todos los malos pensamientos que me habían estado acompañando durante ese jodido día que parecía no tener fin, se habían desvanecido de un plumazo. Sí, soy muy consciente de que es una contradicción, de que mi sobrino pequeño me recordaba dolorosamente a mi pequeña Nadia, pero estar con él, era como si la vida me hubiera dado una segunda oportunidad, la posibilidad de disfrutar y cuidar de alguien que es parte de mi familia por derecho de sangre, y que considero una parte importante de ella, de mi familia, de mi auténtica manada.

Al crío le encanta que lo lleve en moto y, como soy incapaz de negarle absolutamente nada, pues al final no había podido evitar llevarlo a dar un paseo en ella, hasta que llegamos a Central Park, en donde decidí parar para comernos uno de esos pringosos y insalubres perritos calientes que tanto nos gustan a los dos. "Lo sé… soy un mal tío, debería cuidar la alimentación del pequeño, pero ¡a la mierda con eso! ¿Qué hay de malo por tomarse un par de perritos calientes de tanto en tanto?". - pero a él le gustan, así que no he dudé ni un segundo en comprárselo, además que, como era de esperar, Damian no tardó en ponerse a jugar a pelota junto con otros chiquillos que corrían de un lado al otro, disfrutando de la inocencia de la juventud, algo que yo perdí gracias al puta mierda del alcohol.

Mientras el pequeño disfrutaba quemando las últimas energías del día, yo había decidido tumbarme un rato sobre el césped, con la mirada perdida en el cielo, sin pensar mucho en nada, mientras el sonido de los críos se colaba en mi cabeza, como si de una nana y que supongo consiguió que me quedara dormido allí mismo.

Sin embargo, toda esa tranquilidad, toda esa relajación se va al carajo en cuanto me incorporo sobre los codos para mirar en la dirección en la que se suponía que debía estar mi sobrino. Al momento, impelido por mi instinto, me levanto con rapidez del suelo para mirar hacia todos los lados en cuanto constato, con un horror incipiente, que el pequeño no está en los alrededores - "¡No me jodas Einar! ¿Cómo puedes ser tan jodidamente irresponsable? ¡Como le pase algo a Damian será tu culpa maldito perro estúpido!" - me digo a mi mismo al tiempo que, dejando salir de mis labios un gruñido de rabia, recojo mis pertenencias y me pongo a olfatear el aire, como haría en mi forma animal, buscando el olor característico de mi sobrino. Es algo curioso, pero siempre que conozco a alguien mi olfato se encarga de etiquetarlo con un olor característico, un olor que es único y específico para cada persona, y que en el caso de Damian es regaliz dulce - "Ah… hay estás… ahí…. ¿a dónde cojones has ido Damiancito?..." – me digo mentalmente mientras me lanzo en pos de el tenue rastro de su olor que se aleja de donde estábamos para adentrarse en el interior del parque.

Con rapidez, a trote rápido, sin importarme absolutamente nada más que no sea seguir el olor que me ha de llevar hacia mi sobrino, avanzo por el parque, adentrándome cada vez en él, dejando la zona despejada para llegar a la primera línea de los árboles que crecen en semi libertad en el enorme parque urbano - "Estúpido, estúpido, estúpido…" - no puedo dejar de repetirme una y otra vez lo estúpido que he sido y de recordarme que no me perdonaré en la vida que le pase nada al pequeño.



avatar
Mensajes : 94

Reliquias : 480

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

What being family really means.
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
¡Corre, corre, corre!

La esbelta figura de la inspectora sorteaba ágilmente los árboles que conformaban el pequeño pulmón de Manhattan y que día tras día luchaban por purificar el aire que el ser humano volvería a contaminar. El sonido de las zarpas golpeando la húmeda tierra y los incesantes gruñidos, le indicaron que cada vez lo tenía más cerca. - ¿Todo esto por decirte que me dieras la patita?- Preguntó a viva voz para que el licántropo pudiera escucharla sin problemas. El lobo dejó ir un pequeño aullido, mostrando  su enfado sin saber que eso era lo que Winter necesitaba para acabar de sentirse superior. Una cálida sensación de victoria se apoderó del cuerpo de la inmortal, quien no dudó en esbozar una sonrisa traviesa más acorde a una cría que se ha comido la última galleta del tarro que de una hija de la noche.

- ¡Qué malas pulgas, Rigoberto!- Exclamó con una falsa mueca de indignación, agarrándose a una rama para poder saltar más lejos. Por unos segundos, notó un ligero tirón de la falda y frunció el ceño antes de voltearse para visualizar al chucho que había estado a punto de alcanzarla. - ¡Rigoberto! ¡Si lo llego a saber me traigo el periódico para darte en el hocico! - Realmente no estaba segura de si el hijo de la luna podía entenderla ya que por lo que tenía entendido el hombre y el lobo eran entes independientes, sin embargo, había descubierto que llamarlo Rigoberto cuando ni siquiera sabía su nombre era bastante efectivo cuando sacar de quicio se trataba.

La rubia volvió a clavar sus orbes zafiro en el terreno que tenía delante de sí, encontrándose que la arboleda acababa a un par de metros. Tenía que dar media vuelta, rodear la zona boscosa pues de otra forma estarían expuestos a ojos humanos. La brisa fresca llevó hasta los oídos de la vampiresa una tenue y tierna risa infantil que encendió una estridente luz de alarma en su cabeza. Si ella lo había oído, el licántropo también. - ¡Eh, eh, eh! ¡La pelea es conmigo!- Gritó en cuanto vio como el enorme animal cambiaba de objetivo.

Sí, los licántropos también tenían fama de inestables pero nunca se llegó a imaginar que también fueran lo suficiente ruines como para atacar a un niño. Sin pensárselo sacó la glock 37 cargada de balas de plata, que su hermana menor había hecho el favor de recargar, y disparó a la pata trasera del lobo. No lo quería matar, no era tonta como para buscarse la ruina con la Clave. El ser aulló, sorprendido y adolorido a partes iguales. El niño, protege al niño. pensó emprendiendo el camino, guardando el arma abalanzándose sobre el crío para cogerlo en brazos. - Holis peque, ¿y tu mamá?- Salió de los árboles como alma que lleva el demonio, buscando con desesperación un lugar seguro donde meter al pequeño o en su defecto, a un shadowhunter. El dedito del niño se alzó, señalando a un hombre que se acercaba portando casi la misma expresión que decoraba el rostro de Winter y que para inri de la rubia, hedía a chucho.

El pequeño señaló curioso la placa del New York Police Department que decoraba el pecho de la última White, seguramente impresionado por estar tan cerca de un miembro de la policía. Winter esbozó esa sonrisa cargada de ternura que sólo le ocasionaban los niños y le explicó que ella era inspectora de la policía y que estaba siguiendo la pista de un señor muy malo. - No debes alejarte de tu familia. Jamás.- Sentenció antes de agacharse y dejarlo con cuidado en el suelo para que pudiera ir a los brazos del que había dicho que era su tío. - Iros de aquí. - Le dijo al hombre de mala manera. - No es seguro.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 967

Reliquias : 840

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco

Como alma que lleva el mismísimo diablo, continúo mi desesperante avance en pos del olor a regaliz dulce, que cada vez se hace más intenso, indicándome que me estoy aproximando a mi objetivo, a mi sobrino, aunque ello no evita que no deje de repetirme mentalmente, a cada paso desesperado, a cada respiración agónica, lo estúpido que he sido por quedarme dormido en aquel maldito lugar, sobretodo porque si algo le pasa el pequeño seguramente perderé la poca cordura que aún me queda.

Mi frenética carrera me lleva hacia el límite de la amplia pradera artificial, haciendo que la oscura línea del bosque cautivo en aquella inmensa urbe se acerque inexorablemente. El sordo e inconfundible retumbar de un solitario disparo en la lejanía hace que mi cuerpo deje de respirar durante unos segundos y que el pánico se apodere completamente de todo mi ser - "¡Por favor Damian no! ¡Noooo!" – grito en mi interior, mientras dejo que un gañido lastimero salga de lo más profundo de mi garganta antes de que la respiración se me pare de golpe y obligue a mi cuerpo a encorvarse y a comenzar a correr con más rapidez, dejando que el instinto animal se apodere completamente de mí.

Por desgracia, lo que ven mis angustiados ojos cuando por fin consigo llegar al límite de la línea de oscuros árboles no hace más que avivar mi miedo por la seguridad de mi pequeño sobrino. Ante mí, una mujer de cabellos dorados sostiene a Damián en sus brazos y, a pesar de que viste con el característico uniforme del departamento de policía de la ciudad, mi olfato, agudizado por la tensión de la situación, me confirma de forma indudable los olores que emana la mujer; un suave aroma a rosa silvestre que la destaca como ser único para mi y otro… uno que hace que gruña con fuerza según me acerco, el característico olor a viejo, a decadente de los chupasangres.

