31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

23 # 24
10
NEFILIMS
5
CONSEJO
6
HUMANOS
5
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
6
BRUJOS
5
HADAS
2
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas
» Placer compartido [Liliana]
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyHoy a las 12:04 pm por Jensen Landvik

» Waiting.-Libre.
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyAyer a las 12:57 pm por Magnus Bane

» Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18)
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyAyer a las 8:45 am por Deian

» La eternidad [Karen]
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyVie Ago 16, 2019 5:49 pm por Hope Herdove

» Te encontré-Privado +18
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyVie Ago 16, 2019 4:16 pm por Sandra E. Evans

» La piedad es relativa [Alyssa] [+18]
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyVie Ago 16, 2019 12:47 pm por Steve Goodweather

» Cóbrame [Liliana]
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyVie Ago 16, 2019 1:55 am por Liliana Balfager

» Luna plateada - Libre.
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyJue Ago 15, 2019 6:00 pm por William J. Headland

» Iuro [Winter J. White]
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyMiér Ago 14, 2019 11:22 pm por Winter J. White

» Hasta el cuello de sombras (FB)
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyMiér Ago 14, 2019 9:40 pm por Winter J. White

» BLOODLINE || Einar.
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyMiér Ago 14, 2019 8:43 pm por Winter J. White

» Cold Case - Privado.
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyMiér Ago 14, 2019 6:25 pm por Artem Yakow

» A contratiempo- Privado.
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyMiér Ago 14, 2019 5:08 pm por Artem Yakow

» Abandonad toda esperanza los que aquí entréis [Artem Yakov]
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyMiér Ago 14, 2019 4:46 pm por Artem Yakow

» MENUDA CATÁSTROFE / [PRIVADO]
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} EmptyMiér Ago 14, 2019 12:12 pm por Liliana Balfager


Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hi! Do you need any help, kiddo?
Agosto → 19:53 → Sala de entrenamiento  → Caluroso
Lill cerró los ojos mientras paseaba por los pasillos del Instituto, notando cómo el calor que penetraba el frescor propio de la piedra del edificio disminuía poco a poco mientras avanzaba la tarde hacia la noche, que se aventuraba algo más relajada que las que habían tenido con anterioridad con respecto a las temperaturas. El frío ruso le había calado hasta los huesos, y ahora el verano neoyorkino se le antojaba más pegajoso de lo que recordaba, en realidad, a pesar de que no era para tanto. Estaba segura de que pronto se acostumbraría, pero mientras tanto, el contraste...

Se pasó la mano por el cuello en un gesto inconsciente y siguió caminando, algo perdida en sus propios pensamientos. Los cuadros de Raziel se sucedían en las paredes de forma desordenada, y sus ojos celestes se detuvieron en una representación de Alacante que le arrancó un suspiro bastante hondo del pecho. Echaba de menos Idris, su casa de campo, las torres de cristal... Sin embargo, como le sucedía con Aberdeen, aún no se sentía con la fuerza suficiente para regresar a los parajes de su infancia, de su adolescencia, cuando Jacob seguía vivo y la expectativa de verle atravesar la puerta de su mansión el día menos esperado estaba palpable en el ambiente. Al menos allí, entre esos muros, la presencia de su hermano estaba ausente, y eso la ayudaba más de lo que reconocía en voz alta. Dejó pasar los dedos por la pintura, sintiendo -a pesar de que sabía que era imposible- que le pesaba la runa del luto sobre el corazón, y apartó la mirada.

«Me pregunto si algún día se irá esta desazón...»

Como siempre que la tristeza la inundaba pensó en Alexei casi sin darse cuenta, como un reflejo distraído, y se preguntó si estaría en su habitación o en alguna parte, y si querría pasar algo de tiempo con ella. Para entrenar. Para seguir buscando a Bennet. Para lo que fuese, y sus piernas se movieron solas por el edificio, esa vez con algunas ideas fijas en la cabeza, sin vagabundear como lo había estado haciendo antes. Sus pasos la llevaron a la biblioteca, primero, y luego a la sala de entrenamiento, aunque sabía que lo más probable era que se encontrase en su propia habitación o en la de su parabatai. Pero había algo extraño en el fondo de su cabeza que no conseguía comprender del todo, que aún no había descifrado y que le fascinaba tanto como le molestaba. Como si atravesar la puerta del dormitorio del nefilim llevase algo implícito que no conseguía encajar del todo. Se entretuvo en descifrarlo mientras avanzaba, y sonrió de forma inconsciente al escuchar que había alguien dentro de la sala.

Sin embargo, no era Alexei.

Se trataba de un muchacho joven que parecía estar practicando en soledad con una gran carga de frustración impreso en cada movimiento, en cada gesto. Lillwelyn le observó en silencio desde donde estaba, analizando sus poses, sus avances, sus retrocesos, sus ataques y sus paradas defensivas, y sonrió casi con ternura al comprobar que aunque se esforzaba, cometía algunos fallos que necesitaban corrección externa. Corrección que tendría de estar practicando con alguien. No obstante ahí se encontraba, solo, y ella no podía dejar de preguntarse el motivo. Al final avanzó hacia él en silencio, hablando cuando él se hubo detenido para no provocar ningún percance.

