29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


37 # 34
15
NEFILIMS
7
CONSEJO
10
HUMANOS
7
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
12
BRUJOS
3
HADAS
7
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas
» Det å være familie betyr egentlig / What being family really means [Winter J. White]
Ayer a las 12:58 am por Winter J. White

»  Do you prefer a lie or the truth? Andreas Lightbound
Lun Oct 15, 2018 10:27 pm por Irina Volkova

» Socializing [Privado]
Lun Oct 15, 2018 12:52 am por Anouk Leafthunder

» I need a guide [Irina Volkova]
Dom Oct 14, 2018 10:49 pm por Irina Volkova

» Petición de afiliación normal
Dom Oct 14, 2018 7:32 am por Invitado

» Maestro lupino [0/1]
Vie Oct 12, 2018 11:59 pm por Jordi Wilson

» Ocean's 1 | Liam R.
Vie Oct 12, 2018 10:30 pm por Liam Reed

» Rumbo de investigación por interés [Winter J. White]
Vie Oct 12, 2018 9:25 pm por Furude Yukine

» Una noche diabólicamente divertida(privado Furude Yukine)
Vie Oct 12, 2018 8:52 pm por Furude Yukine

» Día Cero [privado]
Vie Oct 12, 2018 4:52 pm por Jordi Wilson

» Although our world is falling down, we must keep doing our job [Scarlett J. Williams]
Vie Oct 12, 2018 1:56 pm por Einar Sørensen

» Petición de afiliación élite
Vie Oct 12, 2018 1:16 pm por Invitado

» Everybody have their own secrets || S.S
Jue Oct 11, 2018 1:13 pm por Seth Schnee

» Long time. | Irina
Miér Oct 10, 2018 11:11 pm por Liam Reed

» Are you with me? || Cath
Miér Oct 10, 2018 9:48 pm por Winter J. White


Do you prefer a lie or the truth? Andreas Lightbound

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Do you prefer a lie or the truth?
→ Lago  →  Medianoche


Al parecer su cabaña servía como punto de encuentro, ya que era el único sitio al que volvía y al que realmente le había tomado cierto cariño. Allí siempre le esperaba un pequeño ser que se había ganado su simpatía por haber aparecido en el preciso momento. De lo contrario sabía que jamás habría accedido a salvarlo y mucho menos a quedárselo. Pese a su insistencia e intentos de echarlo y que se fuera con alguna manada o lo que hicieran los lobos, el cachorro le gruñía molesto metiéndose en la cabaña sin salir en un par de horas. Por lo que su advertencia era captada al instante.

Aquel día encontró una nota en la mesita mientras volvía a cambiarse de ropa. Reconoció la letra al instante y cogió el papel leyendo a Andreas. Pese a que sintió el impulso de ir a buscarle en ella le avisaba de que había tenido un encuentro con cierto perro rabioso y tenía que ponerse en contacto con ella. Se acercó a la puerta y husmeó el ambiente por si percibía algún olor familiar o no, recibiendo una negativa por respuesta.

Después se acercó a la mesita donde guardaba algunas armas y levantó un trozo de suelo donde escondía la munición y sus armas más caras o letales. Por supuesto no iba a dejar eso al acceso de cualquier idiota que se perdiera y decidiera esconderse en su cabaña. Eso sería todo un regalo y sin apenas esfuerzo por conseguir.

Cambió su vestido por unos pantalones y una blusa y recogió su pelo en una trenza. Si quién ella creía había sido ese perro que le había dado problemas, estaba en peligro y cualquier medida que se le ocurriera, era buena. Claro que también cayó en la cuenta de que sabía la ubicación exacta de su cabaña, por lo que tenía que irse cuanto antes.

Sin volver la vista atrás cerró la puerta y se dirigió hacia el lago, donde Andreas le estaría esperando o sería ella quién esperara a que llegara. Sea cual fuera la opción, lo que tenía claro era que debía esconderse.




