29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


37 # 34
15
NEFILIMS
7
CONSEJO
10
HUMANOS
7
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
12
BRUJOS
3
HADAS
7
DEMONIOS
1
FANTASMAS

There's always calm before the storm {Simon L.}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

There's always calm before the storm
→ Martes; Marzo → 19:30 → N.Y.  → Frío y ventoso
El frío invierno parecía empezar a ceder. Con la llegada de marzo el tiempo parecía ir mejorando poco a poco, a pesar de las lluvias y el viento ululante que predominaban el cielo casi todos los días.  Algunos días se abría paso el sol entre las nubes y unos deliciosos rayos candentes conseguían calentar el aire, aunque fuera por algunas horas. Aquel día había amanecido cálido, a pesar de que poco a poco el frío y el viento se habían hecho notar. Incluso lloviznaba cuando Isabelle fue llamada al despacho que antaño había sido de su padre. Ahora lo seguía ocupando cuando volvía de la capital, que era en muy raras ocasiones, puesto que después de la guerra apenas lo veía. Y la verdad, cada vez le echaba menos en falta. La joven entró después de una pausa educada tras haber tocado a la puerta. Al abrirla, detrás del escritorio se encontró con el primer hombre que había querido y que le había decepcionado.

-Voy a ser muy claro, Izzy... -La joven morena enarcó una ceja, profundamente disgustada por el apelativo cariñoso que había usado quien, tiempo atrás, había sido su héroe. Le había prohibido que le llamara por cualquier cosa que no fuera su nombre. -Isabelle. -Rectificó, después de un incomodo silencio. -Hay un grupo de vampiros fuera de control. Y están bajo la responsabilidad de tu novio. -Hizo un gesto con la mano, claramente incómodo por el tema. -O tu amigo, o lo que sea. -Suspiró, levantándose de la silla y deambulando por la sala, claramente sin saber qué hacer. -He tenido la cortesía de informarte porque creo que el chaval se merece el beneficio de la duda. Así que voy a hacer la vista gorda por una noche más. -Después la encaró, con los ojos azules claros intensos que tenían todos los Lightwood excepto ella. -Pero mañana quiero que el asunto esté zanjado o la Clave intervendrá. -Isabelle asintió lentamente, el tema debía de ser serio para que lo supieran en Idris. Así que sin más muestra de gratitud que una cabezada escueta, salió corriendo del despacho. Sabía lo que podía significar para su Simon si la Clave tenía que poner las manos en el asunto y su instinto le decía que debía actuar cuanto antes. En su estómago se instaló una carga pesada, entre un mal presentimiento y la preocupación, que no iba a abandonarle  en lo que quedaba de noche. Que iba a ser terriblemente larga.

Cuando tocó la puerta del piso de Simon, estaba ataviada con todas las armas de las que disponía y ligeramente mojada por la lluvia fina que ya había dejado de caer a medio camino entre el Instituto y el apartamento. La poca luz natural que quedaba empezaba a apagarse, dejando paso a la noche, en la que habitaban las criaturas a las que debían detener. No tenían tiempo que perder.  Y así, automáticamente, Izzy se había tomado el asunto como un problema más suyo. Inmiscuyéndose en cosas que tal vez no debería meterse.

Apenas dejó que el vampiro abriera la puerta cuando ya se había colado dentro, convertida en un huracán, intempestiva como siempre. -Espero que no estés haciendo nada porque te aseguro que lo que tengo que decirte requiere de tu más inmediata y completa atención. -Se giró hacia él, con las manos en las caderas, orgullosa, preocupada e imponente, casi desafiándole a contradecirle.





