02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


27 # 30
7
NEFILIMS
7
CONSEJO
6
HUMANOS
4
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
8
BRUJOS
4
HADAS
4
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuerdo del primer mensaje :

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco


El sonido de unos críos gritando mientras corren unos detrás de otros hace me despierta de golpe, haciendo que abra los ojos para descubrir que ya ha oscurecido y que la luna, esa hermosura que me sonríe cada noche desde las alturas de eterno firmamento, ya se eleva majestuosa por encima de todos nosotros. Con pereza, estiro mis brazos y mi espalda, moviendo el cuello para desentumecerlo después de estar un buen rato tumbado sobre el suelo del parque. La verdad es que el sueñecito me había ido de puta madre, pues ahora mismo me encontraba tranquilo y relajado.

Hay días en los que te levantas sin ganas de nada, días de esos en los que el reloj parece emperrado en ir hacia atrás, que el tiempo no avanza, que todo se te hace largo y tedioso. Y hoy había sido uno de esos días en los que los recuerdos de mi difunta esposa y mi hija, aquella que no tuvo casi tiempo de disfrutar de la vida, no dejan de acosarme, manteniendo vivo el recuerdo de lo que puedo llegar a hacer si vuelvo a perder el control. La verdad es que es un dolor al que nunca acabas de acostumbrarte, algo que te acompaña el resto de tus días y te hace desear estar muerto. Algo que, en mi caso particularmente, me obliga a lanzarme de cabeza a peleas sin sentido, por el hecho de sentir el dolor físico o quizás por el deseo oculto de reunirme con ellas gracias a que alguien termine con mi vida, pues no soy lo suficientemente fuerte como para acabar con ella yo mismo. Pero es curioso como esta jodida vida es tan irónica pues, a pesar de no tener ganas de absolutamente nada, había decidido pasar a busca a Damian a la escuela y había sido ver la cara de alegría que había puesto nada más verme en la puerta de su colegio que, todos los malos pensamientos que me habían estado acompañando durante ese jodido día que parecía no tener fin, se habían desvanecido de un plumazo. Sí, soy muy consciente de que es una contradicción, de que mi sobrino pequeño me recordaba dolorosamente a mi pequeña Nadia, pero estar con él, era como si la vida me hubiera dado una segunda oportunidad, la posibilidad de disfrutar y cuidar de alguien que es parte de mi familia por derecho de sangre, y que considero una parte importante de ella, de mi familia, de mi auténtica manada.

Al crío le encanta que lo lleve en moto y, como soy incapaz de negarle absolutamente nada, pues al final no había podido evitar llevarlo a dar un paseo en ella, hasta que llegamos a Central Park, en donde decidí parar para comernos uno de esos pringosos y insalubres perritos calientes que tanto nos gustan a los dos. "Lo sé… soy un mal tío, debería cuidar la alimentación del pequeño, pero ¡a la mierda con eso! ¿Qué hay de malo por tomarse un par de perritos calientes de tanto en tanto?". - pero a él le gustan, así que no he dudé ni un segundo en comprárselo, además que, como era de esperar, Damian no tardó en ponerse a jugar a pelota junto con otros chiquillos que corrían de un lado al otro, disfrutando de la inocencia de la juventud, algo que yo perdí gracias al puta mierda del alcohol.

Mientras el pequeño disfrutaba quemando las últimas energías del día, yo había decidido tumbarme un rato sobre el césped, con la mirada perdida en el cielo, sin pensar mucho en nada, mientras el sonido de los críos se colaba en mi cabeza, como si de una nana y que supongo consiguió que me quedara dormido allí mismo.

Sin embargo, toda esa tranquilidad, toda esa relajación se va al carajo en cuanto me incorporo sobre los codos para mirar en la dirección en la que se suponía que debía estar mi sobrino. Al momento, impelido por mi instinto, me levanto con rapidez del suelo para mirar hacia todos los lados en cuanto constato, con un horror incipiente, que el pequeño no está en los alrededores - "¡No me jodas Einar! ¿Cómo puedes ser tan jodidamente irresponsable? ¡Como le pase algo a Damian será tu culpa maldito perro estúpido!" - me digo a mi mismo al tiempo que, dejando salir de mis labios un gruñido de rabia, recojo mis pertenencias y me pongo a olfatear el aire, como haría en mi forma animal, buscando el olor característico de mi sobrino. Es algo curioso, pero siempre que conozco a alguien mi olfato se encarga de etiquetarlo con un olor característico, un olor que es único y específico para cada persona, y que en el caso de Damian es regaliz dulce - "Ah… hay estás… ahí…. ¿a dónde cojones has ido Damiancito?..." – me digo mentalmente mientras me lanzo en pos de el tenue rastro de su olor que se aleja de donde estábamos para adentrarse en el interior del parque.