Off: Siento la tardanza y que haya quedado corto, no soy muy buena abriendo >.<


Última edición por Irina Volkova el Vie Sep 21, 2018 1:14 am, editado 1 vez




Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:




avatar
Mensajes : 90

Reliquias : 548

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Do you prefer a lie or the truth?
→ Lago  → Medianoche

Después del tedioso encuentro que había tenido con el chucho rabioso, me fui a casa a descansar y despejar mi mente. Preferí esperar a la noche del día siguiente para contactar con Irina y tener la tan esperada charla con ella.

La idea era pasar desapercibidos, evitar la muchedumbre de la ciudad, por lo que la cité en el lago.

Cuando llegué, ella no estaba todavía, y me quedé contemplando el resplandor de la luna en el agua. Cada vez que la miraba, me acordaba de la luz solar, y me cabreaba por ser lo que era, así que decidí darle la espalda para echar un vistazo al quieto bosque que se extendía por mi alrededor.
Un rápido y pequeño movimiento llamó mi atención, y fue en ese momento en el que caí en la cuenta de que estaba tan estresado con el tema del licántropo y el hecho de hablar con la vampiresa, que ni siquiera me había parado a comer aquella noche. Rápidamente me lancé hacia la ardilla que correteaba por uno de los árboles, y después de cazarla junto a otra que andaba por el mismo sitio, me bebí su sangre. No sin matarlas antes, claro... Quería ahorrarles el mal rato, suficiente tenían con tener que ser devoradas por un monstruo.

Estaba claro que eso ni se acercaba a ser suficiente para mí, pero mejor aquello que estar completamente en ayunas. Me limpié las manos y la boca con el agua del lago, y aproveché para mojarme el pelo para refrescarme. Solo con pensar en Irina, me enervaba. ¿Por qué narices había corrido aquel riesgo por ella?

Cuando me incorporé, vi que se acercaba alguien. Me quedé a la defensiva, porque quizá no era ella, pero cuando se acercó un poco más, comprendí que era quien estaba esperando.

Aún no había terminado de llegar a mi posición que ya me estaba acercando hacia ella enfurecido para soltarle cuatro cosas.

-¡Irina...! -me paré cuando estuvimos lo suficientemente cerca como para hablar sin gritar, pero aún así, yo gritaba.- ¿En qué coño andas metida? ¿Tienes una obsesión con los licántropos o qué? ¡Entiendo que los odies, me pasa igual, pero joder, no te metas en fregados que los demás tengan que soportar por ti!

Intenté calmarme, pues era consciente de que aquella chica no era el tipo de persona con el que poder lidiar con los temas gritando. Pero me costaba mucho, ya me había controlado demasiado.

-Me libré por muy poco, Irina. Ese hijo de puta no sé de dónde ha salido, pero es duro de roer. Si me lo encontrara otra vez a solas, no sé si saldría tan airoso, ahora ya sabe que puedo pelear y no se contendría ni un poco conmigo. ¡Más vale que lo soluciones! -me acerqué un poco más a ella.- Y más vale que me recompenses de algún modo.

No sabía si más tarde me iba a arrepentir de gritarle de aquel modo. Probablemente le importaba un comino lo que me hubiera ocurido por su culpa, y se tomaría realmente mal mis palabras. Simplemente había pasado por mucho, y no podía remediar actuar así.



Última edición por Andreas Lightbound el Vie Sep 07, 2018 5:33 pm, editado 1 vez


avatar
Mensajes : 133

Reliquias : 245


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Do you prefer a lie or the truth?
→ Lago  →  Medianoche


Le sorprendió gratamente la actitud de Andreas, le gustaba cuando sacaba su carácter, no le soportaba cuando sabía que se estaba reprimiendo así mismo. Pero en cuanto le mencionó a ese temible enemigo supo a quién se estaba refiriendo. La última vez que le vio fue en la cabaña antes de marcharse y después de observar por unos segundos la extraña estampa que estaba viendo. Valhalla siempre había sido bastante desconfiado, pero en ese momento estaba tranquilo y confiaba en la persona con la que estaba, aunque tan solo la hubiera visto dormir, siempre había velado por su seguridad. Le hacía pensar que los animales verdaderamente veían el interior de las personas, pero sabía que con ella se estaba confundiendo.

