ғᴀᴄɪʟɪs ᴅᴇsᴄᴇɴsᴏs ᴀᴠᴇʀɴɪ―
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

20/05 ¡Atención, atención! ¡Hemos inaugurado la nueva sección de chismes del submundo! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Y no olvidéis que Las Moiras estarán encantadas de leer vuestros secretos…


18/05 ¡Atención, atención! ¿Has descubierto alguno de los sucios secretos de tu enemigo y quieres que se haga justicia? ¿Tu mejor amigo te ha robado la novia después de liarse contigo? ¿Tu exnovio vampiro se ha cenado a tu madre? Cuéntaselo a Las Moiras y ellas se encargarán de que lo sepa todo el submundo.


18/05 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/03 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a lo largo del día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos momentos!


16/02 ¡Atención, atención! Las subastas serán cerradas a las 11 p.m (hora española), así que ¡aprisa si queréis una cita!


02/01 El Staff de Facilis Descensus Averni os desea ¡FELIZ 2020! Estad atentos a las noticias estos días...


21 # 24
10
NEFILIMS
3
CONSEJO
9
HUMANOS
6
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
6
BRUJOS
0
HADAS
2
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz Empty Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz

Mensaje— por Eris P. Onassis el Vie Sep 11, 2020 12:37 am

Your face is familiar for me.
Outfit
Un cliente. Uno de reconocida reputación entre el mundo de las sombras. Probablemente de no haber reconocido aquel nombre, la rubia habría enviado a alguno de sus trabajadores, ella no estaba precisamente habituada a tratar con los que requerían de los servicios de su empresa, de hecho, por norma general, evitaba en la medida de lo posible aquellos encuentros, al fin y al cabo se había ganado, durante años, el derecho a manejar su negocio como bien le viniera en gana y no era de otro modo que escogiendo a los clientes con los que quería trabajar.

El último edificio que había diseñado estaba prácticamente terminado, por lo que sus atenciones podían comenzar a dirigirse a un nuevo proyecto, a uno más ambicioso aunque a menor escala, al menos eso era lo que le parecía por la poca información que tenía al respecto y lo que la había llevado al despacho de aquel brujo, su secretario le había mencionado varios datos al respecto del hombre que la había llamado, pero claramente, conocía mucho más de lo que nadie en su entorno pensaba, también de la gente conocida que le rodeaba le habían dado ciertos datos, por lo que allí estaba, esperando su turno para la citación.

Oh...Cómo odiaba esperar. La paciencia en cuanto a aquellos temas nunca había sido una virtud de la hada, una de las cosas que más la había crispado durante su convivencia con los mundanos. Aquella manera de vivir la vida que no podía soportar y menos sabiendo que estos no eran precisamente longevos ¿Acaso querían morirse sin hacer la mitad de las cosas que su vida mortal necesitaba para ser de utilidad general? Se masajeó las sienes con suavidad cuando alguien la invitó a pasar, se llevó el bolso al hombro y con sus gráciles andares se adentró en el despacho del brujo sin saber muy bien que encontraría, pues hacía bastante que se habían visto las caras.

Su curiosidad hizo que sus pasos se detuviesen frente a una de las ventanas que daban visión al exterior. Extrañaba muchísimo vivir únicamente rodeada de la naturaleza con la cual la había arropado al corte seelie, pero no echaba tanto de menos las imposiciones de la misma, la privación de libertad que la había llevado finalmente a recurrir al brujo para salir de allí.

Tomó aire con tremenda tranquilidad y sin moverse demasiado, dejando que la luz que incidía a través del cristal, dejase entrever aquellas pupilas rojizas que la caracterizaban en su forma original, pero que el glamour que la hacía parecer una mundana corriente escondía a duras penas dada la intensidad de aquel color.


Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz VXWuwTX
Keep an eye on me:
Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz R8Mtm3s
Eris P. Onassis
Mensajes : 8

Reliquias : 12

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10675-eris-penelope-onassishttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10682-wellcome-to-the-illusion-eris-rls#93946https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10681-keep-an-eye-on-time-eris-chrono#93945
Hijo/a de
Lylic

Eris P. Onassis
está

Volver arriba Ir abajo

Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz Empty Re: Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz

Mensaje— por Gala Magna Díaz el Vie Sep 11, 2020 1:39 am

Your face is familiar for me.
Adriano se dejó caer en la silla, su enorme mano cubriendo sus negros ojos en el vano intento de apaciguar el inicio de una dolorosa migraña. Musitó algo en italiano que a Gala le sonó a una petición de ayuda, sin embargo, la bruja pareció sumamente tranquila a la hora de acercarse a él. Extendió la mano a escasos centímetros de su frente, su expresión era neutra e impersonal mientras cientos de destellos dorados emergían de sus dedos y formaban una cataplasma en la morena piel, que poco a poco se tornó invisible. El hombre musitó un agradecimiento rápido, haciéndole un suave movimiento con la diestra para que volviera a su lugar en el sofá que se hallaba a la derecha de su escritorio. Él sabía que a Gala no le iba a hacer ni pizca de gracia su nueva idea.

No, que va. Seguramente lo iba a fulminar por esto. Presionó el botón rojo del teléfono que descansaba en la mesa y le pidió a Laura, su secretaria, que hiciera pasar a su siguiente cita. Se pasaba cinco minutos de la hora acordada, pero no quería recibirla con un dolor espantoso. Los golpes en la puerta hicieron que ambos se levantaran, Adriano rodeó el escritorio y Gala se colocó a su lado como usualmente hacía, alzando la barbilla y destilando soberbia. Era poderosa y le era imposible no demostrarlo. La hoja de caoba reluciente se abrió, dando paso a Laura que guiaba a una muchacha rubia de figura curvilínea y atuendo impecable.

Bastaron dos segundos para que la hija de Lilith apretara la mandíbula y entrecerrase los ojos. Otra vez el hada no. Le dedicó una mirada asesina a su jefe, quien por cierto se encontraba embobado admirando a la diosa griega que había entrado como para percatarse de lo mucho que lo odiaba en ese preciso instante. — Eris, bella. — Dijo en italiano, tomando la fina mano dela recién llegada y dándole un suave beso en los nudillos.

"Pero, qué asco." Pensó la inmortal esbozando un mohín con sus rosados labios antes de dar un paso al frente. La luz se reflejó en el brocado de peonías del color de la sangre que decoraban su vestido de seda negra de reminiscencias bizantinas. —  Onassis. — La saludó cortés, extendiéndole la mano por mera educación. Adriano rió mientras instaba a la rubia a tomar asiento enfrente de su imponente silla. — Galla, — Murmuró en latín, ganándose una expresión vacía. — puedes retirarte. Yo me encargo de este proyecto.

Gala enarcó una ceja porque sabía que sí, que seguramente querría encomendarle alguna construcción a la hada, no obstante, ella sabía que había más detrás de aquello; quería acostarse con ella. Esbozó una sonrisa maliciosa, sentándose al lado de la rubia. — Soy la encargada de su seguridad, señor De Luca, debo velar por usted.
Gala Magna Díaz
Mensajes : 8

Reliquias : 9

Temas : 1/2

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10680-cronicas-de-la-frivolidad-gala-i-d
Brujo/a
antiguo

Gala Magna Díaz
está

Volver arriba Ir abajo

Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz Empty Re: Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz

Mensaje— por Eris P. Onassis el Sáb Sep 12, 2020 1:36 pm

Your face is familiar for me.
Outfit
Nunca había reparado en que el italiano fuese a querer más de ella que hablar de su trabajo, al menos no en aquella instancia donde su objetivo principal era encontrar un proyecto que le hiciese ilusión o que al menos, la motivara lo suficiente como para emplear en ello su tiempo. Porque si, por mucho que le gustase el tiempo de ocio, no era de las que mezclaba... Aunque sí le había encontrado el gusto a conseguir sus objetivos aún si estos precisaban de que sus encantos fuesen algo más atrevidos y la verdad, los mundanos eran casi más fáciles de seducir que cualquier otro hombre, por lo que ganarse el favor de gente como Adriano solía ser insultantemente fácil, puesto que la predisposición a ceder ante algo bello se veía impulsada por el tonteo otorgado por el objetivo.

