ғᴀᴄɪʟɪs ᴅᴇsᴄᴇɴsᴏs ᴀᴠᴇʀɴɪ―
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

20/05 ¡Atención, atención! ¡Hemos inaugurado la nueva sección de chismes del submundo! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Y no olvidéis que Las Moiras estarán encantadas de leer vuestros secretos…


18/05 ¡Atención, atención! ¿Has descubierto alguno de los sucios secretos de tu enemigo y quieres que se haga justicia? ¿Tu mejor amigo te ha robado la novia después de liarse contigo? ¿Tu exnovio vampiro se ha cenado a tu madre? Cuéntaselo a Las Moiras y ellas se encargarán de que lo sepa todo el submundo.


18/05 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/03 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a lo largo del día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos momentos!


16/02 ¡Atención, atención! Las subastas serán cerradas a las 11 p.m (hora española), así que ¡aprisa si queréis una cita!


02/01 El Staff de Facilis Descensus Averni os desea ¡FELIZ 2020! Estad atentos a las noticias estos días...


21 # 24
10
NEFILIMS
3
CONSEJO
9
HUMANOS
6
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
6
BRUJOS
0
HADAS
2
DEMONIOS
1
FANTASMAS

No time to die. || Mbarak.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Miér Sep 16, 2020 10:08 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
La profesora Evans se dejó caer en la silla, que debido a su reducida estatura, parecía una monstruosidad de cuero negro. Su escritorio estaba lleno de carpetas de colores cuyo contenido variaba desde solicitudes de colaboración con algunos de sus colegas más cercanos, a artículos críticos para el periódico de la universidad. Suspiró con fuerza, negándose a mirar los trabajos que seguramente le robasen ese fin de semana. No podría salir con su marido. De nuevo. Qué raro... Le echó un rápido vistazo al teléfono que descansaba junto al ordenador, porque sabía que debía asignar los alumnos a los especialistas. Primero contactaría al Doctor Airão y a la Doctora Steele, sus dos contactos más ocupados y con más renombre, y trataría de citarlos en su despacho lo antes posible.

Una semana después treinta alumnos se arremolinaban alrededor del tablón de anuncios situado junto a la puerta del aula de Historia del Arte Clásico y pre-colono, deseosos de ver cuales eran sus asignaciones. Sam no tenía prisa, además de que meterse de lleno en el gentío tampoco es que fuera algo que lo hiciera sentirse muy cómodo, así que, como el buen introvertido que era prefirió quedarse en la pared contraria a esperar a que las personas se disiparan y por fin ver con quién iba a hacer las prácticas.

El lobo era una persona ante todo realista, y era consciente de la remota posibilidad de que su profesora lo hubiera recomendado al Doctor Airão, porque siendo justos, Leena tenía mejores notas y más labia para las exposiciones. Le dedicó una mirada a la pelirroja sentada a su lado, garabateando algo en su bloc con las mejillas llenas de carboncillo y sus nudillos casi tan negros como las plumas de un cuervo. Al sentirse observada, alzó la vista y clavó sus celestes ojos en él.

¿Qué pacha?— Preguntó, extrañada. El muchacho se encogió de hombros. Pasar, no pasaba nada, sólo se lamentaba de no ser un poco más como ella y menos como él mismo. — Nada.— Sacudió la cabeza, dejándose resbalar hasta colocarse a su lado. — Vas a ir al Met seguro. — Afirmó Sam muy seguro de aquello que decía, optando por clavar su mirada color chocolate en las personas que tenía justo enfrente, criticando las elecciones de sus asignaciones.

Nah, qué va.— Respondió ella casi inmediatamente, rascándose la nariz con el dorso de la derecha y dejando una estela negruzca encima de sus pequeñas pecas canela. — Yo pedí ir al Museo de Brooklyn. Paso de tu amorcito brasileño.  — Soltó como si nada mientras cerraba el cuaderno y lo metía en su muchila de colorines. — Venga Rosell, vamos a ver las asignaciones.— Se levantó de un salto, hebras naranjas escapando de su descuidada trenza.