No obstante y por mucho que le gustara, tenía una mala noticia delante y era que Einar la estaba buscando y sabía que no se rendiría hasta encontrarla. - Andreas. -dijo su nombre y después mostró una sonrisa tranquila. - ¿Qué ha pasado? -no levantó el tono pese a que el vampiro estaba alterado y lo entendía, desde luego.

- Yo me ocupo, tengo un plan. -le dio a entender que ya no tendría que volver a encontrarse con aquel licántropo. Sabía de sobra que Einar era un rival duro y no sabría ni como se las apañaría ella realmente, pero estaba segura de que algo se le ocurriría. - ¿Dónde os habéis encontrado? -le preguntó para ubicarse por donde podría ir y por donde no.

- Si te contara la historia de ese licántropo y en que ando metida, me temo que tendría que matarte. -se tomó la libertad de bromear pero al ver la expresión de Andreas, soltó un bufido. - Relájate. -estaba tan tranquila que seguramente conseguiría alterar aún más al vampiro que de por si estaba nervioso por la situación. - Te aconsejo que vayas a esconderte mientras los mayores nos ocupamos. -su voz esta vez se tornó seria, molesta por su miedo ante Einar, cuando él también era un rival digno. Su inseguridad a veces la molestaba con ganas.

Tenía que intentar relajar a Andreas, porque ponerse a gritar o a pelear, no iba a solucionar la situación desde luego. Por lo que volvió a mostrarle una sonrisa mientras se acercaba a él. - ¿Como quieres que te recompense? -se mordió el labio inferior mientras esperaba respuesta.

En su mente ya maquinaba mil planes de como evitar a Einar. Realmente la última vez que le vio en la cabaña pensó que era la última pero había sido una estúpida creyendo que él no iría a buscarla. En las peleas le prometió unas respuestas, una promesa que no cumplió y que además le restregó por la cara. Esconderse no es que fuera su mejor opción, pues podía chantajearla con Valhalla y acabaría saliendo. Además estaba el hecho de la continua huida de su creador.

Miró a los ojos al vampiro, por unos segundos, perdiéndose en su profundidad. No podía involucrarlo más en sus mierdas, Andreas tenía su propia lucha.

- Tienes que irte y esconderte, yo me encargo. Esta no es tu guerra, Andreas. -

Sabía que le había dado muchos problemas, el primero fue nada más conocerle haciéndolo caer en una trampa y más tarde alimentándose de su sangre. No podía seguir arrastrando a todos a sus problemas, tendría que lidiar con ello sola. Tendría que huir, otra vez.





Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:




avatar
Mensajes : 90

Reliquias : 548

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Do you prefer a lie or the truth?
→ Lago  → Medianoche

No tenía muy claro qué reacción esperaba de Irina. Me había visto otras veces cabreado, pero no le había gritado a ella así antes. Y realmente no tenía ninguna intención de empezar un confrontamiento con ella, pero su tranquilidad me enervaba todavía más.
Intenté comprender que seguramente su manera de actuar era precisamente para que me tranquilizara yo, pero es que... joder, siempre acababa metido en líos por su culpa.

-Pues si tienes un plan, más te vale tener en cuenta que los putos licántropos tienen un olfato especialmente fino. Algo que podrías haber pensado antes de dejarme andar por ahí tranquilamente con tu olor impregnado a sabiendas de que uno de ellos tiene cierta obsesión contigo. -pude controlar mi tono de voz, pero mi expresión indicaba claramente que seguía enfadado.- Nos vimos por la zona de Brooklyn, pero me estuvo persiguiendo por media ciudad casi.

Yo alterado y ella bromeando, estupendo. No era un buen cóctel. Si le añadíamos un comentario en concreto, mis pocos esfuerzos por tranquilizarme se esfumaron por completo.

-Más que tratarse de mayores y pequeños, se trata de avisar, de informar, y de no meter en tus propios problemas a otros. Incluso podría pensar en ayudarte, si me explicaras qué es lo que ocurre, pues tú me estás ayudando a mí. Pero así no es como funcionan las cosas. No conmigo.