¿Necesitas ayuda con el entrenamiento? —Reconoció su rostro cuando sus ojos se encontraron. La runa en su mano derecha le impedía olvidar todo lo que veía—. Eres Jordi Wilson, ¿verdad? —Su sonrisa era agradable mientras le saludaba—. Yo soy Lillwelyn. Si quieres puedo darte algunos consejos que pueden ayudarte a mejorar. O también eres libre de mandarme a paseo por mi impertinencia, como tú prefieras —bromeó antes de tornar su expresión algo más seria, sin abandonar la expresión amable de sus facciones.
Lillwelyn Cynwrig
Mensajes : 92

Reliquias : 456

Temas : 5/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9567-this-is-the-story-of-a-nefilim-who-run-away-from-her-father-just-to-be-free-lillwelyn-cynwrig-finalizadahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9577-todo-el-mundo-juega-un-papel-en-la-vida-de-alguien-lillwelyn-cynwrig-relationships#83542http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9576-el-tapiz-de-nuestra-historia-esta-tejido-con-hilos-de-encuentros-lillwelyn-cynwrig-s-chronology#83541
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} Empty Re: Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson}

Mensaje— por Invitado el Lun Oct 22, 2018 11:49 pm

Needing help
19:53 → Sala de entrenamiento  → Caluroso
A aquella hora lo más normal para él era estar cenando o incluso haber acabado pero que se encontrara allí demostraba que su estado de ánimo no se encontraba alterado, al igual que las ideas que rondaban su cabeza.

Jordi cargaba con demasiado peso sobre sus hombros incluso cuando no era realmente necesario u obligatorio pero no podía evitarlo, siempre había sido así. Criarse entre cazadores no era fácil y se le había exigido mucho desde temprana edad, por eso a pesar del apoyo recibido eso también había conllevado el inconveniente de un concepto del deber excesivo en la mayoría de casos.

Estar entrenando a esas horas era su manera de desahogar su frustración, decepción y demás problemas que le traían de cabeza las últimas horas. Además de todo aquello siempre habías sido consciente de que no era el mejor en combate y por eso debía esforzarse más en aprender el arte del uso de la espada serafín pero la verdad era que le resultaba imposible disfrutarlo y de ahí que no pudiera avanzar tanto como otros. Sin embargo en cuanto a estudio y captación de pistas era de los primeros en presentarse voluntario para todo tipo de misiones.

Se detuvo después de varias fintas y estoques que si bien eran enérgicos y entregados no poseían toda la destreza que se requería para combatir a un demonio. Resopló sonoramente, apretando la mandíbula mientras observaba los nudillos de su mano tornándose blancos al apretar con fuerza excesiva la empuñadura de la espada, acción que se truncó abruptamente en cuanto alguien habló.

Como primera respuesta retrocedió un par de pasos, sobresaltado, acto seguido su cara empezó a ruborizarse de manera incómoda pero inevitable. Si había visto aquel desastre de entrenamiento le extrañaba que no se estuviera riendo en su cara pero tras presentarse lo comprendió un poco mejor.

Sra. Cynwrig, no la había visto... — admitió como si no fuera más que evidente. Conocía sobradamente los nombres de cada uno de los integrantes del Consejo pero estar a la altura de hablar con ellos era un asunto bien distinto — No quiero hacerle perder el tiempo pero en verdad creo que me vendría bien un poco de guía. Sin duda — agitó distraídamente la espada mientras daba algunos pasos por la sala pero no tardó en detenerse para girarse hacia ella con algo más de determinación — ¿Por dónde deberíamos empezar? — estaba seguro de que había mucho que pulir y se sentía honrado de que alguien como ella estuviera dispuesta a tomarse aquella molestia. No podía desaprovechar la oportunidad.
Anonymous
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Hi! Do you need any help, kiddo?
Agosto → 19:53 → Sala de entrenamiento  → Caluroso
Siendo hija de Apollo Fairscale, Lillwelyn no recordaba un momento de su vida que no hubiese estado teñido por los entrenamientos, la estrategia y la lucha. Tampoco podía afirmar que había aprendido a esgrimir un arma antes que a caminar porque estaría mintiendo; su padre la había protegido dentro de lo humanamente posible tratándose de una nefilim, y no la había lanzado a los leones sin haberla preparado de forma previa. Por eso había aprendido a pensar, a razonar, antes que a empuñar una espada, así como a controlar sus miedos y sus emociones, forjando la mujer que era hoy en día.

Puede que fuese por eso por lo que le era tan sencillo como respirar. Puede que fuese porque tanto su padre como Jacob habían sido maestros exigentes que le habían hecho sacar lo mejor de sí misma. O puede que tuviese que ver una predisposición de ella mezclada con un poco de capacidades innatas que había sabido explotar al máximo desde que había empezado a entrenar. Porque entendía que no todo el mundo por mucho que se esforzase alcanzaba las mismas cotas.

