31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

23 # 24
10
NEFILIMS
5
CONSEJO
6
HUMANOS
5
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
6
BRUJOS
5
HADAS
2
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas
» Placer compartido [Liliana]
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyHoy a las 12:04 pm por Jensen Landvik

» Waiting.-Libre.
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyAyer a las 12:57 pm por Magnus Bane

» Let's say I'm sick of Disney demons like bloody damn imitators [Lill/Alexei] (+18)
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyAyer a las 8:45 am por Deian

» La eternidad [Karen]
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyVie Ago 16, 2019 5:49 pm por Hope Herdove

» Te encontré-Privado +18
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyVie Ago 16, 2019 4:16 pm por Sandra E. Evans

» La piedad es relativa [Alyssa] [+18]
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyVie Ago 16, 2019 12:47 pm por Steve Goodweather

» Cóbrame [Liliana]
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyVie Ago 16, 2019 1:55 am por Liliana Balfager

» Luna plateada - Libre.
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyJue Ago 15, 2019 6:00 pm por William J. Headland

» Iuro [Winter J. White]
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyMiér Ago 14, 2019 11:22 pm por Winter J. White

» Hasta el cuello de sombras (FB)
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyMiér Ago 14, 2019 9:40 pm por Winter J. White

» BLOODLINE || Einar.
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyMiér Ago 14, 2019 8:43 pm por Winter J. White

» Cold Case - Privado.
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyMiér Ago 14, 2019 6:25 pm por Artem Yakow

» A contratiempo- Privado.
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyMiér Ago 14, 2019 5:08 pm por Artem Yakow

» Abandonad toda esperanza los que aquí entréis [Artem Yakov]
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyMiér Ago 14, 2019 4:46 pm por Artem Yakow

» MENUDA CATÁSTROFE / [PRIVADO]
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| EmptyMiér Ago 14, 2019 12:12 pm por Liliana Balfager


Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort
→Viernes → 03:30→ Callejón del Zapphire's Club

Kiara Danessi era sobre todo una persona inquieta, el solo hecho de pensar que podría estar teniendo algo de acción en vez de hacer cualquier otra aburrida cosa la hacía pararse de un salto e ir en busca de aquello que la saque del hastío, por eso, cuando esa tarde monótona en la Sala del Instituto, cuando no hacía nada más interesante que leer un tonto libro que había tomado de la biblioteca, escuchó de casualidad a tres nefilims planear ir la noche siguiente a un bar donde se rumoreaba había un grupo de vampiros que mantenían a mundanos como subyugados, lo cual iba completamente en contra de la Ley, claro estaba, la francesa no pudo más que apuntarse la dirección del lugar para ir esa misma noche ella por su cuenta.

En este punto han de pensar que la joven Danessi tiene una moral arraigada completamente a la Ley y los Acuerdos y por ello no puede evitar ir corriendo a buscar y castigar a aquellos subterráneos que estaban abusando de algunos pobres mundanos, pero lo cierto es que eso no le importaba en lo más mínimo, Kiara sólo buscaba una mínima excusa para acabar con la mayor cantidad de Hijos de la noche que se le presentaran ante su vida como Cazadora, como un morbo personal que nada tenía que ver con un instinto de protección hacia los mundis, sus razones no podían estar más alejada de ello.

Instinto de protectora, ya queda claro que no, pero si era evidente su instinto de autodestrucción, de otro modo no se explica cómo la joven decide embarcarse en esa aventura sin ninguna compañía, cuando evidentemente era un trabajo que como mínimo implicaría a más de un Nefilim, pero su ego y reciente reacio carácter no le dejarían admitir esas dos verdades: ella no estaba en camino a su funeral y ella no necesitaba de un acompañante.

