ғᴀᴄɪʟɪs ᴅᴇsᴄᴇɴsᴏs ᴀᴠᴇʀɴɪ―
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

20/05 ¡Atención, atención! ¡Hemos inaugurado la nueva sección de chismes del submundo! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Y no olvidéis que Las Moiras estarán encantadas de leer vuestros secretos…


18/05 ¡Atención, atención! ¿Has descubierto alguno de los sucios secretos de tu enemigo y quieres que se haga justicia? ¿Tu mejor amigo te ha robado la novia después de liarse contigo? ¿Tu exnovio vampiro se ha cenado a tu madre? Cuéntaselo a Las Moiras y ellas se encargarán de que lo sepa todo el submundo.


18/05 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/03 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a lo largo del día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos momentos!


16/02 ¡Atención, atención! Las subastas serán cerradas a las 11 p.m (hora española), así que ¡aprisa si queréis una cita!


02/01 El Staff de Facilis Descensus Averni os desea ¡FELIZ 2020! Estad atentos a las noticias estos días...


21 # 23
12
NEFILIMS
3
CONSEJO
9
HUMANOS
7
LICÁNTRO.
7
VAMPIROS
6
BRUJOS
0
HADAS
1
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas

Viejas heridas (Winter)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Viejas heridas (Winter) Empty Viejas heridas (Winter)

Mensaje— por Noa Cervantes el Dom Abr 26, 2020 9:51 pm

Viejas heridas
→ Viernes → 23:15 Hrs → Bar de licántropos  → Frio


La gran manzana, la ciudad que nunca duerme.

Con todos los viajes que había mantenido durante estos dos años por poco había olvidado lo que era pasear por las calles de esta gran urbe, ignoraba si era por todo lo que había vivido aquí o si era merito propio de NY, pero esta sensación que tenía encima no la encontraba en ningún otro lugar del mundo. Todo mundo iba por su lado, todos avanzaban en sus vidas de forma frenética sin detenerse ni preocuparse por aquellos que pasaban a su lado, daba una extraña sensación de encontrarte en soledad a pesar del mar de gente que había a tu alrededor, aunque claro, eso era en las calles principales.

Las pequeñas calles eran otro cuento.

Había regresado aquí después de la desaparición de mi empleador, una noche simplemente había decidido que tenía algo importante que hacer y me había dicho que regresara a casa, que él me contactaría, ha pasado una semana de eso y sin darme cuenta el deseo de regresar a Nueva York había crecido poco a poco, supongo que sin poder ir a Alacante, este era el único lugar al que podría llamar hogar ¿El problema? No me había ido en muy buenas condiciones.

Para empezar el Silver Eagle había cerrado tras mi partida y no sabía nada de mis antiguos empleados, todo había sido tan abrupto que no los culpaba si me guardaban algún rencor por dejarlos a la deriva de forma tan brusca. Pero no era eso lo que me mantenía ansiosa y paranoica, el verdadero rencor que lo hacía era el de la vampiresa que antes había considerado mi amiga. Tiempo atrás había sido la única persona a la que podía tenerle confianza pero una noche todo aquello se había roto de golpe. Aun recordaba sus palabras, el como había atacado a donde mas dolía, la forma de su rostro y como la rabia le desfiguraba de una forma que nunca antes había visto, el recuerdo de su colmillo asomando entre sus labios me helaba la sangre cada que lo recordaba y aún así me volvían a hervir las entrañas cuando escuchaba su vos una y otra vez despreciando a los Nefilim, culpándolos de aquellos que no merecían.

Pero no eran esas las palabras que mas dolían, las que me habían hecho aceptar el trabajo fuera de Nueva York eran las que había lanzado mientras yo me alejaba de nuestro encuentro:

“Desertáis y os quitáis las runas como si eso os fuera a convertir en uno de nosotros, cuando lo único que deberíais sentir es vergüenza por haber abandonado el único deber por el que fuisteis engendrados. “

Dolían y mucho, lo hacían porque sabía perfectamente que ella tenía razón, era una una cobarde, una sucia desertora que había fallado a su sangre, a sus ancestros, a su deber divino y eso me enfermaba. Solté una mueca de disgusto ante la corriente de mis pensamientos y sacudí la cabeza alejándolos de mi, de nada servía que me atormentará con ello, debía seguir adelante sin detenerme, es lo menos que podía hacer. Detuve mi andar frente a una puerta abierta de par en par, la calle en la que se encontraba era angosta y desierta, del otro lado de la puerta podía escuchar el leve murmullo de quienes hablaban de forma animada, sabía exactamente donde estaba y porque. Necesitaba un trago, de eso no había duda y, en mi necia necesidad de esconderme de la rubia había decidido ir a uno de los muchos bares de licántropos, después de todo, ningún vampiro normal entraría a un bar así por gusto propio.

