29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


28 # 27
8
NEFILIMS
8
CONSEJO
7
HUMANOS
5
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
9
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas
» La venganza se sirve... ¡Deliciosa! ((Irina Volkova))
Ayer a las 11:32 pm por Furude Yukine

» Du lukter så bra / Apestas tan bien [Irina Volkova] +18
Ayer a las 8:03 pm por Irina Volkova

» [Trama global] Sigue las migas, lobito feroz |Laila VanMaxwell y Lizzie Peyton|
Ayer a las 6:10 am por Laila VanMaxwell

» Late at Night || Alistair
Jue Nov 15, 2018 8:39 pm por Ginger Nothman

» Night of reunions / Andreas
Mar Nov 13, 2018 10:23 pm por Zhenya Zhemkova

» ¿Y en este sitio por qué hay tanta gente? [Privado]
Mar Nov 13, 2018 10:01 pm por Alyssa Olivetti

» Something big [Privado]
Mar Nov 13, 2018 8:24 pm por Emily Yates

»  Do you prefer a lie or the truth? Andreas Lightbound
Lun Nov 12, 2018 5:37 pm por Andreas Lightbound

» Si pudieses elegir... ¿volverías a hacer lo mismo? [Amelia Silverbow]
Lun Nov 12, 2018 5:52 am por Amelia Silverbow

» Hora de llegada dramatica (Julyette)
Lun Nov 12, 2018 2:12 am por Amelia Silverbow

» Confirmaciones, actualizaciones de botón, link... Aquí.
Sáb Nov 10, 2018 8:57 pm por Invitado

» Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
Vie Nov 09, 2018 8:08 pm por Einar Sørensen

» Although our world is falling down, we must keep doing our job [Scarlett J. Williams]
Vie Nov 09, 2018 6:44 pm por Einar Sørensen

» Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson}
Jue Nov 08, 2018 4:57 pm por Monstruos

» ... deberíamos reconstruir este lugar fuera de Lego || Simon Lewis
Mar Nov 06, 2018 11:57 am por Simon Lewis


Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas [Andreas Lighbound]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas [Andreas Lighbound]
→ Martes → 23:15 → Brookling  → Luna menguante, fresco y despejado

Aunque me jodiera, tenía que reconocer que era agradable pasear por la ciudad. La verdad es que, pese a que ya era bastante tarde y era un día entre semana, había bastante movimiento de personas, lo cual hacía muy ameno el paseo. Quizás había sido ése el motivo por el que siempre iba a hacer la compra por las noches, una vez que mi hermana ya estaba en casa de nuevo con su hijo. Además que así, les permitía tener su momento familiar sin que yo les interrumpiera en exceso. Desde mi llegada a la ciudad, la vuelta a la convivencia con mi hermana me había hecho rememorar tiempos difíciles, pero con el paso de los meses, había conseguido una especie de tregua entre aquellos recuerdos y las nuevas experiencias y sensaciones que el día a día me hacían vivir.

Cargando con las bolsas de papel en las que llevaba las cuatro cosas que me habían encargado, camino sin prisa por las calles en dirección al que se ha convertido en mi hogar. Podría haber tomado el metro, pero la noche fresca y animada me ha hecho decantarme por ir caminando aunque ello me lleve un buen rato.

Pero si creía que iba a ser una tranquila salida de compras, pronto adquiere un tono más interesante cuando, mientras me detengo en un semáforo, un tenue olor inunda mis fosas nasales, consiguiendo que, inmediatamente, un gruñido de rabia surja de entre mis labios - "Reconocería ese olor a kilómetros de distancia… es ella… está cerca Einar…" –  pienso en cuanto huelo ése olor a jazmín y lavanda. Sin pensármelo dos veces, cierro los ojos para permitir que nada me moleste y, elevando ligeramente la cabeza olfateo el ambiente buscando el lugar de donde procede el olor.

Pronto me queda claro que se trata de un rastro muy ligero, pero un rastro a fin de cuentas, por lo que, olvidándome completamente de volver a casa con la compra, cruzo la calle siguiendo ese olor, ese olor que de seguro me conducirá hasta ella.  




avatar
Mensajes : 109

Reliquias : 522

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas
→ MARTES → 23:15 → BROOKLIN  → LUNA MENGUANTE, FRESCO Y DESPEJADO

Desde que me habían convertido, mi "vida" había dado tal giro que incluso intentando encontrar momentos tranquilos, me topaba con problemas allá donde fuera. Demasiadas cosas me estaban ocurriendo, especialmente las últimas noches, pues el hecho de reencontrarme con Irina me había trastocado un poco los objetivos.

Es decir, mi plan principal seguía siendo el mismo, claro estaba, pero los vampiros gozaban de algo que el resto de seres no: tiempo infinito. Y tanto Akash como yo podíamos disfrutar de aquello. No se iba a ir a ninguna parte, así que el hecho de aprender a controlar mejor mis habilidades nuevas no era mala idea, pues enfrentarme a un vampiro antiguo no era moco de pavo.
Exactamente esa era la única razón para que alguien como yo fuera capaz de pedirle un favor a aquella maldita vampiresa. Especialmente después de lo que me hizo... Pero por otra parte, ¿quién mejor? No conocía a nadie más, y al fin y al cabo me "ayudó" -excepto en la parte de morderme, claro...

Venía de estar con ella, había sido un encuentro algo breve porque la pelirroja tenía cosas que hacer, así que decidí tomarme el resto de la noche libre.

Pasé por delante del gimnasio, que parecía estar abierto las 24 horas, y casi me entraron ganas de matricularme. Pero iba a ser una pérdida de dinero, la fuerza sobrehumana era algo que se adquiría automáticamente al convertirse uno en vampiro, y no es que se fuera a echar a perder si no entrenaba. Aún así, me gustaba hacerlo, y aprovechaba algunas horas muertas en mi apartamento para hacer algunos ejercicios.

Seguí andando sin rumbo. Me habría metido en algún bar, pero eran lugares a los que había estado visitando mucho últimamente, y a menos que sirvieran sangre, tampoco iba a poder beber nada. A pesar de lo tarde que era, las calles estaban bastante concurridas, todavía había varios establecimientos abiertos y se mezclaba la gente que volvía a casa con la que acababa de empezar la jornada nocturna. Me estaba empezando a acostumbrar a salir de noche, como cuando empiezas un curro nuevo y al principio todo se te hace raro pero al final se convierte en rutina. Pero de la misma forma en que un trabajador después de bastante tiempo ansía con ganas esos días de vacaciones para librarse de la rutina, yo empezaba a ansiar de una manera extraña el sol.
Una cosa buena del siglo en el que vivía era que al menos podía ver el amanecer en vídeos y películas, no como le pasó al personaje ficticio Drácula -de Bram Stoker- durante tantos años. Me hizo un poco de gracia pensar en aquella comparación. Cuando era cazador, no tenía mucho tiempo para perder observando películas, series, o escuchando música mundana. Únicamente había ido al cine en alguna ocasión contada, por curiosidad y siempre acompañado de Yale.