La certeza de que un maldito Hijo de la Noche sostiene entre sus brazos a mi pequeño, no hace sino enloquecerme al momento, demudando mi rostro a una expresión agresiva, mostrando mis dientes al tiempo que mis ojos se convierten en dos pequeñas rendijas - "¡Ataca! ¡Muerde! ¡Desgarra!" – mi parte lobuna me impele a abalanzarme contra ella, contra aquella mujer y acabar con su no-vida sin importarme la Clave ni sus estúpidas normas. Pero entonces, otro olor, un olor más almizcleño, más familiar hace su presencia, al tiempo que el sonido de patas corriendo se hace mucho más evidente dejándome claro que un congénere mío se está acercando desde el bosque.

Con desconfianza en mi mirada, sin relajar mi rostro ni un solo segundo, veo cómo la agente de policía deposita a Damián en el suelo, quien se aproxima corriendo alegremente ajeno a lo que se está desatando a su alrededor - ¡Tito Einar!, ¡Tito Einar! Es una policía, una policía - su voz, alegre y excitada por haber estado en brazos de un agente de la ley me llega clara, al igual que la voz de la mujer, aunque en un tono de desprecio que no me pasa para nada desapercibido. Justo en cuanto noto el abrazo de mi sobrino, coloco mi brazo izquierdo en su cuerpecito, apretándolo con fuerza contra mi pecho, protegiéndolo instintivamente de aquella chupasangres, viendo claramente la aparición del otro licántropo, en su forma animal, fijando mi mirada en la suya, estableciendo ese conocimiento mutuo que nos une como especie y que hace que las manadas funcionen de forma tan coordinada. Al momento veo su dolor, siento su dolor en mi, pues está claro que la herida de su cuarto trasero le está haciendo sufrir, una herida que no tardo en relacionar con el disparo, un disparo que sólo puede proceder de la vampiresa. Pero también veo en su enrabiada y dolorida mirada, el odio, la rabia ciega de aquellos que se dejan llevar completamente por nuestra naturaleza animal y que ahora mismo me muestra a un animal herido y enojado con el que no se puede razonar - ” Y ahora ¿qué? Einar… ese pobre desgraciado no sabe lo que hace y seguramente esa jodida sanguijuela ha sido la causante… Debes proteger a Damián… debes protegerlo a toda costa… aunque ello te comporte la muerte" -. Mis pensamientos están claros, lo que veo no tiene duda, la vampiresa ha atacado al licántropo, lo ha herido y ahora su rabia desatada lo ha cegado y no dudará en atacar a cualquier cosa que esté delante, sé lo que pasará, pues lo he vivido y lo he hecho.

Aferrando con fuerza a mi sobrino contra mi pecho, notando al instante el agudo dolor de mis colmillos al agrandarse, permito que un aullido animal, un aullido cargado de rabia de desafío surja de lo más profundo de mi ser, llenando el aire fresco del parque, elevándose hacia la bóveda celeste, consiguiendo captar completamente la atención de mi congénere, quien detiene su avance para mirarme amenazante, dispuesto a abalanzarse sobre mi en cualquier momento.

Lentamente, con movimientos precisos, sin apartar la mirada ni un solo instante del gran lobo, desafiándole a que se atreva a atacar a mi manada, bajo al pequeño al suelo acompañándolo con mi brazo para que se quede detrás de mí, protegido de los dos enemigos que tengo ahora mismo a escasos metros de mi - Nei, Bror… – le digo en tono amenazante al lobo, tras gruñir ligeramente y sacudir negativamente la cabeza, antes de desviar mi mirada a la rubia - ¿Qué no es seguro? ¡Vaya…! No lo había notado… – le respondo con tono sarcástico al tiempo que tenso todo mi cuerpo preparándome para recibir el ataque del licántropo y contraatacar al momento, porque lo que tengo muy claro es que no va a parar hasta que su sed de sangre y de venganza se vea saciada - "Cosa que solo pasará cuando haya acabado con alguno de nosotros… " - me recuerdo a mi mismo pues de sobras lo sé.



avatar
Mensajes : 94

Reliquias : 480

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

What being family really means.
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
Sus labios, perfectamente delineados en un escarlata tan intenso como la mismísima sangre, se curvaron en una sonrisa socarrona mientras alzaba la barbilla en una mueca desafiante. Observó con cierta diversión como el licántropo protegía al niño tras él Qué simples que eran... si hubiera querido matarlo lo habría hecho minutos antes, cuando su tío lo había dejado solo. - Esta pelea no te concierne.- Alegó antes de sacudir la mano despectivamente. - Vete y llévate al crío.- Y dicho esto chasqueó los dedos un par de veces, llamando la atención del enorme lobo. - Vamos a ver, Rigoberto.- Aquellos enormes ojos lupinos se alejaron del hombre para clavarse en ella, reflejando el odio que les otorgaba los de su especie.

- Sé que tu cerebro de chucho sarnoso no puede procesar mis palabras, pero lo voy a intentar otra vez.- El ser tomó impulso para lanzarse sobre la rubia en lo que ella habría catalogado como el ataque más predecible de la historia y que no le costó esquivar. - ¿Por qué proteges a un asesino?- No era capaz de entender por qué seguía protegiendo a aquel traidor, por más parabatai que hubieran sido en una vida pasada. No dejaba de ser un seguidor de Valentine, un miembro del Círculo, un cazador de sombras corrupto que odiaba a los subterráneos y que se había creído con derecho de arrebatarle la vida a uno de los seres que tanto había jurado proteger... a una humana. - Él también te odia a ti.

Vele, eso había sido un golpe bajo, lo reconocía. Sin embargo, él debía saber que ya no le unía nada con el que fuera su mejor amigo. Una parte de ella sentía cierta empatía por el hijo de la luna. No era fácil salir adelante cuando el único mundo que él conocía se estaba derrumbando cual castillo de naipes frente a una ventana abierta, cuando eras rechazado por todos aquellos que dijeron que siempre te apoyarían... no, definitivamente era muy difícil. Ella lo sabía muy bien. No obstante, él tampoco había sido una buena persona y merecía el dolor que otorgaba el repudio de los suyos.

- Pero no es tarde para ti,- Su voz sonaba convencida, firme. - El Praetor Lupus te puede ayudar. Sólo dime su nombre.- Había oído hablar de ellos aunque todavía no entendía muy bien cuál era su funcionamiento o su jerarquía. Caminaba de espaldas manteniendo el contacto visual con el licántropo, procurando alejar al animal del hombre y del pequeño. Siendo sincera, le importaba tres pepinos lo que le pasase al mayor, mas el crío era sagrado. Nadie hería a un niño estando ella presente.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 967

Reliquias : 840

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco

La voz desdeñosa de la chupasangre solo consigue que mi rabia se acrecente, y su gesto despectivo no hace sino confirmar mis sospechas de que ella ha provocado a mi congénere, cosa que compruebo en cuanto oigo como lo llama con ese nombre tan sarcástico. Seguramente tiene toda la razón del mundo y esta no es mi pelea, pero esa enemistad ancestral entre nuestras especies no hace sino que mis simpatías hacia el lobo se agranden y que me niegue irracionalmente a moverme, a largarme de ahí, pese a estar poniendo en peligro la seguridad de mi sobrino, a quien puedo notar pegado a mi cuerpo, seguramente experimentando una peligrosa mezcla de curiosidad y fascinación ante la aparición del enorme lobo y la reacción de la agente de policía y mías.

Al momento veo al pobre lobo herido lanzarse en un ataque sin éxito, producto de la ceguera que seguramente le está provocando la rabia, el dolor y los constantes ataques verbales de la rubia, quien no duda en usar los términos típicos despectivos que todos los subterráneos utilizan para burlarse de nosotros. Lo que no me esperaba era la siguiente pregunta de la vampiresa - "Un momento… ¿Proteger a un asesino? ¿De qué coño va todo esto?" – pienso al instante, empezando a creer que quizás he malinterpretado toda la situación y esto no es una simple riña entre enemigos ancestrales.

Atento a lo que pueda ocurrir, sin dejar de estudiar cuidadosamente los movimientos de ambos contrincantes, mantengo una mano sobre la espalda de Damián, intentando mantenerlo junto a mi y tranquilizarlo, ya que después del ataque fallido del lobo he notado como su cuerpecito comenzaba a temblar de miedo.

Y como si quisiera demostrarme que mi primera impresión había sido totalmente desacertada, la mujer continua hablando, mencionando concretamente al grupo al que pertenezco, a los Praetor Lupus. En cuanto escucho ese nombre salir de sus labios, no puedo evitar llevar mi mano libre al pecho y sujetar con fuerza la medalla que me acredita como miembro de ellos, sacándola inconscientemente de debajo de mi camiseta, dejándola bien visible junto con la otra cadena que siempre porto conmigo. Realmente no sé porqué narices lo he hecho, quizás para demostrar que aquí mismo hay quien puede ayudar a mi hermano herido, o simplemente para molestar a la vampiresa en caso de que todo sea una burda mentira para conseguir la información que por lo visto está intentando sacarle al licántropo. Pero sea como sea, he puesto mi carta sobre la mesa y las consecuencias pueden ser buenas o malas, dependiendo de si el lobo decidirá atacarme o no, de si ella está mintiendo o no y de si acabo de sentenciar a muerte a mi sobrino o no.  



avatar
Mensajes : 94

Reliquias : 480

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

What being family really means.
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
Las orbes zafiro de la inspectora se encontraban clavadas en el inmenso lobo, alerta ante otro posible ataque, sin embargo, no le fue pasado desapercibido cómo el hombre había sacado a relucir su distincitva medalla. Winter ladeó la cabeza ligeramente, sonriendo como una niña pequeña. El licántropo descarriado tenía la oportunidad de redimir su negra alma, corrompida por la doctrina del Círculo y años de cruentos asesinatos. - ¿Lo ves? No estás solo.- Hizo un gesto hacia el miembro del Praetor Lupus.- Pero dime su nombre, necesito saberlo. Debe pagar por lo que hizo.- La figura del can comenzó a desvanecerse, tomando forma de silueta humana arrodillada en el césped.

