ғᴀᴄɪʟɪs ᴅᴇsᴄᴇɴsᴏs ᴀᴠᴇʀɴɪ―
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

20/05 ¡Atención, atención! ¡Hemos inaugurado la nueva sección de chismes del submundo! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Y no olvidéis que Las Moiras estarán encantadas de leer vuestros secretos…


18/05 ¡Atención, atención! ¿Has descubierto alguno de los sucios secretos de tu enemigo y quieres que se haga justicia? ¿Tu mejor amigo te ha robado la novia después de liarse contigo? ¿Tu exnovio vampiro se ha cenado a tu madre? Cuéntaselo a Las Moiras y ellas se encargarán de que lo sepa todo el submundo.


18/05 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/03 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a lo largo del día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos momentos!


16/02 ¡Atención, atención! Las subastas serán cerradas a las 11 p.m (hora española), así que ¡aprisa si queréis una cita!


02/01 El Staff de Facilis Descensus Averni os desea ¡FELIZ 2020! Estad atentos a las noticias estos días...


16 # 18
7
NEFILIMS
2
CONSEJO
6
HUMANOS
6
LICÁNTRO.
7
VAMPIROS
4
BRUJOS
1
HADAS
1
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas

No time to die. || Mbarak.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Miér Sep 16, 2020 9:08 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
La profesora Evans se dejó caer en la silla, que debido a su reducida estatura, parecía una monstruosidad de cuero negro. Su escritorio estaba lleno de carpetas de colores cuyo contenido variaba desde solicitudes de colaboración con algunos de sus colegas más cercanos, a artículos críticos para el periódico de la universidad. Suspiró con fuerza, negándose a mirar los trabajos que seguramente le robasen ese fin de semana. No podría salir con su marido. De nuevo. Qué raro... Le echó un rápido vistazo al teléfono que descansaba junto al ordenador, porque sabía que debía asignar los alumnos a los especialistas. Primero contactaría al Doctor Airão y a la Doctora Steele, sus dos contactos más ocupados y con más renombre, y trataría de citarlos en su despacho lo antes posible.

Una semana después treinta alumnos se arremolinaban alrededor del tablón de anuncios situado junto a la puerta del aula de Historia del Arte Clásico y pre-colono, deseosos de ver cuales eran sus asignaciones. Sam no tenía prisa, además de que meterse de lleno en el gentío tampoco es que fuera algo que lo hiciera sentirse muy cómodo, así que, como el buen introvertido que era prefirió quedarse en la pared contraria a esperar a que las personas se disiparan y por fin ver con quién iba a hacer las prácticas.

El lobo era una persona ante todo realista, y era consciente de la remota posibilidad de que su profesora lo hubiera recomendado al Doctor Airão, porque siendo justos, Leena tenía mejores notas y más labia para las exposiciones. Le dedicó una mirada a la pelirroja sentada a su lado, garabateando algo en su bloc con las mejillas llenas de carboncillo y sus nudillos casi tan negros como las plumas de un cuervo. Al sentirse observada, alzó la vista y clavó sus celestes ojos en él.

¿Qué pacha?— Preguntó, extrañada. El muchacho se encogió de hombros. Pasar, no pasaba nada, sólo se lamentaba de no ser un poco más como ella y menos como él mismo. — Nada.— Sacudió la cabeza, dejándose resbalar hasta colocarse a su lado. — Vas a ir al Met seguro. — Afirmó Sam muy seguro de aquello que decía, optando por clavar su mirada color chocolate en las personas que tenía justo enfrente, criticando las elecciones de sus asignaciones.

Nah, qué va.— Respondió ella casi inmediatamente, rascándose la nariz con el dorso de la derecha y dejando una estela negruzca encima de sus pequeñas pecas canela. — Yo pedí ir al Museo de Brooklyn. Paso de tu amorcito brasileño.  — Soltó como si nada mientras cerraba el cuaderno y lo metía en su muchila de colorines. — Venga Rosell, vamos a ver las asignaciones.— Se levantó de un salto, hebras naranjas escapando de su descuidada trenza.

Sam sonrió sin muchas ganas, levantándose con un suspiro. Leena era siempre tan optimista… — Me estoy viendo llorando en posición fetal en la ducha, así de claro.— Dramatizó irónicamente, aunque no estaba tan seguro de ser totalmente broma.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Jue Sep 17, 2020 7:31 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
El brasileño podría haberse esperado cualquier tipo de llamada por parte de la profesora Evans...Menos la que, de hecho, le llegó sin previo aviso. En otra época donde el trabajo le tuviese especialmente agobiado, probablemente se habría topado con una respuesta negativa, un rotundo no que no estaría dispuesto a negociar, vamos, que ni por todo el oro del mundo iba a conseguir liarlo para tal tarea como era la de tutelar a críos que en ocasiones tenían unas ínfulas de grandeza cuando apenas habían visto las obras de los museos, principalmente se le hacía terriblemente molesto el hecho de que pareciese que querían ser los maestros pero que únicamente se ahogaban en su vanidad y sus, en ocasiones, inalcanzables aspiraciones debido a la falta de paciencia que exhibían sin vergüenza.

Así que tras aquella llamada, el brujo se encontraba en el despacho de aquella mujer, quien le decía que cualquiera de sus chicos era una buena opción, pero claro, el ser humano peca de favoritismo, por lo que algunos nombres sonaban por encima de otros, pero a él se le había quedado en la cabeza un artículo que le había enviado aquella mujer y se lo había hecho saber para que en aquellas famosas y en ese momento, concurridas listas, figurase que tutelaría a Samuel Rosell I Torres.

No tenía muy claro como tratar con la gente joven, era un hecho que sus habilidades sociales, a lo largo de los años se habían visto evidentemente incrementadas por el mero hecho de haber sobrevivido en países tan diferentes como en los que había pasado su vida, las culturas asiáticas, mucho más introvertidas y de ellas pasó al carácter mediterráneo, infinitamente más cálido que el que había vivido durante siglos y que si tenía que ser franco, comportamiento por el cual tenía preferencia.

Se acarició con total tranquilidad la barbilla, elevando finalmente la mirada del expediente del chico, no se había equivocado ante su primera impresión, era algo que se le daba relativamente bien aunque no le gustaba meter a la gente en un bote u otro en base a lo que él podía pensar de primeras, básicamente por que pese a que apenas hubiese fallado antes, la sociedad era lo suficientemente retorcida en la actualidad que el chaval podría ser un lobo con piel de cordero.

Estrechó con firmeza la mano de la profesora, quien le indicó que probablemente encontraría al muchacho en cuestión cerca de las listas, aunque no en el meollo del asunto. Tras despedirse con total tranquilidad, abrió la puerta del despacho, acercándose, sin pegarse demasiado a los muchachos arremolinados alrededor de la lista. La verdad es que de inicio le habría dado algo de reparo acercarse, por si acaso alguien lograba reconocerle, pero todos parecían bastante inmersos en encontrar sus nombres en las listas como para fijarse en que una de las personas que podía tomarlos bajo su tutela estaba literalmente tras ellos.
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 28

Reliquias : 78

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Vie Sep 18, 2020 7:52 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Como solía pasar en todo aquello que el azar dictaminaba, no todos los alumnos habían resultado lo suficientemente afortunados como para lucir una sonrisa de satisfacción, de hecho, la gran mayoría parecía en desacuerdo con el criterio de asignación de la profesora y con la simple aceptación tanto de los centros culturales como de los tutores. Cuando Sam y Leena decidieron acercarse al tablón de asignaciones, pocos de sus compañeros quedaban por allí pues habían marchado en grupo en lo que el licántropo deducía que sería una queja a la profesora Evans.

Un gruñido nació en su garganta cuando escuchó a Smith quejarse a lo lejos sobre la soberbia docente y la ineptitud profesional. Una suave mano en su bíceps lo atrajo de golpe a la realidad, los ojos claros de su amiga lo miraban con curiosidad y algo que podría catalogarse como confusión. — Sam.— Lo llamó en un leve murmullo, sus labios entreabiertos y su ceño fruncido. El castaño supo que había metido la pata de lleno. ¿Era muy tarde para hacerse el sueco y fingir que no acababa de gruñir como un lobo? Por probar nada quedaba. — ¿Qué?— Preguntó, sus pestañas aleteando en falsa confusión.

Aquello no pareció cambiar el parecer de la pelirroja, que le señaló las listas.— Mira quién es tu tutor.— Sam se giró lentamente, sintiendo como su corazón latía con la fuerza de un caballo desbocado, y como el miedo y la incertidumbre lo golpeaba sin compasión en la boca del estómago. Tragó saliva mientras buscaba su nombre en la tabla e imaginaba un supuesto en el que todos sus temores eran ciertos y lo habían destinado a algún museo de arte contemporáneo para que se muriera de auto-asco. Y desprecio. Porque aquello no era arte, joder.

Y entonces lo leyó.

Leena.— Susurró quedo durante los segundos en los que procesaba la información recién adquirida. — ¡Leena!— La agarró de improvisto, alzándola por los aires como si fuera una liviana pluma y no una muchacha de metro setenta que llevaba una enorme mochila repleta de útiles universitarios que pesaban varios kilos. — ¡Sam! ¡Por el amor del señ— No logró acabar la exclamación pues la pobre mundana fue sometida a un torbellino que despeinó aún más su enmarañado cabello y la hizo agarrarse a los hombros de su amigo para no perder el equilibrio.

No lo entiendo, de verdad. — Musitó, desprovista de aliento, cuando sus pies rozaron de nuevo el suelo y pudo sostenerse por sí misma. — No deberías estar tan feliz, ¿sabes lo que significa un tutor con tanta experiencia y renombre? ¿Eh, bobo?— Trató de golpear con el dedo índice la frente del  muchacho pero al comprobar que no alcanzaba, se limitó a darle pequeños toques en el pecho. El licántropo, demasiado eufórico como para pensar en algún aspecto negativo, negó con la cabeza con vehemencia. — ¿No? Pues eso significa que te va a pedir el doble de esfuerzo para conseguir una simple C.— La pelirroja se cruzó de brazos, su expresión decía “¿lo ves ahora?”.

El Doctor Airão podría pedirme que me bajase los pantalones para darme por detrás que yo lo haría encantado.— Respondió Sam dos segundos antes de echarse a reír por la expresión mortificada de su amiga. — ¡Tranquila! No va a pedirme eso. Si con todas las obras que ha tratado seguro que es un hombre de sesenta años al que seguro ni se le levanta. — Aquello no ayudó en absoluto a la recuperación del oxígeno de Leena que parpadeaba presa del pánico. Normalmente, cuando se trataba la carrera profesional de los arqueólogos en la clase, se pasaba por alto los rasgos físicos para darle relevancia a los hallazgos y descubrimientos. — Ni gay, Leena. Ni gay. Cambia la cara.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Dom Sep 20, 2020 2:14 am

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Casi se había visto arrollado por la turba de estudiantes disconformes con sus prácticas, algo que hizo que enarcase una de sus cejas en una mueca, negando con la cabeza. Parecía que aquellos que allí se encontraban eran demasiado jóvenes para entender que, para su suerte, vivían en un mundo terriblemente privilegiado si tenía que compararse al que le había visto nacer, algo que la verdad, agradecía, pues probablemente no se habría animado a entrar en lo que era la sociedad de no haber visto un avance...Aunque les quedaba mucho por vivir, por experimentar y sobre todo, les quedaba mucho camino que recorrer para sacarse de ese egoísmo que parecía gobernar a todos y cada uno de los seres mortales que habitaban la tierra.