Se preguntó si Jordi no habría tenido buenos maestros y maestras, o quizás tuviese que esforzarse el doble para hacer cosas que para otras personas eran de lo más sencillo. O quizás simplemente no le gustaba y prefería centrarse en otros aspectos de la vida de los nefilim. Ni tenía intención de juzgarle ni le interesaba más allá de saber cómo poder ayudarle, porque cada situación requería una solución diferente. Las motivaciones y experiencias de cada persona eran suyas y Lillwelyn nunca había sido persona de inmiscuirse donde no le llamaban.

Se centró en sus ojos, en las líneas de su nariz, de su rostro en concreto, en su cabello claro y en lo joven que parecía, a pesar de que era mayor que ella, y sonrió ante su respuesta.

Por favor, no me llames así. Aunque es un cliché decirlo, la señora Cynwrig era mi madre. Puedes llamarme Lillwelyn.  —Se dirigió a coger una de las espadas que estaban en las paredes de la sala, haciéndola girar en su mano izquierda como si fuese una prolongación de su propio brazo mientras avanzaba hacia él—. Y no seas tan duro contigo mismo. Ayudarte a entrenar no es perder el tiempo en absoluto. Si ponemos el foco únicamente en lo pragmático, el tiempo que invierta en tu entrenamiento y que mejores se verá retribuido en que no morirás, y eso implica más efectivos para nosotros y menos dolores de cabeza. —Se colocó frente a Jordi con una sonrisa amable en el rostro—.  Sólo si quisiese dejarlo en lo frío y meramente estratégico. La realidad es algo más humana, afortunadamente.

Dejó quieta su arma al lado de la pierna, reposada, y le atravesó con el frío azul de su mirada mientras permanecía recta, alerta, sopesando opciones. Le había visto hacer movimientos en solitario, luchando contra un enemigo invisible, pero, ella lo sabía bien, los golpes que se daban al aire nunca eran como los que se daban contra alguien de carne y hueso. Siempre faltaba la reacción de la otra persona, el esquivar, el contraataque... Por eso, aunque estaba bien entrenarse en cualquier circunstancia, lo mejor era siempre contar contra un compañero o una compañera que te ayudase.

Empieza atacándome. Quiero ver tu patrón de lucha contra otra persona.
Lillwelyn Cynwrig
Mensajes : 92

Reliquias : 456

Temas : 5/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9567-this-is-the-story-of-a-nefilim-who-run-away-from-her-father-just-to-be-free-lillwelyn-cynwrig-finalizadahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9577-todo-el-mundo-juega-un-papel-en-la-vida-de-alguien-lillwelyn-cynwrig-relationships#83542http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9576-el-tapiz-de-nuestra-historia-esta-tejido-con-hilos-de-encuentros-lillwelyn-cynwrig-s-chronology#83541
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} Empty Re: Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson}

Mensaje— por Invitado el Lun Oct 29, 2018 12:11 am

Needing help
19:53 → Sala de entrenamiento  → Caluroso
Observó a la consejera según se desplazaba por la sala pero su atención se focalizaba sobretodo en sus movimientos y la forma en la que sujetaba la espada que había cogido de uno de los laterales, algo que decidió imitar a pesar de que le resultaran más rudimentarias e incómodas que las armas serafín. Suponía que por eso mismo eran mejores para entrenar ya que al implicar un mayor desafío sus armas "oficiales" se volvían más letales en combate.

Eligió una de filo delgado cuyo peso pudiera manejar con una mano sin problemas y tras sospesarla regresó al centro de la estancia para observar a su maestra un poco nervioso. Se exigía mucho a si mismo y eso implicaba que el miedo a fallar o hacer el ridículo hacía mella en él constantemente, generándole cierta inseguridad que jugaba en su contra por lo que era normal que no consiguiera sus objetivos en cuanto a combate se refería.

Enarcó una ceja cuando le pidió que la llamara por su nombre — Sinceramente... su nombre es todavía más complicado — tuvo que admitir aguantándose la risa momentáneamente mientras empezaba a adoptar una posición de inicio de combate. Probablemente no era la más adecuada pero sí bastante defensiva, levantando el arma pero anteponiéndole a él para poder detener cualquier tipo de golpe — Me alegra que diga eso porque va a necesitar una paciencia muy humana conmigo — le advirtió con una sonrisa que borró en cuanto ella le hizo la primera petición, asintiendo obedientemente y más serio. Sabía que tenía que concentrarse en todo lo que pudiera aprender durante aquella sesión, no iba a desaprovechar la oportunidad.

