02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


27 # 30
7
NEFILIMS
7
CONSEJO
6
HUMANOS
4
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
8
BRUJOS
4
HADAS
4
DEMONIOS
1
FANTASMAS

¿Y en este sitio por qué hay tanta gente? [Privado / Michael]

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Y EN ESTE SITIO POR QUÉ HAY TANTA GENTE?
ANGELS PLAZA → Martes →  20:30h  → Despejado y frío

Alyssa parpadeó aturdida mientras veía como la masa se la llevaba de un lado para otro sin control. Era la primera vez que podía salir sin la supervisión de Augustus y pensaba aprovecharla al máximo. Acababa de llegar a Nueva York hacía solo dos días y no tenía nada claro si aquel sitio le gustaba o no, desde luego no se parecía en nada a Roma. Sus calles no eran acogedoras, angostas y llenas de preciosos secretos en cada esquina, esta ciudad más bien parecía llena de gente hasta el límite así como de ruido, pensó ciertamente molesta. No, sin duda no era especialmente de su agrado pero sus padres no habían querido especificarle qué hacían allí y ella tampoco se había atrevido a preguntar, parecían demasiado serios respecto al tema.

Distraidamente se tocó el cuello de su cazadora de cuero, llevaba las ropas oscuras que lucían siempre los cazadores con sumo orgullo, sin embargo en aquella algarabía nadie parecía fijarse en una joven de 17 años. Tras dejarse llevar un poco por la marea acabó en una gran plaza, plagada de artistas ambulantes cuando vio a uno que hacía cabriolas y volteretas con el objetivo de entretener a la gente, mientras un compañero pasaba un sombrero. Alyssa se abrió paso hasta la primera fila y observó, con desagrado, que la mitad de los movimientos estaban mal ejecutados o eran erróneos. Farfulló algo en italiano, completamente convencida de que nadie podría haberla comprendido de todas formas.

El número circense acabó, pero para su sorpresa el artista se acercó directamente a ella y le espetó de muy mala manera "¿Me has llamado payaso de circo? ¿Acaso tu sabrías hacerlo mejor?" y se rió de ella de forma marcadamente despectiva mientras le echaba una mirada que decía a todas luces que no creía que una criaja maleducada pudiera superarle. Mientras notaba como los colores le subían vio que el compañero del hombre también se reía de ella, a carcajada limpia y con clara intención de que hiciera el ridículo delante de la masa de gente, de la cual algunas personas ya cotilleaban la escena.

Alyssa, en vez de achantarse como haría cualquier niña ordinaria de 17 años, se envalentonó bastante enfadada y aludió directamente al hombre, que dejó de reírse por la sorpresa.- Pues claro que puedo superarte, podría hacerlo 100 veces mejor y con los ojos cerrados. Mira y aprende, porque una niña de 17 años va a humillarte delante de mucha gente. -y sin esperar a que el  hombre respondiera comenzó a hacer una serie de movimientos prácticamente perfectos y milimetrados que incluían saltos increíblemente difíciles y mortales dobles, en todo tipo de direcciones y con una espectacularidad marcada. Cuando terminó y aterrizó con perfecta armonía no pudo más que sonreírse a sí misma al ver las bocas abiertas de los dos hombres, estaban sumamente ridículos.

Una vocecilla en su cabeza le dijo entonces que los cazadores de sombras no pueden ir alardeando de sus habilidades y que debería pasar desapercibida, pues aunque no estuviera haciendo nada extraordinario era evidente que sus movimientos eran demasiado perfectos. Desterró este pensamiento demasiado enfadada para razonarlo correctamente. Sin embargo la gente a su alrededor tenía la misma cara de sorpresa y aplaudía débilmente, y en ese momento se dio perfecta cuenta de que tenía la atención de la mitad de la plaza y que aquello no iba a gustarle nada a Adriano. Como llegase a saber que en su segundo día en Nueva York ya había llamado tanto la atención...


Última edición por Alyssa Olivetti el Lun Dic 10, 2018 3:44 pm, editado 4 veces



You and me against the world, ti amo Augustus:

Not a little girl:


Leave me a whatsapp :3

avatar
Mensajes : 63

Reliquias : 396

Temas : 7/7


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9860-ficha-personaje-alyssa-olivettihttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9876-le-mie-relazioni#86351http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9886-la-mia-cronologia-alyssa-olivetti#86393
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

¿Y EN ESTE SITIO POR QUÉ HAY TANTA GENTE?
ANGEL'S PLAZA → Martes →  20:30h  → Despejado y frío
Era una tarde como otra cualquiera, en realidad.