Le llamó especialmente la atención la efusividad de uno de los estudiantes que allí se encontraban, la cual hacía bastante contraste con como se comportaba el resto de estudiantes y le pareció algo agradable de ver, aquella muestra de entusiasmo hizo que se fijase especialmente en aquel par de alumnos. No le ponía en ese momento cara, de hecho es que de haberse dado cuenta de que era precisamente el alumno que él había finalmente escogido para llevarse con él de prácticas, habría hablado antes...Antes de la maravillosa intervención que terminó haciendo el joven.

Carraspeó para hacerse notar ante la mirada pálida de la muchacha y por el momento la nuca del joven, la verdad es que la situación se le hacía divertida ¿Por qué? Básicamente por que si algo le había dado su trabajo, era un casi completo anonimato, por el mero hecho de que gracias al cielo, en el arte parecían dar mas importancia a lo que realmente la merecía, que no eran otra cosa que no fuesen los hallazgos y si bien algunos del gremio si contaban con ínfulas de grandeza, Mbarak siempre había preferido un perfil bajo y si alguien conocía su rostro, era probablemente por haber visto alguna de sus charlas.

Si bien la señorita tiene razón en cuanto a la exigencia... Siento discrepar en la edad que me ponía. — Elevó ambas cejas y aunque por dentro le resultaba terriblemente divertido, su aspecto serio la verdad que podría crear un ataque de pánico en cualquiera que se encontrase de cara con la persona de la cual acababa de decir una barbaridad tamaña como la que acababa de salir de los labios del muchacho, que no le costó demasiado identificar como un subterráneo, lo que hizo que si bien le sorprendiese la manera tan natural de dar cosas por sentado, la impulsividad tendía a ser un rasgo bastante esclarecedor en algunas de las especies.

De todas maneras, creo que debería manejar su impulsividad y su facilidad a la hora de dar cosas por supuesto ¿No cree Señor Rosell? — Su acento era lo suficientemente intenso como para que fuese fácil de identificar, por que pese al tiempo en otros países a lo largo de su historia, su lengua nativa no la había perdido y su tiempo en Brasil logró que su manera de hablar fuese fácilmente identificable con su procedencia y el apellido que había escogido, que se correspondía con la zona donde se crio cuando todavía no era conocido por aquel nombre.

Aunque no esté equivocado, no debería dar por sentado depende qué cosas, puede acabar por llevarse algún que otro mal rato y no creo que sea algo que le apetezca. —  Se llevó las manos a los bolsillos con total tranquilidad, si bien aquel descaro hubiese molestado a más de uno, en su caso, se le hacía bastante llamativo, precisamente por que no era lo que acostumbraba a vivir en su día a día. — Pero me alegra saber, en cierto modo, que puede dejar su trasero por el bien de la investigación del arte, es una entrega encomiable. — Y si, puede que pretendiese vacilarle un poco, pero vamos...Se lo había dejado demasiado a tiro.
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 28

Reliquias : 78

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Dom Sep 20, 2020 9:46 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Un carraspeo lo detuvo por completo. Por un segundo fue totalmente incapaz de apartar la mirada del empalidecida expresión de su amiga, sus ojos parecían más grandes y azules que de costumbre, reflejando el pánico de quien augura el desastre. Tragó saliva, aunque su garganta parecía cerrada a cal y canto y lo único que consiguió fue hacerse la vana ilusión de que podría evitar su trágico desenlace ahogándose a sí mismo. Como para su desgracia, no murió, se vio obligado a girarse para encarar a quien su instinto le decía que era el tutor al que acababa de ofrecerle cierta parte de su anatomía poco honorable.

Nunca había deseado tanto que la tierra se abriera y lo engullese.  

No esperaba que fuera tan joven… físicamente, claro, porque hubo dos pequeños detalles que quizás para el resto pasaban inadvertidos, pero que para él era la prueba delatora de una naturaleza inmortal. Un hijo de Lilith. Concluyó el licántropo mientras su mirada seguía la cenefa tribal que enmarcaba el lado derecho de su rostro y que era coronado por el fragmento de hielo que componía el iris de su ojo. El izquierdo, no obstante, era tan oscuro como el cacao puro, hecho que acrecentaba esa diferencia entre ambas orbes. Su semblante permanecía tan estoico que rozaba lo severo, e hizo sentirse a Sam diminuto a pesar de ser más alto y corpulento que él.

Si es que esas cosas sólo le pasaban a él… ¿Se podía saber para qué demonios abría la boca? Le echó una mirada de reojo a Leena, en busca de apoyo, encontrándose con su amiga haciendo como que leía  el tablón para alejarse de la escena lo máximo posible de la forma más sutil. — N-no, señor.— Tartamudeó al segundo comentario pues le fue imposible articular palabra antes. —  Digo, sí, señor.— Se corrigió, sintiendo como las llamas de la vergüenza ascendían sin pudor por su cuello y encendían sus mejillas. — No volverá a suceder.— Quizás debería haber apartado la mirada, adoptar una postura más sumisa y dócil como forma de respeto a la autoridad, sin embargo, se hallaba subyugado a la dualidad de los ojos del brujo.

No lo haré más.— Balbuceó escuchando la risilla de la pelirroja a su espalda. Un ruido que no habría sido capaz de captar si no fuera por el agudo oído que la maldición lupina le otorgaba. Y luego decía ser su mejor amiga... Cómo la maldijo en su foro interno. — Eh… Espere, no- no es eso. — Estaba a dos segundos de hiperventilar, su corazón latiendo desenfrenado, su pulso era un eco estridente en su cabeza que no lo dejaba pensar con claridad.  — Doctor Airão,— Empezó de nuevo. —  no pretendía sonar de esa forma… e-era una exageración.— Llegados a ese punto, Leena se estaba riendo sin molestar en esconderse, eso sí, a un metro de la conversación como para no verse involucrada. — Eso de recibir por detrás, no iba en serio. No soy así.

¿Y cómo son los gays, Sam?— Preguntó la pelirroja apoyándose en la pared para no caerse de bruces por las carcajadas. Un destelló dorado se extendió alrededor de la pupila del muchacho, que apretó la mandíbula para no insultar a diestro y siniestro. — Y tú, ¿quieres parar ya, por favor? No estoy diciendo que ser gay sea algo malo, sino que yo no soy gay. — Ya no sabía si hablarle a la mundana o al moreno. — Era una exageración que carecía de seriedad. O sea, no hay nada malo en hacer… esas cosas, por aparatosas que parezcan... — Una nueva oleada de estridente chillidos acompañó a su último comentario. Estaba seguro que Leena se comportaba así porque no era ella la que durante tres meses iba a tratar con el doctor Airão. Suspiró. Ahora se iba a quedar sin las prácticas y todo por su culpa. Y la de Leena, que no paraba de reírse. — Mire, entenderé si quiere ir a revocar la solicitud de prácticas. He sido poco profesional. Perdone.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Lun Sep 21, 2020 8:40 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
No podía negar que el ver como el muchacho de tez morena parecía haber perdido el color y repentinamente había adquirido un tono casi fantasmal era bastante gracioso, pero... ¿Le hacia mala persona que la situación se le hiciera tan divertida? Aun, no conocía al chaval de nada y ya lo estaba vacilando aunque la pobre víctima de aquello era obviamente ajena a su proceder ya que muy poca gente había logrado calar al brasileño y mucho menos en tan poco tiempo. Seguiría con la pantomima un par de minutos más si es que al joven no le daba un ataque que le dejase tieso allí mismo, algo que obviamente esperaba que no pasase.

El análisis de su rostro no le pasó inadvertido y se tuvo que esforzar para no sonreír ante aquel comportamiento del hijo de la luna, que al parecer había encontrado rápidamente las evidencias de la naturaleza propia. Sus ojos, para quienes podían verlo la diferencia, solían causar bastante revuelo, principalmente porque la gente los encontraba inquietantes, obviamente él había convivido con aquellas marcas desde tan pequeño, tanto en su rostro como en el de su hermana, por lo que no llegaba a entender del todo dicha incomodidad. Aunque ahora, revelada su raza, no sabía cómo afectaría eso a que el joven le hubiera elegido como tutor, pues había quien no confiaba en los brujos o que por otro lado, prefería mantenerse con los suyos.

El pobre muchacho no sabía por donde seguir y era algo gracioso ver que en vez de rebatirle parecía aterrado de lo que el brujo pudiera decirle. La verdad es que podía ser una persona bastante incisiva si se lo proponía, pero al parecer no lo estaba necesitando para que el joven se amedrentase. Sus ojos vagaron por la marcada mandíbula del licántropo, no prestando atención a sus primeros balbuceos hasta que llegó a ver las mejillas, ahora sonrojadas por la terrible vergüenza que debería estar pasando en esos momentos donde el hijo de Lilith simplemente mantenía su mirada en él, esperando a ver qué decía para arreglar el aparente desaguisado que sus palabras habían desencadenado.

Sería un detalle, la verdad. — Por su parte hacia años que había aprendido a ignorar de algún modo aquel tipo de comentarios, más de una persona había hecho algunos mucho peores que una mera alusión a bajarse los pantalones con segundas intenciones, pero la reacción del moreno era tan genuina que estaba totalmente seguro de que nada o menos tenía en contra de, en este caso, los homosexuales y es que no le daba aquella sensación en absoluto, pero ver como él seguía intentando excusarse a pesar de que para el brasileño aquel ya era un dato evidente, le hizo mantener su rostro impasible, esperando a que el joven dejase de hablar para hablar él, para o bien, seguir analizando por donde iba a ir la cosa o para continuar con la diversión generada por aquella situación en general.

La supuesta amiga del joven no hizo más que echar leña al fuego y se le hizo hasta gracioso, aunque el dorado de la pupila del joven no le pasó desapercibido. Pero tampoco vio peligro en aquel momento y estaba seguro de que podría haberlo sacado rápidamente de allí de haberse descontrolado el asunto y finalmente, llegó su turno de hablar, ignorando a la amiga del licántropo y centrando su atención y su tono calmado — Un comentario desafortunado no va a cambiar lo que he visto en Usted, mucho menos el deseo de trabajar con alguien que demuestra una pasión genuina por el arte. — Dijo con sinceridad, tratando de dejarle ver al muchacho que lejos de haber cambiado su decisión, en ese momento la tenía más clara que nunca. — Lo que le advierto es que no suelo aceptar pupilos y espero que le haga justicia a la imagen que vende y que no sea tan sólo una cortina de humo para medrar. Esto requiere trabajo, no amiguismos aunque en el gremio haya gente que si los premie. — Tomó aire con tranquilidad. — ¿Le apetece tomar algo mientras borra la terrible primera impresión o esta ocupado? — Dijo en evidente alusión a la compañera del muchacho.
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 28

Reliquias : 78

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Miér Sep 23, 2020 11:58 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Hacía mucho tiempo, Sam había escuchado a su madre decir que a nadie le desagradaba unas palabritas dulces, cosa con la que disentía profundamente. Él jamás había llevado bien que le dedicaran halagos, de hecho, le avergonzaban a un nivel casi visceral y bastaban tan sólo unos segundos para que un marcado sonrojo se apoderara por completo de sus mejillas y ascendiese hasta sus orejas. Como en ese preciso instante, por ejemplo.

No había esperado ningún comentario positivo tras aquella metedura de pata tan épica, sin embargo, al destino a veces le gustaba sorprenderle. Una tímida sonrisa floreció en sus labios mientras sus pulgares se colgaban en dos de las trabillas frontales de su pantalón vaquero, sin saber muy bien qué hacer; sus ojos, sin embargo, parecían reacios a seguir su usual comportamiento retraído y se hallaban clavados en los del brujo, sumidos en esa extraordinaria e insólita dualidad. Recordó entonces algo que Kai le había dicho acerca lo duro que podía llegar a ser vivir en un tiempo ignorante y temeroso de todo aquello que sus libros sagrados no explicaban.

