20/05 ¡Atención, atención! ¡Hemos inaugurado la nueva sección de chismes del submundo! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Y no olvidéis que Las Moiras estarán encantadas de leer vuestros secretos…


18/05 ¡Atención, atención! ¿Has descubierto alguno de los sucios secretos de tu enemigo y quieres que se haga justicia? ¿Tu mejor amigo te ha robado la novia después de liarse contigo? ¿Tu exnovio vampiro se ha cenado a tu madre? Cuéntaselo a Las Moiras y ellas se encargarán de que lo sepa todo el submundo.


18/05 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/03 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a lo largo del día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos momentos!


16/02 ¡Atención, atención! Las subastas serán cerradas a las 11 p.m (hora española), así que ¡aprisa si queréis una cita!


02/01 El Staff de Facilis Descensus Averni os desea ¡FELIZ 2020! Estad atentos a las noticias estos días...


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

24 # 30
12
NEFILIMS
4
CONSEJO
9
HUMANOS
8
LICÁNTRO.
7
VAMPIROS
10
BRUJOS
1
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas

G. D. Cortés — Bloody mishap

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

G. D. Cortés — Bloody mishap Empty G. D. Cortés — Bloody mishap

Mensaje— por Eliza H. Gauthier el Dom Mar 29, 2020 12:57 am

Bloody mishap
Callejón cercano a Central Park — 21:46 — with G. Dante Cortés
¿Cómo pudo pasar...?

Aquella pregunta se repetía una y otra vez en su cabeza, una cacofonía incrédula de lo que en esos momentos estaba siendo víctima. En el tiempo que llevaba en N.Y., y prácticamente toda su vida, jamás había sido atacada por un hijo de la noche, mucho menos con tal violencia. No tuvo tiempo alguno de tratar de luchar, aunque -si lo pensaba bien- dudaba que alguna vez tuvo alguna posibilidad de hacerlo. Allí, entre la oscuridad de la noche neoyorkina, a merced de aquella maldita sanguijuela, Eliza sentía sus fuerzas mermar con cada tirón, con cada asqueroso segundo que él bebía de ella. Mareada, sintiendo su pulso frenético en sus oídos, la mestiza se avergonzó de las dos solitarias lágrimas que cayeron por sus mejillas al comprender que ya no había vuelta atrás. Ese hijo de puta la iba a matar y tan solo podía ser testigo de cómo lentamente él drenaba su vida.

Hasta que de un segundo a otro, el férreo agarre del vampiro la abandonó, dejándola caer sin más. Apenas fue consciente del golpe, tan solo centró su vista en la borrosa imagen que era el hijo de la noche encorvado en sí mismo, como si fuese presa de un dolor agudo. Entre su propia debilidad, Eliza no pudo menos que sonreír.

Ojalá que duela, cabrón...

Aquel pensamiento la acompañó hasta que él desapareció de un segundo a otro, dejándola en completa soledad y a su suerte. Llevando su mano a su cuello, la mestiza encontró la herida y presionó hasta que un suave fulgor escapó de sus dedos. No tenía más opción que curarse, aun cuando esto significara debilitarse aún más, pero era eso o seguir sangrando. Y, por todo lo sagrado, no se permitía morir aquella noche.

Mierda... — jadeó Eliza, presa de una oleada de cansancio, el precio que debía pagar por haber utilizado su curación. No tenía fuerzas como para buscar su móvil, escondido en aquel bolso que quedó tirado a unos pasos de ella, por lo que no podría pedir ayuda a su jefe. ¿Qué demonios haría ahora?  

Lejos habían quedado sus planes de preparar una cena ligera y acabar un capítulo de su nuevo libro. Ahora tan solo debía concentrarse en mantenerse consciente y sobrevivir la noche.