Sumido en mis pensamientos, acabé encontrándome a mí mismo por las calles de Brooklin. Seguía habiendo movimiento de gente, aunque no tanto como anteriormente. Comencé a observar a las personas, jugando inconscientemente a un juego absurdo por aburrimiento, que trataba de intentar averiguar quiénes eran mundanos y quiénes subterráneos o nefilims.

Aquel de allí tiene pinta de mundano, no puede parecer más aburrido... Ese barbudo pelirrojo de allá tiene pinta de lobo, siempre que veo a alguien con tanto pelo me vienen a la mente esos malditos licántropos. Esa chica podría ser una bruja... ¿o quizá una hada? Hay algo extraño en ella... Oh, ahí hay uno que parece que va con prisas, o más bien diría que tiene el camino muy claro. Tiene una expresión muy decidida y... ¿enfadada?

Seguía andando mientras me entretenía con aquello, y vi que el último tío que había visto, se dirigía enérgicamente hacia mi dirección. Miré detrás de mí, esperando ver a alguien quieto aguardando o devolviéndole la mirada intensa, pero nada, sólo gente cruzándose sin mirarse siquiera. Volví a mirar de frente y conté que lo tendría a unos dos metros ya de mí. Me estaba empezando a poner nervioso, su aura hostil me incomodaba -¡sólo quería una noche tranquila!- e hice ademán de cruzar la calle para salirme de su paso.



avatar
Mensajes : 138

Reliquias : 260


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas [Andreas Lighbound]
→ Martes → 23:15 → Brookling  → Luna menguante, fresco y despejado


Desde que la pelirroja me usó como un puto perro de pelea, no ha habido noche en la que no me haya despertado cubierto de sudor, con la última imagen de una pesadilla, en la que ella se encuentra sentada sobre mi, exactamente como en aquella maldita habitación, con la sensación desesperante de no poder controlar mi cuerpo, oyéndola repetir aquella jodida pregunta, antes de presenciar, impotente, cómo clava sus malditas garras en mi pecho arrancándome el corazón de cuajo. Sí, se ha convertido en mi obsesión y por ese motivo su olor, por tenue que fuera, no me ha pasado desapercibido, pues dudo mucho que sea capaz de olvidarlo o no reconocerlo entre millones de olores distintos.

Con la mirada fija, sintiendo el cabreo que me produce el odio hacia ella se refleja en mis claros ojos, me abro paso entre la gente, siguiendo la procedencia de su olor, avanzando por las calles de mi barrio con rapidez y seguridad hasta llegar al punto de origen de dicho olor. Según me acerco a él, notando como mis mandíbulas se tensan, siento una gran decepción al comprobar que el olor no es tan intenso como para que ella esté allí, pero sí lo suficiente como para saber que un chico, que se encuentra a escasos metros de mi y quien me mira con cara sorpresa e incluso diría que temor.

En cuanto estoy a poco más que unos pasos de él, y una vez he confirmado que el ligero rastro de ella procede de él, suelto un profundo gruñido de advertencia al ver cómo intenta cruzar la calle para esquivarme - ”Lo llevas claro si crees que vas a librarte tan fácilmente de mi" – pienso mientras cambio mi dirección para ir a su encuentro, cruzando sin mirar si quiera la calle, sin importarme una mierda si pasa algún vehículo o no que pueda atropellarme, pues, después de muchas noches de búsqueda infructuosa, por fin tengo delante de mí una pista, algo que me puede conducir a su paradero.

Es por esto, por esta fijación enfermiza por encontrarla, que sin importarme absolutamente nada de lo que pase a mi alrededor, ni de lo que pueda ver la gente, o de la presencia de Cazadores entre los viandantes, sujeto al chico por el cuello con mi mano libre, empujándolo con mi cuerpo y con ella hacia atrás, hasta que su espalda impacta contra la dura pared de ladrillos de un edificio, aplastando su cuerpo contra ellos con mi cuerpo, colocando mi boca junto a su oreja. Siendo muy consciente de que cualquiera que nos vea pensará que somos una pareja en pleno arrebato romántico por la proximidad de nuestros cuerpos, algo totalmente alejado de la realidad.    

- ¿Dónde está Irina? – le digo en tono amenazante, notando cómo mi saliva le chorrea sobre la hombrera al escupir cada una de esas palabras, pues ahora mismo me siento como un animal salvaje a punto de atacar - Y no me digas que no la conoces porque apestas a ella, ¿me entiendes sanguijuela? – añado en tono más agresivo, pues su olor le delata como otro vampiro, otro detalle, junto al olor de ella, que me indica de que he dado con quien me va a llevar ante ella - ”Vas a pagar lo que me hiciste, voy a hacerte sufrir maldita zorra" – pienso triunfal sin soltar al chico, apretando con fuerza su cuello e inmovilizándolo con mi cuerpo, preparándome para impedir cualquier intento de fuga por su parte, pues de sobras sé que quizás sea mi única oportunidad de dar con la maldita pelirroja y obtener las respuestas que necesito antes de enviarla de una vez por todas a la muerte.





avatar
Mensajes : 109

Reliquias : 522

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas
→ MARTES → 23:15 → BROOKLIN  → LUNA MENGUANTE, FRESCO Y DESPEJADO

Pensé que el hecho de cruzar la calle me libraría de las malas pulgas de aquel hombre, porque sinceramente, no me apetecía nada meterme en problemas aquella noche, así que decidí también mantener la mirada alejada de él. Pero fue un error por mi parte, no se le da la espalda a un tío que tiene pinta de que va a matar a alguien, y me sorprendió agarrándome por el cuello y empujándome contra uno de los edificios.
Esto me suena... Ya me había pasado algo así anteriormente, y por lo visto no había aprendido la lección. La única y pequeña diferencia, era que la primera vez se trataba de una supuesta dama indefensa y ahora se trataba de un tiarrón de no-se-cuántos quilos y que, por cierto, olía mal. En cualquier otra circunstancia, estar tan cerca de otra persona me habría hecho sentir verdadera sed, pero en aquellos momentos lo que me entraba era repugnancia. Y cuando empezó a hablar... bueno, algo hizo "click" en mi cabeza, y comprendí el por qué de aquella sensación que tenía y su particular olor: era un maldito licántropo.

¿De qué coño conocía a Irina? Estaba claro que no la buscaba para invitarla a un café. Aunque tampoco es que ella pudiera corresponder a ello...
Fuese lo que fuese, la realidad era que si ya guardábamos diferencias entre vampiros y licántropos, la puñetera pelirroja tenía el imán perfecto para ellos, y además tenía la especialidad de cabrearlos. Y cómo no... el que acababa recibiendo era yo. Por puta segunda vez.

