29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


37 # 34
15
NEFILIMS
7
CONSEJO
10
HUMANOS
7
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
12
BRUJOS
3
HADAS
7
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Under blood red skies • Priv

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Sivanna Gehring el Lun Ago 27, 2018 4:30 am

Under blood red skies
Algún callejón de Manhattan • 00:23 • Chubascos

Siguiente luna llena en 10 días

Con la respiración trabajosa, el cabello pegándosele a la piel húmeda y un gruñido bajo vibrando en su garganta, Sivanna se interponía entre cualquier tipo de escapatoria de su presa. El miedo en sus ojos y lenguaje corporal, el apenas perceptible aroma de la sangre, la adrenalina de la caza, todo la incitaba más profundo en aquella espiral de perdición. La mujer de pie en aquella calle no era Sivanna. Era un cuerpo siendo guiado por sus más bajos instintos, la voz que todas esas semanas había tratado de tomar control… lográndolo así aquella noche. Había intentado huir, callar el deseo de matar, negar la locura que se cernía sobre ella, pero simplemente se le había escapado de las manos. No tenía fuerzas esa noche, por lo que se había rendido de una vez. Parecida a la sensación de caer dormido, ella simplemente perdió cualquier conocimiento dentro de su mismo cuerpo. En ese momento no había importado cuanto había recorrido, lo sucedido en su casa, ni la lluvia que caía suavemente sobre la ciudad. No había agotamiento ni miedo… nada en lo absoluto. Solo ira. Irracional y tan potente que encendía cada célula de su cuerpo, deseosa de ser liberada.

Lamentablemente el encuentro con su padre y la traición de Angelica la habían acorralado contra sus instintos, negándole la posibilidad de intentar controlar cualquier explosión de violencia. Sus emociones le habían fallado, actuando de combustible para su pérdida de control. Convirtiéndola en un peligro para cualquiera que se cruzara con ella en ese estado. Gracias al cielo la gran mayoría de los ciudadanos se habían encerrado en sus casas para evitar la fuerte lluvia que caía en la ciudad, puesto recorrió bastante antes de encontrarlo a él. Si el clima hubiese sido favorable... su número de víctimas habrían aumentado. Una vez que lo había visto, se había lanzado contra él sin razón alguna, ni mucho menos con un aviso. Su ataque llegó de sorpresa, tan salvaje y potente que no tuvo tiempo de responder. Y vamos, que tampoco hubiese sido de mucha ayuda su intento de defenderse. Su fuerza no se comparaba a la suya, incluso cuando él la sobrepasaba por al menos una cabeza.

La sangre ajena manchó sus puños en un par de golpes, mezclándose con la lluvia. Otros más provocaron que perdiera el conocimiento. Faltaban pocos para que su cerebro se viese afectado de manera irreparable.

Solo que eso no lo comprendía ya la muchacha cuya mirada se había tornado citrino. Poco importaban las secuelas de su ataque, mucho menos la posibilidad de que muriera. Quería saciar su ira y nada más. Por lo que estando allí, sobre el cuerpo de su presa, parcialmente oculta entre la oscuridad de la noche… Sivanna estaba a punto de condenar su existencia.


Off:
Tema continuación de tema personal


Última edición por Sivanna Gehring el Jue Ago 30, 2018 5:16 pm, editado 1 vez


Lust & Hunger
avatar
Mensajes : 73

Reliquias : 492

Temas : 4/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9723-gehring-sivanna-o-id#84750http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9728-red-lights-o-rs#84791http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9727-pick-your-poison-o-cr#84790http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9768-part-of-the-past-o-tramas-0-5
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Einar Sørensen el Miér Ago 29, 2018 12:03 am

Under Blood Red Skies
→ Algún Callejón de Manhattan→ 00:23 → Chubascos  → Luna Gibosa


La noche estaba resultando de todo menos apacible. La lluvia parecía dispuesta a quedarse en la ciudad durante toda la noche, cosa que impedía que muchos de los transeúntes todavía transitaran por la ciudad. Pero lo peor era que la lluvia terminaba con los olores, complicándome una noche más la búsqueda de la zorra pelirroja.

Llevaba ya varias noches buscándola, paseándome por la ciudad sin rumbo fijo, atento a cualquier rastro, por ligero que fuera, de su presencia. Sabía que no había abandonado la Gran Manzana, que todavía se encontraba oculta en algún lugar de la misma, como un gusano pudriendo el interior de la fruta. Hacía unas pocas noches que encontré a aquel otro chupasangre que apestaba a ella y fue una auténtica lástima que se me escapara, claro que entonces aún no me había recuperado completamente de los jueguecitos a los que me obligó a participar esa malnacida.

Sea como fuese, aquella noche mis pasos me habían conducido hasta Manhattan, pero la persistente lluvia al final había conseguido que decidiera volver a casa, cosa que mi sobrino agradecería pues así tendría la excusa perfecta para desobedecer a su madre y quedarse un rato más despierto jugando con su tío.

Con una sonrisa en los labios, fruto del pensamiento de oír las protestas de mi hermana porque el pequeño no hace caso, me detengo en seco en cuanto los sonidos familiares de la carne golpeando la carne llegan a mis oídos procedentes de un pequeño callejón. Al momento, la curiosidad hace que me encamine hacia el sonido de forma que, cuando finalmente entro en la oscuridad del mismo el olor a sangre, licántropo y mundano inunden mis fosas nasales antes de que mis ojos lleguen a vislumbrar la escena que está teniendo lugar en aquel oscuro rincón olvidado de la ciudad.

Nada más verlo, soy muy consciente de que me encuentro ante un cachorro, un licántropo que se encuentra en pleno ataque furioso y que, por la forma de golpear salvajemente a su víctima, no es muy consciente de lo que está haciendo. Al momento se forman imágenes fantasmagóricas en los límites de mi mente de aquellos días previos a mi primer cambio, cuando la rabia, el odio y un extraño malestar provocaban una agresividad jamás vista anteriormente en mi persona y que finalmente terminaron de la peor forma que podía terminar aquello.

Así, sabiendo que debo actuar, no ya solo por formar parte de los Praetor Lupus, sino por las graves consecuencias que acarreará cualquier acto que cometa en este estado, me acerco con todo el sigilo del que soy capaz, con la certeza de que se encuentra tan centrada en acabar con su presa que no me detectará hasta que sea demasiado tarde, hasta quedar justo a su espalda. Una vez situado en el lugar correcto, con un rápido movimiento, paso mis brazos por debajo de los suyos, llevando mis manos por encima de ellos hacia su nuca, en donde entrecruzo los dedos con fuerza al tiempo que tiro de ella hacia atrás y arriba, inmovilizándole los brazos con esa llave y apartándola de su pobre víctima - Tranquila cachorrita… – comienzo a susurrarle al oído mientras afianzo bien mi presa sobre ella, asegurándome de que no se zafe con facilidad de mí - Si quieres matar a alguien no voy a ser yo quien te lo impida, pero si lo haces que sea porque eres consciente de lo que estás haciendo – añado manteniendo un tono firme, seguro, aunque con una ligera nota tranquilizadora.

Por desgracia sé de primera mano las consecuencias que acarrean el dejarte dominar por la rabia ciega durante los primeros tiempos del cambio, y no estoy dispuesto a permitir que nadie pase por el calvario que sufro todos los días como consecuencia de aquellas acciones. Si no hubiera notado que mi congénere está completamente dominada por esa furia ciega, no habría intervenido, pero no puedo permitir que haga algo de lo que luego tenga que arrepentirse.  


avatar
Mensajes : 90

Reliquias : 471

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Sivanna Gehring el Vie Ago 31, 2018 3:14 am

Under blood red skies
Algún callejón de Manhattan • 00:23 • Chubascos

Siguiente luna llena en 10 días

Entre la nebulosa rojiza de su ira, un intermitente pensamiento comenzó a formarse. Algo no terminaba de contentarla, de alimentar aquel oscuro deseo que había tomado su cuerpo. No le bastaban los golpes, ni el sentir la sangre inundando su olfato. Quería más. Su instinto no tardó en mostrarle la respuesta a aquella molestia. Deseaba desgarrar aquella piel con su boca, destrozar su presa, sentir en sus manos el calor de su sangre. Y podía. Ahora, sumisa ante sus impulsos, podía hacerlo. Descendiendo su mirada hacia el sangrante hombre que yacía bajo de ella, sus manos se crisparon en garras, queriendo eliminar aquella molesta barrera que era la ropa.

Antes que pudiese siquiera desgarrar la prenda, fue alejada de su presa. Al mismo tiempo que negada de cualquier movimiento.

Su ira explotó en un grito furibundo, mientras intentaba zafarse de su captor. No hubo más razón en la mente de la morena que aquel hijo de puta quería lo que ella había cazado. Lo sentía, algo en su aroma delataba al predador. Quería su presa, quería alejarla de su botín para él disfrutar de su alimento. No se lo permitiría, eso estaba claro. Furiosa, deseosa de alejar a aquel maldito entrometido, trató de zafarse, pero su fuerza se vio rivalizada con la ajena. La violencia en su cuerpo alcanzó un punto álgido al mezclarse con su frustración, intentando alcanzar algo de su agresor. Sus mandíbulas se cerraron en el aire en un chasquido peligroso, sus manos trataban de alcanzarlo… pero no había manera. Exhalando un bufido, su cuerpo quedó laxo, rindiéndose de una vez.