Aunque aquello que le pedía, era plenamente consciente de que era imposible que ocurriera. Nunca me contaba nada sobre ella y no me metía en sus historias, y en el fondo sabía que Irina no había caído en la posibilidad de que yo fuera atacado por aquel maldito lobo. Pensar en aquello era lo único que me estaba ayudando a calmarme un poco.

Me centré en ella, en su mirada y en su sonrisa. Lo que sentía por ella era lo que probablemente sentía un alumno por su maestro, solo que añadiéndole algo de atracción física. Y compañerismo, quizá. Sabía que los vampiros, de alguna forma, se volvían más atractivos después de la transformación, o quizá solo era la percepción que se recibía desde fuera, aún así, estaba seguro de que el encanto de Irina ya venía de mucho antes. Y sabía hacer buen uso de él.

-¿Cómo quiero que me recompenses? Bueno... -me aproximé más a ella, acercando mis labios a su cuello para susurrar- Se me ocurren muchas formas.

Me separé y escudriñé su reacción. Ella no era la única capaz de provocar.

-Irina, déjame ayudarte. -antes de que pudiera contestarme a eso, quise aclarar una cosa.- Sí, lo sé, antes te he dicho lo contrario. Es igual. Quizá entre los dos consigamos hacerle frente sin ningún problema, no es un subterráneo cualquiera, y de hecho, me vendría bien para seguir aprendiendo.



avatar
Mensajes : 133

Reliquias : 245


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Do you prefer a lie or the truth?
→ Lago  →  Medianoche


Lo cierto es que pocos seres habían tenido la oportunidad de hablarle como lo estaba haciendo Andreas, pero conocía a Einar y tenía claro que era un rival duro. Casi podía haberse imaginado el encuentro entre ambos, cosa que le excitó un poquito aunque jamás lo reconociera en voz alta. Einar estaba costumbrado a luchar, era un perro de pelea, pero Andreas era distinto apenas estaba aprendiendo a controlar sus habilidades. Entendía que para él no era el día a día como lo podía ser para la vampiresa o el lobo. - Cierta obsesión conmigo... -repitió sus palabras intentando encontrarle sentido. - Bueno, tiene sus motivos para buscarme... -reconoció.

- Digamos que en el pasado me mandaron a acabar con su vida, pero obviamente no sucedió y.... Digamos también que lo obligué en contra de su voluntad a luchar por su vida en unas peleas a muerte. Es un motivo justo para intentar dar conmigo, la verdad. -comentó lo obvio que era el porque la buscaba.

Negó con la cabeza al ver su expresión y alzó una mano clavando su dedo en el pecho del vampiro- ¡fuiste tu quien vino suplicando mi ayuda! Fuiste tu quién aceptó mis condiciones. No soy el mejor ejemplo a seguir Andreas, pero yo no juzgo tu pasado ni tus motivos. -le recriminó. Pues era cierto que sin saber absolutamente de en que estaba metido accedió a ayudarle sin preguntar nada, siempre dejando que fuera él quién le contara cuando tuviera confianza.

Para ella Andreas no llegaría a ser su alumno jamás aunque él si la veía como su maestra o algo así. La conexión con él era otra, no sabía aún cual, pero algo más que simple relación de aprender a usar sus nuevos dones. En el fondo sentía que Einar no hubiera dado directamente con ella, así podrían haberlo aclarado todo perfectamente. - Ese licántropo se llama Einar. No te quiere a ti y pese a lo que parece no es como yo, no le gusta matar por matar. - le dio un poco de información para que se calmara.

- No eres su objetivo, solo quiere asustarte y por supuesto hacer que hables y le digas donde estoy. -hizo una pausa- La próxima vez, si es que la hay, díselo. -no le dijo nada más de lo que tenía pensado, pero obviamente tenía un plan.

