31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

23 # 24
9
NEFILIMS
4
CONSEJO
6
HUMANOS
5
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
8
BRUJOS
4
HADAS
2
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas
» Petición de afiliación normal
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyAyer a las 10:31 pm por Invitado

» What we do in the shadows? [Privado]
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyAyer a las 9:39 pm por Mina Van den Engel

» Iuro [Winter J. White]
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyAyer a las 3:14 pm por Aiden E. Blake

» Abandonad toda esperanza los que aquí entréis [Artem Yakov]
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyAyer a las 11:15 am por Erik Vanhanen

» Asesinar es divertido ~ Simon Lewis
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyJue Sep 19, 2019 11:31 pm por Irina Volkova

» ALEA IACTA EST
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyJue Sep 19, 2019 10:46 pm por Liliana Balfager

» Time after time. || Privado.
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyJue Sep 19, 2019 4:54 pm por Artem Yakow

» Wings Of Freedom (Einar Sørensen)
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyMiér Sep 18, 2019 11:04 pm por Irina Volkova

» La eternidad [Karen][+18]
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyMiér Sep 18, 2019 4:18 pm por Karen J. Freeman

» No me juzgues [Liliana][+18]
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyMiér Sep 18, 2019 4:06 pm por Jensen Landvik

» You¡re not alone {Einar Sørensen}
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyDom Sep 15, 2019 8:24 pm por Scarlett J. Williams

» Waiting.-Libre.
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyJue Sep 12, 2019 6:16 pm por Aldrich Khanstein

» El personaje del mes
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyJue Sep 12, 2019 10:15 am por Arcángel Raziel

» Trick or treat? (Magnus Bane)
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyMiér Sep 11, 2019 12:03 am por Irina Volkova

» BLOODLINE || Einar.
Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) EmptyDom Sep 08, 2019 1:03 pm por Einar Sørensen


Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 23:34 HRS → LUGAR: EL TUGURIO DE LOS SUBMUNDIS  → CLIMA: ENDEMONIADAMENTE HÚMEDO.
Ella estaba lejos.
Tan lejos de su alcance que en la soledad el mundo perdía su vibrante brillo y excitación.

¿Que qué era lo interesante en las pulgas del Club tan jodidamente atestado de mundanos y subterráneos fingiendo jugar al gángster o rebeldes alabando Carpe Diem?. La culpa la tenían los recortes en revistas de tejido con estambre y curiosos cupones del 2x1 en croquetas para perro cuales fueron lo último de su entretenimiento. Ah sí, un demonio puede variar sus gustos y aburrimiento al intentar imaginarse como la abuela McBean tejiendo calcetines a SU desinteresada Reina cuyas actividades la llevaban por "Bora-Bora" en lugar de sentar su bonito trasero sobre el regazo perfecto de su demoniada persona.

En una ciudad eterna e incansable como N.Y existían las opciones de quedarse quieto esperando a que la Aventura llegara o ir por las calles limpiando la reputación que precedía a todo demonio con verdaderas metas malignas y no caer en las provocaciones cuando se dice que un malnacido del Infierno no tuvo las suficientes pelotas para asesinar a una mujer porque... AH CIERTO... ¡se enamoró de ella!. Y pese a escucharse curioso muy pronto los demonios terminarían siendo un hazme-reír peor que el estreno de Crepúsculo -jamás debieron darle créditos al imbécil de Edward cuando evidentemente la pareja perfecta era Jacob-. ¿Extraño?, quizás. ¿Fuera de lugar?, tal vez. ¿Alguna vez terminarían de liberarse idiotas que besan el trasero de Lilith?, imposible.

El destino, azar o coincidencia guió a un muy bien vestido demonio al complejo pulgoso que osan llamar "Club Nocturno de moda". Y es donde -mi bien agraciado lector o lectora- comienza la disque llamada diversión y travesura.

Hacía horas que deambular por el Club como un pegajoso cuerpo más entre tantos no impartía diferencia alguna al ambiente, en ocasiones se pasaba tan desapercibido que un hombre azabache y alto admirara con lujuria el par de cueros cubriendo pocas zonas de piel en muchachitas quinceañeras, y en muy dispersos lugares un par o menos subterráneos lograban entre ver la presencia demoníaca para luego salir corriendo o fingir que guardaban distancia con aquello que les sobrepasaba.

Una hora más en tal indiferencia y la locura abordaría con creces a su anfitrión cuya única idea de diversión era prender fuego al lugar y hacerle un favor... Pero el tren de la gloriosa salvación había llegado en forma de un viejo micrófono con su aceitosa base, un escenario deshabitado y menos hielo seco andado por el ambiente. A todo lo anterior, antes de la media noche se había creado el panorama perfecto con Deian -aka el ardiente demonio sudoroso, de camisa abierta hasta el ombligo, vaso de whiskey en una mano y cigarrillo con dudoso polvo blanco en la otra- quien aplicaba presuntuosos pasos de baile con toda soltura, cantaba canciones tan clásicas y conocidas que un niño de 18 años se agitaba tal puberto en orgía, y... además de todo... creando ciertas Ilusiones a mentes débiles tanto de subterráneos como mundanos por igual.

Generar miedo con Ilusiones "de segunda" eran el truco más barato después de un golpe con guante blanco para iniciar una pelea. Y Claro, pensar que aquello no generaría problemas... ¿quién en su sano juicio querría detenerlo?.
Era un grito desesperado por atención, sí. Una llamada de advertencia a todo imbécil que se creía a salvo. Y un reto al más sensato guerrero con verdadera moral para impedirlo.

La cuestión era que mientras más funcionaran pequeñas Ilusiones ahí y allá de seres/personajes apareciendo en esquinas provenientes de una imaginación muy tentadora tal seguidor de Del Toro; así mismo crecía el miedo y de éste se alimentaba el hombre cuyos ojos de Onix se deleitaba tras escuchar un par de gritos en la lejanía/cercanía apaciguadamente callados por la fuerte música o el estruendo de voces en la multitud.



Última edición por Deian el Sáb Ago 17, 2019 8:47 am, editado 1 vez


Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) Nipi6NU
Deian
Mensajes : 51

Reliquias : 36

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9261-deian-once-as-a-fallen-angel-and-now-like-a-free-demon-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9289-deian-s-relationship-come-here-to-be-honest-i-don-t-bite-well-not-too-much#80874http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9290-deian-s-chronology-please-don-t-say-it-i-know-i-have-problems-to-tell-what-i-hate-about-all-of-this#80876
Hijo/a de Lucifer

Deian
está

Volver arriba Ir abajo

Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 23:34 HRS → LUGAR: EL TUGURIO DE LOS SUBMUNDIS  → CLIMA: ENDEMONIADAMENTE HÚMEDO.
Ella no cazaba demonios en solitario, a pesar de todo.

Hacía mucho tiempo que había descubierto que nadie en su sano juicio buscaba enfrentarse a un demonio en soledad, porque por mucho que se tratase de un enviado, o de una criatura de menor rango nunca se estaba verdaderamente en igualdad de condiciones con una criatura de Edom. Todo ellos eran aberraciones de la naturaleza; sus cuerpos resultaban dañinos en cada pequeña esquina de su ser, y el su sangre era puro veneno. Desde muy pequeña le había parecido descabellado luchar en inferioridad numérica con criaturas creadas específicamente para destruir, y quizás por eso le había impactado siempre tanto la historia de su padre en la Isla de Wrangel.

Pero aquello, había considerado siempre, era una excepción. Resultaba una gran desventaja lanzarse de cabeza a la persecución y caza de un demonio sin tener los refuerzos apropiados. Jacob y Susan habían pagado caro el ser tan avezados, y por mucho que el corazón le doliese al pensarlo, de momento ella no tenía intención de seguirles por un comportamiento semejante. Cuando se iba detrás de un demonio, especialmente de uno mayor, se debía contar con muchísimos refuerzos, desde luego.

Entonces, ¿por qué seguía allí en medio?