-Chucho sarnoso... guarda tus asquerosas babas dentro de tu repugnante boca.
-Bueno, lo reconocía, yo tampoco tenía el don de agradar a los lobos. Ni quería tenerlo.- ¿De quién cojones me estás hablando? Creo que se te ha atrofiado esa nariz pulgosa que tienes...

Me jodía en general que alguien me cogiera por sorpresa y me amenazara, así que probablemente habría contestado de la misma manera ya se tratara de Irina o de un desconocido o incluso del mismísimo Jonathan. Pero tenía que pararme a pensar seriamente sobre el tema. Estaba en desventaja, me había bloqueado cualquier posibilidad de escapar o zafarme de él, y no pensaba soltarme a menos que le dijera lo que le interesaba. ¿Qué era Irina para mí? Se había portado realmente mal conmigo, al menos cuando la conocí... En aquel instante sólo me venían recuerdos de ella engañándome, utilizándome para divertirse mientras era perseguida por los subterráneos, y para colmo luego alimentarse de mí alegando que me serviría como lección. Pues mira de lo que me ha servido...
Pero por otro lado, al fin y al cabo era la única vampiresa que podía ayudarme, no conocía a nadie más y no me hacía especial ilusión ponerme a buscar a otros vampiros de los cuales hacerme amigo. Y en realidad, ella se había ido portando mejor conmigo...

El hombre se estaba empezando a impacientar, y yo seguía sin saber qué hacer. ¿Valía la pena arriesgar mi vida por ella? Quizá sí, porque sin ella es posible que muera igualmente intentando cumplir mi venganza, y todo esto no habrá servido de nada.

El lobo no podía matarme en aquel sitio de todas formas, aunque nadie se parara a mirar qué andábamos haciendo -a saber lo que estaban pensando- seguía habiendo bastante gente en las calles, y sería demasiado arriesgado para él. Y teniendo en cuenta que los vampiros nos sanamos rápidamente... cualquier cosa que allí pasase, podría soportarla.

-Va en serio, estúpido, me importa una mierda quien sea esa tal Irina. ¿No te has parado a pensar que nos hemos podido cruzar, gilipollas? Igual no tienes el olfato atrofiado, sino al revés, y lo tienes tan fino que una mínima nota de su olor te hace enloquecer. ¿Tan enamorado estás? -me burlé, pues sabía perfectamente por su manera de actuar y por su mirada, que lo que sentía aquel hombre por la pelirroja era de todo menos amor.



avatar
Mensajes : 138

Reliquias : 260


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas [Andreas Lighbound]
→ Martes → 23:15 → Brookling  → Luna menguante, fresco y despejado


Manteniendo mi presa sobre él, sintiendo como la rabia y el deseo de venganza guían mis actos, escucho la respuesta de la sanguijuela, una respuesta que estaba seguro que recibiría, puesto que es normal que nos protejamos entre los de nuestras propias especies. Dicha respuesta no hace sino divertirme en una forma muy retorcida, ya que mi instinto animal está deseando que se resista, que me de una sola razón para usar la violencia contra él, en un intento por hacer pagar a la pelirroja lo que me hizo y sobretodo advertirle de lo que pasará si le toca un simple cabello a mi hermana o sobrino.

- ¿Chucho sarnoso? – le digo con tono amenazante directamente en su pabellón auditivo, mientras permito, expresamente, que mi saliva salte de mi boca con cada palabra, mojándole toda la oreja y parte de su mejilla - Creo que te voy a tener que enseñar a respetar a los licántropos, puto chupasangre – añado tras gruñirle furioso, posando mis dientes directamente sobre su oreja, dejando que la rocen para que él note lo fácil que me sería arrancársela de un mordisco - Pero antes me vas a decir dónde está esa hore. Y no niegues que no la conoces, apestas a coño de sanguijuela… – añado en un tono cada vez más amenazante, sabiendo perfectamente que huele a ella, que han tenido que estar en contacto durante mucho tiempo para que se haya impregnado así de su olor, y que no me extrañaría que hubieran tenido relaciones, pues el olor es demasiado intenso como para que solo haya sido por estar cerca el uno del otro.

Por su falta de reacción física, sé que es completamente consciente de que no puede hacer nada contra mí, por lo que no dudo en aplastar más mi cuerpo contra el suyo, manteniéndolo totalmente aprisionado entre la pared del edificio y mi cuerpo, impidiéndole así cualquier escapatoria. A pesar de ser consciente de que hay bastantes personas paseando por la calle, y que no estaremos pasando desapercibidos para muchas de ellas, no me importa lo más mínimo, porque visto desde fuera, seguramente parecerá que le estoy comiendo la oreja a mi pareja, y esto les mantendrá alejados de nosotros por respeto o por asco.

Lo que no me esperaba para nada fue su siguiente comentario, hecho en un tono ya de por sí burlón pero cuyo significado logra sacarme completamente de mis casillas. Podía esperarme que continuara negando su relación con ella, algo que vuelve a hacer, incluso que volviera a insultarme, cosa que también hace al llamarme gilipollas y meterse con mi olfato, pero lo que no me esperaba, aquello que hace que mi rabia y odio estalle es su última pregunta burlona - ¡¿Forelsket i den hore?! – estallo en un grito de rabia, usando mi noruego natal sin pensarlo, babeando abundantemente su cara y oreja al tiempo que embisto con toda mi fuerza su cuerpo contra la pared, dejándome llevar por mi lobo, agarrándole con mi mano derecha del hombro izquierdo, apretándoselo con violencia, clavándole mis dedos como si de mis garras se trataran, sintiendo como mis uñas pugnan por desgarrar su piel por encima de la ropa - ”¿Enamorado de esa zorra? ¡Yo!, ¡Los cojones!" – pienso mientras continúo apretando su hombro, buscando hacerle daño mientras acerco más mi boca a su fría y blanquecina oreja y, sin pensarlo mucho comienzo a morderla lo suficientemente fuerte para que sea consciente de lo fácil que sería arrancársela - La has cagado gilipollas… bien cagada… solo tenías que decirme dónde está esa zorra. Pero como veo que no te van las cosas por las buenas, lo haremos por las malas ¿Er det klart? – termino de decirle antes de separarme de él y pasarme mi brazo izquierdo por el cuello, atrayéndolo hacia mí, sin llegar a soltarle el hombro que tengo bien sujeto con mi otra mano, arrastrándolo de esa manera hacia un callejón cercano en donde podré patearle cómo y cuanto quiera sin que nadie ni nada me lo impida.