En el repentino silencio junto al goteo incesante de la lluvia sobre ella, Sivanna tomó lentamente posesión de sus sentidos. El punzante dolor de sus manos fue lo primero que le dio la bienvenida; siendo seguido de la aplastante sensación de haber corrido kilómetros ante su agitado respirar; notó el frío de sus empapadas ropas sobre su piel y su rostro húmedo; siendo, por último, la presión del cuerpo ajeno contra el de ella.

¿Qué…? — susurró, desconociendo por completo el lugar y comprendiendo que estaba atrapada bajo el agarre de alguien. — Suéltame, cabrón. — espetó en un gruñido bajo. El hecho de no saber dónde estaba, además de que alguien estuviese inmovilizándola no era una buena manera de recobrar el conocimiento. Menos cuando vio el cuerpo de aquel hombre a solo unos pasos de ella. Su visión pareció traer consigo el recuerdo de lo que había pasado en su hogar. Su padre, Angelica, su huida… y ahora esto.

No, no, no… — jadeó a medida que comprendía qué había pasado, qué había hecho. Presa del tumulto de emociones que llenaban su pecho, Sivanna sintió las lágrimas anegar sus ojos y un sollozo desesperado atravesó su cuerpo. En su mente no había cabida para la presencia que la mantenía presa, solo podía pensar en que su peor pesadilla se había vuelto realidad. Su locura la había llevado a matar, sin tener recuerdo alguno de qué haber hecho. Porque si, sabía que había sido ella y nadie más que ella la culpable de eso. No había otra respuesta que aquella.



Lust & Hunger
avatar
Mensajes : 73

Reliquias : 492

Temas : 4/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9723-gehring-sivanna-o-id#84750http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9728-red-lights-o-rs#84791http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9727-pick-your-poison-o-cr#84790http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9768-part-of-the-past-o-tramas-0-5
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Einar Sørensen el Vie Ago 31, 2018 11:24 pm

Under Blood Red Skies
→ Algún Callejón de Manhattan→ 00:23 → Chubascos  → Luna Gibosa

Aguanto con todas mis fuerzas los intentos desesperados de mi congénere por soltarse de mi presa, por liberarse y atacar, demostrando su fiereza a pesar de tenerla controlada - ”Tienes suerte de que no haya cambiado de forma… sino sería más difícil…" – pienso mientras esquivo sus intentos de mordisco, pues me extraña que no haya adoptado nuestra forma animal para liberarse de mi, cosa que me indica que, o bien no se ha transformado todavía o aún no controla su cuerpo e impulsos.

Finalmente, y tras unos minutos de lucha frenética por impedir que se libere escucho un profundo bufido procedente de su garganta que acompaña a una relajación de su cuerpo, algo que parece indicar una rendición por parte de ella. Sin embargo, no la suelto, la mantengo sujeta unos momentos más para asegurarme de que realmente ha pasado el momento de rabia, ya que no sería la primera vez que bajar la guardia antes de tiempo me acarrea problemas.

En cuanto la escucho hablar, y sobretodo insultarme, no puedo evitar esbozar una sonrisa, pues más que un insulto lo considero un halago, pero sobretodo porque me indica que está recuperando la consciencia, el control sobre ella misma, por lo que relajo ligeramente mi sujeción sin llegar a soltarla todavía. Pues no es hasta que no escucho su negación y la reacción de su cuerpo indicándome que es consciente de lo que acaba de hacer, que finalmente decido liberarla de mi agarre, soltando sus brazos y apartándome ligeramente - No te muevas “liten – comienzo a decirle con voz seria mientras me dirijo hacia el cuerpo que yace inmóvil bajo la lluvia - no me obligues a perseguirte, no te gustaría, te lo aseguro – añado con tono admonitorio mientras paso por su lado, lanzándole al mismo tiempo una mirada de advertencia.

En cuanto llego a donde se encuentra el hombre, me agacho a su lado, acuclillándome a escasos centímetros de él para llevar mis dedos a su yugular, buscando localizar el pulso del hombre, algo que por suerte no me cuesta mucho encontrar. Mientras compruebo que aún hay latido, que el pulso es lo suficientemente fuerte, observo las consecuencias del ataque - ”Wow… menuda paliza le ha metido… será una gran cazadora, incluso puede que llegue a ser una gran alfa… pero has tenido suerte tío, un par de días en el hospital y todo arreglado…" – pienso mientras me quito la gorra que llevo para proteger mi cabeza de la lluvia y la utilizo a modo de guante para buscar en los bolsillos del hombre, quedándome con su cartera y el reloj antes de incorporarme y mirar por primera vez a la chica - Stille”, vivirá, le has dado una buen paliza, pero vivirá –  le digo en tono tranquilizador, mientras saco mi teléfono del bolsillo y marco el número de emergencias, pidiendo una ambulancia para un hombre al que acaban de dar una paliza.

En cuanto cuelgo me acerco a la joven - Creerán que ha sido un robo – le digo mientras le señalo el reloj y la cartera - Ahora sígueme, no pueden encontrarnos aquí o tendremos problemas – añado antes de comenzar a caminar con rapidez bajo la lluvia que comienza a arreciar, alejándome del callejón y de la víctima.    


avatar
Mensajes : 90

Reliquias : 471

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Sivanna Gehring el Dom Sep 02, 2018 6:55 am

Under blood red skies
Algún callejón de Manhattan • 00:23 • Chubascos

Siguiente luna llena en 10 días

Quería escapar, correr hasta que le sangraran los pies y el dolor nublara el recuerdo de aquella noche. Sin embargo, no había manera de que olvidara. Estaba plasmado a fuego en su mente y cuerpo, en forma de heridas en sus nudillos. Marcándola como autora de todo ese daño. No se movió en lo absoluto una vez liberada, ni mucho menos quiso alzar la mirada al hombre que la había estado reteniendo. Solo quería encerrarse en sí misma, borrarse del mundo y pretender que nunca había existido. Ocultando su rostro entre sus manos, en un penoso intento de aislarse, apenas prestó atención a las advertencias del desconocido. «Está muerto.» pensó, con el corazón destrozado. «Maté a una persona.» Una vez que aquellas palabras se asentaron en su mente, el eco de este pareció ocupar todo pensamiento. No se dio cuenta, pero sus sentidos comenzaron a cerrarse ante aquella realidad, ante la posibilidad de haber quitado una vida sin ser consciente.

Al igual que un asesino lo haría.

Solo que la voz ajena cortó de inmediato aquel temor al decir que estaba vivo. Tenía pulso aún. El alivio fue aplastante, tanto así que no podía creerlo.— Está vivo. — Repitió, como si el decirlo la ayudaría a comprender que no había arrebatado una vida. Alzando la mirada, clavó sus ojos en los opuestos, buscando una señal de que era sincero. — No lo maté…— susurró, luego. No era una mujer creyente, ni nunca lo sería, pero en esos momentos estaba agradeciendo a lo que fuera que estuviese allá arriba. Escuchó en silencio la llamada a emergencias, aliviada de que la ayuda venía en camino. Eso significaba que ella debía salir de allí. En un movimiento torpe, se incorporó y trató de secar su rostro con su manga, cayendo en cuenta que estaba empapada y poco servía su intento. Forzando a su cerebro a sacudirse los rastros de terror y ansiedad, Sivanna se enfocó en lo que haría a continuación. Buscando algún plan.

Por más que le repateara el dejar al hombre herido solo, aquel desconocido tenía razón. No podía hacer de ciudadana responsable y sincera en esos momentos. No cuando estaba fuera de control. Poco le interesaba lo que harían los polis con ella, pero -aun cuando parecía extraño su hilo de pensamiento- le preocupaba más qué sucedería con Angelica. Si los polis estaban mezclados en esa mierda, eso significaba que los investigadores y Angelica serían arrastrados también. Y no los quería cerca, de eso estaba segura. Asintiendo, le dio un último vistazo al hombre en el suelo y siguió al desconocido por inercia.

Por alguna razón le dolía el cuerpo, sintiendo cada paso como un esfuerzo. El agotamiento estaba comenzando a pasarle la cuenta… Ignorando cualquier dolor, siguió caminando a paso rápido. Cuando hubo una distancia considerable entre aquel maldito callejón y ellos, la mirada oscura de Sivanna se fijó en la espalda del desconocido. ¿Por qué la estaba ayudando? No ganaba nada en eso; al contrario, se estaba involucrando de tal manera que podía salir perjudicado.