Negó con la cabeza. - No te ayudo para que te sientas en deuda, puedo sola. -su voz sonó firme y segura de si misma, y realmente se sentía así. Le había dado información, demasiado para lo poco que solía contar sobre sus cosas y lo había hecho porque era él, pues de ser otro no habría dicho ni media palabra.

Alzó una ceja cuando se acercó a ella, sorprendiéndola, cosa que usó para desviar el tema. - Vas a tener que darme un poquito más para que entienda bien lo que quieres.... - le provocó mientras sus ojos brillaban y sonreía ladina.





Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:




avatar
Mensajes : 90

Reliquias : 548

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Do you prefer a lie or the truth?
→ Lago  → Medianoche

Cuando me explicó, aunque muy por encima, la razón por la que el lobo la podía estar buscando, gruñí para mis adentros. Cómo no, había estado jugando con alguien y poniendo su vida en peligro. Casi que hubiera sido mejor que lo matara desde un principio, aunque a saber quién le pidió que hiciera tal cosa y por qué. Lo que no entendía es por qué lo dejó libre después de obligarlo a luchar, ¿qué le pasaba a la pelirroja? Iba dejando sueltos a todos aquellos que seguro irían en su busca para vengarse.

Como era de esperar, a Irina no le gustó demasiado que le echara en cara no informarme de nada. Y tenía toda la razón, era yo quien le pidió ayuda a pesar de que lo único que sabía de ella era que me había usado para entretenerme, dejándome con heridas y alimentándose después de mí. Casi que parecía que era un masoquista. Pero la verdad era que aunque no me gustara la idea, sólo un vampiro podía ayudarme a controlar bien mis nuevas habilidades, y ella parecía la persona indicada. No sólo la conocía, sino que su forma de ser en realidad me estaba viniendo bien para cambiar mi manera de ver las cosas y conseguir así mi objetivo.

¿Einar, eh? Pues no parecía que no quisiera matarme. Aunque en verdad matar a un vampiro cuesta más que simplemente liarse de hostias con él. Y lo que quería el licántropo era sacarme información, lo cual le hubiera sido complicado de haberme matado. De todas formas, esperaba no tener que volvérmelo a encontrar, y en el caso de hacerlo, esperaba tener a Irina al lado. No me daba miedo, era simplemente que en ese caso aprendería viéndola luchar contra un rival fuerte, y aprendería bastante.

-Lo sé, no me siento en deuda. Pero yo era cazador, éramos una comunidad, y teníamos cada uno a nuestro compañero de armas... y no puedo evitar seguir pensando un poco así. Si hay algo que pueda hacer para ayudarte, lo haré.

Y lo decía en serio. Al decir aquellas palabras en voz alta, me di cuenta todavía más, de que no solo la veía como una especia de mentora, sino que también la veía como mi compañera de armas del mundo vampírico. Tenía que especificar en mi cabeza que era solo en el aspecto vampírico, pues nunca podría comparar a un subterráneo con un nefilim, se me hacía demasiado extraño.

Irina sabía cómo aprovechar la situación para alejar según qué temas de conversación, y usando la provocación que le había hecho, consiguió dirigir mi atención a otros asuntos.

-Lo que quiero... -se me pasaron varias cosas por la cabeza, pero de repente me vino a la mente una manera de vengarme un poquito y divertirme a la vez.
Me acerqué más a ella y le aparté la trenza que le caía por delante del hombro con tal de tener vía libre a su cuello, el cual empecé a llenar de besos y pequeños mordiscos, procurando mantener los colmillos retraídos para no hacerla sangrar.
Apreté mi cuerpo contra el de ella, y le agarré el pelo para tirar su cabeza hacia atrás y poder acceder a la zona de su clavícula, a la que me dirigí con mis labios.
Le subí ligeramente la blusa, dejando al aire su vientre y acariciándolo con la otra mano. Solté su trenza y me dispuse a recorrer con besos su cuerpo, bajando por el vientre y centrándome en la zona debajo del ombligo.
Dediqué un buen rato a repasar su piel con mis manos y con mis labios, dejándome llevar.
Andreas, céntrate.
La idea era vengarme un poquito de ella, pero realmente también me iba a joder a mí mismo, quizá no había sido tan buena idea...