-Pero lo matarás.- Dijo el recién convertido con voz rasposa. - O si no... La Clave se ensañará con él.- Winter tragó saliva, sin saber bien que decir. - Él mata a personas inocentes... mata a humanos.- Los ojos verdes del muchacho se posaron en ella y le dedicó una sonrisa triste. - Tú eras aquella muchacha, ¿verdad? La del callejón y el brujo. - La rubia asintió quedamente antes de echarle una mirada fugaz al rubio, pidiendo su intervención. - ¿Cómo acabaste convertida en esto...?- Suspiró con fuerza, negando repetidas veces con la cabeza. - Ya todo da igual, el Praetor no puede hacer nada por mí. He matado a demasiados subterráneos, he matado a tantos hijos de la luna... nadie querrá darme una segunda oportunidad.

- Eso no lo sabes con certeza, casi ningún licántropo está libre de pecado.- Se encogió de hombros, restándole importancia al asunto. - Muchos atacan en sus primeras transformaciones... No creo que te juzguen. - O al menos no mucho. pensó teniendo en cuenta que él era un ex miembro del Círculo que había asesinado por mera ideología, no por perder el control debido a su maldición demoníaca. - ¿Tú que opinas, miembro del Praetor? ¿Lo puedes ayudar? - Le estaba costando todo su autocontrol ser amigable con el recién convertido hijo de la luna.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 967

Reliquias : 840

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco



Sea como sea, mi pequeño gesto no pasa desapercibido a la policía, quien no tarda en señalarme con un gesto, indicando a mi herido congénere que hay un miembro de los Praetor aquí mismo. Y por lo visto tampoco al lobo, quien no tarda en volver a su forma humana, haciendo que un escalofrío y un sudor frio recorra mi cuerpo al momento, pues el pequeño grito de sorpresa que suena a mis espaldas indica claramente que mi sobrino está siendo testigo de algo que jamás debería haber visto - "De puta madre… Ahora a ver qué cuento le explicas para que no vaya hablando demasiado por ahí " –  pienso mientras acaricio con suavidad su espalda, intentando tranquilizarlo y deseando que no diga o haga algo que pueda empeorar una situación que parece estarse resolviendo sin violencia.

Mientras intento tranquilizar a Damián con mis caricias, no aparto la vista de los dos seres que parecen haber establecido una conversación entre ambos, lanzando así algo de luz sobre lo que ha pasado entre ellos y aclarándome que mi primera impresión era totalmente desacertada, que no se trataba de una jodida chupasangre molestando a uno de los míos con tal de divertirse, sino que mi congénere ha estado realizando y ayudando al Círculo, algo que le acarreará muchos problemas, demasiados.

Permanezco atento tanto a sus reacciones como al intercambio de palabras que se genera entre el hombre y la mujer, dos seres tan opuestos como el sol y la luna y cuyos destinos se han entrelazado de una forma dramática, con un final que está claro no será del agrado del hombre. Y es gracias a esta atención que no se me escapa el detalle de la mirada fugaz que me lanza la agente de policía, invitándome a participar en la conversación, con la esperanza de que entre los dos seamos capaces de controlar y sobretodo calmar al licántropo.

Las últimas palabras de mi congénere parecen estar dichas con sinceridad, como si realmente se arrepintiera de las muertes que ha cometido, y sobretodo porque parece creer que no merece otra oportunidad, algo que no comparto, pues siempre he creído en las segundas oportunidades- "Y en las terceras… todos nos equivocamos y todos merecemos otra oportunidad" – pienso antes de abrir mi boca para decir lo que opino al respecto. Sin embargo, la voz de la chupasangre no tarda en cortarme, provocando que un gruñido de advertencia brote de lo más profundo de mi garganta en cuanto escucho eso de que ”ningún licántropo está libre de pecado” - "¡Qué cojones sabrás tú de lo que tenemos que soportar los licántropos!, ya me gustaría a mi verte en nuestra situación…" – pienso notando realmente como la rabia hacia ella vuelve a crecer en mi interior. Si bien es cierto que perdemos la cabeza durante nuestras primeras etapas tras la transformación, no es algo que podamos escoger ni que deseemos hacer - "Nunca jamás en la vida deseé matar a mi familia, guapa. ¡No pude hacer nada! y cargaré con esa culpa el resto de mis días" – siento ganas de gritarle de abalanzarme sobre ella y hacerle entender a golpes que no somos capaces de controlarnos si no nos enseñan a hacerlo. Sin embargo, me quedo callado, escuchando como sigue hablando hasta que finalmente, me lanza dos preguntas claras y directas.

Dirigiendo ahora mi atención hacia ella, haciéndole saber con mi lenguaje corporal, por la frialdad de mi mirada que no apruebo muchas de las cosas que ha dicho, ni mucho menos los comentarios generales que está lanzando, decido responderle - Claro que puedo – le escupo las palabras con toda la frialdad de la que soy capaz, antes de dirigir mi mirada a mi congénere - Todos hemos hecho locuras – continúo hablando, ahora usando un tono más sereno, más relajado, conciliador - Y todos merecemos otra oportunidad en la vida para poder paliar el daño que nuestras acciones hayan provocado – mientras le hablo, llevo mi mano de la espalda de mi sobrino hacia delante, indicando al pequeño con un rápido gesto que se quede donde está, mientras doy un paso hacia el lobo, con las manos a los lados y los brazos ligeramente elevados, demostrándole así que no quiero atacarle, que no soy una amenaza para él - Noto tú dolor Bror, sé que sufres. Déjame ayudarte, deja que me encargue de esa herida de bala, y luego hablaremos de las heridas de tu interior – continúo diciéndole pausadamente, mientras poco a poco voy alejándome de mi sobrino para acercarme lentamente al hombre arrodillado.

Mientras lo hago soy plenamente consciente de que me la estoy jugando, de que todo puede cambiar en décimas de segundo y de que no estoy apartando al pequeño del peligro. Pero no tengo otra alternativa si no quiero que el pobre desgraciado haga algo que lo condene definitivamente, que provoque su ejecución aquí mismo, delante de todos. Solo espero que, en caso de que pierda el control, me ataque a mí, y la agente saque a mi sobrino de la zona antes de que sea demasiado tarde.  






avatar
Mensajes : 94

Reliquias : 480

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

What being family really means.
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
La empatía y la dulzura habían sido dos de los atributos más notables en la primogénita de los Rosewood, sin embargo, ahora estaba haciendo un esfuerzo increíble por mostrar un mínimo ápice de amabilidad para con el licántropo. Con el herido al menos, porque con el rubio ni se molestaba en esconder sus muecas de desagrado. Mientras el hombre que según Winter parecía recién sacado de uno de los pueblos de la antigua Escandinavia hablaba, ella se mantuvo impasible a un lado. Lo mejor que podía hacer era dejar que el hombre del Praetor ayudara al pobre diablo, de esa forma matarían dos pájaros de un tiro: sentiría la confianza necesaria como para delatar a su ex parabatai y además, volvería a enderezar su caótica vida. Un chucho problemático menos en la calle.

El muchacho parecía escuchar atentamente al vikingo (Winter no se sabía su nombre), no obstante, de tanto en tanto se giraba para mirarla fijamente y comprobar su situación. La inspectora frunció en ceño, ni que fuera una cobarde como para ir apuñalando por la espalda. El ladrón se cree que todo el mundo es de su misma condición. recordó el dicho que solía repetirle su abuela. Cómo él había sido uno de esos traidores que juegan sucio, esperaba que los demás lo fueran. ¡Por favor! Ella no estaba cortada de ese patrón. Aunque no negaría que no se arrepentía de haberle pegado el tiro, por canalla.

Cuando el rubio comenzó a acercarse al cachorro, la primogénita Rosewood última White dio dos pasos hacia el niño haciéndole un movimiento con la mano para pedirse que se quedara donde estaba, apoyando así la orden de su tío. Lo último que quería es que un niño pagara las guerras de los adultos. - La bala sigue dentro. Por el movimiento deduzco que no se ha roto el hueso. - El muchacho le dedicó una expresión que decía "¿Y de quién es la culpa?". - Con sacársela bastará para que sane.- Se encogió de hombros. - Lo dices como si fuera un camino de rosas. - Farfulló el antiguo shadowhunter, sin apartar la vista del miembro del Praetor. El castaño alzó el dedo índice en dirección a la policía, como si le estuviera mandando un ultimátum. - Después de esto estamos en paz.- Winter alzó las cejas, sorprendida e indignada a partes iguales. - No es lo mismo. Tú sigues vivo. A mí me matasteis.