Oye, espera.  — tuvo que apresurar su paso para alcanzarlo y detenerlo. Extendiendo su mano, continuó. — Te agradezco la ayuda, lo digo en serio. Joder, si no hubieses aparecido, lo hubiese matado... pero necesito que me des lo que le quitaste. No sé por qué me ayudaste ni pretendo preguntártelo, tienes tus razones; pero no puedo dejar que te involucres más. Si los polis llegaran a encontrar esas cosas en tus bolsillos, pueden culparte. Al igual que si te ven conmigo. Las posibilidades de que eso pase son mínimas, lo sé, pero aun así no quiero arriesgarme.— Podía ser una hija de puta, la peor escoria en ciertos momentos, pero no podían decir que no enfrentaba sus errores. Mucho menos que dejaba que gente inocente pagara por sus crímenes. —  Así que dame eso y lárgate. Pretende que esto no pasó. Me las arreglaré de aquí en adelante. — No podía decir que ella haría lo mismo, porque mentía. No olvidaría su rostro ni el favor que le había hecho, mucho menos de aquella golpiza que le había dado a una persona inocente. Pero no quería seguir arrastrando más personas a lo que sea que fuese eso que ocurría en su mente; se las arreglaría como pudiese, pero lo haría sola.

Sería algo entre ella y aquella locura que parecía haber despertado en su interior. Nadie más.


Lust & Hunger
avatar
Mensajes : 73

Reliquias : 492

Temas : 4/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9723-gehring-sivanna-o-id#84750http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9728-red-lights-o-rs#84791http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9727-pick-your-poison-o-cr#84790http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9768-part-of-the-past-o-tramas-0-5
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Sep 02, 2018 1:05 pm

Under Blood Red Skies
→ Algún Callejón de Manhattan→ 00:23 → Chubascos  → Luna Gibosa
Se podía decir que había tenido muchísima suerte. Sobretodo ella, porque si yo no hubiera aparecido en este justo momento ahora mismo tendría que dar muchísimas explicaciones a los Cazadores y encima tendría que vivir el resto de sus días con la responsabilidad de sus actos sobre sus espaldas. Pero también había tenido mucha suerte yo de encontrarla antes de que nos encargaran de su búsqueda y captura - ”No… si al final voy a tener que agradecerle a la zorra pelirroja el que haya llegado a tiempo" – pienso con sarcasmo ya que si no estuviera tan obsesionado con encontrarla no habría estado por la zona una noche tan lluviosa como esta.  

Una vez que el sonido de unas pisadas ajenas a las mías comienza a llegarme por la espalda indicándome que la chica ha tomado la sabia decisión de seguirme, acelero ligeramente la marcha, pues de sobras sé que no tardará en aparecer la ambulancia y que no sería muy raro que algún Cazador decidiera acercarse a echar un vistazo, cosa que estaría bien, pero que complicaría demasiado las cosas y podría complicarle algo la existencia a la pobre chica.

- ”Ya te habría gustado que alguien te hubiera detenido a tiempo" – me recuerdo serio, mientras avanzo sin importar que la lluvia haya arreciado y que ahora mismo esté completamente calado, sintiendo como el agua resbala por toda mi cabeza e incluso se cuele por debajo de mi ropa cuello abajo - ”Y estoy seguro de que esa maldita chupasangre lo podría haber evitado… sino… ¿cómo cojones lo sabe? ¿Cómo demonios sabe que maté a mi familia si solo lo saben los Cazadores que me encontraron aquella misma noche?" – este pensamiento hace que mi rostro se crispe y una mirada de odio asesino se apodere de mis claros ojos al tiempo que mis manos se cierran en dos puños. Ese es uno de los motivos que me guían a perseguir a la vampiresa, a encontrarla y pedirle explicaciones, pues necesito saber porqué no hizo nada, porqué permitió que cometiera aquel acto atroz contra lo que más amaba en el mundo, porqué permitió que arruinase toda mi vida. El recuerdo de aquella locura fue lo que finalmente me llevó a aceptar la oferta del difunto Scott para entrar a formar parte de los Praetor Lupus, para intentar evitar que ningún otro ser tenga que sufrir eternamente las consecuencias de unos actos cometidos por la locura, por la rabia y la incapacidad de controlar aquello en lo que nos han convertido.

La presión de una mano en mi hombro hace que pierda el hilo de pensamiento, volviéndome a centrar en el momento y el lugar, haciendo que me detenga al instante y me gire, encarando por primera vez a la joven. Con mi mirada seria, intensa, el pelo completamente pegado a la cabeza dejo que la joven vaya hablando. Se nota que el cansancio de la caza está comenzando a hacer mella en ella, pues en sus ojos ya puedo comenzar a vislumbrarlo, pero me sorprenden sus palabras - ”Vaya… se preocupa porque no me meta en problemas por su culpa… y eso que soy un completo desconocido para ella. Sí… está claro que no es una cabrona, que siente algo por los demás y habría sido un golpe demasiado duro para ella el haber matado a ese tipo" – pienso mientras ella va hablando, dándome cuenta de que he hecho lo correcto, de que si la hubiera dejado le hubiera conllevado demasiado dolor.

Permito que pasen unos segundos antes de contestarle, segundos en los que aprovecho para mirarla bien, constatando que es una joven atractiva y que realmente está afectada por lo que le está ocurriendo. Tras esos segundos en los que la lluvia continúa empapándonos más y el sonido distante de la ambulancia indica que ya han encontrado a su víctima, decido hablarle - No tienes por qué agradecerme nada. Ojalá alguien hubiera hecho conmigo lo mismo. –  le digo en un tono totalmente sincero - Te daré las cosas en cuanto estemos en un lugar más tranquilo, pero no tienes porqué preocuparte por mí, aunque se agradece. Solo dime una cosa, ¿cuándo te mordieron? – le pregunto de forma directa. Sé perfectamente, por la forma de comportarse, de actuar, que es novata en todo esto, que seguramente no sabe nada del mundo de los subterráneos, e incluso que aún no haya comprendido qué le está pasando y que, quizás ni tan siquiera se haya llegado a transformar todavía, algo que creo que es cierto, pues si hubiera sido de otra forma, si ya hubiera adoptado su forma lupina en otras ocasiones, no habría atacado al hombre con su forma humana.


avatar
Mensajes : 90

Reliquias : 471

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Sivanna Gehring el Lun Sep 03, 2018 4:31 am

Under blood red skies
Algún callejón de Manhattan • 00:23 • Chubascos

Siguiente luna llena en 10 días

Esperaba que aceptara su ofrecimiento y se largara de una vez. Lo más probable es que tuviese cosas más importantes que hacer que controlar un ataque de locura y encubrir crímenes. Quizás su familia o alguien lo esperaba en casa, preocupado por su demora. Solo que la sorprendió su discreta negación. Espera un segundo… ¿Acaso había dicho, de una manera implícita, que él había pasado por lo mismo? Dudaba de si había comprendido bien sus palabras, debido a que poco confiaba en sus sentidos en esos momentos luego de lo sucedido. Ignorando esta pequeña advertencia de que había algo que no encajaba por completo en lo que estaban hablando, Sivanna se centró en convencerlo en irse. Aunque no había pronunciado palabra alguna cuando saltó aquella dichosa pregunta.

Demonios, si le hubiese pedido que se desnudara allí mismo no hubiese estado tan sorprendida y confundida como lo estaba ahora. ¿Mordedura? ¿De qué estaba hablando? Frunciendo el ceño, repasando en su mente lo que había dicho nuevamente para asegurarse que había oído bien, la morena pestañeó incrédula de lo poco congruente que era aquella pregunta. — ¿Disculpa? — murmuró, sin encontrar palabras para contestarle aún. — Eh… creo que no me han contagiado de rabia, si es que te refieres a eso. Creo que estaría en un estado completamente diferente si hubiese sido así, ¿no?

El cambio en el comportamiento de Sivanna fue claro: la tensión en sus hombros, su ceño fruncido y su mirada desconfiada. Ahora se arrepentía un poco de haber confiado tan ciegamente en un desconocido, pero le había parecido de fiar, sobre todo por la severa confianza y rapidez con la que había lidiado con su ataque. ¿Sería, acaso, que debía haber pensado mejor el seguirlo? ¿Estaba ahora ella en peligro? Le sacaba con facilidad una cabeza de estatura y bastaba decir que podría fácilmente silenciarla con un brazo, además de que se le haría fácil considerando que las calles estaban desiertas. No, no lograba a convencerse que era ese tipo de persona. Por años se había codeado con la escoria de la sociedad (la gran mayoría de sus clientes pertenecían a esa calaña, vamos), por lo que había aprendido a reconocerlos con solo una mirada. Y él no emitía ese tipo de sensación. Entonces, ¿Qué demonios era esa pregunta?  

Dijiste que te había pasado lo mismo... o al menos eso insinuaste. — se oyó a si misma decir. Había algo, en lo profundo de su mente, que luchaba por salir. Un recuerdo, una sospecha... algo que no podía reconocer con claridad aún. — Ok, esto me está asustando un poco, así que seamos claros. ¿De qué demonios hablas? Lo que sea que haya gatillado esto no fue una mordida, colega, fue algo completamente diferente.

Un escalofrío le recorrió la espalda al recordar algo. En el momento que había terminado de pronunciar aquellas palabras, su mente se abrió paso a un recuerdo en específico. A los días previos de su alta en el hospital, luego de haber sido encontrada. Los doctores habían dicho que entre sus heridas denotaban una golpiza salvaje, tanto así que se habían sorprendido de que siguiera viva. Pero no era eso lo que la puso nerviosa, mucho más cuando reconoció el brillo comprensivo en aquellos ojos verdosos. Una mordida en su muslo había conmocionado a los médicos, claramente provocada por algún animal.