Eliza H. Gauthier
Mensajes : 38

Reliquias : 349

Temas : 3/5

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10422-eliza-gauthier-id#91620https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10430-set-my-soul-ablaze-e-gauthier#91685https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10429-come-what-may-e-gauthier#91684https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10433-keep-it-golden-tramas-starters-0-4#91702
Mundano/a, con La Visión

Eliza H. Gauthier
está

Volver arriba Ir abajo

G. D. Cortés — Bloody mishap Empty Re: G. D. Cortés — Bloody mishap

Mensaje— por G. Dante Cortés el Mar Mar 31, 2020 4:53 pm

Bloody mishap
Callejón cercano a Central Park — 21:46 pm

Una tarde demasiado tranquila para su gusto, aunque para aquellos que trabajaban con él en la oficina estaba siendo un infierno. Había muchos casos sin resolver que les estaban volviendo prácticamente locos y no tenían tiempo para echar ni una pequeña cabezada. Dante, por el contrario, había recabado muchas pistas con ese asesino que tenía en el punto de mira. Era inteligente, pues parecía siempre ir por un paso delante de la policía: Tanto, que todos creían que eran diferentes casos. Pocos conseguían ligarlos, y la mayoría ni se les pasaba por la cabeza que fuera el mismo desgraciado. Por el contrario, el brujo lo tenía demasiado claro. ¿Pero cómo iba a explicar su razonamiento a simples y vulgares mundanos? Además, ese ingenuo le debía muchas horas de las últimas semanas, que su despacho parecía más su casa que su lugar de trabajo.

Se levantó con suma calma, cogió su abrigo y salió de allí sin mediar palabra con sus subordinados que le miraron extrañados. Pero habían aprendido a callar, no dar la lata al jefe. Estaba claro que su estatus le gustaba y estaba ya pensando en conseguir aun más, ser de verdad el mayor mandatario de la policía. Era de las pocas cosas que podían suscitar algo de interés en él. Y aun así le veía demasiado mundano, simple, como para captar realmente su atención por muy leve que fuera. De todas formas, en ese momento lo que importaba era atrapar a ese asesino que le importaba un bledo. Aunque se lo había puesto bastante más interesante que los otros.

Mientras paseaba sacó el paquete de cigarrillos, dándole un golpe para sacar uno y metérselo a la boca con tranquilidad. Una vez encendido, paseó con calma por las calles de Nueva York, disfrutando del aire contaminado, de los ruidos y de... Algo. Giró su rostro al lugar donde precedían esos extraños ruidos. ¿Algún licántropo descontrolado? ¿Un chupasangre, tal vez? Dudó por un momento, pero al final se adentró en el callejón como un gato sigiloso para descubrir una escena que le resultaba sumamente aburrida. Las sanguijuelas parecían a veces no tener control de sus actos, pero ese imbécil realmente parecía querer matarla. A él, desde luego, no le importaba. No era asunto suyo. No, hasta que se fijó sin querer más en la chican.

En un acto reflejo, por un leve atisbo de furia, hizo que un objeto metálico fuera a toda velocidad contra el estómago del ser de la noche. Este la soltó en seguida. Rápidamente se topó con la piel grisácea, colmillos y premolares afilados, ojos de un color rojo brillante y uñas largas y afiladas. Le mostró la realidad al vampiro que no tardó en salir huyendo. Dante se tomó unos segundos para respirar hondo y no ir tras él, segundos en los que recuperaba la posición de su glamour y observaba a la pequeña que tenía delante. Ladeó el rostro mientras la analizaba en detenimiento, sorprendido al ver como una mundana era capaz de curarse sola. Se parecía a... Negó con la cabeza. Estaba muerta. Desde hacía muchos siglos.

Intentando quitársela de la cabeza, se acercó con calma hacia la muchacha, poniéndose de rodillas a su lado para contemplar los ojos de la rubia. Más que asustada parecía... ¿Decidida? ¿Qué tipo de mundano veía algo así, sufría algo así, y seguía con esa compostura? Si se había curado, no era una mundana cualquiera. Era imposible. Pero no veía a una bruja en ella, ni un hada... ¿hada? ¿Podría ser?

- Siento haber aparecido tan tarde. Aunque es sorprendente como te has curado tu sola. Una jovencita que parece solo una mundana.- Sonrió de lado, mostrando diversión ante semejante ejemplar.- Vamos.- Sin pensarlo la cogió en brazos y empezó a andar para salir del callejón. Eso era interesante. Y pocas veces se encontraba algo interesante. Esperaba que mereciera la pena, sino seguiría en ese mundo tan aburrido.