Con rapidez, a trote rápido, sin importarme absolutamente nada más que no sea seguir el olor que me ha de llevar hacia mi sobrino, avanzo por el parque, adentrándome cada vez en él, dejando la zona despejada para llegar a la primera línea de los árboles que crecen en semi libertad en el enorme parque urbano - "Estúpido, estúpido, estúpido…" - no puedo dejar de repetirme una y otra vez lo estúpido que he sido y de recordarme que no me perdonaré en la vida que le pase nada al pequeño.



avatar
Mensajes : 114

Reliquias : 537

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo


What being family really means.
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
-Ahora regreso.- Murmuró Winter, dedicándole al licántropo una pequeña sonrisa cargada de culpabilidad antes de salir por la puerta del conductor y dirigirse al portal del edificio de ladrillo rojizo. Tenía la estética del típico bloque de pisos que solían aparecer en las películas navideñas neoyorquinas, de clase media trabajadora. Se preguntó como sería la madre de Dami y si también parecería una vikinga, como su hermano.

Suspiró, definitivamente no debería estar preguntándose esas cosas sino preocupándose por que tenía dos licántropos metidos en su precioso y costos maserati aparcado en segunda fila. Claro que no le preocupaba el hecho de que la multaran, a ningún agente dedicado al parquímetro se le ocurriría llamar la atención de un superior... y para su sorpresa tampoco lo hizo el tener a dos lobos en uno de sus bienes más preciados. - Oye Dami...- Llamó la atención del pequeño que automáticamente alzó sus grandes y claros ojos para dedicarle una mirada curiosa. - Deberías darle un besucho a tu tío.- El niño parpadeó severas veces, no entendiendo a qué venía su comentario. La inspectora se aclaró la garganta. -Es algo muy típico de los polis, ¿no lo has visto en las películas? Siempre besamos a nuestros familiares cuando nos vamos. - Dijo haciendo acopio de toda su solemnidad, asintiendo quedamente como si estuviera bajo juramento.

El crío pareció entender que efectivamente eso era algo que sucedía siempre en las películas de acción, un bonito gesto que enmascaraba la dura y fría verdad. Todos los días se despedían de la gente a la que querían por si ya no volvían más. Como le había sucedido a su abuelo. Observó con una sonrisa triste como el niño corría hasta el coche para abrir la puerta que resguardaba a Einar y le plantaba un beso en la mejilla. Cuando había estado viva jamás se había parado a pensar en lo que podía significar la muerte, sin embargo, ahora lo sabía de primera mano. Lo había visto en la expresión dolida de su madre cuando ésta la había descubierto bebiendo sangre, en el cómo había escaneado su piel blanca como el mármol, o en cómo había tocado su pómulo antes de desplomarse presa del llanto. Ahora veía que el beso que solía darle a Marjorie cada mañana no era por ella misma, sino una forma de mitigar el dolor que pudiera sentir su abuela si caía estando de servicio.

- ¿Ya está?- Preguntó a Damian cuando llegó a su lado nuevamente. Él asintió ansioso antes de decirle el número del timbre al que debía picar. Tras unas breves palabras con la que supuso que sería la madre de Dami y hermana de Einar, ella abrió y subieron al piso. A la pobre mujer casi le da un infarto cuando vio aparecer a su hijo, que se suponía que estaba con su hermano, de la mano de una inspectora de la policía de Nueva York y la inmortal tuvo que explicarle que todo estaba bien y que Einar no corría ningún riesgo. Jannike tenía esa aura que sólo tienen las mujeres que han vivido demasiado y la mirada afable de quien es madre, le fue imposible empatizar con ella. Después de darle un abrazo a Damian, marchó por donde había venido y bajó las escaleras del edificio de dos en dos.

Cuando subió al automóvil sentía un enorme peso en su pecho. Odiaba que las emociones de los vampiros estuvieran magnificadas. - ¿Y bien? ¿Por dónde se va a la sede del Praetor?- Encendió el motor mientras le echaba un rápido vistazo al pobre hombre que había apodado como Vikingo. - Einar, ¿podrías pasarte al puesto de copiloto, por favor? No eres tan chachi como mi compi Dami pero eres el que sabe llegar. - Suspiró dramáticamente, fingiendo pesar.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 1010

Reliquias : 1590

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
Con un leve movimiento de asentimiento con la cabeza respondo al comentario de la vampiresa de que regresaba pronto, teniendo que resignarme a quedarme dentro del coche con el licántropo, viendo como todo mi esfuerzo por mantener a los míos alejados de este mundo de sombras se hacía añicos en cuanto Winter y Damian se dispone a atravesar el portal. Por sorpresa, justo antes de que ése fatídico momento llegue, veo al pequeño acercarse corriendo hasta la puerta del maserati, abrir la puerta y sin mediar palabra alguna, plantarme un enorme y cariñoso beso en mi mejilla, algo que hace que me derrita por dentro y que note la humedad apoderarse de mis ojos. No por el hecho de que nunca reciba besos por su parte, sino porque era más como una muestra de que entendía el que intentara protegerles, pero que debía comprender yo que no puedo impedir que vivan en este mundo.