Sam sonrió sin muchas ganas, levantándose con un suspiro. Leena era siempre tan optimista… — Me estoy viendo llorando en posición fetal en la ducha, así de claro.— Dramatizó irónicamente, aunque no estaba tan seguro de ser totalmente broma.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 75

Reliquias : 12

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Jue Sep 17, 2020 8:31 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
El brasileño podría haberse esperado cualquier tipo de llamada por parte de la profesora Evans...Menos la que, de hecho, le llegó sin previo aviso. En otra época donde el trabajo le tuviese especialmente agobiado, probablemente se habría topado con una respuesta negativa, un rotundo no que no estaría dispuesto a negociar, vamos, que ni por todo el oro del mundo iba a conseguir liarlo para tal tarea como era la de tutelar a críos que en ocasiones tenían unas ínfulas de grandeza cuando apenas habían visto las obras de los museos, principalmente se le hacía terriblemente molesto el hecho de que pareciese que querían ser los maestros pero que únicamente se ahogaban en su vanidad y sus, en ocasiones, inalcanzables aspiraciones debido a la falta de paciencia que exhibían sin vergüenza.

Así que tras aquella llamada, el brujo se encontraba en el despacho de aquella mujer, quien le decía que cualquiera de sus chicos era una buena opción, pero claro, el ser humano peca de favoritismo, por lo que algunos nombres sonaban por encima de otros, pero a él se le había quedado en la cabeza un artículo que le había enviado aquella mujer y se lo había hecho saber para que en aquellas famosas y en ese momento, concurridas listas, figurase que tutelaría a Samuel Rosell I Torres.

No tenía muy claro como tratar con la gente joven, era un hecho que sus habilidades sociales, a lo largo de los años se habían visto evidentemente incrementadas por el mero hecho de haber sobrevivido en países tan diferentes como en los que había pasado su vida, las culturas asiáticas, mucho más introvertidas y de ellas pasó al carácter mediterráneo, infinitamente más cálido que el que había vivido durante siglos y que si tenía que ser franco, comportamiento por el cual tenía preferencia.

Se acarició con total tranquilidad la barbilla, elevando finalmente la mirada del expediente del chico, no se había equivocado ante su primera impresión, era algo que se le daba relativamente bien aunque no le gustaba meter a la gente en un bote u otro en base a lo que él podía pensar de primeras, básicamente por que pese a que apenas hubiese fallado antes, la sociedad era lo suficientemente retorcida en la actualidad que el chaval podría ser un lobo con piel de cordero.

Estrechó con firmeza la mano de la profesora, quien le indicó que probablemente encontraría al muchacho en cuestión cerca de las listas, aunque no en el meollo del asunto. Tras despedirse con total tranquilidad, abrió la puerta del despacho, acercándose, sin pegarse demasiado a los muchachos arremolinados alrededor de la lista. La verdad es que de inicio le habría dado algo de reparo acercarse, por si acaso alguien lograba reconocerle, pero todos parecían bastante inmersos en encontrar sus nombres en las listas como para fijarse en que una de las personas que podía tomarlos bajo su tutela estaba literalmente tras ellos.
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 4

Reliquias : 9

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Vie Sep 18, 2020 8:52 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Como solía pasar en todo aquello que el azar dictaminaba, no todos los alumnos habían resultado lo suficientemente afortunados como para lucir una sonrisa de satisfacción, de hecho, la gran mayoría parecía en desacuerdo con el criterio de asignación de la profesora y con la simple aceptación tanto de los centros culturales como de los tutores. Cuando Sam y Leena decidieron acercarse al tablón de asignaciones, pocos de sus compañeros quedaban por allí pues habían marchado en grupo en lo que el licántropo deducía que sería una queja a la profesora Evans.

Un gruñido nació en su garganta cuando escuchó a Smith quejarse a lo lejos sobre la soberbia docente y la ineptitud profesional. Una suave mano en su bíceps lo atrajo de golpe a la realidad, los ojos claros de su amiga lo miraban con curiosidad y algo que podría catalogarse como confusión. — Sam.— Lo llamó en un leve murmullo, sus labios entreabiertos y su ceño fruncido. El castaño supo que había metido la pata de lleno. ¿Era muy tarde para hacerse el sueco y fingir que no acababa de gruñir como un lobo? Por probar nada quedaba. — ¿Qué?— Preguntó, sus pestañas aleteando en falsa confusión.

Aquello no pareció cambiar el parecer de la pelirroja, que le señaló las listas.— Mira quién es tu tutor.— Sam se giró lentamente, sintiendo como su corazón latía con la fuerza de un caballo desbocado, y como el miedo y la incertidumbre lo golpeaba sin compasión en la boca del estómago. Tragó saliva mientras buscaba su nombre en la tabla e imaginaba un supuesto en el que todos sus temores eran ciertos y lo habían destinado a algún museo de arte contemporáneo para que se muriera de auto-asco. Y desprecio. Porque aquello no era arte, joder.

Y entonces lo leyó.