G. D. Cortés — Bloody mishap Fzbh6t8

Que poco discreta:
G. D. Cortés — Bloody mishap Dwf9ZF6
G. Dante Cortés
Mensajes : 27

Reliquias : 148


Hoja de personaje
Inventario:
Hijo/a de
Lilith

G. Dante Cortés
está

Volver arriba Ir abajo

G. D. Cortés — Bloody mishap Empty Re: G. D. Cortés — Bloody mishap

Mensaje— por Eliza H. Gauthier el Jue Abr 02, 2020 10:14 pm

Bloody mishap
Callejón cercano a Central Park — 21:46 — with G. Dante Cortés
Tarde cayó en cuenta de la otra presencia cercana, una figura alta acercándose entre las tinieblas. Era sigiloso, maldita sea. El pinchazo de la adrenalina le dio el impuso necesario para intentar alejarse, un inútil movimiento que tan solo la apegó a la pared y nada más. Furiosa y decidida en partes iguales, la mestiza clavó su mirada dorada en la ajena y esperó por el golpe final, un ataque que no llegó.  

Un segundo tardó en procesar sus palabras, culpa de su debilidad y la sorpresa de que incluso en su amenazadora aura aún no la hubiese atacado, para peor esa sonrisa confundió aún más.

—  Las apariencias engañan. — Y esas palabras podrían fácilmente aplicarse al desconocido, a quién Eliza observaba con evidente desconfianza. Reconocería hasta con los ojos cerrados esa sensación en el aire, esa carga casi eléctrica que los rodeaba a cada uno de ellos, como si la magia se condensase a su alrededor en un silencioso aviso del poder que poseían. Era un brujo, estaba segura de eso. ¿Había estado allí todo el tiempo? ¿Estaba ligado a ese vampiro? ¿Acaso había sido gracias a él que el hijo de la noche la había soltado? Tantas preguntas se aglomeraban una tras otra en su cabeza, manteníendola alerta a cualquier mínimo cambio del hombre.  

Y sin poder hacer nada para detenerlo, Gauthier se vio en brazos de su supuesto héroe.

Gruñó por lo bajo al sentir su mundo girar sin control al ser alzada sin aparente esfuerzo, pero aún así se removió como pudo para soltarse de su súbito agarre.

¿Qué demonios estás haciendo? No voy a ningún lado contigo. ¡Suéltame! — Sintió su voz como grava, un susurro más que la exclamación que deseaba proferir, pero aún así quería saber quién rayos se creía que era para mandarla así como así.—No necesito que me carguen como una niña ni mucho menos tu ayuda, estoy bien. — Mintió descaradamente, su mirada fija en el otro, siendo su orgullo aquella fuerza primaria que la movía en esos momentos.

Detestaba, aborrecía con el alma el estar en desventaja, que la fragilidad propia de su situación además de la obvia diferencia de poder entre ellos la dejara a merced de un idiota que se creyera con aires de darle órdenes y llevarla a donde se le diera la gana.  



Eliza H. Gauthier
Mensajes : 38

Reliquias : 349

Temas : 3/5

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10422-eliza-gauthier-id#91620https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10430-set-my-soul-ablaze-e-gauthier#91685https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10429-come-what-may-e-gauthier#91684https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10433-keep-it-golden-tramas-starters-0-4#91702
Mundano/a, con La Visión

Eliza H. Gauthier
está

Volver arriba Ir abajo

G. D. Cortés — Bloody mishap Empty Re: G. D. Cortés — Bloody mishap

Mensaje— por G. Dante Cortés el Vie Abr 17, 2020 7:56 pm

Bloody mishap
Callejón cercano a Central Park — 21:46 pm

Oh, si. Las apariencias engañaban, igual que él mismo. Aunque ya de por si tenía un aura intimidante gracias a su altura y corpulencia física, podría decirse que era mucho más poderoso de lo que podría imaginarse esa pequeña niña que no dejaba de intentar escaparse a unos brazos mucho más fuertes que ella. Especialmente ahora que estaba drenada y su fuerza vital estaba casi al límite. Le gustaba esa fuerza, las mujeres luchadoras solían ser interesantes porque a veces salían por lugares que no podías imaginarte. Por eso, el dicho de que cada uno era de un planeta distinto, era realmente cierto.

