20/05 ¡Atención, atención! ¡Hemos inaugurado la nueva sección de chismes del submundo! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Y no olvidéis que Las Moiras estarán encantadas de leer vuestros secretos…


18/05 ¡Atención, atención! ¿Has descubierto alguno de los sucios secretos de tu enemigo y quieres que se haga justicia? ¿Tu mejor amigo te ha robado la novia después de liarse contigo? ¿Tu exnovio vampiro se ha cenado a tu madre? Cuéntaselo a Las Moiras y ellas se encargarán de que lo sepa todo el submundo.


18/05 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/03 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a lo largo del día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos momentos!


16/02 ¡Atención, atención! Las subastas serán cerradas a las 11 p.m (hora española), así que ¡aprisa si queréis una cita!


02/01 El Staff de Facilis Descensus Averni os desea ¡FELIZ 2020! Estad atentos a las noticias estos días...


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

25 # 37
14
NEFILIMS
5
CONSEJO
9
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
11
BRUJOS
1
HADAS
4
DEMONIOS
1

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Keilan Kadano el Lun Mar 30, 2020 11:16 pm

The Last Revelation
En busca de la corona perdida
Long Island: Base del Praetor Lupus (NYC) ─ Marzo, 2020 ─ Por la mañana
Soleado, brisa primaveral ─ Outfit ─ con Einar Sørensen

[…] Einar. Sí, Einar Sørensen estuvo un tiempo con nosotras. Ahora está en la base del Praetor Lupus… ¿A qué viene esa cara?” Poco importa si estas fueron las palabras exactas que pronunció Winter, o Catherine en su defecto, la cuestión es que sorprendieron con creces al cazarrecompensas, quien no esperaba recibir noticias sobre dicho individuo en tan poco tiempo. Afortunado se sintió al descubrir que seguía con vida, pues anteriormente hubo detectado controversia entre las distintas fuentes de las que obtuvo información acerca de él. Tras haber descubierto parte de su historia, no le extrañó que decidiera adoptar como primer apellido el de su madre. A pesar de todo, no las tenía todas consigo y cabía la remota posibilidad de estar equivocándose, pero no dudó demasiado en poner rumbo a Long Island (NYC), pues tampoco tenía nada que perder por intentar contactar con él.

Alquiló una camioneta para llegar a North Fork, y una vez se hubo instalado en un hostal cualquiera, se equipó con lo justo y necesario para adentrarse en los bosques colindantes. Servido con un mapa en el que llevaba indicada la ubicación aproximada del edificio, junto con una brújula, y su singular sentido de la orientación, la probabilidad de perderse era prácticamente nula. Además, siempre podría recurrir a su agudo sentido olfativo para rastrear el aroma de sus congéneres.

Después de un largo trayecto, al fin alcanza territorio de licántropos, y antes de seguir avanzando revisa cierto documento que lleva digitalizado en su smartphone. “Hmm, no creo que sean complicadas de seguir, estas reglas”, concluye al releer las normas del lugar. No transformarse en mitad de los pasillos, evitar aullidos, no llevar objetos de plata, mantenerse vestido todo el tiempo, peleas y mordiscos están terminantemente prohibidos, y si guardas algo de comida en el refrigerador común, asegúrate de marcarla como propia. Ninguna le preocupa, así que vuelve a guardar el aparato electrónico y se encamina hacia la entrada principal, donde probablemente algún guardia lo identifique nada más llegar. Por suerte, se encuentra con un viejo conocido suyo, el cual enseguida lo deja pasar tras descubrir a quién busca. Es retenido durante unos minutos más, pues hacía tiempo que no se veían y ambos estaban interesados en saber qué había sido del otro, hasta que finalmente recibe las indicaciones para llegar a la habitación de Einar. Supone que estará ahí o, de lo contrario, tendrá que recorrer el resto de las instalaciones hasta encontrarlo. Sin embargo, es un buen punto por el que empezar a buscar, así que, una vez alcanza su puerta, golpea un par o tres de veces en la madera, esperando recibir algún tipo de respuesta desde el interior.

- God morgen Einar, er du der?1 -porque sí, algo que ha ido aprendiendo a lo largo de los años, y gracias a la excelente educación que recibió de pequeño, son idiomas. Y sí, el noruego es uno de tantos.

――――――――――
1. "Buenos días, Einar, ¿estás ahí?" en noruego.


Última edición por Keilan Kadano el Vie Abr 10, 2020 7:02 pm, editado 2 veces


Keilan Kadano
Mensajes : 61

Reliquias : 541

Temas : 6/.

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10398-keilan-kadano-ficha-de-personaje-terminada#91473https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10404-keilan-kadano-relaciones#91524https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10400-keilan-kadano-cronologia#91495
Hijo/a de
la Luna

Keilan Kadano
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Abr 05, 2020 12:03 am

Færøyske Kroner
→ Marzo, 2020 → Sede del Praetor Lupus → Mañana fresca, despejado  → Luna Menguante

Aquel día había sido bastante movidito en el Praetor, sobretodo porque hacía un par de días ya del plenilunio y el ambiente ya estaba recuperando la normalidad después de toda la tensión que siempre se genera los días previos y, sobretodo, la misma noche en la que nuestro lobo se apodera de nosotros, en la que no podemos dejar de transformarnos y en la que demasiados crean problemas que luego nos vemos obligados a reparar. Y eso justamente acababa de hacer junto a otros compañeros del Praetor con los que, tras una larga noche y día de búsqueda habíamos conseguido dar con un pequeño licántropo que se había pasado de listo y había roto unas cuantas normas. Por suerte no había transformado a nadie más y, después de una pequeña pero interesante escaramuza con el descarriado, habíamos conseguido traerlo aquí donde otros se encargarían de recordarle los Acuerdos para que se lo piense dos veces antes de meternos a todos en problemas.

Para ser sinceros hubiera preferido irme a descansar a otro lugar, ya fuera el que considero mi hogar junto a mi hermana y sobrinos o, a casa de Volkova, cosa que habría significado no descansar en absoluto. Por eso, al final, me había quedado en mi habitación del Praetor, aquella que me fue designada cuando me uní a ellos y que solamente suelo utilizar cuando estoy en aquellas largas misiones que requieren de mi completa entrega o las noches de luna llena, en las que no me atrevo a estar cerca de aquellas personas a las que quiero para no volver a cometer el mismo acto atroz que siempre me acompañará hasta el final de mis días. La cuestión es que al final me había pasado gran parte de la noche con Scarlet y su cachorrita, disfrutando de una agradable velada en la que nos habíamos puesto al día sobre los grandes cambios que se estaban notando en toda la ciudad y, sobretodo, habíamos estado rememorando aquellas noches de juerga en las que siempre terminábamos dándonos un buen revolcón tras haber participado en alguna que otra pelea. Peleas que habitualmente habíamos sido nosotros los encargados de provocar, o a las que nos habíamos unido simple y llanamente por diversión, por descargar esa adrenalina y apaciguar la rabia que parece estar siempre ardiendo en nuestro interior.

Obviamente me había despertado mucho más tarde de lo que era normal, pero me sentía tranquilo relajado, como hacía años que no me sentía puesto que parecía que la vida, por fin, me estaba comenzando a dar un pequeño respiro en mi jodida vida, la cual parecía ser una unión de desgracia tras desgracia. Por eso me permito vaguear un rato en la cama, cruzando mis manos tras mi nuca y permanecer mirando al techo, mientras mi mente vuela más allá, disfrutando de los buenos recuerdos que me aportan los agradables ratos pasados con mi sobrino y, sobretodo con la zorra pelirroja, la cual consigue que una sonrisa bobalicona florezca en mis labios al pensar en los agradables momentos que últimamente hemos pasado juntos.

Y es justo en ese preciso momento cuando el característico sonido de unos nudillos al golpear la puerta de mi cuarto hacen que esta sonrisa se borre de mi rostro para dejar brotar un gruñido de molestia. - "Y así es como un nuevo día acude para joderte la tranquilidad…” – empiezo a pensar justo antes de que el sonido de una voz desconocida llegue perfectamente a mis oídos consiguiendo que me incorpore de golpe y mire extrañado hacia la puerta, pero no por que me extraña que un nuevo miembro del Praetor esté llamando a mi puerta, sino más bien por el hecho de haber escuchado a alguien hablando en mi idioma materno, algo tan extraño que consigue captar totalmente mi atención y eliminar cualquier otro pensamiento de mi mente.
Soltando un audible gruñido molesto por la interrupción como única respuesta a la pregunta, me levanto finalmente de la cama, aprovechando para estirar mi cuerpo antes de ponerme de pie y encaminarme hacia la puerta, bostezando sonoramente de camino a la misma preparándome para abrirla sin haberme detenido a vestirme siquiera, llevando únicamente unos bóxers puestos. - Hvem faen spør? – pregunto quién lo pregunta segundos antes de abrirla y encontrarme con una cara que no había visto antes en mi jodida vida, una cara extrañamente sonriente y jovial que me consigue que mi rostro adquiera una clara expresión de extrañeza - "Rosa roja… con ¿té?, ¿alcanfor?... inglés… sí, apesta a inglés… ¿qué cojones hace un jodido inglés saludándome en noruego en la jodida Nueva York?” – pienso automáticamente tras percibir perfectamente el olor que desprende el chico, un olor que, a parte del típico que desprendemos los licántropos, lo caracteriza, un olor que lo hace único para mi, un olor con el que podré localizarlo siempre y que ya no olvidaré.  


Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen XKSU806
Instinkt er sterkere enn fornuft / El instinto es más fuerte que la razón:

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen DvrylMo
Einar Sørensen
Mensajes : 506

Reliquias : 1616

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Líder manada de Brooklyn

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Keilan Kadano el Dom Abr 05, 2020 7:50 pm

The Last Revelation
En busca de la corona perdida
Long Island: Base del Praetor Lupus (NYC) ─ Marzo, 2020 ─ Por la mañana
Soleado, brisa primaveral ─ Outfit ─ con Einar Sørensen

¿Quién diablos está preguntando?”, traduce para sus adentros, al escuchar la voz grave, procedente del interior, la cual pertenece a quien posiblemente lo esté maldiciendo por haberle roto el sueño. A decir verdad, ni si quiera se había planteado la opción de que el contrario siguiera durmiendo a estas horas de la mañana, y lamenta haberlo despertado. Ya no hay solución ninguna para remediarlo, así que lo mejor será mostrarse lo más cortés posible, y adaptarse al ritmo de su camarada.

- Disculpa si te he despertado, no era mi intención disturbar tu sueño -lo primero que llama su atención son los tatuajes que adornan su torso, algunos de ellos reconocibles por ser típicos entre los miembros de la bratvá. También destacan algunas cicatrices en algunos rincones de su cuerpo: la primera en la cara, la segunda en el abdomen, y una tercera en el hombro, formando esta última las siglas “IV”, ¿referente al cuatro en numeración romana, quizás? Unos bóxeres cubren su zona pélvica y sus partes nobles, nada fuera de lo normal. Sin embargo, y a pesar de no llevar nada más de ropa, alrededor de su cuello porta un colgante con varios artículos en él. El más visible de todos es una plaquita con el distintivo del Praetor Lupus, algo que llevan todos los miembros de la manada para ser identificados como parte de la misma. Los otros dos son un par de monedas, una de las cuales sorprende con creces al cazarrecompensas, quien no esperaba encontrar lo que buscaba con semejante facilidad-. Soy Keilan, mucho gusto -le tiende la mano a modo de saludo cordial, todavía desde el otro lado del umbral, esperando a que le dé paso para hacerlo-. Si te pillo en mal momento, puedo esperar en el vestíbulo, si así lo prefieres -realmente, espera que no sea necesario, mas lo último que desearía es incomodarlo, así que haría lo que hiciera falta con tal de asegurar su objetivo.