La culpa cruzó los ojos del chico, tratando de soportar la angustia que le generaba haber roto el mandamiento que le hiciera al Arcángel Raziel un par de décadas antes. - No lo pude evitar...- La inmortal se encogió de hombros, restándole importancia. - Pero tampoco fui a denunciarlo. Lo siento. Realmente lo hago.- Miró al lobo mayor. - Yo no sabía que ser subterráneo fuera tan duro... de verdad. Pensaba que eran monstruos sin compasión. - Su respiración comenzó a entrecortarse, haciendo que su voz fuera menos y menos audible. - No seas tan duro contigo mismo, Rigoberto. - El nombrado la observó con los ojos entrecerrados, intentando parecer enfadado. - Nunca es demasiado tarde.- Le dedicó una tenue sonrisa, en un intento silencioso de darle ánimos pues pronto se llevaría a cabo la extracción de la bala. Trataba de entretenerlo para que así no se enfocará en el dolor que provocaría el abrir de la herida.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 967

Reliquias : 840

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
Intentando ocultar el nerviosismo que realmente siento, sigo acercándole lentamente hacia el licántropo. Seguramente, de no haber estado aquí mismo mi sobrino no me sentiría tan nervioso, pero he de reconocer que es la primera vez que me encuentro en esta situación, y a cada paso que doy, el temor de que la historia se vuelva a repetir, de que vuelva a perder a un niño a mi cargo no hace sino aumentar mi ansiedad y sobretodo que ciertas imágenes comiencen a formarse en la periferia de mi mente, imágenes de mi primera luna llena y cómo me marcó para el resto de mis días.

Por ese motivo sigo con las palmas de mis manos hacia arriba, haciéndole ver que no voy armado, algo cierto pues no estoy tan loco como para llevar a mi sobrino al parque portando un arma, y que no deseo hacerle el menor daño. Pero está claro que no se fía ya que no deja de lanzar miradas a la chupasangres - "Joder, y con toda la razón del mundo… ¿te fiarías de una jodida sanguijuela que acaba de dispararte?" – me recuerdo a mi mismo, sabiendo que yo actuaría exactamente igual en la misma situación que el pobre desgraciado.

Según voy acortando la distancia que me separa del herido, escucho cómo la rubia vuelve a hablar, y por la dirección que trae el sonido de su voz sé que se ha acercado algo a mi sobrino, cosa que no sé si me tranquiliza o me pone aún más nervioso puesto que no la conozco de nada y podría utilizar al pequeño como un simple tentempié, como una pequeña bolsita de sangre para recuperarse, aunque si hubiera sido esa su intención habría podido hacerlo en el momento en que Damián terminó en sus manos por mi estupidez al quedarme dormido en el parque en vez de estar vigilándolo.

La verdad es que cada vez entiendo menos la relación que tienen los dos desconocidos. Si bien al principio pensaba que simplemente era que la vampiresa había decidido enojar al licántropo, según van hablando, me queda bien claro que se conocen de mucho antes. Que él fue tan estúpido como para aliarse con los oscuros me lo habían dejado bien claro los dos, y que ella necesita el nombre de alguien que él conoce, también. Lo que hace que me frene un instante, es oír el comentario de la policía ese ”A mi me matasteis”. Esa afirmación por parte de la vampiresa me sorprende sobremanera - "¿Pero qué cojones? ¿Cómo que la mataron? ¿Y qué es eso de que no fue a denunciarlo…? ¿Qué cojones pasa entre estos dos?... Al final va a resultar que eran pareja… " – no puedo evitar pensar, sabiendo que ése último pensamiento es totalmente ridículo, pero no he podido que la ironía acuda a mi mente para recodarme que realmente soy un auténtico ignorante, que aquí el que está fuera de lugar y de contexto soy yo.

Tras reiniciar mi acercamiento con esos pensamientos en mi cabeza, no puedo evitar notar la mirada de mi congénere clavarse en mis ojos, al tiempo que me lanza una frase llena de un significado que no me gusta lo más mínimo y que consigue que me vuelva a detener unos segundos para devolverle una mirada un tanto más fría de lo que debería haber sido al tiempo que un bufido de desprecio surge de mis labios - ¿Monstruos? Es tan fácil criticar y atacar aquello que no entendemos… – suelto en tono serio lo suficientemente alto como para que mis palabras también lleguen a la chica - ”Ponte en mis zapatos para entender mis pasos” – añado antes de volver a ponerme en movimiento llegando finalmente a su lado mientras ella continúa hablándole.

Una vez junto a él, me arrodillo para observar el agujero que ha dejado la bala en su ropa, constatando que se trata de un disparo limpio y que, como bien afirmara ella momentos antes, la bala ha quedado alojada en el interior de la pierna del hombre. Con cuidado, rasgo la pernera del pantalón, observando bien la herida sangrante, no sin ser capaz de sentir en mis propias carnes el dolor que ahora mismo debe estar sintiendo - Skit..., tenías que dispararle con balas de plata… – le recrimino a la vampiresa tras soltar un gruñido - Lo siento Bror, te va a dolor a rabiar – le digo a él mientras pongo mi mano sobre su hombro para transmitirle mi apoyo - Eres consciente de que no podré sacársela yo Ikke sant? – añado posteriormente mientras dirijo mi mirada a la agente de policía.

Está claro que es imposible que yo sea capaz de sacar una bala de plata, pues mi condición de licántropo me impide tocar dicho elemento sin tener que sufrir las consecuencias. En caso de necesidad extrema lo haría, sin dudarlo en ningún momento, pero en este caso solo conseguiría causarle todavía más dolor al no poder extraerla de forma rápida y segura. Así, sin pensármelo mucho y guiado por la camarería que me une a mi congénere a pesar de que haya obrado en contra de las normas, no dudo en cargármelo sobre el hombro antes de incorporarme para dirigir mi mirada, que vuelve a tornarse fría, a la chupasangre - No podemos hacerlo aquí. Y dudo mucho que quieras dejarlo aquí… ¿tienes algún sitio al que podamos llevarlo para curarlo? o ¿me lo llevo a nuestra base en donde tendrás la agradable compañía de más de los míos? – acabo de decirle con una sonrisa burlona y voz sarcástica, pues estoy seguro de que no querrá perder la oportunidad de sonsacarle toda la información que por lo visto necesita y que no creo que le guste estar en la base de los Praetor rodeada de licántropos.

Tras lanzarle esta pregunta me quedo esperando su respuesta, sabiendo que sea cual sea su respuesta me tendré que enfrentar a un pequeño problema de unos pocos kilos de peso y cuya mirada, completamente asombrada y curiosa por lo que está pasando, se mantiene clavada en mí. Pues sea donde sea que decida que lo lleve, tendré que llevarme a mi sobrino algo que no me hace ni pizca de gracia.


avatar
Mensajes : 94

Reliquias : 480

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

What being family really means.
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
La expresión de Winter se tornó sardónica. - ¿Qué iba a dispararle sino?- Alzó una mano interrogante. - Es el único material que os hiere.- Recriminó con cierta molestia, como si en vez de hablar sobre arrebatar la vida de una persona estuviera hablando sobre la molesta ola de calor que azotaba Nueva York. Una cosa estaba clara, la inspectora estaba mostrando una faceta cínica nunca antes vista. Ni siquiera por ella misma. - ¡Por favor! ¡Cuánto drama! Puedo hacerlo yo.- No sería la primera bala que extraería y a diferencia de las anteriores veces, esta vez no le importaría hacer más daño del necesario a su portador. Sin embargo, antes de que pudiera siquiera hacercarse al ex cazador, el rubio lo cargó como si fuera un mero saco de patatas. Rodó los ojos, presa de la molestia. ¿Hacía falta tanto  melodrama?

Las palabras del vikingo, lejos de amilanarla, la hicieron esbozar una sonrisa malévola. - Por favor...- Empezó la frase, empleando un fingido tono afligido. - No estoy segura de poder aguantar el olor de tanto chucho junto.- Hizo una mueca de desagrado. - Porque bueno... no me da miedo meterme en la sede del Praetor. Tenía entendido que los integrantes del Praetor están acostumbrados a los vampiros, ya sabes, por eso de que también nos ayudan a encontrar clan.- Aunque viendo tu poca profesionalidad, intuyo que los del Praetor están muy desesperados por conseguir miembros. Ya aceptan a cualquiera. pensó adquiriendo un semblante soberbio. - Sin embargo, te doy la razón. No me gustaría meterme allí. - En su voz centelleaba la sinceridad, transparente y fría como una placa de hielo.