Por supuesto que sabía que no solía aceptar pupilos, así como lo sumamente difícil que era de complacer… La profesora Evans ya le había avisado de los aspectos más oscuros que la fama solía traer consigo: la desconfianza y la soberbia. En su caso, el Doctor Airão no parecía arrogante sino severo y trabajador, el tipo de persona que espera lo mismo de sus compañeros. — No le haré perder el tiempo.— Aseguró quedo, pues no sabía si prometerle su mayor esfuerzo sería suficiente para el moreno. Raramente la buena voluntad servía a los profesores como garantía, así que optaban por pedir pruebas consistentes y evidentes, como trabajos académicos.

El lobo se giró para echarle un breve repaso a su, casi desmayada, amiga, encontrándosela asintiendo con tantísima vehemencia que el muchacho se preocupó por una posible lesión en su cuello. — Me encantaría.— Musitó con quizás demasiada celeridad, reajustando su mochila negra al caminar… sin darse cuenta de que se había puesto en marcha sin dejar que el arqueólogo fuera el que tomara la iniciativa. No obstante, ¿qué más podía hacer? Sam realmente admiraba el trabajo del Doctor Airão y no podía evitar emocionarse con el simple pensamiento de que iba a ser él quien lo iba a guiar. Si es que daba gracias con tan sólo tenerlo al lado.

Luego te llamo, Leena.— Se despidió andando brevemente de espaldas para poder ver la cara de la pelirroja al alejarse. Ella ni corta ni perezosa, le dedicó un guiño de ojo. Fue entonces cuando cayó en que con todo el jolgorio que había montado, no se había fijado si la pobre mundana había caído con la profesora Steele. — ¿Te ha tocado ella?— Preguntó de nuevo, ralentizando el paso. Ella asintió. Sam sonrió.

Perdone.— Ahora caminaba de forma correcta, sus hombros tensos en la rectitud que otorga el nerviosismo. — Con la euforia no me había dado tiempo a ver si la habían destinado al Museo de Brooklyn.— Era uno de los más grandes de Nueva York, reconocido mundialmente, estaba seguro que no le iría nada mal a su amiga allí. A lo mejor, tampoco debía ser tan franco con el que ahora sería su tutor y sobrellevaría sus prácticas. Observó de reojo su perfil, captando el marcado contraste entre su dorada piel y el gélido iris.

¿Qué le apetece? — Preguntó descendiendo por las escaleras de mármol oscuro, evitando mirarlo en demasía aunque por extraño que sonase, ganas no le faltaban.  — ¿Un café? En la cafetería que hay justo delante hacen unos buenísimos. — Hasta a él le gustaban y mira que el café no era santo de su devoción.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Vie Sep 25, 2020 11:34 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
El brujo no era quien de poner en duda la profesionalidad del muchacho, de hecho, si llegase a coger confianza con él, sería algo que le recordaría sutilmente por el resto del tiempo que terminasen compartiendo su vida, por que si, para Mbarak, su trabajo era una de las partes más necesarias para su existencia, no en vano había recorrido mundo, recolectando cientos de artilugios de incalculable valor que al final, le habían valido para lograr la reputación que en aquel momento le precedía.

En otra situación, posiblemente le habría incomodado la insistencia en aquella mirada que el otro le dedicaba, principalmente por que no solía conllevar nada bueno, al menos no en el mundo fuera del Amazonas, donde, a diferencia de la "civilización" siempre habían sido veneradas aquellas marcas que le hacían ser un crío terriblemente especial para ellos, una tribu donde la magia era algo que agradecer y no se temía, no podía decir lo mismo de ciertas culturas de las cuales le había tocado vivir como un proscrito, algo que nunca le había molestado dado su carácter. Jamás había buscado confrontaciones con nadie, solo vivir totalmente tranquilo. Y sin embargo ni siquiera se había planteado retirarle aquella mirada.

Eso espero, de verdad. — Y sentía en su interior que no se equivocaba con el chico, en el momento que no vio molestia por aquella marca que le había visto nacer, tuvo la sensación de que algo en el muchacho se le hacía especial y no quiso simplemente pensar en ello durante más tiempo y es que precisamente a él, aquello era algo que le sobraba tras cinco siglos de vida, teniendo aún así que vivir a un ritmo frenético para adaptarse al ritmo de la ciudad que nunca duerme y es que Nueva York, en ocasiones, le causaba un estrés que solía paliar yéndose a su antiguo poblado... O al menos a lo que quedaba de el.

Le sorprendió que el muchacho optase por tomar el rumbo él sólo antes de que siquiera dijese algo, no recordaba que tuviese la facultad de infundir tal estado de nervios en absolutamente nadie, de hecho, de entre sus amistades más cercanas, era, de lejos, el que en el campo más físico, menos imponía, o al menos él siempre había pensado aquello. Se llevó las manos a la espalda, caminando con tranquilidad, había despejado su agenda aquel día para pasarlo relajado y al final se había encontrado invitando al muchacho que iba a tener en prácticas para tomar algo, sin más. ¿Estaba bien de la cabeza? Pues al parecer no demasiado.

No es algo por lo que tenga que disculparse. — Dijo con total tranquilidad, tras la reacción del muchacho con la joven que ahora dejaban atrás, suponía que tenían una relación cercana y lo menos es que si ambos esperaban buenas (o malas) noticias, que las compartieran. — Es un buen destino, aprenderá mucho allí. — Él solía estar tan pendiente de sus cosas, que verdaderamente el trabajo de sus compañeros terminaba viéndolo en las reuniones que solían mantener, evidenciando que por mucha admiración que sintiese por los mismos, no tenía el tiempo material para estar pendiente de los progresos de los mismos, quizás era la parte que menos le gustaba de su trabajo, el no ver a sus compañeros, a los buenos, crecer. Por eso nunca había tomado un pupilo, por llamarlo de alguna manera, apegarse a un joven para que este desplegara sus alas y terminar perdiendo contacto era una de las cosas que no le atraía de aquel tipo de trabajo.

Se llevó una de las manos a la barbilla, tocándose la barba con suavidad, antes de dejar terminar al joven y asentir ligeramente. — Un café estará bien, podré ver qué criterio tiene. — Si, era una broma, pero su tono sosegado posiblemente no dejase ver mucho más allá de sus palabras. Realmente aunque tomase un agua le daba exactamente igual, lo que quería era saber sobre el crío que tenía delante, obviamente tenía que haberse dado cuenta de que era un brujo y podría ser que aquello cambiase su predisposición a hacer aquellas prácticas con él o lo que más le llamaba la atención, que hubiese manifestado de modo alguno querer hacer las prácticas con él habiendo nombres más importantes en las listas.




No time to die. || Mbarak. B72Bg44
My Destiny:
No time to die. || Mbarak. EYeeNgu
“It is not in the stars to hold our destiny but in ourselves.”:
No time to die. || Mbarak. X3I9ZTr
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 28

Reliquias : 78

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Miér Sep 30, 2020 5:41 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Admiraba a las personas tranquilas con la misma intensidad con la que las temía. Su padre siempre le había advertido que las aguas mansas nunca debían ser subestimadas pues eran con diferencia las más peligrosas, ya que sin una amenaza que vislumbrar, el ser humano, que a menudo peca de confiado y soberbio, se adentraba en ellas sin saber que las turbulencias que se hallan en las profundidades ascienden en cuestión de segundos. Y cuando eres consciente de lo que está sucediendo, ya te encuentras atrapado en una corriente que te arrastra hacia lo desconocido, sin oxigeno y sin fuerzas. Sin embargo, las aguas inquietas son predecibles. Te indican que debes andar con pies de plomo y a poder ser, evitarlas en gran medida.

Y esa misma sensación de incertidumbre era la que quemaba en lo más profundo de su pecho cuando su mirada se posaba en el perfil del Doctor Airão.

Había algo en él que le decía que toda aquella aura tan sosegada y pacífica, escondía algo más revoltoso. No obstante, no sabía definir qué era concretamente. Siguiendo su instinto, que le pedía encarecidamente descubriese qué había tras esa aparente calma, observó sus movimientos sin volver la cabeza: eran fluidos y poseían la naturalidad de quien no sigue un protocolo forzado, revelando que o bien no tenía ninguna intención oculta, o llevaba demasiados años fingiendo lo que no era y había adquirido la capacidad de fingir. Aquello lo puso todavía más nervioso. — Sí.— Le dio la razón, su corazón latía desbocado, ascendiendo su pulso que comenzó a retumbar en sus oídos, dificultándole la tarea de mantener una conversación racional.

Su corazón se detuvo de golpe en cuanto escuchó que iba a ser juzgado por su nula capacidad de paladear un buen café, y durante unos segundos temió morir allí de la forma más ridícula. Sus ojos se abrieron de par en par y su expresión se tornó angustiada. — No, no, por favor.— Se apresuró a alzar las manos, como si tratase de detener el tren de los pensamientos del Doctor. — Q-que yo no sé de café. Soy un completo inútil para diferenciar uno bueno de uno mediocre, s-si por las mañanas me tomo un ColaCao.— Explicó como si aquello fuera irrebatible. Fue en ese preciso instante, que se percató del brillante destello de la diversión que parecía crepitar en la calidez de sus ojos. No, no era una mala persona, sólo estaba quedándose con él y posiblemente divirtiéndose a su costa (uy, sí, que raro).

Vale, ¿se está quedando conmigo, verdad?— Se le escapó arqueando una ceja, sonriéndole abiertamente por primera vez. — Muy bonito, aprovecharse del nerviosismo de un pobre estudiante… — Murmuró mientras volvía a retomar el descenso por las escaleras, temiendo que en cualquier momento su corazón se escapase de su pecho. — Pero quiero que sepa que hablo en serio, no sé de café. Soy de cacao. — Habían llegado a la planta baja y se dispuso a dirigirse a la salida, echando un breve vistazo sobre su hombro para asegurarse de no haber dejado atrás al brasileño.

Sam intuía que no era muy ético abordar, de forma brusca e inesperada, la edad de un brujo y menos si apenas lo conocía, pero las preguntas se le acumulaban en la punta de la lengua y le quemaban por obtener su liberación. No cedería, estaba harto de ceder a sus impulsos cada luna llenas como para perder el poco control en su racionalidad diaria. No, gracias. Podría manejar la situación. — ¿Realmente cuántos años lleva siendo arqueólogo?— Tardó varios segundos en identificar su propia voz y quiso tirarse a la calzada que tenía a un par de metros para que algún coche acabara con su agonía. Básicamente porque indirectamente había preguntado aquello que tanta curiosidad le generaba.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Jue Oct 01, 2020 1:27 am

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Con el paso de los años, el brujo había llegado a la conclusión de que permitirse ser impulsivo le terminaba trayendo más problemas que otra cosa. Quizás aquello había moldeado su carácter dando lugar al que actualmente tenía. No era el hombre más calmado del mundo... Al menos una vez llegaban a conocerle, pero claro, para eso hacia falta tiempo y no fiarse en absoluto de las apariencias, pues las que lucía, sobre todo cuando debía vestirse algo más elegante que de costumbre, eran bastante engañosas aunque no lo pretendiera, pero si, era un rasgo del que tendía a disfrutar más de la cuenta, tampoco lo escondía demasiado y sus amigos más cercanos probablemente conocieran, por haber sufrido en sus carnes aquella faceta más juguetona del brujo.