Así es como llegó a ese bar de mala muerte atestado de subterráneos y mundanos, había rastrillado el lugar en busca de alguna chaqueta negra característica de sus pretenciosos compañeros pero no había ninguno a la vista. La cazadora, descarada, llamaba la atención en el lugar, algunos submundos la miraban reacios, con desaprobación, ella no se molestó ni un segundo en ocultar ser portadora de la sangre del Ángel, con su vestuario negro, con una cadena de plata bendecida y tallada en runas rodeando su pequeña cintura, su nívea piel decorada por negras runas y un cinturón donde se podían ver sus armas de Nefilim, era casi como si un cartel de neón apuntara a la chica que con una sonrisita traviesa disfrutaba de las reacciones.

No tardó mucho tiempo en dar con los hijos de la Noche que habían sido motivo de charla de sus queridísimos hermanitos Nefilims esa tarde, y no tuvo que usar sus habilidades de rastreo o sobornar a algún estúpido submundo, simplemente le bastó con encontrar a un grupo de mundanos lo suficientemente alienados y que se encontraran en modo zombie llevando y trayendo cada cosa que los Vampiros pedían, siendo esclavos de sus no muertos amos.

Contempló como con disimulo, uno de los hijos de la Noche sujetaba a una chica y succionaba su cuello, aparentando estar besándola mientras ella accedía encantada, era una de los subyugados al parecer. En un momento, las piernas de la chica flaquearon y fue sujetada por el vampiro, que susurró algo a otro de su especie y ambos arrastraron a la chica cual muñeca de trapo hacia una de las puertas traseras, siendo seguidos de inmediato por Kiara.

Afuera, se topó con un callejón sucio y apenas iluminado por una tintineante luz, que cada tantos segundos emitía un sonido eléctrico y la dejaba en penumbras, pero no tardó en identificar a los no muertos, ambos de cuclillas ante el cuerpo de la chica que anteriormente tenían en el interior del edificio, alimentándose de lo último de ella. Y no es que a la joven le alegrase la muerte de la mundana, le parecía penoso sin dudas, pero esa muerte era el motivo perfecto para que ella pudiera hacerse un festín de vampiros esa noche.

—Haziel, Mebael. — Convocó la joven en un susurro los cuchillos serafín que había llevado esa noche, a paso lento se acercó a los vampiros, con un sigilo felino cargando un cuchillo en cada mano, a pocos metros de ellos se detuvo y los observó saciarse, cuando terminaron se giraron para encontrarse con la figura de la cazadora, en posición para acabarlos.—Ya lo sabrán, han roto los gloriosos Acuerdos así que básicamente deberé romperles los huesos…o algo más.— comentó con sorna la Nefilim.

Segundos después la batalla comenzó, llevaba desventaja, es verdad, pero a Kiara la movía una sed de venganza imparable, que la hacía ser más imbatible que cualquier runa que llegara a trazar en su piel ¿Qué importaba que esos vampiros no se hayan cargado a su padre y a su parabatai? El hecho de pertenecer a su raza los hacía igual de culpables ante los jueces ojos de la francesa.

Como ya hemos dicho, en Kiara latía una pulsión de muerte, de autodestrucción y eso se comprueba minutos después de que finaliza la batalla con los dos ahora si oficialmente muertos a sus pies, pero no se lo había llevado fácil, profundas y sangrantes heridas decoraban el abdomen de la joven debajo de su magullado vestuario, que no le preocupaba en lo más mínimo, la preocupación llegó cuando confirmó su instinto de autodestrucción, en el justo momento que llevó la mano a su cinturón y notó que como una estúpida no había llevado su estela para curarse y la sangre seguía saliendo, ese segundo justo en el que la puerta a sus espaldas se abrió con enfurecidos hijos de la Noche en busca de venganza y sangre Nefilim...