Las primeras pruebas a partir de semejante presentación lo impulsan a concluir que, efectivamente, ha dado en el clavo al buscar a Einar Sørensen en este lugar y, además, que efectivamente se trata del hombre que andaba buscando, el hermano menor de Tobias Ó Coileáin. Si la corona feroesa que cuelga de su cuello es auténtica o no, es algo que tan solo podrá descubrir a través de la conversación que establezca con él.


Keilan Kadano
Mensajes : 61

Reliquias : 541

Temas : 6/.

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10398-keilan-kadano-ficha-de-personaje-terminada#91473https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10404-keilan-kadano-relaciones#91524https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10400-keilan-kadano-cronologia#91495
Hijo/a de
la Luna

Keilan Kadano
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Einar Sørensen el Lun Abr 06, 2020 5:33 pm

Færøyske Kroner
→ Marzo, 2020 → Sede del Praetor Lupus → Mañana fresca, despejado  → Luna Menguante

- "Ohhhh sí… inglés, jodidamente inglés…” – no puedo sino pensar tras oír su exageradamente cortés y educada disculpa, a parte de utilizar un vocabulario típico de personas con un nivel de estudios superior, algo que contrasta radicalmente con mi anterior pregunta en la que no fui muy educado que digamos y, a lo que tampoco ayuda demasiado, que ahora mismo lleve mi diestra a mi cabeza, comenzando a rascarme la parte posterior sin ningún tipo de pudor. - Nah, tranquilo, supongo que ya era hora de levantarse – le comento finalmente sin dejar de rascarme la cabeza y esbozando un bostezo, sintiéndome algo raro por estar manteniendo una conversación en noruego con alguien que, para nada, tiene que ver con mi familia.

Durante unos instantes tengo la extraña certeza de que me está analizando, o más bien observando detenidamente pues veo como su mirada se desplaza por mi cuerpo, algo completamente comprensible y que, por suerte para él, no lo hace con una mueca de desagrado en el rostro, algo que le habría costado un puñetazo por capullo - "Einar, recuerda… inglés… es inglés… así que es normal que te mire ligeramente por encima del hombro… a parte que debes tener unas pintas horribles, machote.” – me recuerdo pensando seriamente si no debería haberme detenido un momento para ponerme algo de ropa. Pero el tema ropa era uno de mis grandes problemas, básicamente porque tenía la mala costumbre, según mi hermana, de pasearme en paños menores por la casa, pero no me gusta dormir en pijama, es algo que me molesta y, para ir al baño en mi propia casa no considero necesario el tener que ponerme más ropa de la debida. Aunque claro, no estoy en casa de mi hermana, sino en el Praetor y quizás aquí sí que debería respetar ciertas normas de cortesía.

- Keilan ¿eh? – le suelto en cuanto hace la presentación, llevando mi diestra directamente de mi cabeza a su mano, aceptando esa formalidad de estrecharle la mano y, por raro que parezca, esta vez no aprieto más de lo que se espera en una presentación, puesto que muchas veces se me va un poco la mano y aprieto más de la cuenta.

Su siguiente comentario hace que eleve mi ceja izquierda y que le mire atentamente durante unos segundos. La verdad es que ni su cara, ni su nombre, ni mucho menos su olor, me suenan de nada, así que estoy seguro de que se trata de un recién llegado a la ciudad. Por su aspecto se nota que es una persona que se cuida, que sabe vestir y ya me ha demostrado que tiene una buena educación, por eso no puedo evitar que una serie de preguntas se formen automáticamente en mi mente - "¿Cómo cojones sabes mi nombre y dónde encontrarme?, ¿Quién coño te lo ha dicho?, ¿Quién narices eres? y sobretodo, ¿qué cojones quieres de mi?” –. Preguntas que sin una conversación no obtendrán respuesta alguna. Por eso, asintiendo levemente un par de veces con la cabeza y apretando los labios durante unos momentos, termino por apartarme de la puerta dejándole vía libre para que pueda entrar al cuarto que apenas si utilizo más que para dormir cuando no me queda más remedio que quedarme en el Praetor. - Por favor – le comento levantando mi brazo derecho para animarle a que pase antes de cerrar la puerta y deshacer mi camino hacia la silla en donde dejé tirada mi ropa antes de meterme en la cama. - ¿Y bien? – le pregunto directamente, sin mirarle si quiera  comenzando a vestirme tranquilamente mientras espero su respuesta.


Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen XKSU806
Instinkt er sterkere enn fornuft / El instinto es más fuerte que la razón:

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen DvrylMo
Einar Sørensen
Mensajes : 506

Reliquias : 1616

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Líder manada de Brooklyn

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Keilan Kadano el Lun Abr 06, 2020 7:28 pm

The Last Revelation
En busca de la corona perdida
Long Island: Base del Praetor Lupus (NYC) ─ Marzo, 2020 ─ Por la mañana
Soleado, brisa primaveral ─ Outfit ─ con Einar Sørensen

Cualquier caballero inglés, en su mismo lugar, ya se habría sentido molesto por la escasez de modales demostrada por parte del hombre que, sin ningún tipo de reparo, bosteza con gran sonoridad y se rasca allá donde le place. Pero Keilan está muy acostumbrado a tratar con diversidad de individuos, con el paso del tiempo ha aprendido a no prejuzgarlos indebidamente por su fachada, de modo que ahora, incluso es capaz de encontrar cierta gracia en el comportamiento desenfadado del contrario. Al fin y al cabo, podría haberlo recibido de peor forma, o incluso haberlo echado a patadas de aquí, pues no todo el mundo es capaz de presumir de un buen despertar.

- Gracias, muy amable -manteniéndose fiel a sus principios, agradece educadamente que el contrario le dé paso al interior de la habitación, un espacio privado que al parecer no tiene problema en mostrar a desconocidos-. Antes de abordar el tema que nos concierne, quería transmitirte saludos de parte de Winter Juliet White -es la única manera que se le ocurre de comenzar a resolverle parte de las dudas que muy probablemente se esté formulando-. Verás, yo cobro a cambio de ofrecer mis servicios a aquellas personas dispuestas de una misiva que cumplir, pero incapaces de hacerlo por sí mismas ya sea por unos motivos u otros. Supongo que el término más aproximado para referirse a esta forma de vida sería el de “cazarrecompensas”, aunque no soy demasiado partidario de los adjetivos con los que se suele calificar a estas personas -una vez ha descrito a qué se dedica, puede sobreentenderse que la capacidad deductiva le resulta esencial para cumplir con sus objetivos y, por lo tanto, quedaría explicada una parte del cómo ha llegado hasta aquí-. Hace unos días empecé a trabajar para la susodicha, la cual mencionó tu nombre. Visto mi interés en saber más acerca de ti, ella me dijo que podría encontrarte en la base del Praetor Lupus, y aquí me tienes. Puedes estar tranquilo, no soy ningún tipo de acosador, ni nada por el estilo -es consciente de que hasta ahora no ha mencionado los motivos que lo arrastran hasta el presente rincón de Nueva York, pero todo a su debido tiempo. Antes de tratar el meollo del asunto, es necesario introducirlo adecuadamente-. Hace un tiempo coincidí en Londres con Tobias Ó Coileáin, tu hermano mayor, si no me equivoco. Yo iba en busca de una antigua moneda feroesa que arrojara algo de luz sobre las investigaciones que mi difunto padre realizó en torno a un supuesto botín de las mismas, el cual estaría valorado actualmente en una gran suma de dinero. Sus escritos me condujeron hasta el señor Ó Coileain, quien lamentablemente no tenía más que una falsificación de lo que andaba buscando. Sin embargo, él me comentó que, si alguna vez llegase a encontrarme con Einar Ó Coileáin, o Sørensen en su defecto, no dudara en preguntarle acerca de todo ello -un pequeño atisbo de creciente excitación podría ser distinguido por alguien cuya percepción resultase mínimamente comparable a la de Keilan-. Visto que una de las monedas que cuelgan de tu cuello es una corona feroesa, me gustaría tratar este asunto contigo. Sé que muy probablemente te habré inspirado multitud de preguntas, las cuales debes saber que estoy dispuesto a responder sin tapujos, pues antes de proceder con mi investigación, es primordial que todo hasta ahora quede bien claro.


Keilan Kadano
Mensajes : 61

Reliquias : 541

Temas : 6/.

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10398-keilan-kadano-ficha-de-personaje-terminada#91473https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10404-keilan-kadano-relaciones#91524https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10400-keilan-kadano-cronologia#91495
Hijo/a de
la Luna

Keilan Kadano
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Einar Sørensen el Vie Abr 10, 2020 2:19 pm

Færøyske Kroner
→ Marzo, 2020 → Sede del Praetor Lupus → Mañana fresca, despejado  → Luna Menguante

- "¡Ajá!, ¿así que has sido tú quien le ha llevado hacia mi, eh pillina?” – pienso en cuanto le escucho decir que ha sido Winter quien le ha indicado dónde encontrarme, sintiendo cómo ese extraño sentimiento agradable, cariñoso, llena de calidez mi cuerpo ante el simple hecho de escuchar su nombre de los labios del licántropo. Aunque, obviamente, no me pasa para nada desapercibido el hecho de que use se nombre completo, algo que me deja bien claro que esta es una visita completamente formal y que no parece que tenga mucha relación con la hija de la noche, aunque para mi, el hecho de que sea ella quien lo envíe ya me sirve más que suficiente como para relajarme ante él, puesto que de sobras sé que ella nunca me enviaría a ningún capullo sin antes avisarme debidamente. - ¡Oh!, la señorita White. Veo que ha tenido el tremendo placer de conocer a una de las personas más íntegras y valientes de la ciudad. Devuélvaselos cuando la vuelva a ver – le digo tras su comentario sobre ella, esta vez, utilizando el acento irlandés en la tonalidad de mis palabras, sintiéndome inclinado a utilizar el mismo idioma que él está usando, puesto que parece que le es más cómodo que no con mi noruego, aunque sin poder dejar de utilizar el deje irlandés que aprendí del cabrón de mi condenado padre.

Con ese sentimiento de cariño y tranquilidad en mi cuerpo, comienzo a vestirme sin importarme la presencia del inglés, como tampoco el pequeño detalle de que debería haberme dado una buena ducha antes de vestirme, y seguramente haberme puesto otra ropa, pero no creo que eso le ofenda ya al visitante. - "Y ya puede darse con un canto en los dientes por no haberme pillado en plena “trempera matutina”…” – pienso malévolamente divertido mientras me termino de poner el último de los calcetines, sorprendiéndome a mi mismo del buen humor con el que me siento últimamente, algo que seguramente tiene mucho que ver cierta pelirroja, y dejando que siga hablando en esa forma tan educada e inglesa que hace tanto tiempo que no escuchaba.

- "Un cazarecompensas… genial… así que supongo que buscas algo y Winnie te ha dicho que yo puedo ayudar ¿verdad chaval?” – no puedo evitar pensar tras escuchar la primera parte de la explicación, metiendo una de mis piernas en los pantalones, dejándole hablar sin interrumpirlo, simplemente animándole a continuar tras soltar un ligero gruñido, empezando a comprender el motivo de su inesperada visita y de que Winter no me hubiera dicho nada ya fuera por teléfono o mediante el anillo de comunicación.

Nuevamente de pie, abrochándome los pantalones de espaldas al hombre, no puedo evitar soltar una pequeña carcajada ante su comentario de que no es ningún tipo de acosador, algo que me resulta divertido pero, que en cierto modo no deja de ser parte del carácter típicamente inglés, con ese tipo de bromas tan inglesas. - Muy amable la aclaración por su parte, pues temía haber sido todo un incitador a su obsesión hacia mi persona por recibirle en paños menores – le digo continuando con mi perfecta interpretación del genuino irlandés, girándome finalmente hacia él, con una amplia sonrisa en mis labios mientras tomo la camiseta del respaldo de la silla, dispuesto a ponérmela mientras él continúa con su explicación.