Sin necesidad de tenerlo especialmente cerca, casi podía sentir el nerviosismo del muchacho, algo que si bien se le hacia gracioso, también debía reconocer  que le intrigaba tener aquel poder, ya que si bien solía encontrar rechazo en quienes le miraban por ser diferente, sabia que lo que pasaba en el chico que caminaba junto a él, o al menos sospechaba, no tenía absolutamente nada que ver con aquel detalle físico. Se sentía analizado por él y casi habría preferido que de primeras, preguntase todo cuanto le causaba curiosidad, al fin y al cabo si él estaba donde estaba, había sido por haberse dejado llevar por la más absoluta curiosidad, esa que le había convertido en la persona que era y con ello le había llevado a ver tanto mundo en su larga existencia, siempre teniendo algo en la cabeza, casi olvidando su longevidad, sabia que no iba a aburrirse jamás de descubrir, de estudiar, de vivir... Algo bueno tenía que tener todo aquello al fin y al cabo

Lo único que hace un café bueno, es que quien lo tome lo disfrute, nada más. — Aunque le hacia gracia el como el muchacho parecía al borde de un ataque de nervios y que se diese cuenta de que se estaba quedando con él. Era su manera de tratar de aliviar un poco la tensión. — No debería ponerle nervioso, soy alguien bastante normal. Con el tiempo que va a pasar conmigo, si tiene que ponerse tenso cada vez que me vea, no le va a hacer bien a su corazón. — Giró su rostro para volcar su atención en el menor de ambos, encogiendo sus hombros acto seguido, para continuar hablando. — Y precisamente por eso, prefiero que me tutee. Va a ser más cómodo para ambos que andar con formalidades que solo van a hacer que siga sintiéndose incómodo a mi lado. — Y cuando había nervios, por norma general, había descuidos y más torpeza de la necesaria.

Y el cacao tiene casi tantos matices como el café, incluso más. — Y sin refinar sabia a rayos, algo que había aprendido por las malas cuando era muy joven. También es que el brasileño entendía que el amargor del café no era para todo el mundo, tampoco es que fuese un tema que realmente le hiciera juzgar a alguien, por que los gustos eran tan variados que realmente no había manera de catalogarlos. El ritmo del muchacho era claramente superior al propio y el brujo se esforzaba por no quedarse por detrás. — Si quiere escapar solo tiene que decirlo. — Bromeó esta vez haciendo aquel tono algo más evidente.

Creo que es la manera más sutil que han tenido de preguntarme cuantos años tengo. — Dijo con una ligera sonrisa algo más afable que su precio semblante. — ¿De manera profesional o...? — Se pasó ligeramente la mano por la frente, peinando su cabello que parecía haberse declarado en rebeldía. — Profesionalmente hablando, podría decirse que poco. Pero toda mi vida me ha interesado esto, la historia que un sólo objeto puede contar es simplemente maravillosa. Hay muchos objetos que no han salido de mi colección privada, siglos de colecciones que todavía no he encontrado el momento de mostrar. — Colección, por cierto, que era obscenamente extensa. Pero cinco largos siglos de viajes acabaron por hacerle acumular cientos de elementos dignos de estudio.


Última edición por Mbarak Ndaivi Airão el Vie Oct 02, 2020 12:20 am, editado 1 vez


No time to die. || Mbarak. B72Bg44
My Destiny:
No time to die. || Mbarak. EYeeNgu
“It is not in the stars to hold our destiny but in ourselves.”:
No time to die. || Mbarak. X3I9ZTr
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 28

Reliquias : 78

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Jue Oct 01, 2020 4:41 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Su madre se habría alarmado si hubiera escuchado semejante idea distendida sobre la calidad del café, se hubiera llevado las manos a la cabeza y lo habría acusado de no tener idea sobre el tema. Claro que, su madre amaba el café. No era de extrañar. — Mi corazón está a punto de sufrir un paro cardíaco. — Puntualizó Sam sin vergüenza alguna pues llegados a ese punto, era más que obvio el estado de nerviosismos en el que se hallaba sumido. — Aunque agradezco el consejo. — Las comisuras de sus labios se curvaron suavemente en una pequeña sonrisa, mucho menos ostentosa a la que anteriormente le había dedicado al brujo.

¿Más matices que el café? ¿En serio?— Tuvo que girar su cara para poder mirar la moreno, pues parecía ser que con los nervios había emprendido un paso ligero que debido a la velocidad aumentada de su naturaleza lupina no le había costado mantener, los hijos de Lilith eran otra historia. — Tengo entendido que se solía usar en ceremonias religiosas pero que no se servía con leche como se hace actualmente.— Explicó mientras cruzaba el umbral de la puerta principal, ajeno a la prisa que le estaba generando al que iba a ser su tutor.

A pesar del evidente timbre jocoso en la voz del Doctor Airão, el licántropo se detuvo en seco con una expresión avergonzada. — Perdón.— Esbozó una mueca tímida, sintiéndose un inconsiderado de campeonato por no haberse dado cuenta él mismo de que casi lo había hecho correr tras él. — Para haberme pedido que le tutee, usted me sigue hablando como si fuera un Lord del siglo XIX.— Sus pies retomaron el paso, esta vez, acompasados a los del brasileño. Las oscuras cejas de Sam se alzaron en asombro, su boca entreabriéndose de puro asombro. No se podía hacer semejante afirmación delante de un historiador del arte y no esperar una reacción de extásis desmesurado.

¿Siglos?— Parpadeó varias veces, incapaz de hacerse la idea de cómo sería ser el dueño de colecciones de bienes históricos cuyo valor rozaba lo incalculable y lo obsceno. — ¿De cuántos siglos estamos hablando?— Habían cruzado ya el paso de zebra y se acercaban a la puerta de la cafetería, la cual Sam abrió para cederle el paso al brujo. El aroma a café recién molido los rodeó por completo, dándoles la bienvenida.

Caminó tras él, ojeando el rótulo tras el mostrador que informaba sobre los diferentes tipos bebidas que servían y se preguntó si debía pedirse un café sólo en un triste intento de impresionar al brasileño o pedirse lo que realmente le apetecía. Hizo un mohín con los labios, adquiriendo una expresión indecisa que hasta la barista fue capaz de apreciar. Lo sopesó varios segundos hasta que tras un encogimiento de hombros, destinado más a sí mismo que a la muchacha que lo observaba paciente, optó por ser él mismo.

Buenos días,— La rubia le correspondió la sonrisa, sus claros ojos clavados en su rostro de la forma más atenta y educada. — yo querría un frappé mediano de chocolate con nata.— Ella asintió al mismo tiempo que sus dedos volaban por la pantalla del ordenador de la caja. — ¿Y tú? — No fue la muchacha quien preguntó sino Sam que, apoyado parcialmente en la barra de mármol, le dedicaba una mirada inquisidora. — ¿Qué te apetece?— Habían ciertas expresiones que evidenciaban su acento español y esa simple pregunta, por razones de fonética, era una de ellas.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Vie Oct 02, 2020 12:23 am

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Pues tengo entendido que los lobos tienen un corazón bastante fuerte. — Elevó las cejas mirando al joven, divertido por sus palabras ya que no pensaba poder realmente causar ese tipo de efecto en nadie. ¿Acelerarle el pulso a otro ser vivo? Nunca se había visto en la tesitura de hacerlo y al parecer, la autoridad que tenía era algo más imponente de lo que se habría parado a pensar, o eso, o el pobre muchacho era más aprensivo de lo que parecía a simple vista y es que tenía que reconocer que se le hacía bastante adorable el mero hecho de que semejante muchacho, con su estatura y aquel porte, lograse ponerse nervioso por alguien a quien le sacaba medio cuerpo y media cabeza, pero también estaba bastante seguro de que no se arrepentiría de haber elegido al moreno como su único "pupilo" por llamarlo de algún modo y es que Mbarak siempre había rechazado aquellos trabajos por que él no era profesor ni quería serlo.

Al principio sólo comían la pulpa de las vainas, las almendras del cacao, las usaban como medicinas y creo recordar que comenzaron a tomarlas como "dulces" cuando accidentalmente las dejaron fermentar junto con la pulpa. Y bueno, los pobres no podían acceder a él por que era considerado para los Dioses. Creo que lo tomaban aparte infusionado con agua, especias y chile.— Dijo totalmente ensimismado, pensando cuidadosamente lo que decía para evitar dar informaciones erróneas al muchacho, aunque si este encontraba a bien el corregir cualquier dato erróneo, tampoco iba a molestarse con él, al fin y al cabo su memoria tendía a fallar en algunas ocasiones dado el exceso de información que tenía en ella.

Es la costumbre, no suelo tutear a prácticamente nadie, pero creo que en este momento será lo más cómodo para ambos, aunque si le resulta incómodo, no se preocupe, no le contestaré hasta que lo haga. — Y lo peor de todo es que lo decía totalmente en serio, podía ser persuasivo siendo bastante pasivo si es que eso era posible. Elevó la mirada hacia el muchacho, como si este tuviese una especie de imán que le hacía volver en todo momento a retomar su atención por las facciones aniñadas del mismo. ¿Por qué le llamaba tanto la atención? No acostumbraba a tratar con gente como él, con aquella apariencia tan...Normal.

Se quedó unos segundos pensativo para después esbozar una ligera sonrisa ante la pregunta, finalmente directa del menor de ambos. — Nací el veinticuatro de mayo de mil cuatrocientos noventa. — Volvió con curiosidad por la reacción del muchacho, se podía ver perfectamente en su rostro aquella expresión inquisitiva, como sus ojos brillaban de una manera similar a cuando descubría algo totalmente desconocido para él.

El olor del café logró que su atención se desviase unos segundos hacia el gran cartel donde figuraban todos y cada uno de las preparaciones que el lugar disponía. No pudo evitar que una sonrisa, casi victoriosa se dibujase en sus labios al escuchar al muchacho tutearlo sin haber tenido que recurrir a su maquiavélico plan de ignorarlo. — Un Mocca praliné macchiato, helado, por favor. — Dijo volviendo su atención a la muchacha. — ¿No quiere nada más? — Dijo mirando al estudiante unos segundos. Aquel acento le recordaba al tiempo pasado en tierras españolas y la verdad que al recordar su apellido, cayó en la cuenta. — ¿Eres español? — Dijo en perfecto castellano, elevando las cejas ligeramente sorprendido.


No time to die. || Mbarak. B72Bg44
My Destiny:
No time to die. || Mbarak. EYeeNgu
“It is not in the stars to hold our destiny but in ourselves.”:
No time to die. || Mbarak. X3I9ZTr
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 28

Reliquias : 78

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Dom Oct 04, 2020 11:34 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
A Sam se le hacía tremendamente incómodo tutear a alguien que ostentaba un cargo muy superior al que él ocupaba, además, tampoco es que ayudase el hecho de que el Doctor Airão estuviera empleando la forma formar para dirigirlo. Y para colmo, por si la presión sobre su indecisión no fuera suficiente, el brasileño decidió que sería divertidísimo no hablarle hasta que le hablara como a un igual. Definitivamente, ya se podía ir a tomar viento si en un momento pensó que le sería fácil llevar a cabo las prácticas en el Met.

¿Qué? ¿QUÉ?— Prácticamente graznó, soltando la puerta tras él que se cerró de un portazo. — Pero eso son… quinientos treinta años.— Sus cejas se hallaban alzadas a más no poder, revelando la confusión y el asombro que lo embriagaban. Para evitar un enloquecimiento inminente, el lobo prefirió centrarse en otra cosa más banal y corriente, algo que no lo sacase de esa zona segura y establecida en sus años como mundano: si era preferible impresionar o saciar su apetito.

Concluyendo que no podía quedar más en evidencia de lo que lo había hecho hasta el momento, decidió complacer sus ganas de dulce. Tras pedir su comanda, esperó la respuesta del moreno que resultó ser de lo más sorprendente. No porque el hombre en cuestión pareciera beberse el café sólo y negro como el alma de un asesino, sino porque ¿cómo demonios se acordaba de semejante nombre? ¡Si era larguísimo! Parpadeó severas veces mientras negaba con la cabeza, para indicar que por su parte ya estaba todo anotado. — Sí, lo soy.— Afirmó en castellano, encontrándose en un bucle continuo de desconcierto gracias a su tutor.  — Pero... ¿Qué demonios?— Soltó, aprovechando su lengua materna para maldecir. — Creo que… estoy confundido.— Aún así, sacó la cartera y le ofreció un billete de cincuenta dólares a la barista.