La verdad es que muy poca gente ha conseguido sacarme de quicio con tanta facilidad y rapidez como la del hombre que llevo contra su voluntad hacia el callejón, pero está claro que no se trata de él, sino del odio que siento hacia Irina lo que me ciega de una forma como hacía mucho tiempo que sentía y que, sobretodo, nadie había conseguido desde hace muchísimo tiempo que sintiera.



avatar
Mensajes : 109

Reliquias : 522

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas
→ MARTES → 23:15 → BROOKLIN  → LUNA MENGUANTE, FRESCO Y DESPEJADO

No sabía qué sentimiento era más fuerte en mí en aquellos momentos, si el cabreo por haber sido acorralado por sorpresa por un desconocido, o el asco que me daba su aliento y sus asquerosas babas. ¿Cómo coño podían estar orgullosos de ser putos animales rabiosos? Era consciente de que el odio hacia los licántropos se había incrementado debido a mi transformación, pero joder, es que me lo ponían en bandeja. Si salía de aquella -que lo pensaba hacer-, la próxima vez que sintiera una mínima nota de olor corporal de lobo, pensaba estar bien alerta.

No sé qué cojones le habrá hecho Irina... pero cuando la vea, me lo va a tener que recompensar, y muy bien además.

Me estaba clavando sus humanas uñas en el hombro mientras me lo aplastaba con fuerza. Recordé cuando era cazador, la preocupación que tuve cuando me desgarraron y mordieron el brazo, pensando si aquello acabaría con mi vida como nefilim. Lo "divertido" de todo el asunto, es que no me convertí en licántropo, y más adelante acabé convirtiéndome en algo que no sabía si era mejor, o peor. Sin embargo, gracias a la pelirroja estaba empezando a sentir un poco menos de asco por mí mismo, aunque eso no significaba que hubiera dejado de odiar a los vampiros...

Me mordió la oreja y mi sensación de repugnancia aumentó, a la par que mi irritación. Quizá, de saber de antemano por qué narices estaba tan jodidamente enfadado con ella, habría podido sentir una pizca de empatía por él, porque sabía de buena mano que Irina no era precisamente un ángel. Pero se estaba cebando tanto conmigo que llegó a un punto que me dio igual, solo quería rebentarle la cabeza a la primera oportunidad que tuviera.

Mientras me llevaba a rastras hacia un callejón, escupí unas cuantos insultos. ¿Por qué me tenía que pasar eso siempre a mí?
-Hijo de puta cobarde, ¿tan triste eres que tienes que buscarte a otro porque no puedes contra ella? Tú sí que la has cagado pulgoso de mierda... no sabes con quién cojones te estás metiendo. -aquello último era verdad en el sentido estricto de la frase, pero normalmente aquella expresión implicaba que, quien la decía, una de dos: o era alguien superior en la escala social, o era más fuerte o poderoso. Pero la había dicho por otra razón distinta; lo que no sabía él era que fui cazador de sombras, bien preparado para la batalla, y ahora tenía más fuerza gracias a mi nueva condición racial.

Una vez llegamos a la zona más escondida de la calle, pensé en la única vía de escape que tenía. Me tenía bien agarrado, por el hombro y por el cuello, y bueno... podía prescindir del primero a muy malas, ya que me recuperaría, pero lo que más me preocupaba era mi garganta. Probé a respirar para medir aproximadamente la fuerza con la que me tenía cogido, y el aire no llegó a los pulmones. De no ser un vampiro, estaría muerto o luchando por no ahogarme.

Mientras no me desgarrara éste o me rompiera el hueso de la columna, podía soportar cualquier otro daño, así que debía conseguir que aflojara levemente la presión que estaba ejerciendo con su mano.
Sólo se me ocurrió una cosa, y era realmente cutre y barriobajera, pero eh, mi vida corría peligro y todo valía. Esperé a tenerlo enfrente de mí, y le di una fuerte patada a sus partes bajas, lo cual teniendo en cuenta mi fuerza, fue más que suficiente para que éste aflojara sus músculos, dándome así una oportunidad de zafarme de él.

Estaba claro que su ira incrementaría de manera bestial, pero yo también estaba realmente cabreado, y dudé entre si salir corriendo (ya que me sería fácil perderlo de vista en una carrera) o quedarme y encararme con él. Pero no debí ser tan indeciso, el tiempo jugó en mi contra y él ya se dirigía hacia mí.

Me lancé sobre él y le pegué un buen puñetazo en la cara, pero por lo visto no fue suficiente. A pesar de mi gran fuerza, no conseguí tambalearlo ni un poco. ¡Es duro el cabrón!
Desde que había dejado de ser un cazador de sombras, ya no llevaba armas, porque me confié demasiado con mis nuevas habilidades. Pero estaba claro que quien la había cagado, efectivamente era yo.



avatar
Mensajes : 138

Reliquias : 260


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas [Andreas Lighbound]
→ Martes → 23:15 → Brookling  → Luna menguante, fresco y despejado

No me estaba resultando nada complicado arrastrar al vampiro hacia el callejón ya que lo tenía bien sujeto, muy bien sujeto para ser exactos, y lo único que podía hacer era lanzarme más insultos y soltarme aquella somera tontería - Riktig, no sé quien cojones eres, pero ¿sabes?, me importa una puta mierda, solo sé que tú sabes donde está esa zorra escurridiza y me lo vas a decir quieras o no… –  le espeté con tono duro antes de decidir que era mejor que no escuchara más de sus tonterías o le arrancaría la cabeza allí mismo. Así que conseguí callarlo rápidamente al apretar con más fuerza su cuello. Si no hubiera sido un vampiro seguramente estaría ahogándose, pero como ya estaba muerto, la asfixia no era un problema.

Finalmente conseguí llevarlo a ése lugar tranquilo en el que podría despacharme con gusto con él. No tenía intención de matarlo, puesto que el pobre no era más que otro peón, otro juguete que esa maldita pelirroja usaba para conseguir lo que cojones anduviera buscando, pero me había sacado de quicio con demasiada facilidad y ahora solo había una forma de calmarme, una que a él no le iba a gustar demasiado, pero que me serviría para las dos cosas que ahora mismo necesito: la información y calmar al lobo interior.

Pero estaba muy equivocado si pensaba que el vampiro iba a ser una presa fácil, que era un simple chupasangre asustado ante la rudeza con la que lo estaba tratando, cosa que descubrí de una forma realmente dolorosa en cuanto noté el fuerte impacto de su patada en mi entrepierna, haciendo que un dolor inesperado, agudo e intenso me recorriera toda la espalda hasta el cerebro, obligándome a encorvarme un poco, sacando todo el aire de mis pulmones de golpe en un sonoro gruñido de dolor, al tiempo que mis brazos soltaban la presa para dirigirse a proteger la zona dolorida en un acto totalmente reflejo - ”¡Qué hijo de la gran puta!" – pienso al momento, mientras veo como se aparta de mi con facilidad una vez se ha visto liberado de mi presa - ”Eres un maldito capullo Einar Sørensen… dejar que una mierdecilla como este tipo te haya pillado desprevenido… ¡Hay que ser gilipollas!. No… si al final va a tener razón y no sé con quien cojones me he metido…" – me recrimino mentalmente mientras recupero la respiración entrecortada, sintiendo el dolor persistente en mis testículos, volviendo a incorporarme y colocando mis puños en posición de pelea, pues está claro que voy a tener la pelea que necesito y, por lo visto, con un adversario que me dará mucho juego.