Entre con paso decidido sin molestarme en las miradas curiosas sobre mi persona, podía sentir como mas de uno prestaba atención a mi persona, tratando de encontrar mi cara la cual mantenía oculta en una capucha negra, también mantenía mi figura escondida en la amplia sudadera negra que llevaba puesta, podía pasar tranquilamente por un chico mientras no me retirara la capucha. Así estaba bien, no quería mas atención de la ya obtenida sobre mi. Mientras caminé al extremo mas alejado y abandonado de la barra pude escuchar el cuchicheo entre los presentes, algunos lanzaban un par de palabras para seguir con sus asuntos, otros preguntaban a sus acompañantes si me habían visto antes y mas de uno había gruñido a mi paso, consientes de que no era uno de ellos, después de todo no olía a licántropo ¿Por qué razón una mundana normal entraría a un bar como ese a media noche? Dijeran lo que dijeran no los volteaba a ver, mientras menos atención les prestara mas rápido me dejarían en paz.

Me senté en silencio pidiendo un tequila al bartender cuando este se acercó a mi, podía ocultar mi silueta y mi rostro, pero mi vos no y por ello había hecho el pedido lo mas bajo posible aunque claro, los licántropos y otros subterráneos tenían sentidos aumentados, seguramente los mas cercanos a mi habrían podido escucharme sin problemas. Cuando el trago llegó mire el pequeño vaso por unos segundos para después levantarlo, ingiriendo de golpe el cristalino liquido en su interior, sentí el rasposo calor que recorría mi garganta hasta mi estomago, esta cosa estaba fuerte.

Otro, por favor – Dije, esta vez, alzando un poco mas la vos, haciéndola llegar al bartender que se encontraba del otro lado de la barra sirviendo una botella.


Noa Cervantes
Mensajes : 138

Reliquias : 209

Temas : 4/5


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9063-nora-cervanteshttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9094-registro-de-almas-condenadashttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9096-lo-que-el-tiempo-se-llevo#78940
Mundano/a, con La Visión

Noa Cervantes
está

Volver arriba Ir abajo

Viejas heridas (Winter) Empty Re: Viejas heridas (Winter)

Mensaje— por Winter J. White el Dom Mayo 03, 2020 1:04 am

Viejas heridas
→ Viernes → 23:15 Hrs → Bar de licántropos  → Frío →Atuendo de Win
Una ceja rubia se alzó hasta perderse en las hebras doradas de su flequillo mientras esbozaba una sonrisa sarcástica. Su mirada se encontró con Einar dos segundos hasta que ambos estallaron en carcajadas. - ¿Por qué os reís? ¡Es verdad!- Exclamó el lobo de cabello marrón con ambas manos alzadas en el más puro ademán de indignación. Preso de la risa, el puño del nórdico impactó contra la mesa varias veces, obligando al otro muchacho a levantar los botellines de cristal para que éstos no volcaran y la cerveza armara un desastre que seguro que acabaría en sus ropas. Winter se había apoyado en el hombro del que ya era como su hermano y trataba de secarse las lágrimas que empañaban su mirada zafiro.

- ¡¿Cómo iba a tratar de ligar mi hermana contigo?!- Exclamó la vampiresa con la voz amortiguada por la risa, tratando de mantener la poca compostura que le quedaba pero fallando estrepitosamente en el intento. - ¡Que te digo que sí! ¡Dijo que era mono!- Eso pareció avivar la cháchara del par de dos que volvieron  a carcajearse sin control. Estaba claro que esos dos sabían algo que Rigo no, eso seguro. - ¿Podéis decirme de que os reís? No, en serio me gustaría reírme yo también.- La última White inspiró con fuerza, no porque careciera de oxígeno, sino porque necesitaba serenarse. - Mi hermana, querido Rigo, tiene novia.- Puntualizó tomando la copa de vino rosado para darle un buen sorbo que refrescara su garganta, irritada de tanto reír. - ¡¿Queeeé?!- Einar por su parte no parecía querer cortarse y seguía divirtiéndose a costa de la expresión que esbozó el otro lobo.

- Voy a ir a pedir otra ronda.- Sacudió la copa vacía con algo que podía entenderse como decepción. - Así le da tiempo a Einar a calmarse. - Al menos no había ninguna tartaleta de jamón asado de por medio, porque estaba segura de que esa vez sí que se atragantaría. Tras robarle los botellines medio vacíos a Rigoberto se irguió en un rápido y grácil movimiento, encaminándose hacia la barra con los vestigios del alborozo aún curvando sus labios, sin ser consciente de que todo estaba por cambiar. A medio camino, un olor dulce golpeó sus fosas nasales haciéndola detenerse de golpe y alzar la nariz ligeramente, pues a pesar de que se le hacía una esencia terriblemente familiar, no lograba reconocerla. Lo que sí fue capaz de registrar en él fue la sagrada sangre del ángel.

En un pobre intento de descarriar el tren de sus pensamientos, sacudió la cabeza con tanta vehemencia que creyó haberse mareado. ¿O sería cosa del alcohol? Emprendió el paso nuevamente hasta que su destino se hizo tangible y pudo dejar las botellas y la copa en la encimera, justo al lado de un muchacho que por alguna razón prefería pasar por alto cualquier protocolo social y cubrirse la cara en un local cerrado. O eso pensó tres segundos antes de que aquel ente misterioso pidiera otro shoot. Winter abrió mucho los ojos decidiendo que definitivamente se había pasado con la bebida si los fantasmas de su pasado por fin la habían alcanzado. Pero no podía ser una ilusión creada por su cabeza cuando el camarero se acercó para rellenarle el vaso. O era real o ella tenía poderes que rivalizarían con los de Magnus Bane.