No le estaba gustando para nada el sentido que estaba tomando eso; en lo absoluto. Sobre todo, porque sentía, de alguna manera, que estaba cerca de algo que no quería saber.


Lust & Hunger
avatar
Mensajes : 73

Reliquias : 492

Temas : 4/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9723-gehring-sivanna-o-id#84750http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9728-red-lights-o-rs#84791http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9727-pick-your-poison-o-cr#84790http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9768-part-of-the-past-o-tramas-0-5
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Einar Sørensen el Miér Sep 05, 2018 12:08 am

Under Blood Red Skies
→ Algún Callejón de Manhattan→ 00:23 → Chubascos  → Luna Gibosa

Por su reacción a mi pregunta sé perfectamente que he dado en el clavo. No solamente por su forma de responder, por su ironía producida por un intento de evitar contestar a la pregunta directamente, e incluso omitirla. Sino también por el cambio que se da en todo su cuerpo, el cual no tarda en adoptar una postura defensiva propia de quien se siente acorralado, o cuyo secreto ha sido revelado.

Sin poder evitarlo, en mis labios se forma una media sonrisa, pues ahora mismo me puedo hacer una ligera idea de todos los pensamientos que seguramente están pasando por su mente. Seguramente he sido brusco, directo e incluso un poco impertinente al realizar esa pregunta sin preparar antes el terreno, pero soy así. Además de que estoy chorreando y desde que busco a la maldita vampiresa he perdido la poca paciencia que pudiera tener. Sin embargo no digo nada, espero pacientemente a que ella vuelva a hablar, pues tenía muy claro que no tardaría en hacerlo.

En cuanto lo hace, mi sonrisa se desvanece de mis labios, dejando paso a una expresión más seria, más adusta, pues está claro que; o bien no se acuerda de lo que le pasó, o está dispuesta a negarlo a cualquier precio.

Soltando un pequeño gruñido, mantengo mi mirada clavada en los oscuros ojos de la joven, sintiendo como el agua de la lluvia recorre mi rostro, haciendo que la suave piel de mi cicatriz, todavía reciente, me pique ligeramente, lo cual me obliga a pasarme la yema de mi pulgar derecho sobre ella, en un intento por aliviar el picor. - Te levantas una mañana… después del ataque, de que algo te asaltara salvajemente y te dejara por muerto – comienzo a decirle con voz queda, sin apartar ni un segundo mi mirada de la suya, tras volver a bajar mi mano - y te notas raro, enfadado sin ningún momento aparente – continúo hablándole, aunque mi mirada comienza a desenfocarse, a mirar más allá de ella, rememorando aquellos primeros días tras el ataque que acabó con mi vida como mundano - Todo te molesta, estás irritable, en cuanto alguien te dice o hace algo, respondes con violencia, con rabia. Piensas que solo es un mal día, pero al día siguiente se repite. Te cuesta controlarte, la rabia aumenta, sientes una ira incontrolable que te lleva a pelearte. Tu cuerpo arde, solo te apetece comer carne, y notas en tu interior que algo se acerca, que pronto pasará algo que tu cuerpo ansía, algo grande, algo que te hace ponerte nervioso, mientras sigues estando irascible, gritando a tus seres queridos, agrediendo a desconocidos, buscando hacer daño, saciar esa sed de sangre que tu cuerpo comienza a sentir – hablo sin ser consciente realmente de lo que digo, pues ahora mismo las imágenes de aquellos días se suceden con rapidez en mi cabeza - Hasta que finalmente lo que tanto esperabas llega… la luna llena se alza con todo su esplendor en el firmamento y todo tu mundo se desmorona mientras pierdes el control… – termino de decir de golpe, en cuanto la vívida imagen de los cadáveres de mi mujer e hija aparecen en mi mente.

Durante unos segundos, el dolor se apodera de mi cuerpo, consiguiendo que el sufrimiento que aún siento, se vea reflejado en mis ojos, momentos antes de que la resplandeciente luz de un rayo ilumine toda la zona, eliminando durante unos segundos las sombras que nos rodean y que cubren nuestros rostros antes de que el trueno retumbe con fuerza sobre nuestras cabezas - Créeme, sé de lo que estoy hablando – vuelvo a decirle tras esos momentos - Pero este no es el lugar adecuado para hablar sobre ello – añado en un tono más tranquilo - Si me acompañas, iremos a un sitio en el que podremos mantener una charla, con una bebida caliente en las manos y ropa seca. ¿Te hace? – le pregunto con la esperanza de que acepte la invitación y me acompañe, ahorrándome así la necesidad de tener que seguirla en lo que queda de noches hasta la luna llena, algo que ocurrirá pronto, pues mi cuerpo así me lo indica.        


avatar
Mensajes : 90

Reliquias : 471

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Sivanna Gehring el Sáb Sep 08, 2018 6:46 am

Under blood red skies
Algún callejón de Manhattan • 00:23 • Chubascos
Siguiente luna llena en 10 días

De un momento a otro, la realidad y su imaginación parecieron chocar una con la otra, volviendo aquel momento en algo extrañamente ajeno. Su razón le decía que cada palabra era una mera coincidencia, que solo eran situaciones bastantes parecidas que le había tocado vivir. Por otro lado, aquella voz… ese maldito eco que reverberaba en lo profundo de su psique le decía que aquello era real. Demasiado real, para su gusto. Tanto así que las ganas de decirle que se callara y salir de allí se volvieron apremiantes. Quería negarlo, gritarle que todo eso nunca le había sucedido… aún cuando sabía que era mentira. Todo caía con escalofriante precisión en su sitio; cada deseo, cada pensamiento e impulso.

Incluso aquello que aún no ha ocurrido, pero pudo haberlo hecho... horas atrás, en el apartamento de Angelica.

Incapaz de alejar la mirada, Sivanna sintió la ansiedad crecer en su interior. Apretando sus manos, hasta formar puños, se obligó a concentrarse en el dolor de sus nudillos y el pinchazo de sus uñas en su propia carne; presionando aún más. Sabía, estaba segura, que aquel desconocido hablaba desde la experiencia. Todo en él lo reflejaba. La mirada ausente, el tono amargo y angustiado de su voz, la tensión en sus hombros… Quizás allí estaba la respuesta a su pregunta. Tal y como había predicho, la había ayudado porque él había estado en su lugar en algún momento. Él había estado sumido en aquella misma locura que ahora la asolaba. Por alguna razón, aquel pensamiento la alivió un poco. ¿Podía albergar esperanza alguna que podía superar aquello? ¿De que su mente no estaba cediendo a la locura? Le aterraba aferrarse a esa ilusión, sobre todo porque tenía mucho que perder si es que resultaba ser mentira.

En silencio, fue testigo del lacerante dolor que sus ojos reflejaron. Era un alma atormentada por sus recuerdos, podía reconocer aquel oscuro pesar en cualquiera. Sintiéndose repentinamente intrusa de estar siendo testigo de aquellos recuerdos, bajó la mirada.— Vamos. — fue su única respuesta, sin volver a encontrar sus ojos. Haciéndose a un lado, en un silencioso gesto para que la guiara hacia aquel lugar, Sivanna se sumió en sus pensamientos. Deseaba respuestas, algo con lo cual alejar las sombras del miedo lejos de su mente... pero luego de eso desaparecería. Por el bien de Angelica y cualquier otro ser en aquella condenada ciudad.

No sabía exactamente cómo lo haría, pero ya se le ocurriría algo.


Lust & Hunger
avatar
Mensajes : 73

Reliquias : 492

Temas : 4/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9723-gehring-sivanna-o-id#84750http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9728-red-lights-o-rs#84791http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9727-pick-your-poison-o-cr#84790http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9768-part-of-the-past-o-tramas-0-5
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Sep 09, 2018 11:39 am

Under Blood Red Skies
→ Algún Callejón de Manhattan→ 00:23 → Chubascos  → Luna Gibosa

Que haya aceptado de forma tan rápida y sin preguntas ayuda a que lo que tengo que hacer sea mucho más fácil, aunque seguramente, si se hubiera tenido un poco de discusión me habría ayudado a que los recuerdos se marcharan de forma rápida. Sea como sea, agradezco el detalle que tiene al apartar su mirada y seguirme en silencio, sin hacer preguntas que vuelvan a traer aquellos malditos recuerdos. Me había costado muchos años aprender a superarlo, a entender los motivos que ocasionaron aquel acto de locura. Pero el destino había querido que apareciese de nuevo en mi vida esa maldita sanguijuela pelirroja y reviviera todos mis recuerdos con demasiada intensidad, haciéndome volver a caer en las garras del dolor y la melancolía - "Y por eso debes ayudarla. No puedes permitir que sufra ese calvario si puedes evitarlo, es tu deber, lo juraste" –.