Spoiler:
avatar
Mensajes : 42

Reliquias : 11

Temas : 0/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9330-isabelle-s-lightwood-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9333-i-am-pure-at-heart-it-repels-the-dirt-izzy-s-relationships#81232http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9334-izzy-s-crono#81235
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

There's always calm before the storm
→ Martes; Marzo → 19:30 → N.Y.  → Frío y ventoso
Cuando la luz del sol se había colado esa mañana por la ventana, Simon se había arrebujado aún más debajo de las mantas de forma inconsciente, sumido en preciosos sueños donde su madre no le odiaba, donde podía continuar con su vida y donde eso también implicaba que Isabelle y Clary no iban a desaparecer de su lado nunca. Sin embargo, el mundo nunca iba a su favor, y no había pasado demasiado rato cuando los vecinos empezaron a hacer tanto ruido que con su sensible sentido auditivo no pudo mantenerse dormido mucho más tiempo. Gimoteó, desesperado, mientras se colocaba cabeza arriba, maldiciendo al universo. Había tardado eones en dormirse, como siempre, y tenía la impresión de que algún día terminaría tirándose por la ventana por vivir con pocas horas de sueño en el cuerpo... o a sus molestos vecinos.  

Así que, desde luego, no tuvo un buen despertar aquella mañana, que se auguraba gris, plomiza, pero el resto de la jornada transcurrió sin demasiados incidentes. Fue a la universidad, fue a hacer la compra al supermercado para Jordan -aún se sentía incómodo comprando cosas como filetes de pollo, a pesar de que ya no podía comer absolutamente nada, pero el maltrato animal era el maltrato animal-, y durante gran parte de la tarde hasta el anochecer estuvo practicando con el bajo, ya que Erik estaba especialmente tiquismiquis con que se estaba perdiendo muchos ensayos. Simon ya no sabía qué excusas ponerles -"ey, Erik, es que verás, el mundo se va a ir a la mierda aunque no sabéis nada de esto, claro, y tengo mejores cosas que hacer"- a pesar de que en el fondo echaba de menos tocar música tanto como la comida vegetariana. Su condición le había quitado tantas cosas viejas como tantas nuevas.

Después de una ducha y de haberse alimentado adecuadamente, se dispuso a ponerse los zapatos para ir al aquelarre, puesto que últimamente le habían estado llegando noticias no demasiado favorecedoras ni alentadoras. Kim, una de las pocas que era partidaria suya de buena gana, le había dicho que un grupo de los suyos estaban descontrolados. No era que perteneciesen todos a su grupo, le había dicho la muchacha; de hecho, al parecer los cabecillas eran un grupo de vampiros que no estaban afiliados a ningún aquelarre, pero estaban empezando a captar a gente para alejarlos de los Acuerdos y asociarse con ellos, ahora que Sebastian ofrecía alternativas. Aquella idea le había helado la sangre y por eso hacía ya varias noches que las pasaba con los suyos, intentando que el caldeado ambiente se enfriase; le había sorprendido ver que contaba con más aliados de los que él imaginaba, pero seguía levantando miradas recelosas, a pesar de todo. La Marca. Amigo de los nefilims. Amante de una de ellos... Ciertamente no había muchas cosas a su favor.

Estaba perdido en sus pensamientos, asegurándose de que llevaba las llaves y la cartera en los bolsillos cuando unos golpes sonaron enérgicamente en la puerta del apartamento. Llamó a Jordan tras enarcar una ceja, y al recibir su respuesta -que sí, que estaba en casa, y que no, que no esperaba visitas-, echó un ojo por la mirilla antes de abrir, sintiendo que acababa de alegrarle la noche con su sola presencia. Al menos, en su gran mayoría, porque de una forma u otra ella siempre le descolocaba.

De haber sido todavía humano habría trastabillado al pasar Izzy por su lado convertida en un torbellino negro, pero sus extraordinarios reflejos le hicieron apartarse en el último momento, usando la puerta parcialmente como escudo. Habría farfullado algo al respecto, pero la voz de ella cortó cualquier palabra que pudiese surgir de su interior, y Simon parpadeó, algo perplejo, mientras cerraba tras de sí. El olor de la nefilim inundó toda la casa, haciendo que la piel se le estremeciese, y casi se avergonzó de las ganas que tuvo de acortar la distancia entre ambos para besarla, pero se mantuvo donde estaba, firme, mientras enarcaba una ceja.