Última edición por Kiara Danessi el Sáb Ene 05, 2019 4:48 am, editado 1 vez


Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| Kd48cx


You should see me in a crown:
Kiara Danessi
❝Le pissenlit, l'or du pré❞


la famille:
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| 123ljxd
Kiara Danessi
Mensajes : 29

Reliquias : 54

Temas : 2/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9896-le-rugissement-de-la-lumiere-kiara-danessi-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9970-de-l-amour-et-autres-demonshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9901-les-tournants-de-la-vie-kiara-chronologie
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort.
→VIERNES → 03:30→ CALLEJÓN DEL ZAPPHIRE'S CLUB
La fría brisa golpeaba sin pavor la piel que el cazador no había ocultado tras su chaqueta de cuero. Las noticias mundanas decían que aquella noche iban a bajar las temperaturas, sin embargo, Augustus no estaba de acuerdo pues él seguía teniendo calor. Claro, que si al hecho de que él siempre había sido un tipo caluroso al que llevar muchas capas de ropa le agobiaba, le sumabas que nunca estaba quieto... pues era normal que tuviera una temperatura corporal semejante al del infierno de  Dante Alighieri.

A última hora le habían pedido que ejecutara la patrulla nocturna junto a un tal Dovewain (¿o era Dovewalker?), un nephilim de ascendencia galesa que tenía un acento cantarín y los ojos de un color miel tan pálido que parecían amarillos. La Clave había sido informada de que un peligroso grupo de vampiros habían comenzado a frecuentar un local de moda, allí habían establecido un consorcio de sangre a base de subyugados cosa que iba en contra de la Alianza. Obviamente, Augustus y el cazador de nombre complicado no eran suficientes para hacerse cargo de los veinte hijos de la noche que habían decidido pasarse la ley por donde no suena y abusar de sus encantos para esclavizar mundanos. No, no, no, eso estaba muy mal.

- Qué asco de sanguijuelas. Siempre aprovechándose de los más débiles. - Musitó con desagrado mientras caminaban por la calle principal que daba al Club Zapphire. El ambiente se había tornado más decadente, las personas que horas antes habían entrado al establecimiento haciendo gala de sus mejores ropas, ahora se encontraban demasiado ebrias cómo para andar rectas. Incluso, había un tipo vomitando. Augustus frunció el ceño, asqueado. -¿Crees que nos darán problemas?- Había preguntado Dove-no-sé-qué girando la cara para no tener que ver semejante espectáculo. El moreno se limitó a encogerse de hombros, aunque sí sabía la respuesta. Habían sido enviados allí para evitar que los vampiros tomaran más subyugados, pues ya tenían planeada una redada para la noche siguiente. Factor sorpresa le llamaban.

El factor sorpresa se fue a tomar viento fresco cuando Olivetti escuchó a unos licántropos cuchichear sobre una pelea que se estaba llevando en el callejón del club, algo sobre una nephilim y unos vampiros. - Mierda.- Los pies de Augustus comenzaron a moverse por inercia mientras él escaneaba el local en busca de dicha callejuela. Sus ojos dieron rápidamente con el oscuro hueco que había entre los dos edificios y sin siquiera mirar si su compañero le seguía, se internó en él. Allí, plantada estoicamente sobre los restos de lo que alguna vez fueron dos vampiros, había una de las hijas del ángel. Su vestido estaba manchado de sangre y tenía diversos cortes en diferentes partes del cuerpo. La puerta trasera se abrió, revelando a varios hijos de la noche con caras agrias.

- ¡Alto en nombre de la Clave!- Ordenó corriendo hasta la muchacha, cuchillo serafín en mano. Sus botas pisaron los charcos de sangre, haciendo que pequeñas gotas salpicaran sus vaqueros negros. - ¿Qué ha pasado aquí?- Desde su nueva posición pudo ver el inerte cuerpo de la muchacha que yacía en el suelo cual muñeca de trapo. Sintió la rabia extenderse por todo el cuerpo, como si de lenguas de fuego se tratasen.


Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| Rjpe2p

I'd sacrifice this world to hold you.:

Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| 2pzd620
Augustus M. Olivetti
Mensajes : 74

Reliquias : 362

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9894-augustus-olivetti-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9907-vos-vestros-servate-meos-mihi-linquite-mores-relas-de-augustushttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9906-hold-on-to-the-memories-they-will-hold-on-to-you-augustus
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort.
→ Viernes → 03:30→  CALLEJÓN DEL ZAPPHIRE'S CLUB


El olor metálico de la sangre golpeó su nariz, bien podría ser del cuerpo de la mundana que había sido limpiamente drenado, de los dos vampiros cuya reluciente sangre se expandía desde los cortes en la garganta en charcos o de las heridas propias que estaban decorando su abdomen de punta en punta.

Mientras aguardaba suspicaz a que cualquiera de los furiosos hijos de la Noche se lanzara en busca de su yugular, aparecieron en ráfaga miles de formas de salir ilesa de la situación, la mayoría de ellos consistían en cargarse a todos con una linda función de llamas, de todos modos, sabía a ciencia cierta que los vampiros prendían como madera seca, pero joder, que eso era mucho hasta para su cegada conciencia.

Entonces eso sería todo, la adorada Pissenlit de Chartres, mejor cazadora de su Instituto, iría a acabar de esa forma tan patética, en un sucio callejón de la repulsiva y sobrepoblada Nueva York por una muerte que ella misma se había buscado movida ciegamente por una injustificada causa; mierda, eso es lo que sucede cuando Kiara Danessi queda sin custodia de su hermano, su propio detestable y tan necesario pepe grillo que siempre intentaba alejarla lo más posible de su propio Ave atque Vale.

Sus pensamientos tuvieron un alto en el inesperado momento que apareció aquel otro Nefilim, portador de uno de los cuchillos del Ángel y movido con la justicia de la Clave expresado en sus palabras y regio porte, Kiara supo en el momento que lo vio que sería una ayuda que le costaría algún discurso del deber de los Nefilims o hasta cabía la posibilidad de que la llevara ante el mismo Consejo, quien sabe, quizá le convenía lanzarse ella misma a los hijos de la Noche que afrontar las consecuencias de su inmaduro actuar, segundos después otro cazador se les unió, mirando confuso la situación y ubicándose a un lado del otro, "genial, la caballería al rescate” pensó la rubia.

Algunos repulsivos vampiros tomaron su camino de regreso al interior del edificio de manera apresurada haciendo que la rubia rodara los ojos, pero al fin y al cabo no podía juzgarlos, eso de enfrentar las consecuencias no es que se le diera de lo más bien a todo el mundo, vale, que Kiara en ese momento no era ejemplo de ello, la aparición de los dos Nefilims serviría para que aquellos que no quisieran tener problemas con la Clave huyeran lo más rápido y lejos del Bar.

El grupo se redujo a unos seis hijos de la Noche que no retrocedieron ni un paso, demostrando que intimidarían por un grupito de tres Nefilims teniendo ventaja en números y teniendo en cuenta que ya demostraron lo que significaba para ellos los tan preciados Acuerdos, pero el orgullo de Kiara, tampoco le permitirían dar el brazo a torcer ni siquiera por aquellos cortes y rasguños adornando su vientre que comenzaban a requerir de una Iratze de inmediato y la ubicaban en desventaja.

—Adoro el aroma de la sangre del Ángel. — Habló uno de los Vampiros, sus ojos inyectados en sangre y sus colmillos asomándose, miró a sus compañeros que rieron con complicidad para luego volver su mirada a ellos y romper filas, se movieron con la velocidad sobrehumana que los caracterizaba y en cuestión de segundos los tuvieron agazapándose sobre ellos con fiereza.

Kiara afirmó su agarre sobre sus cuchillos serafines viendo como sus acompañantes activaban los suyos, en el momento justo que recibían a los no humanos en tropas, cruzó los cuchillos en forma de equis ante su rostro cuando el primer vampiro llegó hasta ella haciéndola tambalear y gruñir del dolor por el tirón provocado en su vientre con la acción de frenarlo en seco, de cara a cara con el hijo de la noche se enfrentó de lleno ante las consecuencias de su estúpido carácter, la fuerza de su oponente la obligó a aflojar el agarre y sintió el dolor de colmillos clavándose en su brazo izquierdo que la obligó a dejar caer el cuchillo que llevaba en esa mano, mordió los labios para evitar gritar y un gemido de dolor escapó en su lugar, temblorosa, atinó a hacerle un corte a la altura de las costillas con su otro cuchillo, eso lo hizo retroceder y le dio tiempo de quitar la cadena que rodeaba su cintura para luego enredarla en el cuello del asqueroso chupasangres que tenía enfrente, de inmediato lo vio retorcerse a medida que el acero bendecido quemaba y se incrustaba en su pálida piel, el hijo de la Noche cayó en espasmos a sus pies.