Leena.— Susurró quedo durante los segundos en los que procesaba la información recién adquirida. — ¡Leena!— La agarró de improvisto, alzándola por los aires como si fuera una liviana pluma y no una muchacha de metro setenta que llevaba una enorme mochila repleta de útiles universitarios que pesaban varios kilos. — ¡Sam! ¡Por el amor del señ— No logró acabar la exclamación pues la pobre mundana fue sometida a un torbellino que despeinó aún más su enmarañado cabello y la hizo agarrarse a los hombros de su amigo para no perder el equilibrio.

No lo entiendo, de verdad. — Musitó, desprovista de aliento, cuando sus pies rozaron de nuevo el suelo y pudo sostenerse por sí misma. — No deberías estar tan feliz, ¿sabes lo que significa un tutor con tanta experiencia y renombre? ¿Eh, bobo?— Trató de golpear con el dedo índice la frente del  muchacho pero al comprobar que no alcanzaba, se limitó a darle pequeños toques en el pecho. El licántropo, demasiado eufórico como para pensar en algún aspecto negativo, negó con la cabeza con vehemencia. — ¿No? Pues eso significa que te va a pedir el doble de esfuerzo para conseguir una simple C.— La pelirroja se cruzó de brazos, su expresión decía “¿lo ves ahora?”.

El Doctor Airão podría pedirme que me bajase los pantalones para darme por detrás que yo lo haría encantado.— Respondió Sam dos segundos antes de echarse a reír por la expresión mortificada de su amiga. — ¡Tranquila! No va a pedirme eso. Si con todas las obras que ha tratado seguro que es un hombre de sesenta años al que seguro ni se le levanta. — Aquello no ayudó en absoluto a la recuperación del oxígeno de Leena que parpadeaba presa del pánico. Normalmente, cuando se trataba la carrera profesional de los arqueólogos en la clase, se pasaba por alto los rasgos físicos para darle relevancia a los hallazgos y descubrimientos. — Ni gay, Leena. Ni gay. Cambia la cara.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 75

Reliquias : 12

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Dom Sep 20, 2020 3:14 am

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Casi se había visto arrollado por la turba de estudiantes disconformes con sus prácticas, algo que hizo que enarcase una de sus cejas en una mueca, negando con la cabeza. Parecía que aquellos que allí se encontraban eran demasiado jóvenes para entender que, para su suerte, vivían en un mundo terriblemente privilegiado si tenía que compararse al que le había visto nacer, algo que la verdad, agradecía, pues probablemente no se habría animado a entrar en lo que era la sociedad de no haber visto un avance...Aunque les quedaba mucho por vivir, por experimentar y sobre todo, les quedaba mucho camino que recorrer para sacarse de ese egoísmo que parecía gobernar a todos y cada uno de los seres mortales que habitaban la tierra.

Le llamó especialmente la atención la efusividad de uno de los estudiantes que allí se encontraban, la cual hacía bastante contraste con como se comportaba el resto de estudiantes y le pareció algo agradable de ver, aquella muestra de entusiasmo hizo que se fijase especialmente en aquel par de alumnos. No le ponía en ese momento cara, de hecho es que de haberse dado cuenta de que era precisamente el alumno que él había finalmente escogido para llevarse con él de prácticas, habría hablado antes...Antes de la maravillosa intervención que terminó haciendo el joven.

Carraspeó para hacerse notar ante la mirada pálida de la muchacha y por el momento la nuca del joven, la verdad es que la situación se le hacía divertida ¿Por qué? Básicamente por que si algo le había dado su trabajo, era un casi completo anonimato, por el mero hecho de que gracias al cielo, en el arte parecían dar mas importancia a lo que realmente la merecía, que no eran otra cosa que no fuesen los hallazgos y si bien algunos del gremio si contaban con ínfulas de grandeza, Mbarak siempre había preferido un perfil bajo y si alguien conocía su rostro, era probablemente por haber visto alguna de sus charlas.

Si bien la señorita tiene razón en cuanto a la exigencia... Siento discrepar en la edad que me ponía. — Elevó ambas cejas y aunque por dentro le resultaba terriblemente divertido, su aspecto serio la verdad que podría crear un ataque de pánico en cualquiera que se encontrase de cara con la persona de la cual acababa de decir una barbaridad tamaña como la que acababa de salir de los labios del muchacho, que no le costó demasiado identificar como un subterráneo, lo que hizo que si bien le sorprendiese la manera tan natural de dar cosas por sentado, la impulsividad tendía a ser un rasgo bastante esclarecedor en algunas de las especies.