-Puedes retorcerte todo lo que tu cuerpo te lo permita, pero no vas a poder escapar de mis garras.- Dicho eso, justo antes del callejón, decidió mostrarle como era en realidad, clavando sus ojos rojos como la sangre en los ajenos. Apretó levemente su agarre para que notara sus uñas afiladas y sonrió para mostrarle sus afilados colmillos más propios de una bestia.- Las apariencias engañan, ¿no es así?

Antes de salir del callejón, se aseguró de que su glamour estuviera en su sitio y salió con suma tranquilidad con la chica en brazos. Se la veía débil después de ese estúpido ataque vampírico y pasaba de llevarla con los nephilim. A saber que podían hacer con ella. El único lugar seguro era su hogar. ¿Y por qué no? Le importaba más bien poco tenerla unos días en su cama... O en la de invitados, no fuera a intentar atacarle como si fuera un secuestrador o algo así. Soltó una carcajada ante ese pensamiento, porque en cierta forma, sí que fue un secuestrador. Y muchas otras cosas horribles que ni siquiera podrían ni imaginarse.

-Menuda forma de hablarle a tu salvador. Aunque he de reconocer que esos susurros son realmente sexys.- Por algún motivo tenerla cabreada le resultaba delicioso. Era como un manjar que solo le agradaba oler, como la menta. Le encantaba el olor debido a que parecía todo limpio y abría sus fosas nasales, pero el sabor le resultaba sumamente horrible. Sentir su boca como si estuviera llena de lejía no era para nada agradable.- Pongámonos serios. El vampiro está al acecho de que yo me aleje... ¿Qué ocurriría si te dejara sola? Y más en esta zona que, por si no te has enterado, ha habido asesinatos muy crueles. Como policía tengo la obligación de llevarte a un lugar seguro... Y como brujo que te ha salvado, voy a llevarte a mi casa porque sé que te han drenado la sangre hasta dejarte echa una pasa.- Su sonrisa no pudo ser más triunfadora.- De todas formas, deja de patalear. ¿Para qué iba a salvarte para hacerte daño? Que estúpidez. ¿Dónde tienes la mente medio mundana? Los pajaritos deberían estar fueron volando, no en tu cabeza. Ahora sé razonable y deja que te meta en el coche, ¿de acuerdo? - Y esta vez su mirada se tornó seria, totalmente autoritaria. Se había decidido, por algún motivo que no le gustaba nada, a ayudarla. Y pensaba hacerlo dijera misa.


G. D. Cortés — Bloody mishap Fzbh6t8

Que poco discreta:
G. D. Cortés — Bloody mishap Dwf9ZF6
G. Dante Cortés
Mensajes : 27

Reliquias : 148


Hoja de personaje
Inventario:
Hijo/a de
Lilith

G. Dante Cortés
está

Volver arriba Ir abajo

G. D. Cortés — Bloody mishap Empty Re: G. D. Cortés — Bloody mishap

Mensaje— por Eliza H. Gauthier el Vie Mayo 01, 2020 4:29 am

Bloody mishap
Callejón cercano a Central Park — 21:46 — with G. Dante Cortés
No se consideraba a sí misma como alguien que juzgaba las apariencias o primeras impresiones tan fácilmente, pero vaya... ese jodido idiota era la excepción de su regla. No podía decir que lo odiaba, pero se estaba encaminando rápidamente por ese lado siendo tan terco y haciendo caso omiso a lo que ella estaba diciendo. Eso si, estaba cabreadísima. Deseaba cruzarle la cara con un golpe, utilizarlo de muñeco de práctica para unas cuantas llaves y gritar hasta agotarse, pero todas sus ideas podían quedarse en solo deseos, que no tenía fuerza suficiente como para siquiera mantener su cabeza en alto.

Lo que le cayó como balde de agua fría fue su pequeño despliego de belleza sacada de algún libro de H.P. Lovecraft. Si, estaba acostumbrada al aura de los brujos y sus comportamientos poco usuales, pero jamás podría habituarse a ese detalle con las marcas demoníacas. Inspiró súbitamente y, para su disgusto, logró asustarla lo suficiente como para que dejara de luchar.