De haber sido yo el que hubiera actuado como lo había hecho el castaño, habría aprovechado el momento de sorpresa y de dolor para golpear la cabeza del contrincante y tumbarlo en el suelo, comenzando una serie de patadas que lo dejaran lo suficientemente incapacitado como para responder a mis preguntas, algo que había hecho en cientos de ocasiones en Moscú. Pero por lo visto el vampiro no estaba tan acostumbrado a las peleas, puesto que en vez de seguir atacando o huir, una opción tan válida como la de pelear, se queda quieto con la duda reflejada en su semblante, cosa que haga que la expresión de dolor de mi rostro mude a una de alegría maliciosa, realmente digna del mejor de los asesinos. Así con ésa expresión en mi rostro comienzo a dar pasos lentos pero seguros hacia mi objetivo, con la única idea de descargar toda mi rabia sobre su persona y devolverle el dolor que me ha causado por triplicado.

Finalmente el tipo termina reaccionando y vuelve a atacarme con un certero puñetazo que impacta directamente en mi rostro. Ése movimiento estaba dentro de las posibilidades que ya se habían formado en mi cabeza, pero quería humillarlo, quería demostrarle que se enfrentaba a un luchador de primera categoría, que tendría que esforzarse mucho para salir de allí como ganador, pero sobretodo lo que quería es que tuviera miedo, mucho miedo. Por eso, no aparto mi rostro de la trayectoria de su puño, simplemente lo giro suavemente para que impacte directamente en mi pómulo izquierdo, justo en el nacimiento de la jodida cicatriz que obtuve gracias a los juegos de Irina y que todavía me escuece con rabia cuando pienso en la pelirroja.

El impacto fue digno del mejor de los adversarios que había tenido, pero me obligué a no reaccionar de ninguna manera, aguantando sin problemas el empuje del golpe y el dolor, para volver a centrar mi mirada en él, esbozando una sonrisa socarrona al oír su exclamación - Pegas como una niña de preescolar – le digo burlón tras lanzar un pequeño gruñido divertido - Ahora comprobaremos si aguantas el dolor como un hombre o como un crío, porque es lo que pareces, un pobre crío asustado – añado amenazante, ampliando la sonrisa de mis labios y descargando ahora mi puño contra su rostro, el cual no tarda en impactar contra él, haciendo que la agradable sensación de mis nudillos chocando contra la piel, sintiendo la resistencia del hueso subyacente, me invada al momento.

Tras retirar con rapidez mi puño de su cara y retornarlo a una posición de combate, esperando su próxima reacción, muevo ligeramente la cabeza hacia mi lado derecho, mientras aprieto mis labios en una muestra de consideración hacia el vampiro que ha encajado igual de bien que yo el puñetazo - Vaya... al final no vas a ser tan crío como pensaba – le digo después a modo de halago, pues ahora sí que tengo claro que voy a disfrutar con esta pelea.


Código:

Lanzada de dados.
Primera lanzada:  ¿Consigue Einar golpear a Andreas en la cara?
Acierto= Sí
Fallo= No

Si acierta, entonces segunda lanzada, si falla que no se tenga en cuenta.
Segunda lanzada: ¿Lo tira al suelo del impacto?
Acierto= Sí
Fallo= No




Última edición por Einar Sørensen el Dom Ago 12, 2018 2:12 pm, editado 1 vez


avatar
Mensajes : 109

Reliquias : 522

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

El miembro 'Einar Sørensen' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Acierto/Fallo' :


--------------------------------

#2 'Acierto/Fallo' :
avatar
Mensajes : 258

Reliquias : 235

Ver perfil de usuario
Demonios menores

Volver arriba Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas
→ MARTES → 23:15 → BROOKLIN  → LUNA MENGUANTE, FRESCO Y DESPEJADO

De haberme pillado hacía tan solo algunas semanas, estaba seguro de que me habría podido defender perfectamente, y no sólo eso, sino ser un digno rival con el que luchar. Era tan sencillo como usar mis armas de cazador, ponerme algunas runas con la estela, usar mi experiencia en batalla... De ser así, no me habría importado toparme con un tipo como aquel. Aunque, para ser sincero, la última vez que me emboscaron -y fueron precisamente lobos por culpa de Irina-, aún era nefilim y no llevaba nada de armamento encima. Me habría gustado usar aquella experiencia como algo positivo y tener más cuidado las próximas veces, pero me duró poco el seguir siendo un hijo del ángel.

Me tocaba los cojones que me pasara lo mismo de nuevo, con la diferencia de que no estaba allí la pelirroja y sólo había un contrincante, pero que él solito se bastaba para ponerme las cosas realmente difíciles. Quizá fue por eso que no huí cuando tuve la oportunidad perfecta, y de lo que me arrepentí al instante al verlo aguantar con tan buen cuerpo mi puñetazo.
Irina aún no me había enseñado suficiente como para meterme en una pelea utilizando mis nuevas habilidades a la perfección, además de que las "mejores" capacidades de los vampiros se consiguen con muchos años de experiencia. Y aquel chucho tenía pinta de ser el típico tío que se había metido en mil y una peleas en la calle, a puño limpio.

Mierda, Andreas, la has cagado pero bien. Vi que su expresión era realmente divertida con lo que se avecinaba. ¿Quién disfrutaba dándose hostias? Bueno, quizá pensar aquello era algo hipócrita... puesto que yo disfrutaba cazando demonios y tal. ¡Pero no era ni por asomo lo mismo!
Aún así, no pensaba rendirme, quién sabía lo que me haría aquel bruto si conseguía tumbarme, con tal de conseguir la ubicación de la vampiresa. Y realmente tampoco tenía la intención de abrir la boca, ya fuera por ella o por mí, no estaba seguro de cuál era la razón exacta.

Lo vi levantar el puño apuntando hacia mí, e intenté esquivarlo, pero no me dio tiempo y éste acabó estampado en mi pómulo, trayendo consigo el sabor de mi propia sangre saliendo de la herida de mi mejilla interior al chocar contra mis dientes. Qué asco, ¿cómo puede saber tan distinta mi sangre de la de los demás? Fue un golpe fuerte, muy fuerte, pero yo también había llevado una vida de peleas y sangre y sabía lo que era el dolor. No quería ceder ante él y conseguí mantener la compostura, aguantándome de pie y mirándolo fijamente. Después me pregunté si había hecho bien, porque la expresión del lobo se tornó más divertida aún. Quizá hubiera sido mejor hacerme el flojo... pero, ¿para qué? Debía conseguir tumbarlo o escapar de allí fuera como fuera.