Sus ojos se fueron directos a Gala, la primera vez que la había visto había sucedido algo semejante, como si algo en ella, más allá que su soberbia aparente y aquel porte majestuoso. Realmente su acompañante podría haberse en ese instante tirado por la ventana, que a la rubia ni siquiera le habría llamado la atención. Sabia fingir y maquillar sus palabras para evitar decir abiertamente el desprecio que sentía por la especie del italiano, sobre todo con los horrores que estos habían causado no sólo a la humanidad, si no al mundo de las sombras. Pero no había más que encender un televisor para entender, a la perfección, la postura del hada griega.

Una sonrisa se dibujó en sus labios ante el gesto del italiano, seguido de la tensión en la mandíbula de la bruja, pero desvió su mirada al galán, haciendo una ligera venia. — Es un placer volver a verlos. — Porque de por sí, no era a él a quien le resultaba placentero volver a ver, pero con el paso de los años, había aprendido a navegar en las lagunas "legales" de su incapacidad de mentir y se había convertido en una verdadera experta en la materia.

Vaya y yo que quería pensar que la bruja se alegraría de verme. — Aunque obviamente la mueca de aquellos apetecibles labios no pasó desapercibida para la griega, quién observó a la antigua con verdadera picardía, estrechando su mano, donde su pulgar dejó una tenue caricia buscando generar alguna respuesta de la bruja, sin poder evitar volver nuevamente su vista hacia Adriano, soltando la mano que la otra mujer de la sala le había ofrecido por pura (y evidente) cortesía.

No pudo evitar que una risilla se escapase de sus finos labios, elevando sus cejas con la diversión dibujada en sus facciones y no pudo más que asentir ligeramente ante las palabras de la hechicera. — Nunca sabe donde se puede encontrar el peligro, tiene suerte de que una mujer tan capaz se haya propuesto defenderle. — Por sistema era raro que la rubia tutease a las personas que la rodeaban, ni siquiera, aunque no era el caso de la presente compañía, cuando eran inferiores en rango al propio. — ¿Qué es lo que se le ofrece pues?


Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz VXWuwTX
Keep an eye on me:
Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz R8Mtm3s
Eris P. Onassis
Mensajes : 8

Reliquias : 12

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10675-eris-penelope-onassishttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10682-wellcome-to-the-illusion-eris-rls#93946https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10681-keep-an-eye-on-time-eris-chrono#93945
Hijo/a de
Lylic

Eris P. Onassis
está

Volver arriba Ir abajo

Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz Empty Re: Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz

Mensaje— por Gala Magna Díaz el Mar Sep 15, 2020 11:25 pm

Your face is familiar for me.
Al igual que Gala no tenía reparo alguno en presumir de sus virtudes, tampoco lo tenía en admitir cuando algo le era totalmente desconocido o ajeno. Un claro ejemplo de esto, era la incapacidad que poseía para entender la actitud de Eris. Daba igual lo mucho que la observara, no lograba descifrar ese amoral interés que parecía afligirla y sobre pasar constantemente su espacio personal. Retiró la mano con indiferencia, como si su pulgar no hubiera acariciado la sensible piel de su muñeca.

Sus palabras esbozaron una sonrisa sarcástica en el rostro de la castaña, quién entrecerró los ojos momentáneamente antes de hablar.  — Por supuesto que me alegro de verla, señorita Onassis. ¿En qué se basa para hacer semejante afirmación?— No esperaba obtener una respuesta, aquello sólo era un pequeño recordatorio de que a diferencia de la hada, Gala sí podía mentir.