Tras meter mis brazos por las mangas, me dispongo a meter la cabeza y así poder terminar de colocarme la camiseta, cubriendo finalmente mi torso y, muy posiblemente, dejando de incomodar así al recién llegado. Pero su siguiente frase hace que el fluido movimiento de colocarme la camiseta quede frenado bruscamente y que un gruñido, claro, amenazador brote de mis labios, los cuales se encuentran ahora mismo cubiertos por la tela, impidiendo que sea testigo del cambio radical que el nombre que acaba de salir de sus labios ha provocado en todo mi ser. Como si hubiera accionado un interruptor, al instante, mi buen humor, mi tranquilidad, mi alegría se van a tomar por culo siendo reemplazado por un cabreo, una rabia y una agitación claramente visible por la tensión que adopta automáticamente todo mi cuerpo, consiguiendo que el radiante día soleado se transforme en un negro día de tormenta, una tempestad que puede verse perfectamente reflejada en mis azulados ojos, los cuales se han tornado de un azul más blanquecino, más plateado, simulando los rayos de dicha tormenta que ahora mismo se ha apoderado de mi.

Durante unos tensos minutos el nombre de esa persona consiguen que la rabia fluya con fuerza en mis venas, aunque no tanto como la simple afirmación de tu hermano mayor. Una afirmación que me sienta como una auténtica patada en los huevos y que no hace sino empeorar más mi estado general, haciendo que, cuando finalmente empiezo a bajar la tela de la camiseta sobre mi torso, dejando a la vista mi rostro, éste no se parezca en nada al que anteriormente ha visto, puesto que este refleja perfectamente el odio que siento hacia la persona que ha nombrado. - "Winnie… lo ha enviado Winnie, ¿recuerdas?, no puedes matarlo, no aquí ni ahora… por muchas ganas que sientas, no es el sitio para hacerlo…” – me recuerdo a mi mismo, intentando paliar la indignación, la rabia por haberme recordado esa parte de mi familia que tanto me he esforzado por eliminar de mi vida, con el recuerdo de la persona que lo ha traído hacia mi y con el convencimiento de que Winter no conocía esa parte de la historia. A parte que, el desagradable recuerdo de mi castigo por saltarme las reglas del Praetor acude con una velocidad pasmosa a mi mente, ayudando a frenar mi ataque.

Sea como sea, tras dicha afirmación, la cual no respondo más que con el gruñido, dejo de prestar atención a lo que me está diciendo, más concentrado en evitar que mi lobo tome el control envalentonado por la rabia que circula con fuerza por todas y cada uno de mis vasos sanguíneos, intentando que mi rostro adquiera una expresión de total indiferencia, cosa que logro en cuanto mis manos terminan de bajar la camiseta de forma brusca y agresiva. Pero ni aún así consigo que el jodido apellido vuelva a clavarse con violencia en mis oídos una segunda vez, e incluso que sienta cómo me clava una auténtica puñalada en el centro de mi alma al utilizar mi auténtico nombre, ese Einar Ó Coileáin tan conocido no solamente en Borđoy, mi isla natal, sino en todas las islas Feroe primero por mis dotes en la lucha libre de jovencito, y después por haber huido con mi madre, desapareciendo completamente del mapa a pesar de la exhaustiva búsqueda que llevaron a cabo los cabrones de mi padre y hermano. Un apellido que no dudé en cambiar, en borrar de mi vida, en cuanto estuve lejos, adoptando el de mi madre, el de mi familia materna, a quienes considero como realmente mi familia, mis raíces, mis ancestros.

La furibunda mirada con la que le miro contrasta ampliamente con la excitada mirada que él me dirige, puesto que seguramente se encuentra emocionado por haber dado con quien estaba buscando de forma tan fácil. Seguramente, de no haber mencionado el nombre de mi hermano, o de no haberme insultado de forma tan flagrante al utilizar mi nombre seguido del maldito apellido, no estaría tan cabreado como lo estoy ahora mismo, lanzándole esa mirada cargada de rabia, mientras mi respiración y mi corazón ya han comenzado una carrera desenfrenada preparándose para la cercana transformación, algo que mi lobo celebra aullando salvajemente en mi interior, animándome a dejarme llevar a arrancarle esa maldita lengua de su jodida garganta para que no pueda volver a llamarme de esa forma, uno de los peores insultos que podría haberme dicho.

Sintiendo por primera vez el peso de las monedas que cuelgan de la cadena dorada que siempre de mi cuello, refreno al instante el impulso de llevar una de mis manos hacia ellas al ser nombrada una por el castaño. - "¿Preguntas?... no tranquilo… más bien me has inspirado unas ganas terribles de comerme tu hígado crudo, caliente y sanguinolento” – estoy a punto de soltarle llevado por la rabia. - Gå bort! – le espeto sin embargo, en un tono frío, tras soltarle otro gruñido amenazador apretando fuertemente mis puños sin dejar de tensar todo mi cuerpo dispuesto a echarle a patadas de mi cuarto. - ¿Quieres dejar las cosas claras?, pues te voy a decir un par de cosas, Keilan – añado en un tono claramente cabreado, sintiendo que le debo al menos una respuesta por Winter, escupiendo su nombre más que diciéndolo - Te equivocas de persona. Yo nei tengo hermano, solo una hermana y mucho menos con ese apellido – continúo diciéndole con el mismo tono cabreado, incapaz claramente de pronunciar el apellido, puesto que solo la mera idea de hacerlo ya hace que note el sabor de la bilis en mi boca - así que debe ser otro Sørensen a quien buscas… y ahora fuera de aquí que tengo cosas que hacer – termino de decirle claramente cabreado, aunque controlándome gracias al respeto que siento por Winter, y al recuerdo nada agradable de mi encierro por parte de los ancianos del Praetor. Un encierro que me marcó demasiado y que está consiguiendo que me abstenga de reventarle la cara aquí mismo por muchas ganas que sienta ahora mismo.


Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen XKSU806
Instinkt er sterkere enn fornuft / El instinto es más fuerte que la razón:

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen DvrylMo
Einar Sørensen
Mensajes : 506

Reliquias : 1616

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Líder manada de Brooklyn

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Keilan Kadano el Vie Abr 10, 2020 7:38 pm

The Last Revelation
En busca de la corona perdida
Long Island: Base del Praetor Lupus (NYC) ─ Marzo, 2020 ─ Por la mañana
Soleado, brisa primaveral ─ Outfit ─ con Einar Sørensen y Finnick

Si bien con simplemente mencionar a la señorita White consiguió transmitirle cierta confianza, habiendo nombrado al supuesto hermano mayor ha infundido sensaciones completamente opuestas a las primeras. No esperaba que Einar recibiese de buen grato toda la información que le estuvo comunicando, aunque tampoco pudo imaginar semejante reacción. El cambio en la expresión de su rostro, la tensión repentina que adopta cada músculo de su cuerpo, junto con la alteración en su tono de voz, denotan enfado y clara molestia con respecto al tema abordado, algo que en ningún momento pretendió causarle. Sin embargo, Keilan no pierde la oportunidad de encajar la actitud ajena como una forma de demostrarle cuán de importante es todo esto para él y, por lo tanto, confesarle que en realidad sí es la persona a la que está buscando.

- Oh, disculpa, olvida todo lo que te he contado. Seguiré buscando otras personas que se llamen como tú, se apelliden como tú, y también lleven colgada de su cuello una moneda como la que estoy buscando -comenta con cierta ironía, borrando al fin esa sonrisa natural que tanto lo caracteriza y sustituyéndola por una expresión un tanto más seria-. Ha sido un placer, le daré recuerdos a Winter de tu parte -y sin mediar más palabra, da media vuelta y se dirige hacia la misma puerta por la que entró.

Por el momento, no espera a que el contrario lo siga ni le impida salir, así que abre la puerta y pronto su imagen se pierde en el corredor. Como buen caballero inglés, no se olvida de cerrarla a su espalda y, una vez hecho esto, se encamina hacia el vestíbulo principal, valorando cual será su siguiente movimiento. Desde luego que no se marchará de Long Island hasta haber alcanzado su objetivo, pero si es tiempo y espacio lo que necesita Sørensen para gestionar tal cantidad de información, eso mismo es lo que piensa ofrecerle. Entretanto, quizá pueda pasar el rato con algún otro licántropo, buscar algo de comida en la cocina y en el comedor, o bien dar un paseo por los jardines. Quizá sea este último el mejor plan, así que va en busca el primer panel donde esté indicada la dirección que pretende tomar.

- ¡Keilan! ¿Encontraste a Einar? -lo reclama ese mismo varón que lo recibió nada más llegar, alcanzando su posición rápidamente-. Si no es mucho preguntar, ¿qué te ha traído hasta él?

- Verás, al parecer me confundí, y no era a él a quien iba buscando. Por un momento pensé que al fin habría conseguido lo que tanto tiempo me ha tenido en vilo, pero supongo que tendré que seguir con mi búsqueda -le comenta con clara decepción, buscando inspirarle entre lástima y simpatía, así se ofrezca a echarle una mano-. ¿Por casualidad no conocerás algún otro “Einar Sørensen”? Según tengo entendido, debería tener una hermana menor… Jannike, si no recuerdo mal. Verás, me reuní hace un tiempo con el hermano de éste, fue él quien me dio todas estas referencias.

- ¿Estás seguro de la confusión? Creo, y discúlpame si me equivoco, que nuestro Einar visita muy a menudo a una mujer, no sé si será su hermana o su pareja. Nunca he oído hablar, por eso, de que tenga un hermano mayor, pero perfectamente podría haber omitido esa información. ¿Por qué no vuelves a buscarlo, y le cuentas todo esto? -parece genuinamente preocupado por el asunto, por lo que Keilan no estaría aprovechándose de su amabilidad si decidiera contar con su ayuda.

- Ya lo hice, pero prácticamente me echó a patadas de la habitación… -lo mira directamente a los ojos, con expresión cansada y mínimamente lastimera.

- Joder con el noruego, menudas pulgas… Está bien, iré a buscarlo, tú espera aquí afuera. Quizá le venga bien tomar un poco de aire para calmar su mal genio -y sin más dilación, el buen hombre se encamina hacia la habitación de la que el cazarrecompensas había sido despedido.

Pronto se planta frente a la puerta, y no se lo piensa dos veces antes de dar un par de golpes sobre la lámina de madera.

- Einar, tío, soy Finnick. Traigo noticias frescas, sobre algo que te va a gustar -rebusca en sus bolsillos, y es que el tipo no miente. Se desvió ligeramente del camino para pasar por la cocina y recoger algo que sabe le gusta a su compañero-. Es regaliz, recién recogido de los bosques. No querrás quedarte sin el tuyo, ¿cierto?

Fotografía de Finnick:

También es de procedencia inglesa, aunque han pasado varios años desde que se mudó a la base neoyorquina del Praetor Lupus.


Keilan Kadano
Mensajes : 61

Reliquias : 541

Temas : 6/.

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10398-keilan-kadano-ficha-de-personaje-terminada#91473https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10404-keilan-kadano-relaciones#91524https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10400-keilan-kadano-cronologia#91495
Hijo/a de
la Luna

Keilan Kadano
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Abr 12, 2020 5:41 pm

Færøyske Kroner
→ Marzo, 2020 → Sede del Praetor Lupus → Mañana fresca, despejado  → Luna Menguante

Ironía, lo último que me faltaba escuchar de ese hombre ya, porque puedo escuchar claramente como me responde con ese tonito que tanto suelo utilizar yo cuando quiero tocarle las narices a alguien y, ser a quien se las toquen con la misma jugada como que no me está gustando lo más mínimo, por lo que, en vez de relajarme ligeramente me pongo más tenso todavía, comenzando a brotar de mis labios un amenazador gruñido continuo que nada tiene que envidiar con al de un auténtico perro rabioso.

Por suerte el chico es más inteligente de lo que creía, puesto que, tras una despedida jodidamente e inglesamente educada se encamina con paso tranquilo y relajado hacia la puerta, a pesar de que ya no luce la sonrisa excitada que presentaba cuando se presentó en mi cuarto hace escasos minutos.