Había terminado de investigar un nuevo objetivo que me había marcado un mundano que quería asegurarse de que se llevaba a cabo una venganza bastante particular, y en ese momento me encontraba en alguna parte, sentado en el banco de una plaza mientras terminaba de engullir un hot dog que me había comprado en un puestecito un par de calles atrás, mirando a la gente pasar y a los niños intentar patear a las palomas que querían pasear tranquilamente sin demasiado éxito. Suspiré, notando el aire cada vez más fresco entrarme en los pulmones con ese hedor propio de una ciudad grande como New York. Alquitrán, humo, gente y frío eran una mezcla que me hacía sentir nostálgico con respecto a mi hogar. No me gustaba nada el verano y que se estuviese terminando por fin era un alivio enorme. Siempre había pensado que si me mudaba alguna vez a un lugar más cálido apreciaría el sol y el aumento de las temperaturas, pero curiosamente no había sido así en absoluto. La humedad pegajosa que te hacía sentirte derretido hasta los huesos no había resultado ser de mi agrado, gracias.

Terminé de comer, tiré el papel a una papelera desde la distancia en que me encontraba, encestando perfectamente, y me puse de pie, dispuesto a continuar con mi camino. Saqué el móvil para escribirle a Victoire, para ver si podía ir a verla, cuando algo captó mi atención. Un grupo de artistas ambulantes empezó a inundar el lugar. Como no recibí respuesta inmediata empecé a deambular entre ellos, observando sus números de forma relajada, como si fuese una persona normal y corriente y no alguien atrapado entre dos mundos; alguien que notaba esa división cada vez más evidente. Como si no tuviese sangre nefilim corriendo por mis venas de la que llevaba renegado toda la vida pero que cada vez me llamaba más fuertemente. Como si no fuese alguien que estaba planeando cómo asesinar a un imbécil que había dejado en la bancarrota a un pobre desgraciado. Como si fuese alguien decente, que no era.

Me colé en un corrillo donde unos idiotas hacían piruetas. A mi lado apareció pronto una jovencita que tuve que mirar dos veces para corroborar que, en efecto, era una nefilim. Fruncí el ceño. Perfecto. Cada vez que me topaba con alguna o alguno terminaba sucediéndome algo extraño... Y aquella ocasión no fue menos. Después de, aparentemente, insultar al imbécil que estaba ganándose cuatro perras para sobrevivir y que era un tanto gilipollas, todo fuese dicho, no tuvo otra cosa que hacer que caer en sus provocaciones y moverse con la agilidad propia de su gente... delante de todo el mundo.

¡El epítome de la discreción, vamos!

Bufé mientras me acercaba a ella. ¿Podía alguien explicarme por qué he pasado de estar detestando, condenando, e incluso riéndome de los nefilims cuando se ponían en evidencia a ser su niñera particular? Por lo bajo gruñí un poco mientras maldecía a Victoire, a pesar de que sabía que ella realmente no tenía la culpa de nada. Era yo quien estaba ablandándome, quien estaba empezando a considerarles personas, a dejar de lado todo el rencor que se había movido por dentro de mi sistema todos esos años. Era yo quien me había pegado a ella hasta tal punto en que no podía concebir no pasar el resto de mi vida a su lado, aunque nunca le hubiese expresado tal sentimiento. Era yo quien empezaba a apreciarles, a pesar de todo, en lo más profundo de mi ser.

A pesar de que seguía considerándoles estúpidos, engreídos e insoportables. No creía que eso pudiese cambiar nunca en la vida...

Menuda idiota. Ven aquí.

Sin demasiados miramientos la cogí del brazo y la arrastré conmigo, ignorando completamente sus pataletas, sus preguntas, sus golpes o lo que fuese que me estaba dedicando. La gente nos miró de forma extraña, pero nos fundimos pronto entre la marea de gente que nos rodeaba, desapareciendo de la vista de quienes habían empezado a gritar en voz más alta que otra que esa chica parecía estar siendo llevada a alguna parte en contra de su voluntad. No pude retenerla tanto tiempo como quise, por supuesto; se trataba de una nefilim con sus respectivas runas, y aunque yo fuese mayor, más grande y más fuerte, ella no era ninguna mocosa debilucha que no pudiese hacerle frente a alguien como yo. Se desasió de mi agarre, momento que yo aproveché para girarme hacia ella con cara de pocos amigos. Afortunadamente estábamos en un lugar mucho más despejado, alejado del resto, y nuestra conversación podía pasar desapercibida a oídos indiscretos.