Varió entonces su posición, flexionando más las piernas y bajando un poco la espada al tiempo que la enfocaba hacia delante, sujetándola con ambas manos a sabiendas de que no disponía de la experiencia necesaria como para hacerlo solo con una. No tardó demasiado en abalanzarse hacia su oponente y sin duda alguna era rápido pero aunque intentaba variar la dirección y ángulo de sus golpes estos tendían a ser predecibles al estar calculados. Aquella era la parte negativa de ser una persona metódica en prácticamente cualquier ámbito.

Cuando se separaron sin que Jordi hubiera logrado alcanzarla ni una sola vez jadeó con suavidad para recuperar un poco el aliento — Espero que tenga mejores consejos que relajarme porque ese ya lo he oído — sabía que debía hacerlo pero simplemente no lo lograba.
Anonymous
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Hi! Do you need any help, kiddo?
Agosto → 19:53 → Sala de entrenamiento  → Caluroso
Puede ser —reconoció con una sonrisa, mientras se colocaba en posición, esperando a verle llegar.

No resultó muy complicado esquivarle, ni detener sus estocadas. Jordi atacaba de frente, de forma metódica y controlada, tanto que era fácil entrever el patrón que seguía. Sin embargo Lill se mostró igual de serena que si estuviese enfrentándose a alguien que no podía predecir, y mantuvo la compostura hasta el último golpe en el que él se apartó de ella, jadeando. La sonrisa regresó a su rostro cuando se hubieron alejado, y se echó a reír ante su comentario. Sus carcajadas sonaron claras como el cristal. Contempló con cierta ternura al muchacho antes de hacer girar de nuevo su arma en la mano izquierda, desviando la atención hacia su filo perfecto, sin muescas, lo que no hablaba de otra cosa sino de la gran habilidad de las Hermanas de Hierro a la hora de forjar sus armas. Siempre había sentido una muda admiración por ellas, y durante algún tiempo de su vida había soñado con que le permitiesen ver su trabajo de cerca, pero eso implicaba abandonar el mundo que conocía y aunque la gente la tildaba de ser una persona fría, sin sentimientos, Lill no se imaginaba dejando de lado a las personas que quería por una longevidad apartada a cambio de unos conocimientos como los que ellas poseían.

Pocos podrían imaginar que prefería el amor, la compañía, al aislamiento, viéndola como era.

Bueno, relajarse es una parte importante de conseguir acertar a tu rival, eso desde luego. —Se acercó con pasos firmes y decididos hasta colocarse a su lado—. Si no lo consigues es porque no te sientes seguro en absoluto de tus habilidades como luchador, ¿me equivoco? Y supongo que eso te avergüenza un poco y reincide en que estés más nervioso de lo normal. —Le colocó la mano derecha sobre la suya en una caricia muy suave, indicándole que bajase el brazo del arma—. Vamos a empezar por relajar esto, ¿vale? Déjame tu espada e intenta que los músculos no estén tensos, y no sostengas la empuñadura con tanta fuerza porque al final sólo conseguirás hacerte daño en los dedos. —Su tono se había vuelto firme, y su gesto, impenetrable otra vez. Su sonrisa se había esfumado, dejando paso a una mujer tan seria como cada vez que se trataba de asuntos de trabajo—. Te lo habrán repetido hasta la saciedad, pero el arma debe ser una prolongación de ti mismo, no un añadido. Sin embargo tú no lo sientes así, ¿verdad? Para ti debe de ser una herramienta más, como un bolígrafo o una taza de café, pero no es así. —Se colocó frente a él—. Mueve los hombros haciendo círculos hacia delante y hacia detrás. Eso es. Y ahora abre los brazos y ciérralos por encima de tu pecho. Debes relajar los músculos de la espalda también.

En realidad nunca había entrenado a nadie.

Apollo se había centrado en Bastian cuando se habían ido a vivir con él sin darle oportunidad de revisar sus entrenamientos lo más mínimo, por lo que únicamente había quedado para consolarle, para aconsejarle, y poco más. Era la primera vez que ponía en práctica las lecciones que ella misma había recibido, y de pronto se sintió tan cerca de su hermano que le dolió el corazón, pues las palabras que estaba utilizando eran las suyas. Lo echaba tantísimo de menos...

Dime una cosa, Jordi. ¿Cuál es tu especialidad como cazador de sombras? —Le contempló unos segundos más antes de devolverle la espada—. En realidad yo estoy entrenada para cultivar la mente antes que el brazo, ¿sabes? Pero en mi familia al final templamos ambas cosas como el acero. Sin embargo soy mejor como estratega que como guerrera. ¿Y tú? ¿Qué haces mejor que pelear? —Se puso a su lado—. Bien, ahora sujétala de nuevo y yérguela como si fueses a lanzarte contra un contrincante. —Le observó adoptar la misma postura que antes y se colocó detrás de él para corregirla—. Tiendes a ir de frente, que no está mal, pero puede resultar predecible contra enemigos muy experimentados, y te recuerdo que últimamente no luchamos sólo contra demonios. En una sola clase es muy difícil suplir carencias, pero un consejo que puede serte muy útil es que esperes. Deja que el rival ataque primero, y durante ese tiempo, analízalo; intenta buscar detalles, cualquier cosa, que pueda servirte en su contra. —Le rodeó hasta situarse de nuevo frente a él—. Y fíjate en sus pies. Sus ojos pueden engañarte al respecto de la dirección que va a tomar, pero sus piernas y sus pies tienen que ir por delante de sus movimientos. Ese puede ser un buen comienzo para saber, al menos, por dónde te va a atacar. Ven, te haré una demostración. —Retomó la misma distancia que habían mantenido antes, e irguió la espada con la siniestra—. Atácame otra vez. Veremos cuántas soy capaz de detenerte.
Lillwelyn Cynwrig
Mensajes : 92