- "Bien reza eso de que siempre hay algún hijo de puta dispuesto a joderte el día” – pienso completamente cabreado tras ver y oír cómo se cierra finalmente la puerta, sintiendo cómo la rabia sigue creciendo en mi interior de igual forma que lo que había comenzado con un agradable día lleno de buenos e interesantes recuerdos se había tornado un día de mierda con los fantasmas del pasado danzando libremente por mi cabeza. Sabiendo que la rabia sólo bajará cuando la descargue, cuando me desfogue y la libere privando a mi lobo de la energía para lograr escaparse de donde lo tengo bien encerrado, me planteo seriamente comenzar a destrozar el escaso mobiliario que se encuentra en la habitación. Acto este que me conllevaría otra amigable charla con los dirigentes del Praetor y, seguramente, otra reprimenda más dura por parte de Scarlett con quien había pasado una entretenida velada la noche anterior, sobretodo partiéndome la caja cada vez que su cachorrilla soltaba eso de patear culos de una forma tan natural ante la mirada estupefacta y algo abochornada de su madre.

Y es el recuerdo de la cena y posterior charla con la licántropo lo que consigue comenzar a amainar la tormenta que se había gestado en mi interior, salvando así los muebles de un estallido de cólera completamente destructivo. Por eso decido quitarme la ropa nuevamente y meterme de cabeza en la ducha abriendo el grifo del agua fría para meterme bajo el gélido chorro con la esperanza de templar mis alterados ánimos.

De siempre me ha relajado el agua fría, quizás mucho tenga que ver el hecho de haberme criado en una isla en medio del atlántico norte, a medio camino entre Noruega e Islandia, en donde el agua del mar poco o nada invitaba a bañarse, algo que no nos detenía en verano. En cuanto siento la fría agua comenzar a recorrer mi excesivamente cálido cuerpo noto cómo mis ánimos se van relajando. Al bajar mi mirada para permitir que el agua recorra libremente mi nuca y espalda, mi clara mirada se encuentra con las monedas que cuelgan de la reluciente cadena dorada. Dos monedas, una corona noruega que me regaló mi difunto abuelo materno cuando nací, para que recordara siempre mis orígenes, mi ascendencia noruega a pesar de no haber nacido en la patria materna. Y una corona feroesa, una antigua corona del país en el que nací y crecí, de esa nueva patria propia y que había encontrando durante una excursión del colegio a la zona arqueológica de Íslendingatoftir, junto a otras semienterradas lejos del antiguo asentamiento propiamente dicho. Sin pensar mucho, dejando que el agradable frescor del agua recorra mi desnuda piel, elevo la moneda feroesa a la altura de mis ojos para poder contemplarla mejor, sin dejar de sentir una punzada de dolor al recordar que junto a ellas colgaba mi anillo de bodas, aquel que Volkova usó sin mi permiso para que pudiera despedirme del fantasma de mi esposa. - "¿Tan importante eres?” – le pregunto mentalmente a la moneda mientras la giro entre mis dedos, comprobando que no me parece muy diferente de aquellas que se encuentran en circulación o en museos, aunque sí notando lo que parecen ser unas pequeñas muescas que, con mucha imaginación, podrían asemejarse a las antiguas runas nórdicas. - "Tesoros perdidos… ¡tonterías!” – pienso finalmente, negando con la cabeza y soltando la moneda que golpea contra mi húmedo pecho produciendo un sonido metálico amortiguado al chocar contra la otra, empiezo a enjabonarme la cabeza, aprovechando para darme la ducha que la incómoda visita me impidió darme a su debido tiempo.

Tras la relajante ducha fría, la cual consigue apaciguar bastante mis ánimos, me dispongo a vestirme nuevamente, con ropa limpia esta vez, antes de dirigirme hacia la cocina en donde espero poder llenar el estómago con algo de comida. Un estómago que no tarda en protestar sonoramente con el simple hecho de haber pensado en comer, eso unido a un agradable olor que impregna mis fosas nasales y que hace que cierre los ojos e inspire con fuerza, deleitándome en el dulzor que desprende y ya comenzando a saborearlo en mi boca. - "Regaliiiiiz…” – pienso al más puro estilo Homer Simpson, abriendo los ojos y notando ya mi boca salivando como un jodido perro de Pavlov cuando la voz de Finnick me llega clara desde fuera de la habitación y tras el sonido de la puerta al ser golpeada nuevamente. - Kommer! – le grito al momento, indicándole que salgo en seguida, algo que no tardo ni dos segundos en hacer abriendo la puerta de golpe y clavando mi mirada en el trozo de raíz del que procede ese olor tan exquisito y que tan loco me vuelve. - God morgen Finnick! – le saludo alegremente sin quitar ojo de la mano que sostiene el regaliz - ja que sabes como dar los buenos días… nei como otros… – añado mientras le arrebato el trozo de raíz de la mano y me lo llevo a la boca, atrapándolo entre mis labios y lanzando un gruñido de placer al notar su sabor comenzar a inundar mis papilas gustativas, rodeándole por los hombros con mi otro brazo para encaminarnos hacia la cocina, con un humor repentinamente mucho más alegre y relajado.


Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen XKSU806
Instinkt er sterkere enn fornuft / El instinto es más fuerte que la razón:

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen DvrylMo
Einar Sørensen
Mensajes : 506

Reliquias : 1616

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Líder manada de Brooklyn

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Keilan Kadano el Mar Abr 14, 2020 7:05 pm

The Last Revelation
En busca de la corona perdida
Long Island: Base del Praetor Lupus (NYC) ─ Marzo, 2020 ─ Por la mañana
Soleado, brisa primaveral ─ Outfit ─ con Einar Sørensen y Finnick

Finnick está de suerte al ser recibido por Einar en su actual estado de humor, y no en ese otro con el que despidió al joven inglés. Conoce suficiente al mayor como para saber que dejándole un tiempo prudencial para gestionar su propio temperamento, y además llevándole algo que tanto le gusta, como es el caso del regaliz, pueden lograrse verdaderos milagros sobre la actitud del noruego. Si bien no domina tanto su idioma, como sí es el caso de Keilan, se basta de lo que ha aprendido a partir de sus expresiones más habituales, y del contexto en el que las utiliza, para comprender el significado de todo lo que va comunicándole a raíz de que haya picado a su puerta.

- God morgen Einar! -le saluda igual de efusivo, acercándole la ramita de regaliz para que se la quede. El contrario no tarda en tomarla para llevársela directamente a la boca. Por su expresión, y por la forma que tiene de rodearlo por los hombros, se sobreentiende que está dispuesto a seguirlo allá donde pueda encontrar más de ese manjar que tanto adora-. Vayamos a la cocina, allí podrás conseguir más, glotón. ¿Te parece bien si después de eso vamos a dar un paseo por los jardines? Hace un día espléndido, sería una verdadera lástima desaprovecharlo… Aunque si tienes otros planes, no pasa nada, puedo buscarme otro acompañante, tranquilo -le sugiere, conforme van avanzando en su camino hacia esa otra parte del enorme complejo que sirve de hogar a tantas personas de su misma raza, a pesar de no estar dispuesto a abandonarlo hasta haberse reunido con Keilan.

Por el camino se cruzan a algún que otro compañero, a quienes Finnick saluda con esa educación suya tan característica. Acostumbra a caer bien a la gente que lo conoce, ya que siempre procura presentarse con simpatía y jovialidad. Desprende una gran naturalidad, en ningún caso se le relaciona con la falsedad o la frivolidad, pues nunca ha requerido de estas características, e incluso las considera condenables. Sin embargo, tiene sus excepciones, como por ejemplo es el caso de Keilan, a quien ama a pesar de que no suela mostrarse tal y como es de buenas a primeras. A este último sí le resulta esencial mostrar mil y una facetas, en función de con quién se encuentre y lo que pretenda obtener o causarle. Finnick, por suerte, ha tenido la oportunidad de conocerlo más allá de los papeles que suele interpretar, pues cuando lo encontró por primera vez no había desarrollado todavía esta habilidad. Por tanto, comprende que Einar se haya podido sentir molesto con su comportamiento, aunque a su vez se pregunta qué tema debieron abordar para que perdiera los estribos con semejante facilidad.

- ¡Al fin llegamos! Espérame aquí, que ahora vuelvo -no tarda en adentrarse en la cocina para recoger unas pocas ramitas más, y aunque el personal de fogones no parece estar demasiado de acuerdo con ello, tampoco se lo impiden. Pronto sale, y entrega la mitad del regaliz a Einar, no para que lo devore de una, sino para que guarde unos pocos-. Ahora salgamos, me apetece tomar un poco de aire fresco, y quiero que conozcas a alguien.

Como era de esperar, el día continúa igual de espléndido que antes, con tan solo un par de nubes cruzando los cielos y unos intensos de sol templando el entorno. Además, corre una agradable brisa primaveral que torna más apetecible ese paseo propuesto por el menor de los dos. Transcurren aproximadamente cinco minutos hasta que, en la lejanía, atisba la silueta de ese otro individuo al que, sin que el noruego lo sepa, lleva buscando desde que pusieron un pie en el exterior del edificio.

- ¡Ahí está! Ven conmigo, Einar. Voy presentarte a un viejo amigo -estira de su muñeca para que lo siga, hasta haber alcanzado la posición del otro licántropo, quien los recibe con una leve sonrisa-. Es Keilan, a quien conocí en sus primeros estadios de lobo, cuando todavía residía en la base inglesa del Praetor. Ya os conocéis, ¿cierto? -y sin más, se hace a un lado para dejarlos dialogar, cruzando los dedos porque la situación no se desmadre, y esta vez Einar esté dispuesto mantener una cordial conversación con su amigo.


Keilan Kadano
Mensajes : 61

Reliquias : 541

Temas : 6/.

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10398-keilan-kadano-ficha-de-personaje-terminada#91473https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10404-keilan-kadano-relaciones#91524https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10400-keilan-kadano-cronologia#91495
Hijo/a de
la Luna

Keilan Kadano
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Einar Sørensen el Vie Abr 17, 2020 11:54 pm

Færøyske Kroner
→ Marzo, 2020 → Sede del Praetor Lupus → Mañana fresca, despejado  → Luna Menguante

Finnick me caía bien la verdad. No es que hubiera tenido la suerte de hacer equipo con él en las misiones del Praetor, pero el chico siempre parecía estar de buen humor, de esas personas que rara vez las ves tristes o de mal humor, como si siempre fueran capaces de encontrar el lado positivo de las cosas por muy mal que estuviera todo. Además que es de los pocos pretorianos que tiene la decencia de soltarme alguna que otra palabra en mi idioma natal, algo que supongo que ya me inclina a sentir cierta simpatía por el chico. Y claro, después de haber tenido un encuentro nada agradable con un tipejo que ha osado remover y tocar temas que no debía, que te den los buenos días en tu propio idioma y te obsequien con un buen trozo de regaliz, pues como que eso te hace olvidar de las tonterías previas.

- ¿La cocina?, ¡Pues claro!, estoy con un hambre que me comería un buey entero – le comento en cuanto me dice de ir hacia la cocina común, comenzando a caminar a su lado sin quitar mi brazo de sus hombros, una muestra de la camaradería que siento hacia el chico - Nei, no tengo más planes, de momento – continúo diciéndole mientras avanzamos por el pasillo - Aunque… si tan buen día hace y tantas ganas tienes de pasear, ¿por qué no vamos a correr al bosque? – termino de decirle ante la sorprendente invitación de ir a pasear, algo extraño y que no me esperaba, puesto que no es muy normal que nadie me invite a pasear por los jardines. Claro que, la idea de transformarnos y disfrutar de un agradable paseo por el bosque siempre me ha gustado.

De camino a la cocina Finnick no deja de saludar a todo el mundo con su característica alegría, algo que contrasta claramente con mis gruñidos a modo de saludo, aunque también son una característica tan mía como la simpatía del moreno. A parte que, me estoy centrando más en disfrutar del regaliz que de las relaciones sociales, aunque ello no evita que no pueda ver miradas curiosas de otros de los habitantes del Praetor al verme tan tranquilo y en actitud tan cercana y amigable con otro licántropo, sobretodo porque siempre me he presentado taciturno y poco amigable, demasiado centrado en el pasado, en el dolor y en la rabia que en seguir viviendo, en disfrutar de aquellos pequeños placeres de la vida, como un simple trozo de regaliz. Placeres estos que son los que realmente te llenan de felicidad.