En silencio, solo permitiendo que el ruido que hacen nuestras pisadas al caminar sobre el suelo cubierto por agua lo rompa, comienzo a caminar con paso seguro y aunque no muy rápido hacia un pequeño motel cercano. Seguramente no es el mejor sitio para decirle a una persona que su vida se ha jodido para siempre y que, a partir de este momento deberá lidiar con más responsabilidades y nuevas verdades que habían permanecido ocultas ante sus ojos y de las que ahora no podría huir. Pero el motel será una especie de “territorio neutral” antes de llevarla a la sede de los Praetor. Además que ahí podremos hablar tranquilamente los dos solos, sin que nadie nos moleste, lo cual ayudará en nuestra charla, porque seguramente ella tendrá muchas preguntas. Seguramente debe estar completamente abrumada por sensaciones y pensamientos que ahora mismo no sabrá ni como entender o encajar.

De vez en cuando, miro de reojo a la joven para intentar averiguar qué es lo que debe estar pasando por su mente, no solo si me sigue o no. Está claro, por su forma de moverse, por la expresión de su rostro que no entiende lo que pasa, que necesita respuestas y yo le he dado motivos suficientes como para que sea consciente de que conozco las respuestas a sus preguntas, o al menos que he pasado por lo mismo y no he acabado encerrado en un manicomio o en un ataúd.

Finalmente y tras una breve conversación con el recepcionista del hotel, quien ni tan siquiera nos dedica una mirada. Abro la puerta de nuestra habitación dejando que sea ella la que entre primero - Siento haberte traído a un antro como este… –  le digo tras cerrar la puerta y comprobar que realmente la habitación está en unas condiciones más o menos tolerables - Pero de lo que tenemos que hablar no podemos hacerlo en un lugar público y no quiero llevarte a ningún sitio al que tu no desees ir – añado en tono tranquilo - Si quieres date una ducha caliente y pon tu ropa a secar mientras voy a buscar algo caliente para beber. ¿Eres de café, té o chocolate? – añado intentando esbozar una ligera sonrisa, para demostrarle que no quiero hacerle daño, que no soy su enemigo ni voy a hacer nada que ella no desee.

Se que en cuanto salga por la puerta me arriesgo a que ella se largue de ahí, obligándome entonces a seguir su rastro por la ciudad hasta dar con ella de nuevo y entonces me veré obligado a no ser tan “cortés” con ella. Además, estoy seguro que la ducha caliente ayudará a que su cuerpo se relaje del cansancio que le debe haber producido la agresión al hombre, además que beber y comer algo le irá muy bien. Por lo que me quedo con esa sonrisa amable en mi empapado rostro mientras inspiro aire con fuerza - "Miel… miel con caramelo" – pienso sonriendo para mi, pues ahora ya tengo su olor característico, un olor que siempre me llevará hacia ella.



avatar
Mensajes : 90

Reliquias : 471

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Sivanna Gehring el Lun Sep 10, 2018 7:54 am

Under blood red skies
Algún callejón de Manhattan • 00:23 • Chubascos
Siguiente luna llena en 10 días

Lo siguió sin mediar ni una palabra más. Sentía su mirada en ella, de vez en cuando, pero no hizo intento de alzar sus ojos hacia él. Perdida en sus pensamientos, apenas era consciente de sus pasos y la lluvia cayendo sobre ella, corriendo por su rostro, mezclándose con las silenciosas lágrimas que escapaban sin querer de sus ojos para luego desaparecer en la humedad de su piel.  Creadas por el recuerdo del miedo en el rostro de Angelica, esas lágrimas contenían cada duda que asaltaba su mente en esos momentos. ¿Cómo podría siquiera volver a verla luego de eso? ¿Acaso la había perdido para siempre? Una parte de ella así lo quería, debido a que su presencia solo atraería más problemas y el peligro de atacarla siempre estaría tras ella. Pero otra, más profunda y diminuta, le decía que la volvería a ver. Que todo eso pasaría y su vida volvería a la normalidad.

Si solo fuese así…

Alzó su rostro solo cuando él cambió de dirección, encontrándose con un lugar que conocía bien. Para cualquier aquel sitio era un lugar donde pasar una noche y luego seguir, pero para ella significaba una habitación donde muchos de sus clientes compraban sus sonrisas y caricias. Por un segundo, solo un latido, pensó que aquello se había tornado en algo completamente distinto… pero no, eso no era posible. Él no sabía a lo que se dedicaba y ese lugar era lo más cercano que tenían. Él seguía creyendo que era una muchacha cualquiera, perdida en bajo su propia locura. Una que tenía una familia, un futuro… alguien digno de rescatar. Ocultando su rostro del recepcionista, Sivanna siguió al hombre hasta la habitación correspondiente, donde no pudo menos que sonreír ante su comentario. «Si solo supieras…» pensó, rememorando las ocasiones que había llegado a lugares como ese para obtener un par de dólares por una sesión rápida.

Está bien, no le hago ascos a nada. — dijo, conservando aquella sonrisa dolida en los labios. — Además, soy yo la que debería disculparse. Estas gastando tu dinero... — Su preocupación la enterneció por un momento, pensando que se estaba comportando como un padre con tantas atenciones hacia su persona. Asintiendo, se quitó la empapada chaqueta.— Café estaría bien. Necesito algo de cafeína. — respondió, pensando en que necesitaba mantenerse despierta. Luego de su ducha estaba segura de que el agotamiento la esperaría con los brazos abiertos para hacerla caer en los dominios de Morfeo, por lo que el café la ayudaría a luchar con el sueño.

Ya sola en la habitación, evitó en lo posible cualquier pensamiento que la llevase a arrepentirse de eso. No podía escaparse ahora, cuando necesitaba aquellas respuestas, pero la urgencia de alejarse era fuerte. Quitándose la ropa mojada de una vez, trató de estrujarla lo más posible y la colgó en el calefactor a secar. Sintiendo los pies de plomo, se metió a la ducha y se mantuvo bajo el chorro de agua tibia, con la mirada fija en sus nudillos heridos e inflamados. Ya no dolían tanto, por lo que el mover sus manos no era un problema. ¿Y él? ¿Aquel hombre que había atacado? ¿Estaría recibiendo atención médica? ¿Su familia habría sido contactada y avisada de lo que le había sucedido?

Cortando ese pensamiento antes de caer en aquella espiral de desesperación, Sivanna se secó rápidamente y se cubrió con uno de los albornoz que allí proveían. No tenía ni un cepillo para arreglar el desastre que era su cabello, por lo que trató de peinarlo con sus dedos. No hubo mayor cambio, la verdad, por lo que lo dejó ahí sin más. Algo de calor había traído la ducha al rostro de Gehring, coloreando sus mejillas y trayendo vida a su oscura mirada. Saliendo del baño, se dio cuenta que él ya había llegado. Dándole una mirada, se sentó en una de las pequeñas sillitas que adornaban la pequeña habitación.

Deja tus ropas a secar. Pillarás un resfriado con eso encima.— le dijo, tomando la taza de humante café que había traído. Dándole un sorbo, agradeció el amargo calor que recorrió su cuerpo. — Hay un albornoz de más por si quieres tomar una ducha. Fui yo la que te tuvo parado en la lluvia, así que tómate tu tiempo.

El tono avergonzado no pasaba desapercibido, sobre todo cuando aún no encontraba la mirada ajena con la suya. Cualquiera hubiese pensado que su reacción era producto de que estaba con un desconocido en una habitación, vistiendo solo una bata, pero no era en su caso. Solo Dios sabía que no quedaba rastro de pudor en el cuerpo de Sivanna a esas alturas (trabajaba en el rubro donde las ropas sobraban, por todos los cielos), pero el hecho de haber causado tantos problemas a un hombre decente era algo que seguía molestándola. Pero el eco de lo que había dicho aquel momento... seguía dando vueltas en su mente


Lust & Hunger
avatar
Mensajes : 73

Reliquias : 492

Temas : 4/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9723-gehring-sivanna-o-id#84750http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9728-red-lights-o-rs#84791http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9727-pick-your-poison-o-cr#84790http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9768-part-of-the-past-o-tramas-0-5
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Einar Sørensen el Lun Sep 10, 2018 2:07 pm

Under Blood Red Skies
→ Algún Callejón de Manhattan→ 00:23 → Chubascos  → Luna Gibosa

Las palabras de agradecimiento de la chica parecen ser totalmente sinceras, cosa que no hace sino reafirmarme en mi idea de que ha tenido mucha suerte de que le impidiera acabar con la vida de aquel hombre, y que este maldito mundo es realmente cruel cuando destroza así la vida de gente inocente - "Al fin y al cabo yo no era un santo antes de que me mordieran…" –  me recuerdo a mi mismo, mientras le ofrezco una media sonrisa a modo de agradecimiento por sus palabras y preocupación.

Tras asentir con la cabeza a su elección del café, abandono la habitación dirigiéndome a una pequeña tienda 24/7 que no hay muy lejos del motel, aprovechando para comprar dos cafés bien cargados, una botella de agua, un café de esos preparados que solo hay que apretar la base para que se caliente y un par de bollos de crema, pues no sé si le apetecerá comer ahora, sino pues ya lo tiene para el desayuno.

Antes de abrir la puerta de la habitación la duda sobre si la encontraré vacía o no me hace parar un segundo con la llave en la mano. La verdad es que no es la primera vez que me encuentro con recién transformados, pues como miembro de los Praetor Lupus es mi obligación encontrarlos y enseñarles a cumplir las reglas, entre otras cosas, pero siempre he ido con un compañero, nunca lo he hecho solo y básicamente me encargaba de encontrarlos y llevarlos a la base para que allí fueran adiestrados y enseñados. Así que podemos decir que es la primera vez que voy a tener la que quizás sea la conversación más dura que pueda tener cualquier persona en su vida.