Antes de que pudiera intentar darme otro golpe, me tiré hacia atrás rápidamente, quedándome de espaldas contra la pared. De haber sido una esquina, me habría podido meter en problemas, ya que habría sido fácil acorralarme. Suspiré internamente dando gracias, porque ni siquiera había echado un vistazo a la estancia. Ahora faltaba darme prisa y pensar en alguna estrategia.
Fue en aquel momento cuando me di cuenta de un error enorme que llevaba arrastrando mucho tiempo, que había cometido en varias ocasiones y que a causa de eso me había salido todo mal siempre. Ya no tenía parabatai. Todas las peleas en que salíamos airosos, en las que disfrutaba, no era sólo debido a mis armas, sino a que lo tenía a él. Éramos escudo y espada, conseguíamos sacarnos estrategias de la nada para conseguir vencer, porque éramos dos. Nunca antes había luchado solo, y cuando lo intenté, perdí, siempre.
No quise meterlo en mis problemas, pero éramos un equipo y lo traicioné, y acabé siendo castigado por ello.

El licántropo empezaba ya a acercarse y debía pensar en algo, ya. Algo que hiciéramos cuando estábamos juntos pero que se pudiera adaptar a una sola persona... Toqué la pared con mi pie derecho, apoyando la planta de éste en el muro, y con posición de brazos defensiva. A ojos de mi contrincante parecía que me estaba preparando para recibir un golpe y contraatacarlo. Pero cuando llegó, fui incapaz de ver si su intención era darme otro puñetazo o no, porque empujándome con el pie, di un salto sobre su cabeza, volteando para acabar en sus espaldas en un abrir y cerrar de ojos. Aproveché su confusión para darle un buen golpe en un punto jodido de su columna, lo cual me daría ventaja.

Realmente nunca había hecho aquel movimiento, era un combo que usábamos Yale y yo, ya que él era muy ágil y yo era más como el tanque. Normalmente, al saltar él, yo aprovechaba para venir corriendo y darle un golpe en las piernas al contrincante para que cayera al suelo, pillándolo por sorpresa, y Yale al caer le asestaba un buen golpe que en muchas ocasiones era el golpe final. Había tenido que adaptarlo, pero usar mi especial agilidad y fuerza sobrehumana no me parecía mala idea tampoco.




Última edición por Andreas Lightbound el Lun Ago 20, 2018 8:34 am, editado 1 vez


avatar
Mensajes : 138

Reliquias : 260


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Código:

Lanzada de dados.
Primera lanzada:  ¿Consigue Andreas golpear a Einar en la columna?
Acierto= Sí
Fallo= No

Si acierta, entonces segunda lanzada, si falla que no se tenga en cuenta.
Segunda lanzada: ¿Lo hace caer al suelo del dolor?
Acierto= Sí
Fallo= No

OFF-Rol:
Lo he tenido que hacer con un nuevo mensaje porque al editar el anterior no me salía la lanzada de dados. Parece que solo se puede hacer al postear un mensaje nuevo, no editando. Perdón por las molestias!


Última edición por Andreas Lightbound el Lun Ago 20, 2018 8:35 am, editado 1 vez


avatar
Mensajes : 138

Reliquias : 260


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

El miembro 'Andreas Lightbound' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Acierto/Fallo' :


--------------------------------

#2 'Acierto/Fallo' :
avatar
Mensajes : 258

Reliquias : 235

Ver perfil de usuario
Demonios menores

Volver arriba Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas [Andreas Lighbound]
→ Martes → 23:15 → Brookling  → Luna menguante, fresco y despejado
Con un rápido movimiento hacia atrás se aleja lo suficiente como para que descarte cualquier intento por volver a golpearle, pues sé perfectamente a qué distancia tiene que estar mi oponente para que pueda alcanzarle y no gastar energías estúpidamente golpeando el aire.

Por suerte quedó de espaldas a la pared, por lo que no tenía escapatoria, cosa que hace que mi sonrisa se ensanche todavía más si es posible mientras me voy acercando tranquila pero inexorablemente hacia él. Para ser honestos no tengo absolutamente nada en contra del chupasangres, y de buen seguro que habría pasado por su lado sin prestarle la más mínima atención, puesto que no es problema mío lo que haga o deje de hacer, pero él tiene algo que necesito, el paradero de esa zorra pelirroja y como se ha negado a decírmelo por las buenas, tendré que sacárselo a las malas.

Sabiendo que mi parte animal está disfrutando esto, me continúo acercando al joven sin prisas, como si ahora mismo me encontrara en el bosque, cazando con mi manada, manteniendo la atención de la presa sobre mi, mientras el resto se acerca acechando. Por desgracia lo que puedo considerar más cercano a una manada ahora mismo, no se encuentra ni remotamente cerca, así que tendré que encargarme yo solo, algo que no me importa lo más mínimo, puesto que Irina es el objetivo final, una presa que quiero para mi solo.

Tan sumido estoy en mis pensamientos que no soy consciente del movimiento que prepara mi adversario hasta que no lo realiza. Así, me pilla desprevenido el verle impulsarse con fuerza utilizando la pared como método de empuje, elevándose con la majestuosidad y agilidad que define a esos malditos que se niegan a aceptar que están muertos, sobrepasándome mientras elevo mi cabeza para verlo pasar como si de un jodido pájaro o avión se tratara, sin poder girar mi cuerpo a tiempo antes de sentir el agudo y repentino dolor que me produce un fuerte impacto en la zona lumbar de mi espalda, justo a la altura de mis riñones, la misma zona que estuvo castigando con violencia el maldito demonio hace pocas noches y que, a pesar de haberme regenerado ya de todas las heridas que no me produjeron con plata, aun tengo muy dolorida.

Como consecuencia del golpe, profiero un gruñido de dolor, mientras me veo obligado a torcer la espalda y llevarme instintivamente la mano derecha al punto del impacto, intentando protegerlo de un posible segundo golpe, perdiendo el equilibrio en el proceso y cayendo de rodillas al suelo, quedando en una posición realmente vulnerable para cualquier contrataque del chupasangre- ”¡Puta mierda!, ¿Es que no has aprendido aún a no meterte en peleas antes de estar al 100%, maldito perro ansioso?" – me increpo mentalmente mientras tenso todo mi cuerpo esperando el siguiente impacto - - ”Aunque ese movimiento… eso no lo hace normalmente una jodida sanguijuela" – pienso al instante al darme cuenta de que es el primer vampiro con el que me encuentro que parece haber ideado un plan antes de atacar, algo raro, ya que habitualmente todos los subterráneos se fían tanto de sus poderes que no planean bien como actuar - - ”Un segundo Einar… ¿todos los subterráneos? ¡No!, todos, todos ¡no!" – me vuelvo a increpar al caer en la cuenta de que el chico tenía razón en que no sabía con quien me estoy enfrentando, algo que pensaba no me importaba, pero que ahora caigo en la cuenta del error de subestimarlo.