He de reconocer que ya pocos miedos me quedan en la vida, pero me aterroriza el hecho de que Yanike, mi querida hermana, y mi sobrino se vean envueltos en cualquier tipo de disputa entre subterráneos por mi parte. De hecho siempre he intentado que nadie sepa donde resido realmente, incluso he intentado mudarme lejos de ellos, pero hay algo contra lo que es imposible luchar; contra la familia. Siempre que he intentado alejarme, tanto mi hermana como mi sobrino han sabido mantenerme junto a ellos, como ahora el pequeño sinvergüenza ha sido capaz de permitir que condujese a una jodida chupasangre a casa, rompiendo así mi juramento y haciéndome ver que, por mucho que lo intente, no puedo mantenerlos al margen del mundo real, de este mundo del que yo formo parte integrante al igual que ellos, algo que, me guste o no, tengo que aceptar.

Así, sumido en el sentimiento incómodo que me provoca esta certeza, esta verdad de la vida, permanezco en silencio en el interior del coche, imaginándome la cara de mi pobre hermana al ver a su hijo acompañado por una policía. La verdad es que tampoco ella ha tenido una vida tranquila. Pese a que se libró del maltrato y la presión que nuestro maldito padre ejercía sobre nosotros, e incluso conseguimos que no tuviera que sobrevivir en Rusia en las condiciones infrahumanas en las que nos vimos obligados a subsistir nuestra madre y yo, no se libró del duro golpe de la muerte de su esposo y de verse a cargo de un niño sola y sin apoyo. Ése fue el motivo que me obligó a abandonar los bosques siberianos para volver a aparecer en el mundo, con todos los riegos que ello comporta.

Finalmente, la aparición de la rubia, consigue que deje dichos pensamientos atrás, centrándome ahora en ella y en lo que tenemos que hacer sin falta – No me creo que alguien como tú no sepa llegar… – le respondo en tono divertido a su respuesta intentando que vea que agradezco todo lo que ha hecho por mi sobrino, aunque en cuanto me llama por mi nombre no puedo evitar mirarla con suspicacia – ¿Así que ahora me llamas por mi nombre eh? – le suelto con el mismo tono suspicaz que mi mirada – Pero tranquila que no te librarás de ese compañero tan chachi – le digo en tono más divertido mientras me apeo del coche para sentarme a su lado sabiendo que el pequeño me estará molestando continuamente para que le lleve a ver a su nueva amiga – Vale, toma esta calle recta hasta el cruce con la avenida 44… – digo después de soltar un suspiro tras abrocharme el cinturón de seguridad de su lujoso coche, dispuesto a llevarla por el camino más corto y rápido a la base del Praetor, con la esperanza de que por el camino me entere algo más sobre lo que pasa con mi congénere.    


avatar
Mensajes : 114

Reliquias : 537

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

What being family really means.
→ Jueves → 20:45 → Central Park  → Luna menguante, despejado, fresco
Una carcajada brotó de los labios de la inspectora, quien no se esperaba esa respuesta. - No me digas que prefieres que te llame Vikingo.- Comentó con una sonrisa divertida mientras lo observaba por el retrovisor, asegurándose de que viera su mueca. El licántropo se colocó en el asiento del copiloto y Winter chasqueó la lengua, fingiendo molestia. - No me quiero librar de mi compi Dami, para un miembro del New York Police Department que trabaja...- Asintió quedamente, echándole una rápida mirada al rubio antes de arrancar el motor.

Bajo las instrucciones de Einar, el automóvil surcaba por la calzada en dirección a la sede del Praetor. Winter no sabía si debía temer por su vida, al fin y al cabo, ésta estaría lleno de cachorros con emociones a flor de piel. ¡Yupi! Y ella pertenecía a la raza rival. ¡Doble Yupi! Se apostaba cincuenta dólares a que acababa diciéndole a algún lobo que se sentase y le diera la patita. Iba a ser divertido tratar de salir viva de esa.

- Por cierto...- Dijo cuando el coche paró en semáforo. - ¿Qué tal si omitimos el hecho de que Rigo perteneció al Círculo?- El castaño la miró con cierto rencor y ella se defendió alzando ambas manos. - ¿Qué? No creo que a los lobos les guste tener a un asesino de lobos entre ellos. - El rojo cambió a verde y cuando Winter procedía avanzar, notó como el cachorro que estaba sólo en el asiento de detrás se echó adelante para acariciarle el pelo. - Ahora hueles a chucho, sanguijuela.- Ella se apartó de su tacto con una expresión descompuesta. - Quita, o te hago una cara nueva Rigoberto. - Por su parte, el lobo se limitó a partirse de risa. Definitivamente, los licántropos no eran tan malos como ella había creído.



I'm sorry, the old Winter can't come to the phone right now... Why? Oh! 'cause she's dead! ~:

avatar
Mensajes : 1010

Reliquias : 1590

Temas : 12/12.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.