El ambiente del Pandemonium nunca le había gustado, tampoco. Demasiada gente, demasiado ruido que le chirriaba en los oídos y le dificultaba el pensar con claridad. Sin embargo, había recibido una notificación de uno de sus contactos en la ciudad con respecto a una antigua misión que había llegado a un punto muerto, y la persona en cuestión había preferido quedar allí, donde un subterráneo siempre pasaba desapercibido. La idea no le había gustado demasiado, pero había cedido porque los tiempos eran oscuros y ella estaría en clara desventaja de haber un revuelo, cosa que sin dudas protegería a la tipa en cuestión. Armada debajo de la ropa y por encima había acudido a su cita sin miramientos, ignorando la expresión de la gente con la que se topaba que podía verla y reconocerla, y se dirigió hacia la parte trasera, lejos de la sala principal y del escenario, donde habían quedado para coger la información.

La vampiresa había aparecido radiante en la oscuridad una hora y media después de lo acordado, por lo que Lillwelyn la había fulminado con la mirada. Ella se había reído ante su rostro impertérrito y había hablado con esa voz tan dulce y odiosa que la caracterizaba. ¿Quieres la información o no? Había asentido con la cabeza con toda la firmeza que la caracterizaba, y había escuchado con atención. Después de su encuentro con el vampiro, Alexei y ella habían estado rondando la dirección de Bennet durante días sólo para terminar descubriendo que el brujo les había dado esquinazo, desapareciendo del mapa sin previo aviso, así como su escurridizo amigo. Lillwelyn se había pasado las jornadas siguientes intentando tranquilizar al nefilim. Tarde o temprano daremos con él, descuida. Ella misma no estaba demasiado convencida, pero al menos le aliviaba que los asuntos turbios que se le relacionaban habían dejado de darse con la misma brusquedad con la que había desaparecido. Eso había aliviado un poco también al nefilim, pero no lo suficiente, quien se había tomado aquello como una burla y una afrenta personal. Lill lo había gestionado de otra manera, aunque sus sentimientos no diferían demasiado de los de su compañero, pero poco podían hacer salvo amoldarse a la situación y continuar adelante.

Por eso había quedado con la mujer frente a ella, cuyos datos no estaban siendo de gran relevancia, en principio, hasta que pudiese contrastarlos. Después de ese breve encuentro la vampiresa, toda vestida de rojo carmín, había salido la primera tras lanzarle un beso juguetón con sus jugosos labios. Lillwelyn la había atravesado de lado a lado con su mirada azul y se había quedado un rato más allí, sentada en un sillón con la mirada perdida en la nada, repasando la información que acababa de recibir. Los mechones que se escapaban de su trenza se le pegaban a la piel del cuello por la humedad que hacía, y notaba el sudor escurrirse por su cuerpo debajo de la ropa. No llevó cuenta de cuánto rato estuvo en ese lugar, recibiendo las miradas un tanto recelosas de los subterráneos que tenía a su alrededor, hasta que al final se levantó, fría como un bloque de hielo, deshaciéndose en movimientos elegantes y finos hasta la sala principal de la discoteca.

Entonces le vio.

Estaba sobre el escenario, moviendo provocadoramente las caderas con un vaso en la mano, aferrado al micrófono y cantando con una voz ronca, cadenciosa, y la gente le seguía allá hacia donde se movía, como las moscas atraídas hacia la luz. En un principio podía parecer algo incluso ingenuo, que el tipo simplemente tuviese carisma sumado a que las personas que le rodeaban estuviesen bastante borrachas o con ganas de fiesta para que se montase aquel cuadro. Pero cuando su mirada se cruzó con la de él sufrió una descarga que le recorrió el cuerpo de pies a cabeza, pues todo su ser sintió una tremenda repulsión hacia él, como si estuviese maldito, y se quedó parada en el sitio, siguiendo cada uno de sus movimientos.

Cuando había un demonio cerca el ambiente solía apestar, pero a la distancia a la que se encontraban y con tantísima gente de por medio era difícil percibir su hedor cuando todo olía mal por el sudor de los cuerpos que se frotaban entre sí. Sin embargo, no fue necesario, porque en su pecho la piedra rojiza que era el detector de demonios que llevaba siempre colgando del cuello empezó a vibrar, caliente, contra su piel blanca y desnuda, y Lillwelyn estuvo completamente convencida en ese momento de lo que tenía delante de sí. Pero, ¿qué podía hacer sola contra una criatura semejante? No podía enfrentarse sola a él porque era una verdadera insensatez, pero tampoco podía abandonar a toda esa gente sin hacer nada al respecto.

Respiró profundamente mientras desviaba la atención hacia la gente que había a su alrededor, colándose entre la multitud que se movía acompasada, buscando indicios de algo extraño. Lo que fuese. Y no tardó en hallarlo. Había gente que se movía de forma rara, como si estuviesen presa de algo, rodeadas por algo o enfrentándose a algo. Un par de veces hubo algunos empujones que desataron enfrentamientos, gritos, pero Lillwelyn había aparecido entre ellos para desviar la atención. La runa del glamour no abandonó su cuerpo, así que los mundanos no veían qué cosa les apartaba de quienes se estaban enfrentando, pero bastaba la mala sensación para que se centrasen en otra cosa.

Cuando andaba ya cerca del escenario había sacado varias conclusiones al respecto. Una de ellas era que estaba haciendo que la gente tuviese ilusiones, porque otra cosa no explicaba el comportamiento de la gente, que se revolvía asustada o se lanzaba con los puños por delante a quien estaba a su alrededor para hacerle pagar por algo que la otra persona desconocía. No podía ir calmando a todo el mundo porque se encontraba sola y para eso haría falta un batallón como ella, de modo que optó por lo que le parecía más sensato: se refugió en una esquina que le pareció que estaba lejos de la visión del agitador y para mandar un mensaje de fuego al Instituto. Mientras tanto, ella se quedaría allí para intentar hacerle frente al demonio, aunque la idea no le tranquilizaba, precisamente; no sabía si ya la había detectado o no, pero tarde o temprano lo haría y entonces empezarían los problemas...
Lillwelyn Cynwrig
Mensajes : 95

Reliquias : 465

Temas : 5/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9567-this-is-the-story-of-a-nefilim-who-run-away-from-her-father-just-to-be-free-lillwelyn-cynwrig-finalizadahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9577-todo-el-mundo-juega-un-papel-en-la-vida-de-alguien-lillwelyn-cynwrig-relationships#83542http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9576-el-tapiz-de-nuestra-historia-esta-tejido-con-hilos-de-encuentros-lillwelyn-cynwrig-s-chronology#83541
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 23:34 HRS → LUGAR: EL TUGURIO DE LOS SUBMUNDIS  → CLIMA: ENDEMONIADAMENTE HÚMEDO.
“Sí por el fruto han caído, Padre, ¿por qué salvar esa ingenua ironía que los autodestruye?”

Cada uno de ellos, el más bajo, alto, corpulento o exótico, los mundanos eran notablemente amantes del peligro. Siempre tan atraídos a la desgracia sin imaginarse siquiera que una pizca de euforia endurecía la entrepierna ceñida del pelinegro agasajado porque no huyeran del terror en las ilusiones; en el grito de guerra y un berrinchudo gusto por tentar fuerzas impredecibles, lo disfrutaba. El demonio que se juró controlar lo inevitable de su destino, conservaba con recelo su rebeldía probando la insensatez para interesar al idiota valiente que se atreviera en hacerle frente.

Mas temprano que tarde tenía como obligación aparecer el héroe de la morada aunque hasta el momento una botella de Whisky yacía vacía y el cigarrillo artesanal MarihuanaPLUSCocaína únicamente le sobraba un penique. Pero quien diría que el reto llegase vistiendo pegajosas ropas de poco sentido por la moda y una mirada asesina, gélida e inescrutable. Espléndido diamante en bruto inexperto del conocer que se ha convertido en el platillo principal.

Relegar su sitio al top del escenario permitió que una masa alocada buscando su propio protagonismo obsequiaran la fachada que necesitaba para desprender la atención y camuflar sombras y cuerpos disimulando un escape "tras bambalinas", permitiendo segundos precisos que ocupó para abrochar botón por botón de la camisa desinteresada hasta el ombligo mientras su caminar se incorporaba en los espacios impredecibles de los bailarines desperdigados por la pista de baile. Ya le daría tiempo a Ella de entender que su encuentro fortuito iba con las reglas de SU juego y no porque un viejo pergamino de piel daba instrucciones de como NO matar a un Demonio entre multitudes. Bendito fuera el Sentido Común sí el tornillo de una vieja ideología oportunamente no le ayudara a ver el tablero donde se había metido.