De todas maneras, creo que debería manejar su impulsividad y su facilidad a la hora de dar cosas por supuesto ¿No cree Señor Rosell? — Su acento era lo suficientemente intenso como para que fuese fácil de identificar, por que pese al tiempo en otros países a lo largo de su historia, su lengua nativa no la había perdido y su tiempo en Brasil logró que su manera de hablar fuese fácilmente identificable con su procedencia y el apellido que había escogido, que se correspondía con la zona donde se crio cuando todavía no era conocido por aquel nombre.

Aunque no esté equivocado, no debería dar por sentado depende qué cosas, puede acabar por llevarse algún que otro mal rato y no creo que sea algo que le apetezca. —  Se llevó las manos a los bolsillos con total tranquilidad, si bien aquel descaro hubiese molestado a más de uno, en su caso, se le hacía bastante llamativo, precisamente por que no era lo que acostumbraba a vivir en su día a día. — Pero me alegra saber, en cierto modo, que puede dejar su trasero por el bien de la investigación del arte, es una entrega encomiable. — Y si, puede que pretendiese vacilarle un poco, pero vamos...Se lo había dejado demasiado a tiro.
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 4

Reliquias : 9

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Dom Sep 20, 2020 10:46 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Un carraspeo lo detuvo por completo. Por un segundo fue totalmente incapaz de apartar la mirada del empalidecida expresión de su amiga, sus ojos parecían más grandes y azules que de costumbre, reflejando el pánico de quien augura el desastre. Tragó saliva, aunque su garganta parecía cerrada a cal y canto y lo único que consiguió fue hacerse la vana ilusión de que podría evitar su trágico desenlace ahogándose a sí mismo. Como para su desgracia, no murió, se vio obligado a girarse para encarar a quien su instinto le decía que era el tutor al que acababa de ofrecerle cierta parte de su anatomía poco honorable.

Nunca había deseado tanto que la tierra se abriera y lo engullese.  

No esperaba que fuera tan joven… físicamente, claro, porque hubo dos pequeños detalles que quizás para el resto pasaban inadvertidos, pero que para él era la prueba delatora de una naturaleza inmortal. Un hijo de Lilith. Concluyó el licántropo mientras su mirada seguía la cenefa tribal que enmarcaba el lado derecho de su rostro y que era coronado por el fragmento de hielo que componía el iris de su ojo. El izquierdo, no obstante, era tan oscuro como el cacao puro, hecho que acrecentaba esa diferencia entre ambas orbes. Su semblante permanecía tan estoico que rozaba lo severo, e hizo sentirse a Sam diminuto a pesar de ser más alto y corpulento que él.

Si es que esas cosas sólo le pasaban a él… ¿Se podía saber para qué demonios abría la boca? Le echó una mirada de reojo a Leena, en busca de apoyo, encontrándose con su amiga haciendo como que leía  el tablón para alejarse de la escena lo máximo posible de la forma más sutil. — N-no, señor.— Tartamudeó al segundo comentario pues le fue imposible articular palabra antes. —  Digo, sí, señor.— Se corrigió, sintiendo como las llamas de la vergüenza ascendían sin pudor por su cuello y encendían sus mejillas. — No volverá a suceder.— Quizás debería haber apartado la mirada, adoptar una postura más sumisa y dócil como forma de respeto a la autoridad, sin embargo, se hallaba subyugado a la dualidad de los ojos del brujo.

No lo haré más.— Balbuceó escuchando la risilla de la pelirroja a su espalda. Un ruido que no habría sido capaz de captar si no fuera por el agudo oído que la maldición lupina le otorgaba. Y luego decía ser su mejor amiga... Cómo la maldijo en su foro interno. — Eh… Espere, no- no es eso. — Estaba a dos segundos de hiperventilar, su corazón latiendo desenfrenado, su pulso era un eco estridente en su cabeza que no lo dejaba pensar con claridad.  — Doctor Airão,— Empezó de nuevo. —  no pretendía sonar de esa forma… e-era una exageración.— Llegados a ese punto, Leena se estaba riendo sin molestar en esconderse, eso sí, a un metro de la conversación como para no verse involucrada. — Eso de recibir por detrás, no iba en serio. No soy así.