Con aires resueltos, la inspectora acortó la distancia entre el pequeño y le dedicó una sonrisa dulce, carente de malicia. Él la miró con sus brillantes y bonitos ojos.- No dejaremos que te pase nada.- Y eso le sirvió para que el menudo le devolviera la mueca. - Podemos ir a mi piso. - A uno de ellos, más concretamente. - Mi coche está cerca, será mejor para el herido.- Y no era mentira, con cada paso que el rubio daba, la cara del muchacho parecía compungirse más. Ahora sí que empezaba a sentir pena por él.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 967

Reliquias : 840

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
Por su forma de hablarnos, de actuar, está claro que no soporta a los licántropos. Sé que no debería sorprenderme pues lo llevamos en los genes como aquel que dice. Los demonios que nos crearon por lo visto eran enemigos y eso hace que esa enemistad haya quedado grabada en nuestra memoria genética, por llamarlo de alguna forma. Pero eso no quita que no tenga un poco de delicadeza con el pobre herido y más cuando está claro que está dispuesto a ayudarle, a decirle ése nombre que tanto desea conocer.

Y por lo visto no tiene ninguna intención de mostrar ningún tipo de empatía hacia ninguno de los dos, pues al momento me suelta otra burla junto con una mueca de desagrado que veo perfectamente al encontrarme mirándola a los ojos, cosa que me provoca soltar un bufido molesto antes de que continúe con su monólogo sobre las funciones de los Praetor - "¡Venga ya!, ¿Ahora me vas a regañar por mi comportamiento contigo?. Está claro que todavía no me conoce y no sabe que no soy el típico beta obediente y sumiso. ¡Qué le vamos a hacer…! " – pienso mientras decido morderme la lengua y no soltarle ninguno de mis comentarios más mordaces por culpa de la mirada clavada en mi de mi sobrino.

En cuanto comienza a moverse, la sigo, no sin sentir cierta incomodidad al ver cómo se acerca a mi sobrino, aunque pronto me queda claro, por su forma de dirigirse a él, que no le va a hacer ningún daño. De hecho Damian, no tarda en sonreírle e incluso le ofrece su manita para que ella se la coja y le lleve hacia el coche - – Damian, ¿Qué te tengo dicho de los desconocidos? – le suelto en tono serio en cuanto veo su gesto. Al momento, mi sobrino se gira para mirarme con cara un poco desconcertada – Pero no es una desconocida, es policía y tú siempre me dices que tengo que hacer caso a la policía - me suelta el jodido crío soltando una verdad aplastante - "Joder, está visto que mis charlas sobre obedecer a la policía le han quedado demasiado bien claras…" – pienso molesto al ver la escena, pues el pequeño no se suele ir con desconocidos, pero por lo visto la rubia le ha caído bien ya sea por la forma que tiene de tratarlo o simplemente por el hecho de ser policía. La cuestión es que, quiera o no quiera, me veo obligado a seguirla hasta su coche cargando con el hombre herido mientras ella disfruta de la tierna compañía de mi sobrino, cosa que hago, de muy mala gana, pero que termino haciendo en silencio.


avatar
Mensajes : 94

Reliquias : 480

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

What being family really means.
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
Observó como el pequeño alzaba su manita hacia ella, demostrando que confiaba en ella lo suficiente como para dejarla guiar sus pasos. La ternura anidó en su pecho, extendiéndose como un cálido manto hasta llegar a su muerto corazón. Con sumo cuidado tomó la diestra del niño, sin romper la dulce sonrisa que le había dedicado segundos antes. - Te llamas Damian, ¿verdad?- El crío asintió feliz y la rubia hizo una exagerada reverencia, como si tratara con un rey. - Yo soy la inspectora White, pero llámame Winter. - Por un momento se preguntó por qué el niño parecía tan feliz de tenerla al lado, hasta que la voz del vikingo la iluminó. ¿Por qué los críos admiraban tanto a los policías? La inmortal giró ligeramente el rostro, dedicándole por encima de su propio hombro una sonrisa socarrona al rubio. -Se las sabe todas. - Afirmó antes de soltar una pequeña risilla.

Llegaron a los lindes del parque y Winter dio un giro en sus talones, encarando a los dos licántropos. - Señores, habrá que caminar una manzana. El problema es que habrá humanos a los que seguramente les extrañará que llevemos a un muchacho malherido, así que hay que darse prisa. Voy a advertir a mis compañeros de la policía, así si alguien da el aviso no vendrá ningún agente. - Miró al niño con una expresión afable. - Dami, ¡hop!- Avisó antes de agarrarlo en brazos sin apenas esfuerzo. Él pareció divertirse por el pequeño zarandeo. Era increíble como la maldición vampírica no había cambiado su afecto por los niños.

Caminaron a toda mecha por un par de transitadas calles, a su paso, los humanos les dedicaban miradas interrogantes. Winter no estaba acostumbrada a tanta atención y deseaba que todo aquello acabase cuanto antes. - Ese es mi coche. - Pasó todo el peso del pequeño a un brazo para poder desbloquear con la otra el vehículo. Colocó al infante en el sillón del copiloto y se apresuró a abrir la puerta trasera para que el rubio metiera al herido en ella. - Ponte a su lado, podría transformarse y tú eres el único que podrá calmarlo. - Posó la diestra en la frente del licántropo. - ¡Por Di-dio- dio...! - ¿Por qué intento decir la dichosa palabrita?- ¡Córcholis! ¡Está ardiendo!- El joven gimió aliviado. - No quites la mano, que está fría.

- Apóyate en la ventana, no tardaremos. - Por primera vez, su rostro poseía una expresión de desasosiego. Ya no parecía tan orgullosa de haberle disparado al ex cazador. Cuando todos hubieron subido al coche, la inspectora encendió el motor y prácticamente voló por las calles hasta llegar al piso donde hacia un par de años había vivido con él. Volvió a cargar al crío y se internó en el bloque de pisos, subiendo las escaleras de dos en dos. Abrió la puerta principal, dejándole paso al vikingo quien tornaba a cargar con el castaño. Un hedor a azufre invadió sus fosas nasales y por un segundo, sintió nauseas. - ¿A qué demonios huele?- Preguntó dejando al niño suavemente en el suelo para abrir las ventanas de la pequeña sala de estar. Entonces lo entendió. A eso olía. A Demonio. Cuando había sido humana no había sido capaz de captar el olor demoníaco de Reeve, pero ahora con los sentidos más desarrollados, podía apreciar la pestilencia. - Ponlo en el sofá.- Le indicó al miembro del Praetor con una mueca de asco que ya no tenía nada que ver con ellos. - Voy a traer el botiquín.- Y dicho esto desapareció por el pasillo.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 967

Reliquias : 840

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco

Seamos realistas, ver a una jodida sanguijuela llevar de la mano a mi sobrino y hablarle de forma tan cercana me estaba carcomiendo por dentro, haciendo que la rabia empezara a bullir con fuerza en mi interior pues siempre me he esforzado por apartar a los míos de cualquier peligro y eso significa mantenerlos alejados de cualquier subterráneo. Pocos, fuera de mis compañeros del Praetor, saben de mi familia y siempre que querido que así fuera - "Y ahora una depredadora lo lleva de la mano como si fueran familia…" – pienso sin poder evitar que mi rostro demuestre el enfado que ahora mismo siento.

En cuanto ponemos un pie en la acera, habiendo cruzado ya el parque, la rubia se gira hacia nosotros y me apremia con su charla para que nos movamos lo más rápido posible, algo que pienso hacer porque quiera o no mi congénere es una carga a fin y al cabo - "¡¿Dami?!, ¿Le ha llamado Dami a mi sobrino? ¡Pero qué confianzas son esas!" – pienso mientras mi rostro adquiere un aspecto atónito causado por la incredulidad de que la vampiresa esté siendo tan cercana al pequeño. Aunque esa mueca dura poco, pues pronto suelto un bufido de desagrado pues estoy casi seguro que su única intención es la de fastidiarme tratando así al chiquillo.

Como tampoco podía hacer gran cosa al respecto, y estaba claro que Damián se estaba divirtiendo mucho con la agente, no me queda más remedio que seguirles con toda la rapidez de la que soy capaz, eludiendo las miradas de asombro que nos lanzan los transeúntes que se cruzan a nuestro paso. Está claro que ella ya se ha encargado de que la policía no haga acto de presencia y nos ponga en una situación difícil, pero los Shadowhunters, ésos sí que nos pueden poner en un grave aprieto, aunque siempre puedo alegar que lo estamos llevando a la base de los Praetor por ser un licántropo nuevo - "¡Qué iluso que eres!... como si los Cazadores no conocieran a todos los licántropos conocidos…" – pienso con ironía sabiendo que si aparecen ellos vamos a tener un problema.

Por suerte conseguimos llegar a su coche sin más problemas, agradeciendo el poder soltar al herido en la parte trasera del coche – Es la puta plata… como la bala se haya astillado ese jodido veneno ya le estará circulando por todo el maldito cuerpo – le suelto tras escuchar su exclamación. Está claro que el castaño cada vez está más afectado y me ha sorprendido el tono de genuina preocupación que ha surgido de sus labios. Por lo visto necesita la información y ahora mismo se ha dado cuenta de que quizás no fue una buena idea dispararle balas de plata.