"Ven y atrápame, conejita.

Del bolsillo extrajo una hermosa corbata Hermès aperlada, hizo un nudo Florentino aunque no con el botón del cuello cerrado para desdén de la situación y encontró satisfactorio que el par de manchas de sangre en la corbata mostraran su malévola elegancia con alguna travesurilla no muy lejana del presente. Podía sentirle. Saborear el sudor de su nuca oculto en esa trenza. Y tal vez coleccionar sus bellos orbes azules en una repisa con cientos de ejemplares parecidos. Estaba muy próxima de sus talones que el camino laberíntico causó una impaciencia severa para quien ya deseaba cerrar las manos en torno al petirrojo.
Atajó, sin embargo, detrás de un hueco custodiado por la columna metálica como apoyo del nivel donde el Dj hacía su trabajo. Allí, polvoso, descuidado y con un aroma mohoso se apretujó contra la pared con una presuntuosa pose victoriosa de brazos cruzados.

¿Es que una noche de sexo no puede ser suficiente para la realeza bastarda?— Sonrió socarrón —Permíteme penetrar esa fiera que llevas dentro y te prometo que jamás querrás verme otra vez. Ni en pesadillas. ¿Trato?.





Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) Nipi6NU
Deian
Mensajes : 51

Reliquias : 36

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9261-deian-once-as-a-fallen-angel-and-now-like-a-free-demon-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9289-deian-s-relationship-come-here-to-be-honest-i-don-t-bite-well-not-too-much#80874http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9290-deian-s-chronology-please-don-t-say-it-i-know-i-have-problems-to-tell-what-i-hate-about-all-of-this#80876
Hijo/a de Lucifer

Deian
está

Volver arriba Ir abajo

Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 23:34 HRS → LUGAR: EL TUGURIO DE LOS SUBMUNDIS  → CLIMA: ENDEMONIADAMENTE HÚMEDO.
A pesar de que no se permitió en ningún momento el apartar la mirada de él -en primer lugar no sabía por cómo había sido entrenada, y en segundo lugar no podía, porque hacerlo era una forma de invocar a la muerte con más celeridad de la que un nefilim podía encontrarla-, una vez que el demonio hubo hecho ademán de comenzar a bajarse del escenario, una marea de gente intentando ocupar su sitio le cubrió de tal forma que parecía que se lo hubiese tragado la multitud. Así de sencillo, sin trucos de magia, sin más. En un parpadeo la imponente figura de su adversario estaba protegida bajo la oscuridad plagada de luces brillantes y figuras informes. Eso no le hizo perder los nervios ni la compostura; la única muestra de su desagrado fue el ceño fruncido todavía más, si eso era posible, y un chasqueo de la lengua que pasó completamente inadvertido en el barullo que le aturrullaba el sentido del oído.

Sin embargo, un hombre tan alto no era, desde luego, fácil de perder durante mucho rato.

Una vez que sus ojos claros hubieron recorrido la sala con rapidez lo encontró caminando con tranquilidad, sabiéndose protegido por los mundanos que les rodeaban, y con movimientos casi felinos siguió su estela, sin que la runa Mnemosyne dejase de trabajar mientras acaparaba cada detalle que aparecía en su radio de alcance. Estaba clarísimo, por cómo se movía por la sala, que lo que pretendía era jugar con ella, y eso, bajo la apariencia de fría calma que se podía leer en su rostro, en cada gesto, hacía que dentro de ella ardiese una llama que se aseguraba de mantener bajo control, pero que hacía que el odio se revolviese en las entrañas de una forma que detestaba.

Al final, el perdido fue hallado. Ignorante de hacia dónde había pretendido dirigirse desde un principio, Lillwelyn le siguió incluso cuando cambió bruscamente de sentido en un camino que le dirigió hacia una zona apartada del escenario, donde incluso había menos gente, y por eso pudo escuchar perfectamente el sonido petulante de su voz ronca. El detector de demonios ardía casi con violencia contra su pecho sudado mientras él se erguía pegado a una pared oscura, rey exultante de un mundo de tinieblas. Gato que había sabido llevarse al ratón a su territorio lleno de cadáveres de víctimas previas.

Era mucho más alto que ella y evidentemente mucho más fuerte y musculoso, pero no era eso lo que la intimidaba de verdad, porque si hubiese sido un simple mundano podría haberle superado fácilmente con las runas que le marcaban el cuerpo. Su atractivo iba más allá de lo humano, lo que hablaba de su existencia extraterrenal, pero a Lillwelyn sólo le incitaba una repulsión que estaba por encima de cualquier cosa que había sentido hasta el momento. De hecho, probablemente era la primera vez que encaraba a un demonio mayor en los años de su vida, y no pudo evitar preguntarse si Susan y Jacob se sentían como ella en esos momentos.

Si pretendes asustarme estás perdiendo el tiempo.

Sin embargo, notaba la piel erizada y fría, helada por el sudor, a pesar del calor que hacía allí dentro. No era una niña estúpida y envalentonada que se creía capaz de grandes hazañas, sino alguien con suficiente experiencia en la espalda como para saber que una nunca, jamás, debía de mantener la guardia baja con una criatura como la que tenía delante. Arrogante, desquiciado, como siempre había entendido en su fuero interno que eran los de su categoría, y sobre todo, poderoso. Tan poderoso que podía cogerla entre sus dos manos y reducirla a cenizas sin siquiera inmutarse demasiado. En realidad, se dijo, sólo estaba ganando tiempo hasta que apareciesen más de los suyos y entonces tuviesen alguna posibilidad contra él.

Y era posible que, al final, eso le costase la vida.

No apartaba la mirada de los ojos oscuros del hombre frente a sí, midiendo sus acciones ahora que estaban cerca, tan cerca que casi podía oler el aroma de su piel húmeda. Muy despacio, dirigió la mano hacia la cintura, donde llevaba prendido un cuchillo serafín, y con movimientos lentos y precisos lo sacó, aunque no invocó el  nombre de ningún ángel para hacerlo efectivo. Únicamente lo apretó entre los dedos, encontrando cierto valor en la frialdad, la solidez de su tacto. A penas debían de haber transcurrido treinta segundos desde la última vez que había hablado, pero a ella se le habían hecho condenadamente eternos.

Así que hagámonos un favor mutuo y vayamos al grano.


Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) Zmkt4y
Thank you, Alyssa! <3
Lillwelyn Cynwrig
Mensajes : 95

Reliquias : 465

Temas : 5/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9567-this-is-the-story-of-a-nefilim-who-run-away-from-her-father-just-to-be-free-lillwelyn-cynwrig-finalizadahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9577-todo-el-mundo-juega-un-papel-en-la-vida-de-alguien-lillwelyn-cynwrig-relationships#83542http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9576-el-tapiz-de-nuestra-historia-esta-tejido-con-hilos-de-encuentros-lillwelyn-cynwrig-s-chronology#83541
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 23:34 HRS → LUGAR: EL TUGURIO DE LOS SUBMUNDIS  → CLIMA: ENDEMONIADAMENTE HÚMEDO.
Ahórrate las molestias, no necesitarás un cuchillo Serafín. Por cierto, ¿no están pasados un poco de moda?, ¿acaso no han inventado las AK-45 con agua bendita y balas de plata?— Atajó con veneno en cada sílaba admirando el divertido juego de palabras que muchos interpretarían como la medida de miembros masculinos para descartar como menor tamaño al perdedor avergonzado. En práctica con los Nefilim sus mañas ya eran una tradición aburrida con los mismos procedimientos desde que el querido Raziel travieso los escupió del culo para hacer lo que el desgraciado no podía hacer con 5 minutos de su tiempo.

"Espera>Ataca->Intenta esquivar>Crea una emboscada>Descuartiza sí es posible>Implora por tu vida>Caga los pantalones>Rindete"


...Ridículos.