El segundo vampiro la encontró en un estado aún peor, ella no podría matarlo en su condición así que se conformaría con retrasarlo lo más que pudiera, su mano derecha lanzó el cuchillo del Ángel al aire en dirección de su atacante, alojándose en el abdomen de este que cayó de rodillas e intentó quitarlo con gritos de dolor mientras sus manos sufrían quemaduras, Kiara caminó lo más rápido que su condición le permitió y le propinó una patada que lo dejó tirado en el frío y húmedo piso que segundos después ella misma cayó presa del veneno de la mordedura del vampiro corriendo por su propio sistema. Necesitaba la maldita Iratze y de ser posible engullirse tres litros de agua bendita, en ese mismo momento.


Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| Kd48cx


You should see me in a crown:
Kiara Danessi
❝Le pissenlit, l'or du pré❞


la famille:
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| 123ljxd
Kiara Danessi
Mensajes : 29

Reliquias : 54

Temas : 2/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9896-le-rugissement-de-la-lumiere-kiara-danessi-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9970-de-l-amour-et-autres-demonshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9901-les-tournants-de-la-vie-kiara-chronologie
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort.
→VIERNES → 03:30→ CALLEJÓN DEL ZAPPHIRE'S CLUB
Algunos hijos de la noche decidieron retirarse tras la inesperada aparición de los dos shadowhunters, otros permanecieron impertérritos mientras mostraban sus colmillos en un claro señal de desafío. Uno de ellos siseó algo sobre la sangre de ángel que pareció hacerle gracia a su séquito de idiotas. Augustus entrecerró los ojos y esbozó una sonrisa cínica. - Pues qué bien porque es lo único que vas a conseguir de nosotros, sanguijuela.- Quizás el instituto de Nueva York no aprobase el ir insultando gratuitamente a los subterráneos pero llegados a ese punto y viendo lo que le habían hecho a la pobre mundana que yacía inerte en el suelo, no le importaba ni lo más mínimo.

La formación se rompió y Augustus se preparó para la inminente lucha. Un sutil brillo recorrió la hoja del cuchillo serafín, muriendo en la afilada punta. Dos vampiros avanzaron hacia él y Augustus que no tenía mucha paciencia, decidió lanzarse sobre ellos para encontrarlos medio camino. Con rudeza clavó el cuchillo en el pecho del primero y lo tiró al suelo de una patada en el abdomen. El segundo no esperó a que acabara con su compañero (¡qué poco considerado!) y el moreno tuvo que usar unas de sus dagas para atolondrarlo, rajándolo después en dos con saña. La sangre que salió disparada del cuerpo regó al cazador, otorgándole un aspecto dantesco. Lo único desentonaba con el color escarlata eran sus ojos del color del cielo.

Habiendo acabado con su tanda se giró hacia sus compañeros en el preciso momento que la chica nephilim se desplomaba. Corrió hacia ella, tomándola en sus brazos antes de que impactara contra el suelo. No había apenas tiempo así que con poca caballerosidad removió la tela echa trizas del vientre, encontrándose de lleno con varias heridas que no dejaba de sangrar. Con cuidado apoyó una rodilla en el suelo, descansando la espalda de la rubia en la otra y lo más rápido que pudo sacó su estela del bolsillo para trazar una iratze entre las dos brechas abiertas, abarcando el máximo posible de daño.