 - ¡Vaya!, ¿Así que el cazador fue cazado por una sanguijuela, eh? Debiste ser un Nephilim de los más patéticos que existen… – le suelto burlón, mientras giro lentamente mi cuerpo, manteniendo toda mi musculatura tensa a la espera de un posible nuevo golpe, buscando provocarle con mis palabras y hacer que cometa algún error para poder atacarle y dejarle en el estado que quiero para sacarle el paredero de la pelirroja.




avatar
Mensajes : 109

Reliquias : 522

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas
→ MARTES → 23:15 → BROOKLIN  → LUNA MENGUANTE, FRESCO Y DESPEJADO

Había otra cuestión que también nos iba mejor como equipo, a Yale y a mí, y era nuestro carácter. Mientras que él conseguía ser más diplomático, le quitaba hierro a los asuntos fácilmente y solía intentar calmar a la gente, yo era todo lo contrario. Era en aquellos momentos en los que me pasaba provocando al enemigo que tenía que intervenir él para solucionarlo, ya que muchas veces empezaba yo una pelea que no tenía ni por qué existir, o directamente la empeoraba.

Pero en aquel momento él no se encontraba conmigo, y no podía apaciguar mis comentarios. Era consciente de ello, y dentro de lo que cabía, intentaba frenarme yo mismo, aunque en muchas ocasiones no lo conseguía.
Pero si me tocaban mucho los huevos... entonces ya no había solución. Y que el perro ese tuviera que decir algo sobre mi pasado como cazador, me cabreó mucho. No sabía muy bien cómo se había dado cuenta, quizá se notaba mucho mi falta de experiencia como subterráneo al ser un vampiro novato. El caso es que la única respuesta que se me ocurrió fue...

-¿Y lo dices tú? ¿Alguien que está retorciéndose de dolor tras un golpe dado por un novato y supuestamente patético vampiro? Creo que ese adjetivo te describe mejor a ti, que ni siquiera servirías como animal de compañía en tu forma natural. Nadie te querría a su lado, porque das asco. -le escupí en la cara, salpicándole también un poco de sangre del puñetazo que me había pegado antes.

Lo más sensato, de nuevo, habría sido salir por patas inmediatamente después de darle ese golpe, pero al verlo tan robusto dudaba de si realmente conseguiría hacerle el suficiente daño como para escapar con seguridad. Y si él no hubiera dicho aquello, nada más verlo con dificultad para levantarse, me habría ido, pero me pudo la rabia.

Ahora me entraba la duda: ¿seguir golpeándolo o huir a pesar de que quizá me seguía? Estaba claro que yo poseía de una agilidad increíble, pero si él se convertía en lobo me podría seguir la pista. Corrían bastante en su estado licántropo además de tener un gran olfato, y por lo visto llevaba el olor de Irina impregnado, algo que el gilipollas ese distinguía perfectamente.
Por otro lado, nada me aseguraba que pudiera volver a tener éxito intentando atacarlo de nuevo, pues aunque parecía dolido de verdad, era un ser acostumbrado al combate, y parecía odiar tantísimo a la pelirroja que haría cualquier cosa con tal de encontrarla. Olvidar del dolor que tienes para seguir luchando es algo que yo mismo había hecho en otras ocasiones, por lo que no me parecía una idea tan descabellada para el chucho.

Definitivamente, mi mejor baza era la huida, por lo que sin decir una palabra más, me fui corriendo como nunca en la vida.
Ni siquiera me giré para comprobar si me estaba siguiendo ya que eso me haría perder velocidad, pero aún así mi intención era dirigirme hacia el vertedero. Era asqueroso, pero era el único lugar en el que el olfato del chucho dejaría de percibirme, ya que los olores que habitaban aquel lugar eran realmente agudos y nada agradables.



avatar
Mensajes : 138

Reliquias : 260


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas [Andreas Lighbound]
→ Martes → 23:15 → Brookling  → Luna menguante, fresco y despejado

En cuanto abre la boca para soltar sus insultos me doy cuenta de que mis palabras han tenido el efecto deseado sobre él, pues por su forma de hablarme y de insultarme se nota que he tocado su moral, que le he cabreado y eso no hace sino que mi sonrisa vuelva a mi rostro, aunque sería injusto decir que no me ha molestado el hecho de que me llamara animal de compañía, pues eso es algo que no tolero que nadie me diga. Sin embargo, conozco perfectamente que no debo dejar que la rabia y la ira por sus palabras me afecte, me ciegue, y que si consigo que él se cabree todavía más podré distraerlo lo suficiente como para golpearle hasta tumbarlo. Así, en cuanto deja de hablar, no tengo reparos en sonreír más abiertamente, elevando mi rostro manchado con su sangre y su saliva para dirigir mi mirada burlona a sus ojos, intentando obligarle a tomar la decisión que yo quiero que tome, esperando a que ataque para contraatacar.

A pesar de notar todavía el dolor pulsante que me ha producido su golpe, me preparo para defenderme de cualquier ataque por su parte e incluso de contraatacarle en el momento preciso. He recibido peores golpes, y si conseguí seguir luchando contra aquella maldita bruja a pesar de tener ambas extremidades superiores inutilizadas y del dolor lacerante de la plata en mi cuerpo, por lo que este golpe, a pesar de lo doloroso que está siendo, no me va a impedir lograr mi objetivo.

Por desgracia, el vampiro no cae en mi trama ya que, en vez de atacarme al creerme en desventaja, emprende la huida a toda carrera, algo que no me gusta lo más mínimo y que consigue que lance un gruñido de rabia antes de apretar los dientes y obligar a mi cuerpo a cambiar.

Al momento, noto el estallido de dolor intenso, agudo, desgarrador que aporta el cambio de forma, algo inevitable e inherente a los drásticos cambios físicos que se dan en todo mi organismo, alargando, recortando, remodelando músculos, piel, huesos y órganos para pasar a mi forma animal. Sin embargo, una vez se ha producido el cambio, el estallido de sensaciones que sacude todos mis sentidos hace que el dolor se transforme en un gozo, casi en un éxtasis.

Tras mi transformación, elevo mi testa al cielo, dejando brotar de lo más profundo de mi ser un aullido, un largo y profundo aullido, un saludo a la luna, un aullido de alegría y que anuncia que comienza la ansiada cacería. No bien ha terminado de resonar el aullido en el callejón que me lanzo a una veloz carrera en pos de mi presa, dejando que mi sentido del olfato más agudo en mi forma animal, me guie hasta la sanguijuela, irrumpiendo con ímpetu en las calles de la ciudad, ignorando las miradas sorprendidas de la gente por ver a un “perro grande” corriendo desbocado por entre los coches - ”Corre chupasangres, corre… eso no hace sino darle más emoción al asunto, pues podrás huir pero no esconderte de mí…" – dejo que el pensamiento salvaje cruce mi mente mientras obligo a mis patas a alcanzar su velocidad máxima.


avatar
Mensajes : 109

Reliquias : 522

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas
→ MARTES → 23:15 → BROOKLIN  → LUNA MENGUANTE, FRESCO Y DESPEJADO

Poco rato después de haber emprendido la huida, oí un sonoro aullido procedente de las calles que empezaba a dejar atrás. Eso sólo podía significar una cosa: mi enemigo se había transformado y estaba dispuesto a perseguirme.