La rubia le entregó el cambio y les indicó que esperaran en uno de los lados de la barra, reservado para la entrega de pedidos. Sam asintió quedo, agarrando suavemente el antebrazo del doctor para llevarlo consigo a la zona de espera. La mirada chocolate de Sam se clavó en la dispar del brujo y por unos segundos sintió que perdía el hilo de sus propios pensamientos, incapaz de elaborar pregunta alguna cuando él lo miraba. Por unos segundos olvidó lo que quería decirle. Quizás que era idiota, por ejemplo, porque eso era lo que, casi seguro, parecía. Un total y completo idiota.

Una sensación cálida y agradable se fue extendiendo por sus dedos, dejando a su paso un suave cosquilleo que desperezó sus terminaciones nerviosas y que lo ayudaron a salir del hipnótico pozo que resultaban los ojos del moreno. Ahí fue cuando se dio cuenta de que seguía agarrando su brazo. Lo soltó de inmediato, de forma abrupta y brusca, como si le hubiera quemado. — Lo siento.— Volvía a hablar en inglés, porque hablar una de sus lenguas natales lo hacía sentirse más cercano a él, la típica añoranza de lo familiar en tierras lejanas. — Me he olvidado de lo que iba a decirte. Es que... me… desconcentras.— No tenía sentido mentirle, pues era bastante obvio que su cerebro se había declarado en huelga desde que se habían conocido. Esperaba, por todo lo sagrado, que se le pasara… porque sino, menudas prácticas le esperaban.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Lun Oct 05, 2020 6:25 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Nunca le habían gustado las distinciones. Mbarak siempre había tratado por igual a todos aquellos que le habían rodeado a lo largo de su vida y era algo que quizás le había ayudado a mantener la cabeza sobre los hombros, como si de un modo u otro hablar de manera informal con otros seres, humanos o no, le acercase de alguna manera a la mortalidad, centrándose en la supervivencia y el aprendizaje que su vida nómada le había terminado regalando y es que si bien reconocía que había sido duro, tampoco lo cambiaría por nada, al fin y al cabo era parte de quien era.

Le hizo gracia aquella reacción del licántropo, lo cierto es que a lo largo de su vida, había conocido a brujos mucho más ancianos que él, por lo que su edad como que no se le hacia tan exagerada como probablemente se le hiciese al muchacho. Muchos años para darse cuenta de que en su vida no se había topado con un joven como el que tenía delante, que aun con su nerviosismo le hacia sentirse cómodo, algo que dado que le había vacilado, dudaba que el pobre zagal sintiera de vuelta.

La mirada bicolor del brujo se movió hacia el gesto del muchacho, que ni siquiera le había dado la oportunidad de pagar aquello a lo que lo había invitado él. Algo que le hizo elevar una de sus cejas. — Entiendo que mi acento no es muy habitual para quien habla castellano pero siempre me he entendido bien con los castellanohablantes. — Y es que el acento brasileño era lo suficientemente fuerte como para delatar que el hombre era de origen extranjero. Era bastante probablemente que los tiros no fuesen en aquella dirección, pero quizás era un modo de quitarle algo de tensión (O confusión) al estudiante, el cual no le quedaba muy claro si en ese momento estaba ya arrepintiéndose de haberle escogido a él como tutor y es que la verdad, no tenía muy claro si había unos parámetros concretos para aquel tipo de relaciones.

Ni siquiera encontró molesto el hecho de que el lobo lo agarrara a pesar de que por malas experiencias en su pasado, hubiera desarrollado casi miedo a que alzaran una mano a su lado, no supo si asociar aquella calidez a la naturaleza del chico, a aquellos ojos de los que le costaba apartarse o simplemente la naturalidad que este parecía desprender con cada palabra, con cada gesto. Se estaba dibujando para él como una incógnita, algo a lo que evidentemente no estaba acostumbrado, pero que por algún motivo tampoco le resultaba desagradable, algo en lo que esperaba poder ahondar durante las prácticas del muchacho... Por que al final, aun no queriendo encariñarse con nadie, su curiosidad era mucho más fuerte que su sentido común.

Carraspeó negando ligeramente con la cabeza. — No pasa nada. Descuida. — Y fue él mismo quien volvió la mirada hacia la barra, tratando de reordenar sus pensamientos y no soltar incoherencia alguna, algo complicado dada las sensaciones que se despertaban. — ¿Yo? — Dijo evidentemente sorprendido al no entender qué había hecho para desconcentrar al español. — ¿He hecho algo que lo incomode? — Pues desde que se le había ocurrido que vacilar a su pupilo era buena idea, la verdad, entendía que pudiese haberlo tomado por un déspota.


No time to die. || Mbarak. B72Bg44
My Destiny:
No time to die. || Mbarak. EYeeNgu
“It is not in the stars to hold our destiny but in ourselves.”:
No time to die. || Mbarak. X3I9ZTr
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 28

Reliquias : 78

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Dom Oct 11, 2020 8:48 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
El tren de los pensamientos de Sam había descarriado de la forma más dramática y dolorosa, reduciendo cualquier razonamiento en una masa inconsistente cuyo valor de juicio resultaba nulo. Era asombrosa la incapacidad de formar frases coherentes que parecía asaltarle cada vez que su mirada coincidía con la del brujo y su raciocinio caía por una espiral de hielo y oscuridad de la que le era imposible escapar. Y cuando por fin pudo salir del vergonzoso trance en que el moreno, inconscientemente, lo había inducido, se descubrió a sí mismo deslizando su vista por la suave curva de su pómulo hasta llegar al sinuoso arco de su labio inferior.  Fue entonces que supo que aquello no era normal en él y que debía detenerse en aquel momento.

Echando un rápido vistazo a los ojos del brasileño, comprobó que se hallaba observando la encimera con cierta insistencia y que probablemente ni se había percatado del extraño rumbo que había tomado su actitud. Entre el cosquilleo que danzaba bajo las yemas de sus dedos y el incómodo aleteo que se había establecido en la boca de su estómago, Sam sopesaba la alocada idea de estar comenzando a ponerse enfermo. ¿Pero no era imposible que los lobos contrajeran enfermedades humanas?

No.— Musitó meneando la cabeza en señal de negación mientras sus manos viajaban hasta los bolsillos delanteros de sus vaqueros para resguardarse de las inexplicables sensaciones que las sobre estimulaban. Además que en ese preciso instante no prefería no adentrarse en el espinoso tema que resultaba preguntarse por qué se sentía de aquella manera tras haberlo tocado. — No has sido tú. — Debían ser una estampa curiosa: dos personas que esperaban juntas pero que miraban hacia puntos dispares para no coincidir, algo que evidentemente revelaba la tensión del ambiente.

Un torbellino rubio se acercó a la zona reservada exclusivamente a las entregas y dejó el pedido con una enorme sonrisa. Sam se acercó y tomó ambos vasos, procurando esbozar una mueca amable que no expresase todas las dudas que se habían desatado en cuanto había tomado distancia con el hijo de Lilith. Caminando hacia atrás le dio las gracias a la muchacha, sin contar que caza vez estaba más cerca del, atrayente, culpable de todos sus males, y cuando se giró, estuvo a punto de arrollarlo. Un paso más y se hubiera estrellado de lleno contra él. Sam, quien sabía que no era buena idea que hubiera tan poco espacio entre ambos, intentó recobrar algo de distancia irguiéndose, aunque no fue la suficiente como para que su desarrollado olfato no captara la insólita esencia que parecía emanar de él.

Cuando se era licántropo, se aprendía convivir con la extraña (y no necesaria) capacidad de percibir todos los olores que le rodeaban, incluido el de las personas. Y aunque estando rodeados de otras tantos aromas, como podía ser el del café que los envolvía o el de los estudiantes allí en la facultad, no había sido capaz de captarlo, ahora, debido a la cercanía, lo hacía perfectamente. Un destello ámbar cruzó el chocolate de sus ojos y dos segundos después, se hallaba inclinado sobre el brujo para olfatear suavemente su cuello. Apenas unos centímetros separaban su nariz de la dorada piel del doctor Airão y por unos segundos, deseó poder acortarlos para perderse en todos aquellos aromas que parecían transportarlo a un lugar muy lejano, donde la humedad del rocío se mezclaba con la vegetación en una combinación dulce.

Abrió los ojos de golpe, dando marcha atrás y tendiéndole el café helado con una expresión alarmada. — ¿Ves cómo no eres tú? Soy yo. Que no sé qué me pasa hoy que soy incapaz de comportarme.— Pero él sabía que no se trataba de algo que llevase sucediendo toda la mañana, sino que se trataba de quién lo acompañaba. — Es la primera vez que hago algo de esto, joder, n- no sé que me pasa. — Era cómo si el brasileño despertara los instintos lupinos que solían permanecer adormecidos gracias a su férreo autocontrol, hecho que no le gustaba ni un ápice porque le había costado mucho limitar la licantropía a las noches de luna llena como para dejar que un brujo de ojos hipnóticos lo mandara al traste con una de sus encantadoras sonrisas y su aire tropical.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Lun Oct 12, 2020 9:50 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
El brujo trataba de mantener la cabeza fría, no pensar en la curiosidad que el muchacho despertaba en él, dado qué, si bien tendría meses para averiguarlo, tampoco entendía la naturaleza de aquello, era como si de repente algo en su cabeza se hubiese removido, dando lugar a una respuesta que no acostumbraba a tener tan a flor de piel. Se planteaba si realmente, era el destino quien había puesto en su camino al joven, pues cuando aceptó al chico como su "aprendiz" se esperaba que fuese un mero mundano, no alguien del submundo con el cual podría compartir cientos de cosas que obviamente con la especie previamente citada, no podía ya que era una flagrante violación de los acuerdos y con ello, un delito en el que no estaba interesado en incurrir.

¿Era aquello algo malo? No en el sentido más literal de la palabra, básicamente por que Mbarak, si no era estrictamente necesario, tendía a no abusar de su magia, nunca lo había hecho y sabía que nunca lo haría, por lo que ocultar su naturaleza no era un problema, pero si le comenzaba a dar la sensación de que su curiosidad, que posiblemente no pudiese ser contenida una vez tuviese confianza con el chico, sería algo difícil de manejar. Más de quinientos años y un lobo que ni llegaba a los treinta iba a ponerle la existencia patas arriba. Inaudito.

¿Seguro? — La mirada del brujo se volvió nuevamente hacia la del muchacho, sin demasiado éxito a la hora de encontrarla pues estaba fija en un punto totalmente diferente al que él ocupaba, por lo que la verdad, la mente del hijo de Lilith se encontraba envuelta en un torbellino de pensamientos inconclusos que posiblemente le costaría poner en orden hasta que se sentase en su casa, con su taza de café caliente y sus pensamientos. No quería precipitarse y tomar un juicio que pudiese llevar a algún tipo de situación incómoda en el futuro, aunque aquellos pensamientos se vieron totalmente cortados cuando la distancia entre los dos se vio dramáticamente acortada.

Instintivamente al ver el rumbo que tomaba Samuel, el brasileño elevó una de sus manos, apoyándola en su hombro para evitar el choque y el posible derramamiento del líquido hirviendo que acababa de recoger, raudo y veloz de la barra, aunque el comportamiento repentino del licántropo lo sacó nuevamente de toda la tranquilidad que solía ostentar el hechicero, sin embargo, no se tomó la molestia de separarlo, muy a pesar de que sintió su piel erizarse ante la cercanía del licántropo. ¿Era algo que tendían a hacer todos? Había tenido más contacto con vampiros que con criaturas lupinas, por lo que en el fondo, estaba bastante intrigado por aquello, al tiempo que sus propias reacciones le hacían plantearse que era lo que estaba pasando, más allá del plano físico de la situación, de por sí, confusa.