Poco duró su silencio, claro, al menos hasta que salieron del callejón y él volvía a parecer medianamente humano. Ese ceño levemente fruncido volvió a hacer aparición en el rostro de la mestiza mientras su mirada observaba cada detalle del rostro ajeno.

Vaya imagen tienes bajo ese glamour, hijo de Lilith. Apuesto que te va de puta madre en la recolección de dulces cada Halloween. — No era muy sano de su parte el estar pinchando a un ser capaz de hacerla cenizas con un chasquido de dedos y que, para su mala suerte, la estaba salvando de morir tirada en algún callejón. Y lo admitía, sí que lo hacía, pero eso no quitaba el hecho que seguía molesta por su falta de control en todo ello. Eliza debía estar siempre en control de sí misma, ese era un requerimiento mínimo.

Rodó los ojos e hizo un mohín al escuchar las palabras del desconocido. Eso faltaba, que se pusiera todo un galán y casanova con sus intentos de hacerse escuchar.

Eres un enfermo, ¿lo sabías? ¿En serio te ponen las mujeres a medio morir? Maldita sea mi suerte con mis héroes de brillante armadura... — Sus fuerzas terminaron por ceder, obligandola a apoyar su cabeza en su hombro y callarse de una vez. Definitivamente estaba mal, al borde de volver a caer en la negrura de la inconsciencia. Allí apoyada, cerrando sus ojos unos momentos, la secretaria escuchó cada palabra aunque le repateara, encontrando la obvia razón que él presentaba. Además de ciertos detalles que elevaron otro poquito más el cabreo que tenía encima.— Lo sé, idiota; aunque me odie por darte la razón, si. Y, por ahora, no tengo planeado morir así que tendré que morderme la lengua y aceptar mi destino. — Alzando su rostro, mirándolo fijamente, tal como él lo había hecho, Eliza sentenció.— Eso sí, si se te llega a ocurrir pasarte de listo conmigo, brujo, te juro que te lo haré pagar caro.

Luego de eso, su cuerpo perdió la tensión que la consumía, cediendo nuevamente al agotamiento y apoyándose en él. Desde ese momento no diría ni pío en contra de él, tan solo dejaría que la llevara a su hogar.


Eliza H. Gauthier
Mensajes : 38

Reliquias : 349

Temas : 3/5

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10422-eliza-gauthier-id#91620https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10430-set-my-soul-ablaze-e-gauthier#91685https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10429-come-what-may-e-gauthier#91684https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10433-keep-it-golden-tramas-starters-0-4#91702
Mundano/a, con La Visión

Eliza H. Gauthier
está

Volver arriba Ir abajo

G. D. Cortés — Bloody mishap Empty Re: G. D. Cortés — Bloody mishap

Mensaje— por G. Dante Cortés el Jue Mayo 14, 2020 8:29 pm

Bloody mishap
Callejón cercano a Central Park — 21:46 pm


Vale, cada vez le gustaba más esa medio humana. La carcajada de Dante fue bien sonora cuando le soltó lo de Halloween, haciendo un halago a ese comentario bien interesante. Desde luego si fuera un niño se forraba a chucherías, una lástima que no terminaran de convencerlo. Estaba acostumbrada a comidas mucho más simples, y desde luego encontrarse con un cambio tan brusco y rápido había sido duro. No solo para él, estaba claro, sino para todo ser que tuviera unos doscientos años. O menos, había perdido el calculo del tiempo hacía tanto que le costaba recordar la mayor parte de su vida.

-Halloween es una invención de los grandes almacenes. Yo celebro el día de los muertos, no chorradas comerciales.- Estaba viendo su coche, tan caro que su boca se derretía de placer cada vez que lo veía. Sí, echaba de menos los caballos, pero tenía que admitir que el dinero daba demasiado estatus. Un estatus que aunque le era sumamente aburrido le proporcionaba cosas como la velocidad.- Sí que lo sabía. Tengo ochocientos años, pequeña medio humana. Imagínate la de barbaridades que podré haber hecho.- Esa vez fue serio y ni siquiera miró a la pequeña que tenía entre sus brazos.