Ésto es lo que vamos a hacer— Sugirió usando ambas manos para dar forma a una "T" mundialmente conocida para permitirse un descanso entre los deportes mas mundanos de los idiotas borreguillos. Después metió la mano al interior del saco rebuscando en uno de los bolsillos y después palmando sobre los del pantalón hallando con lentitud un -por poco- roto habano hecho en cuba por los mejores artesanos que encendió al usar su Zippo personalizado. —Yo fingiré que no eres una débil y poco interesante presa que seguramente está haciendo tiempo para que sus compinches lleguen por alguna de las puertas traseras y el lugar quede apestando de sus colonias baratas. Igual que las películas, ¿no crees?— Inhaló una calada a la boquilla del habano, aspirando su textura maderosa combinada con el regusto del fino tabaco, y sonrió satisfecho con el humo despidiéndose de entre su dentadura —Es mas, hasta podría darte la oportunidad de sentir la gloriosa sensación de cortar una parte de mi cuerpo con cualquiera de tus armas ocultas porque... querida... no tienes ningún atributo que me obligue una erección.

Milena le haría pagar por cada palabra exponiendo un potencial que no valía la pena a cualquiera de los Bastardos de Raziel pero ella estaba seguramente en Bora Bora acostándose seguramente con el gerente de la compañía para asesinarlo a sangré fría antes de que pudiese llegar al lastimoso orgasmo. Entonces, ¿en qué lugar quedaban las prioridades de NO asesinar o jugar con la comida del demonio buen portado?.

A menos, claro, que desees ignorar todas mis advertencias y estúpidos escrúpulos que los detienen para actuar individualmente— Ríe socarrón —¿No es gracioso?. Se supone que tienen en sus venas un buen pedigree que los santifica ante el Padre pero no usan nada que los convierta en héroes. Siempre malgastan sus vidas diciendo "moriré por honor"— Resopló escupiendo a un costado con desdén —Pendejadas, puras y magníficas pendejadas. — Carraspeó la garganta y se incorporó de la asquerosa pared para hacerle un frente menos intimidante para la rubia.

¡Adelante, atácame. Seguro sabes bailar, conejita rubia.!



Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) Nipi6NU
Deian
Mensajes : 51

Reliquias : 36

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9261-deian-once-as-a-fallen-angel-and-now-like-a-free-demon-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9289-deian-s-relationship-come-here-to-be-honest-i-don-t-bite-well-not-too-much#80874http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9290-deian-s-chronology-please-don-t-say-it-i-know-i-have-problems-to-tell-what-i-hate-about-all-of-this#80876
Hijo/a de Lucifer

Deian
está

Volver arriba Ir abajo

Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 23:34 HRS → LUGAR: EL TUGURIO DE LOS SUBMUNDIS  → CLIMA: ENDEMONIADAMENTE HÚMEDO.
Resultaba curioso que al final los demonios no eran tan diferentes a los hombres.

Mientras le escuchaba hablar, Lillwelyn sólo podía pensar que cada palabra que salía de sus labios desprendía la misma estupidez, la misma arrogancia y petulancia que muchos hombres que había conocido a lo largo de su corta vida, tanto mundanos como nefilims como subterráneos. Hombres que pensaban que podían intimidarla por su apariencia fina y pequeña, de muñeca de porcelana, sin siquiera llegar a pensar que a lo mejor los músculos que escondían sus vestimentas negras eran de acero templado al frío. Hombres que creían que podían hacerla correr con amenazas sexuales porque era lo que se suponía que las mujeres tenían que hacer cuando alguno decía algo así; escandalizarse, llorar y pedir auxilio. Hombres que creían que podían provocarla atacando las posibles inseguridades que pudiesen existir con respecto a su inteligencia o su desempeño como cazadora de sombras, cuando las que tenían estaban a muy buen recaudo dentro de su ser.

La joven sólo mantuvo la misma mirada fría mientras el demonio hablaba, preguntándose cuántos imbéciles habrían caído en esa red tan precaria que pretendía tejer con insultos malogrados y soberbia para nada disimulada. ¿Atacar el nombre? ¿El orgullo? ¿El honor? Lillwelyn había absorbido de su padre lo justo y necesario para entender que su misión estaba por encima de muchas cosas, pero gracias a Jacob había aprendido también que no de su propia vida, y que el miedo a la muerte mantenía más mentes frías y firmes que el actuar despreocupadamente sin miedo a las consecuencias. Eso, unido a la lógica que había desarrollado y al control de su propia psique hacían que nada de lo que éste pudiese decirle penetrase su armadura perfectamente diseñada. Sólo rebotaba. Sólo se mostraba casi aburrida por tener que aguantar un burdo discurso improvisado que lo único que le generaba era... desidia. Y poco más.

¿Por qué simplemente no podía centrarse en lo que ambos sabían que iba a suceder y ya? Jugar con la comida era algo estúpido y cruel que únicamente servía para mantenerle en una posición de poder que tanto él como ella sabían que era real. Casi prefería tener que estar corriendo o planteando una estrategia para mantenerse con vida que tener que aguantar semejantes estupideces que buscaban hacerla saltar. ¿Acaso todos los demonios mayores eran iguales que este? De forma bastante macabra no pudo evitar pensar que igual su hermano se había muerto del aburrimiento...

Si quieres puedo fingir que todos tus intentos de provocarme están teniendo éxito para que puedas darte el gusto de creer que me importa algo todo lo que puedas decirme. También, si quieres, puedo hacer como que me duele que mi presencia no te la ponga dura para no hacerle daño a tu ego. —En su voz no había provocación, ni rabia, ni nada. Era un tono monótono que podía llegar a confundirse con tedio, como si todo lo que Deian pudiese decirle no fuesen más que chorradas. Aguardó un segundo antes de continuar—. Así que no lo diré más. Agradecería que no me hicieses perder más el tiempo. Desaparece o lucha. No tengo mucho más que decir.


Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) Zmkt4y
Thank you, Alyssa! <3
Lillwelyn Cynwrig
Mensajes : 95

Reliquias : 465

Temas : 5/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9567-this-is-the-story-of-a-nefilim-who-run-away-from-her-father-just-to-be-free-lillwelyn-cynwrig-finalizadahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9577-todo-el-mundo-juega-un-papel-en-la-vida-de-alguien-lillwelyn-cynwrig-relationships#83542http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9576-el-tapiz-de-nuestra-historia-esta-tejido-con-hilos-de-encuentros-lillwelyn-cynwrig-s-chronology#83541
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 23:40 HRS → LUGAR: EL TUGURIO DE LOS SUBMUNDIS  → CLIMA: CÁLIDO Y PLACENTERO.
Desaparecer— No disimuló la sonrisa provocativa que una testaruda y mal criada Nefilim comenzaba por irritarle. Aguafiestas snoob. Olvidándose del habano que botó al costado derecho, enderezó la postura alejado su fino traje de la mohosa pared, sonriendo y negando con la cabeza orgullosamente cínico. Suspiró para calmar los demonios internos y metió condescendiente los pulgares en los bolsillos traseros. —No podría dejarte toda la diversión, seguro has notado que un par de mundanos corren tal gallinas decapitadas— Atreviéndose en avanzar dos pasos a ella, el fulgor en su cuchillo serafin era tan suculento como la Heroína mas pura que encendía la adrenalina demoníaca. Tentar la muerte y caminar sobre la cuerda floja; seguro que la Cazadora podría ser una oponente digna antes de que algún tontuelo interrumpiera el climax del Acto 1.
El detonante Dubstep agitaba las terminaciones nerviosas en los oídos, el hielo seco y las luces combatían el terreno entre lo divertido y sexualmente seductor con meneos de cadera pero... al menos para el oscuro rincón podía aceptarse que las luces de neon llegasen a vislumbrar la sombra de una envergadura extendiéndose a espaldas del pelinegro. Y, grácil como gacela reboloteante, se apartó del lugar que había estado ocupando adquiriendo aquella sombra la forma de un "literal" doble de Deian imitando una postura arrogante de los brazos cruzados sobre el pecho.