- ¡Winter!- Soltó el camarero, que ya la conocía a la rubia y a sus amigos. - ¿Otra ronda?- Obviamente, dicha rubia poca atención le prestaba al hombre pues se hallaba en un estado de conmoción digno de ser comparado con el del pobre desgraciado que acababa de presenciar cómo las puertas del infierno se abrían para dar paso a la espeluznante figura de Lucifer. Casi que en ese momento lo prefería, gracias. - N-no.- Respondió sin apartar sus ojos de la que había sido su mejor amiga. - Madre de dios.


Última edición por Winter J. White el Vie Mayo 15, 2020 6:35 pm, editado 1 vez


Viejas heridas (Winter) LUI146N

Her aura is made of poetry, roses, and galaxies:

Viejas heridas (Winter) Hiqpqne

Miss Americana and the Heartbreak Prince:

Viejas heridas (Winter) R8iLmD5

They say I did something bad. Then why's it feel so good?:



Gracias por esta maravilla, Flor Viejas heridas (Winter) 2028271667
Winter J. White
Mensajes : 1428

Reliquias : 2757

Temas : 6/12.


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Representante de los
Vampiros

Winter J. White
está

Volver arriba Ir abajo

Viejas heridas (Winter) Empty Re: Viejas heridas (Winter)

Mensaje— por Noa Cervantes el Dom Mayo 03, 2020 3:29 pm

Viejas heridas
→ Viernes → 23:15 Hrs → Bar de licántropos  → Frio


Pasada la impresión inicial y en vista de que yo no me movía de mi lugar, el bar regreso a lo que parecía su estado normal. Podía escuchar una o dos conversaciones en susurros pero la que mas destacaba era una conversación que se podía escuchar desde el otro lado del bar o, por lo menos, ligeros ecos de la conversación. No podía distinguir el tono de las voces ni palabras, pero sabia reconocer cuando alguien la estaba pasando bien en un bar.

Eché un ligero vistazo a lo largo de la barra y solté un pequeño suspiro, mis pensamientos comenzaron a girar en torno al Silver Eagle, no me había dado cuenta de que, en realidad, extrañaba el lugar, el trabajar en el, recibir a todos con los brazos abiertos sin importar su raza. A este punto no sabia si era el submundo o era yo quien necesitaba de ese lugar neutro donde pasar el tiempo sin ser juzgado por lo que corría en tus venas.

Alcé la mirada al bartender mientras él se acercaba, pero no era en mi en quien fijaba la atención, el sonido del cristal al ser puesto en la barra me tomó por sorpresa, no había escuchado los pasos de quien se acercaba, pero antes de que pudiera siquiera pensar en alguna explicación las palabras del hombre detrás de la barra me dieron una bofetada, mi cuerpo entero se puso tenso mientras el nombre de Winter flotaba a mi alrededor y el escuchar la vos de la rubia fue como si me remataran, sentía un vacío que quemaba dentro de mi pecho, puse ambas manos en la barra apretando con fuerza, tratando de tranquilizarme, estaba segura de que mi piel era blanca bajo los guantes a causa de la presión ejercida.

No estaba lista para este encuentro, sabía que tarde o temprano sucedería pero sencillamente no tenía la fuerza para encarar a la vampiresa, habían sido dos años escapando de lo sucedido aquella noche, dos años lamiendo las heridas que sus palabras habían dejado en mi alma y aquí estaba, a punto de temblar como si aquello hubiera sucedido el día de ayer. En un instante todas las conversaciones y las sesiones de entrenamiento con mi empleador me llegaron a la mente, podía escuchar claramente su vos en mi cabeza diciéndome como serenarme, como guardar la apariencias. Respire hondo y guarde el aire un par de segundos para dejarlo salir en un ligero suspiro, uno que seguramente la chica a mi lado escucharía.

Con una lentitud que otros interpretaría como teatral pero que salía de mi inestabilidad emocional alcé las manos a mi capucha y la retiré, mechones de cabello castaño claro se desparramaron por mi espalda y hombros, podía oler la esencia de mi shampoo rodearme ligeramente, era lo mas cercano que tenía a usar perfume. En ningún momento voltee a verla, aun no podía, en su lugar mantenía la mirada fija en la gastada madera de la barra - Señor - Mi vos salió lo mas neutra que me era posible, no dejaría que ella notara como me encontraba, mi orgullo me lo impedía - Por favor, traiga una botella de tequila y un vaso extra, creo que será necesario - Me calle un momento, esperando a que el encargado hiciera caso de mi petición, podía notar como algunas miradas se posaban en mi desde que me había quitado la capucha, sin embargo sospechaba a que estaban sobre mi por la mujer a mi lado ¿Que hacia una vampiresa en un bar de licántropos? Sabía que Winter nunca había sido de las que siguen las normas y costumbres pero nunca había imaginado algo tan directo - Winter White, veo que sigues llevando la contracorriente a todo lo establecido - De nuevo hablé en el mismo tono y sin dirigirle la mirada.