Reliquias : 456

Temas : 5/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9567-this-is-the-story-of-a-nefilim-who-run-away-from-her-father-just-to-be-free-lillwelyn-cynwrig-finalizadahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9577-todo-el-mundo-juega-un-papel-en-la-vida-de-alguien-lillwelyn-cynwrig-relationships#83542http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9576-el-tapiz-de-nuestra-historia-esta-tejido-con-hilos-de-encuentros-lillwelyn-cynwrig-s-chronology#83541
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} Empty Re: Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson}

Mensaje— por Invitado el Jue Nov 08, 2018 4:57 pm

Needing help
→ Sala de entrenamiento  → Caluroso
Suspiró en cuanto la palabra "relajarse" salió a coalición, algo que ya era difícil de por si pero que no resultó más sencillo en cuanto ella se acercó. Jordi no se sentía demasiado cómodo cuando cualquiera se aproximaba a él y no era nada personal, la falta de costumbre hacía que aquello le resultara raro a menos que tuviera muchísima confianza con la otra persona.

¿Tanto se me nota? Dios... — se lamentó, avergonzado, en cuanto la consejera expuso los motivos por los que no lograba ser un buen combatiente con tanta claridad y facilidad. Intentaba disimularlo en la medida de lo posible pues sabía que si su oponente percibía su inseguridad derrotarle podía ser un juego de niños pero hasta la fecha las runas habían bastado para obtener una ventaja que le permitiera solventar aquellas barreras.

Le cedió su espada aunque no pudo evitar seguirla con la mirada como si en verdad le apenara desprenderse de ella. Que no supiera manejarla como consideraba que debía no implicaba que en cierto modo no le tuviera cierto afecto a aquel objeto tan personal.

Acto seguido asintió a las instrucciones e inició algunos ejercicios de estiramientos con brazos, hombros y incluso cervicales, sacudiendo las piernas en un intento de obligar a todo su cuerpo a colaborar pero no era la primera vez que hacía todas aquellas cosas y nunca eran suficientes.

Yo prefiero la logística. Organizar grupos, traducir textos, investigar pistas, encontrar información en libros... Esas son el tipo de cosas que se me dan bien, las que implican concentración — y puede que también algo de soledad pero esa parte se la ahorró. Tampoco se consideraba antisocial pero debía admitir que intimar no era su fuerte — Pero sé que siempre hay que estar preparado para cualquier incidente, sea en una misión o simplemente en nuestro día a día. Mis padres y mi tío me entrenaron pero temo haber llegado a un punto en el que ya no puedo ir más allá con la espada— reconoció mientras recuperaba su arma, adoptando una posición que Lil se encargó de corregir con paciencia mientras él se quedaba rígido como un maldito hombre de hojalata. No dudaba que aquella postura sería más correcta con el tiempo pero tenía que acostumbrarse a ella.

Miró los pies y las piernas de su nueva instructora en cuanto ella le mencionó aquel importante detalle, algo a lo que generalmente no prestaba mucha intención. Era de esperar que tuviera que ser sutil con aquello pero no en aquel momento. Entonces se permitió dejar que ella fuera consciente de como intentaba analizarla pero le faltaba experiencia en aquello como para que le sirviera de mucho, aun así lo había intentado.

En verdad disfrutas dejándome en ridículo, ¿verdad? Puedes decirlo — le sonrió de lado antes de avanzar hacia ella con velocidad, virando su movimiento para intentar un ataque lateral que posteriormente enlazó con otros, intentando variar ligeramente sus golpes y sin pensarlos tanto. Eso conllevó que algunos de sus movimientos se volvieran más impredecibles y espontáneos pero también menos eficaces. Como en todo era cuestión de practicar lo suficiente como para pulir las deficiencias pero en aquel momento no parecía ser suficiente para superarla o si quiera igualarla.


OFF: Voy a tirar un dadillo de Acierto/Fallo para decidir si Jordi logra sorprender o incluso golpear a Lil en alguno de sus movimientos o no.