Tras tomar asiento junto a la rubia y ganarse una mirada reprobatoria por parte de Adriano, que no hizo más que alentar la mueca maliciosa, procedió a apoyarse en el respaldo de la forma más soberbia y arrogante. Alzó la barbilla cuando escuchó cómo prácticamente la hija de Lylic apoyaba su afirmación anterior, su jefe la observaba cómo si estuviera planeando la forma de mandarla bien lejos de allí para que cesase de entorpecer sus avances románticos. Ni que eso le importara mucho a ella.

He comprado un terreno a las afueras de Nueva York y me gustaría construir una bonita villa al más puro estilo romano.— Explicó con su marcado acento, ocupando la gran silla situada tras el imponente escritorio. — He visto varios de sus trabajos y desearía que fuera usted la que se encargase de desarrollar el proyecto. — Gala reprimió las ganas de rodar los ojos a modo de respuesta a tanta empalagosidad, optó por apretar los labios. — Por supuesto que el precio no seria un inconveniente.— Siguió hablando el italiano, que a juicio de la bruja, amaba escuchar su voz.

Y aunque yo estaría encantado de guiarla y escuchar todas sus propuestas, me temo que mis negocios no me perdonarían el relevo, con lo cual, mandaría a Gala a ayudarla.— Aquello la hizo volver en sí. ¿Había escuchado bien? Se incorporó de golpe, al traste toda su petulancia. — ¿Disculpe?— No recordaba haber hablado eso con el mundano y francamente… ¿Qué? ¿Por qué? — Señor De Luca, ¿cómo sabría yo qué es lo que desea?— Bueno, intuía que la respuesta no iba a gustarle.

Tú estás en mi cabeza, Gala, seguro que lo haces bien.— No había sido tan terrible al fin de cuentas. — Además eso de la decoración y la estética es cosas de mujeres. — Retiraba lo dicho. Sus uñas se clavaron con fuerza al brazo del sofá y un siseo nació en su garganta, aunque jamás llegó a pronunciarse. De repente se echó a reír. — ¡Pero qué divertido que es, señor De Luca! ¿Verdad, Eris?— Posó una mano en el muslo de la rubia en un acto de apariencia casual, pero que, era totalmente intencionado. Ella jamás lo había dejado acercarse tanto, cosa que a ella sí.


Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz UI83BQw
Gala Magna Díaz
Mensajes : 8

Reliquias : 9

Temas : 1/2

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10680-cronicas-de-la-frivolidad-gala-i-d
Brujo/a
antiguo

Gala Magna Díaz
está

Volver arriba Ir abajo

Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz Empty Re: Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz

Mensaje— por Eris P. Onassis el Miér Sep 16, 2020 9:25 pm

Your face is familiar for me.
Outfit
Si algo odiaba y admiraba a partes iguales, era la habilidad de las demás razas para mentir de manera descarada, en contradicción a su lenguaje corporal incluso y quedarse tan tranquilos, era una característica que nunca había sido capaz de entender del todo, probablemente por que lo que le sucedía a la rubia era que, por mucho que en más de una ocasión hubiera deseado mentir, se encontraba con aquella necesidad de recurrir a las lagunas que se presentaban para mentir descaradamente pero sin mentir realmente, una contradicción que en el lenguaje de las hadas era un día a día.

En que a veces el cuerpo habla por nosotros. — Dijo con una sonrisa ladina, evidentemente buscando provocar a la bruja. Eris había encontrado en depende que juegos una maravillosa manera de destapar lo que la gente tendía a desear aun cuando ni ellos mismos eran capaces de ver más allá de sus convicciones y la bruja siempre había sido un objetivo curioso, por que siendo realistas, le atraía lo suficiente para permitirse en entrar en aquel tipo de dinámica que sólo buscaba atraer la atención de la misma, para bien o para mal, al final, como decían mucho los mundanos, era mejor que se hablase de uno que se le ignorase, que era un arma que tendían a usar muy a la ligera y sin previo aviso, llegando a darle nombre a dichas conductas. Le costaba de verdad entender como podían frivolizar con aquello, algo que siendo un hada y considerando que eran seres bastante frívolos, debería dar que pensar a la humanidad.