Con rapidez tomo asiento en el coche - Damian, ponte el cinturón – le digo con el tono tranquilo que suelo usar con mi sobrino – Venga, Bror, no te duermas, no puedes rendirte ¿me oyes? – le digo seguidamente al herido, sacudiéndolo suavemente de los hombros en un intento por mantenerlo despierto – Pronto te sacaremos esa mierda de tu cuerpo y todo mejorará, ya lo verás. Tranquilo que voy a estar a tu lado en todo momento – le digo sincero, usando un tono que denota la preocupación que realmente siento por él. Estoy seguro de que debe ser castigado, que ha obrado mal, que seguramente ha hecho muchas cosas imperdonables guiado por los oscuros, pero somos congéneres y no puedo permitir que pierda la oportunidad de enmendar sus errores.

Con toda la urgencia propia del momento, sigo a la agente White, pues desde que se lo dijera a Damián ya conozco su nombre y apellido. Quien lo vuelve a llevar en brazos mientras nos conduce de forma rápida a su piso. En cuanto abre la puerta, me adentro en su interior aunque no tardo en detenerme en seco, notando como todo mi cuerpo se tensa al instante y mis ojos recorren veloces el tenebroso interior, pues toda la estancia apesta a demonio – Tu lo has dicho… a demonios… – le respondo un tanto irónico a su respuesta, pues ese olor sulfuroso indica claramente la presencia de esos seres.

Con el ceño fruncido y los ojos entrecerrados, preguntándome seriamente si no me acabo de meter en la boca del lobo al haber seguido tan confiadamente a una desconocida que, para más inri es una jodida sanguijuela, la veo dejar al pequeño para seguidamente abrir las ventanas, haciendo que el aire fresco se adentre en la estancia aliviando ligeramente el hedor a azufre. Mientras lo hace, no dudo en buscar con mi mirada la de mi sobrino e indicarle con un movimiento seco de cabeza que se siente en una de las sillas que hay, cosa que el pequeño hace sin decir nada, pues sabe que en las casas ajenas ha de comportarse con educación.

Con cautela, dejo al castaño en el sofá como me ha indicado, sin poder evitar fijarme en su mueca de asco, algo que me confirma que no nos soporta, pues su comportamiento hacia mi sobrino ha sido completamente diferente al nuestro – Bror, ya está ¿vale?. Ahora te sacará la bala – le digo en un tono tranquilizador mientras me arrodillo a sus pies – La chupasangre te va a quitar la bala, y te va a doler de cojones, no te negaré que no va a disfrutar con ello. Toma agárrame la mano con fuerza y aprieta cuando te duela – añado empatizando con él mientras le ofrezco mi mano, la cual no duda en sujetar mientras me mira con sus ojos que desprenden una mirada clara de preocupación.

En cuanto la oigo aparecer por la puerta giro mi mirada hacia ella, y por primera vez desde que coincidimos en el parque lo hago con el brillo de la suplica en mis ojos, algo que jamás habría hecho con un vampiro si no fuera porque realmente lo necesito – Delante del pequeño no, vennligst – le pido tragándome cualquier burla o gesto de desagrado hacia ella que pudiera albergar, pues no quiero que Damian esté presente mientras hacemos lo que tenemos que hacer. Seguramente es una tontería impedir que aprenda qué es el mundo real, pero considero que todavía es demasiado joven y que tiene derecho a disfrutar de una infancia feliz, algo que ni su madre ni yo tuvimos realmente.


avatar
Mensajes : 94

Reliquias : 480

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

What being family really means.
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
Alcanzó el botiquín, ahora se alegraba de haberlo cambiado hacía apenas un mes. Ese era el piso señuelo, el que los shadowhunters tenían anotado en los registros de subterráneos. Ronnie les había facilitado su dirección para que pudieran emboscar a Winter y Reeve aquella noche. Cerró los ojos momentáneamente, la rabia bombeaba con fuerza por sus venas y sabía que debía calmarse antes de entrar nuevamente al salón. Inspiró todo el aire que pudo, aún sabiendo que ya ni le hacía falta pues estaba muerta, sólo por costumbre y se encaminó hacia la sala de estar. - Para empezar, deja de ser tan malsonante. - Respondió fruncido el ceño mientras cruzaba el umbral de la puerta. - Hay un niño delante, por el amor de... Gandhi.- No había llegado a colocarse delante del licántropo herido cuando escuchó el ruego del vikingo. Sus orbes zafiro se clavaron con fuerza en él, moviendo la cabeza un par de veces a modo afirmativo.

- ¡Dami! ¿Quieres ayudarme en mi tarea de inspectora?- Por unos segundos el niño le dedicó una mirada esperanzada, luego recordó lo que tanto le había dicho su tío sobre comportarse en casas ajenas y optó por mirarlo a él en busca de permiso. - Tu tío no tendrá objeción alguna en que me ayudes a buscar los guantes del Ladrón de las Mil Caras. - Colocó el blanco maletín al lado de los lobos y volvió a dirigirse al pequeño, quien parecía intrigado. -  Es mi archienemigo y se divierte poniendo pistas delante de mis narices. Esta vez me ha dicho que ha escondido sus guantes en mi habitación. ¿Crees que podrás encontrarlos?- Damian se levantó de un salto, gritando un "sí" que retumbó en los oídos de la vampiresa. - Hay una lupa sobre el tocador con ella podrás ver las pisadas del suelo. Buena suerte, detective D.- Él pareció tomarse muy en serio su misión, pues tras indicarle que no le fallaría se fue derechito al dormitorio.

- Vamos allá.- Usando la alta velocidad que le proporcionaba su naturaleza vampírica, corrió hasta el herido. Hincó una rodilla en el suelo, rasgando la tela del pantalón para observar cómo de profunda era el agujero. Rebuscó en el botiquín hasta dar con unas largas pinzas, desinfectante y gasas. - Esto va a doler.- Afirmó introduciendo las tenacillas en la carne abierta hasta dar con la bala, que se había asentado entre el músculo y el hueso. - Esto curará en un periquete, ¡ya verás!- Mentira. La herida tenía una pinta horrorosa y para colmo la extracción del misil iba a ser de lo más doloroso. Le daba pena el chucho, de verdad que sí.

Dando pequeños tirones para no romper los ligamentos, sacó el plateado intruso y lo tiró sin cuidado en una de las gasas. Alzó la mirada del muslo del cazador para ver como llevaba toda la intervención... parecía a punto de sufrir un colapso, y con razón. Tenía la frente perlada de sudor, los ojos cerrados y con su diestra aferraba la mano del rubio con tanta fuerza que si hubiera llegado a ser un humano normal y corriente seguramente le habría fragmentado todas las falanges. Echó el desinfectante con cuidado, recibiendo en respuesta un quejido por parte del castaño. - Venga, sólo un poquito más.- Su voz era un suave murmullo cargado de una extraña dulzura que no estaba acostumbrada a sentir por los hijos de la luna, casi al instante sintió que los músculos del licántropo se relajaban. - Matthew.- Dijo entrecortadamente el castaño. - Matthew Blacktree es su nombre.

La inmortal levantó la vista del vendaje que se disponía a efectuar, tardando un par de segundos en entender de qué hablaba. Sinceramente, con tanta fiebre no era extraño que sufriera delirios, así que tuvo escuchar el resto de la frase para saber que estaba revelando el apellido del traidor. - Gracias.- Acabó de colocarle el clip que sostenía la gasa y le dio un par de palmaditas en la pierna sana. - Ya está, ya está. Ahora te daré un ibuprofeno para que te baje la fiebre.- Se levantó de un salto antes de dirigirse al miembro del Praetor. - Déjalo que descanse un poco, después yo misma os llevaré a donde haga falta.


Última edición por Winter J. White el Mar Sep 11, 2018 12:22 am, editado 1 vez



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 967

Reliquias : 840

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
Su nueva crítica a mi vocabulario me dicen que la rubia ha vuelto a entrar en el salón. La verdad es que nunca he medido mis palabras delante del pequeño, él ya sabe como es su tío, así que es algo de lo que no me he preocupado, de hecho lo incluso ha conseguido que, cuando él está en casa, me dirija a mi propia hermana en inglés y no en nuestra lengua materna, algo que al principio me molestaba pues para mi es una falta grave de respeto a la memoria de nuestra madre el que mi hermana no haya enseñado la lengua de nuestra progenitora a su hijo. Entiendo que no lo hiciera con la de nuestro padre, de ese maldito bastardo alcohólico de mierda, pero que lo haya hecho con la de madre, eso es algo que no le he perdonado a mi hermana. Aunque eso de “Gandhi” me deja un poco perplejo, pues no entiendo porqué ha utilizado ese nombre en una frase que todos conocemos y que termina con otro nombre totalmente distinto.

Tras mi ruego puedo ver cómo clava su mirada en mi, haciendo que no pueda ocultar la súplica que se vislumbra en mis ojos, algo que denota una debilidad que me fastidia enormemente demostrar a la vampiresa, pero que ahora mismo no puedo esconder, pues para mi lo más importante, lo que está por encima de todas las cosas es proteger a los míos, a mi familia y mi manada. Y como ahora mismo no dispongo de esta última, centro todos mis esfuerzos en proteger a mi hermana y su retoño. Por eso, en cuanto ella asiente y se busca una excusa para el crío, no puedo sino devolverle la mirada agradecido por su comprensión.