De todas formas, la miró de reojo al notarla sobre su hombro. Por un momento la examinó, vislumbrando la belleza de la joven. No se había fijado bien hasta ese momento. Y aunque entre sus enormes brazos parecía tan sumamente delicada, tenía la fiereza para responderle. Y, como no, volvió a la carga haciendo que volviera a sonreír. Sí, definitivamente aquello iba a ser sumamente interesante. Una medio humana con poderes de curación... O sea, medio hada. Que injuria. Un brujo ayudando a un hada. Casi se relamía del gusto por semejante situación.

- ¿Pero que educación es esa con tu salvador? -Correspondió su mirada fija con una totalmente asombrada, fingiendo como buen actor. Y cuando volvió a apoyarse en él, su sonrisa pasó a algo más dulce. Menos mal que nadie lo miraba.- En mi época se te abrían de piernas y su padre te la regalaba como agradecimiento.- Sí, solo lo hacía para cabrearla un poquito. Dicho eso, abrió la puerta trasera del coche y con sumo cuidado la dejó dentro, asegurándose de que tuviera la cabeza bien apoyada. Cerró para dirigirse al asiento del conductor, cerrando todas las puertas no fuera a ser que le diera por saltar medio muerta mientras conducía. Que por lo poco que la conocía la veía capaz.- Tranquila hadita, que no voy a hacerte nada.- arrancó el motor, sonriendo ante el pequeño rugido de ése.- Que suerte tienes de que no haya venido en moto.



G. D. Cortés — Bloody mishap Fzbh6t8

Que poco discreta:
G. D. Cortés — Bloody mishap Dwf9ZF6
G. Dante Cortés
Mensajes : 27

Reliquias : 148


Hoja de personaje
Inventario:
Hijo/a de
Lilith

G. Dante Cortés
está

Volver arriba Ir abajo

G. D. Cortés — Bloody mishap Empty Re: G. D. Cortés — Bloody mishap

Mensaje— por Eliza H. Gauthier el Vie Mayo 15, 2020 7:30 am

Bloody mishap
Callejón cercano a Central Park — 21:46 — with G. Dante Cortés
Su carcajada fue sonora, reverberando en su pecho y llegando a ella como una vibración fuerte. Al menos ahora podía decir que sabía sacarle más de una risa a su salvador, una manera no muy ortodoxa de pagarle lo que estaba haciendo por ella.

Nada de interesante tienen los muertos, los dulces por otro lado... mucho mejor. — no se consideraba a sí misma muy fanática del azúcar con colorante, pero no podía negar que tenía ciertas debilidades. ¿El chocolate amargo con caramelo? Delicia divina, caída directamente del paraíso. Demonios... Un brujo antiguo para rematar la noche. Eso si que es tener suerte, Eliza.¿Hablas en serio? No te ves nada mal, te calculaba unos 500. — Sus palabras dejaban de lado el hecho que había intuido su longeva existencia, tan solo por la fuerza de su aura. Ningún hijo de Lilith con esa presencia podía tener menos de 600 años en el cuerpo, era imposible. El poder en su raza venía con los años y si tenía esa cantidad que decía, pues sería toda una postal el verlo en acción. Además, no puso en duda eso de que había hecho más de alguna maldad a lo largo de su vida. Era de esperarse...

Y deja de decirme medio humana. No me gusta.— refunfuñó, desagradada ante tal mote.— Me llamo Elizabeth.— Para él sería su nombre de pila, nada del apodo que le gustaba que utilizaran los demás. Eso podría mantener las cosas a distancia entre ellos, al menos así lo veía la morena.

Aún acurrucada en él, Eliza hizo un mohín al escuchar tal elección de palabras. Tenía el don de la palabra, pero en su versión negativa. ¿Cómo podía decir esas cosas sin siquiera arrugarse?