Si bien su atención había estado dispersa, en el momento que el hombre comenzó a hablar de lo que quería, su mirada no tardó en fijarse en él, mostrando un interés genuino por aquella propuesta. Era difícil centrar al hada, de hecho, su actitud era tan suya que muchas veces tampoco dudaba en mostrar abiertamente su desinterés, que era casi peor. — No tengo dudas sobre su poder adquisitivo, por lo que no será en absoluto un inconveniente aceptar un reto como este, a fin de cuentas, es uno con el que sueña cualquier arquitecto. — No siempre se le presentaba una obra sin ningún tipo de limitación económica y es que los mundanos con los que había trabajado, siempre terminaban por querer achicar los presupuestos y eso era algo que no soportaba.

Si ya la había conseguido mantener atenta con sus primeras palabras, aquellas últimas habían sonado como música para sus oídos ¿Tener acceso a la bruja sin que esta pudiera huir al menos no mientras la rubia tuviese algo que decir, al final, el encuentro iba a ser más fructífero de lo que habría esperado de primera mano, por lo que hasta que la mini conversación entre ambos terminó, la rubia sólo les miraba evidentemente divertida con la situación.

Hasta que llegó el comentario. Las cejas del hada se enarcaron y si no hubiese sido por la carcajada de la bruja y su mano de repente en su muslo, la verdad es que la contestación habría sido muchísimo más ruda. Su mano, viajó tranquilamente hasta posarse nuevamente sobre la ajena aprovechando que se encontraba sobre la suave piel que el vestido no llegaba a tapar al estar sentada y con total tranquilidad miró a la castaña. — Sabes que yo soy incapaz de mentir ¿Verdad? — Dijo ni corta ni perezosa volviendo la mirada a Adriano. — Y descuide, tengo también gente a mi cargo con un gusto exquisito por la decoración, le darán muchas opciones a Gala para que podamos hacernos a una idea de su gusto. — Si ella la había tuteado, suponía que el trato se extendía también a que ella pudiese hacerlo. — Me parece que vamos a tener que pasar mucho tiempo juntas. — Y una sonrisa bastante sugerente se dibujó en los labios de la rubia, dirigida únicamente a la bruja de la sala.


Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz VXWuwTX
Keep an eye on me:
Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz R8Mtm3s
Eris P. Onassis
Mensajes : 8

Reliquias : 12

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10675-eris-penelope-onassishttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10682-wellcome-to-the-illusion-eris-rls#93946https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10681-keep-an-eye-on-time-eris-chrono#93945
Hijo/a de
Lylic

Eris P. Onassis
está

Volver arriba Ir abajo

Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz Empty Re: Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz

Mensaje— por Gala Magna Díaz el Dom Sep 20, 2020 10:44 pm

Your face is familiar for me.
Debería habérselo imaginado.

Y es que mientras que el rostro de la bruja se hallaba mancillado por una expresión de congoja, el de la hada lucía una sonrisa satisfecha. De hecho, observaba el intercambio verbal entre la castaña y el mundano con una mueca divertida, seguramente maquinando cientos de planes de cómo llevarla al límite.  Quizás por eso pensó que podría jugar a su juego y hacer alarde de su influencia delante de Adriano… pero no salió como esperaba.

Arqueó una ceja, echándole un rápido vistazo al muslo de la rubia donde su mano reposaba casualmente, aprisionada entre la suave piel que el rosado vestido no lograba cubrir y los dedos de Eris. Sus labios que se habían curvado en el atisbo de una sonrisa falsa, temblaron de diversión cuando la rubia aseguró que no sabía mentir.

Al contrario de lo que previamente había pensado, Adriano parecía complacido. Tenía ese ademán que caracterizaba cada una de sus victorias. — ¡Estupendo!— Exclamó él animado, dando una palmada antes de ponerse a rebuscar en uno de los cajones de su enorme escritorio, momento que la hija de Lylic aprovechó para de dedicarle a la bruja una de sus brillantes sonrisas cargadas de sensualidad y erotismo.