Última edición por Jordi Wilson el Jue Nov 08, 2018 4:58 pm, editado 1 vez
Anonymous
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

El miembro 'Jordi Wilson' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Acierto/Fallo' :
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} FkNxUJi
Monstruos
Mensajes : 321

Reliquias : 424

Ver perfil de usuario
Demonios menores

Volver arriba Ir abajo

Hi! Do you need any help, kiddo?
Agosto → 19:53 → Sala de entrenamiento  → Caluroso
No es que se te note 'tanto' —rectificó, intentando tranquilizarle—. No es como si lo llevases escrito en la cara o en la mirada, pero tus movimientos son muy rígidos, y no todos fluyen naturalmente. —Pensó en su padre, en su hermano, en Ilya. Pensó en Alexei, que esgrimía sus espadas gemelas como si fuesen parte de su cuerpo, de su ser, con los ojos tan brillantes como las adamas de la hoja—. Quizás también estés nervioso ante la perspectiva de entrenar con alguien que no sea de tu confianza, lo que también es comprensible.

Le contempló mientras hacía todos los movimientos que le había pedido. Le pareció que casi podía ver la piel estirándose sobre los músculos y los huesos debajo de la ropa, y se dijo a sí misma que le hacía falta una buena sesión de entrenamiento a ella también, de esas que te ponían al límite y le hacían sudar, temblar y vibrar. La espada de Jordi estaba fría al tacto, como ella misma, y le escuchó con atención mientras le explicaba cuáles eran sus virtudes, en lo que prefería centrarse como nefilim en vez de las armas.

Entonces permíteme que la próxima vez que se me encomiende una misión cuente con tu ayuda. Me gustaría poder utilizar tus habilidades. —Fue el único momento en que frunció el ceño, cuando le dijo que parecía haber llegado al límite, al tope, y se dijo que debía de ser una sensación realmente frustrante, sentir que no se podía mejorar más allá—. Entonces permíteme que te ayude en todo lo que pueda, Jordi. A ver si conseguimos quitar esa piedra que bloquea tu camino.

Lillwelyn esbozó una sonrisa más bien enigmática ante la última pregunta de Jordi que nunca llegó a responder. Sólo hizo girar su arma en la mano, dispuesta a poner en práctica lo que le acababa de enseñar al respecto. Centró su mirada en los pies del joven, no en los ojos, no en los brazos, sino en las piernas, en la dirección que tomaban para saber hacia dónde pretendían dirigirse. Y quizás fuese por el empeño que le ponía, además de porque era muy inteligente, pero estuvo a punto de alcanzarle con el golpe que le tendió, ya que fue bastante más veloz que las veces anteriores e hizo un juego de pies que, de no haber estado tan experimentada, le habría alcanzado. Pero en el último momento fue capaz de esquivarle sin mucha dificultad y golpearle suavemente con el pomo del arma en la mano que esgrimía la espada sin abandonar la mueca de sus labios ni un momento. Se giró sobre sí misma, entonces, para quedar de nuevo frente a él, y bajó la guardia.

¿Te has fijado? Aunque tu cuerpo puede ser traicionero, al igual que tus ojos, tus pies no pueden mentir hacia dónde van. Sin embargo ha sido un buen movimiento y un muy buen golpe. Vamos, voy a intentar alcanzarte yo a ti. Estate atento a mis movimientos y veamos si eres capaz de ver mi trayectoria.

En ese instante dejó de sonreír. Su rostro se volvió sereno, indescifrable, como si fuese hielo o cristal, como si sólo pudiese reflejar el exterior, y con movimientos rápidos y precisos se lanzó hacia Jordi trazando una línea recta que luego quebró en zig zag. Derecha-izquierda-derecha. ¿Por dónde iba a atacar primero? Esperaba que de verdad fuese capaz de verlo...

OFF: Voy a tirar yo también un dadillo para ver si Lill consigue sorprenderle o no :) ¡Ánimo, Jordi!
Lillwelyn Cynwrig
Mensajes : 92

Reliquias : 456

Temas : 5/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9567-this-is-the-story-of-a-nefilim-who-run-away-from-her-father-just-to-be-free-lillwelyn-cynwrig-finalizadahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9577-todo-el-mundo-juega-un-papel-en-la-vida-de-alguien-lillwelyn-cynwrig-relationships#83542http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9576-el-tapiz-de-nuestra-historia-esta-tejido-con-hilos-de-encuentros-lillwelyn-cynwrig-s-chronology#83541
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} Empty Re: Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson}

Mensaje— por Monstruos el Sáb Nov 17, 2018 12:59 pm

El miembro 'Lillwelyn Cynwrig' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Acierto/Fallo' :
Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} VbCxa41
Monstruos
Mensajes : 321

Reliquias : 424

Ver perfil de usuario
Demonios menores

Volver arriba Ir abajo

Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} Empty Re: Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson}

Mensaje— por Invitado el Vie Nov 23, 2018 5:07 pm

Needing help
→ Sala de entrenamiento  → Caluroso
No pudo evitar cierta incredulidad cuando mencionó que le quería en su próxima misión pero aun así le sonrió a modo de agradecimiento. Ella estaba intentando ser amable y era algo que apreciaba pero de todos modos si aquello llegaba a ocurrir, si realmente formaban parte de un mismo equipo, Jordi daría todo de si para demostrarle que podía ser mucho más útil fuera del combate. Suficientemente ridículo estaba siendo el entrenamiento, tenía que compensarlo en cuanto tuviera la oportunidad pues sabía que no era un inútil.