Con esta extraña sensación en mi cabeza, y tras soltar un suspiro, abro finalmente la puerta, escuchando el ruido del agua de la ducha al caer, sabiendo que no ha abandonado la habitación. Con paso tranquilo, me adentro en la estancia, cerrando la puerta tras de mi, para colocar los bollos de crema y el café preparado sobre una mesita que hay a la entrada y seguidamente, dirigirme hacia el fondo de la habitación, comprobando que ya ha puesto su ropa a secar. Dejando los dos cafés bien calientes sobre la mesita de noche que hay a un lado de la cama, cuelgo mi empapada chaqueta en una de las perchas, para luego quitar mis botas y mis calcetines, los cuales chorrean agua al momento, para dejarme caer sobre una silla, centrando mi mirada en la lluvia que golpea el cristal con fuerza, observando tranquilamente la quietud de la ciudad mientras la tormenta descarga su contenido sobre ella.

Minutos después, oigo la puerta del baño abrirse y las pisadas que me indican que la chica se acerca para tomar asiento en la otra silla - Hmmmm… Ja, tienes razón – respondo a su comentario en tono amable apartando justo en ese momento mi mirada de la oscuridad exterior para dirigirla a ella y esbozarle una sonrisa amable. Seguidamente, me levanto de la silla, apartándome ligeramente para quitar mi camisa y el jersey interno que llevo,  colocándolos sobre el respaldo de la silla, antes de proceder a desabrochar el cinturón y mis pantalones para depositarlos en el mismo lugar. Sé que no nos conocemos de nada por lo que no me preocupa que vea mis tatuajes ya que es imposible que reconozca al que me unía a la mafia rusa. Quizás la situación pueda resultarle algo violenta, pues yo estoy más que acostumbrado a desnudarme ante mis congéneres. Aunque  estoy más que seguro que verme en ropa interior es el menor de sus males esta noche.

Una vez he dejado toda la ropa bien colocada para que empiece a secarse, sin llegar a quitarme la ropa interior, me dirijo al baño, en donde me permito disfrutar de una buena ducha con agua bien caliente, eliminando así cualquier rastro de frío causado por la humedad de mis prendas sobre mi piel. Tras cerrar el grifo, salgo de la ducha, colocándome el albornoz encima, no sin antes detenerme unos segundos para ver mi rostro reflejado en el ligeramente empañado espejo del baño - "Zorra…" –  pienso cabreado al ver esa maldita cicatriz en mi rostro, ese jodido recuerdo de la puta pelirroja. Algo a lo que no todavía no me he acostumbrado a ver en mi cara.

Finalmente regreso a su lado, tomando asiento otra vez en el mismo lugar que estaba antes y llevando por fin el vaso de cartón con el aún caliente y amargo líquido a mis labios. Tras saborear ligeramente el primer sorbo del café, posando de nuevo mis claros ojos en los suyos, apoyo ligeramente la espalda en el respaldo de la silla - Perdona mis modales – comienzo a decirle al momento, esbozando una sonrisa - creo que todavía no me he presentado correctamente. Soy Einar Sørensen – le digo ofreciéndole mi mano como marcan los cánones humanos de educación - vaya.. cualquiera diría que parecemos esos jóvenes que primero se acuestan y luego se presentan – añado usando mi ironía habitual, intentando hacer una broma para romper cualquier rastro de reticencia por su parte, mostrándome así más cercano y animándole a que se relaje y pueda así preguntar todo lo que quiera, pero quedando callado uno momento por si es ella quien quiere iniciar la conversación.


avatar
Mensajes : 90

Reliquias : 471

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Sivanna Gehring el Mar Sep 11, 2018 2:52 am

Under blood red skies
Algún callejón de Manhattan • 00:23 • Chubascos

Siguiente luna llena en 10 días

Dándole toda la privacidad que se podía en esa situación al ojiverde, Sivanna clavó sus ojos negros en la ventana, perdiéndose en la oscuridad y el caer de la lluvia.  Sentía la cercanía de algo en su mente. Un inquieto sentir que no la dejaba tranquila del momento en que él había dado a entender que lo que ella estaba viviendo no era un caso aislado. Era una realidad que vivían más personas. Algo que involucraba mordeduras y ataques de locura violenta. No podía hacerse una idea de lo que podía ser, ni siquiera cuando sentía que tenía todas las piezas en sus manos… quedándole solo ordenarlas. ¿Esquizofrenia? ¿Algún tipo mutación extraña de rabia? Los doctores se hubiesen dado cuenta de algo extraño en su sangre el día que había aparecido, si se trataba de alguna enfermedad.

Dándose por vencida, prefirió dejar de intentar darle sentido a todo eso. Llevaba casi un mes sin poder resolverlo por sí misma, por lo que a esas alturas cualquier intento era estúpido. Lo hecho estaba hecho, no había nada que hacer.  

Girando el rostro hacia él, la morena se acomodó mejor y dio un suspiro resignado. ¿Era ahora cuando todo cobraría sentido? Sentados en una habitación de motel, con una taza de café y la culpa aún presente en su boca. Esbozando una sonrisa amable, Gehring extendió su mano y tomó la ajena en un saludo. Al fin su salvador tenía nombre.— Einar… bonito nombre. Tiene toda la pinta de ser extranjero. — No se arriesgaba a asegurar que fuera un forastero, debido a que ella misma había sido nombrada en honor a su abuela paterna y poseía apellido Alemán; sin embargo, había nacido en el país americano.— Sivanna Gehring, un gusto. Nos faltaría el intercambiar números de teléfono, solamente. Además de la promesa que me llamarías, cosa que dudo que hagas.— respondió, intentando imitar su comentario irónico. Cosa que se le hizo condenadamente difícil en esos momentos.

Bien, creo que no hay uso en seguir evitando lo inevitable. — dijo más para sí misma que para él, luego de un breve silencio, mientras miraba a un punto invisible en la mesa. Buscando todo el coraje que le quedaba en el cuerpo, Sivanna dejó la taza de café a un lado e inspiró profundamente. No sabía cómo ni por dónde empezar, por lo que solo se dejó llevar.— No es la primera vez que ocurre. A diferencia de hoy, sabía qué estaba pasando, solo que no podía controlarlo. Fue un impulso demasiado potente, como si cada fibra de mi cuerpo deseara hacer daño. Y eso no fue lo único extraño.— una amarga sonrisa curvó sus labios, al recordar el detalle que todo lo cambiaba.— ¿Sabías que estuve desaparecida por dos años? Me encontraron a un lado de la carretera apenas respirando. No tengo recuerdo alguno de qué mierda pasó en todo ese tiempo, solo que de un momento a otro pasaba de estar trabajando a estar en un cuarto de hospital. Los doctores decían que era un milagro que estuviera viva. — Aclarando su garganta, se irguió en su silla.— A lo que quiero llegar es que… dentro de todo ese montonero de heridas y lo demás, los doctores encontraron un desgarro en mi pierna derecha. Una mordedura de animal. — Clavando la mirada en la ajena, con el tormento de sus emociones brillando en sus ojos, Sivanna se reclinó en su silla, tratando de buscar una comodidad que parecía no poder encontrar. Demasiado inquieta para poder tranquilizarse. — Así que ahí tienes la respuesta a aquella pregunta que me hiciste allá afuera. Hace menos de un mes algo me mordió.  

No quería rodeos ni delicadezas; quería la verdad, como fuese que viniese. Cruda, dura o dolorosa, poco le importaba. Aunque la destrozara, deseaba sentirse dueña de su cuerpo nuevamente.

Dime lo que me prometiste, Einar. La supuesta verdad que busco. — Pasando sus manos por su rostro, una carcajada amarga y dolida vibró en su garganta.— Porque no creo ser capaz de soportar más de esto. Voy a perder la cabeza…


Lust & Hunger
avatar
Mensajes : 73

Reliquias : 492

Temas : 4/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9723-gehring-sivanna-o-id#84750http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9728-red-lights-o-rs#84791http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9727-pick-your-poison-o-cr#84790http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9768-part-of-the-past-o-tramas-0-5
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Einar Sørensen el Mar Sep 11, 2018 9:25 pm

Under Blood Red Skies
→ Algún Callejón de Manhattan→ 00:23 → Chubascos  → Luna Gibosa

No puedo sino obsequiarle con una sonrisa ante su comentario sobre mi nombre - Takk, sí… “Guerrero solitario” me lo puso mi madre, es escandinavo – le comento con voz cargada por el cariño que aún a día de hoy siento por la mujer que dio su vida por cuidarnos y protegernos del borracho de mi padre - Por desgracia tendré que llamarte, Sivanna – le digo tras soltar una sonora y franca carcajada ante su comentario en respuesta al mío sobre que parecemos de esas parejas que primero se acuestan y luego se preguntan el nombre.