¿Comenzamos, "pequeña bastarda"?. Seguramente tienes que poner en alto el nombre de tu Familia o algún Familiar que haya perdido batalla con las ratas de mi celda..
Habló el doble por Deian quien sonreía caminando al perfil de la rubia dejando un perímetro de seguridad mientras analizaba su postura dando casi por sentado qué mano era dominante, cuál pie se apoyaba primero sí entraría en "defensa", y qué probabilidades había de recibir estocadas del Cuchillo o alguna de las armas escondidas que llevaba en ése bonito atuendo cada vez mas apetecible por retirarlo de su piel para postrarla sobre sus rodillas y cachetear aquellos firmes gluteos nefilianos.

Oh, espero no haber dado al clavo de ninguna huérfana virgen.
El primer ataque vendría por la "pantalla" del doble que fingió un gancho hacia el rostro de la rubia justo para cambiarlo en el último segundo haciendo uso de su velocidad demoniaca para tirarse al suelo en una posición favorable y lanzar una patada a las rodillas de la ella. Deian, por otra parte, aguardó el instante exacto para buscar una llave de sujeción a la mano que esa Nefilim sujetaba el Cuchillo Serafin pues  le daría la oportunidad de arrebatarlo con fuerza desmedida así rompiese o no un par de huesos en el proceso.




Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) Nipi6NU
Deian
Mensajes : 51

Reliquias : 36

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9261-deian-once-as-a-fallen-angel-and-now-like-a-free-demon-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9289-deian-s-relationship-come-here-to-be-honest-i-don-t-bite-well-not-too-much#80874http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9290-deian-s-chronology-please-don-t-say-it-i-know-i-have-problems-to-tell-what-i-hate-about-all-of-this#80876
Hijo/a de Lucifer

Deian
está

Volver arriba Ir abajo

Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 23:34 HRS → LUGAR: EL TUGURIO DE LOS SUBMUNDIS  → CLIMA: ENDEMONIADAMENTE HÚMEDO.
Siguió hablando.

Lillwelyn no pudo sentirse más harta del tono de su voz, pero mientras seguía intentando provocarla y avanzaba hacia ella, una sombra se desdobló de donde se encontraba el demonio, apareciendo otra figura idéntica al tipo que la estaba rondando, y la nefilim maldijo para sus adentros, porque realmente no necesitaba que la situación se complicase todavía más.

Vaya, gracias por el detalle. Siempre hay que limpiar el nombre de algún familiar, supongo.

Sus comentarios habían apuntado al corazón. No era demasiado difícil suponer que como nefilim habría perdido a alguien, o que el apellido de su familia era importante, pero intentó poner orden al dolor que se le había abierto en el pecho como una flor porque tenía mejores cosas que hacer que dejarse llevar por la frustración en la que vivía desde que Jacob había muerto.

Descuida —espetó de mala gana.

Apartarse. Eso fue todo lo que hizo. Mantuvo el cuerpo tenso cuando percibió que por fin el demonio estaba dispuesto a dejarse de tanta cháchara y tanta distracción y provocación, tan duros los músculos que casi podría haberle provocado dolor, y al percibir que los golpes iban hacia ella y que el que ella consideraba el cuerpo principal iba a dar un paso hacia delante, flexionó las rodillas ligeramente. Lo suficiente como para darse un impulso hacia el flanco que tenía libre y desaparecer de su alcance en el último momento, aunque la patada del doble le rozó la pierna lo suficiente como para que Lillwelyn percibiese de lejos el impacto que podría haberle causado si le hubiese acertado de pleno.

Y tuvo la certeza de que no podría aguantar durante mucho rato enfrentándose a ese imbécil en solitario.

La imagen de los cuerpos de su hermano y de su cuñada tendidos en mitad de la calle se le aparecieron en la cabeza, y una gota de sudor frío le recorrió la nuca, perdiéndose más allá del cuello y de la ropa que llevaba. Apretó con fuerza el arma en su mano izquierda, invocando entre susurros a Uriel para que el fulgor iluminase la hoja nombrada, dándole a entender así al demonio que su entereza estaba dispuesta al combate, fuese cual fuese el resultado. Se colocó en posición, respirando con tranquilidad, con los ojos azules completamente fijos y fríos en la efigie de la criatura del averno, sin prestar atención al gentío, a la música repetitiva, al calor que lo inundaba todo por culpa de la cantidad de personas que se agolpaban en ese lugar. A ella no la verían pues estaba cubierta por el glamour, pero pronto empezaría a ser sospechoso que apareciesen dos tipos iguales, así que tenía que llevárselo a zonas incluso más apartadas, donde saliesen perjudicadas el menor número de personas posible.

Tendría que investigar el modo de salir de allí mientras luchaba contra él. Nada que no hubiese hecho antes, pero cuyo riesgo era considerablemente mayor, ya que un segundo desafortunado podía suponer el límite entre vivir o morir.

Estaba en clara desventaja, así que atacar era una estupidez, desde su punto de vista. Pero tampoco podía estar defendiendo continuamente, ya que eso sólo la agotaría y la criatura frente a él no tenía aspecto de cansarse fácilmente. ¿Distraerla? Eso hería su orgullo de nefilim pero tampoco era tan imbécil como para dejarse llevar por las ganas de hacer heroicidades, porque era muy consciente de los riesgos. Así que empezó a moverse hacia el lado, manteniendo y marcando las distancias con ambas efigies del demonio, que le observaban con esa expresión en los ojos que rallaba entre lo cruel, lo macabro y lo sexual. Odió cada segundo que tuvo que compartir el aire con él, repulsivo como sólo podía serlo un hijo de Lucifer, pero lo importante era mantenerse fría y firme. Fría y firme. Aún no sabía si el doble era un clon o sólo una ilusión, aunque podía parecer que no importaba demasiado, ya que se había enfrentando a ilusiones tan poderosas que hacían el mismo daño que una persona.

De pronto encontró una puerta secundaria no demasiado lejos de donde ella se encontraba, y se preguntó qué hacer, mientras seguía moviéndose, esquivándole medianamente como podía y aguantando sus provocaciones. ¿Habría atraído su atención lo suficiente como para que la siguiese si se lanzaba a correr lejos de allí o corría el riesgo de hacer el idiota y dejar a toda esa gente desprotegida...? Expulsó aire sonoramente por la nariz, vaciando sus pulmones un segundo, mientras decidía exactamente que mierdas hacer...


Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) Zmkt4y
Thank you, Alyssa! <3
Lillwelyn Cynwrig
Mensajes : 95

Reliquias : 465

Temas : 5/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9567-this-is-the-story-of-a-nefilim-who-run-away-from-her-father-just-to-be-free-lillwelyn-cynwrig-finalizadahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9577-todo-el-mundo-juega-un-papel-en-la-vida-de-alguien-lillwelyn-cynwrig-relationships#83542http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9576-el-tapiz-de-nuestra-historia-esta-tejido-con-hilos-de-encuentros-lillwelyn-cynwrig-s-chronology#83541
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 24:00 HRS→ LUGAR: EL TUGURIO DE LOS SUBMUNDIS  → CLIMA: CÁLIDO, SUDOROSO Y EXCITANTE.
Era un juego, su velocidad no era ni siquiera la primera fracción que usaría en una batalla campal contra uno de sus mal-agradecidos hermanos demoniales. La fanza que había adoptado para seguir el distanciamiento de su presa se complementaba con inclinaciones del cuerpo a un costado, flexiones de brazos y casi rosarse apetitosamete al candente Cuchillo Serafín del que no había escuchado nombre alguno pero supuso era uno de los "menores" por tan falta de puntería para atinar siquiera a una inservible extremidad.
Deian reía cuando cambiaba el ritmo de la pelea en golpes que no se encontraban, ni de él o de ella, y su sombra -doble/clon creado por una divertida ilusión- acorralaba reduciendo el espacio de contra ataque de la rubia.

¡Oh, perdóname, querida. ¿Es que acaso ya se cansó mi pequeña conejita?— Con voz hipnótica y burlón, se apartó de ella con un salto a las espaldas optando una posición de reverencia victoriana que además intensificó un sarcasmo sutil por su misma expresión sonriente cuando alzó el rostro. Hizo "desvanecer" la ilusión de su doble que emitió una última risilla hacia la rubia, y se abrió la camisa de fino lino hasta el ombligo mientras extendía los brazos recreando la crucifixión. —Adelante, hazlo, soy un pajarito a merced del depredador. ¿No es lo que siempre has querido?[/i]— Sonrió malevolente, cruel y ruin como para parecer el mismo diablo plasmado por los grandes pintores renacentistas —¡Hazlo, maldita sea!