El paso atrás junto con la expresión en el rostro del muchacho le hizo darse cuenta de que quizás aquello no era tan normal, ni siquiera para él, lo que le hizo plantearse que de algún modo, o al menos fue lo que le vino a la cabeza, era que, o bien no estaba acostumbrado a conocer brujos o por otro lado, el nerviosismo le estaba pasando la factura a su parte más animal, que por norma general, tendía a ser algo más visceral que la parte humana. Antes de que la distancia entre el cuerpo de ambos fuese incómoda para mantener su mano en el brazo del muchacho, dejó una ligera presión a modo de intento de reconfortarlo, de que no pasaba absolutamente nada y que a pesar de hacer que su curiosidad fuese creciente, no había hecho absolutamente nada malo... Aunque era consciente de algunas de las miradas que en ese momento se habrían clavado sobre ellos, algo que, personalmente, había aprendido a ignorar.

No pasa nada, no ha pasado nada malo ¿Verdad? Los nervios a veces nos juegan malas pasadas. — Dijo con una ligera sonrisa dibujada en el rostro, indicándole que tomase la delantera para que escogiese la mesa que más rabia le diese o que por el contrario si decidía tomar el café fuera del local, fuese él el que escogiese donde se sentiría más cómodo. — ¿Acostumbras a tratar mucho con los míos? — Comentó sin emplear un lenguaje ya formal, tratando así de calmar un poco el ambiente, tendría tiempo para vacilarle y por lo que parecía, el actual no era todavía el más indicado. — Quizás sea eso lo que te pone nervioso de mi presencia.— Se frotó con suavidad la barbilla, acercando l vaso después a sus labios, notando el calor que desprendía. — Nunca lograré entender por qué calientan tanto estas cosas.


No time to die. || Mbarak. B72Bg44
My Destiny:
No time to die. || Mbarak. EYeeNgu
“It is not in the stars to hold our destiny but in ourselves.”:
No time to die. || Mbarak. X3I9ZTr
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 28

Reliquias : 78

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Jue Oct 15, 2020 8:35 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Sintió como la mano del brujo se posaba suavemente en uno de sus hombros, floreciendo con aquel simple roce las flores de fuego que habitaban bajo su piel y que parecía propagarse por todo su cuerpo en una abrumadora marea de sensaciones. El tiempo se tornó algo abstracto y carente de valor para Sam, cuya racionalidad se hallaba perdida en lo más profundo de su cabeza; tan lejos que no atinó a recordar por qué no era buena idea hacerle caso a sus instintos lupinos y acabó acercando su nariz a la delicada yugular del brasileño. Ni llegó siquiera a rozarlo, aunque anhelaba desesperadamente el contacto de su pulso bajo sus labios. Que fácil sería entonces desenfundar sus afilados caninos y clavarlos en aquella tierna carne lo suficiente como para arrancarle un gemido, como para degustar en su lengua el dulce aroma a piña y cedro que rezumaba de él.

Tragó saliva mientras fantaseaba sobre cómo se sentiría el tacto de esa dorada piel bajo sus manos cuando lo empujase contra la pared del local y lo aprisionara bajo su cuerpo… Espera, ¿qué? Fue aquel pensamiento el que realmente le reveló que no estaba siendo él mismo, sino que el monstruo con el que convivía, y que tanto detestaba, había tomado el control de su cuerpo.

Reculó con tanto ímpetu que pensó que las bebidas que portaba se volcarían en un desastre que lo sumiría en la vergüenza más absoluta, hecho que (para su grata sorpresa) no pasó; aunque, bueno, tenía la sospecha de que aquello más que deberse a un golpe de suerte, se debía a que el brazo del doctor Airão que seguía anclado a él, había suavizado el movimiento.

Los dedos del moreno apretaron con ligereza su hombro antes de desprenderse en un gesto casual y que pretendía apaciguar sus nervios, esos que se habían desvanecido cuando sus instintos más viscerales le nublaron el juicio y prácticamente lo lanzaron sobre él. — ¿Nervios?— Una carcajada amarga burbujeó en su garganta, sin embargo, se abstuvo porque el brujo le estaba dando la excusa perfecta para justificar su extraño comportamiento. El licántropo lo sopesó durante un par de segundos, hasta que decidió que mentir jamás era la opción. — No, no es eso.— Comentó encogiendo los hombros en un ademán despreocupado, adelantándose para escoger un buen lugar junto al ventanal. Se sentó con cuidado en la silla de caoba oscura, dejando su batido de chocolate en la mesa.

La voz del hijo de Lilith, cargado con el rítmico acento brasileño, lo trajo de vuelta y lo obligó a alzar la vista hasta él. — ¿Qué seas brujo o latinoamericano?— Preguntó Sam echándose para atrás para apoyarse en el respaldo en un pose menos formal. — Vivo con un brujo, y su amiga, que fue una gran bruja granadina o algo así, es la que se encarga de mi sanación. Así que ya ves, rodearme de brujos es lo mío.— Explicó al mismo tiempo que sus dedos se paseaban por el recipiente transparente, jugando con las diminutas gotas de humedad que se deslizaban hasta la madera.

Sí, se les va de las manos.— Aclaró con una sonrisa, esforzándose en demasía por evitar que sus ojos siguieran el camino del vaso de café del moreno y aterrizaran en sus labios, otra vez. — Es decir, en mi trabajo suelo hacer cafés y cuando caliento la leche suelo ponerla ardiendo. — El rostro del castaño adoptó una mueca culpable que tenía cierto parecido con el de un cachorrillo abandonado. — No lo hago adrede, pero lo hago. Fue por este trabajo que decidí hacer las prácticas por la mañana, porque no quiero dejar a Kai solo. — Explicó inconscientemente, notando como los nervios volvían a hacer de las suyas y acababa hablando de más. — Kai… no, perdón, Kail’thas es mi jefe y mentor.


Última edición por Samuel Rosell i Torres el Sáb Oct 24, 2020 5:53 pm, editado 1 vez


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Miér Oct 21, 2020 9:10 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
No era un hombre de tacto, de hecho, a lo largo de su vida si que era cierto que había tocado a otras personas, pero no solía entrar en sus instintos el alargar sus manos para, como se había dado el caso, agarrar a otros. No tenía muy claro que era lo que pasaba en ese momento, pero en cierto modo tampoco lo vio como algo desagradable...Siempre que al lobo no le molestase.

No supo como interpretar aquella carcajada ¿Le había molestado aquel contacto? El brujo olisqueó el contenido del vaso, atrapando el profundo olor del café brotando del vaso antes de seguir, en su ensimismamiento, al muchacho que parecía haber alterado algo en él que no era capaz de asimilar con tanta rapidez como estaba acostumbrado a manejar sus pensamientos. — Me alegra oír eso, por que vamos a pasar bastante tiempo juntos y creo que no nos harían bien los nervios a ninguno de los dos. — Él por su parte los sentía por la curiosidad que le despertaba, como si de repente se hubiese dibujado una tremenda incógnita en lo que percibía del chico y que, tras conocerle, el miedo a que su compañero, por que no iba a llamarle alumno, le resultase desagradable, si no que todo lo contrario, era como que necesitaba saber más.

Se sentó con total tranquilidad aparente frente a él, emitiendo una melódica carcajada al escuchar la pregunta, aunque lamentó el haber tratado de beber antes de escuchar sus siguientes palabras. ¿Era posible que conociese a las que quizás eran las únicas personas que habían sido "fijas" en su larga existencia. Posiblemente su rostro denotó la perplejidad que aquello había despertado en él, de hecho, es que estaba bastante seguro de que había sido muy evidente su sorpresa incluso si no se hubiese atragantado con el café que ahora abrasaba su lengua y parte de su garganta, si es que no aprendía.

Sin embargo le dejó seguir hablando mientras su cerebro trataba de ubicar del todo la información recién adquirida del joven, que no solo se había rodeado de brujos, si no de tres personas que se conocían desde antes de que él siquiera existiese. — ¿Pero es por algo en especial? Por que ponerlo así de caliente solo hace que, por ejemplo, las mesas se ocupen durante más tiempo y creía que en los locales eso no les interesaba. — Su idea de los negocios era bastante regular, de hecho, él se dedicaba a lo suyo y listo, entendía de lo que le atañía. Cuando dijo aquel nombre, la confusión como que se disipó y se le iluminó la mirada. — Y la gran bruja granadina se llama Gala ¿Não é? — Su idioma "natal" por decirlo de algún modo salió a flote y elevó las cejas mirando al joven con una sonrisa algo más amplia que las anteriores. — Se ve que el destino es caprichoso y te ha rodeado de brujos que se conocen desde hace muchísimos años.


No time to die. || Mbarak. B72Bg44
My Destiny:
No time to die. || Mbarak. EYeeNgu
“It is not in the stars to hold our destiny but in ourselves.”:
No time to die. || Mbarak. X3I9ZTr
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 28

Reliquias : 78

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Dom Oct 25, 2020 1:45 am

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
El moreno ocupó el lugar que había justo en frente de él, sus movimientos eran sumamente tranquilos y sosegados, algo que parecía no encajar  con el brillo revoltoso que crepitaba en su mirada. Y por si ser condenadamente apuesto y gozar de una apariencia exótica no fuera suficiente, sus labios esbozaron una sonrisa tan deslumbrante que podría haber iluminado hasta el día más encapotado. Sam sintió como la boca de su estómago se anudaba y su garganta se secaba al punto de parecer el mismísimo desierto del Sahara, hechos que atribuyó al preludio de la envidia. Jamás había codiciado las virtudes ajenas, sí, por supuesto que las había admirado pero ahí terminaba todo; no las había anhelado hasta el punto de desear que la persona en cuestión no las poseyera.  

En ese preciso instante, deseaba que el Doctor Airão no fuera tan jodidamente arrebatador, porque lo habría hecho más fácil para él. Y le daba rabia, porque si el brasileño hubiese sido un señor mundano con apariencia anciana y afable, él no se sentiría de aquella manera tan bochornosa y podría comportarse profesionalmente. Pero aquel no era el momento de llevar a cabo una tesis psicológica sobre la incapacidad humana de racionalizar cuando algo bello captaba su atención y decidió aparcar, por el momento, sus inseguridades en lo más profundo de sí mismo. La expresión del arqueólogo se había tornado perpleja, asombrada. Sam siguió hablando sobre su trabajo.

No, es sencillamente que se me va la mano.— Explicó el lobo, frunciendo el ceño en un ademán pensativo. En el tiempo que llevaba de camarero nadie se había quejado de sus cafés, por ende nadie le había pedido que rebajara la temperatura de la leche que los conformaba. En cuanto el nombre de la bruja granadina del que él había hecho referencia salió a colación, las cejas del muchacho se alzaron y sus labios se entreabrieron presos de la sorpresa. — Sí, se llama Gala. — ¿Cómo demonios lo sabía? Observó cómo la sonrisa que lo llevaba por la calle de la amargura se volvía más amplia y sopesó la idea de que estuviera empezando alguna clase de magia sobre él. ¿Sino como podía saber cómo se llamaba la Gran Bruja de Granada…?

Amigos. Eran amigos.