La verdad es que Damian tiene una facilidad inusual para despertar en mi ese sentimiento de ternura que tan pocas veces aflora a mi piel. Y no puedo evitar relajar mi rostro, y sonreírle mientras asiento con la cabeza a su mirada interrogante, esa en la que me pide permiso para ayudar a la inspectora en lo que pronto me aclara que se trata como una especie de ”búsqueda del tesoro”, algo ingenioso y que me hace ver que ella sabe cómo tratar a los niños. Lo que me hace surgir la duda de si ha sido madre anteriormente, porque en caso negativo debe ser muy duro ver a gente con familia, con hijos con la certeza de que jamás podrás tener el tuyo, a pesar de vivir cientos de años. Y más siendo testigo de la dulzura y cariño con el que trata a mi sobrino - "Deberías disculparte con ella por tu falta de educación" – me recrimino al ser consciente de que me he dejado llevar por las malas impresiones y los clásicos prejuicios.

En cuanto Damian abandona la sala, me centro en el castaño. Siento ahora más consciente del inusitado calor que desprende su mano, volviendo a mirarle con preocupación mientras dejo que sea la agente quien se encargue de los preparativos. En cuanto comienza a introducir las pinzas por la herida, noto como la presión que ejerce con su mano sobre la mía aumenta, llegando a límites casi inaguantables cuando comienza a mover las pinzas, supongo que intentando movilizar la bala para extraerla. Soltando un ligero gruñido, aguanto como puedo la presión de su mano, sintiendo que como siga apretando más terminará por fracturarme algún hueso. Algo que, la verdad sea dicha, no me preocupa mucho, pues seguramente en un día, a más tardar, estaré completamente recuperado gracias a nuestra gran capacidad de regeneración - "Pero eso no quita que no duela… joder… " – pienso apretando mis mandíbulas para no demostrarme más débil ante ella.

Durante todo el proceso me centro en el rostro del hombre, siendo testigo de las muecas de dolor, de la pérdida constante del color de su piel, la cual va tornándose más macilenta por momentos mientras una capa de sudor frío comienza a cubrirle la totalidad del rostro – Aguanta Bror, ya falta poco – intento animarlo, colocando mi otra mano sobre la que me sujeta, intentando infundirle ánimos, fuerza con ése pequeño gesto. Está claro que, en caso de que llegue a recuperarse, le va a quedar una bonita cicatriz como recuerdo del encontronazo con la rubia.

Finalmente, escucho a White anunciar el final de la operación, atreviéndome a desviar mi mirada hacia la herida, que luce realmente mal. Sin poder evitarlo, paso mi mirada de la pierna hacia el rostro de la mujer, pues ha demostrado una preocupación real por el herido, a pesar de haberme dejado bien clara su aversión hacia los de nuestra especie.

La voz del herido, casi inaudible, junto con la relajación de todo su cuerpo, la cual permite que pueda recuperar el control de mi mano, nos indica que está bien y que podrá recuperarse, por lo que, abriendo y cerrando varias veces mi dolorida mano, intentando que el riego sanguíneo se restablezca en ella, me incorporo lentamente, dejando al castaño tumbado en el sofá, con un ritmo respiratorio más normalizado.

Asintiendo a su comentario, me aparto del herido, dejándolo para que duerma y se recupere lo suficiente, antes de llevármelo con los demás miembros del Praetor, quienes sabrán mejor que yo qué hacer con él. En silencio, espero a que regrese con la medicación prometida, no sin antes agudizar el oído para comprobar que Damian sigue buscando algo que, por las exclamaciones que suelta, no logra encontrar.  


Takk, por todo… – le agradezco sincero, en cuanto la veo regresar a la estancia – No sé qué pasa entre vosotros realmente – añado mientras con un leve movimiento de cabeza señalo al castaño – y tampoco me importa, realmente. Pero te agradezco que le hayas ayudado y, sobretodo, que hayas sido tan amable con Damian – termino de decirle, sintiéndome algo extraño por hablarle en un tono más amable después de haberla estado tratando con burla y sarcasmo durante tanto rato. Pero lo que está claro es que le debo una disculpa, me moleste o no, y por mucho que me cueste, se la tendré que dar. Aunque también le pediré explicaciones sobre ese olor a demonio que impregna la totalidad de la estancia.


avatar
Mensajes : 94

Reliquias : 480

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

What being family really means.
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
Vaso de agua e ibuprofeno en mano, volvió a la sala de estar. El olor a azufre casi se había disipado del ambiente (aunque Winter sabía que no se iría tan fácilmente) dejando tras de sí la pestilencia que genera la sangre estancada y la carne abierta, la inspectora contuvo una mueca de asco por mero respeto mientras se acercaba al ex cazador y le ayudaba a tomarse la medicina. Su sexto sentido le decía que no tardaría en recuperarse mas le costaba mucho quedarse de brazos cruzados, así que pensó que sería buena idea ponerle un paño húmedo en la frente. La voz del rubio la sacó de su ensoñación, obligándola a girarse para poder mirarlo a los ojos. Ladeó la cabeza con un gesto muy peculiar, parecido al de un pajarito.

- No hace falta que me des las gracias.- Negó con la cabeza un par de veces, sonriendo tímidamente.  - Si está así es por mí.- Alegó dejando de lado que ella le había disparado creyendo que iba a atacar al pequeño. - Y sobre Damian... es un crío muy dulce y bueno, - De fondo el crío debatía en voz alta si las huellas que estaba siguiendo serían las correctas. Si Winter no hubiera sido una vampiresa ni siquiera hubiera sido capaz de oírlo pero gracias a su avanzado sistema auditivo pudo percibirlo, una risilla escapó de sus labios. - Ha sido muy divertido escuchar sus aventuras en el parque del cole.

Procedía a girarse para ir nuevamente a la cocina cuando el pequeño apareció en la sala agitando unos guantes blancos de cuero. - ¡Dami! ¡Los encontraste!- Aplaudió animada. - ¡Gracias a ti ese malechor irá a la cárcel!- El crío rió y Winter sintió su corazón aletear feliz. - ¡Te mereces una recompensa! Veremos...- Caminó a la cocina y rebuscó en los cajones hasta dar con una pequeña placa plateada, en ella rezaba "ayudante del NYPD". En la comisaría solían tenerlas para cuando los niños eran instados a testificar sobre algún altercado. Eran de clip y se podían poner y quitar sin mucho esfuerzo.  - En nombre del New York Police Department, muchas gracias detective D.- El niño, que la había seguido con la curiosidad que otorga la inocencia de la infancia, chilló conmocionado.

- Awwww, es tan precioso.- Damian le mostró su nueva chapa a su tío, sonriente a más no poder. La inmortal aprovechó que estaba en la cocina para poner en un cubo algo de agua fría con un chorro de vinagre de manzana  y  tras tomar un par de toallas se movió al salón de nuevo. - Dado a que ya no vivo aquí, no tengo nada que ofreceros. Sin embargo, mi ama de llaves pronto vendrá con un par de cosas. - Humedeció uno de los trapos y lo escurrió para acto seguido ponérselo al castaño en la frente. - Por cierto... si no es mucha molestia, ¿podrías decirme cómo te llamas?- Preguntó apartando la mirada del lobo delirante para clavarla en el miembro del Praetor. - Disculpa por hacer chistes sobre la capacidad intelectual de los lobos. Aún me estoy acostumbrando.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 967

Reliquias : 840

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
No se si me afecta más verla declinar mi agradecimiento de voz y gesto o ver la sonrisa tímida que me ofrece porque al fin y al cabo es una sonrisa y hasta hace unos momentos solo había recibido de ella insultos, recelos y malas maneras - "Aunque tampoco me he comportado debidamente con ella" – me recuerdo mientras la miro algo más relajado, aunque en cuanto me suelta lo de sus aventuras me vuelvo a poner tenso, pues si no me hubiera quedado dormido tumbado en el césped del parque, nada de esto habría pasado y ahora estaríamos ya en casa de mi hermana, esperando a que se bañara el pequeño para cenar y posteriormente meterlo en la cama – Ja, es demasiado bueno… – le comento con un ligero tono de culpabilidad en mi voz.

La voz de Damian, hace que dirija la mirada hacia la puerta por la que entra con la alegría de haber encontrado los guantes. Durante unos minutos permanezco de pie, callado, mientras observo la escena que transcurre delante de mis ojos, siendo testigo silencioso de cómo la vampiresa se gana la simpatía y el cariño del pequeño con su forma de tratarlo y con el regalo que le hace. Ver al crío tan contento, con ese brillo de emoción y felicidad en sus ojos,  hace que mi corazón se ablande, que sienta un verdadero arrepentimiento por la forma con la que he tratado a la rubia por lo que termino bajando la mirada al suelo avergonzado por mi comportamiento.