Gala se preguntó entonces cómo se aprendía esa clase de comportamientos, porque ella dudaba que fuera capaz de resultar tan sugestiva. Obviamente el físico influía muchísimo, pues Eris no debía batallar en demasía para conseguir sus deseos, sólo tenía que aletear sus largas pestañas argénteas, apretar sus apetecibles labios en un tierno mohín y ¡bingo! Ya tenía su objetivo a sus pies. La fae de cabello blanco era como una muñeca a tamaño real; todo piel tersa, curvas cinceladas por el mismísimo Arcángel y rostro de ensueño.

Sintió como su mano apretaba ligeramente el agarre en la pierna de la arquitecta, y sin pensarlo demasiado (porque obviamente no estaba pensando), la descendió hasta la cara interna de su muslo. Los dedos de la bruja se separaron para poder abarcar más carne y con suavidad, dejó que sus uñas surcaran senderos rojizos hasta el límite de la tela. — Pues será mejor que sepas con quién estás jugando. — Soltó abruptamente antes de retirar su mano y volver a adoptar la posición anterior.  

Toma, Eris.— El mundano se había levantado del escritorio y se había acercado a ella, rollo de papel en mano. — Estas son algunas ideas, pero eres libre de cambiar aquello que no te convenza. Perdóname si apresuro el cierre de nuestra reunión pero es que tengo… asuntos que hacer.— Como siempre, tomó la diestra de la rubia y dejó un suave beso en los nudillos. Cuando volvió a erguirse, sus ojos estaban clavados en la castaña. — Gala acompáñala a la salida y ofrécele un refresco o algo.— Hizo un movimiento con la mano que podría ser interpretado como un adiós. — Y encárgate de enseñarle el terreno lo antes posible.

Gala se levantó y asintiendo con la cabeza, prácticamente arrastró a la griega afuera del despacho. — Si vamos a trabajar juntas, vamos a poner reglas.— Susurró, todavía agarrándola del codo mientras pasaban de largo el escritorio de la secretario de Adriano y se adentraban por un laberinto de pasillos blancos e impersonales.

La puerta de la cafetería era ligeramente más grande que el resto y el espacio estaba compartimentado para poder acoger sólo tres mesas pues su uso se limitaba al jefe, a la misma Gala y a Giovanni, el secretario y el encargado de acudir a las juntas cuando a Adriano no le apetecía. Cerró la hoja de cristal tras ellas en un movimiento brusco. — Regla número uno: No quiero jueguitos, Onassis, las cosas claritas y a la cara. Regla número dos: No quiero ninguna sonrisa sugerente de las tuyas, no sé que significan y me ponen tensa. Y… ¿sabes qué pasa cuando me pongo tensa?— Dio un par de pasos hacia la otra mujer, arrinconándola contra la pared y su cuerpo. — Que me vuelvo violenta.


Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz UI83BQw
Gala Magna Díaz
Mensajes : 8

Reliquias : 9

Temas : 1/2

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10680-cronicas-de-la-frivolidad-gala-i-d
Brujo/a
antiguo

Gala Magna Díaz
está

Volver arriba Ir abajo

Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz Empty Re: Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz

Mensaje— por Eris P. Onassis Ayer a las 9:37 pm

Your face is familiar for me.
Outfit
El pobre mundano podría haber pensado en algún momento que la griega podría tener algún interés en él más allá que el  estrictamente necesario, pero lo cierto es que, por una vez, el hada no lo había siquiera pretendido, de hecho es que aquel hombre no le atraía ni lo más mínimo, si bien se había buscado el ganarse su favor, nunca había sido enfocado en algo siquiera semejante a meterse entre sus sábanas, si no en conseguir algún que otro favor sin tener que desembolsar un pago desorbitado.