Retirando el brazo de los hombros del chico, me quedo en el comedor mientras se dirige a la cocina, aprovechando para acercarme a la mesa en la que aún quedan restos del desayuno que se sirvió seguramente hace ya rato. Sin tomar asiento siquiera me llevo a la boca un buen pedazo de pan y unas cantas tiras de beicon, demasiado hechas para mi gusto, pero que me saben a gloria de lo crujientes que están, saciando así al protestón de mi estomago.

Aun con la boca llena, veo salir a Finnick portando más regaliz en su mano, lo cual lo convierte en una especie de deidad benevolente a mis ojos, los cuales quedan clavados en el regaliz y, de no ser porque me entrega voluntariamente la mitad de lo que trae, estoy seguro que no habría dudado ni un instante en arrebatárselo de las manos. Agarrando un cartón de leche descuidado sobre la mesa, asiento con la cabeza aceptando su invitación de salir fuera antes de dar buena cuenta de la leche que quedaba en su interior. - Entonces, ¿quieres que conozca a alguien eh? – le pregunto curioso dejando el tetrabrick vacío sobre la mesa - ¿Alguna loba te ha robado el corazón, pillín? – añado dándole un codazo amistoso en las costillas antes de salir con él del comedor principal.

En cuanto salimos a la escalinata principal del edificio, mi rostro recibe con gran alegría el frescor de la brisa y la cálida caricia de un sol primaveral que pronto ganará en fuerza según se acerque el verano, convirtiéndose en esa jodida bola abrasadora que tan poco me gusta. Pero hoy hace un buen día, como bien me comentó Finnick y, ahora que ya sé que su insistencia en que saliéramos a los jardines era para que conociera a alguien, solo me queda preguntarme en quién será y porqué justamente quiere presentármela a mi.

Llevando otro trozo de regaliz a mis boca, empezando a juguetear con él entre mis labios voy siguiendo al joven por los jardines, llevado por la curiosidad y en silencio, aprovechando también para disfrutar de la agradable temperatura y, sobretodo, del agradable sabor del regaliz. Finalmente parece que Finnick ha encontrado a quien quiere presentarme, pues, después de unos minutos señala en dirección a una figura que se yergue a bastantes metros por delante nuestro, una figura que atrae mi atención al instante, una figura que desprende un olor, ligeramente apreciable desde donde nos encontramos, pero lo suficientemente como para que lo reconozca enseguida. - "No me jodas….” – pienso inmediatamente al reconocer ese olor a rosas rojas, té y césped inglés, provocando que mi expresión se tuerza al instante y un gruñido brote de mis labios agriando el sabor del regaliz en mi boca al saber que se trata del tal Keilan que tan oportunamente me jodió la mañana antes.

Por un segundo estoy a punto de dar un fuerte tirón con mi brazo para liberarme del agarre que ejerce el chico sobre mi muñeca - "Venga Einar… que es Finnick, y te ha traído regaliz… no seas tan borde capullo” – me sorprendo a mi mismo diciéndome algo que me indica claramente que mi carácter ha dado un cambio para mejor desde los últimos acontecimientos en mi vida, puesto que de haber pasado esto hace escasos meses habría estallado en cólera sin importarme una mierda estar en el Praetor o en cualquier otro lugar.

Con un gruñido a modo de respuesta a su afirmación de que ya nos conocemos no tardo en cruzarme de brazos, colocándolos sobre mi pecho, adoptando una actitud agresiva la cual dejo entrever por todo mi lenguaje corporal y no solamente por la posición de mis brazos, pues todo mi cuerpo se tensa inmediatamente e incluso me veo obligado a apretar los labios para evitar que el trozo que sobresale de regaliz caiga al suelo la haber sido cortado cuando he apretado las mandíbulas, clavando mi clara mirada en el rostro sonriente del inglés mientras espero a ver qué coño me dice ahora.


Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen XKSU806
Instinkt er sterkere enn fornuft / El instinto es más fuerte que la razón:

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen DvrylMo
Einar Sørensen
Mensajes : 506

Reliquias : 1616

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Líder manada de Brooklyn

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Keilan Kadano el Lun Abr 20, 2020 8:40 pm

The Last Revelation
En busca de la corona perdida
Long Island: Base del Praetor Lupus (NYC) ─ Marzo, 2020 ─ Por la mañana
Soleado, brisa primaveral ─ Outfit ─ con Einar Sørensen y Finnick

Finnick hubo logrado su objetivo más fácilmente de lo que Keilan hubiera imaginado, y es que apenas estuvo quince minutos esperando ahí fuera, cuando de nuevo encontraba a escasos metros de distancia ese par de rostros familiares: uno de ellos con esa sonrisa de oreja a oreja que tanto lo caracteriza, el otro… Como era de esperar, a Einar no le hace gracia ninguna volver a toparse con el forastero, y de nuevo vuelve a esbozar esa expresión de molestia. El licántropo deja escapar un suspiro con medida pesadez, pues el mayor de los tres parece realmente tozudo, o más bien reticente a remover ciertos aspectos de un pasado que, desgraciadamente, resulta de gran interés para el cazarrecompensas.

- Efectivamente, Finnick… -a su vez le dedica una expresión de agradecimiento, pues de ninguna otra manera hubiese conseguido esta segunda oportunidad. Ahora que ya es consciente de su fuerte carácter, y de los errores cometidos anteriormente, cuando lo abordó en su habitación, se siente preparado para gestionar la interacción-. Verás, Einar, yo sólo quería comunicarte mis más sinceras disculpas, ya que no creo haberlo hecho como es debido cuando abandoné tu cuarto. Estaba demasiado excitado por haber encontrado lo que andaba buscando después de tanto tiempo de búsqueda, y al chocar con un muro tan firme no tuve la mejor de las reacciones. No pretendía ofenderte ni molestarte, yo sólo… -traga su propia saliva, consciente de que está adentrándose en temas que, quizá al noruego le importen poco, mas para él resultan de especial significación. Su afectación es perceptible a través de una voz que poco a poco va quebrándose-. Mi padre estuvo en busca de esa dichosa moneda que cuelga de tu cuello, y también contactó con tu herm-… Con Tobias. Guardaba la esperanza de poder concluir una investigación que dejó a medias por motivos no demasiado claros, y así arrojar algo más de luz sobre su muerte -llegados a este punto, no le quedaba más remedio que narrar su propia historia, por mucho que le pese compartirla a la ligera, además de tampoco haber recibido el mas cordial de los tratos, precisamente, a través del cual pudiera estar seguro sobre la efectividad de semejante decisión.

- Los medios de comunicación difundieron la noticia sobre el suicidio de Richard J. Kadano durante su última expedición, y pronto el caso quedó archivado. Keilan no cree que dicha fuera la verdad sobre su fallecimiento, así que lleva desde entonces buscando respuestas que apoyen su hipótesis -interviene Finnick con una necesaria aclaración, manteniendo ahora un semblante mucho más serio, pues comprende que están tratando un tema de vital significado para su amigo y, por lo tanto, procura no restarle importancia.

- Te aseguro que, si tuviera otra opción apostaría por ésta, y ahora mismo no estaría aquí molestándote más si cabe. Pero créeme, tú y esa moneda sois la única pista que me queda para resolver este misterio o, de lo contrario, tendré que darlo por cerrado tirando por la borda todo mi esfuerzo… -finalmente, da por finalizada su disculpa, junto con lo que podría ser un escueto resumen de sus últimos años. Realmente espera haber conseguido el interés de Einar durante estos minutos que ha durado. Si él decida ofrecerle su ayuda, o bien terminar de alejarlo, se trata de una señal que deberá esperar a recibir de su parte, ya que ha estado demasiado focalizado en organizar su discurso como para haber prestado atención a cada mísero detalle en las reacciones ajenas.


Keilan Kadano
Mensajes : 61

Reliquias : 541

Temas : 6/.

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10398-keilan-kadano-ficha-de-personaje-terminada#91473https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10404-keilan-kadano-relaciones#91524https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10400-keilan-kadano-cronologia#91495
Hijo/a de
la Luna

Keilan Kadano
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Einar Sørensen el Sáb Abr 25, 2020 7:27 pm

Færøyske Kroner
→ Marzo, 2020 → Sede del Praetor Lupus → Mañana fresca, despejado  → Luna Menguante

Vale, seguramente me estaba comportando como una auténtico capullo, pero realmente el jodido lobo inglés había conseguido meter el dedo en la yaga de forma directa y sin rodeos y, Finnick, al igual que todos aquellos que me conocen, seguramente pensarían que ahora mismo soltaría uno de mis gruñidos y me largaría sin decir nada más, dejándolos tirados a pesar de la expresión conciliadora del rostro del lobo. Un rostro al que, de no haber estado con el buen humor que me encontraba, ya me habría encargado de sacudirle un buen par de puñetazos. - "Y sin embargo ahí estás, delante de quien te ha insultado llamándote con ese jodido apellido… ¿quién coño eres y dónde está el Einar Sørensen que conozco?... realmente el amor apollarda a todo el mundo…” – me recrimino mentalmente, sabiendo que este comportamiento no es el normal en mi.

En cuanto el lobo retoma la palabra, con esa elegancia tan asquerosamente inglesa, no puedo sino gruñir y entrecerrar mis ojos, bajando un poco el rostro, sin descruzar los brazos de mi pecho, dejando bien claro el cabreo, la molestia que siento. Pero según va explicándose, veo que su rostro parece acompañar a sus palabras, mostrando lo que creo interpretar como una disculpa, o el intento de la misma por lo que asiento momentáneamente con la cabeza sin dejar de mirarle fijamente, relajando ligeramente la seriedad de mi rostro. - "Pues macho, suerte que no querías molestarme… porque si lo hubieses querido ahora mismo uno de los dos no estaba presente en esta conversación…” – pienso, aprovechando que se detiene un poco de su explicación para soltar otro gruñido.

La verdad es que el tono nervioso que está utilizando me dice claramente que pretende evitar que se repita la situación anterior, algo que juega mucho a su favor. Por eso me mantengo quieto, callado, observándole y escuchándole, algo que ya lo puede considerar todo un mérito por su parte. Aunque el ligero desliz, que tiene antes de soltar el nombre de mi jodido hermano causa una rápida reacción en mi, soltando otro gruñido, esta vez de advertencia, así como que mi rostro se vuelva a crispar, lanzándole una mirada también de advertencia, puesto que ya le dejé bien claro que no me considero su hermano y, mucho menos, quiero saber nada que tenga que ver con él.

La voz de Finnick hace que gire mi rostro hacia él, encontrándome con que su siempre feliz y alegre rostro ahora muestra una seriedad pocas veces vista en él, lo que significa que sus palabras son importantes, que lo que está diciendo es serio, o al menos a él le importa lo suficiente como para explicármelo. - "¿Tan importante es para ti el tipejo este que te has arriesgado a traerme hasta él?” – pienso mientras le miro atentamente, dándome cuenta de que realmente forjaron una amistad fuerte en Inglaterra. Apartando mi mirada de él para volver a posarla sobre el rostro de su viejo amigo en cuanto éste vuelve a tomar la palabra.