Noa Cervantes
Mensajes : 138

Reliquias : 209

Temas : 4/5


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9063-nora-cervanteshttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9094-registro-de-almas-condenadashttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9096-lo-que-el-tiempo-se-llevo#78940
Mundano/a, con La Visión

Noa Cervantes
está

Volver arriba Ir abajo

Viejas heridas (Winter) Empty Re: Viejas heridas (Winter)

Mensaje— por Winter J. White el Vie Mayo 15, 2020 6:50 pm

Viejas heridas
→ Viernes → 23:15 Hrs → Bar de licántropos  → Frío →Atuendo de Win
- Eso se debe a que me importa muy poco lo socialmente establecido.- Respondió la hija de la noche con su voz rezumando desinterés evidente, mientras agarraba un taburete y lo acercaba para poder tomar asiento. Presentía que esto iba a ser una charla muy larga y tensa. - Gracias, Tommie.- Dijo ella cuando el camarero colocó el menudo vaso a escasos centímetros de su mano derecha, que reposaba sosegada encima de la barra. Antes de dejar la botella de tequila en la barra, Tommie le llenó el trago a la rubia que no tardó en darle cuenta de un sólo golpe. Ni todo el alcohol del mundo iba a facilitar lo que estaba por venir.

- Pensé que te habías ido de la ciudad.- Musitó con un deje quedo, casi hueco, rellenándose el vaso porque ya que tenía que enfrentar esa conversación lo haría dándose completamente a la bebida… aunque tenía entendido que eso tampoco era buena idea, había vampiros que se convertían en rata o el polvo cuando se les iba la mano. Y ni hablar de eso de vomitar sangre. Asco lo mirase por lo mirase.

Winter estaba segura de que durante todo ese tiempo Noa no había estado en la ciudad, o quizás sí pero al contrario que ella se había limitado a caminar la senda de la luz, evitando a toda costa el mundo de las sombras. Habría tenido sentido porque era de aquel despiadado lugar del que había pretendido huir. - No deberías haber vuelto, esto es cada vez más peligroso.- Y no, no sólo se refería a Sebastian Morgerstern sino a la ingente de cazadores de sombras que ahora pululaban por la ciudad que nunca duerme después de que aquel desalmado eliminara del mapa a dos de los vampiros más influyentes de la ciudad. - Si ellos te descubren estás perdida.


Viejas heridas (Winter) LUI146N

Her aura is made of poetry, roses, and galaxies:

Viejas heridas (Winter) Hiqpqne

Miss Americana and the Heartbreak Prince:

Viejas heridas (Winter) R8iLmD5

They say I did something bad. Then why's it feel so good?:



Gracias por esta maravilla, Flor Viejas heridas (Winter) 2028271667
Winter J. White
Mensajes : 1428

Reliquias : 2757

Temas : 6/12.


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Representante de los
Vampiros

Winter J. White
está

Volver arriba Ir abajo

Viejas heridas (Winter) Empty Re: Viejas heridas (Winter)

Mensaje— por Noa Cervantes el Lun Mayo 18, 2020 12:19 am

Viejas heridas
→ Viernes → 23:15 Hrs → Bar de licántropos  → Frio


Me encogí de hombros ante la primer respuesta, bien pensado era algo que Winter diría y haría, escucharlo en vos alta hacía que incluso pareciera sentido común, dejándome a mi con el sentido común un poco tocado por fallar de esa forma. Supongo que la única forma de evitar por completo el posible reencuentro con la vampiresa hasta que estuviera lista era quedarme encerrada en mi departamento sin salir para nada. Sin embargo aquí estaba, en un intento por mantenerme alejada había caminado directamente hacía ella. Escuché en silencio como ella se sentaba a mi lado y, después de eso, las palabras que me dedicaba. Su vos sonaba neutra, incluso falta de interés pero el contenido de sus palabras ¿Acaso aun se preocupaba por mi?

Cuando soltó la botella fui yo quien la tomó, llenando hasta el filo el pequeño vaso que tenía frente a mi, lo había hecho por el simple hecho de hacerlo, si era sincera ya había perdido los ánimos de beber pero agradecía el poco movimiento de mi cuerpo, así podía lograr que la tensión en mis músculos se relajara un poco - Me fui de la ciudad - Respondí por fin, aún con la mirada en el liquido frente a mi - Después de aquella noche en la que supe lo que realmente pensabas de mi simplemente me fui. Digamos que... Me contrató un brujo. Uno que sabía exactamente quien era y lo que podía hacer. Quería que le siguiera por el mundo y bueno, así lo hice. Aún hoy en día trabajo para él, solo digamos que estoy de vacaciones.