¿Y cómo son los gays, Sam?— Preguntó la pelirroja apoyándose en la pared para no caerse de bruces por las carcajadas. Un destelló dorado se extendió alrededor de la pupila del muchacho, que apretó la mandíbula para no insultar a diestro y siniestro. — Y tú, ¿quieres parar ya, por favor? No estoy diciendo que ser gay sea algo malo, sino que yo no soy gay. — Ya no sabía si hablarle a la mundana o al moreno. — Era una exageración que carecía de seriedad. O sea, no hay nada malo en hacer… esas cosas, por aparatosas que parezcan... — Una nueva oleada de estridente chillidos acompañó a su último comentario. Estaba seguro que Leena se comportaba así porque no era ella la que durante tres meses iba a tratar con el doctor Airão. Suspiró. Ahora se iba a quedar sin las prácticas y todo por su culpa. Y la de Leena, que no paraba de reírse. — Mire, entenderé si quiere ir a revocar la solicitud de prácticas. He sido poco profesional. Perdone.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 75

Reliquias : 12

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão Ayer a las 9:40 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
No podía negar que el ver como el muchacho de tez morena parecía haber perdido el color y repentinamente había adquirido un tono casi fantasmal era bastante gracioso, pero... ¿Le hacia mala persona que la situación se le hiciera tan divertida? Aun, no conocía al chaval de nada y ya lo estaba vacilando aunque la pobre víctima de aquello era obviamente ajena a su proceder ya que muy poca gente había logrado calar al brasileño y mucho menos en tan poco tiempo. Seguiría con la pantomima un par de minutos más si es que al joven no le daba un ataque que le dejase tieso allí mismo, algo que obviamente esperaba que no pasase.

El análisis de su rostro no le pasó inadvertido y se tuvo que esforzar para no sonreír ante aquel comportamiento del hijo de la luna, que al parecer había encontrado rápidamente las evidencias de la naturaleza propia. Sus ojos, para quienes podían verlo la diferencia, solían causar bastante revuelo, principalmente porque la gente los encontraba inquietantes, obviamente él había convivido con aquellas marcas desde tan pequeño, tanto en su rostro como en el de su hermana, por lo que no llegaba a entender del todo dicha incomodidad. Aunque ahora, revelada su raza, no sabía cómo afectaría eso a que el joven le hubiera elegido como tutor, pues había quien no confiaba en los brujos o que por otro lado, prefería mantenerse con los suyos.

El pobre muchacho no sabía por donde seguir y era algo gracioso ver que en vez de rebatirle parecía aterrado de lo que el brujo pudiera decirle. La verdad es que podía ser una persona bastante incisiva si se lo proponía, pero al parecer no lo estaba necesitando para que el joven se amedrentase. Sus ojos vagaron por la marcada mandíbula del licántropo, no prestando atención a sus primeros balbuceos hasta que llegó a ver las mejillas, ahora sonrojadas por la terrible vergüenza que debería estar pasando en esos momentos donde el hijo de Lilith simplemente mantenía su mirada en él, esperando a ver qué decía para arreglar el aparente desaguisado que sus palabras habían desencadenado.

Sería un detalle, la verdad. — Por su parte hacia años que había aprendido a ignorar de algún modo aquel tipo de comentarios, más de una persona había hecho algunos mucho peores que una mera alusión a bajarse los pantalones con segundas intenciones, pero la reacción del moreno era tan genuina que estaba totalmente seguro de que nada o menos tenía en contra de, en este caso, los homosexuales y es que no le daba aquella sensación en absoluto, pero ver como él seguía intentando excusarse a pesar de que para el brasileño aquel ya era un dato evidente, le hizo mantener su rostro impasible, esperando a que el joven dejase de hablar para hablar él, para o bien, seguir analizando por donde iba a ir la cosa o para continuar con la diversión generada por aquella situación en general.

La supuesta amiga del joven no hizo más que echar leña al fuego y se le hizo hasta gracioso, aunque el dorado de la pupila del joven no le pasó desapercibido. Pero tampoco vio peligro en aquel momento y estaba seguro de que podría haberlo sacado rápidamente de allí de haberse descontrolado el asunto y finalmente, llegó su turno de hablar, ignorando a la amiga del licántropo y centrando su atención y su tono calmado — Un comentario desafortunado no va a cambiar lo que he visto en Usted, mucho menos el deseo de trabajar con alguien que demuestra una pasión genuina por el arte. — Dijo con sinceridad, tratando de dejarle ver al muchacho que lejos de haber cambiado su decisión, en ese momento la tenía más clara que nunca. — Lo que le advierto es que no suelo aceptar pupilos y espero que le haga justicia a la imagen que vende y que no sea tan sólo una cortina de humo para medrar. Esto requiere trabajo, no amiguismos aunque en el gremio haya gente que si los premie. — Tomó aire con tranquilidad. — ¿Le apetece tomar algo mientras borra la terrible primera impresión o esta ocupado? — Dijo en evidente alusión a la compañera del muchacho.
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 4

Reliquias : 9

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.