Si consigues que eliminemos esa piedra en el camino te deberé una — la señaló y entonces inició su ataque, uno que estaba seguro de que a Lil le había costado un poco más de calcular y frenar pero que a fin de cuentas tampoco logró mayor resultado que ese. Aun así podía considerarse que aquel debía de ser el camino a seguir, según iba viendo.

Suspiró mientras se movía despacio de un lado a otro, mirando de reojo su propia espada hasta que se detuvo con su última advertencia — Supongo que es un avance, aunque sea pequeño — intentó ver el lado positivo y volvió a levantar el arma — No seas blanda conmigo o no aprenderé — prefirió dejar claro que no quería piedad ni condescendencia por su parte, su familia hacía años que había dejado de concedérsela así que no esperaba una cosa distinta de un miembro del Consejo pero mentiría si dijera que no estaba nervioso con aquello. No era lo mismo entrenar con gente conocida, cuyas técnicas ya conocía, a enfrentarse a alguien totalmente nuevo. Aun así aquella era la realidad de cualquier combate, el desconocimiento y la adaptación, y debía tomárselo como una buena lección.

El ataque no se hizo esperar. La destreza de la mujer era considerablemente mayor que la de Jordi a pesar de que no le superase en años de experiencia y aunque logró esquivar parte del ataque al voltearse hacia un lado parte de él fue suficiente para notar como su piel se abría al tiempo que era golpeado en el costado, perdiendo el equilibrio y cayendo a causa de ello.

Su espada serafín vibró en el suelo antes de apagarse  junto a su cuerpo y él suspiró con resignación — Creo que he tenido suficiente humillación por hoy — se llevó una mano a la zona baja de las costillas, donde su camiseta se había rasgado ligeramente pudiendo mancharse los dedos con su propia sangre. En verdad no era en absoluto grave, un simple corte superficial pero que a su vez era el claro signo de que aun tenía que aprender.

Empiezo a entender porque alguien tan joven forma parte del Consejo — y eso también le hacía darse cuenta de que él jamás podría aspirar a un puesto así pero por suerte no le importaba. No era lo que ambicionaba, él prefería aprender y acumular conocimientos con los que poder ayudar al resto. Si en algún momento se convertía en instructor de demonología tendría suficiente para sentirse realizado.
Anonymous
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Hi! Do you need any help, kiddo?
Agosto → 19:53 → Sala de entrenamiento  → Caluroso
Lillwelyn sonrió de forma sincera al nefilim mientas negaba con la cabeza.

No me deberás nada. Ya te lo he dicho. A nivel práctico, tus éxitos son nuestros éxitos, y tu supervivencia es lo que garantiza nuestra supervivencia. —Alzó los hombros—. Sólo estoy haciendo lo que correspondería a cualquiera de nosotros, Jordi. ¿O acaso tú no harías lo mismo por mí de ser la situación inversa?

La sucesión de movimientos fue rápida, letal, y ella volvió a sonreír ante sus palabras, animada por el hecho de que le viese el lado positivo a aquello. Adoptó de nuevo la misma expresión fría, acerada, imperturbable, y se lanzó de nuevo al ataque para continuar con el entrenamiento, mientras deseaba en su fuero interno que fuese capaz de verla venir. «No lo seré, entonces, aunque no tenía pensado serlo.»

La más joven de los hijos de Apollo Fairscale nunca lo era. ¿Blando? ¿Piedad? Esas palabras las desconocía. No es que su padre o su hermano hubiesen sido despiadados entrenando con ella, sin dejarle un sólo momento de descanso o llevándola hasta límites inhumanos como la extenuación o las heridas físicas, pero en esa familia nunca jamás se había tenido compasión en ningún tipo de entrenamiento, fuese del tipo que fuese. Así que Lillwelyn atacó con todo lo que tenía, aunque sus movimientos estaban perfectamente medidos y calculados. Por eso, quizás, el golpe fue tan terriblemente certero, y la sangre salpicó el arma de Lill cuando la carne de Jordi se abrió ante el golpe. A pesar de todo, a la joven le alegró comprobar que había estado a punto de esquivarla. Él diría que no era lo suyo, pero aprendía con rapidez y eso le gustaba.

No pudo evitar soltar una carcajada suave mientras se arrodillaba a su lado, dejando su espada al lado del arma de Jordi, que se había escapado de la mano del joven al caer al suelo por el golpe que le había propinado. La trenza rubia de Lillwelyn, algo deshecha, dejaba escapar algunos mechones de pelo, y le daba un aspecto algo más aniñado de lo que quizás podía esperarse de un miembro del Consejo. De nuevo sonreía suavemente, y sus ojos, aunque analíticos y distantes, no brillaban con la frialdad que habían adquirido durante el entrenamiento.