Tomé por fin el pequeño vaso y de un tirón bebí todo el contenido, podía notar de nuevo aquel ardor característico en mi garganta y, al mismo tiempo, también comenzaba a sentir como me relajaba. Me eché un poco para atrás y metí las manos en el bolso delantero de la sudadera, mirando por primera vez en dos años a la que, antaño, había sido mi mejor y única amiga, incluso más - Ellos gobiernan por todo el mundo, White - El escuchar como su apellido salía de mis labios me dejó un sabor raro, creo que era la primera vez en todo el tiempo de conocernos en el que le había llamado solo por el apellido, no me agradaba, pero tampoco podía permitirme el llamarla por su nombre, eso sería suficiente para destruir la fina capa que enjaulaba mis emociones y no quería ser un desastre en este momento - Realmente no importa a donde vaya yo, la ciudad en la que yo viva poca influencia tendría en si me encuentran o no.

La mire en silencio por unos segundos, su rostro y su cabello me resultaban tan familiares aún a estas alturas - En todo caso ¿Por que te sientas junto a alguien como yo? Aunque no pueda decirlo en un lugar con tanta gente, tu y yo sabemos lo que soy. Y lo que piensas sobre ello - Dolida podría ser la palabra correcta para el tono que mi voz tomó al final de las palabras.


Noa Cervantes
Mensajes : 138

Reliquias : 209

Temas : 4/5


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9063-nora-cervanteshttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9094-registro-de-almas-condenadashttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9096-lo-que-el-tiempo-se-llevo#78940
Mundano/a, con La Visión

Noa Cervantes
está

Volver arriba Ir abajo

Viejas heridas (Winter) Empty Re: Viejas heridas (Winter)

Mensaje— por Winter J. White el Sáb Mayo 23, 2020 1:03 am

Viejas heridas
→ Viernes → 23:15 Hrs → Bar de licántropos  → Frío →Atuendo de Win
La cabeza de Winter se movió al ritmo de una afirmación silenciosa, corroborando que, tal cómo ella había intuido previamente, Noa había abandonado Nueva York durante un par de años. Habían pasado tantísimas cosas desde entonces que francamente, le parecía otra vida. Resultó que la noche en que ambas discutieron fue decisiva para que la antigua cazadora de sombras se alejara de la ciudad que nunca duerme, por su parte, Winter no se molestó en desmentir todo aquello que dijo y que era incapaz de recordar.

Tras otro trago de tequila, el valor pareció acudir a Noa y con un giró dramático la encaró. Al escuchar cómo su apellido brotaba de los labios de la castaña, las cejas de Winter se alzaron en el inequívoco gesto de sorpresa pero había algo letal en la forma en la que se curvaron sus labios que delataba que ella ya había ido más allá, y que de hecho había sido fácil predecirla. - Lo sé.- Respondió con un encogimiento de hombros con cierto aire despreocupado, como si no fuera nada nuevo o algo muy obvio. - En eso te equivocas.- Soltó antes de beberse el tequila de una sola sentada, apoyando el vasito con cierta fuerza.

- Es obvio que tienes más posibilidades de ser descubierta en una ciudad dónde parecen haber cinco de ellos por manzana. Están viniendo de todas partes…- Rellenó la copa de Noa antes de proceder a hacer lo mismo con la suya. Podía sentir sus ojos sobre ella, clavándose afilados como dos dagas del ángel tan azules como el mismísimo cielo. Alzó la vista del alcohol, observándola con cierto interés mientras erguía la botella y la dejaba en medio de ambas. Ya había salido “el tema” a coalición.

La última White le dedicó una larga mirada, sus pestañas revoloteando como mariposas doradas en medio de un mar de confusión. - ¿De veras?- Su codo se apoyó en la barra para poder sostener su barbilla en un gesto delicado y algo sugerente. Un débil rayo de luz proveniente de la vieja lámpara central impactó de lleno contra el par de anillos que decoraban el dedo anular e índice de la vampiresa y creó un destello dorado en la pared, atrayendo la atención de varios licántropos. En tiempos como esos, cualquier destello metálico causaba desconfianza.

- Pensé que me conocías mejor que eso. Una pena.- Apretó sus labios en un tierno mohín escarlata. - Aunque sigo pensando que muchos de los que fueron tu gente son unos arrogantes pretenciosos, no creo que no tengan derecho a elegir su destino. Yo… estaba muy enfadada con los tuyos porque fue uno de ellos el que me mató… y bueno, además creí que preferías que estuviera muerta a verme renacida como hija de la noche.

Se preguntó qué pasaría ahora, pues ni ella ni Noa podían hacer como que nada había pasado. La confianza se había roto hasta quedar reducida a cientos de punzantes astillas. No obstante, no quería que todo aquello que habían vivido se perdiera en la nada… - Realmente, lo siento si te hice daño. No te voy a mentir y a decirte que no quería hacértelo, ambas sabemos que sí. Pero sé que no lo hice bien y espero que algún día seas capaz de perdonarme. Será lo más sano para ti.


Viejas heridas (Winter) LUI146N

Her aura is made of poetry, roses, and galaxies:

Viejas heridas (Winter) Hiqpqne

Miss Americana and the Heartbreak Prince:

Viejas heridas (Winter) R8iLmD5

They say I did something bad. Then why's it feel so good?:



Gracias por esta maravilla, Flor Viejas heridas (Winter) 2028271667
Winter J. White
Mensajes : 1428

Reliquias : 2757

Temas : 6/12.