¿Se puede saber qué estabas haciendo? Nunca he considerado a tu gente especialmente inteligente, la verdad, pero me parece que la demostración de estupidez que has hecho ahí en medio sobrepasa casi cualquier tipo de chorrada que os haya visto hacer hasta el momento. —De momento nadie había llegado al nivel de colocar una espada a la vista de un montón de mundis como ese cretino, aquella noche en un estúpido bar—. ¿Tan necesitada estás de atención que ponerte en evidencia delante de un montón de mundanos te ha parecido una buena idea? Joder, cada vez venís con menos sesera...



You're my sin and we both know it:

Everything made by the precious Victoire C. Wintercloud
avatar
Mensajes : 105

Reliquias : 1190

Temas : 3/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8246-michael-stenberg-id#71144http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8247-lista-de-contactos-de-michael-stenberg#71145http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8248-michael-stenberg-s-chronology#71146
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

¿Y EN ESTE SITIO POR QUÉ HAY TANTA GENTE?
ANGELS PLAZA → Martes →  20:30h  → Despejado y frío

Sus remordimientos fueron instantáneos, había llamado excesivamente la atención por un simple pique con un mundano y si alguien indebido hubiera presenciado aquello sin duda sería un desastre, tendría que ser más discreta a partir de entonces y no enfadarse por cualquier cosa pero estos neoyorquinos parecían tan lerdos... Ya era tarde para aquella reflexión pues el daño ya estaba hecho, y en eso estaba su mente cuando escuchó como alguien la llamaba idiota y le decía que se acercara, lo cual le sentó terriblemente mal. ¿Idiota ella? ¿Quién era aquella persona que se dignaba a hablarle con tanto descaro y mala baba, así porque sí?

-¿Idiota yo? Perdona pero de idiota nada -dijo la muchacha de lo más ofendida, totalmente convencida de que quien la hubiera llamado de esa forma debía ser otro de los colegas de timo de aquel payaso de circo y se había cabreado como los dos anteriores. Cuando dirigió su mirada hacia él desde luego se dijo que no parecía otro de ellos, pero los mundanos le parecían todos extrañamente similares y comunes. Cuando él cogió su brazo y fue arrastrada por la calle de su boca comenzaron a salir improperios de todo tipo en italiano y no precisamente en voz baja. ¿Pero quién se creía que era para llevársela de allí como un fardo? Desde luego no tenía ni idea de lo que pretendía así que luchó con ganas hasta que con un movimiento rápido logró soltarse de su brazo y le miró con expresión triunfal hasta que vio su cara de malas pulgas.

Pero Alyssa no era una cría que precisamente tuviera buen carácter o tomara a bien el obedecer a los adultos, ni mucho menos, así que contesto con toda la soberbia que encontró en su cuerpo adolescente en aquel momento- Qué sabrás tú de mi especie, eres un mundano aburrido y corriente al que no le importa en absoluto lo que yo haga o deje de hacer -dijo, aunque la realidad de las palabras del hombre pesó enormemente en su cabeza, consciente de que lo que decía era verdad y no solo eso, si no de que sabía perfectamente lo que era ella, hecho que despertó su total curiosidad- Yo no busco llamar la atención de nadie -sus mejillas estaban rojas por la ira y había apretado los puños con más fuerza de la necesaria, haciéndose daño en las palmas de las manos- y además repito que no te he pedido tu opinión. Vale que no ha sido la mejor de las ideas, pero ¿a ti qué diablos te importa?

Tomó aire de forma teatral y se colocó bien la cazadora, que él había descolocado al tirar de su brazo por aquellas calles. Algunas personas los miraban de forma recelosa pero en aquella plaza había menos gente y ahora que él no la sujetaba, la gente volvía a sus quehaceres y seguía su camino. Su traje de caza no lo tocaba nadie y él lo había hecho sin ni siquiera pedirle permiso primero. Se cruzó de brazos mientras le observaba, un poco con demasiada curiosidad y con absolutamente ningún disimulo o cortesía, casi como si observara un bicho con una lupa.