La resonancia de su voz se alzó por encima de la música, aterrando a la poca multitud cercana que aún no había caído en las redes de ilusiones para alimentarse del miedo, Deian admiraba con locura a la Nefilim que cada vez estaba mas seguro de querer penetrarla cuando estuviesen a solas en el callejón y hacerla rogar por que le llevase a las puertas del Infierno del dolor que provocarían las embestidas. Era, una maldita suertuda, de no poseer esa dichosa belleza hubiese sido muy diferente el final de su Danza.

¡Ah!, ¿es que no es suficiente?— Hizo trizas la camisa y el saco que se habían pegado a la humedad del sudor sobre su dorso con fuertes tirones. Semi-desnudo frente a ella con una imponencia retadora, arrojó los jirones de ropa al espacio en medio de ellos y le tendió las manos como el delincuente que entrega las muñecas para esposarle. Sin embargo, un segundo tardó para retroceder los brazos y esbozar una nueva sonrisa que le oscureció el iris de sus ojos —O quizás, puedes huir antes de que comience a alimentarme de tu miedo— Extendió un brazo señalando a un par de cuerpos visibles colindantes a la pista de baile que algunos pocos valientes intentaban de reanimar para llevárselos de ahí o llamar al 911 para informar de la situación. —Te recomendaría usar la puerta que te ha estado distrayendo, a menos, claro... ¡que seas lo suficientemente tonta para dejar de prestarme atención!.

Los monólogos de villano descarado no eran su mejor perfil, el azabache era -o quería pensar- de los pocos demonios que iban meramente al grano para evitarse todo el disgusto de una presa con piel rígida por el miedo que le causó la muerte; en cambio, quería saborear la frescura del miedo bajo las glándulas de las axilas, el cuero cabelludo emanando esa delicada fragancia excitante, y atravesar los ojos vidriosos que quedaban cuando el alma se desprendía del cuerpo. No obstante, su "sombra" tomaría el primer pedazo de la rubia que tenía que valerse de todos sus reflejos para poder evitar la estocada que el Clon propinaba en diagonal a sus espaldas usando una muy oxidada cimitarra extraída por el recuerdo de un época por las tierras "Persas".


Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) Nipi6NU
Deian
Mensajes : 51

Reliquias : 36

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9261-deian-once-as-a-fallen-angel-and-now-like-a-free-demon-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9289-deian-s-relationship-come-here-to-be-honest-i-don-t-bite-well-not-too-much#80874http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9290-deian-s-chronology-please-don-t-say-it-i-know-i-have-problems-to-tell-what-i-hate-about-all-of-this#80876
Hijo/a de Lucifer

Deian
está

Volver arriba Ir abajo

Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 00:00 HRS → LUGAR: EL TUGURIO DE LOS SUBMUNDIS  → CLIMA: ENDEMONIADAMENTE HÚMEDO.
Por primera vez en toda su vida Lillwelyn estaba más cerca que nunca de sucumbir ante el miedo, y estaba aferrándose a su cordura con todas sus fuerzas para no permitirse el lujo de despeñarse en el precipicio de locura al que el pánico te hacía sucumbir cuando permitías que se adueñase de ti misma. Eso no quería decir que fuese a darse el lujo de perder los estribos, por supuesto, ni que estuviese a punto de dejarse llevar por el terror, pero para ella, acostumbrada a controlarlo todo con fría calma sin permitir que el resto de emociones siquiera la turbasen, encontrarse en esa situación era lo suficientemente desconcertante como para que estuviese empezando a preocuparse.

Y es que se sentía como si el demonio estuviese aprisionándola contra la pared, piel con piel, y aquello la asfixiaba más de lo que estaba dispuesta a demostrar, porque veía en sus ojos promesas que hacía que se le erizasen la piel y que le hacían plantearse el quitarse la vida si perdía esa batalla, antes que permitir que hiciese lo que quería con su cuerpo. Luchar contra esa sensación, además de contra él, y buscar una salida hacia dónde dirigirse para alejarle de la población en esa habitación no era muy diferente a otras circunstancias a las que se había enfrentado, pero ninguno de sus enemigos le había causado esa repulsión, ni ninguno de sus enemigos había sido un maldito demonio mayor.

El temor a quedarse acorralada fue real cuando su espalda chocó de golpe contra un muro, y Lill lo usó para rodar y apartarse de su trayectoria con un salto antes de que el golpe le llegase. Sus músculos chillaban de dolor, a pesar de las runas, y el calor era asfixiante, haciéndole que los mechones que se le escapaban de la trenza se le pegasen a la piel. Mantuvo la distancia como buenamente pudo mientras su contrincante volvía a hablar, destrozándose la ropa, gritándole a lo que los mundanos debían de entender como un espacio vacío frente a él. Era increíble cómo de intuitivos resultaban a veces para apartarse del peligro sin siquiera ser conscientes de ello, pero unos cuantos no habían podido escaparse de la influencia del demonio, y por sus palabras pudo saber que les había hecho desmallarse del temor que les había inspirado sin saberlo, aumentando sus fuerzas.

Dejó escapar todo el aire que pudo de sus pulmones mientras la oscuridad parecía hacerse mucho más densa a su alrededor, y dejó de desviar sus ojos azules hacia otra parte en busca de una salida, pero sin dejar de ser consciente de su alrededor. Había hecho desaparecer su doble con anterioridad pero eso no quería decir que no fuese a hacerle surgir de la nada de nuevo; quizás fue por eso por lo que pudo escaparse con vida del ataque que le propinó con un arma que sólo le llegó a rozar la carne, pero que destrozó la chaqueta que llevaba con el tajo que le propinó de lado a lado de la espalda, haciéndola separarse en otra dirección y mostrar sus brazos llenos de runas cuando tiró los despojos de su vestimenta al suelo. Sobre el pecho, el amuleto le quemaba, y la runa del luto brillaba por el sudor que le empapaba la piel.

Fue la primera vez que gimió por la presión del momento. Cuando al apartarse cayó de golpe de rodillas al suelo y el impacto hizo que le doliesen todos los huesos del cuerpo. De su boca se escapó un quejido antes de recomponerse rápidamente, deshacerse de la chaqueta y erguirse cuan larga era. Pensó en muchas cosas en ese momento, todas confusas, pero la certeza de la muerte cada vez resultaba más palpable, más visible, y el arrepentimiento que traía el no haber llegado a realizar muchas de las cosas que sabía que tenía que hacer primero. ¿Habría sentido lo mismo Jacob luchando contra aquel demonio...?


Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) Zmkt4y
Thank you, Alyssa! <3
Lillwelyn Cynwrig
Mensajes : 95

Reliquias : 465

Temas : 5/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9567-this-is-the-story-of-a-nefilim-who-run-away-from-her-father-just-to-be-free-lillwelyn-cynwrig-finalizadahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9577-todo-el-mundo-juega-un-papel-en-la-vida-de-alguien-lillwelyn-cynwrig-relationships#83542http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9576-el-tapiz-de-nuestra-historia-esta-tejido-con-hilos-de-encuentros-lillwelyn-cynwrig-s-chronology#83541
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

What do you know about hell if you beg for pain on earth?
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 24:10 HRS→ LUGAR: EL TUGURIO DE LOS SUBMUNDIS  → CLIMA: CÁLIDO, SUDOROSO Y EXCITANTE.
Qué sabían los humanos de cadenas, tortura y agonía sí de sus pesares insignificantes no podían tolerarlos en ése espíritu endeble. De todas las criaturas, humanos y bastardos de Raziel hacían de hazmereír. Cuántas veces habían sido perdonados de la exterminación, y cuántas más desperdiciaron segundos valiosos por ese estúpido deseo de honrar las enseñanzas de sus antepasados; una y mil veces el mismo bucle. ¿Para qué?. ¿Creer que la vida del mundo habitable se detendría cuando desaparecieran de su faz?.