En cuanto termina de hablar, de explicarse y, en cierta manera, de disculparse, de mis labios brota otro gruñido, este más corto, menos agresivo, pues el gruñido está más destinado a hacerle entender que acepto su explicación y que realmente estoy tomando en consideración sus palabras a un gruñido de protesta o de rabia. Pasando mi mirada por todo su cuerpo, mientras en mi cabeza se forman mil y una posibilidades, mil y una preguntas, dejo que pasen los minutos sin decir algo o realizar mayor gesto que ese repaso con mi mirada. Una mirada que, tras esos minutos, vuelve a buscar el contacto visual con el otro licántropo, con Finnick, quien parece realmente dispuesto a ayudarle a toda costa. Así, finalmente, vuelvo a mirar al inglés, apretando mis labios con fuerza, entrecerrando nuevamente mis ojos antes de asentir un par de veces con la cabeza, volviendo a adoptar una expresión más relajada, aunque para nada amigable, relajando también mis labios y volviendo a juguetear con el trozo de regaliz que, a pesar de la tensión, no ha caído de mis labios. - Bra…, empecemos de nuevo – comienzo a decirle en un tono frío - Ja, soy el Sørensen que buscas. O al menos tuve un hermano que se llamaba Tobias – continúo diciéndole, escupiendo más que diciendo el nombre de mi hermano - Y, ja, tengo un par de monedas colgadas al cuello, dos coronas, una noruega y otra feroesa… la pregunta es, ¿quién cojones te dijo lo de mi apellido? – le pregunto finalmente, confirmándole que realmente es a mi a quien busca, pero con la necesidad de saber cómo ha dado tan rápido con mi actual apellido, puesto que yo nunca le he dicho a nadie que me lo he cambiado. Detalle éste que quizás me comentara antes en mi cuarto, pero el cabreo al nombrar al bastardo de mi hermano fue de tal intensidad que, realmente, no recuerdo mucho de lo que me explicó.


Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen XKSU806
Instinkt er sterkere enn fornuft / El instinto es más fuerte que la razón:

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen DvrylMo
Einar Sørensen
Mensajes : 506

Reliquias : 1616

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Líder manada de Brooklyn

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Keilan Kadano el Jue Abr 30, 2020 7:04 pm

The Last Revelation
En busca de la corona perdida
Long Island: Base del Praetor Lupus (NYC) ─ Marzo, 2020 ─ Por la mañana
Soleado, brisa primaveral ─ Outfit ─ con Einar Sørensen y Finnick

Múltiples son los gruñidos que han alertado a Keilan a lo largo de su discurso, que lejos de amedrentarle, le han servido para saber hasta dónde pudiera llegar antes de agotar su paciencia de nuevo. Curiosa es la forma que tiene Einar de comunicarse, bastándose del tono con que utiliza cada uno de éstos para comunicar su estado. Mediante ese último, el cazarrecompensas logra discernir un ápice de aceptación por su parte, lo cual le hace sentir cierto alivio y le permite proseguir con un poco más de naturalidad. Aprovecha esos últimos instantes de silencio, que el noruego se toma para sopesar su siguiente intervención, para agradecer con una ligera sonrisa el apoyo que ha recibido de fiel compañero, quien se lo ha brindado de forma puramente altruista, acorde a su forma de ser. Finalmente, la expresión facial del tercero en discordia se torna más relajado, señal de que al fin ha logrado digerir lo acontecido. Sonríe con medida satisfacción al escucharlo designarse a sí mismo como la persona a la que está buscando, algo con lo que el inglés ya contaba, pero que resulta más evidente cuando él mismo lo admite.

- No fue sencillo dar contigo. Supongo que a mi padre le costó gran parte de su tiempo y esfuerzo reconstruir la historia de varias familias cuyas raíces fueran las mismas que las tuyas. Así pues, yo simplemente continué con un trabajo que él dejó a medias. Volví a contactar con alguna de las personas a las que él mismo hubo entrevistado en su momento, con el fin de que me aclarasen todas aquellas anotaciones que en un principio se me antojaron como un intrincado rompecabezas -detalla, al mismo tiempo que recuerda con precisión dichos apuntes, y extrae su teléfono móvil para mostrarle los archivos digitalizados correspondientes-. Lo más básico era elaborar un genograma para cada una de estas familias, informarse sobre la historia del lugar, sobre sus leyendas, e investigar a qué estirpe pertenecieran los individuos mencionados en éstas. Si mal no tengo entendido, varias personas poseyeron en algún momento una corona como la que cuelga de tu cuello, pero por unos motivos u otros, actualmente no tuve acceso a ellas -sigue relatándole, después de haberle entregado su propio aparato telefónico para que echase un vistazo a los archivos, y sin ningún tipo de prisa por recuperarlo. Finnick, que desconoce acerca de todo lo que su amigo está hablando, se limita a asentir continuadamente para demostrar su interés-. No eres el primero con el que me reúno, de entre todos los nombres que aparecen ahí. Como ya sabes, antes de ti, me cité con Tobias. Fue en parte gracias a él, y a la historia que me narró, cuando caí en la cuenta de que quizá hubieras adoptado tu apellido materno como primero cuando emigraste. Él no me ofreció demasiada información en cuanto mi objeto de interés, y encontraros a ti o a tu hermana parecía una tarea imposible, así que abandoné la búsqueda por un tiempo. Por eso mismo, en cuanto Winter mencionó tu nombre, sentí que debía aprovechar esta oportunidad o, de lo contrario, jamás conseguiría resolver el secreto del botín feroés -después de tan extensa explicación, en respuesta a la pregunta que el propio Einar le hubo planteado, se toma su debida pausa a esperas de que sea este último el que intervenga de nuevo.


Keilan Kadano
Mensajes : 61

Reliquias : 541

Temas : 6/.

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10398-keilan-kadano-ficha-de-personaje-terminada#91473https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10404-keilan-kadano-relaciones#91524https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10400-keilan-kadano-cronologia#91495
Hijo/a de
la Luna

Keilan Kadano
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Einar Sørensen el Vie Mayo 01, 2020 7:11 pm

Færøyske Kroner
→ Marzo, 2020 → Sede del Praetor Lupus → Mañana fresca, despejado  → Luna Menguante

Realmente de todo aquello hay varias cosas que me preocupan. Pero quizás, la principal de todas es la facilidad con la que parece que el inglés ha dado conmigo, algo que no me gusta pues, para ciertos viejos conocidos, por no decir amigos, yo estoy muerto. De hecho es ése el único motivo por el que supongo que no he tenido noticias de ellos desde que desaparecí de Moscú. De hecho, de no haber sido por los Hijos de Raziel que se encargaron de mandarme fuera de la ciudad tras los acontecimientos de aquella fatídica noche, no habrían tardado en dar conmigo y recordarme muy amablemente que nadie abandona la Bratvá con vida. Por eso he tenido que preguntarle directamente, pues sé que cualquier persona que me siguiera la pista la perdería en el incidente en mi residencia moscovita, en donde toda la familia murió por culpa de lo que parece ser un ajuste de cuentas entre mafias. Versión oficial esa que se extendió por toda la ciudad gracias a los cazadores, mientras que yo era exiliado a Siberia, para que aprendiera o muriera.

Por eso permanezco atento a lo que va diciendo, asintiendo de vez en cuando mientras paseo el trozo de regaliz de una parte de mi boca a la otra, dejando que la punta libre que sobresale por mis labios se pasee tranquilamente por ellos hasta que me ofrece su teléfono, el cual acepto llevado por la curiosidad, apartando mi mirada del lobo para centrarla en la pantalla de su terminal.

- "¡Ostia puta!” – no puedo dejar de exclamarme mentalmente al ver con mis propios ojos los documentos que tiene almacenados en la memoria de ese aparato. Unos documentos que son el fruto de un largo trabajo de investigación, de años de estudio, de búsqueda incesante, pues hay detalles de un montón de leyendas de las islas en las que me crie, de su historia, de los personajes más importantes. Ver aquellos documentos, aquellos apuntes, fotografías y notas periodísticas hacen que algo se remueva en mi interior, algo que permanecía dormido durante demasiado años, algo que lleva a que ladee ligeramente mi cabeza, a que pose mi  pulgar izquierdo sobre la pantalla del teléfono y, con dulzura, con mimo, acaricie una imagen de tantas que he visto, pero la única que ha conseguido que ese sentimiento cálido despierte en mi. Una foto de la pequeña población de Klaksvík, la ciudad que me vio nacer, crecer y que, ahora mismo, ha despertado ese sentimiento que no creí que sentiría jamás, la añoranza. Por primera vez en muchos años, en décadas para ser más exactos siento ésa punzada, ese anhelo por volver a ver la tierra donde viví hasta que hui con mi madre y hermana.

Apretando los labios, ahogando un gruñido, retiro mi pulgar de la pantalla, asintiendo con la cabeza nuevamente a las palabras del moreno. Encontrando entre varios más mi árbol genealógico, sintiendo como al nostalgia, la añoranza da paso a la rabia al ver escrito el nombre de mi padre, el de mi hermano, incluso el mío seguido por el maldito apellido con el que soy conocido en las islas, un apellido al que renuncié oficialmente en cuanto pude, tomando el de mi difunta madre con el cual soy conocido en el nuevo mundo. Un árbol genealógico en la que quedan bien diferenciadas las dos ramas de las que procedo, la rama noruega de mi familia materna, de aquella que considero realmente mi familia y la irlandesa, la paterna, de quien no quiero saber absolutamente nada.

Con un gruñido recibo el nombre de mi hermano de los labios de Kadano, apartando mi mirada de la pantalla unos segundos para centrarla en el lobo, dedicándole una mirada y una expresión llenas de curiosidad ante la historia que pudiera haberle contado el cabrón de mi hermano. - "¿Qué cojones te contó el puto bastardo ese?” – estoy tentado a preguntarle mientras le miro entrecerrando ligeramente los ojos - "No, no lo hagas. Está muerto, eso es lo único que importa, preguntar por eso sería darle una importancia que no merece” – pienso guardándome esa pregunta, volviendo a centrar la mirada en el teléfono dando con la imagen de un dibujo de una moneda, un dibujo que es el vivo retrato de una de las monedas que cuelga de mi cuello.

En cuanto termina de hablar, sin romper el silencio que se forma entre nosotros tres, acabo de ojear la información antes de entregarle el teléfono de vuelta. Apretando los labios nuevamente al volver a mirarle y gruñendo suavemente centro mi atención en él, metiendo finalmente el poco regaliz que queda en mi boca. - Winter ¿eh? – le comento mientras mastico el regaliz, mostrándome más relajado que antes. - ¿De qué la conoces y por qué le preguntaste por mi? – le pregunto, pues ésa curiosidad sí que puedo saciarla, antes de girarme hacia Finnick - Tranquilo Finn, que no le voy a partir la cara – le comento al otro lobo en un intento de que vea que realmente estoy dispuesto a dialogar con él - Si tienes que hacer algo, ve, que te lo devolveré de una pieza – añado dándole permiso a que elija si quedar o marcharse, pues por un lado no me hace mucha gracia que los subterráneos sepan de mi familia, pues llevo desde que llegué a la ciudad intentando mantener a mi familia alejada del mundo de las sombras, pero entiendo que el pretoriano no se fíe de dejarme a solas con su amigo, y más de la forma que le he tratado al principio, aunque estuviera más que justificado.


Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen XKSU806
Instinkt er sterkere enn fornuft / El instinto es más fuerte que la razón:

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen DvrylMo
Einar Sørensen
Mensajes : 506

Reliquias : 1616

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Líder manada de Brooklyn

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Keilan Kadano el Miér Mayo 06, 2020 1:50 pm

The Last Revelation
En busca de la corona perdida
Long Island: Base del Praetor Lupus (NYC) ─ Marzo, 2020 ─ Por la mañana
Soleado, brisa primaveral ─ Outfit ─ con Einar Sørensen y Finnick

Einar parece genuinamente interesado en todo el contenido que le es mostrado, lo cual tranquiliza al inglés, quien por unos instantes se toma la libertad de atender al otro de los presentes. Por la expresión en su rostro, deduce que no debe comprender demasiado sobre el tema que están tratando, aunque sí sobre la importancia de éste para Keilan. Quizá por eso mismo permanece de pie junto a ellos, mostrando incluso cierto interés en conocer más acerca de todo ello, algo de lo que no será privado a menos que él mismo así lo desee. Sin embargo, comprende que están tratando asuntos que quizá el mayor de los tres prefiera seguir manteniendo en secreto, así que, si alguien tuviera que solicitar cierta privacidad, en todo caso tendría que ser él. Vuelve a prestarle atención cuando percibe ese gesto con el que su teléfono móvil le es devuelto, el cual regresa a su bolsillo de inmediato.