El contacto con la castaña no se le hacia en absoluto molesto, podría mantener la piel contraria pegada a la propia durante horas que estaba bastante segura de que no se le haría desagradable, aunque no contaba con que la bruja hubiese mantenido su mano entre la propia y su pierna, ya que casi todas las insinuaciones de la griega parecían caer en saco roto.

La palmada proferida por el italiano le resultó terriblemente molesta, no le gustaban los ruidos, estridentes o no. Mucho menos cuando eran inesperados y posiblemente de haber levantado la vista el hombre de la sala, se habría dado cuenta pues si no sabía mentir, disimular depende que tipo de cosas, se le daba bastante regular y, la molestia, era una de aquellas cosas, por lo que trató de no mostrarse alterada, aunque para su sorpresa, la bruja consiguió que aquella sensación desapareciese.

La hija de Lylic se vio por unos segundos totalmente fuera de la conversación con el mundano, de hecho en su cabeza aparecieron demasiados escenarios donde eliminar la presencia del citado ser habría sido muy fácil para centrarse en lo que realmente precisaba de sus atenciones y es que aquello había sido una provocación en toda regla, una que para su desgracia y por el momento debía pasar por alto.

Las uñas de la antigua, aparte de los rojizos surcos que ahora adornaban su nívea tez, hicieron que su piel se erizara ante tal estímulo repentino, haciendo que si bien la sonrisa previa había sido lo suficientemente esclarecedora en cuanto a sus intenciones, la que ahora lo adornaba era bastante más pícara, como si le hubiera dado algún tipo de "permiso", como si hubiese abierto una veda que posiblemente no se había siquiera parado a pensar. — Me encantaría saberlo. — Su tono era de evidente provocación, pues si bien respetaba a una bruja como lo era Gala, no podía evitar dejarse llevar por un juego como el que ella misma había comenzado y del cual no se arrepentía en absoluto.

La rubia se incorporó ligeramente para tomar aquel rollo de papel, con total tranquilidad. — Haré lo que esté en mi mano para que el diseño le complazca. — Y una ligera sonrisa se dibujó en sus labios antes de que este se despidiera de aquella forma tan poco convencional en los tiempos que corrían. — Descuide, el deber es el deber. — Ella misma habían tenido que cortar reuniones de aquel modo precisamente por llamadas que precisaban de su total atención.

No opuso mayor resistencia a que la bruja la llevase del brazo, pero si que se le hizo algo incómoda la falta de personalidad del edificio donde se encontraban, pero al fin y al cabo, no era su creación. La mención a las reglas la hizo soltar una leve carcajada, porque sabia que no entraba en sus planes ceñirse a ninguna norma... Si no conseguía algo a cambio.

Estaba más pendiente de analizar la estancia en aquel momento que de la presente compañía, pero en cuanto esta abrió la boca, la hija de Lilyc elevó su mirada hacia la contraria, elevando ambas cejas tan pronto terminó de hablar y la dejó arrinconada, no pudo evitar que una sonrisa ladina se dibujara en su rostro y se tuvo que aguantar las ganas de echar sus manos al cuerpo ajeno. — ¿No sabes qué significan o te haces la loca? Por que... Si soy más clara, posiblemente no puedas gestionarlo. — Dijo con falsa inocencia, elevando una de sus manos hacia la zona menos malinterpretable posible y con uno de sus dedos acarició la barbilla de la bruja — Y creo que esa premisa podría incluso sonar interesante. — Fijándose en la situación y en la cercanía de ambas, porque otra opción seria que la redujese a cenizas y eso no era tan apetecible.


Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz VXWuwTX
Keep an eye on me:
Your face is familiar for me. w/Gala Magna Díaz R8Mtm3s
Eris P. Onassis
Mensajes : 8

Reliquias : 12

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10675-eris-penelope-onassishttps://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10682-wellcome-to-the-illusion-eris-rls#93946https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10681-keep-an-eye-on-time-eris-chrono#93945
Hijo/a de
Lylic

Eris P. Onassis
está

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.