- Hay que llevarla al Instituto cuanto antes, Olivetti.- Aportó Dove-no-sé-qué. El moreno tuvo que hacer un esfuerzo monumental para no dedicarle una mirada reprobatoria. Porque claro, él no se había dado cuenta de que su compañera necesitaba urgentemente asistencia y agua bendita para limpiar su organismo. Suspiró mientras se reincorporaba, llevando en brazos a la muchacha herida. - Vamos.- Espetó saliendo del callejón mal iluminado. Bajo la tenue luz de las farolas, Augustus parecía un asesino en serie con toda esa sangre que lo cubría y con la joven inconsciente que portaba. Debían darse prisa y llegar al Instituto lo más rápido posible.


Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| Rjpe2p

I'd sacrifice this world to hold you.:

Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| 2pzd620
Augustus M. Olivetti
Mensajes : 74

Reliquias : 362

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9894-augustus-olivetti-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9907-vos-vestros-servate-meos-mihi-linquite-mores-relas-de-augustushttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9906-hold-on-to-the-memories-they-will-hold-on-to-you-augustus
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort
→Viernes → 04:30→ Callejón del Zapphire's Club/Enfermería.
Una madrugada cualquiera en el callejón de un maldito club de la jodida Nueva York, la joven Kiara Danessi yacía casi moribunda y cubierta de sangre de dudosa procedencia debido a la cantidad de caídos; su sistema de Nefilim luchando por combatir el delirio y la fiebre que provocaba la sangre de aquella asquerosa alimaña circulando en ella, aún así no sentía dolor sino una calma infinita y preocupante. Sus normalmente pálidas mejillas estallaban en tonos rojos, delataban el ardor de la calentura de su cuerpo, temblaba levemente, con algún que otro espasmo que la sacudía y retorcía.

De repente no estaba en la ciudad que nunca duerme, su contexto se transformaba y se hallaba en su Francia natal, en Chartres, alguna madrugada cualquiera de lucha con su pequeño grupo, los ojos de la francesa se abrieron con lentitud, Eric y Jared estaban allí para curar su herido trasero, su parabatai siempre había sido tan malditamente tosco a la hora de curarla, pero como es bien sabido, las runas hechas por parabatai son mucho más efectivas.

Entre delirios la joven Nefilim dejó escapar unas tantas maldiciones en francés mientras era apoyada en la rodilla de quien en su perturbada mente era Eric, los mismos ojos claros, el mismo alborotado y oscuro cabello. No vio el momento donde este desenfundó la estela, pero la sintió en su vientre, allí donde se originaba parte de su dolor, posó la estela en su piel y con trazos firmes y rápidos la Iratze apareció, cumpliendo desde el primer segundo su función. —Si serás jodido Eric, no soy un maldito demonio para que lo hagas con tanta presión.— Deliró, en lo que años atrás sería un "gracias" para su amigo.

Sintió como la tomaban en brazos y cerró los ojos, sus músculos se contraían y su piel escocía a medida que la Iratze hacía su trabajo, en aquellos momentos la vagabunda mente arrojaba imágenes de su vida, se la había pasado ejerciendo los deberes de todo Cazador, había obedecido las Leyes transmitidas por su padre de un poder mayor hasta que lo perdió y su vida se descarriló, Submundos, Nefilims, todo pasaba en ráfagas de segundos y ella no le encontraba sentido a tanta estúpida lucha, quizá su vida acabaría allí, sin un maldito logro que la distinga, sin una hazaña, sin nadie que la despida, al igual que otros cientos y miles de Nefilims a lo largo de sus efímeras vidas.

Cuando la Iratze relajó lo suficiente a la francesa, logró abrir los ojos y contemplar los pasillos del Instituto siendo pasados por ella que era llevada por alguien a toda prisa, junto a ellos se movía otro joven que no logró identificar. Las realidades se le mezclaban en una danza casi cómica, de repente siendo una pequeña niña corriendo sola por los pasillos de Chartres y otra vez al Instituto de Nueva York, donde el escenario la movía a una blanca habitación con armarios enormes y camas con prolijas sábanas del mismo pulcro color donde posteriormente fue apoyada sin mucha amabilidad provocando un quejido leve mientras apoyaba la cabeza en la incómoda almohada.