-Pareces un mundano corriente, pero sabes lo que soy… ¿Quién eres tú? –su narriz se arrugó por la sospecha, ¿sería alguna clase de espía o alguien que habían enviado a por ella? ¿Algún vigilante contratado por sus padres o su hermano? O peor aún… ¿Un enemigo? Todas las ideas que venían a su cabeza eran cada cual más absurda que la anterior. Le parecía demasiada casualidad que él simplemente la hubiera visto, su forma de actuar había levantado sus sospechas y sus músculos se tensaron, preparados para actuar si percibía que aquel hombre quería hacerle ningún daño, como se prepara el depredador cuando se siente acorralado. En aquel momento no parecía una niña de 17 años con pecas, tenía un aura claramente amenazadora que gritaba "Explícate".



You and me against the world, ti amo Augustus:

Not a little girl:


Leave me a whatsapp :3

avatar
Mensajes : 63

Reliquias : 396

Temas : 7/7


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9860-ficha-personaje-alyssa-olivettihttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9876-le-mie-relazioni#86351http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9886-la-mia-cronologia-alyssa-olivetti#86393
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

¿Y EN ESTE SITIO POR QUÉ HAY TANTA GENTE?
ANGEL'S PLAZA → Martes →  20:30h  → Despejado y frío
No, claro que no, de idiota nada... Sólo te has puesto a llamar la atención sobre ti misma. ¿Es que nunca te han sacado de casa o cómo?

Bien, he de reconocer que no actué precisamente con buenos modos en ese momento. Le había puesto de idiota para arriba sin pensarlo siquiera, dejándome llevar por esa estúpida furia que me ciega a veces cuando alguien hace algo que me cabrea, como me había sucedido con el subnormal de Alexei tiempo atrás. Pero desde luego, la criaja no se quedó corta. En ab soluto. Soltó todo un alegato demostrando una vez más que la mayoría de los nefilim no son más que unos imbéciles soberbios que miran a la humanidad por encima del hombro sólo porque la sangre del Ángel corre por sus venas.

¿Y qué es eso, en realidad?

Tener poderes sobrenaturales está muy bien para la misión que se les ha encomendado, pero al final mueren igual que el resto de los seres humanos. Sangran. Lloran. Ríen. Padecen y sufren como cualquier hijo o hija de Adán y Eva. Viven alejados del mundo que protegen, en lugar de estar cerca de ellos para poder saber, para poder conocer, para poder tratar con una verdadera mano que les envuelve para cuidarles de los demonios que acechan en las sombras. Pero no, se aíslan en sus torres de cristal, observándolo todo desde una distancia prudencial que les impide mezclarse, sentir con ellos, padecerles, sufrirles, amarles... Apreté los puños de forma inconsciente e intenté apartar ese tipo de pensamientos de mi cabeza, porque a fin de cuentas ni tenían que ver con la cuestión a la que me estaba enfrentando en ese momento ni me traerían nada más que empeorar mi humor.

Amar a una nefilim a escondidas trae tantas satisfacciones como penurias, pero ni era el sitio ni era el lugar. No, en ese momento tenía que lidiar con una niñata con delirios de grandeza.

Oh, menos mal que no pretendías llamar la atención, entonces. ¡Fantástico! Porque realmente si te lo hubieses propuesto no creo que te hubiese salido mejor... —bufé—. ¿Importarme? Por ti no podría importarme menos. Lo que te suceda me viene su cuidado. Pero no me parece sensato que una nefilim se señale como foco mientras está rodeada de un montón de gente mundana. Sobre todo porque a cualquier loco pirado se le puede ocurrir que tampoco es tan mala idea atacarte en ese momento y repetir un Times Square, gracias. —No pude evitar emitir un gruñido antes de continuar—. Cada vez tengo más claro que en realidad las personas os importan una mierda a la mayoría...

Sonreí son sarcasmo mientras enarcaba una ceja, cruzándome de brazos ante la expresión recelosa de la niña que estaba delante de mí. Claro que sí, como que se lo iba a decir a ella. "Mira, criaja, en realidad soy el hijo de unos nefilims a los que se les arrebataron las runas y que fueron expulsados de la Clave y de Idris y que vive como mercenario." Por supuesto. Podía creer que resultaba amenazadora, pero a mis ojos no era más que una niñata con unos poderes que no sabía manejar adecuadamente que intentaba utilizar esa superioridad para meterme miedo. Si no la hubiese visto hacer el imbécil, o si se hubiese tratado de una adulta bien preparada, desde luego le habría tenido el suficiente respeto como para no estar riéndome de ella en su cara. ¿Cuántos años podía tener? ¿Dieciséis? ¿Diecisiete? Victoire o su hermano eran claramente superiores a mí por las malditas runas, pero esa chiquilla... lo dudaba mucho.