Una vez realizadas las presentaciones, dejo que sea ella quien comience a hablar, pues está claro que por su intento de burla con la respuesta anterior está realmente nerviosa, cosa del todo lógica y norma. Y la verdad es que me demuestra que es directa, que sabe lo que quiere, pues no tarda en comenzar a hablar tras dejar la taza de café sobre la mesa.

Según va hablando voy observando sus reacciones, sus gestos, la inflexión de su voz, el tono, cualquier gesto que me indique cómo está realmente y hasta qué punto está preparada para afrontar la realidad de lo que le voy a decir.

Lo que no me esperaba es que, según va hablando va revelando ciertos detalles que no me gustan en absoluto - "Mierda… joder… ¿Así que la secuestraron y la convirtieron?. Joder… eso solo significa que hay un licántropo pasándose las normas por el forro de los zapatos… cuando se entere el Consejo vamos a tener problemas… serios problemas…" – pienso en cuanto la información va llegando a mis oídos. Está claro que quien la mordió no tenía pensado hacerlo público, que lo ha hecho a escondidas y encima con secuestro incluido, algo malo, muy malo y que como siempre nos traerá problemas al resto de licántropos.

La profunda y penetrante mirada con la que finalmente me mira no deja lugar a dudas del gran remolino de emociones que ahora mismo siente, algo que me trae lejanos y desagradables recuerdos, aunque en mi caso era el dolor y la desesperación por mis actos cometidos la sensación que imperaba en todo mi ser. Pero es la amarga carcajada que surge de su boca tras pasarse las manos por la cara lo que me hace darme cuenta de que realmente está al borde del colapso nervioso.

Seguramente la pobre ha tenido la desgracia de ser rescatada por el miembro de los Praetor con menos delicadeza y mano izquierda de todo el jodido planeta, pues si algo me caracteriza a parte de mi ironía y sarcasmo es que soy directo, digo y hago lo que creo que he de hacer o decir sin pensar mucho en las circunstancias o cómo lo pueda encajar el otro. Es por eso que, sin apartar mi mirada de la suya, apoyando los codos ligeramente sobre mis rodillas e inclinándome hacia delante dejo salir un profundo suspiro de mis labios antes de comenzar a hablarle - Antes de darte respuestas, Sivanna, necesito que me prometas que me darás toda la información, cualquier cosa que recuerdes, cualquier detalle, por pequeño que sea, olores, ruidos, da igual, cualquier cosa que recuerdes de antes, durante y después de tu secuestro – le hablo en tono serio, directo buscando que entienda lo que le estoy pidiendo - Ya sé que ahora mismo no recuerdas nada, pero puede que llegues a hacerlo y necesito, repito necesito que me lo digas, ikke sant? – continúo al tiempo que me reclino suavemente sobre el respaldo de la silla - Necesito encontrar al que te hizo eso, más concretamente a quien te mordió – añado tajante, deteniéndome unos escasos segundos para tomar un poco de aire antes de soltarle lo que no quiere oír - Sivanna… ¿Crees en Dios?, o mejor dicho, ¿Crees en el Demonio? Y no estoy bromeando – le suelto mirándole fijamente, sabiendo que ahora mismo mis ojos deben tener un color más intenso, más fuerte, más penetrante.

Sé que ella quiere respuestas, y se las voy a dar, pero para plantearle lo que le ha pasado, para saber cómo dejárselo caer primero necesito que me responda a esas simples pero importantes preguntas.


avatar
Mensajes : 90

Reliquias : 471

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Sivanna Gehring el Miér Sep 12, 2018 5:21 am

Under blood red skies
Algún callejón de Manhattan • 00:23 • Chubascos
Siguiente luna llena en 10 días

¿Lo decía en serio? ¿Acaso su contacto seguiría luego de aquella noche? No se lo imaginaba quedando en un bar o algo parecido, como si nada hubiese pasado. Sería difícil pretender, ignorar la deuda que tenía con él. Sabía bien que su orgullo la obligaba a pagar el favor con algo equivalente a lo prestado, pero no sabía qué. ¿Qué tenía que él pudiese necesitar o desear de ella? Nada, absolutamente nada. Joder, si ni tenía dinero en esos momentos. Callando esos pensamientos en su cabeza, la morena se sintió un tanto mal al pensar de esa manera luego de todo lo que él había hecho por ella, pero no lo podía evitar. No le gustaba la sensación de quedar debiendo, para nada, por eso tendía a terminar sus deudas lo más pronto posible. Ya fuesen venganzas o favores. Una criatura peligrosa era Sivanna, con esa energía potente que parecía controlarla. Era todo o nada... al menos así había sido hasta que todo se comenzó a caer a pedazos.

El súbito cambio en el ambiente la puso un tanto nerviosa. ¿Acaso era un poli? Ahora que lo pensaba, no era difícil imaginarlo como uniformado, debido a su contextura física y el cómo la había manejado en aquel callejón. Recordando su nombre, no creía haberlo escuchado entre los investigadores ni en la estación del Bronx. Claro que existía la posibilidad de que estuviese asignado en otro lugar.

Solo que no podía estar dándole detalles a cualquier persona que se cruzaba o la ayudaba. No era solo por la investigación, sino que su psicóloga se lo había recomendado para evitar el estrés mental que significaba forzar su memoria. Reacia a soltar todos los detalles, prefirió decirle la verdad.

Lo lamento, pero no puedo. La investigación aún está en proceso y soy la única testigo que tienen hasta ahora. Creen que es un asesino en serie, debido a que aparecieron más mujeres en un estado parecido. Solo que... ellas no tuvieron tanta suerte. Van 7 víctimas conectadas al caso hasta ahora. Salió en las noticias.— mirándolo un momento, se debatió en preguntarle o no. Rindiéndose a la curiosidad, preguntó.— ¿Eres poli? ¿Por eso necesitas esos detalles?

Algo... una sombra en su mente le decía que ese caso no se limitaba a prostitutas secuestradas y destrozadas, dejadas como basura en algunos lugares de New York. Era algo grande... tan oscuro y escalofriante, que temía recuperar sus recuerdos. Frunciendo el ceño, prosiguió.— Me dijeron que era la mordida de un animal, porque era demasiado grande como para ser la de una persona. Creía que utilizaron un perro para torturarme antes de liberarme...¿Cómo podrías perseguir al animal que me mordió?

Su siguiente pregunta si bien le pareció fuera de contexto, no tenía nada de extraña. Todos creían que había fuerzas superiores a ellos, indiferente a cómo las llamaran en religiones o países. Tomando otro sorbo de café, respondió sin más.— No. Me crié bajo las enseñanzas de la iglesia católica, pero nunca creí en Dios o en el demonio. Mi única razón es que el solo concepto de un "ser" superior me parecía estúpida.— No sabía si creerlo o no, pero... ¿Estaba hablando de posesión? Las interrogantes se apilaban una tras otra, sin seguir bien su punto aún. — No te entiendo. Trato, en serio estoy tratando, pero aun no entiendo qué tiene que ver eso con la mordida.

Se sentía estúpida en ese momento, incapaz de comprender qué demonios quería decirle con esas preguntas. Quería obligarle a ser directo, pero tendría sus razones para esos rodeos. Quizás la veía débil, frágil para aceptar la verdad; fueran las que fueran esas razones, solo pedía que terminara de una vez.



Lust & Hunger
avatar
Mensajes : 73

Reliquias : 492

Temas : 4/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9723-gehring-sivanna-o-id#84750http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9728-red-lights-o-rs#84791http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9727-pick-your-poison-o-cr#84790http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9768-part-of-the-past-o-tramas-0-5
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Einar Sørensen el Jue Sep 13, 2018 10:49 pm

Under Blood Red Skies
→ Algún Callejón de Manhattan→ 00:23 → Chubascos  → Luna Gibosa

Escucharla decirme que no me puede dar detalles sobre lo que le pasó porque está siendo investigado no me hace ni pizca de gracia, pero entiendo que quiera guardarse para ella algunas cosas. Es normal que quiera mantener cierta distancia, cierta privacidad y que realmente crea que la policía puede ayudarle, aunque eso de que crean que es un asesino en serie como que me descoloca un poco y no hace sino plantearme si no será una casualidad que la convirtieran, sino habrá sido un oportunista, alguien que la encontró y la atacó estando ella ya inconsciente. Eso es algo que solo los informes médicos podrían determinar, y conozco a una belleza policial que lo mismo me pueda ayudar en ello. Pero lo que no me esperaba era su pregunta, una que hace que de un ligero respingo antes de contestarle - Hva,???!!, meg? en politimann???. Nei!!!, no soy poli, no… – exclamo sorprendido - Aunque, pensándolo fríamente, podría decirse que sí, que soy una especie de cuerpo de seguridad – añado después, mientras me llevo la mano derecha al mentón, mesando mi barba con aire pensativo, pues en cierta forma los Praetor Lupus tenemos funciones que podrían cuadrar con una especie de “policía subterránea” al ser los responsables de localizar y educar a los recién transformados.