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Representante de los
Vampiros

Winter J. White
está

Volver arriba Ir abajo

Viejas heridas (Winter) Empty Re: Viejas heridas (Winter)

Mensaje— por Noa Cervantes el Dom Mayo 24, 2020 7:50 pm

Viejas heridas
→ Viernes → 23:15 Hrs → Bar de licántropos  → Frio


Observe los movimientos de la rubia con cierto interés, sin duda ahora se movía con la gracia y sensualidad de los vampiros, no es que antes fuera torpe, nada de eso, pero ahora sus movimientos eran tan suaves y fluidos y si a ello le sumabas aquella forma ligeramente sugerente con la que ahora echaba la mirada hacía mi, bueno, me sentía rara ante su presencia, ligeramente incomoda, ligeramente expectante. Cuando el destello del metal llamó la atención del resto del bar pude notar ese repentino cambio de ambiente, poco a poco y al darse cuenta de que no era el reflejo de una daga las miradas fueron desapareciendo una a uno, sin embargo, hubo una de ellas que se mantuvo sobre nosotras por las tiempo, no podía ver a su dueño pero sentía ese cosquilleo en la nuca cuando alguien fijaba atención indeseada sobre una pero, tan pronto como llegó, se esfumó. Tal vez lo había imaginado, tal vez estaba algo paranoica.

El sentirme de esa forma hizo que recordara el primer encuentro con la mundana después de que escapara de la Clave, ella siempre había hecho y dicho las cosas que le habían salido del alma y yo, en cambio, estaba asustada y paranoica, mirando sobre mi hombro cada que una sombra pasaba por detrás, ahora que lo pensaba así llevaba tres años en ese estado de alerta y pocos habían sido mis momentos de descanso. Puede ser que, simplemente, estuviera perdiendo la cabeza. Volviendo de nuevo la atención a la vampiresa para resoplar una pequeña risa - Bueno, supongo que ninguna de las dos nos conocíamos tan bien como nos hubiera gustado - Solté ante el comentario de que preferiría que hubiera muerto. Lo que si me tomó por sorpresa fue la disculpa, no sabía exactamente que esperaba yo de mi reencuentro con Winter, de hecho había evitado tanto esa corriente de pensamientos que apenas me daba cuenta de que no sabía que quería o esperaba ¿Deseaba una disculpa de ella? ¿Exactamente que es lo que sentía al respecto? Recordaba la confianza y el amor que sentía por ella antes ¿Aun quedaba algo de aquello dentro de mi?

No recuerdo si lo dije aquella noche pero, si no lo hice, debí hacerlo. Y lo diré ahora; Tu eras alguien importante para mi, demasiado. El que tuvieras colmillos o no era algo que me venia sin cuidado. Quería estar ahí para ti, quería estar contigo - Molesta conmigo mismo por ese arrebato de sinceridad tome el trago que me habían servido y lo vacié del golpe, si íbamos a sincerarnos de una vez, el alcohol me vendría bien - No se que hayas pensado de mi durante este tiempo, ni siquiera se si pensaste en mi - Me encogí de hombros, ella tenía una vida mas estable, quitando el hecho de la transformación, claro, tenía gente a su alrededor, algunos de ellos incluso le esperaban en una de las mesas de este bar, podía esperar que se haya olvidado de mi durante estos dos años y no le culpaba - Al principio me enfureció lo que habías dicho pero cuando la cabeza se me enfrió solo quedaba... Un terrible vació. No sabía en lo que te habías convertido para mi hasta esa noche y bueno, ya sabes lo que dicen; No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes - Ahora fui yo quien sirvió los tragos, dejando la botella entre las dos  - Quería... Quiero perdonarte. Pero la herida fue profunda, te mostré quien era y supiste exactamente a donde atacar para que me doliera. Culpo al la transformación, al momento que estabas pasando pero aun así no es algo fácil de olvidar - Alcé la mirada, clavando mis ojos en los de ella, aquellos ojos que antes conocía tan bien y que ahora me resultaban ajenos, no sabía que es lo que había pasado durante estos dos años pero algo en ella había cambiado, algo mas allá del vampirismo - Después de todo y a pesar de las intenciones con las que lo dijiste, tus palabras eran la verdad. Soy una desertora, nunca seré una mundana, no importa que intente.

Noa Cervantes
Mensajes : 138

Reliquias : 209

Temas : 4/5


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9063-nora-cervanteshttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9094-registro-de-almas-condenadashttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9096-lo-que-el-tiempo-se-llevo#78940
Mundano/a, con La Visión

Noa Cervantes
está

Volver arriba Ir abajo

Viejas heridas (Winter) Empty Re: Viejas heridas (Winter)

Mensaje— por Winter J. White el Mar Mayo 26, 2020 11:10 pm

Viejas heridas
→ Viernes → 23:15 Hrs → Bar de licántropos  → Frío →Atuendo de Win
Los labios de la vampiresa se curvaron en una sonrisa divertida que mostró al completo sus perlados dientes, coronados por dos colmillos ligeramente afilados. - Cierto es.- Rió ante la ingeniosa declaración sobre el espejismo que años atrás les había llevado a creer que sólo por convivir ya se conocían a la perfección. - Qué ilusas éramos.- Soltó zarandeando la cabeza de lado a lado en señal de negación, sintiendo como el alcohol comenzaba a hacer efecto y volvía su cuerpo más liviano, casi ingrávido. Las palabras de la nephilim la volvieron a la realidad y se forzó a enfocar toda su atención en ella.