—Agua bendita, el Ángel sabe que no quiero ser uno de ellos.— Pensó en voz alta, su mente turbulenta impidiéndole razonar con exactitud y atemorizandola erróneamente con verse convertida en un Vampiro si no recibía el líquido sagrado pronto.


Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| Kd48cx


You should see me in a crown:
Kiara Danessi
❝Le pissenlit, l'or du pré❞


la famille:
Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| 123ljxd
Kiara Danessi
Mensajes : 29

Reliquias : 54

Temas : 2/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9896-le-rugissement-de-la-lumiere-kiara-danessi-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9970-de-l-amour-et-autres-demonshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9901-les-tournants-de-la-vie-kiara-chronologie
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort.
→VIERNES → 03:30→ CALLEJÓN DEL ZAPPHIRE'S CLUB
Augustus se limitó a caminar en un silencio que rozaba lo sepulcral. Dovewain parecía inquieto, como si la situación fuese demasiado tensa para su inmensa sonrisa y buen humor constante. El moreno se preguntó por qué siempre se empeñaba en hacer las patrullas con él, si siempre lo despreciaba. Quizás no debía ser tan hosco y tratar de ser más amigable. - Está delirando.- Apuntó de nuevo el castaño, parpadeando mientras observaba fijamente el rostro de la cazadora. - Está volando en fiebre, es normal.- Su voz había sonado como un suave murmullo pero aún así el cazador pareció escucharlo. - No hay ningún Eric en el Instituto.- Augustus puso los ojos en blanco. No le gustaba interaccionar pero mucho menos en ese preciso momento.

- Será alguien del Instituto del que es oriunda.- Lo que era seguro es que era nephilim, por tan sólo una razón: había confundido al primogénito de los Olivetti con él. Es decir, le había aplicado un iratze las suficientes veces como para dar por hecho que era él. Dovewain asintió con la cabeza, aligerando el paso para situarse junto a ellos. En el horizonte, el Instituto de Nueva York se tornaba más y más imponente. Augustus se lo agradeció al Ángel porque no estaba seguro de aguantar un poco más la charla de su compañero de lucha.

Subieron en el ascensor y se internaron en los pasillos de piedra bajo las curiosas miradas de los shadowhunters que se acababan de levantar y se disponían a marchar a la cocina para tomar su desayuno. El Olivetti se mantuvo firme y con la mirada puesta en el frente, ignorando olímpicamente al resto de hijos del ángel con los que se cruzaba. Por fin llegaron a la enfermería y tras acercarse la cama libre más cercana, se inclinó para dejar a la magullada joven en ella. Entonces, el silencio fue roto por la rasposa voz de la cazadora. - ¡Voy!- Exclamó Dovewain antes de salir de la estancia corriendo como si no hubiera un mañana. Los ojos de Augustus se clavaron en la mesa auxiliar que sostenía una jarra de cristal y un vaso. Rodó los ojos. Dovewain se complicaba mucho la vida. Era algo obvio que el agua que se ocupaba en la enfermería era agua bendita. Vertió un poco de agua de la jarra en el vaso y volvió a colocarse al costado de ella.- Voy a alzarte un poco. - La avisó pasando el brazo libre por sus hombros para levantarla y acercándole el recipiente a los labios para que pudiera beber.  


Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| Rjpe2p

I'd sacrifice this world to hold you.:

Pulsion de mort: le but de toute vie est la mort |Augustus M. Olivetti.| 2pzd620
Augustus M. Olivetti
Mensajes : 74

Reliquias : 362

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9894-augustus-olivetti-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9907-vos-vestros-servate-meos-mihi-linquite-mores-relas-de-augustushttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9906-hold-on-to-the-memories-they-will-hold-on-to-you-augustus
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.