En cuanto ella vuelve a hablar, bajo mi mano retomando mi expresión seria y atenta a lo que me va explicando, pero sobretodo quedo a la espera de su respuesta a mi pregunta sobre Dios y el Demonio. Su reacción es totalmente lógica y comprensible, por lo que no puedo sino esbozar una sonrisa comprensiva mientras dejo salir un suspiro por mis labios - Bueno Sivanna, iré por partes – empiezo a decirle, retomando de nuevo la palabra - Sé perfectamente cómo localizar al animal que te mordió, solo necesito saber si recuerdas algún olor especial… – le comento volviéndome a inclinar hacia delante, buscando otra vez su mirada con mis ojos - ¿No has notado que desprendo un olor especial? ¿El mismo olor que tú desprendes? ¿No te has dado cuenta que últimamente los olores son más claros, más específicos?, seguramente lo habrás notado. Habrás sentido que algunas personas tienen olores especiales, como si compartieran algo entre ellos. Como tú y yo, que compartimos algo muy especial, y ese olor nos delata ante otros como nosotros – le comento en tono un poco ambiguo, pues está claro que su olfato ya debe ser lo suficientemente agudo como para que note el olor que desprendemos los subterráneos, ése olor que define a licántropos, brujos, demonios, vampiros y hadas.

Sé que estoy siendo un poco ambiguo, que seguramente ella quiere que sea más directo, así que, tras guardar unos momentos para que reflexione sobre lo que le he dicho decido soltarle la verdad, sin florituras ni nada por el estilo.

- Sivanna, verás. Los médicos te dijeron que habías tenido suerte. Se equivocan. Suerte hubiera sido que hubieras muerto, que tu cadáver hubiera sido encontrado en algún sitio tirado, porque lo que te ha pasado es peor que la muerte. – sé que estoy siendo demasiado frío, demasiado directo e incluso cruel, que muchos considerarán el hecho de ser transformados como una bendición, pero es todo lo contrario - Todo eso que sientes, toda esa rabia es parte de tu nuevo ser. Eso que notas que te llama, eso que esperas pero que no entiendes porqué, no es más que la llegada de la luna llena. En la primera luna llena después de que nos muerdan, es cuando sufrimos la primera transformación, cuando demostramos qué somos en realidad, pues siento decirte que tu vida como humana murió cuando te atacaron – le hablo en todo momento mirándole a los ojos, casi sin pestañear buscando su reacción sabiendo que seguramente le costará entender y que creerá que está hablando con un loco - Ja, a mi también me mordieron… – continuo hablándole, mientras mis ojos se pierden más allá de ella, rememorando aquella noche aciaga - Me enviaron a hacer un trabajo, y de camino, un ser enorme, como si de una mezcla entre hombre y animal se tratase se abalanzó sobre mi, atacándome salvajemente. Pensé que iba a morir, joder. ¡Vamos si lo pensé!, pero con la furia de su ataque me lanzó a las gélidas agua del Moscova… y eso salvó mi cuerpo, pero no mi jodida alma. –  tras decir esto vuelvo a enfocar mi vista en ella - Por eso sé lo que sientes, y sé que te costará creerme. Seguramente creerás que estoy loco, pero en tu fuero interno algo te dice que lo que te digo es verdad. Si quieres puedo demostrártelo, puedo enseñarte lo que te pasará la próxima noche de luna llena. – termino de hablarle, esperando que entienda mis palabras y preparándome para el natural rechazo a ella, aunque esperando que me de la oportunidad de poder explicarle más y sobretodo de demostrarle que no le miento.      


avatar
Mensajes : 90

Reliquias : 471

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Under blood red skies
Algún callejón de Manhattan • 00:23 • Chubascos
Siguiente luna llena en 10 días

La rapidez y la emoción que destilaba su respuesta le bastaba para comprender que no era policía. Decía que eso le había bastado porque no le había entendido ni una mierda de lo que había soltado. Nada de nada. Gracias al cielo que al final había aclarado esa sarta de palabras con su versión en inglés o Sivanna hubiese tenido que quedarse con solo una idea de lo había dicho. Vamos, que él podía estar insultándola en otro idioma y no lo hubiese ni notado. Asintiendo a su respuesta, no tocó aquel tema de nuevo. Quizás era guardaespaldas o algo parecido, por eso había hecho aquella aclaración.

No habló, en lo absoluto. Parecía que la morena se había sumido en sus pensamientos, dejando aquella habitación por lo que le sintió una eternidad. Su mirada, antes posada en su café, pareció perder su enfoque. Sivanna estaba digiriendo aquellas palabras con cuidado, cada pieza cayendo en el lugar correcto, llevándola por un camino que había intuido desde el principio, pero su raciocinio se había negado a comprender; y aún lo hacía. Cada célula de su cuerpo le decía que tanto él como ella estaban cegados por la misma locura, por los mismos engaños… pero era imposible. Lo sabía por el simple hecho que la voz en su mente que había tomado posesión de ella aquella noche reconocía algo en el otro. Un semejante… Tal como él le decía ahora. Tantas coincidencias, no… no eran coincidencias. Eran verdades. Solo que sonaban tan descabelladas que eran difícil de creer, pero en su ser sabía que eran ciertas puesto las había vivido todas.

No hizo intento de apartar las lágrimas que cayeron silenciosas por su piel, ni mucho menos intentó seguir con su negativa; ya no hacía falta mentir. Lo opuesto de sus emociones incrementó junto a su deseo de volver todo atrás. ¿Había alguna posibilidad de aquello? ¿De al menos aliviarlo? Su risa comenzó como una carcajada amarga, cargada de la misma emoción con la que le había rogado para que le dijera la verdad, pasando luego a ser una risa nerviosa. Tapándose la boca con una de sus manos, intentó silenciar su quiebre emocional.

¿Sabes cuántas noches pensé en suicidarme para terminar con esta cosa que me carcome por dentro? — comentó aún con aquella nota de jocosa lástima plasmada en su voz.— Demonios, perdí la cuenta… Incluso tuve el cuchillo en mis manos, pero no pude. Fui tan cobarde. — Su mirada aún seguía perdida en algún punto, como si le hablara al aire.— Todo por aquel estúpido impulso de heroína penosa. No lo hice solo por aquellas mujeres… todas aquellas que pueden estar bajo las garras de ese cabrón malnacido que me hizo esto. Se me metió esa maldita idea de que podía salvar a una… solo una bastaba para que valiera la pena seguir viva.

Inspirando profundamente, cerrando por un momento sus ojos y al fin secando sus lágrimas, Sivanna tomó cada pedazo de ella que quedaba. Le tomó tiempo, varios intentos de recomponerse, pero cuando lo hizo, solo allí volvió su mirada a la de Einar. Ya no había rastro de fragilidad en esos ojos de ébano, solo un férreo propósito mezclado con dolor. Tal como él lo había hecho, ella igual fue por parte.

No mentía cuando dije que no recuerdo nada del animal que me mordió. Solo recuerdo al hombre que me recogió aquella noche.— Rompiendo su propia promesa, echando a la basura todos las excusas que le había dicho en un principio al ojiverde, Sivanna le dijo lo que le había dicho a su psicóloga.— Su auto apestaba a algo quemado. Estaba fumando esa noche, por lo que en un principio pensé que era eso. Humo, carbón, algo parecido mezclado con algo metálico. Ese es mi último recuerdo antes de despertar en el hospital.

Incapaz de tomar de nuevo la taza de café, Sivanna unió sus manos en su regazo para evitar los temblores que parecían tomar posesión de su cuerpo. No, se negaba a desmoronarse de nuevo frente a él.

¿Así que esa es la verdad? ¿Ya no soy humana? Aún me cuesta trabajo aceptar que todo esto sea real. Incluso siento que estoy metida en alguna pesadilla o sueño de mal gusto, pero si ya estoy metida en esto... ¿Porqué no seguir el juego? — le costó decir aquellas palabras, sabiendo muy bien que con ellas estaba aceptando su situación. Otro silencio nació en sus labios, sintiéndose incapaz de continuar; esforzándose, se obligó seguir.— Somos iguales, sea lo que sea que seamos, ¿no?... Creo que lo supe en ese callejón. Dijiste que hay otros, ¿Cuántos? ¿Pudieron superar lo que sea que sea esto? ¿Cómo lo hicieron? — No le interesaba el hecho que lo había acribillado a preguntas, puesto en su actual situación requería respuestas rápidas. Necesitaba desesperadamente algo a lo que aferrarse en esos momentos; necesitaba alguna esperanza de que podría salir victoriosa de todo eso.— Y no, por favor no me muestres. Déjame pretender que cuando ese día llegue no va a haber cambio, que soy la excepción del resto. No quiero ponerle nombre a lo que soy. No aún.

Deseaba romper cada cosa en esa habitación, gritarle al cielo por lo injusto de su situación y desquitarse a golpes con él... pero no podía. Porque muy en lo profundo, Sivanna sabía que esa había sido su verdad todo ese tiempo. Solo había necesitado las palabras correctas para que todo hiciera clic en su sitio. Además, dudaba tanto de su propia cordura que todo podía ser real. Incluso el hecho que podía encontrar al bastardo que la había forzado a esa existencia.



Lust & Hunger
avatar
Mensajes : 73

Reliquias : 492

Temas : 4/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9723-gehring-sivanna-o-id#84750http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9728-red-lights-o-rs#84791http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9727-pick-your-poison-o-cr#84790http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9768-part-of-the-past-o-tramas-0-5
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Under blood red skies • Priv

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.