¡Estoy hablando en serio! — regañó, sin moverse de su lugar. Allá iba otra ola de mareo... Tragando con algo de dificultad, Eliza continuó.— Lo que te voy a regalar va a ser una buena patada si llegas a intentarlo. — Cuan tontas parecían ser sus amenazas con esa voz, suave y baja, pero deseaba con todo su ser que se lo tomara en serio. No quería utilizar a West como un perro de ataque o ir por la vida tirando su nombre cada vez que quisiera protegerse, pero... ¿Tenía otra alternativa? Esa sería su arma secreta, el detalle que tendría que mantener a raya a ese desconocido. Una vez dentro del auto, agradeció la tranquilidad que podía ofrecerle el asiento. La voz del desconocido le parecía tan lejana allí, un susurro entre la espesura del silencio. Nada de movimientos, tan solo un lugar donde cerrar los ojos y... Sin darse cuenta, Eliza se perdió entre la oscuridad de la inconsciencia, deslizándose en el sueño suavemente.


Eliza H. Gauthier
Mensajes : 38

Reliquias : 349

Temas : 3/5

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10422-eliza-gauthier-id#91620https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10430-set-my-soul-ablaze-e-gauthier#91685https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10429-come-what-may-e-gauthier#91684https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10433-keep-it-golden-tramas-starters-0-4#91702
Mundano/a, con La Visión

Eliza H. Gauthier
está

Volver arriba Ir abajo

G. D. Cortés — Bloody mishap Empty Re: G. D. Cortés — Bloody mishap

Mensaje— por G. Dante Cortés el Mar Mayo 19, 2020 11:25 pm

Bloody mishap
Callejón cercano a Central Park — 21:46 pm

¿Nada de interesante tienen los muertos? Pero cuan desfachatez era esa. Dante se había indignado con esa simple frase, pues eran los muertos quienes creaban la historia, los hechos, la vida actual... Detestaba a aquellos que decían que la historia no servía para nada, de la misma forma a aquellos que hablaban mal de los muertos. Podrían haber sido auténticos asesinos, ¿pero cuántas cosas buenas habían sacado de ello después? Las grandes conquistas, las medicinas actuales... Todo era gracias a los muertos. Y parecían no darse cuenta de que ellos lo serían alguna vez, además de que había familia. ¿No consideraban muertos a familiares?

- Los muertos son la vida de ahora. No olvides eso nunca.- Sus palabras esta vez fueron frías y tajantes. De verdad era un tema molesto para él, y aunque era difícil alterar al brujo y quitarla la sonrisa de los labios, aquello no era moco de pavo. De todas formas no iba a discutir con una niña a punto de sufrir un colapso en sus brazos. Suficiente tenía con estar casi desangrada. Por un momento se preguntó si debería delatar a ese hijo de la noche a las autoridades nephilim. Debería hacerlo, sí.- Ya, como que que alguien en este mundo podría adivinar mi edad. - No envejecía, era lo que había.

En cuanto la dejó en el coche y arrancó, dirigiéndose a su casa, pudo notar como la joven perdía la consciencia. Algo normal dado como la había dejado esa sanguijuela tan sumamente cobarde. Aunque no terminaba de entenderlo, ¿podían beber sangre de hada? Sí que era medio mundana pero... No tenía la menor idea. No le importaba mucho tampoco. Aparcó con suavidad, y se acercó a abrir la puerta para sacar a la joven. Por unos segundos se la quedó mirando. Parecía dulce y tierna, una pequeña flor en un mundo lleno de espinas.

Negó con la cabeza rápidamente por pensar semejante cosa. A ver como la llevaba a su casa sin despertarla. Suspiró y con cuidado la cogió en sus fuertes brazos, cerrando la puerta del coche con el pie y metiéndola con cuidado en la gran casa, o pequeña mansión como queráis llamarla, que llamaba hogar. Con sumo cuidado la dejó sobre la cama, en la única habitación que tenía en la planta principal. Suponía que sería mejor esa que las de arriba.

-Elizabeth.- Susurró para no despertarla mientras con suavidad le retiraba un pelo de la cara. A los ojos del brujo esa tranquilidad en una mujer que parecía tan luchadora era encantadora.- Voy a prepararte algo de comer... Descansa mientras.- Su voz era suave, como si pudiera escucharla en sueños. La pregunta era, ¿tenía chocolate?