Sus ojos se abrieron desmesuradamente cuando el entendimiento se hizo paso por las brumas del recuerdo. — Mbarak.— Repitió solemne aquel nombre que tanto había escuchado últimamente. Se vio obligado a apretar los labios para no carcajearse un rato de sí mismo. — Soy idiota. Normalmente en los documentos historiográficos sólo sale la inicial de tu nombre antes que tu apellido, así que no había atado cabos. Aunque debe haber más de un Mbarak en el mundo, ¿no?— Era una pena tremenda que el local se hallara a ras de suelo porque aquella era la oportunidad perfecta para defenestrarse. — Gala dijo que eras guapo, sí, pero no tant- — Se calló de golpe, sintiendo como el calor se acumulaba en sus mejillas y las coloreaba en escarlata. — Es que te imaginaba más como Kai, no tanto como… ya sabes… un dios brasileño que nos deja al resto de mortales a la altura del betún.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Lun Oct 26, 2020 2:04 am

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
El hecho de que ambos estuvieran "conectados" por sus amistades, era bastante extraño, en el sentido de que dudaba que fuera coincidencia que hubiera elegido la ficha de Sam para aceptarlo como su compañero, precisamente entre varias, como si sus manos hubieran sido poseídas por los hilos del destino para, precisamente, haber tomado aquel expediente y sentirse intrigado por la pasión que parecía desprender todo el trabajo del muchacho. En cierto modo le atrajo la idea de conocer como una persona, muchísimo más joven que él, veía lo que había marcado desde siempre su vida, lo que desde bien joven había amado con tanto fervor que le costaba pensar que había algún ser vivo incapaz de apreciar el arte de todo cuanto les rodeaba.

Su cabeza estaba tan sumamente metida en sus pensamientos que en cuanto la voz del muchacho, que encontraba terriblemente atractiva, lo devolvió de un plumazo al mundo real y la verdad es que se sintió por un momento algo confuso. ¿Qué diablos le estaba pasando? Nunca nadie había logrado que aquella curiosidad que tanto le caracterizaba y que no se molestaba en ocultar, se viese enfocada en otro ser vivo, literalmente vivo, delante de él, que desprendía aquel calor que el brasileño comenzaba a preguntarse cómo sería tenerle más cerca...Y cuando aquel pensamiento llegó a su cabeza, fue cuando supo que necesitaba hablar para tratar de ocultarse de aquello.

La afirmación sobre el nombre de la bruja a la que conocía le hizo asentir con tranquilidad. — Pues probablemente haya muchos Mbarak, no tantos Mbarakayaguata, pero ninguno de los dos me llama por ese nombre. — La verdad es que sólo su hermana lo hacía y por norma general, tendía a ser para reprocharle algo en las llamadas que compartían de vez en cuando para ver que todo estaba bien, que seguían vivos y felices dentro de las posibilidades que les daba la vida, además de que reconocía, que los nombres de procedencia tupí, eran bastante escasos en la actualidad, como muchos otros que se habían terminado perdiendo a lo largo de la historia por que, en su caso, su pueblo estaba extinto...Salvo por él y su hermana, por lo que era complicado que hubiera algún tipo de salvación para los suyos cuando ambos dejasen de existir.

No sabía si le sorprendió más el hecho de que Gala hubiera dicho que él era guapo, o que el muchacho dejase ver que era algo más de lo que se esperaba. — Vaya, no esperaba que Gala hablara de mi atractivo. — Sonrió ligeramente aunque sus siguientes palabras si que habían logrado que sus morenas mejillas adquiriesen un tono rojizo, que pasaba algo desapercibido dada la tonalidad de su tez. — Bueno, Kail suele ser un poco más resultón que yo a los ojos de la gente, soy el normal de los tres. — ¿Si le había gustado aquella frase? Por supuesto. ¿Qué era horrible para contestar a piropos y más de aquel calibre? También. — Pero creo que los dioses se verían terriblemente decepcionados si se viesen como yo. — No tanto si tuviesen los rasgos del muchacho, aquella sonrisa que le había embelesado desde que la había visto la primera vez. A ver cómo le explicaba a Kail que su protegido había levantado en él muchas cosas que no era capaz de explicar por el momento.


No time to die. || Mbarak. B72Bg44
My Destiny:
No time to die. || Mbarak. EYeeNgu
“It is not in the stars to hold our destiny but in ourselves.”:
No time to die. || Mbarak. X3I9ZTr
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 28

Reliquias : 78

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Lun Oct 26, 2020 10:49 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Lo cierto era que no podía decir que hubiera escuchado el nombre del brujo en muchos sitios, de hecho, sólo se lo había oído a Gala y a Kai cuando se referían a su misterioso amigo en común y a los archivos bibliográficos sobre las excavaciones precoloniales llevadas a cabo en el sur de América. Sin embargo, su nombre completo sí que le resultó del todo desconocido y la ola de asombro que lo inundó se reflejó en su rostro. — ¿Mbarakaya...?— Ser sutil jamás había sido lo suyo y aunque lo intentaba constantemente no lograba conseguirlo, y lo máximo que lograba era otorgar una pequeña dosis de penicilina antes de soltar la bomba.

La atención del lobo estaba volcada por completo en el rostro del moreno, admirando el sonrojo que espolvoreaba de rosado la dorada piel que conformaba la suave curva de sus pómulos, la inocencia que parecía rezumar de su encantadora sonrisa, y el extraordinario contraste de colores  que habitaba en su mirada. — ¿Resultón?— Repitió el muchacho mientras sus oscuras pestañas revoloteaban presas de la confusión en un breve parpadeo, su diestra se aferraba al vaso de batido casi con ahínco, desvelando la tensión que endurecía sus hombros. Sentía que se estaba conteniendo de cometer alguna locura, sin embargo, no acababa de comprender de qué.

Kai es un hombre atractivo y parece tener mucho éxito entre las mujeres. Y entre los hombres.— Añadió a última hora, asintiendo ligeramente con la cabeza y los labios apretados. — Pero la belleza es subjetiva y dudo mucho que a todo el mundo le guste más él.— Se encogió de hombros fingiendo desinterés, antes de darle un sorbo a su batido en un intento de mantener su boca ocupada y no acabar hablando más de la cuenta… aunque después de prácticamente haber afirmado que le daría al Doctor Airão acceso libre a su cuerpo para hacerle lo que él quisiera, poco había que lo pudiera dejar más en evidencia. Aquello no era muy heterosexual, se mirara por donde se mirara, y le extrañaba que el pobre hombre aún no hubiera huido despavorido.

De la escala del uno al diez, ¿cuán malo era que halagase a un hombre que había negado ser homosexual y que podía tomarse sus halagos como un avance de algo indebido? Sam lo sopesó, hasta el momento no parecía haberse ofendido por su actitud sumamente sospechosa… Se aclaró la garganta, no dispuesto a responder nada, pero algo en él estalló.

La verdad es que desconozco cual es la apariencia de todos los dioses mitológicos de América del sur, pero sí sé como eran los de la antigua Grecia… — Dijo sin querer detenerse a pensar en lo qué estaba haciendo. — y físicamente pasarías por uno de ellos. Por carácter espero que no, eran unos imbéciles. — Apuntó removiendo el cacao con la cañita. — Aunque tampoco te he visto sin ropa, pero se puede ver que estás en forma. — Llegado a ese punto, Sam se percató de las incoherencias que estaba balbuceando y por segunda vez en el día, deseó poder defenestrarse.— ¡Que tampoco es que quiera verte desnudo! O sea, que si te viese pues no sería algo terrible, seguro que estás bastante bien, pero vamos que a lo que me refiero es que no es lo que buscaba cuando te dije que eras guapo.

El escarlata, que en un principio tan adorablemente había cubierto sus mejillas, ahora se extendía por todo su rostro llegando incluso hasta sus orejas. Suspiró dramáticamente. — Y por estas cosas prefiero quedarme callado. No porque le vaya tirando los trastos a todo brujo brasileño y atractivo que me encuentre, porque de hecho, eres el primero que conozco, sino porque las palabras no son lo mío. — Confesó el lobo, su voz solemne antes de recapitular en todo lo que había dicho y plantearse el suicidio ahogándose con su propia lengua. — Dime que esto no es lo más horrible que has presenciado en tu vida, por favor.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Sáb Oct 31, 2020 2:49 am

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Los nombres tupíes no son especialmente fáciles, por eso decidí que lo mejor era acortar un poco el nombre, para evitar que más de una persona se asuste ante mi presentación. De hecho, solo mi hermana me llama por mi nombre completo. — Y la verdad es que después de tantos años siendo llamado por el nombre acortado, le costaba algo asimilar cuando Guïratïi le saludaba en cada llamada, como intentando que el brujo no perdiera la conexión con su pasado, por que al final, eran el uno el ancla del otro para recordar quienes eran y como, a resumidas cuentas, habían acabado llegando a donde estaban, aunque la mujer era algo reacia a la reticencia de Mbarak de usar su magia de manera habitual.

No es mi tipo, pero Kail'thas es un hombre muy guapo, además de que es un portento físico. — Se frotó la barbilla ligeramente, pensativo ante aquellas palabras del muchacho que tenía de frente, elevando después ambas cejas. La verdad es que nunca se había planteado que a alguien pudiese no atraerle el brujo, de hecho él mismo sentía que no se había visto atraído por él por que desde que lo vio por primera vez, fueron las sensaciones que le transmitió las que le hicieron no sentir ningún tipo de interés más allá que el de la más pura amistad.

Y por suerte, o por desgracia, con el joven que tenía delante, aquella sensación había pasado por la amistad, sí, pero no se había detenido en ella. — Lo sé, no todos encontramos la belleza en las mismas cosas y personas, pero cuando algo es bello, lo es, sin más. — Como el muchacho que tenía delante, no sabría decir si era su aura en sí, si sería el carácter del chiquillo o si simplemente era la naturaleza sobrenatural del mismo la que le estaba haciendo interesarse, quizás en demasía por el protegido de su amigo... Que fue lo que hizo que algo se activase en su cabeza, una especie de señal luminosa de peligro que rápidamente relegó a un lugar oscuro de su cabeza.

No tenia demasiado claro si eran de por si las palabras del moreno las que estaban logrando que se sonrojase de una manera en la que evidentemente no solía hacerlo, ya que, por norma general, tendía a mantener las distancias con la gente que no era su grupo más selecto de amigos y la única familia que tenía todavía en la tierra y la verdad que aquello comenzaba a llevarle por la calle de la amargura.  

Creo que por muy imbéciles que hubiesen sido, lo cierto es que eran criaturas representadas de una bellísima manera, por lo que creo que tienes demasiadas expectativas y créeme que bajo mis ropajes no hay nada especialmente llamativo. — Si bien siempre se había cuidado, no era un hombre que tendiese a muscular rápidamente, si que es cierto que estaba en forma, pero nada comparado (aunque las comparaciones fueran odiosas) a Kail'thas. — No te preocupes, no me he parado a pensar que quieras verme desnudo. — Una sonrisa se dibujó en sus labios y quizás dejaba ver más allá de sus palabras, pues no era una idea que se le antojase desagradable, pensamiento por el cual se reprendió tan pronto fue consciente del mismo. No era el momento, ni el lugar, ni siquiera la situación.

Tengo más de quinientos años de vida en esta tierra y créeme, eres una persona que me despierta una curiosidad increíble, esto para nada es horrible, pero si que es cierto que eres algo nuevo para mi. — Dio un trago, al fin sin quemarse, a su bebida, era muy posible que acabase contándole aquello a Gala, pues al fin y al cabo, era algo que quizás entre los dos podrían sacar, aunque lo que el brujo pensaba, o quería pensar, era que se resumía a la mera curiosidad por encontrar a una persona tan peculiar e interesante como le parecía Sam. — Además no debe avergonzarte ser natural, es algo que se ha perdido a lo largo de la historia y es maravilloso ver a alguien joven con tantas ganas de hablar aunque sea haciendo alusión a estas cosas. — No sabía muy bien como debía responder a aquellos piropos pues estaba bastante seguro de que eran producto de la admiración que el muchacho le profesaba.