- No, no me lo dijiste.- Si hubiera sido cualquier otra persona, su voz habría salido impregnada con el resentimiento de la estima pasada, pero Winter era ante todo optimista y aunque ciertamente era algo rencorosa, desconocía lo que era quedarse estancada en la misma página. Supuso que eso se debía en gran parte a que al mismo tiempo que Noa y ella se distanciaron, se encontraba enfrascada en la restauración de los vestigios de aquella vida humana que se empeñaba en mantener. No había tenido tiempo para aquellos que fueron sus amigos, sus horas habían pasado cargantes y continuas mientras aprendía a controlar su sed, sin diferenciar apenas la noche de la mañana. - Habría cambiado el desenlace de aquella discusión.

¿Si había pensado en Noa? Sí, sobre todo los primeros días de su conversación. ¿La había echado de menos? No, y no porque no la quisiera, sino porque  no podía. Era como si en su cuerpo se hubiera desatado una guerra entre el fantasma de la antigua Winter y la maldición demoníaca que recorría sus venas, envenenando cualquier pensamiento. Incluso cuando su cuerpo yacía en la cama, su mente se hallaba siempre muy lejos soñando con máquinas del tiempo y confabulaciones que le permitieran llevar su tan anhelada venganza…

Le dedicó una mirada condescendiente a Noa, quien rellenaba los vasos, escuchando una revelación que jamás pensó que presenciaría. Quizás creyó que jamás volverían a verse, pero como siempre el destino daba muchas vueltas. - Bueno, tómate el tiempo que necesites para sanar heridas.- Chocó su vasito con el de ella y lo vació de un trago, como era la costumbre.- No digas sandeces, tú eres humana. - Bajó el tono de voz una octava para que nadie aparte de ella pudiera oírla. - Desertores son aquellos que a pesar de haber vislumbrado los horrores de la tortura y la muerte siguen ciegamente a Sebastian. Creo que deberías dejar de ser tan dura contigo, Noa.


Viejas heridas (Winter) LUI146N

Her aura is made of poetry, roses, and galaxies:

Viejas heridas (Winter) Hiqpqne

Miss Americana and the Heartbreak Prince:

Viejas heridas (Winter) R8iLmD5

They say I did something bad. Then why's it feel so good?:



Gracias por esta maravilla, Flor Viejas heridas (Winter) 2028271667
Winter J. White
Mensajes : 1428

Reliquias : 2757

Temas : 6/12.


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Representante de los
Vampiros

Winter J. White
está

Volver arriba Ir abajo

Viejas heridas (Winter) Empty Re: Viejas heridas (Winter)

Mensaje— por Noa Cervantes el Dom Mayo 31, 2020 9:20 pm

Viejas heridas
→ Viernes → 23:15 Hrs → Bar de licántropos  → Frio


Fruncí el ceño al ver a la vampiresa por dos razones; La primera, ya comenzaban a afectarme los shots, miré la botella como si ella pudiera decirme si era buena idea seguir tomando o mejor lo dejaba por la paz de una vez, para volver a centrar mi atención en la rubia, entrecerrando un poco los ojos para enfocar bien. La segunda razón habían sido las palabras de la vampiresa ¿Realmente estaba siendo dura conmigo misma? No había pensado en ello, solo pensaba en seguir adelante sin importar lo hecho o vivido, había traicionado a mi familia, al nombre que cargaba y a lo que yo era ¿Y estaba siendo dura conmigo? No lo creía, no lo sabía ni tampoco podía pensar en ello - No lo sé Winter - Sin duda su nombre resultaba mas familiar en mis labios que su apellido, nada de Win o Winny, sin embargo había sido suficiente para remover mis, ya de por si, revueltos sentimientos sobre ella.

Alejé cuidadosamente el pequeño vaso de cristal de mi y me recargué un poco en la barra, echando un vistazo al resto del bar. Casi todas las personas estaban metidos en sus asuntos, toda menos un grupo a varios metros de nosotras que miraban en nuestra dirección, habían miradas curiosas e inclusive ¿Preocupadas? ¿Serían los acompañantes de Winter? Si era así entonces era totalmente normal que vieran en nuestra dirección, después de todo la rubia ya llevaba un tiempo a mi lado - Bueno, la parecer tenemos publico - Comenté mientras con un gesto señalaba a los aludidos - Supongo son tus acompañantes, no es muy considerado dejarlos esperando mientras hablas y bebes tranquilamente conmigo - Tomé una de las servilletas de la barra y pedí un bolígrafo al bartender, el cual me lo dio no sin antes alzar una de sus cejas, rápidamente garabatee un par de nombres y números en el papel; Las lineas eran irregulares debido al efecto del alcohol, pero eran bastante legibles - Deberías regresar con ellos y yo debería regresar a casa - Acerqué la servilleta a Winter y la miré, esperando que la tomara - Mi numero de móvil, el anterior se... Estropeó - Bonita forma de decir que el aparato había sido partido a la mitad por por las garras de un maldito licántropo que no había querido pagar sus deudas y había decidido que era buena idea matar a la cobradora - También te he dejado mi dirección por si la necesitas. Me gustaría arreglar las cosas entre las dos y se que tomará tiempo, pero no me gustaría hacerlo en un bar y mucho menos con gente esperándote. Si piensas lo mismo siéntete libre de visitarme o marcarme cuando tengas tiempo - La mire, casi con una sonrisa a pesar del cansancio emocional - Hay muchas cosas de mi vida de las que me arrepiento, no quiero que nuestra relación sea una de ellas.