- La señorita White solicitó mis servicios varios días atrás. Actualmente sigo trabajando para ella, aunque afortunadamente su encargo es compatible con los de otros clientes, y con mis propias investigaciones -aclara sin ningún tipo de tapujo, aunque manteniendo una clara discreción profesional sobre la naturaleza de los servicios solicitados por la vampiresa-. Fue mientras mantenía una conversación banal, no recuerdo si con la propia Winter o con su hermana menor, cuando mencionaron tu nombre, e inevitablemente mi curiosidad me llevó a preguntar sobre ti. Les relaté lo mínimo necesario para que me revelaran dónde pudiera encontrarte, y para entonces ya me conocían lo suficiente como para saber que no te traería ningún mal -o al menos, no lo haría conscientemente, pues los males pueden venir de forma inesperada, de las fuentes más insospechadas.

Ambos dirigen su atención hacia Finnick cuando recibe la discreta sugerencia de marcharse, si es que tuviera algo más importante que hacer. Keilan no insiste, aunque asiente con la cabeza para corresponder las palabras de Einar, gesto que acompaña con una sonrisa irónica al escuchar el comentario de este último, acerca del trato pacífico que mantendrá de ahora en adelante. Si llegaran a enzarzarse en una pelea, realmente no sabe quién de los dos se proclamaría vencedor, aunque confía lo suficiente en sus propias habilidades como para estar seguro de, como mínimo, lograr que entrase en razón. Visto que algo así no será ya necesario, su postura termina de relajarse y espera a contemplar la reacción de su amigo.

- De acuerdo. Entiendo que se trata de un tema delicado para ti, Einar, así que aceptaré tu invitación y os dejaré a solas -responde sin ningún tipo de molestia, incluso dándole un par de palmaditas amistosas en el hombro para corresponder lo afable de sus palabras. Estrecha la mano de Keilan a modo de despedida, y después de esto se aleja hasta haberlo perdido de vista al introducirse de vuelta en el edificio.

- ¿Te parece bien si proseguimos con esta conversación mientras damos un paseo? -lo cierto es que el sol luce demasiado hermoso y la brisa que acompaña al día es tan agradable, que realmente sería una lástima no aprovechar la jornada para disfrutar de los jardines o incluso de los bosques colindantes, si es que se les antojara-. Si quieres saber algo más acerca de cómo he llegado hasta aquí, de mis motivos, o de cómo he recabado toda esta información, es el momento.


Keilan Kadano
Mensajes : 61

Reliquias : 541

Temas : 6/.

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10398-keilan-kadano-ficha-de-personaje-terminada#91473https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10404-keilan-kadano-relaciones#91524https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10400-keilan-kadano-cronologia#91495
Hijo/a de
la Luna

Keilan Kadano
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Mayo 10, 2020 6:57 pm

Færøyske Kroner
→ Marzo, 2020 → Sede del Praetor Lupus → Mañana fresca, despejado  → Luna Menguante

En cuanto responde a la primera de mis preguntas no puedo dejar de soltar un gruñido ligeramente molesto. - "¿Así que Winter solicitó de tus servicios?” – pienso realmente extrañado pues no logro entender qué es lo que necesitará mi amiga del licántropo - "Anda que llamarla Señorita White… tiene cojones la cosa…” – continúo con mi propia conversación mental sintiendo que quizás ella está más acostumbrada a que la traten con un respeto y una pomposidad que me son totalmente ajenas y que me siento incapaz de hacer, pues para mi ella es mi amiga, una amiga con muchísimo glamour y dinero, pero mi amiga a fin de cuentas, que es lo que realmente me importa, el resto, son detalles sin importancia. Pero que haya pedido ayuda a otro licántropo, que le haya dado mis señas y ni tan siquiera me haya avisado al teléfono o por el anillo de comunicación eso me produce una sensación extraña, de desasosiego como si ella no me tuviera en tanta estima como yo a ella - "¡Alto Einar!, ¿Estás celoso?, ¡No jodas!, ¿estás celoso porque Winter no te ha querido pedir algo?, ¡Está sí que es buena!... como se entere seguro que te pega con un diario enrollado en el hocico por estúpido…” – me sorprendo al entender que ciertamente tengo un cierto sentimiento de incomprensión, de decepción por no haber sido el elegido por mi amiga, aunque sé perfectamente que si no me lo ha pedido es, simple y llanamente, porque no ha querido preocuparme o cargarme con más deber del que ya cargo.

Tras este pequeña divagación mental, en la que me sorprende ese atisbo de celos que he llegado a sentir, algo que nunca antes había experimentado, me centro nuevamente en las palabras del joven inglés. Unas palabras tan jodidamente educadas, elegantes como la forma de no desvelar ni una pizca de la naturaleza del encargo, algo que admiro y me asquea por igual, pues, quiera o no, esa forma de hablar es demasiado parecida a la que utilizaba el cabrón de mi padre cuando nos encontrábamos con alguien ajeno al núcleo familiar, mostrándose tan hipócritamente educado y cariñoso que aun a día de hoy siento ganas de vomitar al recordarlo. - Cath –, me atrevo a interrumpirle momentáneamente con el doble objetivo de recordarle el nombre de la pequeña de los White-Rosewood y de demostrarle que estoy atento a lo que me va contando, a pesar de no apartar mi clara mirada de su rostro en ningún momento y de asentir de vez en cuando a lo que va diciendo, pues realmente ha logrado captar mi atención a pesar del inicio accidentado de su aproximación primera.

Cuando termina de hablar suelto otro gruñido a modo de conformidad, pues sé perfectamente que ninguna de las hermanas me provocaría mal alguno conscientemente. Supongo que el hecho de haber estado presente durante la transformación de la pequeña, de haberle administrado su primera comida de su nueva dieta y de haber ayudado a su hermana ese mismo día ha conseguido que la pequeña sienta el mismo aprecio que la mayor hacia mi, algo que es mutuo, pues para mi, ambas forman parte de ese grupo de personas a las que puedo considerar familia independientemente de la existencia o no de lazo sanguíneo.

Aclarada la primera de mis dudas, esa de cómo había logrado encontrarme en la ciudad, algo que ahora tengo bien claro que no ha sido sino una jugada maestra de las jodidas nornas, queda el tema de Finnick, pues desde que he llegado a la ciudad siempre he luchado por mantener a mi familia mundana alejada de todo lo que tenga que ver con los subterráneos y, para ser sinceros, por muy bien que me caiga el chico, no me apetece que sepa más de mi vida fuera del Praetor de aquello que yo quiera contarle, e indudablemente, van a surgir nombres, recuerdos de un pasado que prefiero mantener alejado del mayor número de personas. Por eso, le agradezco con un gesto de la cabeza y un gruñido sus palabras y el respeto que me procesa al aceptar mi indirecta y marcharse para dejarnos a solas.

Una vez pierdo de vista al joven licántropo, vuelvo a centrar mi atención en el inglés, retomando una expresión más seria ahora que no está Finnick, queriéndole recordar que todavía es un extraño para mi, que no me fío mucho y sobretodo que es un extraño que conoce cosas de mi que no debería. - Vaya… eso a sonado a cita – le respondo irónico a su comentario sobre pasear mientras permito que una sonrisa socarrona aflore a mi serio rostro. - Si no fuera porque conozco tus motivos para buscarme, diría que has usado al pobre Finnick para que hiciera de celestino… – añado en el mismo tono irónico mientras sujeto mi muñeca diestra con mi siniestra para mantenerlas unidas en mi espalda, a la altura de mis riñones comenzando a encaminarme tranquilamente hacia la parte más cercana de los jardines que rodean la entrada de la base del Praetor. - Corrígeme si me equivoco – comienzo a decirle tras soltar otro de mis gruñidos en respuesta a su último comentario, a ese en el que me da carta blanca para hacerle cualquier pregunta que se me ocurra, una jugada ciertamente muy astuta para ganarse mi confianza, - Necesitas saber qué causo la muerte de tu padre – continúo hablando mientras elevo ligeramente mi rostro al cielo, cerrando los ojos unos instantes para disfrutar del agradable calor del sol primaveral sobre mi rostro. - Seguramente estuviste indagando y diste con algún rincón secreto, o alguna caja olvidada o algo así – bajo mi rostro y abro los ojos siguiendo con el paseo tranquilo y agradable por el jardín - Y ahí encontraste la información, claro que obviamente no estaría toda y te habrá costado tiempo, quizás años, me atrevería a decir, recabar más información y dar con las posibles personas que podrían ayudarte a saber qué es lo que estaba buscando tu padre y, sobretodo – detengo un momento mis pasos llegados a ese punto para girar mi rostro hacia él, sin haber desecho la unión de mis manos en mi espalda en ningún momento de la conversación - descubrir cómo murió exactamente, ikke sant? – termino de decirle mirándole fijamente.


Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen XKSU806
Instinkt er sterkere enn fornuft / El instinto es más fuerte que la razón:

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen DvrylMo
Einar Sørensen
Mensajes : 506

Reliquias : 1616

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Líder manada de Brooklyn

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Keilan Kadano el Vie Mayo 15, 2020 7:36 pm

The Last Revelation
En busca de la corona perdida
Long Island: Base del Praetor Lupus (NYC) ─ Marzo, 2020 ─ Por la mañana
Soleado, brisa primaveral ─ Outfit ─ con Einar Sørensen

Una vez Finnick los ha dejado solos, no tardan en iniciar el paseo sugerido por Keilan, quien deja escapar con disimulo una corta y leve carcajada al escuchar el término con el que se refiere a la propuesta. Aunque el atractivo del varón es destacable, sus intenciones distan mucho de las insinuadas de forma jocosa por este último, y tampoco se lanzaría a la piscina tan a la ligera, sin ni siquiera tener la menor idea de si pudiera ser correspondido o no. ¿Quién montaría una estrategia como la que ha seguido simplemente por amor? El simple hecho de siquiera imaginar semejante pérdida de tiempo se le antoja absurdo, aunque está seguro de que, lamentablemente, más de uno lo haría.

Iguala el paso del contrario, imitando su gesto de juntar las manos en la espalda, y manteniéndose junto a él mientras le comunica algunas deducciones que haya podido sacar a partir del largo discurso que le ha ofrecido hasta ahora. No anda para nada desencaminado, lo cual sorprende gratamente al más joven, quien sin duda alguna podría aprovecharse de sus dotes si decidiera proseguir junto a él en la investigación que los concierne. Si bien en un principio únicamente acudió a Einar en busca de la información que pudiera ofrecerle y de la corona feroesa cuyo paradero le fuera conocido, ahora no descarta la opción de formar equipo juntos. Sin embargo, es consciente de que para ser funcionales, primero deberían de superar esas barreras que, por el momento, siguen distanciándolos de forma sustancial.

- Effektivt1, las causas sobre la muerte de mi padre me parecieron extrañas desde el primer momento, de modo que en cuanto tuve la ocasión, registré de cabo a rabo la mansión hasta dar con varias cajas repletas de archivos y varios artefactos -entre los cuales se hallaba el diario cuyo contenido ha mostrado parcialmente al noruego, completado mediante sus propios descubrimientos y todo ello digitalizado para facilitar el transporte de los mismos-. Desconozco cuán directamente relacionado pueda estar este caso con su fallecimiento, pero sospecho que una sociedad para la que mi padre estuvo trabajando pueda estar detrás de ambos eventos, por lo que si a través de uno consigo arrojar algo de luz sobre ésta, consecuentemente lo estaré haciendo también sobre el otro. Por eso mismo, toda la información de la que dispongas y toda ayuda que estés dispuesto a ofrecerme es bienvenida, y sobre todo muy agradecida -culmina, esperando que, de una vez por todas, cambien el sujeto de la conversación para adentrarse en la historia que ha venido a conocer.