En cuanto escucho su “nombramiento” como ayudante del departamento de policía de la ciudad, levanto la mirada para encontrarme con esa enorme sonrisa de orgullo de Damian que vuelve a entrar en la sala mostrándome orgulloso su placa – Flott! – le digo con una amplia sonrisa de ternura en mis labios mientras se acerca para dejármela ver de cerca, revolviéndole el pelo con mi mano, después de agacharme para verla mejor, pues es justo lo que sé que quiere él, dejando que la rubia haga lo que quiera que se dispusiera a hacer con los paños y el cubo que traía en sus manos al regresar a la estancia.

Escucho su voz procedente de mi espalda y me dispongo a responderle para decirle que tampoco hace falta que se disculpe y mi nombre cuando veo como Damian se yergue como si fuera un soldado en formación y comienza a hablar en un tono que pretende ser serio - Se llama Einar Sørensen, es mi tito, vive conmigo y mamá en casa, llegó hace años de Rusia cuando papá murió para cuidar de mamá y de mi. Tiene una moto chulísima y me viene a buscar al cole con ella. Es muy bueno conmigo, aunque a veces habla raro… y dice muchas palabrotas - esto último lo dice en un tono más pilluelo y esbozando una sonrisa de oreja a oreja, cosa que hace que me haga el ofendido – ¿Qué hablo raro y digo palabrotas?, ¡Serás…! – le suelto mientras lo sujeto por los costados y comienzo a hacerle cosquillas. La verdad es que Damian consigue que saque ese lado cariñoso, tierno y relajado que creí haber perdido tras mi transformación y, a pesar de estar delante de la que hasta hace un rato consideraba una persona hostil, no me importa demostrar abiertamente esos gestos de cariño para con el pequeño.

Tras hacerle cosquillas unos minutos, dejando que su infantil risa me relaje y tranquilice, me incorporo seguidamente – Damian, me traes un vaso de agua de la cocina, vennligst – le pido dándole una palmadita en la espalda. En cuanto el pequeño sale de la sala, me giro hacia la agente de policía, sorprendiéndome al ver que le ha puesto un paño húmedo al chico en la frente – Tranquila, se pondrá bien… ya sabes que los “chuchos” somos duros… – le digo esbozando una sonrisa, usando esa palabra para que vea que tampoco hace falta que se disculpe ella por nada – Esto… solo una cosa… ¿no habrá ningún demonio por aquí, ikke sant? – me atrevo a preguntarle directamente aprovechando la ausencia del pequeño.

La verdad es que, desde que abrió las ventanas, el olor a demonio se ha disipado ligeramente, pero mi condición de licántropo me ayuda a saber que dicho olor está demasiado impregnado en el ambiente, que realmente un demonio ha estado viviendo en esta casa durante un buen tiempo y no me gustaría tener que volver a enfrentarme con ningún otro y mucho menos que mi sobrino se topara con uno de ellos.


avatar
Mensajes : 94

Reliquias : 480

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

What being family really means.
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
Winter observó como el crío se erguía en todo su esplendor, adoptando el pose que tantas veces ella había adoptado al vislumbrar alguno de sus superiores. Trató de imitar la expresión seria de Damian, asintiendo como solía hacer cundo algún agente le proporcionaba de información, sin embargo y sin que pudiese evitarlo, pequeños destellos de ternura flamearon en el azul de sus ojos.

- Pala... ¿palabrotas?- Preguntó parpadeando varias veces, conteniendo la risa que amenazaba con brotar de sus labios sin respeto alguno. - ¿Con qué palabrotas, señor Sørensen?- Preguntó con fingida desaprobación, meneando la cabeza de un lado para otro. - Muchísimas gracias, Detective Dami. Eres un chico muy valiente.- Por su parte, Einar, también simuló sentir cierta indignación por la acusación del pequeño para acto seguido hacerle cosquillas, provocando que la vibrante risa del nuevo detective inundara la sala como el aleteo de un pájaro. Winter sonrió satisfecha, aprovechando esos minutos para humedecer un par más de gasas y ponerla en ambos tobillos del lobo herido.

-Pues eso espero, la verdad.- Respondió al miembro del Praetor mientras se ponía de pie, por el momento ya había acabado con el castaño. Las orbes del hijo de la luna se clavaron en ella y antes de que lograra emitir la pregunta, la inmortal ya sabía cuál iba a ser su duda.  Con razón había mandado al crío a por un vaso de agua. - No, la Clave lo mató hace dos años. - Explicó pausadamente, cogiendo el cubo de agua rojiza. Estaba segura que él también había percibido ese putrefacto olor, y más si tenía en cuenta que los licántropos tenían un sentido del olfato mucho más agudo que los hijos de la noche.

- Después de aquello cambié de residencia y esta se quedó cerrada, por eso olía tanto. - Tragó saliva, no tenía porque justificar el hecho de haber salido con un ser del averno. Pero no podía dejar el tema así. - Él... él me salvó de un licántropo. Por ese entonces yo era lo que vosotros llamáis una mundana sin la Visión, no sabía nada del mundo de las sombras y... me creí sus mentiras. - Lo miró fijamente, casi parecía que no se avergonzara. Casi.- No soy mala, aunque sea una sanguijuela. - Añadió tratando de quitarle hierro al asunto, trazando una pequeña sonrisa.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 967

Reliquias : 840

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
Por suerte Damian debe de andar perdido buscando algún vaso en la cocina, aunque conociéndolo como lo conozco estará debatiéndose entre romper las normas que le prohíben desatar su curiosidad en casas ajenas y el cumplimiento de mi petición. Si de otro crío se tratara seguramente ya habría abierto todas y cada una de las puertas de la cocina, pero tratándose de él, tardaría mucho en tomar ésa decisión, cosa que me iba como anillo al dedo puesto que así podía hablar del tema demonio con la rubia.

Escucho su explicación sobre el tufo a demonio que reina todavía en la casa sin poder evitar soltar un ligero gruñido de comprensión, aunque hay algo que no me acaba de cuadrar ya que no entendía que si esta era su casa podía oler tanto a demonio - "A no ser que estuviera viviendo aquí con ella… ¿un Demonio y una vampiresa?... bueno… no es tan raro si lo pensamos fríamente" – voy elucubrando mientras ella termina de hablar para tragar un poco de saliva y, seguidamente, continuar con su explicación. Una explicación que aclara lo del olor y sobretodo que me confirma que habían estado viviendo juntos en este lugar.

Si es que estos malditos perros sarnosos siempre van mordiendo a todo el mundo… – le comento en cuanto deja finalmente de hablar, relajando la expresión de mi rostro e incluso esbozando una media sonrisa en cuanto la escucho llamarse “sanguijuela” a sí misma – Tendrían que ponerle bozales a todos… – añado bromeando, guiñándole un ojo, aprovechando para relajar más el ambiente entre ambos. La verdad es que ahora que estábamos más tranquilos, que ya tenía a mi sobrino controlado y al moreno descansando, podía proporcionarle el favor de la duda a la agente de policía, pues estaba ya claro que la había juzgado realmente mal al encontrarnos en el parque – Tranquila, los demonios son así… siempre buscan engañar y atraer más almas – añado encogiéndome de hombros – Solo espero que no estuvieras demasiado unida a él… – suelto sin pensar - "Venga ahí… menudo tacto que tienes joder… soltarle esa gilipollez, ¡Pues claro que estarían unidos, estúpido!" – me recrimino al momento, sabiendo que ella ya había dicho que se había tragado sus mentiras y habían estado viviendo juntos.

Por suerte la irrupción de Damian en la habitación con dos vasos de agua interrumpe mi siguiente pregunta, una bastante lógica a mi entender, ya que si era mundana cuando estaba con el demonio aquel, alguien la tendría que haber transformado en vampiresa. Pero esa pregunta quedaría para más tarde, ya que no quiero hablar de según qué temas delante de él.

Takk! – le agradezco al pequeño el vaso, tomándolo con mi mano y bebiéndomelo en un par de tragos, mientras él se dirige con el otro vaso a la rubia, ofreciéndoselo. Por lo visto había tenido el suficiente conocimiento para traer un vaso también a la que, en definitiva, es la dueña del lugar, cosa que hace que mis ojos brillen llenos del orgullo que siento por el niño.

¿se pondrá bien el señor? ¿qué le ha pasado? ¿es un hombre verdad? - pregunta tras darle el vaso mirando con rostro preocupado al moreno. Estaba claro que el pequeño no había olvidado lo que había visto en el parque, que aquel animal se había convertido en un hombre herido. La verdad es que ya había pensado en varias explicaciones que esperaba que su ingenua mente se tragase, pero justamente ahora me entra la duda sobre si tendrá la visión o no, por lo que quedo callado sin responder y más que está mirando a su ídolo, la gran agente White.

Personalmente, y egoístamente, espero que no tenga la visión, que no deje de ser un mundano más, pues considero que será mucho más feliz si ignora ciertas verdades del mundo en el que vivimos. Pero si no fuera así, no sé cómo reaccionaría al descubrir que su tío es un jodido licántropo.



avatar
Mensajes : 94

Reliquias : 480

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.