Yo también me alegro mucho de verte, Izzy. Oh, sí, pasa, no te preocupes, no estoy haciendo nada ahora mismo, no molestas. —Bromeó, esbozando una ligera sonrisa que desapareció al darse cuenta de que la expresión de la joven se mantenía imperturbable—. Está bien, está bien. ¿Qué sucede? Cuéntame. —Ni siquiera le ofreció dirigirse hacia su habitación, tenso como de pronto se encontraba al percatarse de que iba armada de los pies a la cabeza, además de ligeramente empapada.
avatar
Mensajes : 72

Reliquias : 947

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8182-simon-lewis-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8183-simon-lewis-relationships#70633http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8185-una-serie-de-catastroficas-desdichas-simon-lewis#70672
Líder de los vampiros

Volver arriba Ir abajo

There's always calm before the storm
→ Martes; Marzo → 19:30 → N.Y.  → Frío y ventoso
En la cabeza de la morena ni había aparecido la idea de que pudiera estar ocupado. Estaba tan acostumbrada a que Simon siempre estuviera dispuesto a verla que no había ni pensado que podía interrumpirle haciendo cualquier cosa. Desde la reconciliación todo había seguido como antes, como si nunca le hubiera hecho daño al único chico por el cual había sentido tanto amor y cariño que era incapaz de expresar. No le gustaba recordar lo que había pasado entre ellos así que no se había vuelto a tocar el tema. Al entrar echó un rápido vistazo comprobando que Jordan no se encontrara cerca, no porque quisiera ocultarle nada, sinó porque prefería tratarlo solo con el vampiro. El hombre lobo no estaba a la vista así que no consideró necesario dirigirse hasta su habitación, de modo que se quedó a unos pasos de la puerta, goteando ligeramente y mojando sin miramientos el suelo. Cuando él la miró y se cruzaron sus miradas la chica de pronto fue plenamente consciente del lamentable aspecto que debía estar ofreciendo. En un vago intento de solucionarlo se pasó una mano por el cabello y se ajustó la cazadora de piel negra.

-Hola, Simon. -Dijo, como si no pudiera contenerse, esbozando una media sonrisa cariñosa que le salió de ella sin proponérselo. El aspecto confuso de Simon era demasiado adorable como para que Isabelle no quisiera comérselo a besos. Le entraron unas ganas irrefrenables de olvidarse de todo y besarle, incluso de dejarse llevar. Pero sabía que no podía, por más de un motivo. Y lo que tenía que decirle era urgente, demasiado como para entretenerse.

Casi de golpe la confusión desapareció de sus facciones, dejando paso a la seriedad y a la preocupación. Era una perfecta metáfora de lo rápido que se había visto obligado a madurar. Y en el fondo, Isabelle añoraba al torpe Simon humano aunque también quisiera al Simon vampiro. Todos esos pensamientos fueron desplazados rápidamente por el tema que les urgía. Así que decidió atajar y ser directa. -Verás, algunos vampiros a tu cargo están causando estragos. Lo saben hasta en Idris y mi padre me ha informado. Nos ha dado de plazo hasta mañana para solucionarlo o tendrá que intervenir la Clave. -Y así, sin más, se había apropiado del problema como parte más de sus tareas.

Sin esperar respuesta se volvió a encaminar hacia la puerta, y sólo se giró para lanzarle una mirada apremiante. No tenían tiempo que perder. Isabelle estaba ansiosa y preocupada. La amenaza de que la Clave se ocupara del asunto la tenía en vilo. No podía salir nada bueno de que el aquellarre de Simon fuera intervenido e investigado.





Spoiler:
avatar
Mensajes : 42

Reliquias : 11

Temas : 0/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9330-isabelle-s-lightwood-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9333-i-am-pure-at-heart-it-repels-the-dirt-izzy-s-relationships#81232http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9334-izzy-s-crono#81235
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.