Pues tú misma lo has dicho, ¿no? No soy más que un humano aburrido y corriente con la Visión.

Off:
Perdona la tardanza, Alyssa  OMG



You're my sin and we both know it:

Everything made by the precious Victoire C. Wintercloud
avatar
Mensajes : 105

Reliquias : 1190

Temas : 3/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8246-michael-stenberg-id#71144http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8247-lista-de-contactos-de-michael-stenberg#71145http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8248-michael-stenberg-s-chronology#71146
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

¿Y EN ESTE SITIO POR QUÉ HAY TANTA GENTE?
ANGELS PLAZA → Martes →  20:30h  → Despejado y frío

Aly era de enfado fácil y sentía la ira palpitar por sus venas mientras sus mejillas, completamente encendidas, delataba que en aquel momento no estaba muy por la labor de ser diplomática. Aun así sabía que tenía que controlar su carácter así que apretó los puños con fuerza, clavándose un poco las uñas en la palma y buscando con ese acto serenarse lo suficiente como para no mandar al mundano a plantar pimientos al campo. Su carácter la traicionaba a menudo y el hecho de que él se hubiera dirigido hacia ella de tamañana forma había sido el resorte que necesitaba para cabrearse.

-Se que no debería llamar la atención, pero ese idiota me ha insultado y retado y... joder, se lo merecía -farfulló molesta, empezaba a sentirse como una cría a la que habían pillado cometiendo el peor de los errores y que ahora se merecía por consecuencia una regañina. Lo que el mundano no sabía es que ya le tocaría su ración de bronca en el instituto a su vuelta, cuando su hermano se enterara de que había vuelto a escaparse sin permiso. Lo que menos necesitaba en aquel momento era que otra persona le echara la peta del siglo así que resopló. Aun así había sido muy desagradable con él, ella nunca era clasista y con el enfado le había despreciado cuando en realidad nunca había tenido ningún problema con los mundis.

Cuando Alyssa escuchó todo su furioso discurso se dio cuenta de dos cosas, la primera de que realmente ese hombre parecía saber bien lo que ocurría en el mundo sobrenatural y la segunda que se merecía la bronca por haberse expuesto sin pensar en las consecuencias de todo lo que podría haber pasado por sus actos. La italiana parpadeó y su labio tembló ligeramente, el peso de las palabras del hombre comenzaba a extenderse por su pecho y por su cabeza y no podía tener más razón. Ella desconocía lo que había pasado en Nueva York pero sabía que había sido grave... Y se había portado como una niñata tonta y enfadica cuyo único problema en el mundo es que no hieran su orgullo de nefilim.- Tienes... Tienes razón. Lo siento mucho, ha sido una completa estupidez lo que acabo de hacer y además te he tratado fatal por ser un mundano. Las personas me importan, claro que lo hacen, más que nada, pero... Me he dejado llevar por mi orgullo y el calentón del momento. -farfulló en un intento de disculpa, sintiendo como las lágrimas espesas se agolpaban en sus ojos y sintiéndose sumamente tonta.

Con la manga de su cazadora se intentó secar los ojos, afectada por la situación y sobre todo sintiéndose una idiota monumental por no haber pensado que lo que para ella eran dos piruetas suponía el situarse como un objetivo ante el mundo. Lo sabía en realidad, pero no había querido pensarlo. Su mente viajó hacia su hermano, Augustus y en como se hubiera puesto él de estar delante, igual que el hombre o puede que incluso mucho peor. Y se lo habría merecido. Aly se apartó del mundano y se sentó pesadamente en un banco, necesitaba descansar un poco y se negaba a que más lágrimas escaparan de sus ojos. Con esa clase de actitudes conseguía justo lo que siempre intentaba evitar, que la trataran como a una niña idiota.



You and me against the world, ti amo Augustus:

Not a little girl:


Leave me a whatsapp :3

avatar
Mensajes : 63

Reliquias : 396

Temas : 7/7


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9860-ficha-personaje-alyssa-olivettihttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9876-le-mie-relazioni#86351http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9886-la-mia-cronologia-alyssa-olivetti#86393
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.