Paré de repente y me incorporé, separándome de ella con una sonrisa, y esperando haberla dejado con las ganas.
-Este es tu pequeño castigo, por ir dejando enemigos sueltos por las calles.

Me giré y me dispuse a caminar en dirección a la ciudad.



avatar
Mensajes : 133

Reliquias : 245


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Do you prefer a lie or the truth?
→ Lago  →  Medianoche


- Tu vida ha cambiado Andreas, metételo en la cabeza de una maldita vez. Ya no eres humano, ni cazador, ni tienes una comunidad. -hizo una pausa- ¿Te digo lo que tienes? Aparte de miedo y pocas agallas... Una venganza que llevar a cabo, alguien a quien matar, quien te ha arrebatado tu vida como humano condenándote a ser una criatura de la noche. Puedes sacarle el máximo partido o puedo matarte aquí mismo y hacerte un favor. -le propuso seria.

Sabía que en ocasiones tenía que ser directa y brusca para que le entrara en la cabeza la situación actual en la que se encontraban. Andreas no era como ella, él aún recordaba su humanidad. La pelirroja solo pensaba que era un idiota por dejarse llevar por esa falsa ilusión. Pero también lo pensaba de Simon y de todos los que tenían ese pensamiento. Creyendo al cien por cien que los hacía débiles, porque era lo que a ella le habían metido en la cabeza con tanto ahínco.

- ¿Ayudarme? No. -respondió con sinceridad y voz firme. - Yo no necesito tu ayuda, porque mi creador no va a tener piedad de ti, ni de mi. Ya te dije que esta no es tu guerra, no voy a dejar que mueras. Además lo tengo todo planeado. Si lo consigo como sino, solo dependerá de mi. -Le miró a los ojos esperando que no le rebatiera, pero sabiendo que lo haría.

Era cierto que la vampiresa apenas tenía aliados y que realmente estaba sola, pero aun no entendía porque tenía la necesidad de alejarlo de toda su venganza personal contra su creador. Casi podía ver como su creador acababa con su vida y a ella le provocaría un dolor que le daba verdadero horror experimentar, ya que la volvería débil. Por eso la mejor opción era alejar a Andreas. - ¿Si....? -respondió esta vez en tono más cariñoso cuando se acercó a ella.

Cuando se acercó a ella decidido la pelirroja mostró una sonrisa y cerró los ojos notando como dedicaba besos y mordiscos en su cuello, zona que era su punto débil sin duda. Un pequeño grito sordo salió de su boca cuando notó como tiraba de su pelo haciendo que echara la cabeza hacia atrás notando como seguía llenándola de besos y sus manos subían su camiseta. Abrió los ojos mientras soltaba un largo suspiro observando la luna. - No está nada mal lo que quieres... -

El hecho de enseñarle como sobrevivir ahora su nueva vida como vampiro los había unido y había abierto paso a que ambos disfrutaran del cuerpo del otro. Casi a veces siendo eso lo mejor del día o del momento. Irina enredó sus dedos en el pelo del vampiro, acariciando con suavidad mientras sentía los besos y su lengua recorrer su piel. Abrió los ojos de golpe cuando se separó, cortándole el rollo y dejándola con las ganas, cosa que obviamente tenía planeada y que también, obviamente no iba a hacerle ninguna gracia. Por lo que cuando se giró dándole la espalda aprovechó para meterle una patada en la pierna haciéndolo caer de rodillas. Sacó su cuchillo, el cual siempre llevaba escondido justo en el muslo, para casos de emergencia y aunque no era eso exactamente, había conseguido enfadarla además de calentarla.

- Voy a tener que dejarte bien claro una cosa más... -empezó a decir mientras se ponía a su espalda tirando de su pelo para poner el cuchillo en su garganta. Acercando sus labios a su oreja para hablarle. - Lo que empiezas conmigo, será mejor que lo acabes. -le advirtió haciendo más presión con el cuchillo para asustarle un poquito.





Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:




avatar
Mensajes : 90

Reliquias : 548

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.