Uno nunca tiene suficientes humillaciones en esta vida. Sin embargo, te alegrará saber que has estado a punto de esquivarme. Para ser alguien que no se siente cómodo con las armas aprendes muy deprisa, y eso es algo increíblemente valioso. Así que lamento informarte que no, el entrenamiento no va a terminar aquí, ni mucho menos, pero sí que pienso concederte al menos unos minutos de descanso. —Se sentó al lado de Jordi y alargó la mano para examinarle la herida—. Ven, déjame echarle un vistazo a esto.

Separó la tela sin esperar a su permiso y rozó la piel del chico con los dedos fríos. Era un corte limpio, poco profundo, y Lill no pudo pensar con cierta diversión que su padre habría estado orgulloso de ella por un movimiento tan perfecto. Sacó la estela de su pequeño compartimiento del cinturón que llevaba y le dibujó un iratze cerca de la zona para que cicatrizase con rapidez.

Ya está. Con esto estarás recuperado en un santiamén. —Guardó el instrumento y se cruzó de piernas junto a él, contemplando su rostro joven y sus ojos claros—. Por cierto, gracias por tus palabras, aunque no creo que me lo hayan pedido sólo por mi pericia en combate. Aunque no reniego de mis méritos personales como nefilim, estoy convencida de que probablemente mi familia haya tenido que ver algo al respecto. No quizás tanto mi padre como el apellido familiar. —Escrutó el rostro del joven con la misma expresión intensa, penetrante, de siempre, antes de preguntarle—. ¿Tu familia es de Idris, Jordi?
Lillwelyn Cynwrig
Mensajes : 92

Reliquias : 456

Temas : 5/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9567-this-is-the-story-of-a-nefilim-who-run-away-from-her-father-just-to-be-free-lillwelyn-cynwrig-finalizadahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9577-todo-el-mundo-juega-un-papel-en-la-vida-de-alguien-lillwelyn-cynwrig-relationships#83542http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9576-el-tapiz-de-nuestra-historia-esta-tejido-con-hilos-de-encuentros-lillwelyn-cynwrig-s-chronology#83541
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson} Empty Re: Hi! Do you need any help, kiddo? {Jordi Wilson}

Mensaje— por Invitado el Dom Dic 02, 2018 3:49 pm

Needing help
→ Sala de entrenamiento  → Caluroso
Suspiró con resignación cuando le negó la posibilidad de terminar con todo aquello. Quizá aquel era su problema, cuando se tareas físicas se trataba se cansaba más bien rápido, o quizá sería más justo decir que se aburría. No disponía de la constancia necesaria para convertirse en uno de los mejores guerreros porque simplemente no le interesaba, siempre había preferido mantenerse en un segundo plano.

Sostuvo la tela de su camiseta cuando ella quiso verla, manteniéndola arremangada a pesar de que aquello se le antojaba incómodo pero se relajó un poco más cuando la estela salió a la luz y la correspondiente runa fue grabada junto al corte, proporcionándole un rápido alivio.

¿Así que es por el apellido? Y yo que creía que estas cosas no se heredaban... Ahora resulta que el Consejo es una monarquía — entornó los ojos con evidente desacuerdo pero no enfado. Sabía que casi todos los dirigentes de cualquier lugar llegaban a su puesto mediante contactos, no era un ingenuo, pero había esperado que tratándose de Nefilims la cosa fuera distinta. Eso no quitaba que Welyn tuviera sus propios méritos, acababa de demostrárselo en combate, pero nunca podría saber si su elección se debió a ellos o solo a su familia. En cierto modo eso también debía resultar frustrante si de verdad le importaba el cargo.

Que va, mi familia es de Barcelona, en España, pero hemos visitado Idris más de una vez — le contó dado que no era un secreto aunque generalmente no le gustaba demasiado hablar de su vida y cualquier otra cosa que considerase "personal" — Ahora lo hago cuando quiero recordar a mi madre. Se unió a Las Hermanas del Hierro así que solo puedo verla a través de sus creaciones — era algo muy simbólico y que no evitaba que la echara de menos pero al menos aquello le servía para sentirse orgulloso de su gran labor y pericia.

Creo que esto ya está — palpó la zona del corte antes de ponerse en pie, recogiendo la empuñadura de su espada, pero cuando estaban a punto de ponerse nuevamente a entrenar la puerta se abrió abruptamente y uno de los cazadores instó a la Consejera a seguirle. Algo había ocurrido en una de las misiones que requería su atención pero se trataba de algo confidencial por lo que Jordi no podría acompañarla — Haz lo que tengas que hacer. La próxima vez que nos veamos lograré herirte — le sonrió y agitó su arma, provocando que la brillante hoja se extendiera para proseguir con sus propios movimientos.



OFF: Aunque es un poco precipitado me gustaría cerrar aquí porque finalmente
he decidido que no voy a continuar en el foro. Gracias por el rol <3
Anonymous
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.