Por cuantas vidas que tomase Deian, un millar mas aparecía tal colmo imposible. Y, sí acababa con una cabeza de la Hydra, otra menos ágil tomaba su lugar para reclamar recompensa de la anterior. Pero... sí no se trataba de disfrutar cada mordisco hasta que la carne se desprendiese de los huesos, era una vanalidad continuar perdiendo el tiempo.

¿Sientes ese susurro en la nuca?— Detuvo el andar de su doble con el extender de su mano emulando una reverencia Victoriana y, cuando el segundo desapareció por última vez, la visión del pelinegro se enervó por las prendas que habían abandonado el cuerpo de la rubia con una exactitud elegante digna de artista. —¿El frío descender por el largo de tu columna?— Mientras hablaba, los delgados y largos dedos retiraron del primer botón el cinturón genuino que latigueó cuando fue desprendido de las presillas para luego doblarlo por la mitad. Golpeó la palma zurda con el perfil del cinturón e inclinó la cabeza a ambos lados causando un chasquido placentero para distraer los pensamientos de la abultada y pesada erección. —Hablemos con honestidad. Estoy harto de perder a todas mis presas.

Se movió... como un gato.

Trasladarse grácil, curvando su cuerpo cuando descendió para tomar con la guardia baja a la rubia era una muy tramposa maña que había aprendido para desatar los deseos carnales de su apetitosa bruja, sin embargo, le había funcionado gloriosamente cuando dominó las muñecas de la Nefilim y agredió con cuerpo aplastante al ajeno en cuanto chocaron brutalmente el andamio para electrónicos.
Cómo llegó el cinturón a los dientes de Deian y después obsequiar el cuero por la fuerza entre los dientes de su "presa", fue una mera coincidencia paras las impredecibles acciones del demonio. No obstante, detendría apenas los gritos que estimularía él en el instante que mordisqueara su cuello con la incipiente lengua saboreando el tan ya mencionado sudor irritando su oscuro deseo.

El sabor del miedo y adrenalina enardecían el hambre por poseerla

Sintió el quebrar de los huesos que unían la muñeca a los tendones bajo la presión de su fuerza demonil y entendió que la mayor batalla estaba por sentada. Encontrándose a gusto, propinó dos golpes consecuentes con las rodillas para separar el compás que aquella mujer protegía para evitar lo imprecindible, y, una vez atravesando el espacio celestial, le arrebató con furia el cinturón tomándole nuevamente por los dientes. Deian era igual que una bestia en frenesí , pensaba que en el fondo se merecía la locura de pertenecer al mundo que olvidaba la verdadera oscuridad de sus acechadores por naturaleza y no desaprovecharía someter cualquier muestra de libre albedrío

En el furor, desunió los cuerpos y con una bofetada desprendió el rubial cuerpo femenino del andamio para mandarlo a sus pies.
No te muevas, ¿quieres?.
Lamió los rastros de saliva que la Nefilim olvidó y sujetó por la punta el cinturón con las intenciones de que -al golpear- la fuerza del arma metálica se viese en el broche con los primeros atentados contra un cuerpo yaciendo al nivel donde pertenecía su raza.

Uno a uno en el descender latigueante del cuero que cortaba el aire, el demonio admiraba la piel transformarse lacerante con marcas únicas producto de su desquicio, y cuando rogara por un "alto"... entonces... sólo entonces hendiría el himen.


Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) Nipi6NU
Deian
Mensajes : 51

Reliquias : 36

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9261-deian-once-as-a-fallen-angel-and-now-like-a-free-demon-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9289-deian-s-relationship-come-here-to-be-honest-i-don-t-bite-well-not-too-much#80874http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9290-deian-s-chronology-please-don-t-say-it-i-know-i-have-problems-to-tell-what-i-hate-about-all-of-this#80876
Hijo/a de Lucifer

Deian
está

Volver arriba Ir abajo

Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 23:34 HRS → LUGAR: PANDEMONIUM  → CLIMA: HÚMEDO.
Se decidió por la derecha, confiando en una corazonada.

Avanzaba a través del congestionado local, deslizándose por las masas. Casi podía sentir la presencia de sus congéneres que guardaban el perímetro, atentos cuales águilas al comportamiento más mínimamente inusual dentro del local. Sombras ocultas tras una ornamentada columna o mezclándose en medio de la gente que sucumbía al ocio ajenas a la presencia de seres infernales entre ellos.

Resultaba una tarea humanamente imposible para el nefilim que sus emociones no ganaran la batalla en contra de la razón, pero si esperaba que las cosas salieran bien esa noche, necesitaba ignorar lo furioso que se encontraba con Lillwelyn, ya luego de que la encontrara, se ocuparía de ponerle nombre y razones a todas sus emociones volatizadas.

El palpito del detector de demonios confirmó lo esperado, y procurando mimetizarse con la multitud que a penas repara en él, distraídos en medio de las fantasía del Pandemonium y el descontrol, se dirigió sigilosamente hacia la parte trasera del escenario, sintiendo cada una de sus runas ardiendo sobre la piel, sofocándolo. Hizo un gesto a penas imperceptible hacia una figura inerte que se encontraba vigilante al otro extremo del local, y cuando se giró para caminar hacia donde debería encontrarse la fuente de sus problemas, no le sorprendió que un par de cazadores, garbosos y los que a penas conocía, ya se encontraran pisándole los talones. La expresión impertérrita de los mismos revelaban que comenzaban a sentir lo mismo con el; la fría determinación de un cazador, tan cerca de un ser del averno que podía sentirlo retumbar en los huesos.

Estaba preparado, eso se dijo cuando abandonó la catedral una vez el aviso de aquella redada llegó a sus oídos. Pero no era así, se dio cuenta al ver la escena del demonio y la nefilim, que jamás hubiera estado preparado.

Uno de los cazadores se adelantó a jurar en nombre de la clave con los ojos desbordados ante el escenario, un sonido que revelaba la más absoluta repulsión hacia el perpetrador agazapado sobre la cazadora de sombras, una figura difícilmente irreconocible, marcada con runas y sangre sobre su pálida piel. El otro nefilim, de mente ágil y despierta, ya había invocado el nombre de un ángel tras desenvainar el arma de adamás que resplandeció con su cualidad divina e iluminó aquel páramo ignorado por los mundanos.

Alexei no habló, ni siquiera produjo sonido alguno cuando apretó con fuerza la empuñadura de sendas espadas. El traslado de estas desde sus vainas hasta las manos del hombre pareció obra de una ilusión, un movimiento tan veloz e instintivo que parecía antinatural, así como la ira implacable que envolvía sus palabras –atrás, ahora– masculló, no sabiendo si sus palabras iban dirigidas al demonio mismo. No importaba, porque aunque la lógica le gritaba que se encontraban en desventaja y lanzarse de lleno sobre la criatura implicaría un riesgo para todos los presentes, toda la furia milenaria de la sangre del ángel que surcaba sus venas lo golpeó sin contemplación y lo disparó hacia adelante con la violencia de un instinto primitivo, la oscuridad y la luz siendo antítesis.

La espada rasgó el aire cuando la enarboló en dirección a la maligna criatura. Convencido de los desalentadores resultados de un primer ataque, su gemela se lanzó buscando rasgar la carne a la altura del pecho del ser depravado, zumbando bajo la ira de quien la portaba, movido por la convicción de que no se detendría hasta verlo o verse muerto.


Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) QpjdOYU
Alexei Ravenwolf
Mensajes : 55

Reliquias : 289

Temas : 0/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9099-alexei-ravenwolf-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9105-relaciones-de-alexei-ravenwolf#79004http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9106-cronologia-de-alexei-ravenwolf#79005
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators
→ DÍA DE LA SEMANA: ¿DOMINGO? → 00:00 HRS → LUGAR: EL TUGURIO DE LOS SUBMUNDIS  → CLIMA: ENDEMONIADAMENTE HÚMEDO.
Sólo un suave gemido perdido entre suspiros y aliento que se desvanecía brotó de sus labios.