Desde que me había convertido en vampiro, había usado unas cuantas veces las pocas aunque muy útiles nuevas habilidades que había adquirido. Fuerza sobrehumana, agilidad, curación... Pero me habría ido muy bien poder hacer uso de las que adquieres con el paso del tiempo, como el control de la mente o poder transformarme en criaturas como por ejemplo... murciélagos. Sí, era muy cliché, pero coño, ¡vuelan! Ojalá hubiera podido volar, me habría facilitado enormemente la carrera.
Aún así, me tenía que concentrar bien, pues todavía me estaba acostumbrando a aquella velocidad y si me distraía podía acabar estampado contra algo o alguien.

No quise mirar hacia atrás en ningún momento, es lo peor que puedes hacer cuando estás siendo perseguido por alguien, ya que es una forma de darles ventaja al aminorar levemente la marcha. Pero era consciente de que los licántropos también eran muy ágiles, así que debía usar cuantos más atajos mejor, para llegar lo antes posible a mi destino.

La noche no había empezado nada bien, pero si mi plan iba como debía, podría salir airoso de aquella. Y por supuesto, el siguiente movimiento sería no solo contactar a Irina, sino pedirle explicaciones. Me había cabreado pero bien.

Esquivé unos callejones diminutos, crucé por un parque, y después de girar por unas cuantas calles más, vi que el vertedero ya se acercaba. Bueno, más bien me acercaba yo a él, pero a la velocidad a la que iba era como si fuera al revés. ¡Al fin...!

Tuve el deseo de girarme por un segundo, ver si lo había perdido de vista, quizá le había dado esquinazo y podía evitar meterme en aquel lugar asqueroso. Pero por una vez, mi experiencia me fue útil, y decidí seguir hacia adelante.

Aquel lugar era un caos absoluto; montañas de artículos estropeados, roñosos y viejos, cosas desperdigadas por los suelos, montañas de malolientes y descompuestos elementos... Y aunque era la zona que peor estaba, era en esa última parte donde me debía de esconder. Con suerte, el licántropo no me vería sino que seguiría mi olor, y perdería el camino a seguir en aquel punto.

Estaba oscuro, y otra cosa buena que teníamos los vampiros era una visión excelente de noche, lo cual me ayudó para escaquarme entre la mugre impregnándome así del particular mal olor de todas aquellas mierdas.
Me pareció oír al lobo acercarse, pues sonaba como un animal de cuatro patas corriendo hacia mi posición, pero se paró cuando estaba a unos metros de mi escondite. Fue en aquel momento que supe que mi plan había funcionado. Lo último que me quedaba por hacer, era correr de nuevo sin hacer el mínimo ruido hacia otro lado, y si la suerte me acompañaba, no me seguiría gracias a que su nariz estaría impregnada ya de toda aquella peste. Fuera a donde fuera, notaría aquel olor, y tardaría un buen rato en quitárselo de encima. El rato suficiente que me daba a mí para ir a coger el metro hacia mi apartamento, ya que si finalmente conseguía seguir mi nuevo olor, eso tan solo lo llevaría a una de las bocas del transporte público.



avatar
Mensajes : 138

Reliquias : 260


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Farlige Vennskap / Amistades Peligrosas [Andreas Lighbound]
→ Martes → 23:15 → Brookling  → Luna menguante, fresco y despejado

Cual caballo desbocado recorro las calles, callejones persiguiendo a mi presa. Ni los vehículos que circulan por las calles, ni las personas, ni tan siquiera los obstáculos arquitectónicos que van saliendo a mi paso son suficientes para detener mi persecución. Mi olfato ha captado perfectamente el olor de la zorra pelirroja y puedo sentir perfectamente el rastro que va dejando su compañero sanguijuela. Sabiendo que me lleva una ligera ventaja y que los vampiros son tan o incluso más veloces que nosotros, continúo mi carrera, dejando atrás un pequeño parque en el que me parece ver la mirada aterrada de varias personas cosa que me hace pensar durante unos segundos en que quizás luego tenga que dar explicaciones al Consejo, pero dicho pensamiento no dura más que unas décimas de segundo, puesto que lo que ahora mismo más ansío es encontrar, placar y sonsacarle la información a la escurridiza sanguijuela.

Con un gruñido de fastidio compruebo que el maldito chupasangre no es un idiota rematado, puesto que finalmente mi persecución desemboca en un jodido vertedero, un lugar en el que los olores fuertes se mezclarán con el rastro que ha ido dejando, dificultándome poder encontrarlo.

Y como era de esperar, una vez me adentro en el interior de aquel monumento al consumismo y destrucción humana, el rastro comienza a hacerse más confuso hasta que, finalmente, y tras llegar a la zona destinada a los restos orgánicos, la amalgama de olores pútridos y desagradables consigue que pierda completamente el rastro, obligándome a tener mi carrera en medio de aquella inmundicia - ”¡Estúpido!, ¡No eres más que un jodido estúpido!" – comienzo a recriminarme mentalmente - ”Estabas tan cegado que solo te has centrado en el olor de la maldita pelirroja… ¡tenías que haberte quedado con el olor de su amante!, ¡joder!" – pienso mientras lanzo un aullido de rabia por haber perdido el rastro.

Está claro que la maldita Irina me tenía complemente obsesionado con encontrarla. El deseo de venganza, de hacerle pagar por lo que me hizo aquella maldita noche y que la cicatriz que tengo en el rostro me lo recordará el resto de mis putos días, me estaba haciendo perder el sentido común. Si hubiera estado más centrado, si su olor no me afectara tanto, habría sabido distinguir con claridad el olor propio del vampiro y ahora mismo sé que podría encontrarle, porque sé que está aquí cerca, muy cerca de mi.

Por desgracia, a pesar de mirar continuamente a mi alrededor, de olfatear el aire, consiguiendo solamente que aquel hedor quede profundamente marcado en mi nariz, me siento incapaz de encontrar el rastro. Así, tras unos minutos de cólera por haber perdido el rastro, no me queda más remedio que abandonar el vertedero, no sin antes recobrar mi apariencia humana, para regresar al punto en el que dejé tirada la compra, sabiendo que cuando llegue no habrá ni rastro de ella ni mucho menos del olor que me habría conducido hacia la mujer que ha conseguido convertirse en mi más profunda obsesión.







avatar
Mensajes : 109

Reliquias : 522

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.