Noa Cervantes
Mensajes : 138

Reliquias : 209

Temas : 4/5


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9063-nora-cervanteshttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9094-registro-de-almas-condenadashttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9096-lo-que-el-tiempo-se-llevo#78940
Mundano/a, con La Visión

Noa Cervantes
está

Volver arriba Ir abajo

Viejas heridas (Winter) Empty Re: Viejas heridas (Winter)

Mensaje— por Winter J. White el Miér Jul 01, 2020 11:10 pm

Viejas heridas
→ Viernes → 23:15 Hrs → Bar de licántropos  → Frío →Atuendo de Win
La rubia ladeó la cabeza ligeramente, en sus labios danzaban los atisbos de una sonrisa. - Eso se debe a que el cristal por el que yo vislumbro la realidad es de diferente color al que tú usas.- Explicó ella, alzando el dedo índice en un gesto que auguraba una inmediata explicación.- Ya sabes… por lo que solía decir el poeta Ramón de Campoamor: “Y es que en el mundo traidor, nada hay verdad ni mentira: todo es según el color del cristal con que se mira”.- Tarde recordó que la educación nephilim era muy diferente de la mundana y que seguramente, Noa conocería poco o nada de aquel poema. Le dedicó una sonrisa condescendiente al mismo tiempo tomaba el vaso para acabarse el trago.- Lee alguno de sus poemas. Son arte.

Por su parte, la que alguna vez fuera una de las hijas del Ángel, decidió que ya había tenido suficiente alcohol por la noche y apartó la copa para poder apoyarse mejor en la barra, inspeccionando su entorno con el mismo recelo que le llevaba acompañando desde que había abandonado La Clave. Winter se preguntó cuánto tiempo podría vivir así, siempre alerta, analizando con fría suspicacia a todo aquel que se acercara a ella por temor a ser descubierta.

- Son mis amigos.- Respondió la hija de la noche agitando grácilmente la mano en un intento de restar importancia al asunto.- Seguro que no les importa, es sólo curiosidad.- Soltó muy descaradamente, a pesar de ser una mentira, para no asustar a Noa, pues ella sabía a la perfección que aquella tensión que se había adueñado de sus hombros y había rezumado hasta arremolinarse entre las dos no habría pasado inadvertido para Einar Sørensen y que seguramente, aquello había sido suficiente para avisarle sobre la presencia de una posible enemiga.

Les echó un rápido vistazo a sus amigos, dedicándoles una sonrisa que esperaba que fuera apaciguadora. Si algo caracterizaba a los lobos era el sentimiento de pertenencia, arremeter contra uno de los miembros del clan era tomado como un ataque directo hacia el resto. Eso le gustaba porque ella era un poco así, siendo una vampiresa. Cuando volvió a mirar a la muchacha de cabello castaño, ella le tendía una servilleta que Winter no dudó en tomar. Era su número y dirección. La observó con ojos brillantes.

- Claro, Noa. Te llamaré mañana mismo para vernos otra vez.- Dobló la servilleta y se la guardó en uno de los compartimentos interiores de su diminuto bolso de mano. - Ten cuidado al ir a casa, ¿de acuerdo?- Su diestra alcanzó el antebrazo de Noa y le dio un suave apretón, a modo de despedida, antes de girarse hacia el barman y le pedir otra ronda para la mesa. Alcanzó a dedicarle otra sonrisa a la que fuera su mejor amiga y entonces el ruido de la puerta al cerrarse le indicó que ella había partido.


Viejas heridas (Winter) LUI146N

Her aura is made of poetry, roses, and galaxies:

Viejas heridas (Winter) Hiqpqne

Miss Americana and the Heartbreak Prince:

Viejas heridas (Winter) R8iLmD5

They say I did something bad. Then why's it feel so good?:



Gracias por esta maravilla, Flor Viejas heridas (Winter) 2028271667
Winter J. White
Mensajes : 1428

Reliquias : 2757

Temas : 6/12.


Hoja de personaje
Inventario:
https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9514-tempus-fugit-winter-s-chrono#83005
Representante de los
Vampiros

Winter J. White
está

Volver arriba Ir abajo

Viejas heridas (Winter) Empty Re: Viejas heridas (Winter)

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.