Lillwelyn había escuchado sus palabras con el vello erizado por la presión, por la tensión, retrocediendo espada en mano para alejarse de lo que se movía en las sombras, rodeándola, apareciendo y desapareciendo a placer y voluntad del demonio que se erguía frente a ella. Tanto el calor como la humedad del ambiente se adhirieron a su piel al desprenderse la tela de la chaqueta, mezclándose con el sudor que ya perlaba su cuerpo; los músculos le crujían de dolor, pero no con aquella satisfacción que le recorría el cuerpo cuando entrenaba con Alexei. Era un sufrimiento muy diferente. El padecimiento de la vida escapándose a raudales por la situación que la envolvía. El sabor del acero sobre la carne no resultaba igual cuando veías que tu continuidad pendía de un hilo muy fino, y que ese hilo estaba siendo tironeado por un demente como el que la acechaba en esos momentos.

Antes de que pudiese reaccionar una de las manos del demonio se había aferrado a sus muñecas, inmovilizándola contra una estructura que no supo identificar. Sintió la presión, el calor de su cuerpo asfixiándola cuando él la apretó contra la superficie, haciendo que la espada se le resbalase de los dedos por la presión. El roce de su erección le provocó tal repulsión que le costó mantener la compostura en ese momento, aterrada ante la idea de encontrarse indefensa ante una criatura como esa, y por primera vez en mucho tiempo perdió el control de sus propias emociones, aunque sólo fue durante un segundo. El pánico le brilló en la mirada, porque sabía lo que venía a continuación. Lo supo mientras el sabor del cuero le inundaba la boca, mientras los tendones de las muñecas se quebraban como ramas bajo los dedos del demonio, y cuando su lengua y sus dientes le marcaron la piel del cuello, y la fuerza de su pierna consiguió que separase las suyas para rozarle entre ellas.

Por primera vez en muchísimos años, lloró de impotencia y de dolor, porque ni siquiera iba a poder quitarse la vida para que no la usase a su antojo. El cinturón del demonio abandonó su boca para sentir la presión de sus dientes donde antes había estado la prenda. Ni siquiera encontraba fuerzas para hacerle daño en ese momento. Iba a morir. Y ni siquiera iba a ser en el fragor del combate. Iba a morir sola después de ser violada y vejada. Sintió tanta rabia que deseó que ésta pudiese asfixiarla para poder irse al menos como ella quisiese, pero no iba a sentir ese gusto.

Lo siguiente fue la dureza del suelo contra sus brazos.

Él la había lanzado hacia el suelo con brutalidad, y el golpe seco que recibió contra el suelo hizo que todo su ser vibrase. A lo lejos, su cuchillo serafín brillaba. Añoraba el tacto rugoso de la empuñadura de Angurvadel entre los dedos, y se preguntó si alguna vez tendría la ocasión de volver a abrazar a su padre, de decirle que le quería después de todo, y pedirle permiso para volver a usar la espada. Aunque no recuperaría el apellido. No de momento, al menos.

El primer correazo le abrió una herida en la espalda que debería de haberle hecho chillar, pero Lillwelyn apretó los labios y gimió. Fue lo único que se permitió hacer, habiéndola tomado por sorpresa, incluso. No iba a darle la satisfacción de chillar ni de suplicar por su vida, ni por clemencia. Las criaturas como él no la tenían, y sólo serviría para engrosar su ego. El odio le latía con fuerza dentro del pecho, pero no tenía demasiado claro si sólo contra él mismo o también contra su debilidad.

Cuando llegaron el segundo y el tercero se dio cuenta de que en ese momento se detestaba más a sí misma por estar tendida en el suelo a los pies de un enemigo, incapaz de reaccionar por el dolor que sentía en las muñecas y en los golpes que le propinaban. Si hubiese aprovechado la fracción de segundo entre el primero y el segundo y se hubiese levantado, habría podido salvar su orgullo y su dignidad, pero ni siquiera conseguía apoyarse bien para erguirse cada vez que lo intentaba. Así que tenía lo que merecía, por descuidada. Pero Bastian... ¿qué iba a ser de Bastian? Se encogió sobre su cuerpo al sentir el cuarto, y luego empezó a arrastrarse como pudo hacia su arma. No pensaba morir quieta sin al menos ofrecer algo de resistencia. Las lágrimas volvieron de la mano de una frustración que nunca se apagaba. Se acordó entonces de Alexei. ¿Habría leído su mensaje? ¿Estaría al llegar? ¿Podría aguantar hasta que apareciese? Ni siquiera estaba segura de que hubiese sido una buena idea avisarle teniendo en cuenta su temperamento pero... no había podido pensar en otra persona cuando había querido ayuda. Ni siquiera estaba segura de haber querido. Con el quinto golpe la sangre empezó a chorrearle por la espalda y por los brazos. Ojalá todo eso no fuese más que una pesadilla y al despertase pudiese escurrirse fuera de sus sábanas para ir a buscarle en aras de encontrar algo de consuelo. Él siempre sabía qué decirle para que se sintiese mejor con esa honestidad tan llana, tan ardiente que tenía. Quiso verle con tanta intensidad que el corazón le dolió dentro del pecho, y fue entonces cuando se dio el lujo de gemir de nuevo.

Entonces una voz oscura rasgó el ambiente, y entre jadeos, Lillwelyn creyó haberlo soñado. Quizás se había desmayado ya, pero el dolor era tan intenso que no podía ser el caso. Giró el rostro para encontrarse con los ojos ardientes de Alexei, pero el alivio que sintió en el corazón al atisbar su figura se empañó pronto. Estaba furioso. Casi se podía sentir un halo de llamas a su alrededor quemándolo todo a su paso, como un ángel vengador, y ni siquiera le dio tiempo a hablar para decirle que no se lanzase contra él como un inconsciente, porque ya lo había hecho.

Alex... —susurró casi en un llanto mientras unos brazos fuertes la sostenían y la cargaban contra su pecho. Al erguirse sintió que se mareaba, que todo se tambaleaba a su alrededor, y se reclinó hacia un lado para vomitar al lado. Cuando buscó a la persona se dio cuenta de que era otro nefilim, un chico llamado Luis que la contemplaba con horror mientras buscaba una estela—. Las muñecas —pronunció con un tono algo más firme al atisbar algo de esperanza—. Las tengo destrozadas. Hazme el iratze en las muñecas.

Incluso en esas condiciones, su mente consiguió reponerse rápidamente del shock, aparcándolo a un lado para otro momento, de pronto insuflada por un valor que había estado pendiente de desaparecer. No estaba sólo él. No había acudido como un loco solitario, sino que ahora eran cuatro para enfrentarse al demonio. Quizás así tuviesen una oportunidad. Luis le aplicó las runas en los brazos y en el corazón para que todo fluyese rápido, y el primer grito de dolor lo emitió con el chasquido que hicieron sus muñecas al empezar a curarse. Pero aún era pronto.

Trae mi cuchillo y vete a ayudarles —fue casi una orden.

Pero Cynwrig, tu espalda...

¡Ve! —gritó, intentando no sucumbir a la desesperación.

Se quedó apoyada usando sus propias fuerzas mientras las heridas de la espalda le ardían como si hubiesen colocado ascuas sobre su piel. La sangre pegajosa seguía fluyendo, y el dolor de la boca por el maltrato que había sufrido era lacerante. La solidez del arma a su lado le indicó que le habían hecho caso, y jadeando esperó a que las runas hiciesen efecto, contemplando con ansiedad el enfrentamiento que estaba teniendo lugar en esos momentos. Aunque no estaba demasiado convencida de que el demonio fuese a dejarla ahí así como así..


Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18) Zmkt4y
Thank you, Alyssa! <3
Lillwelyn Cynwrig
Mensajes : 95

Reliquias : 465

Temas : 5/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9567-this-is-the-story-of-a-nefilim-who-run-away-from-her-father-just-to-be-free-lillwelyn-cynwrig-finalizadahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9577-todo-el-mundo-juega-un-papel-en-la-vida-de-alguien-lillwelyn-cynwrig-relationships#83542http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9576-el-tapiz-de-nuestra-historia-esta-tejido-con-hilos-de-encuentros-lillwelyn-cynwrig-s-chronology#83541
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.