No time to die. || Mbarak. B72Bg44
My Destiny:
No time to die. || Mbarak. EYeeNgu
“It is not in the stars to hold our destiny but in ourselves.”:
No time to die. || Mbarak. X3I9ZTr
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 28

Reliquias : 78

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Sáb Oct 31, 2020 8:34 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Debía admitir que hubieron un par de puntos en la explicación del brujo que le resultaban confusos, el primero, debido a su propia ignorancia, el segundo, porque las fechas se escapaban de su comprensión cual arena en sus manos. La cabeza del lobo se ladeó ligeramente hacia la derecha mientras su ceño se fruncía en un ademán confundido. Y es que aunque barajaba varias hipótesis que podían llegar a justificar la existencia de una hermana en un ser que tenía más de cinco siglos, no se atrevió a aventurarlas por temor a ofender al moreno. — ¿Tu hermana?— Preguntó simplemente, esperando que fuera él quien solventara sus dudas.

Un bufido de exasperación comenzó a nacer de su garganta, sin embargo, no llegó a brotar de sus labios pues su cerebro acababa de procesar cuatro sencillas palabras que se clavaron en su pecho con la misma facilidad con la que lo habría hecho una daga de alianza seráfica, letal y certera. El resultado fue mucho más devastador que una simple herida abierta, porque no había hemorragia que detener, sino un torrente de pensamientos que mezclándose con la necesidad más cruda y visceral de sus instintos básicos regidos por la bestia, transformaba en fuego su sangre.

Había sido un simple y llano “no es mi tipo” dicho con el tono más casual posible, ¿por qué él lo sentía cómo si le estuviera ofreciendo un oasis tras horas perdido en el desierto? Y era muy estúpido por su parte; porque prácticamente no conocía al doctor Airão, y que admirase su trabajo y la entrega que parecía volcar en éste, no era motivo suficiente como para desear acortar la poca distancia que los separaba y sumergirse de lleno en aquellos lejanos aromas tropicales que tanto lo habían cautivado. Además, ¿para qué? ¿Para marcarlo? ¿Por qué haría eso? ¿Con qué finalidad?

Sí, tiene músculos en los músculos.— Bromeó con una pequeña risilla. Le fue imposible pasar por alto cómo el rosado rubor que en un principio había espolvoreado la dorada piel de sus mejillas, se había convertido en un reluciente escarlata que le llegaba hasta la punta de la nariz y le otorgaba un aire encantador y adorable. Las cejas del castaño se levantaron al unísono, el movimiento de sus dedos en la cañita se congeló por completo. La genuina modestia de Mbarak le asombraba y le molestaba a partes iguales, y aunque abrió la boca para defender su capacidad para juzgar lo verdaderamente bello puesto que él había estudiado la estética a través de la historia de la humanidad, no encontró las palabras para expresar su desacuerdo así que se limitó a decir lo primero que le vino a la mente. — Eso tendría que juzgarlo yo, ya que he sido el que ha dicho que parecías un dios griego.— Puntualizó llevándose la cañita a los labios tras dedicarle una breve mueca sabihonda y dándole un buen sorbo al batido.

Aún sentía la cara roja de la vergüenza pero al menos, la indignación le había apaciguado la revoltosa sensación en el estómago que había despertado su desafortunado comentario. — ¿Curiosidad?— ¿Por qué sentía que se perdía algo? No debía mentirse, no estaba entendiendo nada. — ¿Te parece maravilloso que hable para soltarte obscenidades? — Su expresión delataba su confusión, y relamiéndose los labios para quitarse los posibles restos de nata montada soltó: — Y yo pensando que los ancianos no veíais bien la osadía juvenil. — Necesitaba cambiar de tema con urgencia, desencaminar la conversación de su épica metida de pata.


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Mbarak Ndaivi Airão el Sáb Oct 31, 2020 8:45 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
La duda del muchacho le hizo inclinar ligeramente la cabeza hacia un lado, aunque rápidamente ató cabos. No solía hablar de su hermana y obviamente la información que podía salir sobre él era evidentemente entorno a su trabajo, no a su vida personal, por lo que la mera mención de una hermana la verdad es que era sorpresiva. — Guiratíi, somos mellizos. —  Asintió con la cabeza en un gesto relajado, como si aquello fuera algo tan evidente para él como para el resto. —  Pero ella vive la vida de una manera totalmente diferente a mi, se mantiene más alejada de todo y de todos.

Y quizás aquellas palabras le dolían más de lo que jamás hubiese pensado que le dolerían, por que en cierto modo, el brujo echaba de menos la relación que tenía con su hermana cuando vivían en la tribu brasileña que les había dado cobijo durante sus primeros años de vida, hasta que ambos decidieron que lo mejor era ver mundo y mientras que él decidió empezar por Asia, la otra decidió quedarse en las tierras que les habían visto nacer, pero siempre manteniendo vivo el invisible vínculo que les unía a ambos, siguiendo aquella conexión que les había unido desde el vientre materno.

Estar hablando del físico de uno de sus amigos se le hacía realmente extraño, que a ver, tenía ojos en la cara y por consecuente era bastante evidente que podía sentirse atraído por la imagen física del hombre, pero lo cierto es que si tenía que decir las cosas claras, probablemente le habría calzado al muchacho que tenía delante que posiblemente él era más su tipo que el otro brujo. ¿Por qué no lo hacía? Por que quizás era que simplemente se estaba dejando llevar por la sensación que el joven despertaba en él, una realmente extraña en aquel momento, como si fuese algo que sabía de antes que iba a acabar pasando.

No estaba demasiado seguro de que era lo que le removía por dentro, si aquellas palabras, si el aspecto inocente que tenía o si era una mezcla de ambas cosas que le estaba llevando por la calle de la amargura, osea, no amargura real, si no que la corriente de sus pensamientos parecían estar llevándole a un punto que no le permitía alejar sus pensamientos de él, de cómo sería en otros ámbitos lejos de la formalidad de la situación actual. Tampoco ayudaba el hecho de imaginarse el hecho de que le estaba diciendo que tenía que verlo sin ropa para juzgar ya sabe el ángel el qué, por que es que su cabeza tenía ya tantas cosas que le estaba comenzando a costar gestionarlo, de hecho, posiblemente acabaría hablando con Gala sobre aquello, ya que en cierto modo, siempre había sido su familia, desde que le alcanzaba la memoria, ella había estado allí con él, así como él estaría para ella y sin tener la necesidad de decírselo pues era bastante evidente el cariño que se profesaban...Al menos para él.

¿Los ancianos? — A pesar de que su primera pregunta le habría arrancado una respuesta para nada decorosa, aquello le había hecho emitir una leve carcajada. — Que Gala no te escuche decir eso, por tu bien. — Aunque era evidente que la bruja se mantenía perfectamente joven, seguía siendo una de las más antiguas que conocía, superándole en algo más de trescientos años. — Pero cambiando un poco de tema... ¿Por qué de entre todas las opciones que tenías para elegir, decidiste que yo era a quien querías como tutor? — Y es que otra cosa puede que no hubiera en aquel país, pero arqueólogos e historiadores con carreras espectaculares no faltaban.


No time to die. || Mbarak. B72Bg44
My Destiny:
No time to die. || Mbarak. EYeeNgu
“It is not in the stars to hold our destiny but in ourselves.”:
No time to die. || Mbarak. X3I9ZTr
Mbarak Ndaivi Airão
Mensajes : 28

Reliquias : 78

Hijo/a de
Lilith

Mbarak Ndaivi Airão
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Samuel Rosell i Torres el Lun Nov 02, 2020 10:50 pm

No time to die.
→ Lunes → 11:00 a.m → Cálido
Mellizos.

Eran mellizos.

Samuel tuvo que reprimir el impulso de alzar la mano para cubrirse el rostro por la vergüenza que le suponía su propia ignorancia, y es que a pesar de que aquello era perfectamente normal, la idea de que una mujer mundana pudiera dar a los a dos brujos jamás pasó por su cabeza. Movió la cabeza suavemente en señal de afirmación con el objetivo de darle a entender que él sabía de que hablaba pues igual que el profesor, también tenía una hermana que resultaba una personificación de todas esas virtudes de las que carecía, una contraparte perfecta de sonrisa infinita y voz armónica.

La carcajada del moreno brotó melódica pero muy breve, sin embargo, fue suficiente para atraer de nuevo la atención del lobo que por unos segundos había revoloteado sobre el batido de chocolate que tenía delante. — Delante de Gala no se me ocurriría decir esto.— Aseguró Sam con la prudencia rezumando de cada una de sus palabras, sus cejas se alzaron ante la mera anticipación de lo que una bruja de más de ocho siglos de antigüedad podría hacer con él.

Gala tenía la habilidad de infundir respeto, no porque alguna vez hubiera empleado malas palabras o se hubiera comportado de una forma grosera y maleducada, sino que era algo más arraigado, como una sensación que su aura trasmitía. Sam estaba seguro de que aquella mujer podría arrebatarle la vida a un ser humano sin pestañear. Apretó los labios momentáneamente, tratando de espantar de su cabeza los fríos ojos de la bruja. — Lo cierto es que tenía dos museos en mente para hacer las prácticas. — Empezó el pasándose la diestra por el cabello, sin recordar que llevaba cera de peinado y que posiblemente su cabellos aprovecharían el movimiento para liberarse de su invisible cárcel estética. O al menos, no fue consciente de ello hasta que sintió su ya tan característico rizo asentarse en la frente.

Me debatía entre el Metropolitan Museum of Art y el Museo de Brooklyn, sin embargo, cuando vi que eras tú el tutor decidí pedir las prácticas en el Met.— Con lentitud, apoyó los antebrazos en la mesa, porque hablar de arte siempre lo entusiasmaba más de la cuenta y no quería volverse a toquetear el pelo para acabar pareciendo un indigente.

Hará unos cuatro años me topé por casualidad con tu manifiesto sobre la importancia de la conservación de bienes históricos y cómo éstos influyen en el crecimiento cultural de los ciudadanos locales, me fascinó así que busqué más trabajos tuyos. Vi que todos compartían un mismo trasfondo... como que se pretendía reivindicar la relevancia de todos esos restos artísticos e históricos que no se encuentran en Europa y que por ende, no gozan del título de suntuoso o extraordinario. — Se removió nervioso en el asiento, agarrando el vaso para acercarlo a sus labios.

Por ejemplo, todo el mundo conoce el arte azteca, ¿no? Y te dirán que está muy bien y que muy bonito, pero en cambio ¿qué te dicen si preguntas por el arte griego? Es sublime, lo mejor, una experiencia casi religiosa. Eso fue lo que me gustó, que tratabas todos los yacimientos arqueológicos como lo que son: historia. Historia de unos o de otros, pero válida e igual de importante. ¿Por qué aceptaste tú mi solicitud?


No time to die. || Mbarak. INApkuJ

You're never gonna get it. I'm a hazard to myself:


No time to die. || Mbarak. JbwwsAK

Starry eyes sparking up my darkest night.:


No time to die. || Mbarak. EYeeNgu

'Cause I see sparks fly, whenever you smile.:


No time to die. || Mbarak. EhHf4GD

A friend understands your past, and accepts you just the way you are.:
No time to die. || Mbarak. M75BE0y
Samuel Rosell i Torres
Mensajes : 99

Reliquias : 66

https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10309-ficha-de-samuel-rosell-i-torres#90677https://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10350-i-know-i-can-treat-you-better-sam-s-relationships#91073
Hijo/a de
la Luna

Samuel Rosell i Torres
está

Volver arriba Ir abajo

No time to die. || Mbarak. Empty Re: No time to die. || Mbarak.

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.