G. D. Cortés — Bloody mishap Fzbh6t8

Que poco discreta:
G. D. Cortés — Bloody mishap Dwf9ZF6
G. Dante Cortés
Mensajes : 27

Reliquias : 148


Hoja de personaje
Inventario:
Hijo/a de
Lilith

G. Dante Cortés
está

Volver arriba Ir abajo

G. D. Cortés — Bloody mishap Empty Re: G. D. Cortés — Bloody mishap

Mensaje— por Eliza H. Gauthier el Miér Mayo 20, 2020 5:53 am

Bloody mishap
Hogar de Dante — 22:32 — with G. Dante Cortés
De la misma manera en que había cedido al cansancio, Eliza salió de su sueño.

Lentamente, tardándose unos segundos en al fin comprender que ya no estaba en un auto, sino en una habitación. Con cuidado, la mestiza se irguió y observó a su alrededor, situándose parcialmente debido a la oscuridad reinante. Repasando rápidamente qué había pasado momentos antes de quedarse dormida, Eliza recordó lo que el brujo le había dicho. Su hogar, así que no le había mentido. Entonces, ¿dónde estaba él?

¿Brujo...? — Preguntó al vacío, con voz rasposa, pensando que quizás podía estar cerca. Cuando no escuchó respuesta alguna, Eliza decidió ir en su búsqueda.

Se detuvo un momento para tantear sus bolsillos, bajando la mirada al cerrar su mano en torno a sus llaves... encontrándose con la mancha visible de su sangre seca en su blusa. El peso de lo que había sucedido invadió su mente unos segundos, sintiendo nuevamente el pánico crecer en ella; pero se negó en pensar en ello, haciéndolo a un lado, se concentró tan solo en lo que debía hacer ahora. Adormilada, la mestiza se levantó de la cama y verificó su equilibrio. Podía mantenerse de pie y caminar sin aparentes problemas, pero debía mantener su mano en la pared para ocuparla de apoyo. El dormir la había ayudado en parte, pero necesitaba comida, que aún era notoria su pérdida de sangre. Sus tacones, eso sí, tenía que quitárselos, que estaba claro que le dificultarían el trabajo en gran medida, además de ser un claro peligro en su endeble caminar. La pequeña hebilla le dio trabajo, más de lo que quería admitir, pero lo logró al fin, dejándola descalza para ir a encontrar al extraño brujo.

Guiándose, en un principio, tan solo por instinto, Gauthier escuchó el sonido de movimiento en alguna habitación. Era metálico, como el de... el aroma llegó luego, encontrándose ahora más cerca del final del pasillo. Inspiró profundamente, su boca aguándose al distinguir el aroma de alguna deliciosa preparación. Estaba cocinando algo. Con el lugar en mente, la mestiza siguió el sonido, hasta dar al fin con la cocina. Allí estaba, dándole la espalda y centrado en algo.

¿Brujo? — Le habló tan solo para llamar su atención, hacerle saber que estaba allí, más que para confirmar que era él. Porque esa altura y presencia era difícil de confundir, incluso cuando lo conocía un par de horas. Hora... Su móvil había quedado olvidado atrás, así que no tenía ni idea cuánto tiempo había pasado.— ¿Qué hora es?    

Se podía imaginar qué imagen daba allí, bajo las luces. Desaliñada, manchada de su propia sangre y pálida, todo lo contrario a la imagen impoluta y formal que la mestiza normalmente reflejaba. Aunque eso ni siquiera le interesaba en esos momentos, tan solo quería recuperar algo de fuerza.

... no sé tu nombre. — dijo de la nada, como si aquellas palabras fueran un pensamiento que sin querer soltó.— ¿Cómo te llamas? Que no puedo pasarme la noche llamándote brujo.

No hizo intento de alejarse del umbral de la cocina, aún insegura de si terminaría de vuelta al suelo si daba un paso en falso. Allí, apoyada al marco de la puerta, Eliza mantuvo su mirada puesta en el brujo a la espera de su respuesta.  



Eliza H. Gauthier
Mensajes : 38

Reliquias : 349

Temas : 3/5

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10422-eliza-gauthier-id#91620https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10430-set-my-soul-ablaze-e-gauthier#91685https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10429-come-what-may-e-gauthier#91684https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10433-keep-it-golden-tramas-starters-0-4#91702
Mundano/a, con La Visión

Eliza H. Gauthier
está

Volver arriba Ir abajo

G. D. Cortés — Bloody mishap Empty Re: G. D. Cortés — Bloody mishap

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.