1. "Efectivamente" en noruego.


Keilan Kadano
Mensajes : 61

Reliquias : 541

Temas : 6/.

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10398-keilan-kadano-ficha-de-personaje-terminada#91473https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10404-keilan-kadano-relaciones#91524https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10400-keilan-kadano-cronologia#91495
Hijo/a de
la Luna

Keilan Kadano
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Einar Sørensen el Sáb Mayo 23, 2020 1:44 pm

Færøyske Kroner
→ Marzo, 2020 → Sede del Praetor Lupus → Mañana fresca, despejado  → Luna Menguante

He de reconocer que el inglés no iba tan mal desencaminado al proponerme dar un paseo por los jardines de la sede del Praetor. Realmente hace un día agradable, uno de esos días tan poco frecuentes en mis islas natales, en las que el cielo luce radiante y el sol calienta lo suficiente como para que sea agradable pero no como para agobiarme con un calor excesivo. Eso, unido a el estado de relajación en el que me encuentro, ayudan más que suficiente para que me muestre relajado y calmado. Bueno, tan relajado y calmado como pueda estar junto a un desconocido que conoce demasiados detalles de esa parte de mi vida que, ni me gusta recordar, ni quiero mezclar con el mundo de las sombras. Algo que me incomoda demasiado como para no tenerlo presente a cada paso que doy.

En silencio, permito al lobo que vaya hablando, dedicándome a mirar distraídamente los árboles y las plantas que empiezan a presentar el verdor claro tan típico de esta época del año, en la que la vida estalla con ganas en ese renacimiento tras el largo y frío invierno. De vez en cuando profiero algún suave gruñido, demostrándole que estoy atento a lo que dice, llevando inconscientemente una de mis manos a mi nariz en una ocasión, frotándomela con fuerza antes de volver a llevarla junto a su compañera, la cual no ha dejado de descansar tranquilamente sobre mis riñones.

- vent litt – le suelto llevando rápidamente mi mirada hacia su rostro - ¿Me estás diciendo que hay algún tipo de organización detrás de la muerte de tu padre? – no puedo evitar preguntarle curioso, pues, por lo que cuenta podría ser que su padre hubiera estado jugando con alguna de las múltiples organizaciones mafiosas mundiales. - Te refieres a que tu far fue tan estúp… inconsciente como para tener tratos con mafiosos? – añado en un tono realmente preocupado sin llegar a tratar de estúpido a su difunto padre puesto que no sé hasta qué punto estaban unidos y no quiero ofenderle - ¿No se tratará de la Bratvá? – sigo preguntándole, esta vez temiendo que la respuesta sea afirmativa, cosa que me pondría en un aprieto - Y lo que, para mi, es más importante. ¿Querías a tu far?, o mejor dicho, ¿hasta dónde estás dispuesto a llegar para descubrir la verdad por muy desagradable que sea? – no puedo dejar de preguntarle mirándole fijamente, buscando desentrañar la verdad que ocultan sus ojos y que pueden llegar a contradecir sus palabras, sabiendo que en el caso de que su padre fuera un mafioso descubrirá cosas de él que no le gustarán en absoluto. Aunque también una parte de mi necesita conocer el grado de unión existente entre padre e hijo para entender lo importante que será todo lo que le cuente, algo que me siento inclinado a explicarle siempre y cuando respete los temas tabú.



Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen XKSU806
Instinkt er sterkere enn fornuft / El instinto es más fuerte que la razón:

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen DvrylMo
Einar Sørensen
Mensajes : 506

Reliquias : 1616

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Líder manada de Brooklyn

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Keilan Kadano el Lun Jun 01, 2020 10:51 am

The Last Revelation
En busca de la corona perdida
Long Island: Base del Praetor Lupus (NYC) ─ Marzo, 2020 ─ Por la mañana
Soleado, brisa primaveral ─ Outfit ─ con Einar Sørensen

Sorprendentemente, y a juzgar por la primera impresión que le hubo generado el contrario a través de la primera interacción que tuvieron, la conversación transcurre ahora con más calma de la que Keilan hubiera esperado. Desde luego, más tarde agradecería como es debido la inestimable ayuda que su buen amigo Finnick le hubo prestado. Gracias a ello, se permite tomar algunas pausas a lo largo de su discurso, con tal de analizar las reacciones de su acompañante y al mismo tiempo disfrutar de tan agradable mañana. Una vez finalizado, centra su atención en el rostro ajeno, el cual contempla de reojo al mismo tiempo que su voz irrumpe entre el silencio que se hubo instalado entre ambos durante unos instantes. Parece sorprendido por la supuesta implicación de una sociedad secreta en el fallecimiento de Richard James Kadano, algo que no es de extrañar, no sólo por el hecho de que se asemeje a una de esas tantas tramas típicas de la ficción, sino también por el historial que pueda tener el noruego.

- Creo que ya he dejado claro hasta dónde estoy dispuesto a llegar, de lo contrario no hubiera dedicado tanto tiempo y esfuerzo en descubrir la verdad que se oculta tras su muerte -cuánto amara a su padre no es algo tan relevante como el hecho de pretender liberar a la humanidad de una supuesta amenaza cuyos límites desconoce-. Aunque en alguno de sus diarios menciona a la Bratvá, no creo que llegara a involucrarse en ninguno de sus asuntos. Llámalo mafia, o llámalo como quieras, pero sus métodos son igual de fraudulentos, sus acciones igual de reservadas, y su estructura igual de jerarquizada. Si lo mataron, es porque alguien por encima de él mandó ejecutarlo, lo cual me lleva a pensar que como mínimo dispone de tres niveles -tras haberse alejado varios metros del edificio principal, se detiene unos instantes y, ahora sí, dirige su mirada directamente hacia Einar-. He investigado a varias personas, posibles socios, y los resultados sugieren que las dimensiones de esta sociedad serían mayores de lo que me gustaría imaginar. Por eso mismo procuro proceder con cautela, sin llamar demasiado la atención, ya que podrían tener ojos en cualquier lado. Como podrás intuir, no busco el tesoro feroés por el hecho de ostentar su riqueza, sino para descubrir por qué se interesaron por él, y si es posible, conseguir algo más de información acerca de sus formas de proceder, y hasta dónde llegarían con tal de alcanzar su objetivo -vuelve a fijar su atención sobre la vieja corona feroesa que cuelga de su cuello, esa condenada moneda que tantos quebraderos de cabeza le está suponiendo. ¿Estará dispuesto a cedérsela para llevar a cabo su investigación? ¿Hasta qué punto estará dispuesto a involucrarse, y asumir los riesgos que ello supone? Para nada le parece que se trate de un cobarde, mas desconoce sus límites, algo que le gustaría explorar mínimamente antes de lanzarse a la aventura.


Keilan Kadano
Mensajes : 61

Reliquias : 541

Temas : 6/.

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10398-keilan-kadano-ficha-de-personaje-terminada#91473https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10404-keilan-kadano-relaciones#91524https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10400-keilan-kadano-cronologia#91495
Hijo/a de
la Luna

Keilan Kadano
está

Volver arriba Ir abajo

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen Empty Re: Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen

Mensaje— por Einar Sørensen Ayer a las 1:26 pm

Færøyske Kroner
→ Marzo, 2020 → Sede del Praetor Lupus → Mañana fresca, despejado  → Luna Menguante

Está claro que el inglés sabe lo que quiere y no se anda por las ramas, pues pronto me lo deja bien claro en su primera frase, aquella en la que afirma que ya me lo ha demostrado llegando a presentarse ante mi sin conocerme a penas y atreverse a abordarme de una forma tan directa, sin tapujos, sin tanteo previo, simplemente poniendo sobre la mesa las cartas y los motivos que le han llevado a buscarme. Esto es algo que me gusta, algo que admiro en la gente, en aquellas personas que no tienen problemas en exponer sus motivos de forma directa, sin intenciones ocultas, simplemente diciendo lo que quieren y porqué lo quieren de forma concisa.

Su respuesta negativa hacia el posible vínculo entre su fallecido padre y la mafia rusa genera un fuerte alivio en mi, pues, aunque sé que algún día tendré que rendir cuentas ante mis antiguos compañeros moscovitas, no me apetecería nada tener que encontrármelos justo ahora mismo, aquí, en este lugar. De hecho, de haberme contestado afirmativamente habría tenido que tomar medidas para asegurarme que no hay ninguno de ellos buscándome en la ciudad.

- "No vas para nada desencaminado…” – pienso tras escuchar su disertación sobre cómo cree que está jerarquizada la organización que ordenó la ejecución de su padre, puesto que he vivido durante demasiados años en ese mundo como para no saber que realmente fue ejecutado por alguna de las altas esferas que gobiernan, o, por aquellos que están justo un peldaño por debajo de los auténticos líderes, los cuales suelen mantenerse ocultos dejando a estos otros como sus cabezas de turco en caso de que algo llegue a suceder.

En silencio, manteniendo su profunda mirada con la mía, una mirada en la que puedo ver arder la llama de la pasión con fiereza muestra inequívoca de que siente verdadera pasión por lo que me está diciendo, me centro en sus palabras, lanzando un quedo gruñido al finalizar sin apartar mi mirada ni un solo segundo de la suya, la cual rompe el contacto directo de mi rostro para centrarlo en mi pecho, seguramente en la moneda que parece tener información vital para su búsqueda.

Tras su última palabra y dejar que el sonido de mi gruñido muera en el agradable frescor primaveral, inconscientemente, llevo mi diestra hacia la cadena de la cuelgan las monedas, diferenciando perfectamente la noruega de la feroesa por el agujero que presenta la segunda para empezar a acariciar la primera con cariño mientras dirijo mi mirada hacia los árboles que se extienden más allá de los límites del jardín.

Durante unos minutos permanezco acariciándola con ternura, mientras permanezco con la mirada perdida en el bosque dejando que los recuerdos de mi infancia y temprana juventud regresen a mi con fuerza, rememorando mi vida en las islas, en sus páramos, en sus ciénagas, en las extensión de hierva habitadas por las ovejas, símbolo inequívoco de aquellas islas. Y, como si invocada hubiera sido por la propia moneda en mi mente comienzan a resonar el sonido de los tambores, el sonido gutural de las voces antes de  las primeras estrofas de aquella vieja canción  - "Érase una vez en Gata, algo extraño sucedió, algo antes nunca visto. Un rugido, como el de una granizada, pero el cielo estaba despejado. Aullidos como los de un huracán y sin embargo los cabellos no se movían…” –  sin ser consciente de lo que hago, comienzo a tararear con la garganta el ritmo de la canción, permitiendo que el sonido gutural vaya en aumento hasta pronunciar perfectamente la última frase de la primera estrofa - Øll Gøta var paff… Øll Gøta var paff.. –. En cuanto pronuncio está última frase de mi garganta vuelve a brotar un gruñido mientras sacudo mi cabeza durante unos momentos en un intento por deshacer la bruma que parece haberse instalado en mi mente. - Está claro que tu far se acercó demasiado a algo que no querían que saliera a la luz o, simplemente, estaba en el momento equivocado en el lugar equivocado… – empiezo a decirle liberando la moneda de mi agarre para llevar mi mano a mi cinturón, en donde permito que mi pulgar se escurra por detrás de él - Y, por respeto a la familia, por lo que ello representa para nosotros, te contaré todo lo que necesites saber sobre las islas que me vieron nacer, solo dime exactamente que es lo que necesitas, qué información te falta y te la proporcionaré – le aseguro finalmente, volviendo a mirarle fijamente a los ojos para que vea que es verdad lo que digo, pues como licántropo entiendo los sentimientos que empujan a mi congénere a descubrir la verdad sobre la muerte de su padre.


Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen XKSU806
Instinkt er sterkere enn fornuft / El instinto es más fuerte que la razón:

Færøyske kroner, en busca de la corona perdida | E. Sørensen DvrylMo
Einar Sørensen
Mensajes : 506

Reliquias : 1616

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Líder manada de Brooklyn

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.